Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5040 Artículos. - 80809 Comentarios.

Una decisión moral que provoca excomunión

Acabo de leer este texto que publica  The New York Times y me he rebelado interiormente.  Lo he traducido rápidamente y lo envío para que se difunda y comente en ATRIO. ¿Podremos al menos influir en que se rectifique este error de un distante obispo y se restablezca el honor cristiano a la hermana Margaret McBride y a todo el hospital de Arizona, donde ella era alta ejecutiva y estaba considerada como una santa?

La elección de la hermana Margaret

Por Nicholas D. Kristoff.  The New York Times, 27 de Mayo, 2010. Visible en su edición digital.

Finalmente tenemos un caso en que la jerarquía de la Iglesia Católica Romana está respondiendo de manera decidida y expedita ante alegatos de conductas erróneas.

Pero el objetivo no es un sacerdote pederasta. Más bien es una monja que ayudó a salvar la vida de una mujer. Doctores la describen como santa.

La excomunión de la hermana Margaret McBride en Phoenix subraya todo lo que para mí se siente como moralmente obtuso respecto de la jerarquía eclesial. Espero que una protesta pública pueda rectificar esta parodia.

La hermana Margaret era una administradora principal del Hospital de San José, en Phoenix. Una mujer de 27 años de edad, madre de cuatro hijos, llegó al final del año pasado, en su tercer mes de embarazo. De acuerdo con reportes de los noticieros locales, registros del hospital y algunos de los miembros de su personal, la madre sufría de una seria complicación conocida como hipertensión pulmonar. Eso creaba una alta posibilidad de que la tensión de continuar el embarazo la habría matado.

“En este trágico caso, el tratamiento necesario para salvar la vida de la madre requirió terminar un embarazo de 11 semanas”  afirmó el hospital en una declaración. “Esta decisión se tomó después de consultar con la paciente, su familia, sus médicos, y en consulta con el Comité de Ética”.

La hermana Margaret era parte de ese Comité. Ella se negó a discutir el episodio conmigo, pero el obispo de Phoenix, Thomas Olmsted, decidió que la hermana Margaret estaba “automáticamente excomulgada” porque había asentido en un aborto.

“La vida de la madre no puede ser preferida sobre la del niño”, explicó la oficina de comunicación del obispado en una declaración.

Déjennos hacer notar que la jerarquía de la Iglesia Católica suspende a sacerdotes que abusan sexualmente de menores y en algunos casos los ha destituido, pero normalmente no los excomulga, de manera que permanecen con capacidad de recibir los sacramentos.

Desde su excomunión, la hermana Margaret ha abandonado a su puesto como vicepresidenta y ya no aparece en la lista de los ejecutivos del hospital en su página Web. El hospital me dijo que ella renunció “a petición del obispo” pero que sigue trabajando en algún otro lado del hospital.

Supe de la hermana Margaret por un conocido que es médico en el hospital. Después de lo que le ocurrió a la hermana Margaret, él no se atreve a ser identificado, pero envió un correo electrónico a sus amistades, lamentando la excomunión de “una monja santa”.

“Ella es una mujer espiritual amable, de voz suave, preocupada y humilde, cuyo lugar en el Cielo le fue reservado desde hace muchos años” escribió en el mensaje de correo. “La idea de que ella pueda ser excomulgada después de décadas de servicio a la Iglesia y a la humanidad, literalmente me hace sentir náuseas”.

“Verdaderos cristianos, como la hermana Margaret, comprenden que la vida real está llena de decisiones morales difíciles, y oran porque tomen la decisión correcta en el contexto de las enseñanzas de Cristo. Sólo un grupo de hombres lejanos, mimados en túnicas doradas en un balcón muy por encima del resto de nosotros podría negar estos dilemas”.

Una declaración de la oficina del obispo no negó que la vida de la madre estuviera en peligro – aunque sí hizo notar que ningún pronóstico médico es 100% cierto- La implicación es que la Iglesia habría preferido que el hospital dejara a la naturaleza seguir su curso.

La jerarquía de la Iglesia Católica tiene derecho a sostener sus puntos de vista. Pero el episodio refuerza la impresión de los líderes eclesiales como rígidos, dogmáticos, fuera de contacto con la realidad – y muy suspicaces contra las religiosas estadounidenses de pensamiento independiente.

La hermana Margaret hizo una elección difícil en una emergencia, salvó una vida, y después fue castigada y humillada por un relámpago de un obispo que pasó 16 años viviendo en Roma, y que ha dedicado mucho menos tiempo que la hermana Margaret a servir a los oprimidos. Comparen las dos biografías, y la hermana Margaret se parece mucho más a Jesús que lo que parece el obispo.

“Todos los que conozco consideran a la hermana Margaret como la conciencia moral del hospital” escribió en una carta al editor de The Arizona Republic el Doctor John Garvie, jefe de gastroenterología en el Hospital de San José. “Ella trabaja incansable y desinteresadamente como la campeona y ejemplo viviente del cuidado apropiado y compasivo por el enfermos y moribundos”.

El Doctor Garvie después me dijo en un correo electrónico que “santa” era la palabra correcta para la hermana Margaret y añadió “la hermana era la “encarnación viviente” de Dios en nuestro edificio. Ella siempre se aseguró de que entendiéramos que estamos aquí para ayudar a los menos afortunados. Realmente no tenemos a quien pueda ocupar su lugar”

Yo he escrito muchas veces sobre el abismo que existe entre los líderes de la Iglesia Católica en las alturas, y las monjas, sacerdotes y laicos que con frecuencia viven el Sermón de la Montaña a nivel de base. Ellas y ellos representan la gran alma de la Iglesia, que no se trata de ornamentaciones sino de desinterés.

Cuando una jerarquía de hombres, en su mayoría envejecidos, se abalanza a excomulgar a una respetada monja que sólo estaba tratando de salvar la vida de una madre, la Iglesia me parece tan fuera de contacto con la realidad como lo fue en los días crueles y libertinos de los Borgia en el Renacimiento.

29 comentarios

  • h.cadarso

      Los hay que se apuntan a todos los follones cuando se trata de defender los postulados de la derechona más rancia y oscurantista. Empieza a resultarme divertido que ya se trate del abordaje del barco que iba a Gaza por parte del ejército israelí, ya se trate de marxismo y de la caída del muro de Berlín, ya se trate de las comunidades de base, o de la Memoria histórica,  o de los tesoros artísticos del Vaticano, o de la burbuja financiera,  o en este caso del aborto, o de cualquier otra cosa, siempre sale a la lid la misma pluma, la misma tizona, el mismo campeón de la ortodoxia a defender los derechos del inmovilismo y el “aquí me dejó mi padre, aquí me encontrará mi abuelo”, y a hacer ascos de la estupidez y estrechez mental de los que piensan diferente.
      Miguel González, dicen que  el gobierno, teniendo en cuenta que Manuel Azaña fue alumno de los agustinos en El Escorial,  va a traer sus restos para enterrarlos junto a los reyes de España en dicho monasterio… ¿Qué te parece?

