Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

marzo 2010
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7268 Artículos. - 110871 Comentarios.

Maestros, no teólogos. Eckhart Tolle

Invitado por María A., hace poco, ví un vídeo de Eckhart Tolle a quien no conocía en absoluto. Veo que se puede encontrar ahora completo (109 minutos) en Webislam. Del vídeo y de este “maestro”, que vivió de niño en España, es de quien nos habla hoy Luis. Mi experiencia personal es que hay mucho de él que se puede integrar en el trabajo espiritual de cada uno. Mejor integrar que debatir. Pareciera que hay contraste con la invitación de Légaut a hacer memoria de lo vivido, del pasado que somos. Pero no, si se atiende a la insistencia de Marcel en el hacerse presente a la realidad que soy yo y es el otro. Y si a Tolle no se le interpreta fanáticamente como receta milagrosa para todo.  A.D.

     

      Si estás enlodazado en el lodo del mundo

      Piensa: la vida aún te quiere, está vivo.

      Y piensa en el loto, se eleva desde el fango.

      Elévate tú también, y el tiempo disipará

      tus recuerdos de fango.

      ¿Cómo lo haces? Prestando atención a lo que haces.

     

      ———————-

      Lo he visto pasar en sueños…

      Buen cazador de si mismo,

      Siempre en acecho.

      Cazó a su hombre malo,

      el de los días azules,

      siempre cabizbajo…

      A. Machado

      ———————–

      Escribimos, leemos, pensamos y hacemos, sin percatarnos de que estamos como la ardilla en su jaula circular, o de que somos como un perro que persigue furioso su rabo.

      La inmensa mayoría de nuestros males obedecen a que estamos encerrados en un círculo vicioso que comprende desde el pasado al futuro, y del futuro al pasado. Pero el presente que contiene la eternidad y la vida, obsesionados con el pasado o el futuro, ni lo percibimos.

      Del vivir en el presente puede hablaros. Eckhart Tolle. Un maestro del espíritu, no adscrito que yo sepa, a ninguna religión.

      Muchos lo conocen sin duda y ya sabia yo algo de Tolle. Resido relativamente cerca de Barcelona. Aunque no pude asistir a la conferencia que dio no hace mucho tiempo en esta mi querida ciudad, sí pude ver el video de su enseñanza hecha en un esforzado castellano.

      Después me prestaron uno de sus libros “El poder del Ahora” (Más de tres millones de ejemplares vendidos). Antes de tenerlo leído por la mitad, ya encargué me sirvieran dos ejemplares. Uno para regalar a una persona muy querida por mí, el otro para leerlo y releerlo yo.

      Sencillamente, es oro molido lo que trae el libro, son palabras cargadas de verdad y poder. Leyéndolo comprendes que solo por la mente nunca te salvaras del sufrimiento, apunta a lo que hay más allá de la mente, y da unas sorprendentemente sencillas pautas, para que puedas acceder a tu esencia más profunda en base a que procures siempre estar presente en el presente temporal, que es donde no hay tiempo, solo presencia. Porque hace un segundo, ya es pasado.

      Los libros de Tolle son bestsellers, y él es una celebridad, porque habla desde su propia experiencia. Porque vive y experimenta lo que explica. Él explica un experimento y la experiencia que trae pareja. Después, cada cual le puede hacer el caso que considere oportuno. Aquí hay gloria posible, pero no infierno. El infierno es nuestra vida de sufrimiento.

      No se de donde he sacado, que en esta época nuestra de tribulación, es cuando aparecerían los bodhissatvas. ¿Quién es un bodhissatva? Eckhart Tolle. Justo lo que necesitamos. Nos da el grano espiritual y nos evita la paja que toda tradición contiene.

      Necesitamos despertar a la felicidad más autentica, necesitamos autentica espiritualidad, nos evitaría el tener que drogarnos con Prozac.

      Mientras la vida nos quiera, tenemos oportunidad de elevarnos del fangoso sufrimiento, que nos hace daño a nosotros y a cuantos y cuanto nos rodea.

