Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4788 Artículos. - 76762 Comentarios.

Carta abierta a los obispos católicos de todo el mundo

Ante los cinco años de pontificado de Benedicto XVI, Hans Küng publica hoy en la prensa de todo el mundo -en España en El País– esta carta. Muchos le acusarán, seguro, de pretencioso o creído. Pero esta fácil descalificación personal no puede ser excusa para no entrar en el fondo del problema y para no asumir, cada obispo (y cada católico),  la responsabilidad directa, no delegada, que tiene (cada cual en su nivel) para con su comunidad de creyentes. ¡Que nadie espere que las reformas y los remedios vengan de arriba!


Estimados obispos,

Joseph Ratzinger, ahora Benedicto XVI, y yo fuimos entre 1962 1965  los dos teólogos más jóvenes del concilio. Ahora, ambos somos los más ancianos y los únicos que siguen plenamente en activo. Yo siempre he entendido también mi labor teológica como un servicio a la Iglesia. Por eso, preocupado por esta nuestra Iglesia, sumida en la crisis de confianza más profunda desde la Reforma, os dirijo una carta abierta en el quinto aniversario del acceso al pontificado de Benedicto XVI. No tengo otra posibilidad de llegar a vosotros. 

Aprecié mucho que el papa Benedicto, al poco de su elección, me invitara a mí, su crítico, a una conversación de cuatro horas, que discurrió amistosamente. En aquel momento, eso me hizo concebir la esperanza de que Joseph Ratzinger, mi antiguo colega en la Universidad de Tubinga, encontrara a pesar de todo el camino hacia una mayor renovación de la Iglesia y el entendimiento ecuménico en el espíritu del Concilio Vaticano II. 

Mis esperanzas, y las de tantos católicos y católicas comprometidos, desgraciadamente, no se han cumplido, cosa que he hecho saber al papa Benedicto de diversas formas en nuestra correspondencia. Sin duda, ha cumplido concienzudamente sus cotidianas obligaciones papales y nos ha obsequiado con tres útiles encíclicas sobre la fe, la esperanza y el amor. Pero en lo tocante a los grandes desafíos de nuestro tiempo, su pontificado se presenta cada vez más como el de las oportunidades desperdiciadas, no como el de las ocasiones aprovechadas: 

  •  Se ha desperdiciado la oportunidad de un entendimiento perdurable con los judíos: el Papa reintroduce la plegaria preconciliar en la que se pide por la iluminación de los judíos y readmite en la Iglesia a obispos cismáticos notoriamente antisemitas, impulsa la beatificación de Pío XII y sólo se toma en serio al judaísmo como raíz histórica del cristianismo, no como una comunidad de fe que perdura y que tiene un camino propio hacia la salvación. Los judíos de todo el mundo se han indignado con el predicador pontificio en la liturgia papal del Viernes Santo, en la que comparó las críticas al Papa con la persecución antisemita. 
  •  Se ha desperdiciado la oportunidad de un diálogo en confianza con los musulmanes; es sintomático el discurso de Benedicto en Ratisbona, en el que, mal aconsejado, caricaturizó al islam como la religión de la violencia y la inhumanidad, atrayéndose así la duradera desconfianza de los musulmanes. 
  •  Se ha desperdiciado la oportunidad de la reconciliación con los pueblos nativos colonizados de Latinoamérica: el Papa afirma con toda seriedad que estos “anhelaban” la religión de sus conquistadores europeos. 
  •  Se ha desperdiciado la oportunidad de ayudar a los pueblos africanos en la lucha contra la superpoblación, aprobando los métodos anticonceptivos, y en la lucha contra el sida, admitiendo el uso de preservativos. 
  •  Se ha desperdiciado la oportunidad de concluir la paz con las ciencias modernas: reconociendo inequívocamente la teoría de la evolución y aprobando de forma diferenciada nuevos ámbitos de investigación, como el de las células madre. 
  •  Se ha desperdiciado la oportunidad de que también el Vaticano haga, finalmente, del espíritu del Concilio Vaticano II la brújula de la Iglesia católica, impulsando sus reformas

Este último punto, estimados obispos, es especialmente grave. Una y otra vez, este Papa relativiza los textos conciliares y los interpreta de forma retrógrada contra el espíritu de los padres del concilio. Incluso se sitúa expresamente contra el concilio ecuménico, que según el derecho canónico representa la autoridad suprema de la Iglesia católica: 

  •  Ha readmitido sin condiciones en la Iglesia a los obispos de la Hermandad Sacerdotal San Pío X, ordenados ilegalmente fuera de la Iglesia católica y que rechazan el concilio en aspectos centrales. 
  •  Apoya con todos los medios la misa medieval tridentina y él mismo celebra ocasionalmente la eucaristía en latín y de espaldas a los fieles. 
  •  No lleva a efecto el entendimiento con la Iglesia anglicana, firmado en documentos ecuménicos oficiales (ARCIC), sino que intenta atraer a la Iglesia católico-romana a sacerdotes anglicanos casados renunciando a aplicarles el voto de celibato. 
  •  Ha reforzado los poderes eclesiales contrarios al concilio con el nombramiento de altos cargos anticonciliares (en la Secretaría de Estado y en la Congregación para la Liturgia, entre otros) y obispos reaccionarios en todo el mundo. 

El Papa Benedicto XVI parece alejarse cada vez más de la gran mayoría del pueblo de la Iglesia, que de todas formas se ocupa cada vez menos de Roma y que, en el mejor de los casos, aún se identifica con su parroquia y sus obispos locales. 

Sé que algunos de vosotros padecéis por el hecho de que el Papa se vea plenamente respaldado por la curia romana en su política anticonciliar. Esta intenta sofocar la crítica en el episcopado y en la Iglesia y desacreditar por todos los medios a los críticos. Con una renovada exhibición de pompa barroca y manifestaciones efectistas cara a los medios de comunicación, Roma trata de exhibir una Iglesia fuerte con un “representante de Cristo” absolutista, que reúne en su mano los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Sin embargo, la política de restauración de Benedicto ha fracasado. Todas sus apariciones públicas, viajes y documentos no son capaces de modificar en el sentido de la doctrina romana la postura de la mayoría de los católicos en cuestiones controvertidas, especialmente en materia de moral sexual. Ni siquiera los encuentros papales con la juventud, a los que asisten sobre todo agrupaciones conservadoras carismáticas, pueden frenar los abandonos de la Iglesia ni despertar más vocaciones sacerdotales. 

Precisamente vosotros, como obispos, lo lamentaréis en lo más profundo: desde el concilio, decenas de miles de sacerdotes [en la traducción de EP dice obispos] han abandonado su vocación, sobre todo debido a la ley del celibato. La renovación sacerdotal, aunque también la de miembros de las órdenes, de hermanas y hermanos laicos, ha caído tanto cuantitativa como cualitativamente. La resignación y la frustración se extienden en el clero, precisamente entre los miembros más activos de la Iglesia. Muchos se sienten abandonados en sus necesidades y sufren por la Iglesia. Puede que ese sea el caso en muchas de vuestras diócesis: cada vez más iglesias, seminarios y parroquias vacíos. En algunos países, debido a la carencia de sacerdotes, se finge una reforma eclesial y las parroquias se refunden, a menudo en contra de su voluntad, constituyendo gigantescas “unidades pastorales” en las que los escasos sacerdotes están completamente desbordados. 

Y ahora, a las muchas tendencias de crisis todavía se añaden escándalos que claman al cielo: sobre todo el abuso de miles de niños y jóvenes por clérigos -en Estados Unidos, Irlanda, Alemania y otros países- ligado todo ello a una crisis de liderazgo y confianza sin precedentes. No puede silenciarse que el sistema de ocultamiento puesto en vigor en todo el mundo ante los delitos sexuales de los clérigos fue dirigido por la Congregación para la Fe romana del cardenal Ratzinger (1981-2005), en la que ya bajo Juan Pablo II se recopilaron los casos bajo el más estricto secreto. Todavía el 18 de mayo de 2001, Ratzinger enviaba un escrito solemne sobre los delitos más graves (Epistula de delictis gravioribus) a todos los obispos. En ella, los casos de abusos se situaban bajo el secretum pontificium, cuya vulneración puede atraer severas penas canónicas. Con razón, pues, son muchos los que exigen al entonces prefecto y ahora Papa un mea culpa personal. Sin embargo, en Semana Santa ha perdido la ocasión de hacerlo. En vez de ello, el Domingo de Ramos movió al decano del colegio cardenalicio a levantar urbi et orbe testimonio de su inocencia. 

Las consecuencias de todos estos escándalos para la reputación de la Iglesia católica son devastadoras. Esto es algo que también confirman ya dignatarios de alto rango. Innumerables curas y educadores de jóvenes sin tacha y sumamente comprometidos padecen bajo una sospecha general. Vosotros, estimados obispos, debéis plantearos la pregunta de cómo habrán de ser en el futuro las cosas en nuestra Iglesia y en vuestras diócesis. Sin embargo, no querría bosquejaros un programa de reforma; eso ya lo he hecho en repetidas ocasiones, antes y después del concilio. Sólo querría plantearos seis propuestas que, es mi convicción, serán respaldadas por millones de católicos que carecen de voz. 

1. No callar: en vista de tantas y tan graves irregularidades, el silencio os hace cómplices. Allí donde consideréis que determinadas leyes, disposiciones y medidas son contraproducentes, deberíais, por el contrario, expresarlo con la mayor franqueza. ¡No enviéis a Roma declaraciones de sumisión, sino demandas de reforma! 

