Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5437 Artículos. - 86458 Comentarios.

El cardenal Bertone en Chile

Al inaugurar la Asamblea de la Conferencia Episcopal Chilena, el cardenal Bertone no ha podido menos que dar un titular a la prensa mundial: la homosexualidades la causa de los abusos a niños. Pero es conveniente oír el tono con que lo dice y las profundas razones en que apoya su aserto:

Bertone relaciona la homosexualidad con la pedofilia


Imaginamos que estos expertos psicólogos y psiquiatras, sobre quienes apoya su tajante afirmación, serán miembros o devotos del Opus, como nuestro Polaino.
Eso ya es muy grave, porque pone al descubierto la burbuja en que vive la cúspide vaticana. Pero es más grave aún que el Vaticano recurra cada vez más a sacerdotes del Opus para nombrarlos obispos en las más importantes sedes episcopales. Un miembro del Opus acaba de ser nombrado Coadjutor con derecho a sucesión en la gran diócesis de Los Ángeles. Ya sabemos de otros muchos nombramientos en Latinoamérica.
Por eso, los cristianos de Chile han dirigido al poderoso cardenal esta carta que nos envía para su difusión Jaime Escobar de Reflexión y Liberación. ¿Hará tanto caso Bertone a estas ponderadas reflexionares y demandas como el que hace a sus “sabios” consejeros en pederastia?

Carta al Cardenal Tarcisio Bertone sdb

Secretario de Estado del Vaticano de visita en Chile

S.E. Cardenal Tarcisio Bertone sdb

Secretario de Estado Vaticano.

Excelentísimo Cardenal Tarcisio Bertone:

Queremos darle la bienvenida a nuestro país que recientemente ha sido fuertemente estremecido por un gran terremoto y maremoto. Felizmente, entre todos los ciudadanos vamos saliendo de esta tragedia con mucha fe y esperanza en que el bien común sea un verdadero instrumento de progreso y paz para todos.

Como laicas y laicos cristianos educados y formados en la doctrina de nuestra Iglesia católica que es experta en humanidad, queremos entregarle algunas reflexiones que tienen que ver con lo que ocurre en nuestra sociedad chilena. Lo hacemos con respeto y plena fidelidad a las enseñanzas de Jesús que nació en una pesebrera.

Chile, en las últimas décadas de su historia ha tenido que enfrentar diversos acontecimientos sociales y políticos dolorosos, contradictorios y no exentos de una activa participación y acompañamiento de la Iglesia. Caso concreto fue la heroica lucha de la Vicaría de la Solidaridad, fundada por el venerable Cardenal Raúl Silva Henríquez, por el respeto irrestricto de los derechos humanos.

También en nuestro país, el conjunto de la Iglesia y todo el pueblo de Dios ha tenido una activa participación en todas las Conferencias episcopales celebradas en América Latina, desde su inicio en los años 50 con el valioso concurso del recordado obispo, don Manuel Larraín. Especialmente en la última de Nuestra Señora de Aparecida en la que Ud. expresó a los MCS: “la preocupación de la Iglesia Católica por la situación de los países latinoamericanos, quienes sufren “una violencia que asusta”, originada en sus “desigualdades sociales”. Y destacó lúcidamente: “Hablamos de una violencia que afecta sobre todo a las grandes ciudades; violencia del narcotráfico, siempre más agresivo y potente; violencia de las inmensas desigualdades sociales que todavía no se superan”. Y apuntó enseguida a los problemas del desempleo, de las migraciones, del deterioro de la educación que afecta sobre todo a los jóvenes, del déficit de la democracia representativa. (Folha de Sao Paulo, 07 de Mayo del 2007).

Cómo no recordar hoy a la luz de los diversos dramas sociales que se observan como consecuencia de las injusticias sociales, esta profunda interpelación de nuestros obispos en las Conclusiones de la Conferencia de Aparecida: “Nos comprometemos a trabajar para que nuestra Iglesia Latinoamericana y Caribeña siga siendo, con mayor ahínco, compañera de camino de nuestros hermanos más pobres, incluso hasta el martirio. Hoy queremos ratificar y potenciar la opción del amor preferencial por los pobres hecha en las Conferencias anteriores. Que sea preferencial implica que debe atravesar todas nuestras estructuras y prioridades pastorales. La Iglesia latinoamericana está llamada a ser sacramento de amor, solidaridad y justicia entre nuestros pueblos”. (nº 396).