      Para todo el que beba de las fuentes orientales de la espiritualidad, y para mi, Dios no es ni padre ni madre. Es simplemente la divinidad numinosa e inefable. Y para encontrarnos con este Dios, Gran Misterio. No necesitamos acudir a templo alguno. Lo encontramos honrando y siendo conscientes. Del AQUÍ-AHORA. Tal como preconiza Tolle.

      Como expresara en el siglo XII el poeta Sagyo: “Palpo aquí una presencia latente./ No sé lo que es./ Pero me brotan lágrimas de agradecimiento”.

      ESO a que se refiere el poeta, es la divinidad experimentada. ESO, nos puede hacer ser felices, donde antes sufríamos. Y ESO, que es lo que realmente nos importa, no podemos entenderlo y cualquier nombre que le atribuyamos, es inexacto. Pero es posible experimentarlo. Y está al alcance de cualquiera. Basta la presencia en el presente. Basta la atención plena al realizar nuestros actos.

      Lo siento mucho, pero he de cargar contra la teología: Los teólogos nos hablan de Dios. Hablan y escriben, y los escuchan y leen solo los que están tan perdidos como ellos. No necesitamos que nos hablen de Dios. Necesitamos manuales y maestros que nos indiquen el camino de la experimentación de la divinidad.

      El epicureismo y su fundador Epicuro, consideraba vana y carente de sentido la palabra del filósofo que no fuera capaz de contribuir a aliviar, siquiera mínimamente, el sufrimiento de los seres humano.

      Pues, como Epicuro, otro tanto, me atrevo a decir yo, de la teología. No solo de la filosofía.

      Ejemplo de “teologia” util: Eckhart Tolle, apelando a nuestro entendimiento, nos habla convincentemente del cuerpo-dolor. Este cuerpo-dolor es el pasado gravitando sobre nuestro presente. Y nos dice que nuestro presente ya es el resultado de nuestro pasado. Por lo tanto el pasado que contenemos en nuestra memoria, es pensamiento muerto carente de realidad, igual el futuro, aún no contiene realidad. Todo lo que sintamos rememorando el pasado, huelga. Porque viviendo el presente, viviremos las consecuencias de los aciertos o los errores del pasado.

      “Cazó a su hombre malo,

      el de los días azules,

      siempre cabizbajo…”

      En el verso de Machado, veo lo que podríamos conseguir todos. Si nos decidiésemos a hacer, como el maestro Zen, que cuando comía, comía, y cuando dormía, dormía. Podríamos desenmascarar dos fantasmas carentes de realidad. El pasado y el futuro. En

      El justo momento, en que no le suministremos energía vital, porque toda la volcamos en el presente.

      Sí necesitamos de nuestra mente, simplemente para vivir. Si necesitamos de nuestra memoria y de nuestra imaginación. Obviamente, bien deberemos ponerlas a trabajar.

      Es la trayectoria horizontal, la que contempla. Desde donde y hacia donde.

       La presencia en el presente, contempla el como. Y es la trayectoria vertical. La que nos abre las puertas de la trascendencia, permitiéndonos neutralizar el sufrimiento.

      La trayectoria vertical, es la salvación de la especie humana. Porque nos transforma en seres mas evolucionadamente civilizados. Quizá no seamos capaces de dejar de ser egoístas, pero al menos seamos capaces de comenzar a transformarnos, de la sencilla manera que apunto en este escrito.

    

59 comentarios

  • Rodrigo:
     
    No descalifico a nadie. Te recuerdo que el video de Piñeiro, lo he colgado yo. Seria estúpido citarlo para después descalificarlo.
    Por otra parte, Piñeiro no dice que solo sean creíbles los evangelios canonicos. Sino que son los mas fiables, porque son los primeros y por otra consideración.
    Te guste o no. Lo científico es en consenso. No es retorica. Es el principio de falsabilidad, por el que se rigen las ciencias humanas.

