Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80144 Comentarios.

El problema no es el papa

 El libro que acaba de publicar Benedicto XVI da que pensar. El papa tiene el poder y la autoridad que tiene porque, en última instancia, el papa habla en nombre de Dios, invocando el poder y la autoridad que Dios le ha concedido. Si no hay Dios, ¿qué sentido tiene el papa y el papado? Para los que no creen en Dios, ¿qué sentido tiene creer en lo que dice el papa y obedecer al papa? Por lo tanto, el problema no es el papa.  El problema es Dios.

          Por eso he dicho que el libro de Benedicto XVI da que pensar. Porque, vamos a ver, según lo que acabo de indicar, hace sólo unos meses, cuando este papa viajó a Africa, Dios no quería en ningún caso el preservativo. Ahora, lo quiere, por lo menos, “como un primer acto de responsabilidad”. Pues bien, si ahora Dios no quiere que la mujer sea ordenada sacerdote, ¿ quién me puede asegurar a mí que, dentro de unos meses (o años), Dios no pueda cambiar de opinión, como parece ser que empieza a cambiar en lo del preservativo? Detrás del libro del papa lo que está es el problema de Dios.

No hay que ser un lince para sospechar (al menos, sospechar) que, en todo este embrollado asunto, hay algo que no cuadra. Porque o bien lo que sucede es que el papa no tiene la autoridad que representa; o lo que sucede es que representa mal una cosa que es tan seria como la autoridad misma de Dios.  En cualquier caso, si Dios es Dios, no parece que pueda andar cambiando de ideas y tomando decisiones variables y volubles, como nos pasa a nosotros los  mortales.

          Hubo tiempos en que los papas organizaban guerras, condenaban a los heterodoxos y quemaban vivos a los herejes porque Dios lo quería así. Ahora, los papas dicen que Dios no quiere nada de eso. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Es que el Dios, que representa el papa, es un Dios “cultural”? ¿O lo que sucede es que se trata de un Dios “contra-cultural”? El Dios que, por boca de un papa, condenó a Galileo es el mismo Dios que, por boca de otro papa, pidió perdón por lo que se hizo con Galileo.

          Al decir estas cosas y plantearme estas preguntas, lo que estoy haciendo, ni más ni menos, es ponerme en el pellejo de muchas personas que, si piensan detenidamente en todo este asunto, se van a hacer las mismas preguntas que yo me estoy haciendo. Así las cosas, lo que (a mi juicio) parece más acertado es esto: lo propio y específico de Dios es la “trascendencia”. Lo cual  quiere decir que Dios no está a nuestro alcance, “nadie ha visto a Dios” (Jn 1, 18). Porque lo propio y específico de los humanos es la “inmanencia”. Pero, desde “lo inmanente”, lo que decimos que sabemos del “Trascendente”, no es Dios en sí, ni es lo que Dios piensa o lo que Dios quiere, sino la “representación” o “imagen” de Dios, que nosotros nos hacemos de Dios. No nos engañemos. Ni nos dejemos engañar. Lo inmanente se queda siempre en la inmanencia. Es, pues, desde el interior mismo del mundo, de la historia y de las libertades humanas como Dios nos habla y nos dice lo que quiere. Ahora bien, si Dios no es un invento humano, lo único cierto que de él podemos saber es que Dios quiere la plena humanización de lo humano. Es decir, lo que nos hace más humanos, dignifica nuestra humanidad y hace más humana, más digna y más feliz la existencia de los humanos. Un Dios que no quiere eso, no es Dios, sino la representación de Dios que nos hacen quienes nos dicen que hablan en nombre de Dios.

          No le faltaba razón al gran místico que fue el Maestro Eckhart (s. XIV) cuando decía: “Le pido a Dios que me libre de Dios”. Por eso Simone Weil escribió:”Dios brilla, en el sentido más positivo del término, por su ausencia”. Esto no es negar o anular a Dios. Esto es respetar a Dios. O mejor, “dejar a Dios ser Dios”. Y si todo esto resulta extraño, baste pensar que la revelación definitiva en Jesucristo culmina en la muerte de su Hijo en la cruz; es decir, “en la aparentemente más total de sus ausencias” (J. Martín Velasco).

37 comentarios

  • Julián Leirbag

    MAR  Medina. Existen por doquier personas, incluyendo católicas, como yo, que así piensan, creen y, de manera especial viven y experimentan a Dios sin de por medio tener, sí o sí, seguir al pie de la letra de ciertas teologías católicas que en realidad corresponden a líos con otras denominaciones religiosas, de manera especial con aquellas que pusieron en evidencia las “fallas” del catolicismo. Es mejor pasarse la vida leyendo todas las obras de un sólo místico cristiano u otro que dedicarse a leer alguna encíclica papal o un documento episcopal, por ejemplo.

    Dios no es ni más ni menos que el agua, el aire, los árboles, animales, el viento, que tú y yo, etc.  pues todo nuestro ser es ser divino. El lenguaje de cada ser es un lenguaje divino que muy bien se puede prescindir de seguir una determinada religión para estar en unión con Dios, pues yo creo que Dios se comunica en todo y en todos, y no a partir de ciertas formas especiales o personas con exclusividad o mayor frecuencia.

