Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7236 Artículos. - 110402 Comentarios.

Día de la Madre en Argentina

Nos comunica Oscar Varela que hoy se celebra en Argentina el Día de la madre. Tal vez también en algún otra parte. Nosotros felicitamos a todas las las madres, celebren o no su día. E invitamos a leer este popular poema argentino, escrito por Vicente Neria, que nos envía el mismo Oscar.mother-and-son-md-225x300

 

GUAJA

  •  
      Ven acá, granuja
      ¿Dónde andas, so guaja?
      Hoy te mondo los güesos a palos.
      No llores ni juyas, porque no te escapas.
      Yo no sé lo qué hacer ya contigo.
      ¡Me tienes mu jarta!
      A ti ya no te valen razones.
      A ti ya no te valen palabras,
      Ni riñas, ni encierros,
      Ni golpes, ni nada.Te dije al marcharme: -Levántate pronto,
      Y estira esos huesos, y dobla las mantas,
      Y enciende la lumbre, y arrima el puchero,
      Y enjuaga las ollas, y barre la casa.Y vengo y me encuentro, grandísimo pillo,
      La lumbre sin brasas;
      La puchera, sin caldo ni pringue;
      La vivienda, peor que una cuadra;
      La burra, sin pienso; Las pilas, sin agua.¿Segaste la hierba? ¿Trajiste la paja?
      ¿Regaste los tiestos?
      ¿Cerniste la harina? ¿Clavaste la estaca?
      ¿Comió la cordera? ¿Bebió la lechona?
      ¿Cogiste los güevos? ¿Mudaste la cabra?¿Y a ti que te importa? ¿Pa qué quiés cansarte,
      Si aquí está la burra que tó te lo jaga?
      ¿Te piensas, granuja, que ha de estar tu madre
      Jechita una negra, quemándose el alma,
      Pa que tú me malgastes el tiempo,
      Que da más que lástima, 

      Jecho un ropasuelta, Jecho un rajamantas,
      Por esas callejas detrás de los perros,
      Por esos regatos tirando a las ranas,
      O buscando níos por las zarzamoras,
      Que así estás de lindo, grandísimo guaja?

      ¿Y ese siete tan guapo en la blusa?
      ¿Y esos pantalones tan llenos de manchas?
      ¡Qué gorra más limpia! ¡Qué medias tan majas!
      ¡Qué pelos tan lindos!¡Qué codos, qué cuellos, qué puños, qué mangas!
      ¡Yo no sé lo que hacer ya contigo!
      ¡Me tienes mu jarta!

      De sobra conoces que somos solitos,
      Que ya no tenemos quien nos lo ganaba…
      Que la vida de toitos los pobres
      Es vida de lágrimas…

      Pero ni por esas.
      A ti, que te dejen roncando en la cama,
      Y te pongan la mesa tres veces,
      Y rueden los días, y viva la holganza.

      Súbete esos calzones, so pillo;
      Átate esos zapatos, so randa,
      Quítate esos mocos, Lávate esa cara,
      ¡Y vete ahora mismo donde no te vea,
      que me tienes, me tienes mu jarta!

      Te aseguro, chiquitín, te aseguro
      Que esto se te acaba.
      En dende mañana, a la cola del burro;
      Conmigo a la plaza, Conmigo al molino,
      Conmigo a la jaza;
      ¡A suar fatigas! ¡A mojarte el alma!
      Ya verás las penitas que cuesta,
      Ya verás con qué ajogos se gana
      Ese pan que tan cómodamente
      A lo bobo, a lo bobo te zampas.
      Y ahora, a la cama, a la cama.

      La aurora se acerca, Espléndida, diáfana.
      Lentamente despliegan los campos
      Su manto de escarcha.
      La madre, afanosa se tira del lecho
      Y sus toscos aperos prepara,
      Que ya espera, más ruda que nunca
      La brega diaria.

      Cariñosa y tierna, Se acerca  ala cama,
      Donde el niño cándido, Tranquilo descansa.
      Un instante contempla amorosa
      Su faz sonrosada,
      Y después, con cariño ferviente,
      Dando un beso en sus labios, exclama:

      – ¡Yo turbar ese sueño tan dulce!…
      ¡No fuera quien soy, ni tuviera entrañas!
      ¡Juega y brinca y destroza, hijo mío!
      ¡Tu madre lo gana!

9 comentarios

  • pepe sala

    Voy a dedicarle una histioriuca a ciertos curas que creen conocer algo ( me refiero a la REALIDAD) y no se han enterado jamás de ” la misa la media”.
     