  • Santiago

    Rodrigo,   gracias por tu comentario y por la informacion sobre la Didaje…
    Por supuesto que hay abortos no provocados, sino espontaneos….Quizas no lo aclare bien en el comentario…pero lo que yo queria recalcar que la ilicitud consistia en la interrupcion voluntaria de la gestacion…El que existan abortos espontaneos -ya sea por malformacion del huevo, por disolucion del gameto, o por alguna otra condicion hormonal- NO justifica la interrupcion voluntaria de la vida…como yo decia, privandole a ese ser en comienzo de la  UNICA oportunidad del privilegio de la vida humana..del derecho a llegar a vivir la misma vida que nos fue concedida, como un regalo, a nosotros los que estamos aqui en el tiempo…COMO tampoco justifica la eutanasia el hecho que exista la muerte natural, sin la provocacion directa de nuestra intervencion en ella…
    En cuanto a la Didaje, el hecho que no este en el Canon, por supuesto, no le quita su  valor historico…ya que como los exegetas han dicho que lo mas probable es que se remonte al primer siglo…de cierta manera recoge el pensamiento que entronca con el mismo pensamiento de los apostoles…que es el de Cristo
    Ademas desde el Antiguo Testamento la vida humana se considera un don sagrado del que no se puede disponer a nuestro ARBITRIO humano….Y asi desde “el principio” la  praxis de la iglesia condeno el aborto como contrario a la ley natural y divina..TERTULIANO afirma “que es un homicidio anticipado el impedir el nacimiento, POCO IMPORTA que se suprima la vida ya nacida o que se la haga desaparecer al nacer. ES UN SER HUMANO el que esta EN CAMINO DE SERLO” (Tertuliano, Apologeticum IX,8)  A LO LARGO de toda la historia de la iglesia, los Padres de la Iglesia, sus Pastores, sus Doctores han ensenado la misma doctrina, sin que las diversas opiniones acerca del momento de la infusion del alama espiritual hayan SUSCITADO duda alguna sobre la ilegitimidad e ilicitud del aborto provocado…Aunque se distinguia en la Edad Media, de acuerdo a alguna opinion moral, sobre la especie del pecado y la gravedad de las sanciones penales, nunca se nego entonces que el aborto provocado, incluso en los PRIMEROS DIAS , fuera objetivamente una falta grave..Y asi en el primer Concilio de MAGUNCIA (Alemania) en el 847 se reafirmaba las penas decretadas por concilios anteriores contra el aborto y determina que fuera impuesta una pena MAS RIGUROSA  “a las mujeres que provoquen la eliminacion del fruto concebido en su seno” (Canon 21)
    El Decreto de Graciano refiere estas palabras del Papa Esteban V: “Es homicida quien hace perecer, por medio del aborto, lo que habia sido concebido” (Graciano-Concordantia Discordantium Canonum, c.20)..En la epoca del Renacimiento, el Papa Sixto V condena el aborto con la mayor severidad…En nuestros dias tambien expresan su condenacion Pio XI, Pio XII, Pablo VI..El Concilio Vaticano II dice: ” La vida humana desde SU CONCEPCION debe ser salvaguardada con el MAXIMO CUIDADO; tanto el aborto provocado como el infanticidio son crimines abominables” ( Conc Vatic II, Gaudium et Spes c. 1.n 51)  un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Miguel González

    Curioso cómo según el hecho que defiendan, valoren o ataquen dejan la decisión en manos de unos o de otros. Si hablan de la pena de muerte, por ejemplo, la responsabilidad es de toda la sociedad que debe responder como un solo hombre en contra de tamaña monstruosidad. Ahora bien, cuando se trata del aborto, entonces ya, quien tiene que decidir es la madre. No hace falta comparar nada: ya es suficiente monstruosidad acabar con la vida de un ser humano de manera cobarde como para compararlo con otra salvajada. Es la aporía de la justificación de la barbarie: como no hay argumentos, sólo les queda aducir que otros, a lo peor, supuestamente, es posible, quizá, me supongo, etc., no protestan como es debido ante violaciones de derechos practicadas sobre humanos ya creciditos. Que aunque fuera verdad, menuda justificación esa de que como tú eres un sinvergüenza yo estoy legitimado para serlo también. Por cierto, y para no variar, algunos comparan a los terroristas con un niño inocente,  que ya son ganas de desbarrar. Muy racional eso de poner todo en el mismo plano para manipular a tutiplén.

    Ni la mujer, ni el hombre ni uno que pasaba por allí: el aborto es un mal y debe ser perseguido por las leyes como lo es el maltrato (del hombre sobre la mujer y de la mujer sobre el hombre), el asesinato, el robo y demás atentados contra la dignidad e integridad humanas. ¿Van a dejar que sea el maltratador o maltratadora quien decida sobre su maltrato? Si que cansa, sí, escuchar que unos atropellos deben ser perseguidos y otros deben ser considerados “derecho”. El disloque es de libro. Progreso lo llaman para terminar de tirar la casa por la ventana.

  • Carmen (Almendralejo)

    ¡Que asco…! Siempre barbudo octogenarios o casi, hablando de lo que ellos nunca serán, mujeres embarazadas mirando el ombligo de estos u otros tíos, científicos, médicos, monseñores, y laicos que son más cura que los ordenados por el obispo..
    La verdad, creo que es de vergüenza que se estime antes algo posible por lo real, y las cuatros realidades que esta Mujer tenía en casa.

    Pero más asco, me da… que sea una monja , sea otra persona extraña al problema del cual solo la mujer enferma no sea quien decidiese y diese su opinión, el visto bueno a lo que ella quisiera, fuera por l*s otr*s hij*s, o simplemente porque ama la vida, no necesitaba morir para hacer crecer a la especie.

    Si la monja y gracias a inteligencia femenina y a ese mismo instinto de mujer, dijo sí, que hubiera pasado si lo hubiese dicho el monseñor con las bolsa colgando…
    Demagogos, eso es lo que me parecen cada persona que nunca tendrán que pasar por ese cálíz, así se puede juzgar y hasta hacer batallitas de la vieja guardia y la moral machista.