    Dios es tan yo y tú, todo, que tendría que negar todo lo que existe como para después negar que Dios existe. Claro está, el existir es un concepto humano que no creo que es correcto atribuirle a Dios, es decir, decir “Dios no existe o Dios existe”, según mi entender, no alcara casi nada lo que yo entiendo por Dios. El existir es propio de quienes necesitan de algo para ser, y Dios no lo necesita, incluso no necesita que lo amemos para que nos regale su ser: el cielo, que no es un lugar, situación, etc. sino Dios mismo.

  • MAR Medina

    Así lo veo yo también, Julián, en sintonía con lo que dices, el mejor representante de dios es todo cuanto existe, no debemos buscar en otro sitio ni en otro momento más que aquí y ahora si queremos descubrir la verdadera naturaleza de las cosas.
    Saludos cordiales
     

  • Julián Leirbag

    El Vicario pretende representar a Dios en la tierra, y en la realidad toda la creación es una representación de Dios, si se cree que todo es parte del mismo ser de Dios: amor derramado en forma de materia.

  • pepe blanco

    Un fuerte abrazo, Luis González Morán. Hay cosas que no podemos olvidar, porque están siempre ahí, como una sombra…

  • Luciano Vazquez

    Numeral 1560 Cada obispo tiene, como vicario de Cristo, el oficio pastoral de la Iglesia particular que le ha sido confiada, pero al mismo tiempo tiene colegialmente con todos sus hermanos en el episcopado la solicitud de todas las Iglesias: “Aunque cada obispo es pastor sagrado sólo de la grey que le ha sido confiada, sin embargo, en cuanto legítimo sucesor de los Apóstoles por institución divina y por el mandato de la función apostólica, se hace corresponsable de toda la Iglesia, junto con los demás obispos” (Pío XII, Enc. Fidei donum, 11; cf LG 23; CD 4,36-37; AG 5.6.38).Catecismo ICAR

    Me encanta cuando alguien acude al catecismo, pero solo encuentra lo que le apetece y deja en el olvido lo que debe ser mostrado. Asi pues cada Obispo sería vicario, y por el simple hecho de la palabra vicario, todos los Obispos hablan con Dios y tienen el poder de Dios.
    Repito lo dicho, el inicio del Artículo no se ajusta a la verdad.
    Lo demás no lo voy a contestar, lo veo como una pataleta.
    Por aqui hay algunos cristianos, ellos saben más que yo, yo solo soy catequista, pero hay cristianos de base, teologos y estudiosos varios seguro que ellos saben responderte, con mejores palabras que yo.
    Paz para todos

  • pepe sala

    ¿¿Qué es un Vicario??
     
    Buena pregunta, me alegro de que me la hagan…
     
    Según los que saben, un Vicario es quien representa a otro en su ausencia. El Papa es el Vicario de Cristo ( y según dicen Cristo es Dios) en la tierra. Por lo tanto, el Papa es la sustitución del mismísimo Dios.
     
    No se lo creen ni ellos; pero por escribirla que no quede:
    —–
    Catecismo de la Iglesia Católica: Vicario
    Numeral 882 El Sumo Pontífice, obispo de Roma y sucesor de san Pedro, “es el principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de los fieles “(LG 23). “El Pontífice Romano, en efecto, tiene en la Iglesia, en virtud de su función de Vicario de Cristo y Pastor de toda la Iglesia, la potestad plena, suprema y universal, que puede ejercer siempre con entera libertad”
    —–
     
    Bien, hasta aquí la aclaración respecto al Papa como supuesto representante de Dios y con poder absoluto hacia quienes le ríen las gracietas. Allá cada loco con su tema.
     
    Pero me interesa mucho más aclarar ésto:
     
    “”¿Que Usted es Ateo?, no se preocupe por los creyentes, siga su camino.””
     
    ¡¡ Qué más quisiéramos!! los ateos que dejar nuestra preocupación hacia los creyentes; pero se da el caso de que son los creyentes ( especialmente los católicos) quienes imposibilitan cualquier intento de despreocupación.
     
    Cuando menos lo esperamos nos aparece un Papa  gastando millones de dinero público ( mucho de ése dinero es ateo) en un viajecito POLITICO. Utiliza nuestro dinero, nuestro ejército para que le cuiden el coche ( con lo barato que sale el ” tío de la gorrilla” que te lo cuida por un par de euros al día), nuestro País para hacerse autopropaganda, nuestra policía para autoprotegerse, nuestros medios de comunicación para darnos el coñazo…
     
    Pero ” hombre de dios”, ¿ cómo vamos a pasar de los creyentes si los creyentes nos avasallan todos y cada uno de nuestros derechos de ateos?
     
    Insultan a nuestras mujeres con epítetos del estilo de ” asesinas y terroristas” por el mero hecho de cumplir la leyes vigentes.
    Tratan de catequizar a nuestros hijos-as en las escuelas públicas.
    Violan a nuestros niños-as y como se despisten también a sus madres.
    Nos cortan la circulación cada dos por tres para que las Leyes se redacten como a los ” santos varones” les interesa.
    Nos aburren hasta el infinito con radios Marias, Copes y demás bódrios que por ” obra y gracia del espiritu santo” se imponen a las demás ondas radiofónicas. La tele nos jode todos y cada uno de los domingos mañaneros con la misa.
    Nos cobran los sueldos de sus propios trabajadores y encima nos cargan con el pago de sus jubilaciones.
    Nos tratan de copar todos y cada uno de los medios de información alternativos ( internet, entre ellos y ATRIO en particular)
    Canonizan a los asesinos de nuestros propios familiares…y encima lo hacen a bombo y platillo y con representación Institucional al acto.
     
