Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7202 Artículos. - 109740 Comentarios.

Ritos para minorías

Pasados unos cuantos días desde la proclamación de D. Mario Iceta como obispo de Bilbao, toca ofrecer alguna valoración. La mía es más bien crítica, pero siempre será mejor que un silencio fruto de la indiferencia y el olvido. La espectacular ceremonia, enriquecida por la presencia de hasta veintinueve prelados, fue un magnífico rito religioso en el que destacó, una vez más, el culto a un Dios de las alturas, en la persona de Cristo-Jesús resucitado. Realmente algo sublime desde la perspectiva de los enfervorizados asistentes al acto, pero demasiado alejado de la calle.

          Los cristianos que no somos capaces de sumergirnos en el éxtasis de esta arcadia feliz, no podemos evitar el hacernos algunas preguntas. ¿Dónde queda el seguimiento al Jesús del Evangelio que, históricamente, vivió entre nosotros como hombre y nunca quiso ser objeto de culto? Me refiero al Jesús de Nazaret que luchó, a lo largo de su vida terrenal, por un cambio radical de toda la humanidad. Y lo hizo, además, reivindicando a los pobres como autores principales de su desafiante proyecto. Se diría que a estos santos varones, engalanados con tan relucientes ropajes, no acaba de atraerles la parte humana del personaje. Y sin embargo, para el común de los mortales, es ese aspecto del Jesús histórico lo único inteligible a escala universal. Cuando nuestros “sumos sacerdotes” se enrocan en su fe en Cristo resucitado, con aires de superioridad, tienden a deshumanizarse de tal forma que resulta casi imposible seguirles la pisada. Lamentablemente, somos cada vez más quienes, en la grandiosidad de estos ritos minoritarios, no acabamos de entender ni sus actos, ni sus palabras.

          Pero vayamos al grano, es decir, al sermón del nuevo Sr. Obispo en este día tan especial para él. Probablemente fue una buena clase de religión católica, pero le faltó fuerza evangélica. Habló de Dios, del Hijo de Dios, de Cristo, del Señor-Jesús, etcétera, con un lenguaje muy de S. Pablo. Es decir, de alguien que no vio y vivió en compañía de Jesús de Nazaret, sino que recibió, por revelación directa todo cuanto enseñaba. Así que el paulino D. Mario parecía tener también hilo directo con el Dios que le lleva de la mano y le ha confiado este nuevo ministerio. ¿Cuanta fe hay que tener para creer que no ha intervenido el dedo del cardenal Rouco, manejando los hilos?

          En línea con el Cristo servidor hasta la muerte, también de S. Pablo, D. Mario se nos ofreció insistentemente como siervo de todos. Lo que no quedó tan claro es si, además de servidor de todos, está dispuesto a colgar sus hábitos de pastor y ser el último entre sus ovejas. La Iglesia de Bizkaia desearía fervientemente que fuera así. Sería muy bueno poder trabajar, codo con codo, en la profundización de un evangelio más auténtico y menos ligado a ritos religiosos. En otro orden de cosas, está muy bien su deseo de ser testigo del amor de Dios a la humanidad. La cuestión está en el cómo. No lo conseguirá si no defiende con entusiasmo que la verdadera revelación de Dios es la misma vida de Jesús, sus actos, sus proyectos, su destino terrenal, etcétera. Decir que “Cristo ilumina la existencia humana y acoge al Reino de Dios entre nosotros, edificando la civilización del amor”, puede sonar muy bien, pero se queda en música celestial.

          No voy a insistir demasiado en la parte de la homilía dedicada a la parroquia. Siguió fielmente el ritual piadoso tan del gusto de la tradición católica. Destacó la importancia de la Misa-Eucaristía, para el fortalecimiento de la dimensión espiritual de la persona. Un rito que pretende ser misterio de comunión, fraternidad, unidad y paz, abriéndonos a la felicidad de ser don para los demás. Un mensaje interesante que quedó un poco desfigurado al ver cómo pasaba de puntillas por el “Dios encarnado en los pobres”. Lo arregló un poquito volcándose en favor de las personas mayores. Ellas también tienen hambre –pero, sobre todo, de compañía– y necesitan que les ayudemos a sobrellevar su soledad. Por último llegaron los cumplidos. Los educados agradecimientos de rigor, desde el Papa al último feligrés, pasando por la familia, acompañados de los fervorosos ruegos a la Patrona y patronos de Bilbao, Bizkaia y Euskadi.