    Y que conste que estos y aquellos no quieren más a los 2,3,4,9 hij*s que tengan porque están de acuerdo en sacrificar a una mujer, a una madre.
    El fulano ese, el cual es varón ¡cómo no! Obispo, le negó la comunión a un niño autista, tiene muchas perlas, que puse en otro escrito que incluso mandé y por duplicado pero que al final no he visto publicado, ¡Cosas de la informática?
    Aquí no hay más cascara, quien se qeuda preñada es quien debe decidir, porque nadie va a soportar un embarazo con cada una de sus complicaciones y alteraciones orgánicas y corporales, con despidos del casi el 70% de mujeres que traban precariamente y que pierden mientras el embarazador queda libre de estos despidos, porque ellos no engordan, no parén, no tienen mareos y vomitan, no tienen que ir al médico, no se cogen bajas cuando las mujeres hacen un embarazo mal
    ¿Por qué no costean los embaradores, parte de aquello que soportamos la mujeres…?
    Quizás así, por lo menos seamos ante los Empresarios varones más rentalbe, porque estos estan a favor de la familia mientras no toquen sus bolsillo ¡claro!
    Y lo mismo pasa, cuando una madre se la sacrifica para que nazca un futuro niñ* que hagn lo mismo con el embarazador
    ¡Pensariamos igual, en muchos paises cuando muere el marido la mujer debe morir con él!
    La verdad, este tema siempre igual y con las misma gent…

  • pepe sala

    Pues estamos apañados si para resolver los problemas actuales tenemos que acudir a recomendaciones de hace 2000 años.
     
    y en todo caso sería bueno leerlo todo, no sólo lo que conviene:
     
    “1:5 A todo el que te pida, dale y no le reclames nada, pues el Padre quiere que se dé a todos de sus propios dones. Bienaventurado el que da conforme a este mandamiento, pues éste es inocente. ¡Ay del que recibe! Si recibe porque tiene necesidad, será inocente; pero si recibe sin tener necesidad, tendrá que dar cuenta de por qué recibió y para qué: puesto en prisión, se le examinará sobre lo que hizo, y no saldrá hasta que no devuelva el último cuadrante. 1:6 También está dicho acerca de esto: que tu limosna sude en tus manos hasta que sepas a quién das.
     
    http://www.mercaba.org/tesoro/didaje1.htm
     
    Como en el caso de la Bíblia, siempre hay forma de leer la Bíblia de ” San me conviene”.

  • pepe sala

    Nuevamente a vueltas con el aborto. Y nuevamente pregunto a los detractores de la Ley sobre el aborto:
     
    ¿ Cuántos hijos alimentan ustedes? ¿ Son partidarios de que sean otras las que traigan ” cristianistos” al mundo y de asumir que sus propias mujeres ( miles de monjas) sigan sin cumplir su propia responsabilidad como gestantes de hijos?  Pues vaya morro…
     
    Y de cualquier forma ¿ por qué suele coincidir, la opinión contraria sobre la Ley, con opiniones que entienden como normal que se maten seres humanos ( ya nacidos y criados) si son Palestinos, Iraquíes, Iraníes, comunistas, etc?
     
    Pues que me lo expliquen, oiga, que a fin de cuentas TODOS Y TODAS somos partidarios de que nazcan cuanto más niños-as mejor.
    Pero si se les permite nacer para luego matarles de HAMBRE  (por razones de geografía, de sietemas laborales y de edad ) creo que es mil veces más cruel que un aborto a su debido tiempo, con la debida información y con la suficiente responsabilidad sobre lo que NADIE asumiría en caso normales.
     
    Es una aberración considerar que una madre ( o un padre) pretenda el aborto de su propio hijo por el mero hecho de satisfacciones sexuales, económicas o por instintos asesinos que les achacan los santos varones de las manifas.  NADIE, en su sano juicio, desearía abortar a su hijo. Pero hay una Ley mucho más elemental que la que permite o deja de permitir el aborto. Se llama la LEY DE SUPERVIVENCIA. No está escrita, pero ni puta falta que hace escribirla.
     
    Naturalmente, quienes no asumen la responsabilidad NATURAL de la procreación desconocen lo que significa la Ley de la supervivencia. Ellos-as se lo pasan en grande aprovechándose de los agobios de familias enteras, se lo pasan bomba jugando a la ” caridad”, y se sienten canonizados por su santa labor con los pobres de éste mundo. Si no nacen montones de niños-as desamparados  ¿ cómo iban a subir a los altares los santos-as?
     
    Pues crien a los suyor propios, oigan, y dejen a los demás con sus traumas cuando se vean en la terrible necesidad de interrumpor un embarazo no deseado. Y hagan caso de sus propios Estatutos:
    ” Marido de una sola mujer
    NO DADO AL VINO
    mantengan a sus hijos en sujección
    etc,etc…”
     
    Ya cansan con el asunto del aborto. Manos a la obra y díganmelo con el ejemplo.
     
    Pues éso….

  • Rodrigo Olvera

    Santiago
    1.- Te copio textualmente las palabras a las que respondí
    “NO SE TRATA pues que ontologicamente haya una progresiva “hominizacion” del bebe no nacido…porque ciertamente de la potencialidad del huevo a la fecundacion cierta hay un solo un instante…y la distincion entre zigote, embrion, feto y bebe desarrollado es un proceso unico y continuo, NO se va pues a interrumpir excepto si nosotros lo hacemos”
    Como puedes ver, aquí no hablabas de valoración ética o de licitudes (éso lo haces más adelante en tu comentario) sino del proceso biológico. Y textualmente afirmas que tal proceso NO se interrumpe más que con la intervención humana. Es a esa afirmación a la que hice referencia. El proceso biológico de la gestación humana SI se interrumpe aunque no lo hagan los humanos
     
    2.- De la Didajé, yo no afirmé que fuera un evangelio. Lo que dije es que cuando se discutía su incorporación o no en el Cánon (no sólo se incorporaron evangelios al Cánon), un sector decía lo mismo que tu afirmas: que el texto recogía el testimonio de los apóstoles (y por tanto, debía incluirse en el Cánon) y otro sector afirmaba que si bien era un texto valorado en algunas comunidades, no se le podía reconocer autoridad apostólica y por tanto -aún valorándolo- no debía entrar en el Cánon.
    Para que quede claro: el texto es uno de los más antiguos (incluso más que algunos otros textos que sí entraron en el Cánon), y refleja la enseñanza de varias comunidades del cristianismo primitivo. Pero -por más que en el título de algunas de sus versiones (ni siquiera en todas) se afirme que es la Doctrina de los Apóstoles- no es un documento del que se pueda afirmar (como tú haces) que recoge la práctica de los primeros testigos.
     