    Miles de etcs…
     
    ¿ Cómo coño vamos a pasar de vosotros?… Dejad en PAZ a la sociedad CIVIL y ya veréis qué pronto seréis olvidados y tenidos al margen como cualquiera de las sectas que pululan en nuestra sociedad. ( por ejemplo los Testigos de Jehová, quienes al menos se pagan entre ellos sus propios gastos y cuando llegan dando el coñazo a vender libros se les puede dar con la puerta en las narices y todo solucionado.)
     
    Pues éso, cuando queráis ser respetados, es IMPRESCINDIBLE que comencéis a respetar. El avasallamiento y la utilización del poder no es buen sistema para conseguir el respeto ajeno. Y éso vale para los ateos, para los papas, para los obispos y demás familias, incluido Luciano.
     
    Saludos, pues.
     
     
     

  • Luis González Morán

    Pepe Blanco: estaba seguro de que volverías. Te estábamos esperando.
    Veo que perteneces a la más alta escuela “mística” (uno de tus grandes temas, recuerdas, compañero?), en línea con la mística abulense:

    Vivo sin vivir en mí
    y tan alta vida espero 
    que muero porque no muero.

    Ay qué larga es esta vida!
    Qué duros estos destierros,
    esta cárcel, estos hierros,
    en que el alma está metida.
    Solo esperar la salida
    me causa un dolor tan fiero,
    que muero porque no muero.

    Un abrazo, amigo!

  • Luciano Vazquez

    “El papa tiene el poder y la autoridad que tiene porque, en última instancia, el papa habla en nombre de Dios, invocando el poder y la autoridad que Dios le ha concedido. Si no hay Dios, ¿qué sentido tiene el papa y el papado? Para los que no creen en Dios, ¿qué sentido tiene creer en lo que dice el papa y obedecer al papa? Por lo tanto, el problema no es el papa.  El problema es Dios.”

    Con esta introducción comienza su artículo Jose Mª Castillo, tiene la libertad de escribirlo, pero eso no quiere decir que sea cierto. El Papa nunca habla en nombre de Dios y menos puede invocar el poder y la autoridad que Dios le ha concedido, porque Dios no le ha concedido nada.
    Todos sabemos como se celebra la elección, con la que podremos estar de acuerdo, o no, pero se elige a un hombre y su misión es: la continuidad del apostol Pedro y como vicario de cristo en la Tierra.
    Amen de otros que estan legislados.Pero estos titulos no son de ahora, llevan ya mucho tiempo atados al nombramiento
    En el resto del Mundo hay otros dirigentes religiosos, que han sido elegidos ( no de forma democratica, sino restringida) y que llevan a sus seguidores: sus palabras, sus pensamientos, y sus opiniones.
    Las religiones no obligan a nadie y menos en occidente, si usted no esta de acuerdo deja de ejercerla y a nadie tiene que dar cuentas.
    ¿Qué Usted no esta de acuerdo con aspectos de su religión?, trabaje para cambiarlos, pero desde un compromiso acorde.
    ¿Que Usted es Ateo?, no se preocupe por los creyentes, siga su camino.
    ¿Que usted ve aspectos positivos, humanizantes, en el evangelio de Jesús? tomelos y practiquelos, el hacerlo no le obliga, ni a ir a misa, ni a obedecer al cura, ni le supone una aceptación del cristianismo, tiene Usted la libertad, de hacer aquello que crea conveniente.
    Nadie esta obligado, respetemos la libertad de cada cual.
    Paz para todos

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco déjate de poéticos exilios y vuelve al ruedo.
     
    Yo pienso que da igual la conceptualización absoluta del término humanizar, lo importante es que en cada momento los individuos y las sociedades se sientan a gusto. Pedro objetivamente hay valores que son y serán siempre. De cualquier forma, pienso que vamos avanzando con respecto a épocas pasadas en la medida en la que vamos tomando conciencia de nuestros derechos. ¿De qué le serviría a un esclavo romano un sermón sobre la libertad si no tenía conciencia de que fuese un derecho?
     
    Aunque también hay que reconocer que de nada nos sirve el tener conciencia de que la economía debería estar para una sociedad de bienestar, y viene la crisis económica y toda la panda de tiburones capitalistas y le dicen a los jefes de estado que, o recortan derechos sociales, o hunden al estado…. Esto es otro tema.
     
    Un abrazote.
     

  • pepe blanco

    Un fuerte abrazo, Pepe Sala.

    (Y ya que vuelvo a escribir: no sé qué hice para que mi nick en el comentario anterior saliera en azul y como un enlace a una hipotética página web inexistente… Será la falta de práctica que me lleva a cometer errores de principiante)

  • pepe sala

    Un saludo muy cordial al ” exiliau” y mostrar  mi stisfacción por volver e leerle.
     
    Venga ” galegu”, que nos tienes exiliados a los demás cuando no compartes tu buen criterio.
     
    Boas noites…

  • pepe sala

    La frase que has extraido del texto Luciano, cambia el sentido sacada de su contexto. Y más aún si se adorna con tu comentario sobre los ateos.
     
