INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6313 Artículos. - 99052 Comentarios.

Los difuntos

Acabamos de depositar nuestro ramito de flores en la tumba de un ser querido. Y ahí estamos, intentando descifrar el enigma del inexorable tránsito hacia un mas allá siempre misterioso.

        Desnuda la razón, ¿dónde encontrar un poco de luz y calor?. ¿En la supervivencia de un amor que no se apaga, haciéndonos próxima la lejanía aparente de la persona amada?.  ¿Un amor reconvertido en energía y  capaz de superar el abismo de la muerte?. ¿De qué amor estamos hablando?. ¿No será pura fantasía creer en un amor absoluto que nos lleva de la mano hasta algún tipo de inmortalidad?. ¿El dar la vida por un hijo, de una madre por poner un ejemplo, no es vencer de alguna manera a la muerte?.

        Hemos vivido un año más el día de los difuntos. Dejando de lado la mascarada festiva, para familiares y amigos es una fecha envuelta en  amor y misterio.  Nadie podemos escapar de experiencias concretas de amor entre personas. Seguro que habéis sentido alguna vez, en este día, la energía que libera la cadena amorosa del dar-recibir-devolver. Lloramos la pérdida de quien nos dio, de un modo u otro, su amor. Tras haberlo recibido, no es tan importante el agradecimiento como el percibir la alegría sentida por quien vivió dándonoslo. Así, podremos reconvertirlo en amor nuestro y devolverlo a quien lo necesite, para poder sentir la inmensa dicha de dar. En este sentido si que el amor humano, transformado en energía, se inmortaliza de generación en generación poniendo la felicidad al alcance de nuestra mano. ¿Será este amor humano inmortal el que da vida al Reino de Dios que, según dicen, está ya entre nosotros?.

4 comentarios

  • Gabriel Sánchez

    En realidad no tengo la menor idea de como sera, ni de que sera, lo unico cierto, es que lo que siento adentro por los demás…a veces tiene tanta fuerza, que pienso que podrá traspasar las sombras de la muerte…y de lo otro que estoy seguro, que no se como, ni donde…pero si se que escuchare su voz…la voz del Señor y que no se como sera nuestro cuerpo, pero yo correre abrazarlo y gritandole SIIIIIII…Un abrazo.- Pablito Bonavia, siempre decía que lo que se dona…regalada da…de nosotros mismos, Resucita, que lo que acumulamos y guardamos, se pude…vamos todavía como dice Oscarucho.- Gabriel

  • JESÚS OLLORA OLARTE

    Cuando tenemos un familiar en el cementerio, tenemos la costumbre de visitarle y rezar un padrenuestro por su alma. Todavía creemos  en el día de todos los santos, casi estamos olvidando el día que falleció y pasamos todos al mismo día. Es más práctico. Les llevamos flores, adornamos su no-existencia con nosotros en el aquí y ahora y puedo decir que no siento un ápice de tristeza, al revés, me siento como unido a ellos.
    La Iglesia dice que conmemoramos el día de todos los santos, tengan o no día en el calendario, PERO SÓLO LOS QUE SON SANTOS. Pero para mí, todos son santos, ya que nadie es intrínsecamente malo, ni intrínsecamente bueno. Y, un razonamiento que se emplea mucho y es muy lógico, si una persona  no puede condenar a su hijo  por muy malo que sea, ¿cómo va a condenar Jesús (o el Padre como Primera persona de la SantísimaTrinidad) a cualquiera de sus hijos, entenderá sus motivaciones, y seguro que no puede condenar a nadie, y si no puede condenar a nadie, nadie va al infierno y no tiene sentido que exista algo que está vacío, luego ya no hay infierno, ni purgatorio y mucho menos el limbo.
    Yo creo que hay vida después de la vida, lo que no se qué tipo de vida es, ni dónde  está ese paraíso-
    En ese paraíso, seguro que hay solidaridad, paz y amor, seguro que es un sitio donde tendemos a ir.
    Hay diferentes formas de imaginarnos la otra vida, siempre e establecemos dualidades:
    La vida y la muerte
    El bien y el mal
    El cuerpo y el espíritu.
    ……..
    Me gusta leer una y otra vez  a Richard Bach en Juan Salvador Gaviota. Hay una frase que me llama mucho la atención:
    Tu cuerpo entero, de extremo a extremo del ala , no es más que tu propio pensamiento, en una forma que puedes ver,  Rompe las cadenas de tu pensamiento, y romperás también las cadenas de tu cuerpo-
    Gracias por vuestra paciencia por leerme
    JESÚS
     

  • Luciano Vazquez

    No sé si el día de los difuntos es una celebración o un recuerdo, o ambas cosas mezcladas, lo cierto es que en el calendario esta y la Iglesía así lo celebra.
    Mi padre fue icinerado y sus cenizas arrojadas al mar por peticion suya. Dijo que su vida habia transcurrido en la mar y que a ella queria volver. Para mi padre no tengo día de calendario, cuando pasan cosas me acuerdo de él y punto. Mi madre yace en el cementerio, no he ido el día de difuntos a verla, la recuerdo con cariño durante otros días del año, quizas sea una persona que no necesita la fecha del calendario para recordar a los seres queridos.
    Paz para todos

  • Javier Renobales Scheifler

    ¿Será este amor humano inmortal el que da vida al Reino de Dios que, según dicen, está ya entre nosotros?, pregunta Iñaqui San Sebastián.
    Pues claro que sí, el amor es lo único que salva. El mensaje de Jesús es un mensaje de salvación por el amor. Amaos como a vosotros mismos y como yo os he amado, ése es el único ‘mandamiento’ de Jesús.
    El amor tiene vocación de eternidad.
    Ya oigo a los guardianes de la ortodoxia fiel diciendo: no olvidemos el amor a Dios (siempre a vueltas y más vueltas con Dios …)
    Saben que sólo amando al prójimo y a nosotros mismos amamos a Dios, que lo uno conlleva ya necesariamente lo otro, y no al revés, pero necesitan separarlo para dedicarse profesionalmente al amor a Dios en sus megalómanos templos (añadir ahora la Sagrada Familia de Gaudí, egregio marco para exaltar la figura de un jefe de Estado Vaticano que viene a dar culto a su imagen) y con sus consagraciones mágicas (las pretendidas carne y sangre de Dios metidas en un sagrario monopolizado por los profesionales de vida consagrada). Menudo negocio.
     
    Pero el amor es lo que salva, ese es el mensaje de Jesús. En esta vida y en la otra, si la hay.

Deja un comentario