    Saludos

  • Santiago

    Rodrigo,   por supuesto que no me referia al aborto espontaneo, sino al provocado…como tampoco se considera moral la eutanasia que seria la muerte provocada, en contraste con la muerte natural, no provocada….La ilicitud se refiere a una intervencion directa que atenta contra el madamiento del Decalogo, directamente…Es la voluntad humana la que esta en juego…en el sentido moral…Por lo que se refiere a la Didaje no es propiamente un evangelio…ya que la iglesia solo admitio al canon 4 versiones de la Buena Nueva….El valor de este documento es que se utilizaba como un catecismo de instruccion a la fe y costumbres ya en el siglo I….Asi lo mencionan  Eusebio, Clemente de Alejandria, San Atanasio y otros que lo usaban todavia en la catequesis..y fue muy venerado desde entonces….un saludo    de Santiago Hernandez 

  • Fico Sánchez Peral

     
    Personalmente estoy abiertamente en contra del aborto, pero no seré yo quien niegue la existencia de circunstancias excepcionales que a cualquiera le hacen dudar y desear no estar en la piel de quien haya de tomar tal decisión. Mucho me temo que, salvo en gente insensata, es una decisión que dejaría perplejo a cualquiera. Y no tengo solución al dilema. Obviamente me refiero a las situaciones excepcionales, no a las previstas por leyes populistas que pretenden aprobar el aborto a la carta por puro electoralismo. Me refiero al verdadero drama de quien se enfrenta con el problema real, no como opinión de tertulia o como dilema político, sino en su propia piel o en alguna muy cercana.
     
    Yo lo he vivido de cerca dos veces, con dos de mis hijos y no se lo deseo a nadie.
     
    En la primera un diagnóstico médico confuso y precipitado vaticinaba (así se nos dijo) un feto presuntamente inviable. No soy médico y ruego se disculpen las imprecisiones del lenguaje, (lo cual refleja –además- el desconcierto de quien se ve, inesperadamente, en tales situaciones), pero así nos lo transmitieron mi hijo y su pareja de entonces, ambos de dieciocho años. El feto venía con malformaciones producidas por la enfermedad de la cloaca que, según se nos dijo, consistían en que el feto no tenía claramente diferenciados los genitales, es más al parecer tenía los de ambos sexos, carecía de ano y tenía unidas las vías urinarias con el final del intestino (de ahí el nombre de enfermedad de la cloaca) lo cual, además de otras muchas complicaciones, es garantía de continuas infecciones, pues lo residuos que se eliminan por las vías urinarias y fecales, al no hallar salida, acaban retrocediendo e infectando los riñones, la sangre y todo lo que pillan (ya sé que está mal explicado, pero es el recuerdo que conservo de aquel confuso y durísimo momento y el modo breve de contarlo). Además de vagina tenía pene, aunque torcido en forma de “L” y sin orificio de salida, un solo riñón y un gran quiste adherido a la vejiga y había bastantes más cosas que ya ni recuerdo…
     
    La cosa parecía clara, pues la situación de confusión de dos chavales asustados era tal (¡toma contradicción!: considerar claro lo que parte de un diagnóstico confuso, pero el clima social relativo al aborto hace que así se gesten estos temas…), que la decisión parecía haberse tomado por “inercia ambiental” por si sola, pues la madre de la criatura, apoyada por su propia madre y por mi hijo, habían decidido abortar. Mientras que (y querría poder matizar muchas cosas, pero por no alargarlo demasiado permitidme contarlo de forma somera) mi mujer y yo les dijimos que, en semejante situación de confusión, lo primero que había que hacer (¡y no es que tuviéramos ganas de hacerlos padres a ellos y abuelos a nosotros!) era pedir una confirmación y clarificación del diagnostico, pues si tan inviable era el feto, en caso de que se confirmara el diagnóstico, la decisión ya no sería ni suya, sino de los médicos, que se verían obligados a interrumpir el embarazo antes de que se llevara a madre e hijo por delante.
     
    La pregunta que les hicimos fue: ¿Os atreveríais -caso de llevar adelante el aborto- a pedir que, una vez realizado, se comprobara y se os informara sobre la viabilidad real del feto eliminado? ¿Qué pensaríais si tras destruir el feto para comprobar su viabilidad (para evitar vuestro miedo y las consecuencias de vuestro error) os dicen que sí que era viable? Entonces ya no sería un feto inviable o “un ser de dudosa (para algunos) entidad humana” (pues qué entidad iba a tener: ¿telefónica?), sino un hijo muerto para evitaros complicaciones. Sí, ya sabemos que esto no se suele hacer por aquello de que: ¡ojos que no ven corazón que no siente!, pero si se hiciera y hubiera una estadística real de los resultados, creo que el debate sobre la ley del aborto se vería de manera muy distinta. Y como en aquel caso, no se trataba de dar una gratuita opinión política, de tertulia o de foro de internet, sino de la vida presente y futura de personas de mi familia, nos planteamos la pregunta.
     
    Y lo difícil (por eso me refiero al clima de intoxicación social con el tema del aborto) fue conseguir que se nos escuchara. Y, después, que los médicos quisieran mojarse, que tampoco fue fácil. Finalmente hicieron una fetoscopia y el diagnóstico ya no fue tan grave. Sí que había malformaciones pero eran menores y además reparables. Tenía un único riñón, el quiste de la vejiga (que hubo que extirpar) y el pene un poco torcido (pero bien despachado) y eso fue todo. Y ahora tenemos un nieto de siete años que es un tesoro, y que no habría nacido si se hubieran dejado llevar por la confusión y la inercia ambiental (y dejadme hacer un huequecito para preguntarme ahora quién fue “el lince” que dio el primer diagnóstico y cuáles pudieron ser sus consecuencias). Y nos toca ahora hacer de abuelos semi-padres, pues ¡el capullo! de mi hijo no le hace mucho caso a su hijo, pero esa es parte de la responsabilidad que nos toca asumir a quienes estamos en contra del aborto libre, no basta con opinar, ¡luego hay que mojarse! Del mismo modo me gustaría que se mojaran los que están a favor del aborto, al menos facilitando y asumiendo los resultados de la estadística de viabilidad de los abortos realizados al amparo de la ley; pero mucho me temo que no se atreverán a asumirla. Ya se sabe: ¡ojos que no ven, corazón que no siente! Para poder matar sin remordimientos, no hay nada como matar sin saber a cuantos se mata… Ya veremos, en el futuro, a qué precio paga la sociedad tan brutal insensibilización.
     