Nos preocupa enormemente el sistema económico neoliberal que se ha impuesto en el mundo. Estamos conscientes que la Santa Sede en diferentes oportunidades se ha manifestado contraria a los escándalos y abusos que este sistema financiero acarrea a millones de seres humanos. En este aspecto nos parece que ha sido débil la condena a lo que verdaderamente significa para los pobres y desempleados las brutales consecuencias de la crisis global financiera y lo que ocurre cuando la especulación financiera se refugia indemne en los paraísos fiscales causando aún más daño a las resentidas economías mundiales. Y, Jesús de Nazareth nos desafía a una conducta radicalmente opuesta; “no podeis servir a Dios y al dinero” (Mt. 6,24). La palabra que (Jesús) usa  para decir dinero- “mammona” -es de origen fenicio y evoca seguridad económica y éxito en los negocios…(Benedicto XVI, Homilía Catedral de Velletri – 2007). El Dios mammón destruye al hombre, estrangulando despiadadamente con sus manos una gran parte del mundo. (Benedicto XVI, Jesús de Nazareth, pgs. 126 / 127).

En este mismo sentido tienen plena vigencia, Cardenal Bertone, sus expresiones públicas referidas al contexto financiero global antes del inicio de la V Conferencia: “Los préstamos internacionales del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, y los de país a país ya son con usura y deberían ser declarados ilegales”. Usted también declaró que la Iglesia Católica condena la usura definiéndola como “un homicidio indirecto cuando provoca la muerte favoreciendo miseria y pobreza”, y recordó que la deuda pesa 6 mil dólares sobre cada niño nacido en las naciones de baja renta y que la mitad del Producto Interno Bruto de esos países se usa en pagar los intereses.

Gratificante es tener presente lo que señala la exhortación apostólica Pastores Gregis, del Papa Juan Pablo II (2003), referidas precisamente al sufrimiento de toda persona pobre y sin trabajo: “Hoy más que ayer, la guerra de los poderosos contra los débiles ha abierto profundas divisiones entre ricos y pobres…En el seno de un sistema económico injusto, con disonancias estructurales muy fuertes, la situación de los marginados se agrava de día en día. En la actualidad hay hambre en muchas partes de la tierra, mientras en otras hay opulencia. Las víctimas de estas dramáticas desigualdades son sobre todo los pobres, los jóvenes, los refugiados… ¿Cómo callarse frente al drama persistente del hambre y la pobreza extrema en una época en la cual la humanidad posee como nunca los medios para un reparto equitativo?” (nº 67).

Motivo de preocupación y angustia es también la carrera armamentista que se observa en el Continente. Nuestro país es el que más gasta per cápita en armamentos en toda la región. Esta situación es intolerable a la luz de la doctrina católica. Nos parece que nuestra Iglesia no hace escuchar su voz como corresponde ante esta verdadera cultura de la muerte que se nos impone por la vía del armamentismo. Hoy hemos de recordar lo que nos dice el Concilio Vaticano II: “La carrera de armamentos es la plaga más grave de la humanidad, y perjudica a los pobres de manera intolerable. Hay que temer seriamente que, si perdura, engendre todos los estragos funestos cuyos medios ya prepara”. (IM 81).

Estimado hermano Bertone, nos parece pertinente, en este tiempo post Semana Santa, compartir también algunas enseñanzas de lo que significa para todos nosotros ser discípulos de Jesús -tal como lo pide la V Asamblea del Celam-, es decir, cómo hoy aprender y llevar una praxis de vida y misionera en sintonía con las enseñanzas y las actividades de Jesús, entendido este discipulado como un cambio de vida para dedicarse al reino de Dios. “Por la opresión del humilde y el gemido del pobre me levantaré, dice el Señor”. (Sal 12, 6).