2. Acometer reformas: en la Iglesia y en el episcopado son muchos los que se quejan de Roma, sin que ellos mismos hagan algo. Pero hoy, cuando en una diócesis o parroquia no se acude a misa, la labor pastoral es ineficaz, la apertura a las necesidades del mundo limitada, o la cooperación mínima, la culpa no puede descargarse sin más sobre Roma. Obispo, sacerdote o laico, todos y cada uno han de hacer algo para la renovación de la Iglesia en su ámbito vital, sea mayor o menor. Muchas grandes cosas en las parroquias y en la Iglesia entera se han puesto en marcha gracias a la iniciativa de individuos o de grupos pequeños. Como obispos, debéis apoyar y alentar tales iniciativas y atender, ahora mismo, las quejas justificadas de los fieles. 

3. Actuar colegiadamente: tras un vivo debate y contra la sostenida oposición de la curia, el concilio decretó la colegialidad del Papa y los obispos en el sentido de los Hechos de los Apóstoles, donde Pedro tampoco actuaba sin el colegio apostólico. Sin embargo, en la época posconciliar los papas y la curia han ignorado esta decisión central del concilio. Desde que el papa Pablo VI, ya a los dos años del concilio, publicara una encíclica para la defensa de la discutida ley del celibato, volvió a ejercerse la doctrina y la política papal al antiguo estilo, no colegiado. Incluso hasta en la liturgia se presenta el Papa como autócrata, frente al que los obispos, de los que gusta rodearse, aparecen como comparsas sin voz ni voto. Por tanto, no deberíais, estimados obispos, actuar solo como individuos, sino en comunidad con los demás obispos, con los sacerdotes y con el pueblo de la Iglesia, hombres y mujeres. 

4. La obediencia ilimitada sólo se debe a Dios: todos vosotros, en la solemne consagración episcopal, habéis prestado ante el Papa un voto de obediencia ilimitada. Pero sabéis igualmente que jamás se debe obediencia ilimitada a una autoridad humana, solo a Dios. Por tanto, vuestro voto no os impide decir la verdad sobre la actual crisis de la Iglesia, de vuestra diócesis y de vuestros países. ¡Siguiendo en todo el ejemplo del apóstol Pablo, que se enfrentó a Pedro y tuvo que “decirle en la cara que actuaba de forma condenable” (Gal 2, 11)! Una presión sobre las autoridades romanas en el espíritu de la hermandad cristiana puede ser legítima cuando estas no concuerden con el espíritu del Evangelio y su mensaje. La utilización del lenguaje vernáculo en la liturgia, la modificación de las disposiciones sobre los matrimonios mixtos, la afirmación de la tolerancia, la democracia, los derechos humanos, el entendimiento ecuménico y tantas otras cosas sólo se han alcanzado por la tenaz presión desde abajo. 

5. Aspirar a soluciones regionales: es frecuente que el Vaticano haga oídos sordos a demandas justificadas del episcopado, de los sacerdotes y de los laicos. Con tanta mayor razón se debe aspirar a conseguir de forma inteligente soluciones regionales. Un problema especialmente espinoso, como sabéis, es la ley del celibato, proveniente de la Edad Media y que se está cuestionando con razón en todo el mundo precisamente en el contexto de los escándalos por abusos sexuales. Una modificación en contra de la voluntad de Roma parece prácticamente imposible. Sin embargo, esto no nos condena a la pasividad: un sacerdote que tras madura reflexión piense en casarse no tiene que renunciar automáticamente a su estado si el obispo y la comunidad le apoyan. Algunas conferencias episcopales podrían proceder con una solución regional, aunque sería mejor aspirar a una solución para la Iglesia en su conjunto. Por tanto: 

6. Exigir un concilio: así como se requirió un concilio ecuménico para la realización de la reforma litúrgica, la libertad de religión, el ecumenismo y el diálogo interreligioso, lo mismo ocurre en cuanto a solucionar el problema de la reforma, que ha irrumpido ahora de forma dramática. El concilio reformista de Constanza en el siglo previo a la Reforma acordó la celebración de concilios cada cinco años, disposición que, sin embargo, burló la curia romana. Sin duda, esta hará ahora cuanto pueda para impedir un concilio del que debe temer una limitación de su poder. En todos vosotros está la responsabilidad de imponer un concilio o al menos un sínodo episcopal representativo. 

La apelación que os dirijo en vista de esta Iglesia en crisis, estimados obispos, es que pongáis en la balanza la autoridad episcopal, revalorizada por el concilio. En esta situación de necesidad, los ojos del mundo están puestos en vosotros. Innúmeras personas han perdido la confianza en la Iglesia católica. Para recuperarla sólo valdrá abordar de forma franca y honrada los problemas y las reformas consecuentes. Os pido, con todo el respeto, que contribuyáis con lo que os corresponda, cuando sea posible en cooperación con el resto de los obispos; pero, si es necesario, también en solitario, con “valentía” apostólica (Hechos 4, 29-31). Dad a vuestros fieles signos de esperanza y aliento y a nuestra iglesia una perspectiva. 

Os saluda, en la comunión de la fe cristiana, Hans Küng. 

[Traducción: Jesús Alborés Rey]

42 comentarios

  • Santiago

    en vez de “marchacona” debe leerse “machacona”….mis disculpas…vale   Santiago Hernandez

  • Santiago

    amigo Pepe Sala,    yo tambien creo en la solidaridad…lo maravilloso de la humanidad es que se puede discrepar ideologicamente y argumentar en contra, y de cualquier manera seguir en la amistad y la solidaridad…tengo un monton de amigos con los que argumento bastante de todo: politica, religion, filosofia, y seguimos tan campantes y tan frescos
    Yo tambien quiero demorar “mi” parusia lo mas tarde posible…sin embargo la realidad se impone y el tiempo pasa inexorablemente…estoy seguro de encontrarte alli y hacer ese brindis famoso…No me cabe duda que tus neuronas esta intactas y son receptivas a la verdad….no por ser marchacona la historia deja de ser verdad…el quid esta en encontrarle sentido y coherencia….creo que al final debemos darle a nuestra vida la mejor armonia posible…estoy tambien seguro de que tu lo has hecho…yo tambien te leo con interes y disfruto del humor que le imprimes a tus comentarios….un abrazo   de Santiago Hernandez

  • pepe sala

    Disculpas por el inciso. Oscar pregunta por un señor.
     
    Es quien ponde de manifiesto cosas como ésta:
     
    3.- Lo cuenta  Hodei Otegi, hijo de Arnaldo:

    “La policía llegó a las 23:30 a nuestra casa. Entraron a casa el juez y unos  8-10 encapuchados, que traían a mi padre esposado. Nos dijeron que tenían permiso para registrar la casa. Nos dirigimos a abrazar a mi padre pero nos dijeron que estaba incomunicado y que ni siquiera podíamos hablar con él. Vaya paradoja, estar con mi padre en casa y no poder ni hablarle ni abrazarle. Antes de que viniera la policía miramos por la ventana mi madre, mi hermana y yo. En la calle se apreciaba un silencio sepulcral: la gente en los balcones con la luz apagada, el miedo y la impotencia estaba presente. Hacen lo que quieren con las armas en la mano. La policía llegó a golpear a los vecinos, que expresaban su solidaridad y cariño hacia nosotros. El registro fue muy duro y muy largo. Durante tres horas pusieron la casa patas arriba. Miraron todos los libros, se llevaron todas las fotos y los documentos familiares, los discos duros de dos ordenadores, las memorias de las cámaras digitales, quitaron los cuadros y fotos de las paredes y los tiraron al suelo. Dejaron todo tirado por los suelos. Se marcharon a las 2:30 de la madrugada. Ahora hacer poíítica es ilegal, dar una solución política a un  conflicto político es ilegal. Pero en esta ocasión han quedado al descubierto:¡¡¡¡ No les conviene que en Euskal Herria se consiga la paz!!!! Se ha demostrado que en la situación en la que estamos se encuentran cómodos.
    Para acabar, quiero agradecer al pueblo de Elgoibar por el cariño que nos ha demostrado a los miles y miles que acudieron a la manifestación de Donostia, a los que estuvieron presentes físicamente y también a los que estuvieron de corazón. La respuesta que se dio como pueblo unido fue impresionante, GRACIAS!”, Hodei Otegi.
    Mikel Arizaleta, 17 827 048

    Y te puedo asegurar, Oscar, que escribir cosas así es MUY COMPROMETIDO en nuestra España ” democrática”.

    http://www.kaosenlared.net/noticia/baltasar-garzon-juez-del-top

  • pepe sala

    “” Ahora si que puedo decirte, Pepe, de verdad que “podeis ir en paz, hermano”…”os vere, si os dignais, en la Parusia”….””
     
    Qué jodido Santiago… me caes simpatico, hombre, aunque no estoy de acuerdo con tus argumentaciones.
     
    Espero que sea dentro de muchos años ( lo de encontrarnos en la famosa ” parusía”). Yo me tengo por solidario y también tengo buena opinión sobre tí en los asuntos de solidaridad.
     
    Mira si seré solidario que cuando pienso en éso de la ” parusía” acostumbro a hacer un brindis ” solidario”:
     
    ¡¡ PORQUE NUESTRAS MUJERES NO SE QUEDEN VIUDAS !!
     
    Seamos optimistas y esperemos a vernos cuando nos toque. Si es posible que sea antes de la ” parusía”, porque si esperamos a ése momento, mi brindis se quedará sin sentido.
     
    ( Por cierto, mi esposa suele hacer el mismo brindis, pero su solidaridad es hacia mí y no quiere dejarme viudo. El amor , amigo Santiago, que para cumplir la recomendación cumple con lo establecido: ” amarás al prójimo como a tí mismo”… el más próximo a mí soy yo mismo y me amo un montón. Espérame sentado a la puerta del cielo, y cuando llegue ya veremos si hay sorpresas y el Portero nos recuerda aquello de ” lo que hiciste por cualquiera de mis criaturas, conmigo lo hiciste”
     
    Algunos Obispos, curas y Papas lo van a tener bien jodido, como el Portero se haya enterado de lo que han hecho con demasiadas de ” sus  criaturas”.
     
