• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6058 Artículos. - 96223 Comentarios.

La diferencia entre religión y espiritualidad

Teresa Tumini, desde Tornquist (Argentina) nos envía un texto anónimo que encaja muy bien en el sentido hacia donde quiere ir ATRIO. Claro, que en cuestión de terminología no hay nada definitivo. Alguien puede traducir el par religión-espiritualidad por religión mágicaritual-religión místicaespiritual. Lo importante es al fondo de la diferencia, que coincide con lo que en este ATRIO se debate. ¡Gracias, Teresa!37465_420417899188_765934188_4417944_6591823_n

 ¿Quieren ver la Diferencia?

* La religión no es solo una, sino cientos.
* La espiritualidad es una.

* La religión es para los que quieren seguir los rituales y la formalidad.
* La espiritualidad es para los que quieren alcanzar la Ascensión Espiritual sin dogmas.

* La religión es para los dormidos.
* La espiritualidad es para los despiertos.

* La religión es para aquellos que necesitan que alguien mas les diga que hacer, quieren ser guiados.
* La espiritualidad es para los que prestan oídos a su voz interior.

* La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas e incuestionables que has de seguirse sin chistar.
* La espiritualidad te invita a razonarlo todo, cuestionarlo todo y decidir tus acciones asumiendo las consecuencias.

* La religión amenaza y amedrenta
* La espiritualidad te da paz interior.

* La religión habla de pecado y de culpa.
* La espiritualidad te dice ya pasó, no te remuerdas por lo que ya pasó, más bien levántate y aprende del error.

* La religión lo reprime todo, te vuelve falso.
* La espiritualidad lo trasciende todo, te hace verdadero.

* La religión se te inculca desde niño, como la sopa que no quieres tomar.
* La espiritualidad es el alimento que tú mismo buscas, que te satisface y es gustoso a los sentidos.

* La religión no es Dios.
* La espiritualidad es el TODO y por lo tanto es Dios.

* La religión inventa.
* La espiritualidad descubre.

* La religión no indaga ni cuestiona.
* La espiritualidad lo cuestiona todo.

* La religión es humana, es una organización con reglas.
* La espiritualidad es DIVINA, SIN reglas.

* La religión es causa de división.
* La espiritualidad es causa de unión.

* La religión te busca para que creas.
* La espiritualidad la tienes que buscar tu.

* La religión sigue los preceptos de un libro sagrado.
* La espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.

* La religión se alimenta del miedo.
* La espiritualidad se alimenta de la confianza.

* La religión te hace vivir en el pensamiento.
* La espiritualidad te hace vivir en la conciencia.

* La religión se ocupa del hacer
* La espiritualidad se ocupa del SER.

* La religión es lógica
* La espiritualidad es dialéctica

* La religión te alimenta el ego.
* La espiritualidad te hace trascenderlo.

* La religión te hace renunciar al mundo
* La espiritualidad te hace vivir en Dios, no renunciar a El.

* la religión es seguir formando parte de la psicología de las masas.
* La espiritualidad es individualidad.

* La religión sueña con la gloria y el paraíso
* La espiritualidad te hace vivirlo aquí y ahora.

* La religión vive en el pasado y en el futuro.
* La espiritualidad vive en el presente, en el aquí y ahora.

* La religión es un encierro en tu memoria
* La espiritualidad es LIBERTAD en CONSCIENCIA.

* La religión cree en la vida eterna.
* La espiritualidad te hace consciente de ella.

* La religión te da (promesas) para después de la muerte.
* La espiritualidad te da (la iluminación) es encontrar a Dios en tu interior en esta vida en el presente en el aquí y el ahora.

Desconozco su autor.

36 comentarios

  • Juan Calvo Alegre

    Más de diez años después de publicada la entrada sobre “Religión y espiritualidad” un autor desconocido envía este larguísimo texto, con una elucubración que para él ha sido útil y que explica aquello de “los últimos serán los primeros”. Como curiosidad y provecho tal vez para alguien, reproducimos el texto recibido en toda su extensión. AD.

    SOBRE LA EVOLUCIÓN DE LOS ESPÍRITUS
    Preámbulo:
    Son varios los científicos más avanzados y reconocidos en el mundo, que han terminado por creer en Dios, como fuerza creadora de todo lo que existe.
    Einstein dijo que “Dios no juega a los dados”, frase interpretada por el científico Michio Kaku, como que nada ocurre por azar. Este gran científico y divulgador actual, como lo fue el fallecido Carl Sagan, reconoce su existencia entre otros muchos, cuando alcanzados los actuales confines de la física cuática, no ven otro desarrollo más allá, que la aceptación de la existencia de Dios.
    No obstante, no es la ciencia actual, ni la pasada, ni la venidera, la que nos explicará fehacientemente su existencia. Es un misterio para el ser humano que, por sus enormes limitaciones, nunca llegará a la revelación de lo incognoscible, ni incluso apoyándose en las matemáticas, que es la única ciencia verdadera.
    Solamente disponemos de una esencia, que ya los filósofos griegos intuyeron, y es la fe en el espíritu. La “chispa divina” insuflada al barro en el mito de la creación bíblica del hombre.
    San Agustín, obispo de Hipona, dijo; “creo en Dios, para entender algo”. Y en esa frase se resume todo.
    …/…
    A continuación, expongo una sensación cimentada en mis años de observación.
    Explicaré mi visión o elucubración espiritual, haciendo uso mental de la figura de una enorme escalera donde cada escalón lo ocupase solamente el espíritu de un ser humano, y que de ser más o menos acertada, serviría para explicar muchas cosas.
    Un buen día se asentó sobre el interior de mi mente esta idea que, aunque da pie a que sea una simple y enrevesada intuición, cuando se analiza a fondo ha creado una especie de asentimiento o aceptación entre las escasas personas a las que se la he expuesto.
    Nada tiene que ver con la -para mí-, certeza del Más Allá, ni tampoco con nuestro destino como espíritus. Es simplemente una observación que, aplicada a nuestro entorno, creo que sirve.
    Repito que es una elucubración.

    (Nota: Por elucubración me acojo a la segunda acepción del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.
    2. tr. Imaginar sin mucho fundamento. U. t. c. intr.)

    Cada día me refugio más en esa intuición espiritual, así que, sin más preámbulos, ahí va la anunciada teoría a la que no le encuentro mejor nombre:
    Comienzo con una serie de acuerdos convencionales, más o menos acertados, pero necesarios para continuar:
    1º- Establezcamos que actualmente viven sobre este planeta, unos siete mil quinientos millones de seres humanos y una infinidad de seres, con vida propia, que también luchan por sobrevivir, resistiéndose a su provocada o natural desaparición, evolucionando o mutando; desde las bacterias y virus…hasta otros seres más evolucionados, de los cuales se podría decir que el ser humano forma una continuidad en cuanto a su genética por sobrevivir y reproducirse. Por ejemplo, nuestras mascotas y otros que, sin serlo, muestran un alto grado de evolución, como los primates y delfines, también, por ejemplo.