Para todo laico cristiano, personal consagrado y persona de buena voluntad es de primera importancia el destacar que Jesús al vivir en Galilea, zona pobre y menospreciada, constató todos los abusos y opresiones a que estaba sometido el pueblo. Jesús cura a los enfermos, da de comer a los hambrientos, acompaña cariñosamente a los pecadores, realiza milagros. El Maestro no se quedó callado, denuncia a los dirigentes religiosos de Israel que imponen miedo en lugar de anunciar la felicidad al pueblo pobre. Hay que tener presente que Jesús enseñó que no quiere sacrificios ni templos ni sacerdotes. Por sobre todo quiere justicia y misericordia y como Laico quiere que su pueblo vuelva a ser un pueblo de laicos, sin clase superior. Y, por supuesto repetir y tener presente que “los que mandan tendrán que portarse como servidores, como inferiores y no como autoridades”.

Es notable recordar como Jesús procede ante el imperio de Roma; denuncia y condena a ese imperio en todos sus aspectos sociales, no calla ante el poder establecido ni ante los promotores de la falsedad y la mentira.  El martirio de Jesús es una prueba de su total fidelidad a su mensaje y misión en la tierra. Este es el reto que Jesús nos plantea a través de los tiempos; Hay que hacer actual el contenido de la vida del Maestro para ser verdaderamente discípulo.

Finalmente y siguiendo la enseñanza de Jesús que dijo: “Que vuestro lenguaje sea sí cuando es sí y no cuando es no”, nos parece justo y oportuno decir, junto a no pocos laicos, laicas y personal consagrado, que la Iglesia de Santiago se merece un obispo fiel a lo que ha sido su tradición desde hace muchos años. Es decir, que venga un Pastor abierto al diálogo, sensible al drama de la pobreza, que no excomulgue ni persiga a nadie, que acepte la sana diversidad que de hecho existe en nuestra Iglesia, que prevalezca la comprensión antes que el castigo, que acoja y no oprima.

Chile en el año del Bicentenario e iniciando una nueva fase en su alta dirección política, necesita más que nunca cristianos comprometidos, seriamente, con la justicia social y la solidaridad con los que más sufren. Ese es el camino correcto para la consecución del Bien común. Por lo tanto, sería un grave retroceso y motivo de escándalo que llegue al sillón Arzobispal un obispo más fiel a un proyecto teológico y eclesial distante de la realidad o, alejado de los signos de los tiempos sin ver adecuadamente lo que quiere y necesita toda sociedad sana: fidelidad total a Jesús del Pesebre, a los más pobres y a los sufrientes sin distingos de ninguna especie para la consecución del Reino de Dios.

Hacemos votos, estimado Cardenal Bertone, para que venga al Arzobispado de Santiago un obispo rodeado sólo del Evangelio de Jesús y distante del poder y boato que nada tienen que ver con la hermosura de la Palabra. Que como Pablo, Pedro, Juan, Santiago, Andrés, Cipriano, Esteban, Ambrosio o Francisco, venga libre y más que autoridad demuestre razón, palabra, diálogo y acogida a todos.

Como cristianas y cristianos fieles al Evangelio, junto a toda persona de buena voluntad queremos un obispo que venga como hermano, servidor y amigo de todos para evitar lo que se ha repetido en la tradición eclesiástica: la imposición de obispos no deseados puede llevar a “que los hombres se vuelvan menos religiosos de lo que conviene” (s. León Magno).

Entre ustedes no será así, al contrario, el que aspire a ser más que los demás, se hará servidor de ustedes. Y el que quiera ser el primero, debe hacerse esclavo de los demás”. (Mt. 20,26).

Cardenal Bertone, reciba nuestros cordiales y fraternos Saludos; Atte:

Andrés Aylwin Azócar, Abogado
Vicente Sota Barros, Ex Pdte. Cámara de Diputados
Fernando Castillo Velasco, Ex Rector de la U. Católica
Héctor Gárate W., Pdte. Juventud Demócrata Cristiana
Mónica Echeverría Y., Escritora  
Fabiola Letelier del Solar, Abogada
Ramón Huidobro, Diplomático 
Loreto Fernández, Teóloga
Manuel Jacques, Abogado
Hervi Lara, Académico
José Frías, Misionero Laico 
Esteban Silva, Sociólogo
Rony Nuñez M., Abogado
José Galiano, Abogado
Manuel Guerrero A., Sociólogo
Patricio Véjar, Comunidad Juan XXIII
Alejandro Medina, Misionero Laico
Juan Subercaseaux A., Abogado
Iván Gutiérrez L., Periódico “Crónica Digital”
Jaime Escobar M., RevistaReflexión y Liberación”

Santiago de Chile, Abril 6 del 2010.