    Vaya en éste hilo, puesto que insisto en que ” no sólo de madres vive la sociedad”.
     
    Recuerdo a mi padre en varias facetas; algunas mejor olvidarlas y otras me empeño en mantenerlas presentes.  De mi madre no es necesario cometar…INSUPERABLE !!!
     
    Un recuerdo muy entrañable que guardo de mi padre es, cuando en alguna ocasión ( pocas) se conseguía algún huevo para cocinar. En España había un dicho popular que decía : ” cuando seas padre comerás huevos”. Así pues, cuando aparecía la oportunidad el padre se llevaba el huevo al plato. Cosa muy diferente es que consiguiese comérselo.
     
    Los más pequeños ( sin sentido del respeto ni conciencia de supervivencia) se subían a las rodillas de mi padre y ponían tal cara de placer mirando el huevo que siempre terminaba en sus bocas:
     
    ” Papa, ¿ me das una mojaína?… y mojaína a mojaína, el huevo siempre acabó amarilleando la boca de los niños- niña.
    También recuerdo el asunto del ” cuspe”.
     
    El carnicero del pueblo ( Juanito) era persona sensible, a pesar de no pisar una iglesia. Cuando terminaba la venta de un jamón, el hueso sobrante solía pasar, por muy poco dinero, a nuestra casa. Obviamente el carnicero no se esperaba demasiado de limpiar cada recobeco del jamón. Así, cuando llegaba a nuestra casa era limpiado de tal forma que cualquier perro nos miraría con odio. Mi padre tenía una gran habilidad para sacar el ” cuspe” con su navaja de cachas de madera. Y lo mismo que con el huevo, los más pequeños se relamían en sus rodillas degustando tan sabrosísimo manjar.
     
    Cuando el hueso quedaba mondo y lirondo, mi madre hacía maravillas con los trozos del hueso… ¡¡ qué garbanzos, qué sopas, qué caldos para mitigar el frío invierno lebaniego!!…
     
    Y aquí estamos ( no todos) recordando, ya sin traumas , a quienes pasaban con jamones a las casas más ricas del pueblo y decían que ellos eran quienes hacían la caridad cristiana. Iban vestidos con hábitos negros… casi tan negros como sus mentiras y un poco menos que su hipocresía.
     
    Estas cosa pasaban antes de la ” transfusión”… ahora es diferente.
     
    ¿¿¿¿Seguro?????… Que se lo pregunten a millones de madres, padres y abuelos-as.
     
    El hambre suele cambiar de puertas. La prepotencia sigue imponiéndose en la sociedad y viene de la mano de los de siempre: VESTIDOS CON SOTANAS Y HABITOS MUY RAROS.
     
    Pues éso…

  • pepe sala

    Es enternecedor, muy real y muy conocido por algunos.
     
    ( Si en vez de un hijo tuviese que tirar de una docena pasaría algo muy parecido al final de poema; puedo atestiguarlo por experiencia propia.)
     
    Aunque, con Maite Lesmes, coincido  en que  ” no sólo de madres” vive la sociedad. Por poner un ejemplo y siguiendoel estilo poético, comparto  un poema que siempre que lo leo se mo pinen los ojos muy raros y húmedos. Hace muchos años me lo aprendí de memoria, ya se me ha olvidado porque mi mesa ya no sufre tantas penurias. Si ya digo yo que con la barriga llena se pierde toda la sensibilidad.
     
    Va la perte del poema que más me enternece y mejor conocí:
     
    “”Bostezando, los siete chiquillos
    se agrupan riendo.
    Y, entre carantoñas, les va repartietído
    pan y pescao frito
    con la parsimonia de un antiguo rito:
    -¡Chavales!
    ¡Pan de flor de harina!…
    Mascarlo despasio.
    Mejó pan no se come en palasio.
    Y este pescaito, ¿ no es ná?
    ¡Sacao uno a uno del fondo der má!
    ¡Gloria pura é!
    Las espinas se comen tamié’,
    que to es alimento…
    Así…, despasito.
    Muy remascaíto.
    ¿ No yores, Manuela!
    Tú no pués, porque no tienes muelas
    ¡Es tan chiquitita mi niña bonita!…
    Así despasito.
    Muy remascaito,
    migaja a migaja – que dure -,
    le van dando fin
    a los cinco reales que costó el festín.
    Luego, entre guiñapos, durmiendo,
    por matar el frío, muy apiñaditos,
    la Virgen María contempla al “Piyayo”
    riendo.
    Y hay un ángel rubio que besa la frente
    de cada gitano chiquito.
    ¡A chufla lo toma la – gente!…
    ¡A mí me da pena
    y me causa un respeto imponente!