    2º- Igualmente determinaremos, o necesitaremos elucubrar y creer, que los seres humanos llevan consigo un espíritu inmaterial que se alberga en cada cuerpo material, para experimentar en esta vida. Cada espíritu inmortal escogió el momento y en qué cuerpo instalarse, en el mismo instante de ser engendrado y con él, escogió a su familia, su entorno, etc,.
    Indudablemente, representa un gran misterio para los seres humanos y en esto nos diferenciamos de los animales que es posible que tengan alma, pero no espíritu.
    3º- Llamamos alma, a la energía que atesora una serie de principios y valores en la conciencia, positivos o todo contrario. Pero gran parte de la conciencia, es cultural, por ej.; lo que ayer era escandaloso e inmoral, hoy no lo es y otros principios y valores que considerábamos elevados, hoy no “están de moda”. Además, que el alma es energía y, por lo tanto, materia también, según la archiconocida ecuación de Einstein.
    No es una cuestión semántica, porque ya se están realizando experimentos de trasladar la conciencia de unos, a otros cerebros.
     4º- El espíritu -acordemos también- no tiene principio ni fin, es la “chispa divina” que se alberga en cada ser, para servir de buen o mal guía al ser humano corporal, según su propia evolución, en su breve y misteriosa experiencia sobre este planeta. Nada sé, sobre otras formas de vida en el infinito cosmos.

     5º- Establezcamos también que El Creador nos conduce o guía a través del espíritu, que está creado a imagen y semejanza suya y hacia su Creación regresa en un plano u otro en el no finito tiempo, al desaparecer el soporte carnal. O quien sabe si debe reencarnar para nuevas experiencias como creen otras filosofías espirituales como el hinduismo, el budismo, jainismo, sijismo y también en otras como el gnosticismo y otras religiones filosóficas antiguas del mundo.

     6º- Y finalmente, como cada espíritu viene con un grado mayor o menor de evolución (o vibración cósmica), tampoco existen dos espíritus con grados evolutivos iguales.

    …//…

    La escalera virtual o pirámide:
     Situemos a cada espíritu en una virtual escalera compuesta por siete mil quinientos millones de peldaños, que es la hoy aceptada población mundial.

    Coloquemos a cada uno en un escalón en orden ascendente según su mayor o menor evolución, bajo la aceptada premisa de que no existen dos espíritus con el mismo nivel evolutivo y por lo tanto, ocupará cada uno, un solo escalón; el que le corresponde. El orden de su colocación sería medido por su mayor o menor grado de perfección espiritual o vibración universal, e imaginemos que tenemos a nuestra disposición un detector de ese grado o nivel espiritual
    Establecemos que el más perfecto ocupe el escalón más elevado de la hipotética escalera y por el contrario, el primer escalón sería ocupado por un espíritu cuya evolución es prácticamente nula, o máxima negativa y que por lo tanto, ocupa la base. En palabras sencillas, pero comprensibles, sería el mal absoluto.
    Ahora los hacemos descender a todos los espíritus de su orden en la escalera y los revolvemos, instalando a cada uno en cada ser humano que le servirá de albergue en su corta experiencia de vida y pongámoslos a convivir más o menos distribuidos y mezclados sin otro orden ni control, desde la visión espiritual, por todo este planeta llamado Tierra.
    Esa es la mezcla con la que convivimos.
    Es indudable que el “perfume” o grado de perfección de cada espíritu no es observable por otro ser humano. Solamente nos llegarán atisbos de su superior o inferior nivel, por su comportamiento y que sabrán valorar solamente los seres más evolucionados.
    En esta extraña mezcla de convivencia, nada tiene que ver la posición social, o la económica, ni la cultural ni la geográfica, raza, o edad.
    Efectos prácticos:
     También parece indudable que dos espíritus que hayan ocupado escalones próximos en la anterior colocación virtual, les será mucho más fácil su conexión y empatía en todos los órdenes.

    Digamos coloquialmente que les llegarán más fácilmente sus voces.
    A medida que se encuentren más alejados y no importa si cada uno de ellos se encuentra en distintos segmentos de niveles altos o bajos, se darán causas de incomprensión, de falta de comunicación, de falta de empatía y de muchos etcéteras más, que inexorablemente acentuarán fuertes choques a medida que el abanico de su lejanía se amplíe.
    Y totalmente, al contrario, en cuanto a la cercanía.
    Así se explicaría que de la misma familia surjan seres totalmente diferentes aun con la misma educación, genética y circunstancias, o al tratar de unir amigos, o parejas de muy alejados niveles entre  sí, con seguro fracaso y sería la explicación al por qué “ése o ésa me caen mal” o “no me entiendo con esa persona”. Con el resultado de que la comprensión mutua y empatía, sería prácticamente imposible.
    Y también, al contrario: Coloquialmente hablando, ocurriría eso de sentir “feeling” con alguien, ser afines, con el feliz resultado de sumarse y enriquecerse a sí mismos durante toda su mutua experiencia humana y lo mismo es aplicable a cualquier otro segmento de la población; dos espíritus de bajas vibraciones, realizarán “armoniosamente” tareas destinadas al mal. (uso términos sencillos y maniqueos, bien/mal, por no disponer de otros), pero muy fácilmente detectables por simple observación.
    Y deduciendo, pues poco o nada influiría cualquier otra circunstancia como el color de la piel, ni el físico, ni la similar o no extracción social, económica o cultural, edad, etc., como ya repito.
    Resumiendo, mucho, serviría de explicación para que dos seres cercanos por circunstancias de vecindad, familia, trabajo u otras, se odien sin tener causas concretas o explicables.
     Y aunque con temor de que ésta sea una elucubración espiritualmente “racista”, y no aceptable por algunas religiones o doctrinas, creo que resiste bien a ejemplos y pruebas.

     Me apoyo en que existe el Bien y el Mal. Por observación no admite dudas, pero deseo quitarle esa connotación tan simple del maniqueísmo, para cambiarla por “mayor o menor evolución espiritual”.

     Pero aún quiero abundar en la aplicación de esta “elucubración”:

    Observando de dónde nos viene la injusticia, la absorción de la riquezas y bienes, la promoción de las guerras y casi todos los males, vemos que todo ello emana en mayor medida desde el llamado “primer mundo”, del mundo capitalista, y como a la cola del mal, en esos sátrapas del tercer mundo a los que se les permite expoliar y sacrificar a sus propios súbditos, que no congéneres.
    Debo mencionar el gran plan mundial de la Globalización que tiende a conseguir que desaparezcan las clases medias como peligro de ser las únicas capaces de pensar y opinar y por lo tanto de revelarse; así que el plan consiste en crear una sola religión mundial, dócil con sus intereses y para rematar, un solo gobierno -el Nuevo Orden Mundial-, que como objetivo tendría el de crear una global Mátrix.
    Esto es; una virtualidad de vida humana robotizada.
     Resultando de todo esto, es la de que una ínfima minoría de poderosos actuaría sin contrapoder, porque al inmenso resto de la humanidad, -más de 99%- ya nos habrían convertido, llegado ese momento, en seres dóciles incapaces de usar el cerebro. En una manada de ovejas.