23 comentarios

  • olga larrazabal

    Ex iste un informe del psicoterapeuta norteamericano Richard Sipe citado por Hans Küng sobre la vida sexual del clero norteamericano y sus desviaciones, que se puede encontrar traducido al castellano en http://www.piensachile.com/ bastante más iluminador que las opiniones sesgadas de algunos purpurados sobre el tema.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Pepe
    La verdad, yo no habría usado el tablón para resucitar esa entrevista.
    Pero para que no quede dudas: ni tengo un juicio favorable genérico sobre la Inquisición en su origen; ni tengo un juicio favorable genérico sobre su heredera la Congregación para la Doctrina de la Fe.  Eso no me impide reconocer que, EN SU CONTEXTO, la Inquisición supuso algunos avances procedimentales; notorias desviaciones eclesiológicas y claros retrocesos evangélicos.
    Saludos
    Rodrigo

  • pepe blanco

    Efectivamente, Rodrigo. Conozco a mucha gente que pondría eso que tú dices en el tablón de anuncios. Y tú, ¿qué pondrías, a este respecto?

  • Rodrigo Olvera

    Es decir, alguien pudo haber anunciado en el Tablón “No os perdáis esta vieja entreevista a Ratzinger, para quien la Inquisición es criticable bajo la luz de nuestro concepto de justicia”, ¿no crees?

  • Rodrigo Olvera

    Pepe Blanco

    En la entrevista, la expresión de que la Inquisición fue un progreso no es “un juicio favorable genérico “.

    Tan es así que esa expresión de que la Inquisición fue un progreso es sólo un matiz de la afirmación anterior: “Siendo criticable bajo la luz de nuestro concepto de justicia”.

    Saludos

  • pepe blanco

    Oscar, sobre el “progreso” que supuso la Inquisición, repito lo que escribí esta mañana en otro comentario. Brevísimamente, pues se sale por completo del asunto del hilo.

    Aunque la innovación que parece que supuso la investigación previa a los juicios que hacía la Inquisición, pueda considerarse un avance jurídico,  el juicio de valor favorable y genérico sobre ella, parece tan injustificable como lo sería afirmar que el nazismo supuso un gran progreso, por las investigaciones de Von Braun en el desarrollo de cohetes que permitieran bombardear Londres desde territorio alemán, y que en la práctica constituyeron el primer  y fundamental paso de la posterior investigación espacial, o por los conocimientos que adquirieron algunos médicos investigando con judíos en los campos de concentración. Ni esas ni otras consecuciones durante el período nazi, justifican un juicio favorable genérico sobre él. Al menos, eso es lo que yo creo.

  • Rodrigo Olvera

    Oscar

    Hay una vieja estrategia DISCURSIVA que es la de empezar por invocar el discurso de quien tienes enfrente que es favorable a tu pretensión, antes de plantear tu pretensión (que normalmente es contrario al interés de quien tienes enfrente).

    La intención de tal estrategia es: a) limitar el campo de decisión de quien tienes enfrente, ante el riesgo de contradecirse; b) en caso de que se niegue tu pretensión, evidenciar la contradicción de quien tienes enfrente.

    Me queda claro que la intención de la carta no fue ni halagar ni enmascarar a Bertone (a quien yo no llamaría “gentuza” por más que disiento de sus prácticas y discursos), sino preparase para el escenario “b”.  No creo que ellos mismos  crean que la carta será eficaz para evitar un nombramiento de un conservador (aunque cosas raras ocurren a veces).

    Podemos debatir que tan eficaz es el recurso a estos medios testimoniales. Yo no los creo completamente ineficaces. Mucho menos enmascaradores.

    Saludos

  • oscar varela

    Hola!

    pepe blanco:
    Gracias. Debe ser como dices. No supe interpretar.

    Nota referida al Tablón:  
    Lo que ahí dice Ratzinger puede tener, tal vez, un valor positivo:
    -“El imputado merece ser escuchado en juicio”-

    El avance consiste en la positividad de valorar la opinión personal del imputado.