  • Luis
    Nuevamente hablas de un “consenso”, en este caso para descalificar la parte del discurso de Piñeiro que no cuadra con tu visisón (que los evangelios canónicos son los confiables para acercarse al Jesús histórico). ¿Cuál es ese consenso? ¿Quienes lo conforman? ¿Qué autores? ¿En qué obras?
    De otra manera, ese recurso al “consenso” es simple retórica

    Ojo: yo no comparto la expresión de Piñeiro. Hay un librito muy interesante de Sal Terrae titulado “dichos desconocidos de Jesús”, en el que su autor va recabando diferentes dichos atribuídos a Jesús en los evangelios apócrifos y gnósticos. Y va estableciendo CRITERIOS de credibilidad, basados tanto en la ciencia bíblica como en la antropología cultural.
    A partir de ahí, establece varios grados de “credibildad” de esos otros dichos de Jesús; desde aquellos que descarta como atribuíbles al Jesús histórico, pasando por aquellos probablemente atribuíbles; hasta llegar a varios dichos que considera ciertamente atribuíbles al Jesús histórico.
    De modo que, contrario a la opinión de Piñeiro, los evangelios apócrifos y gnósticos también tienen partes confiables para aproximarse al estudio del Jesús histórico.
    Me c onvence más Morrice que Piñeiro, no porque haya “consensos” -que no existen- sino por los crietrios de argumentación: Piñeiro (al menos en la entrevista) sólo usa un criterio cronológico; Morrice utiliza una batería más amplia de criterios.

    Pero el caso no era señalar si la teoría de Piñeiro es correcta o no; así como el caso no era señalar si la teoría de Pujol era correcta o no. Sino la forma de utilizarlo. Ya me imaginaba yo que descalificarías al experto que tú mismo citaste, por afirmar algo que va en contra de tu convicción. ¿Por qué citar sólo la parte en que afirma que en los evangelios no todo es lo que parece, pero callar la parte en que dice que sólo son creibles los evangelios canónicos?  Si hubiera argumentos (y hay argumentos, como he señalado al contrastarlo con Morrice) sería una cosa, pero si el argumento es un consenso que no existe, pues es otra cosa.

    Bueno, no distraigo más la atención de la entrada; para que vuelva al cauce de lo importante, que es la obra de Tolle -y otras muchas personas- y cómo puede beneficiar a las búsquedas humanas.

    Saludos

  • Atiende Rodrigo:

    Respecto a Jesús, como tantos otros, lo que agradezco es saber algo confiable de el.
    Si los evangelios canonicos, son mas confiables, perfecto. Pero, como ya he escrito, lo que vale, es el consenso de los estudiosos, no la exclusiva de Piñeiro, por muy autorizada que sea esta.
    Tu mismo, has escrito, que quedarse con la opinión que te interesa, es dogmatismo. En efecto tambien lo creo yo.

  • Rodrigo Olvera

    claro que Piñeiro aclara que coincide en la credibilidad de los evangelios canónicos no por que lo digan las iglesias como acto de autoridad, sino exclusivamente por criterios históricos. Y que aún así, una cosa es la imagen de Jesús que se deriva de los evangelios, y otra la imagen de Jesús que promueven las iglesias con añadidos posteriores a la muerte de Jesús. Lo que en esencia es lo mismo que ha venido afirmando Lali, por ejemplo con el tema de que en los evangelios se ve un movimiento de comunidades y no una iglesia institucional y jerárquica .
     

  • Rodrigo Olvera

    En efecto, en la entrevista Piñeiro considera que los cuatro evangélicos canónicos son la primer imagen; luego otras dos imágenes derivadas de evangelios apócrifos; y una cuarta imagen derivada de los evangelios gnósticos.
    Llama la atención que cuando se le pregunta a Piñeiro cual de esdas cuatro imágenes es más cercana al jesús histórico, su respuesta es que tiene que reconocer que es la imagen que se deriva de los evangelios canónicos.
    Para conocer al Jesús histórico, en opinión de Piñeiro, los evangelios confiables (de los 76 que tradujo) son en primer lugar el evangelico canónico de Marcos; en segundo lugar los evangelios canónicos de Mateo y Lucas; y finalmente algunas partes -y tomadas con mucho cuidado- del evangelio canónico de Juan.  No mencionó a ningún evangelio apócrifo ni mencionó como confiable ningún evangelio gnóstico.
    Pero claro, a fin de cuentas es sólo una opinión más la de Piñeiro, ¿no?
     