    Y en el caso de mi otro hijo el final fue más duro. MI hijo padece una enfermedad mental progresiva de la que no se deja tratar y su pareja también padecía un cierto retraso mental…¿? No sé qué se hubiera debido y podido hacer, pero cuando nos enteramos volvían ya de la clínica donde se hizo el aborto. No me siento responsable de nada, pero si me produce una enorme tristeza. Ayer mismo estuve enseñando a mi segunda nieta a dar sus primeros pasos y ahora que hablo de esto me pregunto cómo hubiera podido ser ese/a nieto/a que no nació y se me saltan las lágrimas…
     
    Me pregunto también qué pasaría si la sociedad dedicara a educación, en general, y a educación sexual en particular, el esfuerzo que dedica a campañas a favor del aborto. Qué fácil resulta acostumbrar a la sociedad a las soluciones fáciles por vía de eliminación de todo lo que cuesta esfuerzo y nos molesta; no es de extrañar que junto a éste tema suela salir a la vez el de la eutanasia y el de qué hacer con nuestros mayores…
     
    No pretendo dogmatizar, solo me hago preguntas para las que no hallo respuesta y las que veo en la sociedad me parecen científicamente poco consistentes y un tanto viciadas por interese políticos y religiosos poco claros.
     
    Hala, ahí lo dejo. Saludos, Fico.

  • Fico Sánchez Peral

    ¿Por qué mezclar un tema tan claro como la difícil pero necesaria actuación de la hermana Margaret McBride, con otro tan complicado como las consecuencias de la precipitada, por no decir fanática, actuación de un obispo al amparo de la doctrina de la iglesia en relación al tema del aborto?
     
    Independientemente de lo que personalmente se piense respecto a tema tan difícil (el del aborto), uno tiene la sensación de encontrarse -¡como siempre!- ante la eterna maniobra de distracción. ¿Cuántas veces (por no decir casi todas) se provocan discusiones sobre el tema del aborto para evitar que (ya sea en el ámbito de la política o en el de la religión) se hable de otras cosas reales y más actuales que a la jerarquía política o religiosa no le conviene tocar en ese momento? ¿No estaremos introduciendo aquí –otra vez- esa estrategia para evitar tener que analizar la torpeza de un obispo? Si -como se afirma en el artículo- la hermana Margaret es una persona de reconocido prestigio profesional, personal y religioso, ¿por qué estamos hablando del aborto y no de la salvajada que significa su excomunión y de la aberración cometida por su obispo? Como siempre, parece importar más salvaguardar el cumplimiento de una puñetera norma, que el respeto hacia la persona que se enfrenta a la disyuntiva de conciencia de ponerla o no ponerla en práctica, ¡porque es ella! y no el legislador, quién se juega la vida de los pacientes y su personal prestigio al hacerlo.
     
    Me parece que lo que toca aquí y ahora es hablar de esto y no del aborto.
     
    Dicho lo cual y aunque sólo sea simbólico, opinaré del aborto pero en comentario aparte, y no en este, en el que lo que toca es hablar de la barbaridad cometida con la hermana Margaret por un obispo insensato.

    Y ahora vuelvo, Fico.

  • Rodrigo Olvera

    Si se me permite, no puedo dejar de mencionar a María del Rosario Encinas, de la Universidad de Extremadura, quien escribió un artículo EDUCACIÓN PARA LA CULTURA DE LA VIDA. En ese artículo se hacen afirmaciones científicas contundentes como las siguiente perlas
    “Cuando observamos la naturaleza es raro ver conductas animales que propicien la muerte de los de su misma especie”. Supongo que su ámbito de observación de la naturaleza es muy limitada. Limitándonos a las especies de mamíferos, las muertes por luchas para asegurar el poder procrear son frecuentes; así como las muertes por luchas territoriales. Pero no se limita a los mamíferos. Vayan a digan a los machos de la especie arácnida Latrodectus mactans (Viuda negra) que de acuerdo a este artículo, no tienen nada que temer.
    Pudiéremos pensar que las especies no humanas han desarrollado un alto concepto de si mismas, pero los animales sólo actúan por instinto, y su instinto les dice que siempre hay que defender la vida“. Una joya. El instito animal lleva a que siempre hay que defender la vida. Por éso, las especies carnívoras defienden la vida de los herbívoros; y las especies herbívoras instintivamente se declaran en huelga de hambre para defender la vida vegetal.
    “El altruismo instintivo ha sido clave en la historia que conduce al hombre, pero también ciertos pasos evolutivos como la aparición de la placenta mamífera.” Un párrafo anterior, ya había declarado esta mujer que el darwinismo biológico estaba cuestionado. Esta afirmación, de que el “altruismo instintivo” es la clave de la evolución que conduce al ser humano, es la crítica más radical que he leído del trabajo de Darwin. Lástima que no venga acompañada de una argumentación
    Y aquí, la joya de la Corona. Respiren profundo ante esta revolución en el conocimiento antropológico
    Cuando aparece H.sapiens en la escena, lo hace en una familia nuclear de hombre-mujer, monógama y fiel, como forma de ayudar a la supervivencia de una cría que, debido a la encefalización y a la bipedestación, es prematura al nacer” Así que la familia nuclear que es el modelo de familia católico, no nace con la modernidad sino desde la prehistoria.
     
    IMPRESIONANTE NO?
     
    Por supuesto que en el debate sobre el aborto, hay mucha gente antiabortista que maneja sólidos argumentos científicos. Pero lamentablemente, abundan quienes pretenden dar un lenguaje científico a verdaderas aberraciones prejuiciosas.
     
    Saludos
     
     

  • Rodrigo Olvera

    Santiago
    El proceso que tú dices que “NO se va a interrumpir excepto si nosotros lo hacemos”, en la realidad se interrumpe sin causa humana voluntaria con muchísima frecuencia. La especie homo sapiens sapiens tiene una frecuencia de la incidencia de aborto espontáneo altísima. Más bien, ha sido la intervención humana (llámese medicina) la que ha cambiado la tasa natural, elevando el índice de gestación llevada a término.
     
    En cuanto a la Didajé ¿nos podrías ampliar el debate entre quienes pretendían que la Didajé formaba parte del Cánon por ser expresión directa de la enseñanza de los apóstoles, y quienes rechazaron que se incluyera en el Cánon al no tener reconocimiento de su apostolicidad en las iglesias apostólicas? ¿Cuál de las dos afirmaciones es la aceptada por la Iglesia?
    Saludos

  • Santiago

    LA CITA DE LA DIDACHE (o DIDAJE) que segun las ultimas investigaciones exegeticas se escribio hacia los 60 del siglo I se llama tambien la “Doctrina de los Doce Apostoles” y es una especie de “catecismo” de la incipiente iglesia que recoge la practica liturgico-sacramental, doctrinal y moral de los primeros testigos que constituyeron el Pueblo de Dios…su valor es incalculable pues ellos fueron los que estuvieron mas cerca del verdadero pensamiento de Cristo que se identifica con el del Padre y DE ESTA MANERA, y  partiendo del 5to mandamiento del Decalogo,… dice: “NO MATARAS el embrion mediante el aborto…no daras muerte al recien nacido (DIDAJE 2,2…tambien en Bernabe ep. 19,5; en la Epistola a Diogneto 5,5; y enTertuliano apol. 9) un saludo    de Santiago Hernandez