    Un placer, Santiago, leer tus homilías; a pesar de que me las sé de memoria de tanto haberlas escuchado en mis tiempos de seminarista. Allá por los años 60…Ya ha llovido desde entonces, pero la lluvia no ha lavado las neuronas sermoneras que siguen repitiendo idénticas homilías. Por aquel entonces no me las tragué; dudo mucho que puedan hacer la mínima mella en mi neurona después de lo que he experimentado desde aquellos juveniles años.
     
    Venga, un abrazo sincero.

  • Santiago

    Dicen, Pepe Sala, que el que rie ultimo, rie mejor…sera eso cierto? sin embargo, no estare yo muy contento por ese final…pues te deseo lo mejor en esta vida y en la otra…Ademas, eres de los pocos que tienes la paciencia de leerme..y sospecho que algo debes entender de lo que escribo (aunque dices que cada vez entiendes menos de teologia) cuando tanto ahinco pones en intervenir en el comentario y eso siempre me ha llamdo mucho la atencion
    Te agradezco que le des categoria de homilia a mi comentario…no fue hecha con esa intencion pero, si es asi,  no esta mal en volver a recordar acontecimientos pasados que -pesele a quien le pese- cambiaron la historia y dieron  al mundo sufriente una esperanza futura…algo que nos sacara de la miseria diaria….que trascendiera nuestra pobre humanidad doliente y tambaleante ante el final irremediable..y nos diera por fin la anhelada felicidad interminable….
    Ahora si que puedo decirte, Pepe, de verdad que “podeis ir en paz, hermano”…”os vere, si os dignais, en la Parusia”….un saludo cordial de Santiago Hernandez 

  • oscar varela

    Hola!

    Mariana Núñez es muy “sugeridora”.

    Leí su “TABLÓN”

    Elegante.

    Para contemporáneos mirando adelante.

    (que, precisamente, no es lo del viejito Küng)
    ········
    ¿quién es Mikel Arizaleta? ok ok ok

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • pepe blanco

    Hola Miguel González. Un par de observaciones y de respuestas a tus preguntas:

    – ¿Qué entiendes por liberalismo? Si identificas liberalismo con lo que actualmente se entiende por “neoliberalismo”, probablemente no encuentres muchos defensores del liberalismo en Atrio. Si por “liberalismo” entiendes otra cosa diferente, explícalo y ya veremos qué pasa.

     

     
     
    – En las organizaciones humanas, suelen organizar y disponer los dirigentes, cierto. Como también es cierto que en dichas asociaciones, organizaciones, estados, etc., suele sostenerlas un ideal democrático que, por desgracia, no siempre se lleva a la práctica. Ni los partidos políticos son paradigma de democracia, ni, por ejemplo, la ley electoral española es, a mi juicio, la más pulcramente democrática de todas. Pero, oye, al menos una vez cada cuatro años votamos, y si a la mayoría no le convence el gobierno, pues gana la oposición y ya está.
     
    – En la iglesia católica es impensable nada que se pueda parecer a una estructura democrática. No es que la democracia falle en la iglesia como puede llegar a fallar en otras organizaciones civiles. Es que, simplemente, no existe, ni siquiera en el papel, una mínima estructura democrática (el único atisbo democrático de la iglesia es la elección papal, y para qué vamos a hablar de ello… Javier Renobales ya nos ha hablado muchas
    veces de esa farsa democrática).
     
    – Si a vosotros no os importa saber la fecha de nacimiento de Jesús, pues imagina lo que me importa a mí…, la observación nació de tu reproche a algunos de intentar mimetizar a Jesús con hippies, comunistas, etc. Lo que quería decir es que desde siempre, el cristianismo ha tenido una tendencia a mimetizarse con su entorno, desde sus mismos orígenes: desde Orfeo hasta los hippies, con frecuencia los cristianos han incorporado a su propio acervo cultural y teológico, cosas que estaban sucediendo a su alrededor, por lo que me sorprende que te escandalices por ello.
     
    Saludos cordiales

  • ana rodrigo

    Desde luego, Pepe, ¡vaya guasa! En muchas ocasiones me río yo sola conmigo misma con las cosas que dices, y este último comentario ha hecho lo propio.

     
    Respecto a la teología que nos expones, querido Santiago, no dudo que a ti te hace feliz y, estoy segura, que te hace buena persona, pero, desde mi punto de vista, pienso que no deberíamos ser eslabones de una cadena que va trasmitiendo de forma repetitiva y acrítica lo que nuestros antepasados, habitantes de otras época, conocimientos-desconocimientos, cultura y limitaciones, nos dejaron como lo que la Iglesia denomina “Santa Tradición”. Ahí tenemos el caso de Galileo en el que la iglesia necesitó centenares de años para restituirle su honor y levantarle la condena….
     
    Como he dicho tantas veces, la sociedad va cambiando, en muchísimos aspectos ha avanzado inmensamente con respecto a otras épocas, y la exégesis de la que se  extrae la teología, debería también ir modificándose, sin que por ello se desvirtúe el mensaje original, más bien al contrario, la nueva teología lo enriquece, y lo hace en aspectos decisivos: por emancipar al ser humano de la irracionalidad, por liberar a los y las creyentes de un obediencia ciega a quienes se atribuyen ser los intermediarios directos entre Dios y la Humanidad, por hacer más creíble, más salvífico y más comprensible el mensaje original, y sobre todo, porque la nueva teología considera mayores de edad a los y las creyentes de apié, y no simples infantes que se creen todo, sólo porque lo diga un jerarca o la haya dicho alguien de otra época.
     
    ¿Por qué se tiene tanto miedo a que pensemos, a las aportaciones de estudiosos y conocedores/as de temas teológicos, como es el caso de Hans Küng y otros/as? ¿Por qué no se ha tenido en cuenta la teología de las mujeres tan novedosa, tan evangélica, tan fresca y tan actual? ¿Por qué Ratzinger va a tener más Espíritu Santo que Küng habiendo sido, entre otras razones, colegas de estudios? ¿Porque lo eligieron para ser papa un grupo de ancianos, todos hombres, previamente seleccionados para que eligieran a esta persona y no les removiera el estrado de sus privilegios? ¿Cómo puede ser cosa de Dios una elección tan absurda, anacrónica, antidemocrática, atentatoria de los DDHH por no aceptar a ninguna mujer en esa elección, etc. etc.?
     
    En, querido Santiago, de los grupos (creo que en alguna ocasión has manifestado pertenecer a los llamados Kikos), digo que de los grupos conservadores y obedientes a la jerarquía y temerosos de romper ese círculo cerrado en el que estáis, se pueden esperar pocas novedades que sitúen a la Iglesia actual en el siglo XXI.
     
    Yo me considero cristiana, no estoy en la línea de estos grupos, y observo que las miles de personas silenciosas que estamos en otra honda diferente a la vuestra, ni destruimos nada, ni la Iglesia se hundiría si cambiase de rumbo, ni estamos provocando al Apocalipsis para que nos fumigue a todos con azufre y fuego.
     
    Miedo, mucho miedo, como dice la canción, miedo a perder seguridades, miedo a perder privilegios, miedo a la adultez de los y las creyentes, miedo a tomar decisiones desde la propia responsabilidad sin dejar nuestra responsabilidad en las normas o en los dogmas.

  • pepe sala

    Tenías que haber acabado con éso de ” podéis ir en paz, hermanos”…
     
    Joder, Santiago, vaya homilía que te ha salido. Deberías mandársela a Rouco Varela, verás cómo te felicita por tu “sabiduría teológica”.
     
    Lo que más me ha gustado es ésta parte:
     
    “”cuando abiertamente le dijo a Caifas que el mismo vendria en “una nube” al final de los tiempos…””
     
    Coño !!. pues podía haber avisado a  los reguladores de vuelos. Menudo tinglado ha armado con los aeropuertos.
     
    Debo andar ” encenizado” con la jodida nube y seguro que no te he entendido muy bien. ¿ Crees que la ” parusía” se dará ya mismo, con la venida de Jesucristo en la nube que anda por ahí?…
     
    Claro, ya me extrañaba el acaparamiento de alimentos que están haciendo miles de personas, porque aseguran que llega el Apocalipsis. No recordaba lo de la ” nube”… ¿ Y para qué quieren acaparar alimentos si se cumple el Apocalipsis y llega la Parusía?  ¿Tratarán de camelar a Jesucristo al estilo de Abel ofreciéndole los mejores tomates y lechugas de los supermercados ? ¡¡ Ay, picarones!!, éso no vale… ya es tarde y se os ha pillado ” sin confesar”.
     
    Cada vez entiendo menos de teología, Santiago… tendré que hacer ejercicios espirituales en alguna comunidad de los Kikos o del Opus Dei que saben muchísimo de ” teologías y de “poca–lipsis”
     
    Saludos, pues.