    El conjunto del artículo está mucho más en consonancia con mi postura CONTRARIA al Papa y sus supuestas representaciones divinas que las que sueles comentar tú y me imegino que enseñes a tus catequizados-as.
     
    El Papa no representa  nada divino, sólo y exclusivamente representa a sus seguidores HUMANOS, a su archimillonario Organismo HUMANO y así mismo con toda su parafernalia de papamóbiles, capas de pavo real y zapatos carísimos.
     
    Y lo siento, pero a mí no me dejarían entrar al Vaticano para decírselo a él a la cara. Tengo cierto parecido físico con Gadafi y estoy seguro de que me mandaría a Güantánamo en cuanto pusiese un pie en el Vaticano.
     
    Los ateos, Luciano, entendemos tanto como los católicos ( o más), aunque se nos atraganten las ruedas de molino y por ello tratamos de colar bien las informaciones que nos llegan de católicos, protestantes, islamistas y todo lo que huela a religión. Y nos da lo mismo que lo escriba Luciano, que lo escriba Castillo o Javier Renovales Cheifler.
     
    Saludos pues y sigamos con la fiesta en PAZ.

  • Un fuerte abrazo, Ana Rodrigo y MAR medina. Ana, pienso que hay –mejor dicho, que puede haber- algo de poético en la idea del exilio. Podríamos llegar a interpretar incluso que el exilio es el hogar natural del ser humano. Estar dentro, estando fuera. ¿Y quién no se ha sentido alguna vez fuera, estando dentro? (Observación: el judaísmo ha llevado el tema –místico, en mi opinión- del exilio hasta el paroxismo…)
     
    Creo que estoy de acuerdo contigo, Ana, en lo que dices –o en lo que entiendo que dices- respecto a ese ir delimitando el ser humano el “concepto de humanidad”. Y precisamente esa conceptualización –y su eventual proyección posterior en seres divinos- me parece un problema grande, si lo que pretendemos son respuestas necesariamente verdaderas: ¿qué garantías tenemos de que los valores que hoy aceptamos sean los mismos que aceptemos dentro de dos mil años, si muchos valores del pasado, que supuestamente hicieron felices a nuestros antepasados, hoy ya no nos satisfacen, incluso nos provocan un profundo rechazo? No sé, yo no lo acabo de ver tan claro.
     
    ¿Es la conceptualización de la humanidad un problema necesario? Supongo que sí, pues parece un suceso demasiado universal y persistente como para interpretarlo como un capricho cultural, pasajero.
     
    Otro abrazo. Desde el exilio.

  • Luciano Vazquez

    Pepe Sala,un saludo.
    No quiero entrar en debates, pero si tú tampoco ves al Papa como representante, date una vuelta por Roma y hazle llegar un saludo.
    Si el párrafo elegido por mí, se te hace dificil de entender, no me pidas cuentas a mí, pideselas a quien lo escribio.
    Por qué, pones en mi boca, palabras que yo no he dicho, ni he hablado de historia catolica, ni de nada de lo que dices. Y por último, si tu mismo reconoces que tú como ateo no lo entiendes, pidele la explicación a quien lo ha escrito.
    Y si tú, no eres partidario de bendecir los alimentos, no tiene que parecerte mal que otros lo hagan, respetalo, “hombre de dios”
    Paz para todos

  • pepe sala

    Madre mía !!… vaya cacao mental.
     
    Pero ” hombre de dios” ¿ qué le pasa a tu neurona?:

    “”En su articulo dice: Es, pues, desde el interior mismo del mundo, de la historia y de las libertades humanas como Dios nos habla y nos dice lo que quiere.
    Un Ateo no acepta esto y esta en franca oposición a  los sucesos narrados a lo largo de la historia,””

    Pregunto: 1º: ¿ qué es el ” interior mismo del mundo, y en qué idioma habla?
    2º: ¿ Qué lenguaje histórico debemos tomar como aceptable? ¿ La ” historia” escrita por historiadores católicos o valen también otras versiones? ( estamos apañados, los ateos y los otros también, si tomamos como referencia a historiadores católicos)
     
    3º: Cuando nombras las ” libertades personales”,  ¿ te refieres al Credo impuesto por un Emperador hace más de mil años? ¿ Te refieres a la OBLIGADA aceptación de dogmas, catecismos, sacramentos, normas eclesiásticas que rigen cada coportamiento de su adeptos?
     
    Pues qué quieres que te diga… Efectivamente, los ateos ( al menos yo) no entendemos semejantes incongruencias y no llegamos  a comprender lo que entienden los creyentes por LIBERTAD PERSONAL.
    !!!  Si hasta pedís permiso para ir a mear, coño !!! y para hacer el amor pedís la ” bendición de los alimentos que se van a tomar”…
     
    ¡¡ Ay!! si algunos creyentes llegasen a disfrutar alguna vez en su vida de la verdadera ESPIRITUALIDAD, cuántas tonterías se evitarían de leer.
     
    Daros una vuelta con el ” Breviario” en la mano y dejad a los demás que descubramos nuestra propia libertad espiritual en lugares y ambientes  donde nada está escrito pero todo canta, recita, sonríe, clama por la LIBERTAD.  Aparta de mí ésa supuesta ” libertad” enrejada en breviarios, catecismos, sacramentos y ojos triangulares que todo lo ven, todo lo juzgan, todo lo condenan.
     