  • Santiago

    NO SE TRATA pues que ontologicamente haya una progresiva “hominizacion” del bebe no nacido…porque ciertamente de la potencialidad del huevo a la fecundacion cierta hay un solo un instante…y la distincion entre zigote, embrion, feto y bebe desarrollado es un proceso unico y continuo, NO se va pues a interrumpir excepto si nosotros lo hacemos…la division es puramente didactica y academica…Y asi como en el reino animal no se hace ninguna distincion entre la “animalizacion” de un ser irracional porque en realidad ES animal desde su comienzo…NO,  hay, por tanto,  una valida razon para quitarle al SER “in-utero” el derecho que tiene a nacer…puesto que si le quitamos ese derecho le quitaremos ciertamente la UNICA oportunidad y -la mas importante-que tendra de celebrar el primero y el mas importante don: que es regalo de la vida querido por el mismo Creador..Es por eso, que independientemente de las circunstancias y de la proporcionalidad de ellas, el don de la vida es el primero, el mas imporante y el mas sagrado…DE AHI que ya en el juramento Hipocratico se rechazara el aborto provocado como contrario a la etica medica mas elemental…DE AHI, que a pesar de las diferentes opiniones de los moralistas y teologos de todas las epocas la iglesia, en su praxis, condeno el aborto desde el principio aun cuando era practica comun en la Roma del siglo I y asi se ve desde la Didache hasta la posicion del magisterio en los ultimos siglos…
    De acuerdo Justiniano sobre la ultima definicion directa dogmatica…yo estaba vivo en 1950 cuando Pio XII consulto a los obispos de todo el mundo ante de definir la Asuncion….que ya era creencia popular del Pueblo de Dios desde los primeros siglos….la iglesia recogio ese sentir y lo clarifico…por supuesto sin inventar nada…Los mismo paso con la definicion de la Inmaculada que, a pesar de lo que digan, tiene mucha fuerza por las palabras  de la Escritura…..un saludo   de Santiago Hernandez   

  • olga larrazabal

    Un feto de 11 semanas es un proyecto de persona, que no tiene vida propia independiente de la madre y que si ésta muere dejando 4 niños huérfanos, también está condenado a morir. El sentido común dice que el mal menor es  interrumpir el embarazo, porque continuar el embarazo es hacerse cómplice de un asesinato por descuido médico de un ser completo, con vida física y espiritual y con responsabilidades de crianza.
    Las decisiones éticas son personales,  hay que contextualizarlas y cada uno tendrá que dar cuenta de ellas a Dios en forma particular y a su conciencia..  Jesús no dejó fuera de la mesa compartida a los que no cumplían con todas las normas morales del judaismo, no rechazó ni a los publicanos ni a las prostitutas, porque los miró en contexto con la realidad de su tiempo y tuvo misericordia.  Si  rechazó a los pedófilos sin importar el contexto.   ¿Por qué habría entonces de hacerlo un obispo , que se supone que debe imitar al Maestro? 

  • Gracias Rodrigo por postar este artículo de Kristoff en español. Desde el 18 de mayo y un artículo en el NCR(National Catholic Reporter) «ncronline.org» he estado siguiendo “la bulla” sobre este triste acontecimento, por medio de su más de 100 blog comentarios.

    Se me ocurren 3 observaciones:

    1. ¿Excomunión sin pecado grave? Sor. Magarita estaba actuando según su bien informada consciencia, así que su acción fue un acta meritoria, con corage y compasión. No hubo el “crimen” de un “pecado mortal”, y por eso es absurdo ponerla a ella un castigo (la excomunión). Se supone que desde el primer Viernes Santo, la Iglesia de Cristo está en contra “castigo sin crimen”.

    2. ¿Se pregunta si La Iglesia Católica ha definido “el cúando” de la existencia de una persona hunana en el zygote, embrio o fetus? El Padre Bernardo Harring C.P., conocido internacionalmente en la Iglesia Católica durante el siglo pasado como el “Rey de Moralistas” dice que “No.” Simplemente porque el asunto está fuera del campo de competencia de la Iglesia. Según la sciencia bioética de hoy, (cf. Padre Benjamín Forcano ahí no masito en la Madre Patria) existe una fuerta probabilidad de que hasta por la dipdécima semana de vida, el producto de de fecundación tenga suficiente sustanciabilidad ontológica para suportar lo que es una “persona humana”. Esta opinión coincide con la de Tomás de Aquino del 13o siglo. Así que en este caso bajo consideración, se opone el derecho de vida de una “probable persona humana” contra el derecho de vida de una “cierta y seguramente persona humana” quien además es la madre de 4 más niños y esposa de un marido. Obviamente y objetivamente, Sor. Margarita actuó correctamente.

    3. Una questión aún más fundamental: ¿“Son objetos de ‘infalibilidad’ el Derecho Canónico, El Catecismo, y/o “las enseñanzas ordinarias” del los papas, obispos y curas?

    Segun el Pio IX y el Primer Concilio Vaticano en 1870, no lo son. Según Vaticano I, el papa refleja la INFALIBILIDAD DE LA IGLESIA, cuando él reconoce “Ex Catedra” alguna verdad encontrada en el “depositum fidei” (cerrado con la muerte del último de los apóstoles) Y RECONOCIDA COMO TAL POR LA IGLESIA UNIVERSAL. Desde 1870 hasta ahora: El único definición Infalíbile ha sido “la Asunción de María Madre de Jesús a los cielos en cuerpo y alma” por Pio XII por el año 1945. Y aún este “dogma”, como la de su Concepción Inmaculada, definido por Pio IX en 1854, son bastantes dificiles para encontrar en aquel “depositum fidei”.

    El Padre Ladislas Orsy S.J, en su recién salido libro «RECEIVING THE COUNCIL: THEOLOGICAL AND CANONICAL INSIGHTS AND DEBATES» habla muy certeramente de “una infalibilidad dezlizadora” hasta que hoy en día YA NO ES LA IGLESIA que es infalible, sino ahora son el Vaticano y sus nombrados que son infalibles. ¿Hay “gato por liebre” en todo eso? ¿Será esta una parte fuerte del razonamiento hecho por las y los muchos que ya no se consideran “Católicos” sino simplemente “Cristianos”?