  • Santiago

    Hector,   si por fundacion se entiende una organizacion con un reglamento perfectamente organizado y sistematizado desde el principio, en vida de Cristo,  entonces no cabe duda que Jesus no fundo esta organizacion…PERO la mayoria de las grandes empresas y proyectos nacieron de ideas que se desarrollaron despues hasta reglamentarse detalladamente…El proyecto de Cristo -al solo vivir 3 decadas entre nosotros- fue perfeccionar el amor de Dios -revelado por EL en el Sinai- a traves de la palabra esculpida en la piedra..EL vino a pefeccionar el espiritu de la ley…Cristo especificamente se declaro como Hijo de Dios aun desde las tentaciones en el desierto hasta el final, cuando abiertamente le dijo a Caifas que el mismo vendria en “una nube” al final de los tiempos…El era el Mesias prometido que los profetas habian descrito con todo detalle desde su nacimiento hasta su muerte…No, el Mesias de carne y hueso no iba a permanecer aislado…dejando que su mensaje se perdiera…Fue claro que quiso rodearse de “humanos” que transmitieran el mensaje salvifico y escatologico de parte del Padre…Por eso llamo a los Doce y les comisiono para predicar y para que los que creyeran en EL pudieran permanecer con EL sacramentalmente, siempre..y de ahi que mando a bautizar, dio poder para perdonar pecados como el habia hecho, poder de ser ministros  para celebrar el memorial de su pasion en la eucaristia, elevo el contrato matrimonial a un sacramento,y  dio poder a sus discipulos mas cercanos de curar enfermedades del cuerpo y del espiritu….Por tanto, el Pueblo de Dios, (ministros y fieles) como lo define el Concilio Vaticano II constituye la iglesia de Cristo; por tanto, la unica iglesia actualmente que tiene estas caracteristicas primordiales es la iglesia catolica donde precisamente se realiza la iglesia de Cristo. No importa sus defectos..puesto que estos afectan a las personas pero no al carisma de la iglesia que no reside en los ministros, ni en los fieles sino en CRISTO mismo que esta presente en ese Pueblo de Dios, que esta todavia peregrinando y purificandose hasta la parusia…Como oraganizacion humana la iglesia ha podido desarrollarse a la manera humana con todas las virtudes y defectos que corresponde a esa hechura…pero la intencion de Cristo era mantener su mensaje salvifico intacto esencialmente a traves de los siglos…hasta la consumacion de ellos…Para que dejara ser la iglesia de Cristo la iglesia como Pueblo de Dios tendria que predicar un mensaje distinto, totlamente opuesto del que fue la intencion de Cristo..y lo  mas admirable es que Ella, a pesar de las crisis de todos los siglos, las persecuciones, los multiples martirios, los pecados de sus miembros, ha mantenido su mensaje salvifico sacramental y escatologico unico hasta el dia de hoy..el mismo que recogieron sus discipulos, por el que murieron defendiendolo…y por el que millones de fieles se ha acercado cada vez mas al Padre…aprovechandose del sacrificio ultimo de amor del Hijo en la Cruz…un saludo cordial de Santiago Hernandez

  • Fico Sánchez Peral

    Hola Miguel.
     
    Si, como dices, te limitas a “compensar” a tu oponente en eso que llamas el “deporte de la descalificación sin paliativos” (y te veo muy suelto haciéndolo, pareces ¡un auténtico pofezioná!), estarás incurriendo en un error (un extremismo, arbitrariedad…) idéntico al que criticas, pero de signo contrario y… ya se sabe: +10 -10= CERO. ¿Te conformarás con anular a tu –presunta- oposición, cometiendo sus mismos errores pero al revés y así la anulas distrayéndola en algo distinto de lo que haría si no fuera por tu entretenimiento, o aspiras a construir algo más noble (o más innoble)? ¿Tienes (o  quizá te han encargado) otra “misión”? Pues si la tienes: cuéntanosla y, si lo haces bien, igual nos interesa y nos apuntamos; de lo contrario te recomiendo que, si eres de derechas (y respeto tu derecho a ser lo que desees) y te enorgulleces de ello, antes de seguir pienses que, haciendo algo igual a eso tan feo que criticas a la izquierda, dejas en idéntico mal lugar a la derecha y entonces quizá los tuyos se avergüencen de ti (o se lancen contigo al mismo avismo…).
     
    Lo malo es que aquí –a mi modo de ver- la gente no opina lo que opina sobre los casos de abusos sexuales a menores, y mayores en situación vulnerable, devenida a veces de ininterrumpidos abusos iniciados cuando aún eran menores (y si quieres te cuento algún caso), y el indecente papel de la jerarquía eclesiástica al respecto (que no nos los hemos inventado), porque sea de izquierdas; ¡sino porque existen ambas cosas!, y porque, imbuidos de obediencia ciega a Ratzinger, en lugar de dedicarse a poner remedio, empezando por atender a las víctimas, siguiendo por atender a los culpables y sus encubridores poniendo a ambos a disposición de la justicia civil, (y si eso te parece mejor, que pasen también por el confesionario y les den la absolución), y acabando por hacer en la institución eclesiástica las reformas que lleven a evitar que se sigan reproduciendo las condiciones que dan lugar a tal situación. En lugar de eso, –decía-, se dedican justo a lo contrario, a engañar a la comunidad de fieles ocultando la magnitud del problema y encubriendo a los abusadores, porque les importa más el desprestigio que su reconocimiento implicaría para sí misma (la jerarquía) y todo lo que vendría detrás, al hacer patente el putrefacto estado de la estructura jerárquica que hace posible todo ello; que el daño que se hace a las víctimas ya existentes por no atenderlas en el debido tiempo y forma, y a las que se seguirán produciendo, pues al no frenar a los abusadores seguirán proliferando nuevas víctimas y nuevos abusadores; de manera que la estructura jerárquica de la Iglesia se habrá convertido en refugio de pederastas (afortunadamente no todos, ¡evidentemente!, pero sí cada vez más por activa, y mucho más por pasiva…). ¿Esa es la dirección que deseas lleve el rumbo de la Iglesia?
     
    Yo no, Miguel, yo no. Y no porque sea de izquierdas o de derechas, sino porque soy CRISTIANO Y AMO A LA IGLESIA, y porque no hay obediencia dentro ni fuera de ella que me impida ver su dramática realidad y cómo la jerarquía, por el cobarde  egoísmo de ocultar sus culpas particulares tras la Iglesia universal y tras el evangelio, y por su incompetencia en dirigirla, está conduciendo a la ruina de la Iglesia y al fracaso del cristianismo, mediante el desprestigio y el descrédito que, por su causa, cae sobre toda la Iglesia universal y hasta sobre el mensaje del evangelio.
     
    Esa, precisamente esa, es la campaña que está hundiendo la iglesia (con minúsculas), convenientemente ayudada por cómplices sumisos como tú. Y esa es la causa de que la sociedad a nivel mundial, motivada por la campaña de la jerarquía oculta tras la Iglesia, se organice en campaña contra la jerarquía, ¡no contra la Iglesia!; pero es ella, la jerarquía, la que la desvía hacia la Iglesia. Si estás dispuesto a dejarte engañar, porque te importa más la jerarquía que la Iglesia, allá tú, pero luego no te quejes, ni eches la culpa alos demás.
     
    Léete si quieres (para tu información y para que tenga algo que ver con lo que se debate aquí) el punto 4. La obediencia ilimitada sólo se debe a Dios de la carta de Küng y de paso te replanteas los motivos y el sentido de tu militante y obediente aparición en Atrio.
     
    Saludos; Fico.

  • ana rodrigo

    Tienes razón, Héctor, el listillo de la clase, alias Miguel González, ha conseguido desviar la atención de este post tan interesante hacia él mismo, convirtiéndose en el centro de las reflexiones. Partiendo del criterio y libertad de cada cual, yo pienso que habría que darle el espacio justo y necesario, ni una línea más.

  • Miguel González

    Pepe Blanco. La variedad ideológica de los participantes en Atrio no la conozco en profundidad pero tampoco habrá que hacer muchos sudokus para averiguarlo. Defensores del liberalismo hay bien pocos… y vivimos en un mundo polarizado o al menos algunos pretenden que lo siga estando (o negros o blancos, sin matices) o se les acabaría el chollo.

    Un par de preguntas sobre el punto 3: ¿quién debe dirigir una organización, los críticos o los que tienen el control de ella? Es curioso que en cualquier organización se considera normal que el dirigente de turno sea quien marque el rumbo (incluso rumbo caótico y contra los propios intereses del grupo) y sin embargo cuando se habla de la Iglesia resulta que la legitimidad la tienen quienes están todo el día lapidando a los dirigentes. Alguna distorsión tiene que haber ahí. Criticar a la Iglesia es gratis, pim, pam, pum y a otra cosa. Y parece que ahora los doctores están entre los que lanzan piedras y no bajo sus soportales. No observo grandes movimientos de militantes y dirigentes para protestar por el erial en el que está convirtiendo el PSOE su dirigente máximo. Parece que seguir al líder es lo corriente aunque les lleve al despeñadero. ¿Socialdemocracia es lo que en cada momento encarna el dirigente de turno? Parece que en las organizaciones sociales y política sí pero en la Iglesia la verdad está siempre ahí fuera… Ni tanto ni tan calvo.

    Y como tachas a los rituales de neuróticos, terminas por decir que lo mejor es desterrar todo ritual. Y como la oración y la contemplación parece que es una coartada para estar con los ricos y tener adormecidos a los de abajo, decretemos la babuchada esa de contemplativos en la acción política.

    Sobre el punto 5º. ¿De verdad crees que tiene alguna importancia esencial que Jesús naciera el 25 o el 3; por la mañana o por la tarde? Eso no son más que cuatro maderos con los que hacen hoguera los que sólo quieren desprestigiar a una organización. Que algunos cristianos se suban a ese carro no indica más que andan extraviados en sus propias contradicciones.

    Sobre el punto 6: sólo diré que demasiados creen que progresista es todo lo que propone un progre con poder.

    Un saludo cordial, claro que sí.

  • Héctor Rodríquez Fariña

    ¿Cómo lo has hecho, Miguel? Has logrado atraer nuestro interés en tu adorable persona y así nos has hecho olvidar a Küng.

    Dices esto: “No me anduve con rodeos”. Qué difícil es el diálogo cuando  el resultado de evitar los rodeos vienen a ser la única verdad posible.

    Siigues: “…Descalificación sin paliativos cada día de algún obispo,  cardenal y mejor si es papa. Comprende que había que compensar un poco”.
    Más que compensar lo que has hecho es añadir peso. Descalificar a los obispos y al papa está muy mal, dices, pero descalificar a todo el que te diga lo que piensa, ¿eso sí está bien?.

    ¿Somos o no somos todos iguales? La discriminación no era conocida por Jesús el Galileo.