    Así pues, ocuparían los más bajos escalones de esta virtual escalera, los seres que integran los grupos del poder mundial en la sombra, y no me atrevo a citar a ninguno.

    También se encontrarán por los lugares de la zona más baja de la escalera, esos otros seres anónimos que se complacen en el odio, el rencor, o en el egoísmo desmedido que lleva a la explotación del desfavorecido y en su fase aguda, lleva a la avaricia que es un claro síntoma del espíritu no evolucionado. Todos ellos actuarán en consecuencia para sus fines.
    Seguirían situándose en un segmento más hacia arriba, los fieles al “plan”, como es el sistema bancario, las grandes corporaciones Transnacionales, y esos financieros que se aprovechan del “totum revolutum” para empobrecer más a los que ya actualmente esclavizan.
    Subiendo un poco más, estaría ocupado ese segmento con millones de peldaños, ocupados por los gobiernos de cualquier ideología política, acompañados por los militares y fuerzas del orden, como “herramienta” necesaria, y que obedientes a este sistema establecido e imbuidos de un enervado nacionalismo, actúan eficazmente para todos los anteriores. Sin las fuerzas armadas destinadas a preservar el “orden establecido”, sería imposible llevarnos del ronzal…y si solamente se ocupasen del orden, pues bien, pero están ahí, como en la sombra, invisibles y transparentes, pero se pueden materializar cuando “ellos”, los de “arriba” (que en esta elucubración, serían los de “abajo”), lo crean necesario…
    Observemos a esos seres desprovistos de la facultad de pensar que realizan coreografías perfectas, robotizados y a sus ejércitos que desfilan por cientos de miles como el de Corea del Norte, como ejemplo extremo y al que a una sola orden se les pone en marcha para destruir como una infernal marabunta lo que se oponga a su paso.
     Serían estos seres manipuladores los que ocupasen los primeros miles o millones de escalones. El resto de seres ya robotizados estarían carentes de espíritu evolucionado alguno.

     Antes de llegar a la mitad de la enorme escalera, ese tramo estaría ocupado por los miles de millones de seres adormecidos y ya convertidos en esclavos virtuales, por el “mantra” servido en todos los medios que incitan al “tanto tienes, tanto eres”.

    Esclavizados por el consumo y demás pasiones y ayudados por la ausencia de una creencia en el destino sobrenatural de su ya inexistente o adormecido espíritu, este gran segmento es el más grande de la población mundial.
    En esta experiencia de vida, involucionan.
     Escalando hacia arriba en esta hipotética escalera espiritual, nos encontraríamos con los escalones ocupados por los miles de millones de seres distribuidos por toda la Tierra, que representan la masa humana, sojuzgada, esclavizada y humillada, sin dudar tampoco que ocuparía cada desgraciado ser un escalón por encima de la mitad de la escalera. Cada uno en su particular esclavitud de vida. Se debiera recurrir a los datos fiables de la FAO, sobre mortalidad infantil por el hambre y enfermedades de todo tipo, cuando la propia Organización asegura que el planeta tiene actualmente la posibilidad real de alimentar y cuidar decorosamente a doce mil millones de seres.
     Sobrepasando esa mitad nos encontraríamos los que sin haber dejado totalmente este esquema último, mantendrían algún tipo de conciencia que los fuese “molestando” tratando de tirar de ellos hacia arriba, siendo ésta una ardua tarea. Estarían involucrados en cada particular lucha por evolucionar, tímidamente.

     Llegarían mucho más arriba los seres humanos que viven entregados al prójimo necesitado, por estar seguros de que así es el mandato del Creador y de la armonía en el Universo. Los que sin dudar arriesgan su vida para salvar otras, y sin ser prolijo, todos aquellos que para cualquier espíritu despierto son merecedores de nuestra admiración y que nos sirven de espejo y guías.

    Por desgracia, no serían una mayoría significativa y ni siquiera representativa, para cambiar el actual “orden de las cosas”.
     Los últimos peldaños estarían ocupados por seres que albergan una vibración especial, angelical. Seres que, vestidos de humanos, apenas alcanzamos a vislumbrar. Pueden vivir debajo de una boina de jornalero, vestidos con harapos de mendigo, o con corbata y sombrero, pero todos decididos a cumplir con sus últimos objetivos de ascender hacia su final que es la Luz.

     …/…

     Indudablemente que no se puede ni se debe caer en el simplismo de que estos segmentos estén limitados por una raya o frontera infranqueable.

    También surge como lógico, el movimiento de los espíritus que conseguirían ascender o descender hacia uno u otro peldaño abandonando el inicial, por su personal esfuerzo en mejorar o empeorar, fuese cual fuese su inicial evolución espiritual. Para eso precisamente han encarnado.
    Debemos imaginar que esta inmensa multitud, está en permanente movimiento en la parte media de la escalera. Pero en los extremos de arriba o abajo, permanece más estable.
     Tampoco es éste el momento para desarrollar que existen seres humanos adornados con todos los atributos inherentes a su condición humana e incluso con una conciencia de orden ético natural, pero carentes de espíritu elevado. Son los agnósticos, los que actúan éticamente, pero debido a su falta de fe, de su no creencia, carecen de esa “chispa divina”, aunque el Creador, sí cree en cada uno de ellos, porque también son sus hijos.

    No son capaces de hacer el mal ni el bien, y ahora recuerdo aquello de: “tanto se preocupó durante toda su vida en no hacer el mal, que no tuvo tiempo para hacer el bien”. Terrible frase.
     Quien alberga un espíritu evolucionado, lo siente vibrar a través de la parte de su conciencia y alma, conectada con su propio espíritu. Es a través de esa conexión por donde nos trata de llegar un hálito espiritual eterno celestial o lo contrario. Los que no, son similares en todo, -menos en su misión humana-, a los animales depredadores y esta es otra elucubración que no trata de ser un insulto ni mucho menos, por la tal condición de ausencia espiritual… porque “muchos serán los llamados pero pocos los escogidosy esta posibilidad no representa, ni es una maldición, porque lo que no se desea, lo que no se anhela, pues lógicamente, no se sufre por no ser alcanzado.