    AAMEENNNNN

  • ana rodrigo

     Pepe Blanco,  tienes razón hay demasiada densidad en muchas de las cuestiones que se plantean en este post, aunque, como llevamos tanto tiempo aceptándolas, ya casi ni nos las cuestionamos. Dios, humanidad, trascendencia.
     
    Sobre el concepto humanidad en tanto en cuanto nos humaniza, creo que somos los mismos seres humanos quienes vamos delimitando el concepto en el momento en que somos capaces de constatar lo que nos hace más felices o nos deshumanizamos si nos hace más desgraciados. Creo que no es demasiado difícil consensuar que la libertad, la justicia, la solidaridad, igualdad, etc. etc. nos humaniza en la medida en que todos los seres humanos lo necesitamos para vivir mejor.
     
    El problema se plantea cuando hablamos de trascendencia y de Dios, es decir, cuando afirmamos que Dios es el Trascendente, y trascendente significa que no tenemos acceso racional desde nuestra condición tal como somos y existimos los seres humanos.
     
    Lo que ha ocurrido es que desde siempre las culturas se han hecho imágenes de los dioses y, el cristianismo en concreto, ha proyectado su humanidad en lo mejor de sus anhelos sobre ese Ser al que nadie puede acceder. Pero no deja de ser un SER antropomórfico, es decir, como nosotros pero llevado a la quintaesencia de lo mejor.
     
    Y, finalmente, la mayor de las arrogancias ocurre cuando un hombre se autoproclama representante de ese Dios haciéndolo a su imagen, semejanza e intereses, hablando por su boca lo que él cree que es voluntad de Dios.

  • olga larrazabal

    Como dijo alguien por ahí, yo percibo la divinidad en la naturaleza que me rodea.  De ahí a creer que esa divinidad tiene un representante en la tierra al cual da manuales de instrucciones detallados de comportamiento, y los cambia a cada rato con perfecta inconsecuencia, nones, no creo ni palabra. ¿Cómo es o que quiere esta divinidad?  No tengo idea.  Yo elegí  como Maestro a Jesús, porque me acomoda a mis reacciones viscerales, no así la Iglesia que no me acomoda para nada.  Y soy consecuente con eso, o por lo menos trato. Y si el Papa cree que Dios habla por su boca, lo considero un caso perdido de megalomanía y los que lo estimulan a creerlo me dan mucha desconfianza.

  • MAR Medina

    Pepe Blanco. Qué alegría leerte otra vez. A propósito de tu última frase, te copio aquí el final de una oración de un místico sufí cuyo nombre no recuerdo en este momento:

    ¡Oh dios mío!
    Dame un corazón puro 
    y un alma vigilante.
    Libérame de mí mismo
    y permite que me aproxime a ti.

    Un saludo cordial  

  • ana rodrigo

    Queerido Pepe Blanco, desde el exilio porque quieres. Aquí se te espera, por lo menos por lo que a mi me toca. Un abrazo

  • pepe blanco

    Muchas cosas muy densas en un espacio muy breve. Sintetizo una posible aproximación:
     
    – Dios no es un problema.
     
    – El papa, sí puede llegar a ser un problema. De hecho, creo que lo es, con frecuencia.
     
    – No creo que Dios “quiera” algo concreto, en el sentido de la voluntad humana, ni siquiera que seamos “profunda, íntimamente” humanos; “humanidad” que, hasta donde alcanzo a comprender, está aún por definir satisfactoriamente. Esa idea sobre Dios, también podría ser una simple representación más sobre él, una imagen incierta de él.
     
    – Inmanencia, trascendencia, ¿en qué se diferencian, exactamente?
     
    – Con todo mi respeto hacia el maestro Eckhart, yo me conformo con pedirle a Pepe Blanco que me libere un poco de él. Aunque sólo sea un ratito, de vez en cuando.
     
     
    Saludos desde el exilio.
     
     

  • pepe sala

    “” No veo yo al Papa como representante de Dios. “”
     
    Yo tampoco; ya solo falta que se lo hagas entender al Papa y a sus millones de corifeos.

  • Luciano Vazquez

    No veo yo al Papa como representante de Dios. 
    La busqueda del misterio, siempre ha tenido respuesta  en el transcurso de la historia y de los tiempos, bien para encontrar los buenos o los malos espiritus.
    En su articulo dice: Es, pues, desde el interior mismo del mundo, de la historia y de las libertades humanas como Dios nos habla y nos dice lo que quiere.
    Un Ateo no acepta esto y esta en franca oposición a  los sucesos narrados a lo largo de la historia, si partimos del hecho de que Dios nos ha dejado libres, ya que el ser humano ha demostrado con creces que en la historia no prima la libertad humana.
    Reconozco que en este párrafo que a continuación escribe:
    Es decir, lo que nos hace más humanos, dignifica nuestra humanidad y hace más humana, más digna y más feliz la existencia de los humanos. Un Dios que no quiere eso, no es Dios.
    Jesús lo encerro en un mandamiento: ” Amar al projimo como a ti mismo”  yo lo veo así. No es el Papa, ni sus Cardenales quienes nos acercan a Dios, es el propio ser humano habitado por Dios quien nos lleva a él.
    En cuanto pasamos, del terreno de la razón, a la trascendencia, a la espiritualidad, a otro estadio en definitiva, tiene que ser a través de la experiencia personal, las palabras pierden todo significado.
    Paz para todos