    Lo interesante estaría en mostrar cómo la terquedad-monárquica-absoluta del propio Ratzinguer-ICAR
    impide a estos “ñatos” vivir el mundo de opiniones contemporáneas.

    ¡Asunto de Demo-cracia!
    ·············
    Rodrigo Olvera:
    Tú tienes más razón aun:
    Y precisamente tú lo sabes mucho más que yo:

    A la guerra se va con los puños apretados;
    y el que no aprieta los puños es porque nunca fue a la guerra.

    Con esa “gentuza” no hay contemplaciones que valgan.

    Entonces,
    si para mí, la CARTA:

    1º) no tiene ESTRATEGIA
    2º) no tiene EFICACIA

    ¿a quién aprovecha?
    ¿a quienes enmascara?
    ·········
    Gracias igual Rodrigo

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Kaláa

    ….Curioso!!

    Saludos.
     

  • Rodrigo Olvera

    Oscar

    La carta de chilenos a Bertone se relaciona con la visita de Bertone a Chile (que es el cotexto en el que dijo la estupidez que dijo). Por supuesto que hay relación.
    ´
    Podemos fijarnos en el estilo o podemos fijarnos en el contenido. El contenido es el anticipar una reacción similar a lo que le ocurrió a Munilla, si se elige un obispo contrario a la línea eclesial anterior.

    Podemos estar de acuerdo o no en la estrategia discursiva; podemos estar de acuerdo o no en la eficacia. Pero una descalificación así como la que haces, me parece por lo menos insensible.

    Saludos

  • pepe blanco

    Hola Oscar Varela,
     
    Según lo entiendo, el nexo entre la pedofilia –más precisamente, las declaraciones de Bertone al respecto- y la carta lo proporciona el título de la entrada. Es decir, no es que la carta tenga que ver con la pedofilia sacerdotal, sino que los dos sucesos –carta y declaraciones- tienen que ver con lo que dice el título: el viaje de Bertone a Chile.

  • mªpilar garcía

    ¿Como podemos esperar con pensamientos como estos: besa manos… como estas, poderosos como estos, donde todo cuanto digan los altos dignatarios = príncipes de Roma… les parece maravilloso, sin importarles para nada el dolor tremendo causado?

    Esto causa verdadera vergüenza…

    ¿Hasta donde son capaces de llegar, sin reconocer los errores cometidos, no solo en este tremendo tema… en tantos otros, como la riqueza, el boato, la pompa, la categoría de reyes de este mundo?
    La lejanía que existe ante el proyecto de Jesús y sus vidas, aunque estén llenas de ritos y vacías de Amor, justicia, servicio… etc. etc.?
    mª pilar

  • oscar varela

    Hola “Comunidad Juan XX!!!

    Estaba un sacerdote celebrando misa.
    A cada frase del cura
    respondía el monaguillo:
    -“¡Alabado sea el santísimo!”-

    Y así de continuo.

    Por fin, fastida’o, se dio vuelta el cura y le dijo:
    -“Oye hijo, eso está muy bien, pero no viene al caso!”-
    ·········
    El cuento sí que viene porque no veo:

    1º) lo “pertinente” de la carta;
    Atrio y Uds. la relacionan a la “pedofilia” Bertoniana.
    Pero la Carta no se refiere a la Pedofilia de nadie (¿o me equivoco?).

    2º) en cuanto a LA CARTA ya dije algunas bronquitis sobre su “estilo“, nada laico, sino infantil.
    Porque no me parece que así -adulonamente (léase “miedosamente”)-
    se les vaya a arrugar nada a esta gente usurpadora de la vida y del Jesús.

    3º) No sé si me seguiré equivocando pero:
    a esta gentuza no se le va a mover un pelo
    * si no se le retira las fuentes lucrativas (léase dólar, euro, libra, yen, y todos los etc.)
    * si no se los obliga a trabajar “pro pane lucrando“.
    ··········
    Ya padres y madres de niños y niñas, se les está revoleando el “bocho”, “balero” o “zapallo”;
    y a quien antes miraban confiadamente al mandarlos a las escuelas “religiosas”
    les ha entrado el bichito de la DUDA.