    Sin embargo, el mal existe y a veces lo tenemos tan cerca que hasta podemos sufrir sus consecuencias.
    No correrán este peligro los espíritus inocuos, los que se encuentran lejos de las trincheras de esta cruel lucha que muchas veces llamamos inapropiadamente, “inhumana”, cuando es precisamente, muy “humana”.
    Porque más humanas, por lo abundantes, son las servidumbres, los egoísmos, miedos, e injusticias, añadiendo la esencia del mal, como es hacer daño profundo a otro, por hacerlo, por recrearse con el sufrimiento que causa… es el culmen del mal…es la quintaesencia del mal.
    Ni los más “excelsos” productores de la injusticia que asola al mundo, alcanzan ese nivel. Éstos actúan por su afán desmedido de poseer los bienes -de los que a todos nos debería corresponder una parte-, por su demencial avaricia, pero no se recrean, no disfrutan por el hambre que producen porque ese no es su objetivo. Si se alían ambos hálitos en un solo espíritu, pues entonces, solamente queda echar a correr lejos de ellos…
    Y no es un pensamiento marxista el que expongo, porque este es mi axioma; “a cada uno, se le otorguen según sus capacidades y a cada uno, según sus necesidades”.
    El objetivo de alcanzar como sea, ser más, por tener más, tendrá su “premio” en esta tierra. Serán seres elogiados, envidiados, perseguidos e imitados por ser famosos, por triunfadores, pero si les da tiempo en la fase terminal hacia su tránsito, si tenían tapado, o ahogado su propio espíritu, será ahora en ese crucial momento cuando traten de cambiar su vida hacia los bienes imperecederos, pero sería en su tardío y último aliento.
     …/…

     Para conseguir que este esquema funcione sin apenas rechistar, además de lo expuesto, han debido introducir en el sistema, un nuevo elemento masivo y definitivo: EL MIEDO.

    Desde el auto/atentado de las Torres Gemelas, los de Londres, París y Madrid, asistidos por el provocado colofón del terrorismo de orden religioso extremo, la inseguridad se ha instalado en el planeta. La movilidad que para los bienes financieros está permitida e incluso protegida, pero ha sido cercenada para el resto de los seres humanos.
    Una personal experiencia que hace abrir los ojos de asombro, la tenemos los que hace casi cincuenta años, iniciamos viajes internacionales en aviones de hélice con escalas en islas como las Azores para repostar, con el pasaje fuera del avión, buscando bayas y moras salvajes en las inmediaciones de los pequeños aeropuertos y las azafatas buscando a los desperdigados pasajeros cuando debían volver a despegar; no existían controles, ni puntualidad en los despegues, ni escáneres en arcos donde obligan casi a desnudarse, ni limitaciones en el equipaje, ni la actual aglomeración, ni asientos incómodos, y casi nula atención al pasaje que, como borregos enjaulados se desplazan de un continente a otro…en aquellos tiempos, he viajado en cabina portando largas flechas y cerbatanas de los indígenas amazónicos, he bebido wiski hasta alcanzar una suave y plácida borrachera, el avión casi vacío, estableciendo cálidas conversaciones con el compañero/a de asiento, etcétera. Hoy, nadie habla con nadie, ni en ese especial entorno que es el de surcar los cielos, ni en tierra; los teléfonos móviles se han encargado de ello.
     Ahora, las migraciones del llamado tercer mundo son y serán la ola, el tsunami imparable en las próximas décadas, con resultado de expandir el dolor, la precariedad, la inestabilidad y el hambre.

    Miedo; miedo a perder el bien o mal pagado trabajo, miedo a no encontrarlo, miedo a que las pequeñas y medianas empresas desaparezcan absorbidas por las multinacionales que, como buitres, otean el horizonte para deglutir esos cadáveres, que son y eran los mayores creadores de empleo.
    La robotización, el hombre/máquina, que pronto será sustituido por la máquina/hombre, ya está tocando en las puertas de la sociedad. Como dice un famoso dicho colombiano, “en la oscura noche de la selva, se oyen pisadas de animal grande”.
    Leed “Homo deus”, el libro del profeta del caos, Noah Yuval Harari o escuchadlo en tantos actos presenciales. En resumen, prevé la bien ganada desaparición de esta especie humana a no muy largo espacio de tiempo.
    Y si todo esto ocurre y cada vez será peor, ha sido producido cuando el ser humano, en su inmensa mayoría sustituyó el ser, por el tener, y por la ausencia forzada de un Ser superior al que seguir, que es un Dios de Amor, sea cual sea la religión practicada.
     Digamos por fin que este posible panorama está expuesto y pintado con brocha gruesa.

    También sé que no es un escrito desarrollado con palabras ni conceptos técnicos ni cultos, pero está expuesto de la manera más sencilla que se pueda decir.
    Creo -y no es orgullo- y menos aún, petulancia, que por lo menos daría para pensar, aunque si se buscan sus indudables fallos, se encuentran; por eso es una ELUCUBRACIÓN.
     Podría añadir un concepto sustentado por muchos pensadores y es que actualmente los que en la historia han gobernado el planeta son los seres con vibraciones más bajas, los peores y eso es tan cierto que no resiste el más somero análisis basado en la evidencia.

    Aludiendo a la escritora Karina Saínz, copio:
    Si entendemos a Ciorán en su concepción de que el poder es el mal, su vigencia resulta clarísima, aún 25 años después
     Finalmente: No creo que vengamos a este mundo por casualidad ni en cualquier lugar y entorno, sino cuándo y dónde nos debía tocar a cada uno.

    La casualidad, no existe. Es el “guiño” que el Creador nos hace para que sepamos de su existencia, y reaccionaremos, o esta sociedad humana tendrá su merecida extinción por el “éxito” de sus clases dirigentes, ya relatado.

    No hemos sido creados por un ser mítico, como Cronos, -derivado en la cultura romana en Saturno-, que devoraba a sus hijos. Hemos sido creados para evolucionar en esta experiencia de vida y los que involucionan, sirven al resto como espejo para no imitarlos.
     Descarto a los seres que albergan cerebros dañados por cualquier enfermedad genética o adquirida. En ellos, no reside el mal, aunque lo produzcan, pero sin voluntad para ello.

     Finalmente, todos somos necesarios en la obra del Creador, pero podría desaparecer toda una raza en cualquier parte del Cosmos, si avanza hacia su propia autodestrucción.

     Pero el mal, jamás triunfará en todos los confines del infinito Cosmos.

  • Jorge Eduardo Ortega

    Religión = Control (Que ninguna oveja salga del redil) ¿Porque rayos un Jesús crusificado? Tiene una carga sicológica subliminal que dice, si te metes de redentor te pasa lo mismo. LA divinidad es eterna y perenne, la vida es solo un abrir y cerrar de ojos, la vida solo una muda de ropa. El espíritu es eterno y punto de conexión con Dios. El ángel de la guarda tu guía espiritual o tu mentor, un ser de otro mundo que esta aquí para ayudarte en la evolución de tu espíritu. Tu eres un ser multidimensional, tienes un cuerpo físico, un cuerpo astral, un cuerpo espiritual, un cuerpo emocional, tu órgano mas importante no es tu cerebro, es el corazón.