  • En efecto Gabriel Sánchez. El vacio es forma y la forma es vacio. Esta es la maxima de la no dualidad. Mundo y Dios son las dos caras de la misma moneda.  A los materialistas habria que decirles que las estrellas brillan porque tienen un fondo negro (vacio).
    El mundo tiene un marco donde se desarrolla, que es el vacio. Y  todo es divinidad. Forma y vacio. O sea que Dios, es a la vez. Inmanente y trascendente. (Pero olvidemonos por favor,del dios padre antropomorfico).
    Si nos quedamos con la mera forma, olvidamos el fondo negro de las estrellas. Entonces reducimos la realidad autentica, el mal del materialismo. Porque el fondo negro existe ¿no?.

  • Gabriel Sánchez

    Rodrigo me mandaste una primera etapa de los Gutierrez, con digamos un sintesis muuuuuuuuuuyyyyyy apretada…y lo perdí buaaaaaaaaa… mandamela de nuevo y si quieres le agregas algo más…

     Oscar, esta semana estuvo fatal, pero la que viene retomamos la serie…

    A ver tema inmanencia y trascendencia…yo se poco de esas cosas…pero voy a pegar algo de alguien que sabe más…

    “No hay tradición cultural que no se refiera a un principio creador o a una Energía originaria o, simplemente, a Dios. La gran cuestión es cómo expresar esa Realidad. Aquí, más que los teólogos que hablan sobre Dios, cuentan los que hablan con Dios, como los místicos y los profetas, cuyo testimonio no puede ser negado. En la historia del pensamiento se delinean tres maneras de hablar con referencia a Dios.
    La primera habla de trascendencia. Dios es tan otro que todo lo que decimos de él es más mentira que verdad. Lo mejor es callar o esbozar una leve sonrisa, como Buda.
    La segunda habla de inmanencia. Dios es experimentado de forma tan intensa que se manifiesta en cada cosa. Así aparece enraizado dentro del mundo. Y se le llama con mil nombres.
    La tercera habla de transparencia. Busca un camino intermedio. Dios no puede ser tan trascendente, pues si así fuese, ¿cómo sabríamos de él? Debe tener alguna relación con el mundo. Anunciar un Dios sin mundo lleva fatalmente a un mundo sin Dios. Tampoco puede estar tan mezclado con las cosas que acabe siendo una parte de este mundo. Si Dios existe como las cosas existen, entonces Dios no existe. Él es el fundamento del mundo, no una porción del mismo.
    Es aquí donde tiene sentido la transparencia. Ésta afirma que la trascendencia se da dentro de la inmanencia sin perderse en ella; de lo contrario no sería realmente trascendencia. La inmanencia carga dentro de sí la trascendencia porque se presenta siempre como una realidad abierta a interminables referencias. Cuando eso ocurre, la realidad deja de ser trascendente o inmanente. Se hace transparente. Encierra dentro de sí la inmanencia y la trascendencia.” fragmento de Trascendencia, Inmanencia y Trasparencia de Leonardo Boff…

    http://www.servicioskoinonia.org/boff/articulo.php?num=254

    Cada vez que reeleo a Leonardo, me pasa como con los vinos añejos, el tiempo les da más calidad a sus reflexiones….Vamos Todavía.- Gabriel

  • pepe sala

    Así lo creo yo también MAR, ” Dios está ausente”…tan ausente como “El Yety”, el Ojancano, Odín, Olentxero y todos y cada uno de los ” dioses” que las distintas civilizaciones han venido inventando para UTILIZARLOS a su conveniencia.
     
    Creo que eran los gnósticos quienes diferenciaban perfectamente entre la DIVINIDAD y Dios. Daban por seguro que la divinidad era una cosa PERFECTA Y PREEXISTENTE…eterna, no engendrada.
     
    Y la humanidad, ante la imposibilidad de describir y dar explicación a la DIVINIDAD, se inventó a los ” dioses” e, incluso, les hizo bajar de su estatus divinos para utilizarles cada cual a su propia conveniencia.
     
    En caso de que hubiese Dios ( yo no lo creo, aunque sí creo en la DIVINIDAD) sería tan inexplicable para los humanos como lo es la divinidad. No llego a comprender a quienes saben tantísimo de ” Dios” y nos lo explican con la mayor naturalidad en ATRIO. Incluso saben lo que piensa Dios y lo que quiere hacer Dios.
     
    Tanto es así que han colocado, al estilo de las embajadas, unos representantes del supuesto ” dios” y nos pretenden hacer creer que Dios actúa a través de tales ” embajadores”.
    IN-FU-MA-BLE.
     
    Por tanto, yo también creo que el Papa sí tiene la culpa, puesto que es el máximo representante de un CAMELO monumental y él lo sabe mucho mejor que yo.
     