    “Aspiro simplemente a poder dar mi parecer…sin torcer las opimiones de los demás…contrastar ideas que en la medida en que son encontradas producen más debate y dan vida al pluralismo”.
    Es una pena que te ovidaras tan pronto de esa perspectiva tan maravilosa. Parece que lo tuyo es retorcer más que torcer: Creo que lo que dices  es mucho más que dar  tu parecer como habías indicado.

    Yo te comprendo, Miguel.  La realidad que vemos es la que nos impone el grupo social con el que nos identificamos. Jesús lo descubrió muy pronto según nos cuenta Marcos. Las muchedumbres no podían entenderle.
    Estaban mentalizados en  deseos de grandeza para el pueblo de Dios, Jesús debia asumir el liderazgo, eran una masa amorfa que buscaba sólo sus intereses personles.  Lo Jesús quería era  acabar cuanto antes con una sociedad injusta que les estaba aplastando.  Eso era llegar a Dios  por el camino de los demás.  Ellos no le entendían.
    Jesús tuvo que explicárselo todo en parábolas para hacerles pensar por  su cuenta. El Reino de Dios no está ni aquí ni en Jerusalén está dentro de vosotros.
     
    Todos necesitamos pensar más por nuestra cuenta. Un abrazo muy fuerte y a seguir dialogando. Héctor

  • pepe blanco

    Hola Miguel González.
     
    Respecto a los 6 puntos que has expuesto en tu penúltimo comentario:
     
    Sobre el 1º.- Quizás porque eres nuevo en Atrio, no has advertido aún la variedad ideológica de los foreros habituales de Atrio. Tu apreciación según la cual todos somos de la misma cuerda ideológica es tan imprecisa como lo sería si yo os dijera “todos sois cristianos y, por lo tanto, sois todos iguales”.
     
    Sobre el 2º.- Me parece que solamente dos o tres foreros habituales de Atrio defienden el socialismo. Algunos pocos defendemos la socialdemocracia y, la mayor parte de los habituales de Atrio, no se suelen manifestar políticamente.
     
    Y, por cierto, y gracias a Dios, la socialdemocracia no tiene, de entrada, nada que ver con el mensaje cristiano, ni con el primitivo, ni con el medieval, ni con el renacentista ni con el postconciliar.  Otra cosa es que luego se produzcan algunas coincidencias. Pero eso no es culpa nuestra.
     
    Sobre el 3º.- Sobre la relativización hasta el destierro de la dimensión espiritual, dos cosas:
     
    – Creo que lo que muchos participantes de Atrio buscamos, no es desterrar la dimensión espiritual, sino precisamente lo contrario: recuperarla, liberarla del secuestro al que ha estado sometida durante siglos por dogmas incompresibles, por neuróticos rituales que solamente los iniciados entienden, por quienes se han fingido ser intermediarios ante Dios, por quienes dicen tener las llaves de la única espiritualidad posible, por los que dicen ser los administradores de un reino incierto.
     
    No, no queremos relativizar la espiritualidad ni desterrarla: nos gustaría liberarla de la cárcel fría y oscura en la que muchos se empeñan en esconderla.
     
    Sobre el punto 4º.- ¿Relativismo extremo? ¿Te apetece que juguemos a identificar el relativismo en la teología, en la filosofía, en la vida? ¿De verdad crees que no seríamos capaces de identificar un relativismo radical, extremo, absoluto en el catolicismo más fanático y más integrista? ¿No es relativismo del duro la carta de Castrillón a los obispos invitándoles a ocultar a las autoridades civiles los casos de sacerdotes pederastas? Y muchísimos otros relativismos.
     
    Sobre el punto 5º.- Como no me considero cristiano, quizás no debería comentar este punto. Sin embargo, ¿qué no ha mimetizado durante siglos el magisterio oficial del cristianismo? ¿De verdad crees que Jesús nació un 25 de diciembre? Mimesis. Y eso fue sólo el comienzo…
     
    Sobre el punto 6º.- No creo que todos aquí confundamos progreso, positivo y avanzado con toda propuesta u ocurrencia siempre que venga de cualquier cuartel general de quienes llamamos progresista”. En absoluto.  Y no me voy a extender en este punto, porque ahora no tengo más tiempo.
     
    Saludos cordiales, desde el más profundo desacuerdo.

  • Miguel González

    jajaja Bueno, Fico, tranquilo. He sido siempre así, no me anduve con rodeos. Aquí hay un deporte: la descalificación sin paliativos cada día de algún obispo,  cardenal y mejor si es papa. Comprende que había que compensar un poco.

  • Fico Sánchez Peral

    Que tal, Miguel, ¿te has quedado a gusto?
     
    Tu aparición es, como poco, ¡flamígera!!!!!! Solo te ha faltado acabar con un: ¡Santiago y cierra Españaaaa!!!!!
     
    Menos mal que te presentas y nos adviertes que tu aportación sólo es para dinamizar el debate, que si no, igual pensábamos que habías venido en plan azote de infieles y de herejes. No sé cómo habremos podido vivir  hasta hoy sin que nos explicaras lo que somos con una descalificación global tan depurada. Es toda una delicadeza por tu parte estrenarte de manera tan sutil.
     
    Te recuerdo que estás en Atrio, no en Intereconomía. Aquí la gente respeta a las personas y la libertad de expresión y esas cosillas.
     
    Me gustaría hacer algunas precisiones a tu panfleto, pero se me han pasado las ganas.
     
    ¿Tienes más píldoras prefabricadas de esas? Quizá que primero descargues las armas y luego lo vuelvas a intentar con algo que parezca diálogo…
     
    Saludos; Fico.

  • Küng y las oportnidaes desperdiciadas.
    -entendimiento perdurable con los judíos y musulmanes.
    ¿Y porque el papa querría apoyar a teocracias competidoras?
    -reconciliación con los pueblos nativos colonizados de Latinoamérica…estos “anhelaban” la religión de sus conquistadores europeos.
    ¿reconciliación? ¿por que? si la mayoría son católicos. ¿Anhelaban? Hasta cierto punto es correcto. Los pueblos latinoamericanos tenían dioses guerreros muy sanguinarios y vieron en el Dios de los conquistadores uno mas poderoso.
    -en la lucha contra el sida, admitiendo el uso de preservativos.
    Otra vez lo del papa y los condones. ¿ Piensan que si la gente no hace caso cuando el papa habla en contra de las relaciones extra matrimoniales si le van a ser caso en no usar condones?
    Antes la Iglesia tenía el papel de justificar el poder de los reyes ahora Küng quiere que sea edecán de las políticas de occidente. La Iglesia requiere de muchos cambios urgentemente pero modernizara en el sentido de darle nuevos papeles que apoyen mas efectivamente a el sistema nos es lo que entendemos por evangelio.


  • Miguel González

    Con mi presencia en un foro como Atrio aspiro simplemente a poder dar mi parecer sobre los asuntos que se sacan a debate. Y no a todos para que no me acusen de ubicuo. De manera que a un debate no se viene a torcer la voluntad ni las opiniones de los demás sino a contrastar ideas que en la medida en que son encontradas producen más debate y dan vida al pluralismo. Otra cosa no sería debate sino apoyo mutuo de damnificados de esta o aquella estructura de poder. Estructura de poder es todo: donde dos o más se reúnan… también allí habrá una estructura de poder.

    Generalmente no tengo tiempo ni papel en blanco suficiente para poder criticar lo que es criticable, porque todo es mejorable siempre en todas partes, y apenas puedo hacer otra cosa que explicar desde mi ventana indiscreta, lo que pasa. Explicar no es justificar. A menudo se confunden los planos y hay quien cree que está ante una justificación cuando simplemente se trata de una explicación, pero son ámbitos distintos. El trabajo en mucho y los viñadores, pocos…

    Lo que sí he hecho y continuaré haciendo es negar la premisa mayor que sostienen quienes descalifican a la jerarquía de la Iglesia (abreviado, la Iglesia) e incluso desacreditan su historia misma. Para plantear una alternativa, primero hay que tenerla. Y una alternativa no son sólo cuatro frases sacadas de contexto o, peor aún, introducidas con calzador en un contexto del país de las maravillas o de las fantasías animadas de ayer y de hoy. Cuando A critica a B por haber traicionado el espíritu original, B tiene que plantear una alternativa que sea superior a la que critica y no sea un centón, ley del péndulo mediante. ¿Por qué se ha de partir de la base de que la Iglesia ha hecho siempre lo contrario de lo que debía hacer? Las circunstancias no son moco de pavo. Y es muy simple eso de comparar unas circunstancias con las del mismo Jesús. No basta con criticar lo que la Iglesia ha hecho a lo largo y ancho del espacio tiempo. A toro pasado todo el mundo es doctor. Ni basta ni ayuda el esquemita este que manejan algunos que habla de poderosos y débiles. Eso, hablando en plata, es un mal chiste con el que algunos masajean, falacia mediante, las meninges de los demás para ablandarlas. ¿Con qué alternativa nos encontramos? Pues nos encontramos con el siguiente cuadro: quienes critican de manera implacable y con odio indisimulado y visceral a la jerarquía de la Iglesia hasta propugnar su desaparición e incluso la aniquilación de esta misma Iglesia, 1º, son todos de una misma cuerda ideológica; 2º, propugnan un sistema de vida (el socialismo, alias guatepeor) totalitario, caduco y fracasado pero que coincide en su canto de sirenas con lo que consideran que fue el primitivo cristianismo; 3º, relativizan hasta el destierro la dimensión espiritual, religiosa, íntima, sagrada, mistérica, esotérica, profunda del ser humano y desdeñan, devalúan o simplemente rechazan sus ritos, símbolos, celebraciones, etc., para sustituir todo ello por un fraternalismo edulcorado y falso de lo que pudo haber sido y no fue y unas prácticas de vía estrecha y cortas miras, 4º, coinciden hasta la náusea con quienes quieren abolir todo resto de religiosidad de la faz de la tierra para sustituirla por medidas de corte totalitario, como el aborto, la eutanasia, el relativismo extremo y otras barbaridades de parecido jaez; 5º, han mimetizado hasta el ridículo maneras, expresiones, formas de organizarse y en general de ver la vida de organizaciones de izquierdas que nada tienen que ver con el Cristo de la fe, ni con lo que representa aunque a algunos les parezca que son uña y carne. De tal modo que unas veces Jesús fue un hippie, otras un comunista, y otras un antisistema. O todo junto para que el combinado sea más explosivo. 6º, confunden progreso, positivo y avanzado con toda propuesta u ocurrencia siempre que venga de cualquier cuartel general de quienes ellos llaman progresista, abracadabra que para ellos es el bálsamo de fierabrás que curará todo mal “de altura”.