    Así empezó Descartes ¡y miren qué bochinche se armó!
    ········
    Bueno, seguiré ¡yendo todavía!
    tal vez me entere cómo harán seguir la Peli. – Oscar.

  • Ahora que el cardenal Bertone, desde Chile, hace nuevas y desatinadas declaraciones sobre la pedofilia que azota a la Iglesia, es esta Carta de laicos chilenos muy pertinente. Toda la Curia debería leerla y discernir con seriedad los contenidos teológicos, referidos a lo que fue la praxis de Jesús respecto al poder romano,  los sacerdotes y templos.
    Tarde o temprano  el conjunto de la Iglesia, en especial los que la dirigen desde la sede de Pedro han de asumir que la misión para la consecución del Reino viene desde los sencillos, los humildes y no desde el poder, eso es contrario a la esencia cristiana…
    A todos los protegidos de Juan Pablo II y Angelo Sodano (Opus y Legionarios) se les debe insistir que NO se puede servir a Dios y al Dinero.  A todos los lectores, Paz y Bien!

  • pepe blanco

    Muchas gracias, Ana Rodrigo, por los ánimos que me das para no cortarme. No obstante, pasado ya el calentón inicial, voy a procurar cortarme un poco, que si me cabreo mucho puedo llegar a decir cosas muy feas. Y no es que ese elemento no se las merezca, que se las merece, sino que los que no os merecéis leerlas sois vosotros y a él, muy probablemente, ni le lleguen a los oídos…

  • Carmen (Almendralejo)

    http://www.lamujerdepurpura.com/2010/04/fui-violada-por-un-sacerdote-los-siete.html
    Este sacerdote también era homosexual…?
    ¡No!
    Y quienes abusan de menores  solo pretenden hacer y sastifacer unos instintos primarios de animal que solo busca la presa fácil, aquella que no le pondrá entredicho y que su estatus le permite acceder muy fácilmente.
    Estos asesinos de niños y de niñas, porque es lo que son, al matar toda la inocencia y vida que aún por edad no han tenido…
    Deben ser castigado doblemente por ser personas con más edad, por tener un poder mayor que cualquier persona sobre ellos, la sociedad y sobre la moral.
    Sin decir el dañó irreparable de la fe que en muchos casos nunca se recupera.
    ¿Quien o quienes recomponen esta perdidas de la inocencia, de una sexualidad plena y sin culpa, qué dios le han mostrado estos asesinos de menores?

  • oscar varela

    Hola!

    Debo andar mal de la vista o chochendo;
    porque no entiendo el nexo entre la “pedofilia” etc.

    y esta extensa, desabrida, opiante y adulona carta.

    Es un estilo demasiado clerical.

    Pero -como dije- debo andar chocheando.

    Igual ¡vamos todavía! – Oscar.

  • Queridos amigos de ATRIO: Desde Chile, Gracias por difundir esta oportuna Carta al cardenal Bertone. Es de suma importancia que se escuche la voz del Laicado en temas tan importantes como el nombramiento de obispos y otros como la pederastia…
    Nuestra Iglesia hoy necesita tener claridad y transparencia y estos nobles propósitos no pueden ser posibles cabalmente si persiste el secretismo, la intolerancia, el ocultamiento y las exclusiones a tantos y tantas… A la luz de estos graves hechos que vemos; porqué es posible Canonizar a Juan Pablo II y no a Monseñor Romero?
    La Iglesia no puede ser fiel al Poder, debe volver al Evangelio de Jesús!
    Unidos en la misma Esperanza!!  Saludos desde Chile a todas y todos!

  • Gabriel Sánchez

    En rigurosidad cientifica la pedofilia es una enfermedad, claramente diagnosticable, que puede ser contraida por Heterosexuales y Homosexuales, asi como el celibato no es la causa, la homosexualidad tampoco lo es… Como afirmación, es cienficamente erronea, mal informada, y hace mal a la Iglesia que sus Jerarquias, manejen un nivel tan bajo de informaciòn y de formación…El tema de la pedofilia, no es un tema para levantar banderas…ni de un lado, ni del otro, ha trascendido que un famoso colegio Aleman Laico, verificaba este tipo de conducta COMO PARTE DE LA CONDUCTA DE LA ORGANIZACIÒN…, el tema tiene una profundidad y una dimensión social, ademàs del enorme sufrimiento que causa, que no puede ser manejado tan livianamente…Necesita un enfoque informado, un abordaje profesional y multidiciplinar…incluyendo lo socialogico, hoy las mayores ventas de pornografia en internet, (negocio millonario), son de niños y niñas desnudos…Debemos darle al tema la profundidad y la gravedad que tienen.- Gabriel