    Justiniano de Managua 

  • Gabriel Sanchez

    Yo no estoy de acuerdo con el aborto, tal vez porque hijo de una madre soltera y joven, ella fue insistentemente conminada a abortar y sólo el coraje de Doña Lucia, me mantuvo vivo, estoy visceralmente contra el aborto…
     
      Pero la vida me ha llevado por esos mundo de Dios y algunos vez hemos recalado en algún hospital, a veces la situaciones se vuelven vorágines en donde las decisiones si no son rápidas, contundentes y eficientes se pagan con muertes y en los casos de embarazos, muchas veces se da la alternativa que la vida de ambos madre e hijo corren riesgos…y  en etapas iniciales del embarazo, si la madre pierde la vida, muy factiblemente  que el feto lo haga también…Entonces ante disyuntivas de hierro, uno puede coincidir o disentir, pero es imposible no entender que ante tal situación alguien haya optado de una manera diferente a la nuestra con total honestidad y pensando hacer el mayor bien posible, el paralizar las manos de quienes tienen las decisiones en esos momentos con sanciones de cualquier tipo, se parece mucho al homicidio…
     
    Incluso en esas situaciones y con gran capacidad técnica es muy difícil decidir… sometidos a tal presión, no debemos agregar otras…y estimo que si la hermana era como se nos ha presentado, entendió y tal vez hizo el mayor bien que en esa circunstancias se podría hacer, no tener la caridad de entender eso y proceder a usar el poder que fue otorgado para expulsar, excomulgar a alguien que muy posiblemente salvo, la vida  que se podía salvar en esas circunstancias que fue la vida de la madre, es una vil cobardía…ética, moral y espiritual…Tal vez hubiera sido mejor que los médicos y la hermana se cruzarán de brazos a ver morir a madre e hijos en nombre de la no se que moralidad… 
    Es posible que alguien que pudiera  disentir con la hermana en su desición, se pueda llegar a entender que es mejor poner a otra persona a cargo del hospital, pero excomulgar!!!   A  quien ha aceptado dejarlo todo por la Iglesia, una hermana en la fe…sin la mínima misericordia no parece ser lo que Jesús de Nazareth haría… Con cariño Gabriel

  • pepe blanco

    Uno nunca se acaba de acostumbrar a la indignación que provocan ciertas, actitudes, ciertas decisiones, ciertas palabras. La excomunión de esta monja es una de ellas.

    La denuncia del relativismo rampante y del totalitarismo sectario de los promotores de la cultura de la muerte es otro de esos tópicos que, cuando provienen precisamente de alguien que aparenta estar cercano a la iglesia católica, incluso desde dentro de ella, le excita a uno las meninges.

    Porque, ¿habrá alguna institución humana más relativista que la iglesia católica? ¡Qué poquita memoria! O qué poquita cultura. El cristianismo ha sido tan camaleónico, tan sincretista -y sigue siéndolo- que parece un chiste de mal gusto que, desde él,  ahora se critique un hipotético relativismo en los demás. ¡Manda huevos!

    Además ¿cultura de la muerte? ¿Pero…, es posible hacer una apología de la muerte más potente que la que tradicionalmente ha hecho el cristianismo? El cristianismo sí es una cultura de la muerte. No solo porque su fundamento es, precisamente, una muerte, una extraña muerte, la postulada muerte de dios; es que, además, su exaltación de la sangre y del martirio es difícil interpretarla de otra forma diferente que no sea la manifestación evidente de una cultura de la muerte.  No hace falta más que acercarse un poquito a su iconografía para darse cuenta de ello: sangre, sangre, sangre… Por todas partes, dolor, martirio, sangre y muerte.

  • mªpilar garcía

    Miguel G.: le guste o no; responsables de esas muertes…
    ¡¡¡Somos todos!!! al consentirlo; por no ayudar lo suficiente, porque jamás nos conmueve, porque lo vemos como ¿parte del paisaje?

    O todavía peor, porque se lo buscan…
    Y esto sí, es parte esencial del Mensaje de Jesús, pero eso no nos conmueve, ni nos mueve a buscar soluciones a los problemas crueles que acarrea la injusticia.

    ¡¡Claro que somos responsables!!

    De esas y de otras muchas más, que se cometen cada día; por el acaparar sin límites de unos pocos, a costa de quien sea, y de lo que sea.

    Y nada de que no cuela; que se lo pregunten a todas las personas silenciosas, que dedican su vida, a acompañar la lucha de los más desfavorecidos, y de esto sé un rato.

    No es teoría barata, es una verdad absoluta, demostrable,  real…

    Se lo puedo asegurar, en este tema… ¡¡Sé  lo que digo!!

    mª pilar

  • Jaume PATUEL. Mataró(Barcelona) Catalunya. 4.09.2009

    Realmente es penoso constatar la mente cerrada (probablemente  en el fondo psíquicos mentales a niveles inconscientes donde la ley ahoga, donde una autoridad paterna pudo más que la inteligencia del hijo) de la jerarquia que se cree vicario de Cristo (otra fantasia de omnipotencia divina, que no permite discernir) y por lot anto “la ley divina” sobre lo humano, como es el caso de esta hermana, responsable y coherente con su fe en Jesús. 
    Y así en otros muchos casos que no se conocen pero hacen mella en los que están en la trinchera.
    Por suerte que la Fe es fuerte, universal y por encima de los criterios  jerárquicos cerrados que son antihumanos, por lo tanto, antievangélicos. 

  • ELOY

    Gracias Rodrigo por la información que, de confirmarse veraz,  nos estremece y llena de dolor.

    “In internis neque eclesiae”, creo que decía un muy antiguo dicho sobre el respeto a la conciencia personal.

  • Miguel González

    Dice Mª. Pilar algo que repiten otros: “Nunca les veo, ¡¡gritando!! por los 5.000 niños que mueren a diario por falta de agua, vacunas, alimentos, atención sanitaria básica…
    ¡¡Que importa que mueran!!
    ¡¡¡Ya nacieron!!!  es lo que tenían que hacer, si mueren después, ¡¡¡que más da!!!”
     
    Te respondo que esa falacia no cuela ya. ¿Qué te hace suponer que somos culpables de esas 5.000 muertes? Personalmente no estoy de acuerdo ni con la muerte de un animal ni con la de una flor. Mucho menos lo voy a estar con la muerte de un ser humano  ¿Son cómplices de los cien millones de muertes del “socialismo real” quienes apoyaron y quienes todavía hoy defienden ese sistema del terror?
     
    Pero es que, además, una salvajada no puede justificar nunca otra ni de igual ni de mayor gravedad. El aborto es el mayor atentado contra la humanidad por su cobardía y por afectar a los más inocentes entre los inocentes.

  • mªpilar garcía

    ¡¡Gracias Rodrigo!!

    Ante todo cumplir la “ley” que ellos han determinado  debe ser así, sin paliativos, sin exclusiones, sin misericordia…

    Ya dijo Jesús algo sobre poner la ley por encima del ser humano… se convierte en muerte.

    Nunca les veo, ¡¡gritando!! por los 5.000 niños que mueren a diario por falta de agua, vacunas, alimentos, atención sanitaria básica…

    ¡¡Que importa que mueran!!

    ¡¡¡Ya nacieron!!!  es lo que tenían que hacer, si mueren después, ¡¡¡que más da!!!