    Espiritualidad = Libertad de mente y corazón, es hacer el bien solo por convicción, es desarrollar el potencial de la glándula pituitaria y glándula pinial, es la conexión Hombre=Divinidad. Busca la verdad y la verdad te hará libre

  • Pedro Luna

    Considero que la Religión es el vinculo a la espirituaidad, debido a que el concepto de religión es: un sistema de creencias y costumbres; de esta manera como puedes transcender a la espiritualidad si no tienes creencias y la cotumbre de buscar en ti mismo.

    Yo mismo, he iniciado el cristianismo, para aprender a estudiar la palabra de Dios que esta escrita en un libro “La Sagrada Biblia”, creo que seria lo ideal, que solos encontraramos el camino y fueramos salvos, pero necesitamos de un vinculo, para pasterior a esto nosotros mismos elegir el camino, y trascender de la religion a la espiritualidad.

    Estoy de acuerdo que no es lo mismo, pero es parte del ser Humano, por que no hay uno solo que pueda decir que ha trascendido espiritulmente y no sigue la palabra de Dios, para mi Dios es la Religion Verdadera, es decir, Dios es nuestras Costubres, en nuestros Habitos y cada momento de la vida, de esta manera el espiritu se revelara gracias a nuestra cosntancia en Dios, por que el ya existe desde el principio de los tiempos, nosotros solo somos un vehiculo para que de seguir el mandato divino regrese el espiritu a donde pertenece.

  • Carmen

    Estoy sorprendida.

    Ahora en Atrio una cuestión recurrente es el Papa actual si, o el Papa actual no . Bueno, esto último como que solamente una o dos personas. Traducido en una guerra intraeclesial que de momento está en barbecho por lo del coronavirus. Luego la religión gana por goleada.

    Parece otro blog.

     

  • En la religión no es una son cientos

    La espiritualidad solo es una

  • pauipablo

    Este texto esta basado en otro del religiosos

    jesuita Pierre Teilhard de Chardin 1881-1955) que busco la equidistancia entre ortodoxia religiosa y ciencia. Fue ignorado por ambas concepciones.

  • Fico Sánchez Peral

    ¡Qué bueno Oscar, pero qué bueno! (Me encantaría tener una buena colección de tangos, tienen pensamientos lúcidos para todo; tengo que buscar alguna en Internet, ¿sabes algún lugar adecuado?).
     
    Es la vida, amigo, es la vida.
     
    Permíteme, querido amigo, que para no repetirme, te remita al comentario que acabo de colgar en el post de:  “Lo viejo agoniza y a lo nuevo le cuesta nacer”. Las malas noticias -aunque acaben bien- mejor darlas solo una vez.
     
    Un abrazo. Fico.

  • oscar varela

    Hola fico!
     
    De Gardel y Le Pera
    (Te lo dedico – ¡¡¡ja ja ja!!!)
     
    Volvió una noche, no lo esperaba,
    había en su rostro tanta ansiedad
    que tuve pena de recordarle
    lo que he sufrido con su impiedad.
    Me dijo humilde: “Si me perdonas,
    el tiempo viejo otra vez vendrá.
    La primavera es nuestra vida,
    verás que todo nos sonreirá”

    Mentira, mentira, yo quise decirle,
    las horas que pasan ya no vuelven más.
    Y así mi cariño al tuyo enlazado
    es sólo una mueca del viejo pasado
    que ya no se puede resucitar.
    Callé mi amargura y tuve piedad.
    Sus ojos azules, muy grandes se abrieron,
    mi pena inaudita pronto comprendieron
    y con una mueca de varón vencida
    me dijo: “Es la vida”. Y no lo vi más.

    Volvió esa noche, nunca la olvido,
    con la mirada triste y sin luz.
    Y tuve miedo de aquel espectro
    que fue locura en mi juventud.
    Se fue en silencio, sin un reproche,
    busqué un espejo y me quise mirar.
    Había en mi frente tantos inviernos
    que también fico tuvo piedad.
    ············
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Fico Sánchez Peral

    ¿Diferencias entre religión y espiritualidad?
     
    Pues, depende de “asejun y cómo”. Porque, como dice Oscar, “de noche todos los gatos son pardos” y cualquiera sabe a lo que se refiere, no el pueblo de Atrio, sino el de misa dominical, el pueblo fiel, el de la Romería del Rocio, el de los que se pegan en avalancha por saltar la tapia para ser los primeros en izar y zarandear una imagen de escayola (y oro) de su Virgen preferida… Y no dudo que eso sea manifestación de alguna primera forma –algún atisbo- de fe, que no calificaré por consideración a quienes están aún (y todo parece apuntar a que: ¡y ahí se quedan!) en esa etapa de religiosidad inicial… Pero esa –creo yo-, y otras más ordenadas pero no mucho más sutiles, son las formas de religión a que se refiere el texto sometido a reflexión, mediante comparación con la espiritualidad.
     
    Con muchas de las diferencias expuestas –no con todas- puedo estar más o menos de acuerdo y ya las habéis ido matizando, pero sobre todo, suenan -sin precisar demasiado los conceptos de religión y espiritualidad- a lo que sucede aquí con la religión, o ha lo que ha promovido y consentido con ella la ICAR.
     
    Y ahora que reaparezco tras el verano (para mí agitadito), no quisiera que parezca que pretendo arrimar el ascua a una sardina vieja y ya manoseada, pero: ¿no será a las diferencias entre los progresivos sentidos de: docilidad, obediencia, perenne adolescencia, superficialidad, trampa, engaño, manipulación, sometimiento, atrofia…, en que la ICAR ha convertido la práctica religiosa para millones de fieles, una vez convertida en fin en sí misma; comparadas con los de reflexión, desarrollo personal adulto y autónomo, profundización en el conocimiento de uno mismo y en el análisis crítico de las creencias religiosas, búsqueda de la trascendencia de uno mismo y de la religión que lleva a la espiritualidad que, a su vez, lleva a la fe…?
     
    ¡Claro que por la religión también se puede llegar a Dios! Difícil lo veo, pero no niego tal posibilidad. Pero en la práctica, a lo que lleva mayoritariamente es a la atrofia religiosa, humana y hasta intelectual, y para comprobarlo bastaría con hacer una pequeña encuesta a la salida de cualquier misa, precisamente por renunciar a la reflexión y a la búsqueda en favor de la obediencia, del rito, del dogma, del sacramento y de cualquier pretexto que sirva para que el fiel haga lo que le dicen y no se pregunte lo que piensa él; con lo cual lo que se siembra es superficialidad e infantilismo religioso.
     