           En fin, todo dentro de un esquema excesivamente tradicional, para la mentalidad popular en pleno siglo XXI. Creo sinceramente que D. Mario debería hacer un esfuerzo para acercar su discurso a la calle. Él es consciente del esfuerzo que realizan algunos cristianos, hoy y aquí, para que siga siendo razonable cree en Jesús de Nazaret y su Reino de Amor ya presente entre nosotros.

          Areeta, 21.10.2010

          Iñaki San Sebastián

          inassho@euskalnet.net

13 comentarios

  • Mª Antonia Martínez

    Manuel V. tu frase:
    “Mientras, deje que la Iglesia Católica sea como es“ del día 24 de octubre, me llamó mucho la atención. Evidentemente a ti te gusta así y parece que te gusta que no cambie, me da esa impresión. ¿Tú crees que a Jesús le gusta una Iglesia así, esa que defiendes? ¿Estás seguro de eso al 100%100? ¿Seguro, segurísimo?

  • Julián Leirbag

    Salvador, Manuel, Carmen, Gabriel, Ma. Pilar, etc. De ritos y cultos en la Iglesia católica no mucho hay por decir: es uniforme. Propongo que sean las prostitutas quienes escriban una “Santa Misa” en la cual se sientan identificadas con Jesús. Que sean los pobres quienes compongan y celebren la “Santa misa” con la respectiva persona, no hombres, exclusivamente, sino cualquier persona ahí congregada. Que sean los niños quienes construyan las formas, las oraciones, toda la “Santa Misa” y que sean ellos los que la celebren. Esto sí que no creo que se llame democracia sino libertad de actuación al espíritu de Jesús en medio de cada uno de ellos. Que las mujeres redacten y celebren la Misa según la cultura en que viven. Que sea la misa con la espiritualidad de las prostitutas, de los niños, de los pobres, con sus cultos nunca dogmatizados como es hasta entonces en la ICAR.

  • Manuel V.. me anima a fundar una iglesia nueva a “mi manera”. Yo no quiero poner albarda sobre albarda, sino evitar la albarda…
     

  • Manuel V.

    Carmen (Almendralejo):
    “¿En que estaría yo pensando, será posible esto algún día cercano…?”
    Tan cercano, tan cercano como que ya existen hace siglos el clero secular y el clero regular.
    No espere más, su deseo ya fué cumplido

  • Carmen (Almendralejo)

    Perdón quise decir… sacerdote diocesano, en vez de secular

    ¿En que estaría yo pensando, será posible esto algún día cercano…?

  • mªpilar garcía

    ¡Algún día llegara ese deseo!

    Una iglesia sencilla, sin ostentación en el vestir, en sus ritos, sus templos llenos de joyas…

    Y si no llegara nunca; ¡no importa!

    Ya Jesús, nos explica la manera de hacer, orar, vivir…
    Lc.- 18, 9-14…

    “El fariseo se plantó y se puso a orar para sus adentros: “Dios mío, te doy gracias de no ser como los demás…”

    “El recaudador, se quedó a distancia, y no se atrevía a levantar los ojos al cielo… diciendo.
    “¡Dios mío, ten piedad de este pecador!”

    Dice Jesús: Os digo que éste bajó a su casa bien con Dios y aquel no.

    Quien quiera ver, que vea, quien quiera escuchar, ¡¡¡escuche!!!
    Esta postura sirve para ritos, seguimientos, oraciones…

    mª pilar

  • Carmen (Almendralejo)

    Antes de nada Xeskina, gracias por dejar que te escuchemos, y leyéndote me vino a la memoria el último día que pasamos en Bilbao en agosto una amiga y ayo.
     
    no quedaba ya poco de recorrer en esos diez días que estuvimos en esta preciosa Ciudad, y esa mañana de domingo comenzamos a recorrer unos de los barrios que nos indicaron desde él mismo, un peculiar vecino que nos diésemos la vuelta y no siguiésemos caminando por este, porque era muy peligroso.
     