  • Antonio Vicedo

    ¿Estarán afianzando lo de: “-Cuanto peor, mejor“? Igual están convencidos de que tal y como tienen a la más fiel clientela, cuanta más bazofia le den, mejor satisfecha y  disponible la tendrán. Lo del chivo expiatorio ya es viejo para salvar las conductas hipócritas. El baldón y condena, para el diferente.
    ¿No habrá nadie que le largue a bocajarro ¡Por qué no te callas!?
    Aunque, pensándolo mejor, vale más que saquen lo que llevan dentro, y así podemos entender mejor aquello de Jesús: ¿ Para qué sirve la sal que no sala (aunque sal parezca),  sino para ser esparcida en las calles y que la pisen las gentes?  

  • Sergio Zalba

    Me pareció excelente el contenido de la carta. Pero al leer la lista de firmantes me sobrevino una inquietud: ¿cómo participan de estas reflexiones  los cristianos más sencillos, los que no tienen títulos académicos ni ocupan lugares destacados?
     
    Uno de los mayores problemas de la eclesialidad latinoamericana (dije ‘eclesialidad’, no institiución eclesiástica) reside precisamente allí, en la distancia que suele existir entre las minorías cultivadas intelectualmente y las mayorías que acuden a los templos, bautizan a sus hijos y piden bendiciones construyendo la imagen de que son multitudes las que apoyan -sin condiciones- al modelo eclesiástico oficial.
     
    No tengo ninguna duda de que una enorme porción de esas mayorías, también están diciendo -con gestos que no se suelen leer- muchas de las mismas cosas que se dicen en esta carta. El asunto está en integrarlas, en incorporarlas, en favorecer los canales de expresión de esas mayorías más silenciadas que silenciosas.  Si esto no ocurre, la lectura oficial seguirá siendo la misma de siempre: “No hay problema, los que se quejan son un puñado de zurditos que no representan a nadie…”
     
    Sobre el  cardenal Bertone: sus expresiones me resultan una verdadera vergüenza, ¿para qué comentar?
     

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, no te cortes, la palabra “originalidad” no tiene nada que ver con lo dicho por este señor. El sr. BERTONE  ni tiene vergüenza, ni decencia, ni moral, ni vive en este mundo (desconozco en cuál vive), ni es digno de representar a nadie y mucho menos a Cristo y a su Iglesia.

    Los pederastas son pederastas tenga la condición sexual que tenga, pero si es un sacerdote tiene doble responsabilidad moral, además de la civil y penal, por ser una persona que tiene como misión enseñar moral con la palabra y con el ejemplo y a la que se le encomiendan a las niñas y a los niños para que les eduque, no para que los corrompa.

  • pepe blanco

    La “originalidad” –empleo esta palabra y no otra más adecuada para no empezar ya a cabrearme y escribir cosas terribles a estas horas de la mañana-, digo que la originalidad del secretario de estado vaticano parece no tener límites. Este individuo es el mismo que, creo recordar, propuso crear una selección vaticana de fútbol, nada más llegar a la secretaría de estado. Alguien debió de pararle los pies (nunca mejor dicho).
     
    También fue él quien dijo que, por supuesto, estaba en contra de la clonación humana, pero que haría una excepción con Sofía Loren…
     
    En fin, que es un digno miembro del “club Berlusconi”: una peligrosa pandilla de payasos insustanciales con poder. En el caso de Bertone, la cuestión es que habla en nombre de la “iglesia de Cristo”. Pues tanto peor, para Cristo y para su iglesia.
     
    Además, ese tipejo es un macarra. Leo en Periodista Digital que en Chile también dijo algo así como que “No queremos poner el silenciador, pero esperamos que se termine esta campaña” [de desprestigio contra el papa]. ¿Y quién le dijo a este petardo que nos puede poner el silenciador?

Deja un comentario