    Puede que la lista de diferencias expuesta no sea muy sutil, pero me parece que apunta, y con bastante realismo, a mucho de todo esto que tanto hemos hablado en Atrio. No hace mucho –ahora no recuerdo en qué post- alguien planteaba que es típico de la deformación religiosa creada por la desconfianza de la ICAR, hacia toda fuente de información que no sea la suya propia, creer que cuanto más se piensa menos se cree (por aquello del riesgo que se corre de deformarnos con informaciones inadecuadas…), lo que suele producir, como resultado, que cuanto más se cree menos se lea y menos se piense (para no contaminarse). Y, al final “todos calvos”, por no decir idiotas. A eso, me parece a mí, apuntan muchas de las diferencias planteadas en el texto anónimo presentado en el post.
     
    Otra cosa muy distinta sería si la religión, en lugar de como fin en si misma (porque aunque se diga otra cosa, en la práctica: ¡eso es!), se predicara como punto de partida y etapa de iniciación a ser trascendida, con la idea de hacer profundizar al hombre en el conocimiento de sí mismo y que, trascendiéndose, se encontrara con el Dios que le habla desde lo más hondo de sí…
     
    Y…, vaya usted a saber lo que de ahí pueda salir.
     
    Saludos. Fico.

  • oscar varela

    Hola!
     
    De noche todos los gatos son pardos
     
    Acepto el término “espiritualidad”; habiendo hecha la salvedad anterior.
    ············
    El Anónimo Autor utiliza una dialéctica de oposición.
    Es una dialéctica que pega enseguida –como “la gotita” de poxipol.
     
    Pero tiene el inconveniente –que se cae en la cuenta “después”-;
    y es que para des-pegar, hay que romper;
    no permite la “fluencia” y “en-tramado” de los elementos.
     
    Hay, sin embargo, al menos catorce categorías de “dialéctica” entre diferentes elementos:
    [cfr. Las teorías de Conjuntos en matemáticas; y mucho más en la sociología]
    ···················
    Además de la “dialéctica”, el Post es “fraseológico”.
    ¿Qué es una “frase”, no?
     
    La frase es la “célula” del decir.
    La frase se compone de palabras-piezas que componen la máquina de la frase.
    Las palabras aisladas no tienen significado propio (son equívocas);
    Sólo se cargan de significación cuando la referimos al conjunto de la frase,
    Cuando actúa dentro del contorno verbal que es la frase.
     
    La frase, a su vez, suele ser equívoca –base de sentidos diversos-;
    No tiene, de verdad, “un” sentido.
    Necesita ser referida  al “resto” del Texto, del Pensamiento que piensa su Autor.
     
    Comprendo que hay Épocas en que para no ahogarse-asfixiado
    El ser humano recurra a respirar compulsivamente estos balones de oxígeno que son las frases.
    Son Épocas en que el Pensamiento se hubo obnubilado;
    Épocas de Miedo, de Supersticiones, de Servilismos, de Burguesías;
    De “ande yo caliente, ríase la gente”.
    ···········
    Bueno, ya que estoy acá diría mi comprensión de la “espiritualidad”;
    Se compone de dos “datos” ingredientes en-tramados:
    (“dados”, sí o sí, con que cuenta todo ser humano en este mundo)
     
    1º) Deber de estado (el Mundo vive en mí / lo que el Mundo me pone)
     
    2º) Auto-estima (Yo vivo en el Mundo / lo que pongo en el Mundo)
    ··············
    Las Religiones (y todo) emergen de ese “trato de seriedad”, e.d., no-banal
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Julián Leirbag

    Re-ligare, o sea, religión, es todo lo que el hombre hace en presencia de Dios, también en su ausencia, y si hay algo que no se hace “fuera” de Dios diría que es justamente lo contrario, pero como ya el término presencia y ausencia está cargado de matices, por haber y por habido, según la ´”religión con dogmas, cultos, ritos”, etc. casi preestablecidos, entonces valdría la pena aclarar de qué modo lo negativo de una práctica religiosa llevaría casi indefectiblemente a negarla y luego en su lugar poner las  “liberaciones” que existen si no se practica la religión, como hace suponer las tesis.

    Yo, personalmente, no veo la dicotomía entre religión y espiritualidad, como demás acentúa el artículo a no ser que nunca se haya vivido en la propia religión oficial que se practica dichas realidades que corresponden a la espiritualidad. Una religión que no nos libera de todas las ataduras no es religión.

    Religión sin espiritualidad no merecería llamarse religión sino magia, o cualquier otro concepto apropiado. La religión nos libera de ser esclavos y pendientes de la religión, es decir, indefectiblemente somos transportados por los caminos de la espiritualidad que la religión no puede por sí misma determinar por ritos, cultos, dogmas, doctrinas, etc.

     La espiritualidad religiosa, sin embargo, no se equipara con la espiritualidad humana aunque no son dos realidades separadas, eso creo, sino dos caminos diferentes de vivir el camino del espíritu.

     ¿Y qué espíritu hay en la religión y en la espiritualidad humana? ¿Qué espiritualidad si no somos iguales en todo como quieren hacernos creer en algunos sitios religiosos?

    Es de ver que dentro del cristianismo existen diversas espiritualidades, por ejemplo la ignaciana, carmelitana, “carismatica” (de la renocación)etc. y en muy escasos elementos convergen si se los mira desde la óptica puramente humana.

    Si quien haya escrito las antinomias religión versus espiritualidad se tomara el tiempo en leer dos o más libros de espiritualidad, de cada una de estas que digo, tal vez no sería tan “separatista” en sus dichos y conclusiones injustificadas.

    En realidad lo que más se habla en la religión cristiana es sobre la espiritualidad humana aunque jamás separada de la espiritualidad religiosa. Se debería hacer estudios comparativos entre ambas realidades, en cada obra, por ejemplo la de Tony de Mello, Thomas Merton, etc. para comenzar, y ahí se puede constatar un poco de mis posiciones. 

  • ana rodrigo

     

    La verdad es que este post me sorprendió desde el primer día y me ha costado bastante destriparlo un poco. Por un lado esta dicotomía que en ocasiones se convierte en antagonismo, en otras en complemento, en otras en divergencia…, en fin ni todo es verdad ni todo mentira, aunque hay de lo uno y de lo otro.
     

    El diccionario a la hora de definir “espiritualidad” nos remite por un lado  a “espíritu”, por lo que la actividad espiritual sería todo lo que ocurre en nuestro mundo  interior, diferente a lo material, ya sea negativo como positivo: odiar o amar, pensar, investigar, etc.
     