  • Rodrigo:

    No, no se corresponde con los evangelios canonicos, las cuatro interpretaciones de Jesús, según Antonio Piñeiro.
    Por ejemplo, los evangelios gnosticos de Nag Hammadhi, representan a un Jesús, muy diferente a los canonicos. Y son tan validos como estos canonicos.

  • Rodrigo Olvera

    “supongo que se refiere a los evangelios reconocidos como canónicos”
    AQUÍ ME HE EQUIVOCADO DE TODO A TODO, no se refiere a cuatro comprensiones de Jesús por los cuatro evangelios canónicos.

  • Rodrigo Olvera

    Luis
    Si has leído a Lali, sabrás que ella tiene esa misma comprensión. De hecho, no son sólo cuatro las comprensiones de Jesús (supongo que se refiere a los evangelios reconocidos como canónicos). Hay bastantes más.
    Pero bueno, no tiene caso seguir
    Saludos


  • Traigo aquí algo de Antonio Piñero.
    Como este investigador del cristianismo primitivo dice, del origen de nuestra civilización: “no todo es lo que parece. Casi nada es lo que parece…”
    Hay cuatro modos de interpretar a Jesús, cada uno de ellos le pone en su boca palabras diferentes. Cuando menos, las palabras de los 76 evangelios existentes. Son imprecisas.

  • Rodrigo:

    “Yo no confiaria tanto en lo que dicen los evangelios.”

    Ni creo fervientemente que los evangelios, son la palabra de Jesús. Ni creo fervientemente que Llogari Pujol, tenga razón.
    Esa duda logica que tengo, es la que pretendia transmitir a Lali.

  • errata

    Donde dice “Mis comentarios no son respecto de la teoría de Pujol”
    Debe decir “Mis comentarios -salvo el último- no son respecto de la teoría de Pujol”

  • Peor aún Luis…

    Mis comentarios no son respecto de la teoría de Pujol, sino a la actitud de usar una teoría para cuestionar a Lali y decirle que no debe confiar en los evangelios (ahí empezó todo)

    Y si aparte de todo, ni siquiera a tí te ha convencido del todo la teoría usada ..bueno pues 😉

  • Rodrigo.

    El libro “Jesús 3000 años antes de Cristo”. Es un estudio, de hecho, de literatura comparada. Para opinar sobre la teoría de Ll. Pujol, no vasta una simple entrevista. Al menos hay que leer el libro- Que por cierto, es instructivo, pero no divertido de leer, vaya, es plomizo…
    Creo que si alguien se juega su prestigio como profesional, aventurando una teoría. Se ha debido fundamentar primero. En cualquier caso, lo que quisieras discutir de la teoría de Ll. Pujol, lo tendrías que discutir con el, no conmigo.
    Solo indico que existe una teoría, la de Pujol, no la defiendo como autentica, porque yo mismo tengo mis dudas al respecto.

  • Ahora bajemos a lo concreto de la entrevista que recomendaste

    “a Jesús se le atribuyeron las enseñanzas y los rasgos característicos del faraón”
    ¿Me puedes decir que Faraón enseñó que los pobres campesinos son predilectos de la divinidad, y no los ricos y poderosos? porque esa fue la enseñanza de jesús, de modo que según tu especialista, era la enseñanza del faraón

    toda la teología del Antiguo Egipto asomará luego en Jesús
    ¿Me puedes decir en que parte del Evangelio asoma la teología imperial de conquista militar de los pueblos?  ¿O la importancia teológica del proceso de momificación? ¿o la sucesión hereditaria? Esto es interesante, porque incluso comparando al movimiento de Jesús con movimientos judíos de su época (como los esenios o los zelotas), el movimiento de Jesús se distingue de ellos en que no hay una sucesión hereditaria del liderazgo. En la narración del evangelio, la sucesión del liderazgo no es por lazos sanguíneos (había varios familiares de Jesús) sino por designación directa (elección de los 12). Y así, podemos hablar de otros muchos aspectos de la teología egipcia que no son compatibles con la teología de los relatos evangélicos.