    Cumplieron el fin de la vida, no truncarla al comienzo del camino, aunque estén castigados a una muerte cruel y segura, si nacen y no son atendidos.

    ¡Cierto! el aborto es un fracaso de la humanidad, por no saber controlar, sus acciones, habiendo cientos de medios para ello…

    ¡Ah! Claro, eso también está castigado por los mismos varones…

    ¿Saben cuantos hijos de algunos de estos varones están abandonados a su suerte, no reconocidos;  concebidos,  por… amor?

    Y eso, ¿a quién le importa?

    Parece ser que a ellos ¡¡no!! Ni a los ciegos seguidores de sus normas sin alma ni corazón.

    ¡¡La madre ya está viva!! ¡Que importa! dejémosla morir, alguien se cuidará del ser que viene y de los anteriores que quedan abandonados a su suerte.

    Miguel G. cuanta mala entraña, sale de sus textos la mayoría de las veces; le deseo de todo corazón, no tenga que sufrir en su propia piel, lo que con tanta fuerza defiende hacia las además personas, porque está escrito, y así lo manda la ¿santa? ¿madre? iglesia jerarquía…

    mª pilar

  • Miguel González

    Lo cortés no quita lo valiente. Para mi no hay duda de que el aborto es una abominación sin paliativos. Y de igual modo pienso que si quienes se postulan como alternativa a los actuales dirigentes de la Iglesia a quienes combaten implacablemente y acusan de prácticas antievangélicas, aprueban, practican, aconsejan, defienden el aborto libre, es decir el aborto como un derecho (da igual de quién pero en muchos casos lo plantean como un derecho de las mujeres), pierden toda legitimidad y no merecen ningún respeto al engrosar la nómina de los tontos útiles del relativismo rampante y del totalitarismo sectario de los promotores de la cultura de la muerte que tantas veces los “cristianos avanzados” confunden con el mismo Jesús, ellos sabrán qué mezcla de medicamentos hacen.

    Dicho esto y para ser consecuente, y no un simple botarate del “y tú más”, no pisarme las meninges y poder seguir considerándome un miembro cabal de la especie homo sapiens sapiens, hay que añadir enseguida que el aborto es un mal por cuanto supone de gratuita eliminación de un ser inocente, es decir, de un nuevo ser que, sin comerlo ni beberlo, es eliminado de la circulación por voluntad de terceros, pero que el caso que nos ocupa no parece que se encaje en esta catalogación. Y como yo no soy revoltoso sin causa ni tengo que mantener ninguna pose ante la moda imperante, añadiré haciendo uso de la libertad que a algunos les falta, que cuando se produce la colisión de dos derechos a la vida ya no estamos hablando de lo mismo. Eliminar a un ser por el capricho de unos que se llaman inteligentes y sensibles, (algunos tienen la osadía de apellidarse cristianos e impartir carnés de buen cristiano) es una salvajada sin paliativos, un pecado contra el espíritu del que dice el evangelio que no tiene perdón. Pero si lo que ha ocurrido en esta ocasión (con todas la reservas porque la prensa no es otra cosa que el departamento de agitación y propaganda de los grupos y grupúsculos) es que ha habido colisión entre dos derechos exactamente igual de legítimos, entonces lo prudente, lo correcto, lo que toda persona con dos dedos de frente entendería es que se salve a la madre que, para más INRI, tiene a otros hijos que atender (no haría falta esta circunstancia, pero es un elemento más que suma). Estamos de lleno en una de esas “rara avis” que hacen que no podamos hablar de aborto como tan alegremente hablan algunos sino de la colisión de dos derechos a la vida y lo sensato es elegir aquella parte que tiene más posibilidades de supervivencia. De manera que una cosa es el capricho descabellado que confunde una animalada con un derecho y otra bien diferente, la colisión de dos derechos exactamente igual de legítimos.

  • Sergio Zalba

    Gracias Rodrigo por hacernos llegar esta información. A mí me sirve para dos cosas:
    1) Para seguir dibujando el mapa de las actitudes eclesiásticas. Es verdad lo que dice Bernardo que no es  ‘la iglesia’ sino un obispo, pero es que los obispos suelen asumirse a sí mismos como ‘la iglesia’. Y eso es un problema gravísimo tanto hacia adentro como hacia afuera de la ICAR.
    2) Para hacerle llegar mi solidaridad a la Hna. Margaret y repudiar en voz alta la actitud del obispo.

  • MariPilar Zugarramurdi

    ¿Quien excomulga a quien?
    Creo que quienes estamos en desacuerdo total con tal proceder, que en el fondo trata de  tener a las mujeres pisoteadas y como  generadoras de todo tipo de culpas) , como se dice en La Salve: …”a tì llamamos los desterrados hijos de Eva  , a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de làgrimas…” (Adàn no parece tener parte  en que èste sea un valle de làgrimas,  ademàs, ¡vaya vida!),  debièramos hacer un comunicado donde revertamos la excomuniòn como Iglesia Pueblo de Dios, y excomulguemos a los que excomulgan con criterios nada humanistas  ni evangèlicos. Se parecen a esos mèdicos que no estudian y que cuando van a diagnosticar, agarran su amarillo libro de mesa y ven què se recomienda a los enfermos del hìgado y sin màs exploraciones, dan recetas que no se ajustan a la enfermedad del paciente, porque no revisan otros componentes de la enfermedad. Pienso, que ademàs de falta de humanidad, son ignorantes. Piensan con los criterios del Concilio de Trento. Estàn caducados!
    La verdad es que enfurecen y no merecen ser obedecidos… Habrìa que decirles  como  dijeron los apòstoles: “Tenemos que obedecer a Dios antes que a los hombres”. Tienen  PODER, pero no tienen AUTORIDAD.
    MariPilar Zugarramurdi
     

  • Creo que el problema aquí no es “la Iglesia católica”, sino lo incompetencia de un obispo que no tiene ni pajorera idea de lo que es el pecado y menos de lo que debe hacer. El caso es claro y no hay problema alguno. La doctrina oficial de la Iglesia católica hoy día, si no se cambia, es que para evitar en mal mayor puede ejercerse un mal menor. Cualquiera que haya estudiado mínimamente lo sabe, pero parece que este obispo ha estudiado poco.

  • M. Luisa

    Es increíble!! Lo mismo he pensado yo y más y muchísimas más cosas…
     

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Si te mueres de hambre, ellos siguen con su banquete de celebración del quinto aniversario de acceso al Papado. ¡Eso sí, muy apenados! Pero si consientes en un aborto terapéutico, te recuendan que estás excomulgado. Ver para creer. 
    (Por cierto, no convendría echarle tanta poesía a la santidad de nadie).  

Deja un comentario