     
     También el diccionario nos remite al hecho religioso y efectivamente, la religión es una cuestión estrictamente espiritual. De ahí que casi siempre el concepto espiritualidad vaya asociado a la religión. Y esto ha sido un grave error pues se podría deducir que la persona que no es religiosa no puede disfrutar de aquellos aspectos positivos que solemos adjudicar a la espiritualidad. Nada más lejos de la realidad.
     
    Lo mismo ocurre con la religión. Qué duda cabe que al tallar un diamante en bruto se puede destrozar o se puede sacar una magnífica joya, lo mismo ocurre con la religión respecto a la espiritualidad, en ocasiones la religión ha hecho mucho daño al desarrollo pleno del ser humano y en ocasiones ha producido auténticos super seres humanos. Habrá que ser selectivos, cuidadosos, y siempre ojo avizor a los riesgos, tanto de los espiritualismos como de las religiones.

  • Javier Renobales Scheifler

    Querida Carmen

    Las personas de a pie le dais oxígeno ¿al fuego de la ICAR? Prefiero estar fuera de la ICAR, para tratar de no darle oxígeno al fuego que reparte por España desde hace siglos.
     
    En cuanto a la globalización, creo que habría que potenciar la desaparición de los Estados, de forma que no hubiera más español ni francés ni keniata ni sudafricano… Ni judío ni griego, dice el NT. Eso sería globalizar ¿no?
     
    Pero la ICAR no se va a dejar quitar su Estado Vaticano así como así ¿no crees?
     
    La religión católica no parece pretender la desaparición de los Estados en ninguna parte de la Tierra. Si desaparecieran no habría inmigrantes, pues todos seríamos terráqueos, y con esa conciencia yo no preferiría que gane Nadal antes que Federer o Murray o incluso que Del Potro. Y los 6.700 millones del planeta tendríamos Seguridad Social (¡glub!)
     
     Los católicos son todos muy hermanos, sí, pero en el Señor. En la Tierra unos somos ciudadanos de Estados ricos y los más lo son de Estados pobres o pobrísimos. No es justo, pero que lo cambien si pueden los que les interese.

    Saludos cordiales

  • Carmen (Almendralejo)

    Querido Javier… Pero a la vez las personas de apié, le damos oxígeno a ese fuego, con ciertas posturas y con ciertos tintes que particularmente me parecen más primitivo que avanzado.
    Queremos un mundo global y a la ve nos vamos dividiendo en corralitos, con nombre y banderas, con apellidos o con Rh que nos diga que somos los verdaderos.
    Recoger nuestra culturas es bueno y provechoso, pero me recuerda mucho lo que se escucha en ciertos lugares y foros, como tú bien dices por una parte a esa religón del palio y del dictador bajo él.

    Sin embargo, no podemos caer en lo mismo que denunciamos, ningún pueblo es el elegido de nada y de nadie, ni peor y mejor, más guapos y más altos en saberes.
    Creo que de ambas parte hay algo que chirría, y que me hace dudar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Lo que dice Carmen me hace pensar que:

    ·        la religión es para practicar el poder, para la política que sirve a los poderosos (el trono y el altar, que hoy continúa, y aumentando).

    ·        la espiritualidad es para practicar el amor, el mensaje de Jesús.

    Carmen, me temo que, al menos en España, la ICAR está españolizada hace mucho, desde sus orígenes o así; según el alto funcionario vaticano Cardenal Jefe de la Sagrada Congregación de culto divino, o como se llame, ‘si España dejara de ser católica, dejaría de ser España’

    http://www.publico.es/194891/espana

    A eso ha servido el catolicismo, la religión católica. Y a eso seguirá sirviendo, visto lo visto. Munilla y Mario Iceta son delegados políticos del Jefe del Estado Vaticano y del Comisario jefe Rouco en España.
    Muchos católicos los consideran Obispos, y con eso les hacen el juego a los nacionalcatólicos, pero así es la política: se sirve de la religión católica como le da la gana.

  • Carmen (Almendralejo)

    El texto en Euquera me recuerda, al que un día fue mi cuñado, este buen hombre, se sentaba en mi mesa como invitado.
    Los día que estaba de vacaciones fuera de Cataluña, en la Extremadura,  era algo peculiar que acababamos pidiendo que hablase de manera que toda la familia supiesemos que decían… ¿…?
    A lo cual, y en muchas ocasiones contestaba que los ingleses vienen a España y hablan su idiomas ¡Por qué no ellos!

    Claro está, que lo evidente, es lo evidente, quien va de invitado por lo menos debe tener la educación de ser cortés y hacerse escuchar en aqulla lengua que él como tod*s l*s demás hablabamos, incluida su mujer Extremeña de pura cepa.
    Si estás en tu casa y hablas en tu lengua, estupendo, si te diriges a uno, se lo mandas a él…
    Creo que nos pasamos veinte pueblo con las cagaditas, que no parecemos a los políticos con aquello de poner el mojón oficial con su nombre.
    Y a la vez creo que es de ira para atrás con todo eso de Yo, mi casa, mi pueblo, mi fe, mi religión, mi lengua, yo,yo,yo…

    Y que conste que estoy de acuerdo que deberiamos aprender en ese territoio todas y cada una de nuestras lenguas antes de la que son de fuera de él.
    Pero lo cortés no quita la valentía, haber si al final vamos a dar la razón a Munilla, con esto de que están españolizando a la iglesia.

    ¡Vaya! pluralidad y ecumenismo, cristianismo y mierda de fe.

  • M. Luisa

    Entiendo que la religión es para los dormidos en la medida que se dejan llevar por lo religioso, es decir, por lo que constituye el contenido de esta realidad espiritual que llamamos religión. Por eso hablé antes de lo real y lo irreal. Poque es en el contenido donde la irrealidad se inserta. Sin embargo este impas o impasibilidad es en cierta medida necesario para forjar la realidad de lo religioso y no quedar así la religión en el vacio.
     
    Ahora bien, el estar despiertos en este proceso es muy importante porque significa el estar abierto del ser humano   a su propia realidad (interioridad,PATUEL) espiritualidad.

  • Sergio Zalba

    Algunos de los binomios me gustaron mucho, otros poco, y otros me parecieron desafortunados y hasta agresivos.  (Ej; La religión es para los dormidos. * La espiritualidad es para los despiertos).
     
    Todo dependende, en definitiva, de qué se entienda por ‘espiritualidad’. No veo nada de malo, todo lo contrario, en que la encarnadura humana exprese su espiritualidad en formas religiosas comunitarias y colectivas. Y ello no significa, necesariamente, una masificasión despersonalizante.
     
    En fin, me parece que el asunto es más complejo que blanco y negro.
     