    Ese Barrio es San Francisco, y cómo no hacerle caso, nos dimos la vuelta y no seguimos más caminando por este…el domingo, último día que pasamos allí empezamos a caminar por una calle larga y espigada paralela a la que nos invitaron a dejar por nuestra seguridad, y la mitad vimos que entre los edificios sobresalía otro nada parecido entre ellos, y que parecía tener un campanario, subimos hasta ese lugar y era una iglesia dedicaba a San Francisco.
     
    Entramos al estar la puerta abierta, y nos topamos con la misa dominical, estaban en la primera lectura, nos quedamos más que nada para admirar aquel templo, y seguidamente nos quedamos para escuchar la homilía de aquel hombre, no se a ciencia cierta si es sacerdote secular o es religioso, pero lo que si escuchamos fue lo mismo de lo mismo…
     
    Un sermón muy bonito, a quienes se había levantado temprano ese domingo para ir a celebrar la Palabra, y que no era otro que no acumularán, que el dinero era para compartir, y que el reino no era aquí donde se vivía, que lo terrenal era efímero.
     
    Eso sí, no sin antes terminar con pedir para aquel templo, pues todo necesitaban reparaciones.
    Le dije a mi amiga ¿Para qué quieren este templo tan grande dentro de una barriada llena de personas viviendo en la calle?
     
    ¿Para qué quieren este edificio tan inmenso para acoger en estas misas a veinte personas?
     
    ¿Por qué dicen que no acumulemos y ellos tienen el mayor cúmulo de mt2 para nada, para tenerlos cerrados el 90% de tiempo?
    Por qué dicen no acumular vosotros que lo terrenal es efímero, no es el verdadero reino, y seguidamente se llena la boca pedigüeña, no tiene el mayor sentido de vergüenza ante ese barrio pobre donde él desde ese viejo púlpito les pide esos pocos € que pueden tener para pagar sus impuestos, los recibos de luz, agua etc…
     
    Leyéndote, me vino aquella imagen y sobre todo las palabras que tampoco nadie debiera hoy en ese siglo y en este tiempo de CRISIS, ¡NO ACUMULEIS, QUE EL DINERO NO VLAE PARA NADA, Y AQUÍ NO ESTÁ EL REINO!
     
    Para las personas con un umbral de pobreza del cual no van a salir en la vida, y para quienes estamos entrando galopadamente en ese Rankin del umbral llamada pobreza,  ¿Tiene un espacio, existe cielo?
    Me hice esa pregunta, hace unos meses, años y hoy me lo sigo preguntando  

  • Antonio Vicedo

    ¿Para qué fundar de nuevo, si ya quedó EL DISCIPULADO DE JESÚS tan claramente determinado y reconocible por lo que a Él se le atribuye, sin que haya sido corregido? Ju.XIII,35: “-En esto conocerán que sois discípulos míos, en que OS AMAIS UNOS A OTROS.”
    Y en cuanto a MISION (¿General: discípulos, o jerarcas y ministros?) ¿No se le atribuye al mismo Jesús:- “COMO el Padre ME ENVIÓ, ASÍ os envío Yo a vosotros?”
    ¿Se puede esto rebajar de la condición, tan celosamente aducida para lo que se quiere, de PALABRA DE DIOS? 

  • Manuel V.

    Salvador:
    “La verdad es que leyendo este artículo sobre la homilía del obispo Mario, me ha venido a la mente la idea de una “Iglesia” sin “ropajes” de ningún género: sin sacramentos, sin pecado original, sin doctrina, sin jerarquía, sin tronos ni dominaciones…”
    Es sencillo, fúndela y pruebe ¿qué o quién se lo impide? Mientras, deje que la Iglesia Católica sea como es ¿quén o qué se lo impide?
    Saludos
     

  • Gabriel Sánchez

    APARECIDA EN LA REDACCIÓN VOTADA POR LOS OBISPOS…QUE EN NUESTRO ENTENDER, ES LA QUE AL COLEGIO EPISCOPAL LATINOAMERICANO LE DICTO EL ESPÍRITU…
    193. En la experiencia eclesial de América Latina y El Caribe, las Comunidades Eclesiales de Base con frecuencia han sido verdaderas escuelas que forman discípulos y misioneros del Señor, como testimonia la entrega generosa, hasta derramar su sangre, de tantos miembros suyos. Ellas recogen la experiencia de las primeras comunidades, como están descritas en los Hechos de los Apóstoles (cf. Hch 2,42-47). Medellín reconoció en ellas una célula inicial de estructuración eclesial y foco de evangelización. Arraigadas en el corazón del mundo, son espacios privilegiados para la vivencia comunitaria de la fe, manantiales de fraternidad y de solidaridad, alternativa a la sociedad actual fundada en el egoísmo y en la competencia despiadada.