    Esto daría para una tesis pero no es plan. Todo esto viene a cuento de Kung, de Boff o de cualquier icono. No hay alternativa, sí mucha pataleta de quienes se consideran poco valorados en la estructura y consideran que deberían desempeñar una más alta responsabilidad en el organigrama. O al menos, alguna tarea… Pataletas y enmiendas a la totalidad desde una pretendida pureza de sangre que simplifica la historia de la Iglesia con consignas que son falacias demagógicas y para ello “congelan” frases y hechos de Jesús a conveniencia. Esto es un viaje a ninguna parte y su nulo efecto sobre la realidad.

  • francisco javier peláez

    Por mucho que el encabezamiento disculpe el carácter pretencioso de la carta,lo cierto es que yo que ya la había leido en EL PAIS creo que Kung se ha creiso aquí el “Papa progre”.Basta ver el inicio.Sólo le falto titularlo YO Y benedicto.Ya se sabe que los alemanes son muy dados a la exageración.El clásico comentario de que el libro del alemán sobre el el elefante sería:Tratado completo del elefante,sus costumbres,su historia…20 volúmenes.sUBTÍTULO:Monumentun  elephantorum.El sajón:Cazando elefanrtes en Kenia.El Kúng no sólo ha pretendido hacer una ética universakl,ahora quiere dirigirse a todos urbi et orbe,En fin muy pasadito el hombre.

  • Le dan a uno ganas de felicitar a Hans Kung por su iniciativa al redactar esta carta como a Atrio por publicarla en su blog.  Felicito a todos los que han participado con sus respuestas especialmente a Díez Lucio,Inés,Patuel,Gabriel Sánchez, Manuel Puertas…¿No cabría la posibilidad de que copias de la carta se repartieran para ser firmadas y así provocar un movimiento concientizador y participativo en la base..?Mientras no se haga presión..pero mucha..muchísima..la estructura del poder lo deja pasar..pasar..pasar..

  • Héctor Rodríquez Fariña

    Admiro en Hans Küng su talante de diálogo con los obispos.

    Ya sabía él que escribirle a su amigo en el Vaticano no valía a pena, su carta iría a la misma papelera a la que fue a parar la de Boulad. Tenía que escoger una temática capaz de atraer la atención por lo menos de los obispos más independientes. Esto explica que detrás de las afirmaciones acertadas que contiene, la carta sigue siendo  cautelosa. ¿Quiere Küng que los obispos se unan a una campaña universal de reforma orgánica de la institución eclesiástica? Está bien que oigan y lean y se pongan al día en las corrientes teológicas más avanzadas pero poco más se puede esperar de ellos.

    No sé  si van a poder captar la realidad de lo que está pasando. No son libres,  están mentalmente maniatados por su preparación y por su visión opaca de la realidad vista a través del cristal oscuro de una mentalidad sociologicamente determinada que no les deja pensar distinto.
     
    Han asumido como personal su compromiso con la jerarquía instaurada por los concilios y edictos de los emperadores romanos del siglo IV. Nada ha cambiado profundamente desde entonces. Allí se asumió una manera de ser, de vivir, de creer que en el fondo no ha cambiado nada. Han cambiado las formas externas pero no el concepto de la iglesia jerárquica que controla todo lo demás hasta las conciencias de los fieles,  alimentándoles con dosis de celestial espiritualidad. 

    No es hora de intentar reformar a los Obispos o de convencer al Papa que a estas horas estará haciendo penitencia por los pecados de pederastia.  Un continuo volver sobre sí mismo.
     
    Se trata de algo mucho más sencillo. Volver a las fuentes, buscar a Jesús con la Magdalena:  “se han llevado al Señor y no sé dónde lo han puesto”. Hay que  encontrar directamente  el mensaje de Jesús. Jesús  nos pide un compromiso para cambiar la injusta sociedad actual: la misma en la que vivió él bajo la opresión de los romanos.  Aquí el opresor es el capital y el modelo de sociedad creado alrededor del mercado y del dinero que va repartiendo  hambre y miseria por todo el mundo.

    Yo sé que este es el planteamiento de Küng pero de poco le vale hablarles así a los obispos. Sé que ni siquiera nuestro entrañable amigo Miguel Gonzáles puede planteárselo así. Miguel pregunta qué iglesia queremos renovar si Jesús no fundó ninguna Iglesia. Miguel, tu y yo sabemos que ciertamente no fundó este tipo de Iglesia. Esta se forjó a si misma con la ayuda del poder imperial cuatro siglos después. Las puertas del infierno se están abriendo cada vez más para ella: el infierno que ella solita se está creando.  Lo nuestro es seguir el mensaje de Jesús tal como él lo vivió y por ser fiel al cual murió en una cruz. Sólo queda una realidad humana de muchos millones de hermanos que han vivido en esa iglesia y siguen buscando la verdad. Con ellos queremos seguir acercándonos más y más a Jesús ayudándonos mutuamente en pequeñas comunidades si hace falta.

  • Víctor Hugo

    No es mas que una clara muestra de la falta de autoridad en la iglesia católica que, aunque lo desee fervientemente, jamás la tendrá. ¿Cambios en la iglesia de Dios? ¡Si Dios nunca cambia! Deberían aceptar lo que mr. ratzinger les está ofreciendo, solo basura y más basura…y lo de kung (agreguen las dieresis) es basura reciclada. Buenos puntapies le ha dado este teólogo al actual papa. Qué pena, hoy más que nunca, se esta descubriendo la falsamente llamada iglesia católica apostolica romana, hoy sus hijos sufren por ver que no son mas que falsos todos sus dirigentes y que de Dios nada tienen. ¿Quién abogará por ella? La están dejando sola, a una iglesia que soberbiamente había abarcado con sus tentáculos al mundo entero, pero ha llegado la hora de su caída inevitable, ahora sufrirá lo que ella hizo sufrir a muchos, empezando con los asquerosos escándalos de sacerdotes pederastas, ahora empieza sus sufrimiento, y solo es el principio, falta lo que Dios les pague al final. Saludos.

  • Santiago

    Eusebio,   estoy de acuerdo contigo en que la iglesia ha de renovarse usando los medios de comunicacion y el marketing moderno para hacer su mensaje comprensible al mundo moderno…Como decia Juan XXIII la iglesia siempre se renueva interiormente y en la parte externa corresponde a nosotros hacerla mas relevante para todo el mundo….como que su mensaje es unico, puesto que su trascendencia tambien es unica, ya que la Revelacion del Padre en Cristo en  laEncarnacion fue un momento especial y irrepetible en la historia…donde el amor de Dios se volco en la humanidad por entero
    Sin embargo, la iglesia como Pueblo de Dios ha de predicar la verdad…a pesar de los defectos de sus miembros…siempre habra una legion que se aprovechara del mensaje verdadero que es trascendente y salvifico al mismo tiempo…No importa que este sea contra-cultural con tal de que corresponda al amor del Padre…lo que esta mas cerca de su pensamiento…y el que esta mas cerca de su pensamiento es Cristo, su Hijo predilecto en quien El se complace …inseparable del Padre…como tampoco se puede este separar de sus intimos discipulos a los que delego la predicacion de la palabra divina sacramentalmente…querer aislar a Cristo de sus intimos amigos es algo que no corrresponde a la realidad historica…el mensaje hab ia de ser transmitido a traves de un grupo de discipulos…los que lo recogieron y por el que dieron su vida…por medio de ellos, los apostoles, tenemos el pensamiento de Cristo…El vive en la iglesia cada dia..y estara presente siempre hasta la consumacion…de los siglos…lo que nosotros hagamos a favor o en contra de este mensaje es obra de nuestra libertad….o estamos con El o contra El….y el que no recoge con El, desparrama…a nosotros nos corresponde escoger…no podemos volver a escribir la historia…lo que nos queda es la proclamacion de esta verdad…..un saludo de Santiago Hernandez 

  • Pilar Valbuena

    Puede que sea una ocasión única, si prosperan las denuncias y el Papa tiene que rendir cuentas delante de los tribunales de sus actos ante los hombres y no sólo ante Dios como hasta ahora,el momento para denunciar,también desde dentro de la Iglesia, la prepotencia, la prevaricación, el machismo, el autoritarismo, y la manipulación del mensaje evangélico en beneficio de la jerarquía, que hemos sufrido los cristianos de a pié desde hace más de treinta años.
    Y si tienen que ir a la carcel, pues que vayan, cuanta menos gente hay en una casa mejor se hace la limpieza de primavera.

  • Desde una vista aérea, tratando de abarcar todo me da la impresión que se plantea el principal problema de la Iglesia no en cuanto a su misión en directa relación al Evangelio sino que su principal problema es de “marketing”. De como hacerla mas atractiva a las sensibilidades modernas adoptando las prácticas institucionales y las posiciones políticas mas populares en la actualidad. Posiblemente la Iglesia y su mensaje ya es anacrónico en un mundo que no necesita mas fundamentar su existencia social en contenidos sobrenaturales. Le bastan las reglas seculares del intercambio económico y del proceso político.En una sociedad en que  la solución a los problemas se reduce a la búsqueda de la tecnología y los procesos apropiados. Buscar las reformas que atraigan un mayor numero de miembros se podría lograr usando las técnicas  modernas del marketing, pero eso no garantizaría un logro a tono con la concepción que la iglesia tiene de su misión.