    también el Antiguo Testamento (600 a.C.) está impregnado del monoteísmo del faraón Akenatón (1360 a.C.).
    Aquí hay muchos matices.
    Por el lado judío, el monoteísmo del antiguo testamento no es tan monolitico. Hay una etapa en que más que monoteísmo (sólo existe un Dios), hay monolatría (existen muchos dioses, pero sólo adoramos a uno). Primero, hay muchos dioses, pero sólo adoramos al que nos liberó; luego, hay muchos dioeses, pero adoramos al que es mayor que ellos; luego hay muchos dioses, pero adoramos al único que actúa; sólo tardíamente, regresando del destierro de babilonia, empieza el cambio que afirma que hay un sólo Dios, negando que los “dioses” de los otros pueblos sean dioses reales, hasta llegar a afirmar que lo de los demás pueblos son ídolos
    Por el lado egipcío, el monoteísmo es un periodo excepcional (un sólo faraón lo propuso, y a su muerte fue defenestrado por hacerlo), que apunta más bien a que Akenatón recibió una influencia teológica externa a la cultura egipcia. Lo cual se entiende en el contexto de los movimientos migratorios de la época.
    En todo caso, pareciera más probable decir que aquí el faraón egipcio adopta teología de las comunidades nómadas que ingresan al imperi, y que formarán parte del conjunto humano base para el posterior nacimiento del pueblo hebreo. Como lo demuestra la antropología cultural, el intercambio cultural nunca es sólo de una vía, sino de doble sentido.

    A lo que voy: no niego los paralelismos. Pero éstos se prsentan dejando de lado las diferencias sustanciales. De ahí, la conclusión de que se trata de un mero plagio pierde sustento.

  • Hola Luis

    1.- “La verdad es una, tanto si la descubrimos y la sabemos, como si no.”  Bien, éso te acerca bastante a la última encíclica de Benedicto XVI.

    2.- Yo no hablé de que las diferentes interpretaciones (no dije diferentes verdades) sean igualmente legítimas

    3.- Ahora… respecto del tema. No existe consenso entre los especialistas. Justo lo que dije es que hay diferentes interpretaciones. Diferentes interpretaciones implica ausencia de consenso en la interpetación. La única forma en que puedas afirar que existe consenso entre los especialistas en la interpretación de Pujol, es haciendo una exlusión selectiva de aquellos especialistas que tienen interpretaciones diferentes. Y ése es el dogmatismo. No el que no se llegue a una conclusión, sino en excluir arbitrariamente a quien impide el consenso de mi posición.

    Saludos
    Rodrigo

  • Rodrigo:

    Tal como me lo pintas parece que no podamos extraer exegeticamente ninguna conclusión científica (ciencias humanas). Si los especialistas coinciden en una determinada interpretación, esa es la verdad científica, hasta el momento en que se realiza el consenso, con los datos de que se disponen.
    No creo en eso de muchas verdades, igualmente legitimas. La verdad es una, tanto si la descubrimos y la sabemos, como si no.
    No hay peor ciego que quien no quiere ver, se lo decia a Lali, por el motivo de como desautorizaba a un hombre que se ha pasado muchos años de su vida estudiando para todos nosotros, y que cuando tiene algo que decirnos, no es de recibo espetar que “no tiene ni idea”.
    Obviamente, el creer a Ll. Pujol o no, es cosa personal. Yo mismo, he leido su polemico libro, y no se si creerle o no. Quiero informarme más.
    Saludos cordiales

  • Luis
    ¿Te das cuenta que incurres en la misma agresividad y dogmatismo que criticas? Una cosa son los DATOS, y otra cosa son las INTERPRETACIONES de los datos

    El dato es que elementos NARRATIVOS del personaje Jesús en los evangelios son similares a elementos NARRATIVOS de otros personajes en otras culturas. Y Lali, así como muchas otras personas en Atrio, es consciente de ello.

    Y añado que no sólo pasa con la cultura egipcia. El nacimiento virginal se encuentra también en el caso de Lao Tsé, en China; en el caso de Gautama, en India; y en el caso de Kukulkán en las culturas mesoamericanas. Varios de los elementos narrativos de milagros (caminar sobre el mar, alimentar multitudes, sanar enfermos) se encuentran en todas las culturas, especialmente pero no sólo en las culturas chamánicas; los elementos de muerte-resurrección se encuentran no sólo en la historia de Osiris, sino también en Kukulkán en las culturas mesoamericanas; en las historias del Chibalba maya; en historias de Inmortales en china, etc.  Y obviamente no diremos que los evangelistas conocieron y copiaron a los mayas, y a los taoistas.