    El poema completo se llama  EL PIYAYO
    Y se puede leer aquí:
    http://platea.pntic.mec.es/jmunoz/Poemas/poesias.htm


  • mªpilar garcía

    ¿Que otra cosa puede hacer, una mujer sola, con un niño pequño?
     
    ¿Deslomarlo a trabajar?
     
    Es lógico su enfado, causado por su gran cansancio; a la mañana, el corazón de madre, no puede mandar al pequeño todavía, a la dura tarea de ganarse el pan diario…
     
    La comprendo, y desharía, que ninguna mujer, estuviese en esa circunstancia…
     
    Pero las hay… para nuestra vegüenza.
     
    Me ha parecido hermoso.
    mª pilar
     
     

  • Kaláa

    !! Siempre la misma retahíla ¡¡¡¡
    Era y es el broche final….un  poema .
    Pendiente de hilar  cuentas  diariamente,   todo el trabajo por tierra  destrozado por el nudo final…del poema
    Saludos.

  • Maite Lesmes

    Además de la explotación comercial de los días de la Madre, del Padre, de los Enamorados…, existe una ideología interesada en poner de relieve  y perpetuar ciertos valores. Ensalzar la abnegación en la mujer-madre, resaltar cómo es capaz de salir adelante con su prole incluso si es viuda o abandonada o “madre soltera” o campesina… indica, además de una constatación de la dureza de muchas vidas de mujeres de todos los tiempos, una atribución de cierta identidad a la mujer, más si es madre. Lo mismo en cuanto a la atribución de la ternura y tareas domésticas a la madre, que hace Gabi.
    El mejor homenaje que podría hacerse a las madres es el reparto de funciones, tareas, responsabilidades… tanto en la esfera doméstica y familiar como en la esfera pública y social. En cuanto a la atribución de cualidades y sentimientos, la ternura por ej. es una cualidad del amor que no tiene género, para el que se necesita aprendizaje. 
    Mientras asociemos a la mujer, madre o no, con la esfera privada, las tareas domésticas, el cuidado de los hijos y mayores, valores como la intuición, la ternura, la abnegación, etc…,  no  progresamos en la igualdad.

  • oscar varela

    Hola Gaby!
     
    Me has hecho recordar un Poema de mi amiga Marta Ruffini
     
    AROMAS DE MEDIODÍA
     
    La tía Ángela
    terminó de ordenar la vajilla
    invitó a su mascota con restos del almuerzo
    y lentamente
    se entregó al rito diario
    impostergable
    de devolverle suavidad a su piel laboriosa.
     
    Sentada en su sillón de hamaca
    comenzó a deslizar medio limón
    entre sus dedos
    y todo lo que la rodeaba
    pasó a convertirse
    en una tersa bienaventuranza.

  • Gabriel Sánchez

    La vida es madre, la tierra es madre…las mujeres son madres…y todas ellas son guerreras de la Luz…llena de gran ternura… todavia recuerdo el olor a apio…de las manos que me acariciban, cuando iba llegando al sueño…manos marcadas por el trabajo y sin embargo llenas de ternura.- Gabriel

  • Maite Lesmes

    Gracias, Oscar VARELA, por acercarnos este bello poema que necesita ser escuchado: He encontrado versión recitada por varones y alguna mujer:
    http://www.youtube.com/watch?v=54l2mZf36EU
    Con explicación y más teatral:   http://www.youtube.com/watch?v=F1GMHbZHJwM&feature=related
    Una adolescente lo recita, en mi opinión, de modo admirable:
    http://www.youtube.com/watch?v=hSbd77zAZAM&feature=related

  • oscar varela

    Hola Redacción Atrio!

    Yo creí que sólo el evangelista Marcos era un pillo.

    Pero veo que la Redacción tambien sabe sorprender.
    ·············
    No sé qué les pasará a los Lectores;
    pero cada vez que hube de leerlo en la Radio
    los nudos en la garganta no había quién los desatara.
    ·············
    A Vicente Neria yo lo tengo como español;
    y me parece que de la zona andaluza
    y del siglo pasado (estimo).
    ·············
    ¡Vamos todavía con un abrazo fuerte! – Oscar.

Deja un comentario