  • INA

    Herman@s:
    Suenan de nuevo poderosos los tambores de una batalla eterna…
    Poder contra Inconformistas…
    Así lucho Jesús… y lo mataron… Pero así surgio una nueva Asamblea.
    A los conservacionistas tan sólo les puedo desear… Suerte! y que vuestros “pilares” se mantengan en pie…
    A los inconformistas les diría… buscad la manera de comunicar al mundo vuestra forma de ver la Vida y empezad YA a CONSTRUIR. Hay mucha gente que esperamos en el camino…

  • Jaume PATUEL.Mataró(Barcelona)Catalunya. 4.09.2009

    La Vanguardia del dia 16 de abril dice al final del articulo dedicado a “El papa dice que la Iglesia(en mayúscula, ¿Porquè?) debe purgar “sus pecados”…. No me va la teología esquizofréncia. Es decir, un sistema especulativo  paralelo a la realidad de la Humanidad o de los hombres concretos .
    El texto al final dice: “La Vanguardia pidió al portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, su reacción al artículo. “No decimos nada sobre Küng”, contestó.
    Ahí, hay un hecho. Roma (iglesia en minúscula) no se da por enterada de nada. Lo comprendo, pero no lo acepto. La Iglesia, en mayúscula, és la profundidad del Pueblo de Dios(La humanidad) en el momento de unidad total con la Presencia atemporal. Libre de todo, de pecado. Esta no debe purgar nada. en cambio la iglesia(en minúscula) debe purgar y no desconocer. Hay una fusión muy primitiva, por tanto psicótica, de ciertos jerarcas  que se viven o creen lo que no son  y para ello precisan una mente esquizoide, aunque al ser a nivel inconsciente se sienten libres de pecado e incoherencia. Lo que se percibe desde fuera y se palpa es que no hay coherencia con la Buena Nueva. Así y todo esto es un punto de vista. Y la relatividad se impone, no el relativismo. Nadie, por lo tanto, es “Absoluto”.
    Però, ¿Porquè no quieren decir nada sobre Küng?”

  • julián Díaz Lucio

     



     

    Me parece una carta valiente y profunda, realizada por una persona que conoce bien al Papa. Cita situaciones y problemas reales a los que hay que dar solución.
    Pero creo que faltan razones teológicas en su exposición: como que los obispos no son meros empleados del Papa, sino que son corresponsables de toda la marcha de la Iglesia. Tampoco hace alusión a la forma en que son nombrados los obispos, que creo es la raíz de que haya una jerarquía tan mediocre.
    También faltan razones pastorales: Hace falta mirar más y actuar desde una eclesiología básica, donde todo el Pueblo de Dios debe ser protagonista y corresponsable de que la Iglesia responda a los retos que plantea el mundo de hoy. Carece igualmente de concebir a la Iglesia versus Reino de Dios, no la Iglesia para sí misma, sino para el Reino, para que otro mundo sea posible, fundado en la verdad, la justicia y la paz.

  • julián Díaz Lucio

     Me parece una carta valiente y profunda, realizada por una persona que conoce bien al Papa. Cita situaciones y problemas reales a los que hay que dar solución.
    Pero creo que faltan razones teológicas en su exposición: como que los obispos no son meros empleados del Papa, sino que son corresponsables de toda la marcha de la Iglesia. Tampoco hace alusión a la forma en que son nombrados los obispos, que creo es la raíz de que haya una jerarquía tan mediocre.
    También faltan razones pastorales: Hace falta mirar más y actuar desde una eclesiología básica, donde todo el Pueblo de Dios debe ser protagonista y corresponsable de que la Iglesia responda a los retos que plantea el mundo de hoy. Carece igualmente de concebir a la Iglesia versus Reino de Dios, no la Iglesia para sí misma, sino para el Reino, para que otro mundo sea posible, fundado en la verdad, la justicia y la paz.

  • Miguel González

    Antonio Vicedo. Resulta que sacar a colación dichos de Jesús, o de los evangelios (y a mi me agrada) es muy arriesgado. Por ejemplo, a algunos les gusta mucho la frase: “Te damos gracias, Padre, porque has ocultado estas cosas a los sabios y entendidos y las has revelado a los pequeños. ¿Y por qué digo que es arriesgado poner en negrita esa y otras frases? ¡Porque Atrio está lleno de sabios y entendidos! Porque cualquiera de nosotros hoy es más sabio y entendido que lo fueron aquellos a quienes se refería Jesús. ¡Qué difícil es que entre por el ojo de Atrio alguien que sea realmente “pequeño”. ¡Qué difícil es que en medio de nosotros haya algún “pequeño”! ¿Nos estará apuntando también a los “atridas” la frase de Jesús? En ese caso, el sentido que algunos quieren darle a la tal frase no es el genuino.

  • Miguel González

    ¿Estamos ante una pelea de gallos, inquinas entre paisanos. ¿Envidia? ¿celos? ¡Vaya usted a saber! Pero toda esa pinta tiene, en este como en otros casos.

    Porque en los hechos es donde se dirime el asunto y es donde se pierden las razones. Pondré un ejemplo, haré una pequeña reflexión metafórica y formularé un par de preguntas. Es frecuente escuchar la música estridente de que la Iglesia se ha quedado desfasada, que no actúa de acuerdo a los tiempos y otros ruidos. Lo dicen los descreídos (y en ellos se explica por su fin disolvente) pero también los crédulos. Pero el hecho es que cuando bajas a lo concreto resulta que la Iglesia está desfasada (anticuada, no conecta con el mundo de hoy, anclada en siglos pasado, etc.) porque, por ejemplo, es combatida contra el aborto. Para estos tales una Iglesia “actual” sería la que aceptara el aborto libre como un derecho de la mujer (sic). Aceptar tal barbaridad sería firmar el acta de defunción. Algunas féminas hasta fantasean con un Jesús de Nazaret encabezando una mani por el aborto libre. Hay muchos otros ejemplos pero baste ese para no abrir más frentes.

    Ahora la metáfora (más bien alegoría). Resulta que una cosa es respetar, favorecer, remover los obstáculos que dificultan disfrutar de la vida a las personas ciegas y otra considerar que los ciegos ya no son ciegos sino que tienen “otra forma de ver la realidad”. Son ciegos; nada ha cambiado. No le des más vueltas. Hay que tratarlos con especial cariño, si cabe, pero no por eso los vamos a poner de controladores aéreos. Ni vamos a cambiarles el nombre ni a que den clases sobre los colores y sus matices. No hacen falta eufemismos ni ocurrencias de última hora para ser actuales. Ni tergiversar la realidad nos homologará con la modernez.
    Y un par de preguntas: ¿para qué quieren un cambio en la Iglesia quienes repiten todo el día que Jesús no fundó Iglesia alguna? ¿Para qué piden actualizar los mensajes quienes albergan el sueño, la utopía de ver a la Iglesia despeñarse en algún recodo de la historia?

  • pepe sala

    Misoginia no debe ser, Maite, porque a mí me echó de su nido de alacranes ( perdón de cigüeñas) tres veces en un solo día.
     
    he escrito un comentario donde nos has indicado. Supongo que durará …
     
    Pues éso.

  • Antonio Vicedo

    .- Parece que es el gran problema relacional entre la institución  eclesial y los que se responsabilizan de ella asumiendo las funciones de poder, se enmarca en algo a lo que  ya se refería el Evangelio de Juan al aportar el pasaje del ciego de nacimiento y la diatriba que le formaron aquellos dirigentes judíos a causa de su  curación por Jesús. ( Ju.IX, 39-41 y X, 1 -21)
    Ya sé que apelar a citas evangélicas para ofrecer comentarios reflexivos y razonados de lo que  se piensa sobre un tema, no siempre aparece de consideración oportuna, e incluso se apela a que si quien las propone intenta con ello manifestar que se apoya en la verdad que las citas merecen sin más consideraciones y matizaciones interpretativas, pero como, en tratándose de algo que parte  de, y tiene como plena referencia a , la causa de Jesús, es a Él a QUIEN tenemos que recurrir,  tal y como se nos presenta en el testimonio que de Él nos ofrece la Escritura, primera concreción de la que disponemos para seguir apoyándonos en la primaria Tradición, no renuncio a aportar este pasaje evangélico del que creo brota espléndida luz para abordar una seria reflexión  y  una exigencia de compromiso sobre el contenido de la carta de Hans a los Obispos.
    “-Jesús añadió:- Yo he venido a este mundo para abrir un proceso así, los que no ven, verán, y los que ven, quedarán ciegos.   Al oír esto, los fariseos que estaban con Él le preguntaron: -¿Somos también nosotros ciegos?  Jesús les contestó:    – Si fuerais ciegos no tendríais pecado; pero, como decís que veis, vuestro pecado sigue ahí.   -Si, os lo aseguro:  el que  no entra por la puerta en el recinto de  las ovejas, sino saltando por otro lado, ese es un ladrón y un bandido.   Pastor de las ovejas  es el que entra por la puerta, a ése  le abre el guarda y las ovejas escuchan su voz.    Llama a las suyas por su nombre  –(previo real conocimiento y proximidad personal, no solo institucional) – y las saca fuera;   cuando las  saca todas, va delante, y las ovejas le siguen porque conocen su voz.     A un extraño no lo seguirán, huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.        – Jesús les puso esta semejanza, pero ellos no entendieron a qué se refería; por eso añadió:    -Pues sí,  os lo aseguro, yo soy la puerta de las ovejas.    Todos los que han venido antes de mí eran ladrones y bandidos, pero las ovejas no les hicieron caso.     Yo soy la puerta: el que entra por mí estará al seguro, podrá entrar y salir y encontrará pastos.    El ladrón no viene más  que para robar, matar y perder.     Yo he venido para que vivan, y estén llenos de vida:   Yo soy el modelo de pastor.     El Pastor Modelo se desprende de su vida por las ovejas (¿Suena aquello de : -No es la Persona para el Sábado, sino este para aquella?);    el asalariado, como no es pastor ni las ovejas son suyas, cuando ve venir al lobo, deja las ovejas y echa a correr, y el lobo las arrebata y las dispersa,    porque a un asalariado no le importan las ovejas.       –Yo soy el  modelo de pastor. conozco a las mías y las mías me conocen a mí, igual que mi Padre me conoce y Yo conozco  al Padre, además,  me desprendo de la vida por las ovejas.       Tengo otras ovejas  que no son de este recinto;   también a esas tengo que conducirlas; (¿modo?) escucharán mi voz y se hará un solo rebaño y un solo pastor……  – Muchos decían:  – Está loco de atar, ¿por qué le escucháis?    Otros decían:  –Esas no son palabras de loco;    -¿puede un loco abrir los ojos de los ciegos?”