    Pero no se nos olvide la copla navarrica:
     
    ” Nadie tiene mejor fama
    que la que le quieren dar”…
     
    El Papa no sería nada ni nadie sin sus ” corifeos” asumiendo sus palabras como si realmente proviniesen del ” Dios” que cada cual se ha inventado para su propio consumo ” espiritual”.  Si yo fuese creyente de algún ” Dios” que me hubiese inventado para mí, de ningún modo permitiría a nadie que me tradujese los mensajes que tal ” Dios” quisiera darme.  Supongo que cada cual le pueda imprimir las características que mejor le convengan al Dios personal. Y si no sabe hablar todos los idiomas y no sabe trasmitir las cosas con claridad… vaya “Dios de pacotilla”.  El mío sería mucho más poderoso y sabría hablarme en “Lebaniegu” y hasta en Euzkera.
     
    Ya pensaré si me conviene inventarme mi propio ” Dios”. De momento me voy arreglando con la DIVINIDAD ( espiritualidad) que no tengo ni puta idea de lo que es, pero la siento a mi alrededor en multitud de ocasiones.
     
    Saludos, pues.

  • Julián Leirbag:
    Gracias por el enlace que me sugieres, es un tema que me interesa, y Sri Aurobindo goza de mi total respeto.

  • Rodrigo Olvera

    Con la diferencia de que Gaby SI existe y lo hemos contemplado con nuestros ojos jajajaja

  • oscar varela

    Hola!

    ¡¡¡No hay caso, ché!!!

    El Gaby es como Dios: Se Presenta para Ausentarse.

    ¿será así?

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Gabriel Sánchez

    Josema se merece una lectura y una segunda lectura, lamentablemente, las circunstancias me tienen atrapado y no puedo hacerlo con el tiempo y la amplitud, pero prometo que mañana, me decicare, tengo muchos coincidencias y algunas matizaciones…Pero prometo socializarlas mañana sin falta…Un abrazo a todos…Gabriel

  • Antonio Vicedo

    Gracias a José Mª.  por este artículo y por sus muchos escritos, pero, ahora, particularmente por su libro LA HUMANIZACIÓN DE DIOS en el que profundiza sobre lo que aquí expone.
    Situar así la cuestión es  ayudarnos a que,  en el desarrollo de nuestra razón,  nos aclaremos y esforcemos para situarnos en la realidad que somos y en  la que nos rodea , percibida por nuestras capacidades limitadas, y experimentando, sin el recurso a pruebas,  que podemos proyectar la capacidad de nuestra voluntad hacia la opción de afianzar o rechazar nuestra convicción libre sobre la admisión de esa Realidad Trascendente que llamamos DIOS, sin nada conocer con evidencia  de ÉL.
    Esto es el acto o actitud LIBRE de fe, que ni puede, ni debe ser  impuesto  bajo ninguna condición.
    Otra cosa diferente de ese acto o actitud, son las motivaciones que pueden movernos a esa opción positiva o negativa, según la valoración con que las percibamos y  les demos.
    Y aquí tiene mucho que ver el comportamiento práctico, coherente con la opción de fe positiva o negativa que convertimos en CONVICCIÓN.
    Aplicando esto al campo religioso y, sobre todo, a las relaciones de obediencia y sumisión a quienes se atribuyen representatividad de Dios, se nos pueden aclarar muchos problemas de conciencia, de razón y, sobre todo, de actitudes vitales individuales y relacionales.

  • MAR Medina

    Empiezo por el final del artículo, que contiene, a mi juicio, el concepto esencial en torno al que pivota toda la exposición: la ausencia de Dios, que ya advierten personas de la talla del místico Echkart, la comprometida filósofa Simone Weil y el erudito de la religión Martín Velasco.
     
    Dios está ausente y la humanidad sigue desde sus albores el rastro de esa ausencia.
    Dios está ausente y las civilizaciones crean a dios.
    Dios está ausente y las religiones creen en dios.
    Dios está ausente y algunos hombres suplantan a dios.
    Dios está ausente y cada ser humano busca su rastro.
     
    Sin ser yo especialmente sagaz, ya me olía a chamusquina de niña que los papas fueran inspirados por el espíritu, con esa historia de crímenes que han protagonizado muchos de ellos. Si una niña puede intuir la gran falsedad en que se basa la supuesta infalibilidad del papa, creo que para muchas personas, también cristianas e incluso católicas, con mucho más conocimiento de causa y mejor juicio que una mente infantil, resulta evidente que afirmar alguien que dios le inspira y que es infalible es una mentira interesada, una gran estafa.

    De modo que de esas dos alternativas que plantea Castillo “…o bien lo que sucede es que el papa no tiene la autoridad que representa; o lo que sucede es que representa mal una cosa que es tan seria como la autoridad misma de Dios” me quedo con la primera, el papa no tiene la autoridad que representa, y si pretende ser la voz y la voluntad de dios, lo que está haciendo realmente es suplantar a dios. ¿No está esa suplantación recogida entre el largo listado de pecados graves? Porque a mí me parece un sacrilegio, una profanación del aspecto más sagrado de la realidad.
     
    Así que no creo que quepa duda: el problema sí es el papa, el papa y toda la curia vaticana, que tienen engañadas a muchas personas de buena voluntad.
     
    Pero yo no pierdo la esperanza, los impostores serán desenmascarados; no hacen falta intermediarios, ni representantes. Cada persona que busca en su corazón y en el corazón del mundo la Verdad (con mayúsculas la escribía Simone Weil), está siguiendo el rastro de la Realidad de la que venimos, a la que vamos, en la que somos.
     