    Otro dato es que aún habiendo elementos narrativos compartidos, cada relato (el egipcio, el chino, el hindú, el evengélico) tiene características propias. Ni Osiris, ni Kukulkán, ni Buda son resucitados como un acto de justicia a las víctimas de la opresión. En el caso de Osiris y Kukulkán, la muerte es consecuencia y castigo por el orgullo (Osiris) y la desobediencia (Kukulkán), lo que no se afirma de Jesús. En el caso de Buda no hay propiamente resurrección.

    Ahora, la interpretación de ese dato puede ser muy variada, de acuerdo a las preconcepciones de cada quien:
    a) El dato significa que los evangelios son falsos en su totalidad y un mero plagio 
    b) El dato significa que hay una constitución antropológica fundamental de los seres humanos (o en otros casos, se afirma es que una constitución psicológica) que hace que aparezca la misma estructura mitológica en todas las culturas
    c) El dato significa que los evangelistas utilizaron elementos narrativos comunes a su contexto cultural, para interpretar y comunicar una experiencia real que les sorprendió
    d) El dato significa que Dios fue preparando a la humanidad para aceptar la veracidad del Evangelio, provocando mitos preparatorios similares
    e) El dato significa que hay muchos dioses, y todos actúan de la misma forma
    f) El dato significa que hay un sólo Dios, y a cada cultura se le revela de manera semejante
    g) El dato significa que sólo el Evangelio es real, pero Satanás provocó experiencias parecidas para confundir a la humanidad
    h) Todas las anteriores
    i) Ninguna de las anteriores

    Te digo que yo he escuchado en la vida real -es decir, no es retórica- cada una de las explicaciones de al “a” a la “g”

    Ahora, afirmar que mi interpretación “los evangelios son falsos” es la única posible; y que quien no la comparte es por deshonestidad intelectual (ciegos que no quieren ver) es igual de violento y dogmático que culaquier bula papal contra los herejes.

    Saludos cordiales
    Rodrigo

  • Lali
    Llogari Pujol amaba tanto a Jesús que le siguió al seminario de Vic: pasó allí 7 años, se hizo sacerdote. Pero él necesitaba saber más sobre Jesús, saberlo todo, y para eso se fue a la Universidad de Estrasburgo: se hizo teólogo, estudió durante 10 años textos bíblicos y egipcios, y aprendió demótico en la Sorbona (con madame de Cènival) para leer en textos originales. Descubrir que los evangelistas copiaban los textos egipcios le sacudió y enfermó. Perdió la fe, dejó el sacerdocio. Se casó con una compañera estudiante, y juntos escribieron “Jesús, 3.000 años antes de Cristo. Un faraón llamado Jesús” (Plaza & Janés): “Es un estudio, de hecho, de literatura comparada…”. Él prosigue, y clama: “¡Debería crearse ya en Cataluña un gran centro de estudios de las religiones!”
    Llogari Pujol, es más que teologo

  • Lali

    Hombre, Luis, por un lado me sugieres que no confíe tanto en los evangelios y, por otra, me ofreces como ejemplo al Sr. Llogari; más tarde me hablas de él diciendo: “si no hacemos caso a los estudiosos especialistas” y me recomiendas la lectura de otro especialista, Antonio Piñero… A ver, vayamos por partes:
     
    Los evangelios, como cualquier otro texto, no están para confiar o desconfiar, sino para leerlos, estudiarlos, someterlos a crítica, determinar su valor y, si es el caso, tomar una opción respecto a su contenido. El Sr. Llogari es un teólogo, no un especialista en los evangelios.  Y un teólogo, como tú sabes y a pesar del desconocimiento de otros muchos, no es especialista en los evangelios ni por definición, ni por estudios. Yo no tengo que demostrar que el Sr. Llogari no sea especialista. Es él quien tiene que demostrar que lo es. ¿Dónde está su contribución a la exégesis de los evangelios?
     