    No parece que podamos dudar de que en la SEMEJANZA Jesús emplea el término OVEJAS con significado de PERSONAS y aquí es donde se nos plantea NUESTRA TAREA de toma de conciencia libre y responsablemente para discernir PASTOREOS, RECONOCIMIENTOS y SEGUIMIENTO.    La PUERTA  es la que es, y EL PASTOR MODELO  también:   JESÚS.     Tendremos que plantearnos  con toda verdad y seriedad que es eso de: para que vivan y estén llenos de vida,  y   … el que entra por mí estará al seguro, podrá entrar y salir y encontrará pastos.  

  • Inés

    Suscribo totalmente la carta de Hans Kung.
    Es la primera vez que escribo aquí, pero espero no considereis abusivo que manifieste que los laicos comprometidos con la iglesia y un mundo más justo dentro y fuera de la iglesia, tomemos con fuerza las riendas para cambiar el rumbo de la historia. Tenemos que hablar, más, mucho más de lo que ya hablamos y tener iniciativas directas y contundentes aunque sea utilizando los mismos cauces que la iglesia permite al católico de a pie con el derecho canónico.
     
    Un cordial saludo.
    Inés

  • Rodrigo Olvera

    Maité

    “¿Querrá que las víctimas superen sus traumas pidiendo perdón a sus verdugos?”

    Nada en el discurso del Papa (como aparece en El País, no aparece todavía en la página del Vaticano) suguiere, ni siquiera como indicio, que lo que busca es que las víctimas pidan perdón a los pederastas.

    Este tipo de comentarios es el que alimenta a los defensores a ciegas del Papa a decir que se trata sólo de una manipulación de opinión pública contra Benedicto XVI.

    Saludos cordiales

  • Maite Lesmes

    ttp://www.elpais.com/articulo/sociedad/Papa/llama/catolicos/hacer/penitencia/renovarse/elpepusoc/20100415elpepusoc_5/Tes

    Ahora recomienda PENITENCIA  a diestro y siniestro como tapadera de las perversiones de sus curas y obispos pedófilos… Esto sí que es conectar con el mundo actual… ¿Querrá que las víctimas superen sus traumas pidiendo perdón a sus verdugos? ¿Querrá penitencia en lugar de verdad procesal?

  • Maite Lesmes

    Por cierto, el Cigüeñón ha borrado mi comentario. Así se portan los valientes. ¿Es un ejercicio de censura o una muestra de su misoginia?

  • Jaume PATUEL.Mataró(Barcelona)Catalunya. 4.09.2009

    El artículo de Küng no nos dice nada nuevo que no hayamos ya reflexionado desde la base. Pero el que es importante que un Kung lo diga en voz alta, en la prensa, y dirigido al episcopado. La carta de un teólogo comprometido y tan bien formado como el teólogo Ratzinger, pero desde otra perspectiva que responde más al mundo actual  que el mantenido por Ratzinger que pertenece su discurso a un mundo de la Edad Media. 
    Lo que es evidente es que la reforma ha de venir de la base, situación que ya se está contemplando. A pesar de los anatemas curiales. Con
    todo, el Pueblo de Dios se va mover en pequeñas comunidades. Estas se mueven, pero serán cada vez menos, si partimos de una reflexión de estadística, que es muy clara.  Estadística no ya sólo del mundo occidental, o del hemisferio norte, sinó también del hemisferio sur. Los años tienen su palabra. El giro copernicano antropológico, que la institución eclesiàstica no se ha enfrentado, hace su camino y muy probablemente  “soplado o movido o guiado por el Espíritu”. Nuestra aportación es el grano de arena que va constituyendo una nueva duna. El espíritu que movió a Jesús es el que mueve a toda la Humanidad y no a las instituciones que quieren apoderarse de Él, pero que nunca lo han podido ni controlar ni dominar con las excomuniones, anatemas y toda clase de control de la mente humana. 
    ¡Cuanto tiene que decir la psicología  profunda a la que le tienen tanto respeto, por no decir pavor, muchos teólogos y no digamos jerarcas o autoridades! O los textos de los místicos de cualquier tradición de Sabiduría.  

  • Maite Lesmes

    Que me expliquen cómo se obedece a Dios….
    Se nos ha dotado de razón para que actuemos según nuestra conciencia ética y muchas personas nos han servido de ejemplo  de vida a lo largo de la historia para que orientemos la nuestra. No estamos hechos para obedecer, sino para servir, para  humanizar nuestras relaciones, para  hacer un mundo menos injusto…

    A la hartura  de la institución a que hemos llegado y de quienes se aprovechan de ella para encauzar su narcisismo, su búsqueda de estatus social, no cabe un concilio, que estaría plagado de los cardenales a dedo
    elegidos por Ratzinger.  Sólo confío en la capacidad de bondad,  responsabilidad, entrega… de las personas organizadas en pequeños grupos o comunidades, que acuerden vivir según la ética personal y social, que se identifica con el programa de Jesús. 
    Hemos señalado muchas veces que no valen reformas, sino un cambio radical de estructuras. La figura del papa sobra, como toda monarquía absolutista. Por lo mismo, la cohorte de obispos. Los frutos de esa institución, resumidos en el Magisterio y toda la parafernalia de ritos, prohibiciones, normas, y sobre todo el escandaloso poder económico almacenado y gestionado sin transparencia…, no embragan en nuestro siglo.

    Cuanto más formados estamos, más conscientes somos de que las religiones -y sus instituciones- han sido más agentes de guerra y conflicto en la historia que de paz y humanización. Estamos en la época post-religiosa, no equiparable a época insensible a los valores superiores o del espíritu.

    La religión vivida como ideología, la hemos padecido especialment en nuestro país. Restos de su beligerancia los encontramos en jóvenes y viejos integristas, cuyos blogs rezuman no bondad ni espiritualidad, sino lo pero del ser humano. Pasen y vean como muestra:
    http://www.intereconomia.com/blog/cigueena-torre/se-han-asustado

  • Gabriel Sanchez

    Reconozco, especialmente en los asuntos que refieren al Concilio Vaticano II, debo con tristeza y a mi pesar reconocer que Kung, tiene  (en mi modesto entender-sentir) la razón…

     En primer lugar porque coincido en que el gobierno de la Iglesia no debería ser ejercido por la Curia y los Cardenales, sino por el conjunto de los obispo de todo el orbe, con inclusión del de Roma, Y EN COMUNION, QUE NO ES EN SUJECIÒN… que la concentración de funciones y ministerios en los clérigos, ha empobrecido, cuando no causado un éxodo  desde la institucionalidad hacia el mundo… a una enorme cantidad de brillantes laicos, que se ha abandonado al pueblo de Dios que en muchas partes del mundo lucha por la liberación (especialmente en Latinoamérica), que los teólogos laicos que quedan…la mayoría progresistas, o están al amparo de CELAM (En el que en líneas generales reconozco una actuación evangélica y acorde con el Concilio Vaticano II- a pesar de las restricciones reglamentarias de Roma), o esta siendo perseguido, cuando no acallado…

    Es hora de rescatar al pueblo de Dios (  ) esperamos la acción del Espíritu y cada día nos convencemos más que esta generará una situación inédita, porque la institucionalidad cada día más cerrada, se afana en nombrar obispos más conservadores, en contra del sentir mayoritario del pueblo de Dios  y alineados con las vertientes más conservadoras de Roma…

    … No lo se,  simplemente me voy a atrever a hacerme una pregunta balbuceada ¿No será tiempo de tal vez con la anuencia de la Institucionalidad, o sin ella, se maneje la idea de un Concilio Universal del Pueblo de Dios…? Gabriel

  • Manuel Puertas

    Küng pone el dedo en la llaga y apunta soluciones nada utopicas.Pero no  le haran ningun  caso en las alturas. Mas bien le atacaran como suele suceder . Mientras viva Ratzinger es muy poco probable que haya algun   cambio hacia posturas mas abiertas.Benedicto, la Curia y la mayoria de los obispos, estan aterrorizados del mundo que les ha tocado vivir. En lugar de adaptar lo contingente de la Iglesia ( que es mucho..casi todo) a la epoca actual, se encierran en una torre de marfil, atacando de un modo infantil  a todos los que  no les obedecen servilmente.Se justifican con abstracciones:La Iglesia tiene la Verdad Absoluta, recibe un mandato Inmutable de Dios….  ¿El proximo Conclave elegira algun pontifice con animo de cambiar cosas?.Dudoso si se observa la composicion e ideologia del actual Colegio Cardenalicio. La unica esperanza es que los miembros mas avisados de la Iglesia, acepten formalmente las directrices de Roma , y luego procuren hacer lo que su inteligencia y buen sentido les indique, sin aspavientos ni alharacas.Y acordarse del dicho:Sientate a la puerta de tu casa y …

Deja un comentario