    Queremos decididamente reafirmar y dar nuevo impulso a la vida y misión profética y santificadora de las CEBs, en el seguimiento misionero de Jesús. Ellas han sido una de las grandes manifestaciones del Espíritu en la Iglesia de América Latina y El Caribe después del Vaticano II. Tienen la Palabra de Dios como.-

    Pido perdon por extender todo este texto, pero me parecia importante ver lo que verdaderamente voto la asamblea y no lo que algún burocrata de Roma…(casi digo Washington-justo que esta vez no tenían la culpa), se creyo con la capacidad de cambiar lo que la asamblea episcopal votó…y aprobo, pero muchos creemos que este es el Texto del Espíritu…Bien esta Iglesia, celebra la vida sencilla, despojada y cotidiana de todos los días…yo participo con toda mis energias de esta forma de ser Iglesia…Gabriel

  • Julián Leirbag

    Hay obispos que se creen ser fieles testigos vivientes de Jesús sobre la tierra pero sus formas de ser elegidos, en principio, en nada o muy poco tiene que ver con los Evangelios. Demás insistencia se da en los obispos, sacerdotes, de modo especial en el catolicismo y esto nunca fue objeto del vivir de Cristo, pues entre sus seguidores más fieles y otros no tuvo ninguno de ellos: sacerdotes ni obispos. Que el obispado sea un eslabón en la cadena de los sucesores de los apóstoles es falso, pues la idea de sucesión es propia de los principados y ducados de esa época y no corresponden a las vivencias de los primeros cristianos. Si se quiere ver cómo se traiciona y contradice a los Evangelios, basta con ver cómo se eligen a los obispos y qué hacen en la Iglesia católica…

  • Xeskina

    Justamente en los momentos de tomar posesión el nuevo Obispo, pasaba por allí como una turista más. Me sorprendió ver fuera de la Catedral equipos de televisión y quise asomarme para ver lo que pasaba. No se podia entrar de gente bien vestida que asistia a la ceremonia. Me alcé sobre las puntillas de los piés y se me apareció una estampa tan del otro mundo que no encajaba para nada en una capital tan moderna como és el Bilbao de hoy. Senti pena de todas aquellas personas que de pié seguian con suma atención la ceremonia. Pensé “no hemos avanzado un solo paso” hacia el Evangelio, el Vaticano II está a mil años luz. Esto no va a cambiar por ahora, es como un cuadro de hace cien años, no seré yo que vea el sueño de tantas personas que estamos en la onda de esta página. No soy teóloga soy una cristiana, mejor dicho una aprendiz de Jesús que llevo siguiendo durante mi larga vida y puedo deciros que soy de la opinión de muchos de vosotros respecto
    al seguimiento de Jesús hoy, como josé Arregui, José Mª Castillo, Carmen Almendralejo etc.  Hice una foto como un recuerdo de algo que no debiera haber visto.

  • Es muy posible que la gran falta en nuestra Iglesia actual sea da desencarnación con la realidad y el enganche con un espiritualismo sin contenido.
    La verdad es que leyendo este artículo sobre la homilía del obispo Mario, me ha venido a la mente la idea de una “Iglesia” sin “ropajes” de ningún género: sin sacramentos, sin pecado original, sin doctrina, sin jerarquía, sin tronos ni dominaciones…
    Una comunidad de creyentes en Jesús de Nazaret que por no tener, no tuvieran ni una denominación concreta y que tuvieran solamente como “guía” la buena nueva como nos la transmitieron  los primeros seguidores. Así, sus miembros formados en la reflexión comunitaria y personal del mensaje de Jesús, podrían dar al mundo un empuje nuevo hacia el bienestar de todos y hacia el bien común. Tarea posible para los que están abajo (incluso los más pobres) como para los que están arriba: jerarquía incluida, pero en un clima de igualdad y respeto mutuo sin ambages.
    Creéis que Jesús se sentiría incómodo con estas comunidades?
    Salvador

Deja un comentario