    No se puede colocar a Llogari al nivel de Antonio Piñero. Piñero sí es un especialista, aunque todo hay que decirlo, él si hizo sus escarceos por el programa IV Milenio. Te daré el nombre de un especialista catalán de talla excepcional: Joseph Rius-Camps. Éste sí aprendió de un maestro único.
     
    Respecto a tu afirmación: “Las ciencias humanas arrasan con la concepción mítica de Jesús”, lamento disentir también. En general, sólo arrasa el dinero, la violencia y todo aquello que habiendo pasado antes por caja se lanza al mercado de los consumidores compulsivos a través del marketing. En particular, fíjate si fue humano Jesús que, precisamente por sus orígenes barriobajeros, sus paisanos despreciaron su mensaje (Mc 6,1-6). Curioso: Le hicieron ascos al mensaje no por pensar que no era Dios, sino porque venía de un hombre al que ellos conocían bien desde su nacimiento y se oponía al oficial, el que avalaban los textos sagrados.
     
    Son  puntos de vista, Luis, expresados, no te quepa duda, con cortesía y cordialidad.
     
    Un saludo
    Lali

  • M. Luisa

    Pienso que no se puede deslindar el Evangelio de su dimensión espiritual  y con esto permítaseme posicionarme con  Luis, pues dicha disociación equivaldría caer en el mismo error que las autoridades eclesiásticas, aunque  con toda seguridad a la inversa, pues   ellos no actúan según el Evangelio y sin embargo se remiten a Él y lo predican  constantemente.

  • Lali.
    Si no hacemos caso a los estudiosos especialistas, dime tu a quien hacemos caso, en este caso que tratamos. Me gustaria que añadieses algún argumento, de porqué dices que Ll. Pujol, no tiene ni idea.
    Las ciencias humanas, arrasan con la concepción mitica de Jesús. Te recomiendo leas a otro estudioso. Antonio Piñero, encontraras información de el en la Red. Creo que para ti, tampoco tendrá ni idea…
    No hay peor ciego, que el que no quiere ver…
     

  • M. Luisa

    Vaya!!  Con la espléndida intervención de Jaume, (por cierto somos vecinos, vivo al ladito de Mataró), se reafirma mi tesis sobre  la profundización en la cual siempre he defendido que  ésta  va  siempre por delante de toda  transformación.
     
    También por otra parte quisiera añadir  en cuanto a la cuestión de la fe  podemos hallar en Tolle un momento en el cual  se puede intuir cómo él implícitamente la expresa. En un momento determinado con  su dedo señala una dirección, pues bien, pienso que la señal y su dedo se inscribe –ESTÁ – en el ámbito de la experiencia pero a dónde señala no es ya  espacio y de ahí que la fe por tanto no venga determinada por cultura alguna sino que  mas bien consista en ser universalmente dimensional.
    Un saludo cordial

  • Lali

    Luis entré a dar mi punto de vista desde la perspectiva de los evangelios porque tú dabas por sentado que todos estábamos de acuerdo en que la fe era intuición de lo divino. Obvio el universo de las espiritualidades porque de ese espacio me alejé hace años cuando comprobé que proliferaban espiritualidades y no descendían los muertos por el hambre y el abandono.
     
    Conocía por alguna entrevista las afirmaciones de Llogari Pujol. Ya se ha encargado él y su editorial de hacer todo el marketing posible para vender el libro. Sobre su discurso te diré que estoy convencida de que venderá mucho. Es lógico, la ignorancia abunda en este país desde que Franco arrasó la cultura, el pensamiento libre y la riqueza intelectual de los maestros republicanos. Con todos mis respetos, el señor Llogari no tiene ni idea. Lo que dice sólo tiene cabida en el programa IV Milenio, con todos mis respetos también para dicho programa.
     