    Saludos cordiales

  • Julián Leirbag

    Luis Troyano,
     Sri Aurobindo, en su obra “Bases del Yoga”, aborda cuestiones que nos ayudan a crecer espiritualmente. Ahí va la dirección si la quieres bajar y leerla desde tu ordenador, o para cualquier otra persona de Atrio interesada en ello:   http://www.4shared.com/file/153545384/e5f797a3/1417.html

    Es parte del tesoro espiritual de la humanidad

  • Inés

    Bueno, JM Castillo, lo que usted dice son meras palabras de alguien que quizá jamás experimentó la inmanencia
     
    “Pero, desde “lo inmanente”, lo que decimos que sabemos del “Trascendente”, no es Dios en sí, ni es lo que Dios piensa o lo que Dios quiere, sino la “representación” o “imagen” de Dios”
     
    Para decir lo que digo me remito a fenomenólogos tan incuestionables como Juan Martín Velasco.
    Siento mucho que usted nunca haya experimentado la inmanencia de Dios para hablar así de ella, pero por favor, no le  eche sólo la culpa a Dios, quizá sus decisiones personales influyan. Puedo entender su dolor hacia la iglesia que le maltrató, pero no comprendo en absoluto tu escozor ante Dios. Quizá me faltan datos.

  • No creo que lo inmanente se quede siempre en la inmanencia. Si Jesús desde la inmanencia se hizo totalmente trascendente hasta hacerse uno con Dios, cualquier humano en principio puede hacer igual.
     
    Los humanos somos grandes porque en esta grandeza cabe el que  podemos optar a seguir el camino que nos fusiona con Dios. Si creyeramos en nuestra propia grandeza, no hariamos tantas cosas mezquinas. El tesoro espiritual, no cuesta dinero, y no puede comprarse con dinero. pero el que lo alcanza, lo tiene todo. “Buscad primero el reino de los cielos, y todo lo demas, se os dará por añadidura”.

  • Julián Leirbag

    1. Primero la siguiente interrogación: ¿existe en Dios el acto de delegar poderes y autoridades a algunas personas y a otras no al mismo tiempo, y del mismo modo? Si la respuesta es afirmativa, entonces habría tantos papas cuantos hombres considierarían que obtuvieron de Dios la autoridad y el poder de serlo, pero esto es constatado por la misma realidad que no es así. No pongo ahora en cuestión los tiempos lejanos en que había más de un papa al mismo tiempo pero en distintas lugares del mundo.

    2. Otra cuestión: ¿hay razón de atribuir a Dios “el problema del papa”? Personalmente creo que no. Claro está: porque no comprendo bajo la palabra Dios un ser tal que distribuya una cosa a uno y otra a otro. Dios da todo a todos, y cada cual acoge lo que más cree conveniente.

    3. ¿Y qué es lo que Dios da a todos? Dios da a sí mismo y no otra cosa que no sea El. Y es, tal vez, por esta misma razón que son muy pocas las personas que de verdad aprenden a recibir lo que realmente Dios otorga a todos en todos los momentos de la vida: Dios es donación absuluta de ser.

    4. No se puede pedir otra cosa a Dios que no sea Dios. Quien está acostumbrado a pedir a Dios otra cosa que no sea Dios no comprende lo que de verdad recibe de Dios.  Dios no se guarda nada para sí: es total y absoluta donación. Dios es don donándose eternamente, y cada criatura de este univeso es una de sus expresiones de cómo Dios se dona.

    5. De Dios no se puede esperar otra cosa que no sea El mismo…

    6. Dios es impotente porque le resulta imposible dar algo otro que sea distinto de sí mismo, y en esto está su omnipotencia: darse totalmente a tal punto que no reserva nada para sí, ni su ser, es decir, no cabe a Dios importarse o interesarse cuánto nos ama puesto que nos ama eternamente porque es Amor eterno.

    7. Somos la forma finita de ser Dios infinito.

  • oscar varela

    Hola Sr. Castillo!

    Usted dice algo importantísimo,
    que sustenta todo este embrollo:

    – “ Ahora bien, si Dios no es un invento humano …“-

    Entonces, se me ocurre preguntarle tres cosas:

    1ª) Ahora bien: ¿Y si Dios, ¡sí!, es un invento humano?

    2ª) ¿Se lo ha preguntado alguna vez?

    3ª) ¿Obtuvo alguna Respuesta liberadora, o se le embarrulló más el galimatías?

    Gracias y ¡Vamos todavía! -Oscar.
    ···········
    Dejo para mi compinche yorugua, que cabalgue sobre la “Transparencia” de Boff.

  • Jaume PATUEL

    Gracias José Maria por tu artículo reflexivo. 
    Porquè no poner la Transcendencia en el fondo de la Humanidad o del Ser Humano y así la Inmanencia queda bien iluminado, siendo las dos una sola Realidad que se vive a través del cuerpo, pero está más allá de lss coordenas de espacio y tiempo que es donde se encontró Jesús y  todo ser humano?
    Y todo cuanto digamos de Dios es dentro de unas coordenadas por lo tanto, es dicho por el hombre.
    El libro en cuestión tiene algunos párrafos muy importantes, como es, por ejemplo, pp.  77 y 143 : la búsqueda de un nuevo lenguaje para explicar  “la salvación”  ya que “lo de la sangre de Cristo en la cruz no dice nada a los hombres de hoy”. 
    El libro ciertamente da mucho qué pnsar

Deja un comentario