  • Gabriel Sánchez

    En primer lugar saludar a la entrañable Teresa, una maravillosa mujer…Bueno, se lleva bien con Joxema …jajaja…

      En serio, voy a decir que una espiritualidad que razona, no me parece…La Espíritualidad, es otra forma de conocimiento que podra complementarse con el razonamiento (razòn logica), que hoy en día debido a las nuevas teorias cientificas esta bastante devaluada…Porque los axiomas (como diriamos hablando teólogicamente el dogma de las matematicas), ya se relativiza…
    Luego, existe muchas espíritualidades también, como no…por ejemplo, la espìritualidad de lo comunitario…Algunos vivimos nuestra espíritualidad desde esa vivencia que llamamos Trinitaria…

    http://2006.atrio.org/?p=1071

    Un abrazo Gabriel

  • Jaume PATUEL

    Me han gustado las reflexioones. Con todo, siempre hay que matizar. Para mi, prefiero -en estos moe ntos- en lugar de espiritualidad, hablar de interioridad.  Es cierto por otra parte, que es cuestión de lenguaje. 
    La religión si es sistema de creencias, aliena
    La espiritualidad está libre de sistemas, pero no de expresiones, las cuales ayudan a la liberación.
    Buen curso 

  • M. Luisa

    Esplendidas reflexiones que también pueden resumirse en la siguiente: El ser humano  para alcanzar o llegar a lo real ha de pasar inexorablemtne por lo irreal.

  • Sarrionandia

    El escrito de Tomás (amigo o pariente de Joxe) es un tu a tu dirigido a Joxe que nada se pierde si no se traduce para los legos en euskera. Lo de idioma oficial es un chiste a lo bruto como buen basko.

  • ESPLENDIDO ESCRITO, gracias a quien corresponda, ademas de a ATRIO.

  • ana rodrigo

    Josune, me alegro volver a verte por estos lares, me dejaste buen sabor en tus pocas intervenciones anteriores yespero poder leerte con más frecuencia. Un abrazo cordial.

  • ana rodrigo

    Tomás Sarasola, me parece bien que hables tu idioma, pero si la mayoría no te entendemos ¿para qué sirve tu comentario? El lenguaje es para comunicarse un emisor con un recpetor, allá tú si quieres hablar solo.
    Anda que…, venir aquí con lo de si es un idioma oficial… como si esto fuese el Parlamento. Vamos a dejarlo aquí…

  • Kaláa

    Y para mi  también   Mª  Pilar .
    Pero al menos nos enteramos de un poquito, mientras Tomás  se lo piensa, si de verdad nos quiere hacer participes de algo o de nada.
    Saludos.

  • mªpilar garcía

    ¡Gracias! Kaláa!  la traducción, es casi incomprensible…  para mí.
    mª pilar

  • Josune

    Me parece un post certero. Se podrían añadir incluso más diferencias entre religiosidad y espiritualidad.  Como apunta Bonifacio, la religión tiene como misión llevar a la espiritualidad, es su gran papel, pero pienso que cuando se llega a ella, hasta la religión hay que trascender y relativizar.
     
    Para Tomás Sarasola, está bien que hables tu propia lengua (que yo hablo), pero muchos no la entienden, de ti depende eligir hablar por hablar, o hablar para ser escuchado. En ese caso eres tú quien tiene que hablar el idioma que otros entienden.
     
    Saludos a todos.

  • mªpilar garcía

    Tomas, aceptado;  y ahora, para la mayoría que no hablamos tu idioma…
    ¿Por favor, nos lo podías traducir?
    Creo que en esta “casa” pocos hablan Euskara, entonces, se pierde el sentido de “compartir”.
    mª pilar

  • Bonifacio

    RELIGIOSOS, MILES DE MILLONES, ILUMINADOS, POCOS … CONOCIDOS.  Si bien comparto algunas de estas reflexiones sobre la diferencia entre Religión y Espiritualidad, muchas otras son afirmaciones infundadas irracionales y descabelladas. No olvidemos que la Huamanidad, pese a los graves males de las religiones,  ha mejorado mucho gracias a sus enseñanzas, a sus preceptos. Sin la religión la Humanaidad tal vez no habría sobrevivido, y en todo caso responde a una necesidad colectiva que busca el bien de la humanidad, la divinidad del hombre.  Mientras sea tan escasa la esperitualidad de los hombres, no renunciemos a la religión colectiva.  La religión, al menos, nos recuerda, precisamente, la espiritualidad del hombre.

  • Kaláa

     
    http://erdaratu.eu/index.es.html
    De nada….. Es lo que he podido encontrar.
    Saludos.

  • Tomas Sarasola Arregi

    Joxe Arregi anaiari. Gaur jakin diat frantziskotar ordena utzi duala. Espero izatekoa huen hori, baina hala ere benetako atsekabea sentitu diat. Kaliza garratzetik edatera behartu haute, ez ditek beste biderik laga. Egia esan, ez nikek egon nahi hori egitera behartu hautenen  larruan. Dena den, Jesusek barkazioa eskatu zian zer egiten zuten ez zekitenentzat.
    Asisko Frantzisko  biluzik geratu huen soineko jantziak erantzi eta hauek Bernardoneren oinetan utzita, esanez, Aita zerukoa eguratseko txoriak elikatzeaz eta zelaiko loreak janzteaz arduratzen bada, ez zeukat nik zertan beldur izanik. Alegia, aske izan nahi izan zian Frantziskok txorien antzera. Hik ere, ezin bestean, hire habtitua ordenaren oinetan utzi duk. Ordena utzi duk, noski, baina ez seguru aski hire frantziskotar izatea, eta hori duk inportantea. Beste zilbor-heste bat eten duk askeago izateko. Espero diat, Leonardo Boff miresgarriaren antzera, trintxeraz aldatze hutsa izango dela hirea ere, orain arteko bideari eta borroka berari leialtasunez eusteko. Animo, Joxe, eta eutsi goiari!
    P.D. Espero acepten ete texto en euskara, puesto que es uno de los idiomas oficiales del estado.

  • MARISA-EL-TALLER

    La espiritualidad, desvanece barreras.
    Abre amaneceres,amplia la vision del ser en Di*s.

  • Asun

    La religión es un constructo humano bien delimitado. Se adoctrina.

    La espiritualidad nos viene dada libre de formas, en un despertar continuo a lo que somos.
     

  • Carmen (Almendralejo)

    La religión se alimentas de rastras para sacar del pozo normas y normas…
    La espiritualidad, solo conoce el alimentos de la poesía, ellas es toda oda…

    La religión pone san benitos, te atormentas con en el fuego…
    La espiritualidad inflama en tu alma ese fuego interior que te pone alas

    La religión si hace interrogacione, si niegas te pasan por la picota
    La espiritualidad es la resurreción de todas las dudas…

    La religión solo sabe de sacramentos…
    La espiritualidad no hace sobre ninguna verdad juramentos

  • Es asi tan maravilloso ser espiritual inclusive hasta teniendo una religion.
    Gracias

Deja un comentario