    Un saludo
    Lali

  • Jaume PATUEL.Mataró(Barcelona)Catalunya. 4.09.2009

    Me uno al diálogo.
    En primer lugar, no sólo he oído o visto el DVD de Tolle, sino que tue la gran suerte de estar allí.  Un escenario con muchos centenares de personas y no  sólo mayores. Un silencio total a lo largo de casi las dos horas.  Me obligo  a continuar reflexionando o meditando. 
    En segundo lugar, la gratuidad es una dimensión humana necesaria, que está en el verbo ser por le que no ha lugar la transformación ya que ES. Aquí es profundizar, irnos transformando en el  ESTAR para que la dimensión de necesidades que también es necesaria no nos bloquee o nos fije por causa de nuestro narcisismo, o de un ego hinchado.
    Creo que  distinguir entre Dios y Divinidad es importante.Creo que no es lo mismo fonéticament SOY que YO SOY. El primero nos permite “experimentar” la Divinidad en el Silencio y sin palabras. El segundo nos hace creer que “yo soy dios” y de una posible teologia deficiente. . 
    El dato originario que es ámbito de no-dualidad no tiene nombre y cuando lo ponemos, hemos de afirmar a continuación que no es eso.
    El Silencio es el gran Maestro. Y estés en el nivel o consciencia que estés, si la fuente es el dato originario (amar, bondad, compasión…. cuestión de palabra (pero no de Vida o Verdad), hay transformación en uno y  en los otros por ósmosis.   Se expande nuestra consciencia que no es individual sino cósmica8?). Pero todos somos ya  SER.
    Venimos  desde El (con nuestra forma  de  cuerpo con sus necesidades)  y volvemos a EL (con la desaparickión del cuerpo),pero en todo el trayecto estamos en EL puestos que SOMOS=O SOY. 
     Con qué facilidad hablamos SOBRE DIOS como si fuese un tocayo…
    Pero hablar de Dios, es imposible. Sólo es ser. La poesia, la música, la sensibilidad son los medios o la razonabilidad, pero no el raciocinio.
    Tolle me gusto. Un Maestro en el siglo XXI….Un Maestro del mundo global. 
    Gracias por vuestros pensamientos que  hago mios  Asun, Lali, Luis y los demás. Buen fin de semana de forma gratutia sin dejar las necesidades humanas (esto de “humanas” sobra…creo yo…). I ,prou, como decimos en catalán.   
    Jaume PATUEL

  • M. Luisa

    Es comprensible  que  Luis, aunque la cuestión sobre qué tipo de confianza define la fe la hemos tratado sobradamente, vuelva con insistencia lógica hacia  la misma pregunta ya que la teología ha insistido hasta la saciedad en  que la salvación es lo  determinante   del cristianismo.  ¿Esto es así? Ciertamente el cristianismo es  religión de salvación pero la cuestión fundamental no es esa sino más bien preguntarse si lo primario y formalmente de él es la salvación. Porque si no es así, la salvación sería no el momento constitutivo del cristianismo sino un momento  consecutivo a él.
     
    El cristianismo es salvación sólo porque es conformación divina del ser humano. En interpretación de Zubiri, porque el cristianismo  es deiformidad. El cristianismo se dirige primariamente al ser  humano en integridad y no a su caída en el pecado.
    El error al que ha conducido  este desenfoque es a la dialéctica de culpa-justificación y con ella,  nada menos a que sea por nuestros propios defectos morales  que  Dios se convierta así en  una necesidad.

  • Lali, ademas de los evangelios, existe una espiritualidad Universal, la Filosofia Perenne contempla el concepto de  Misterio o de los cien mil nombres del Misterio.
    Yo no confiaria tanto en lo que dicen los evangelios. Podrias leer por ejemplo, lo que publicita Llogari Pujol.

    http://www.nolosabias.com/jesus-3000-antes-de-cristo/
    Un saludo

  • mªpilar garcía

    Me ha gustado la conferencia de E. Tolle, su sencillez, sonrisa, serenidad…
     

    No hay “imposición” va desgranando con claridad, como salir del “ego”, entrar en lo profundo del ser, en silencio, y tomar conciencia de lo que de verdad soy…
     

    Me encanto, la interpretación del “tiempo – eternidad”.
     

    Compartir como Tolle lo hace, desde esa sencillez, sin  “dogmatizar”, exponiendo las dificultades, que cada cual anida en su propia mente, y ser.
     

    Pasé esa hora, en total silencio interior, dejándome llevar por sus experiencias.
    mª pilar

  • oscar varela

    Hola compañer*s atrienses!

    A mi parecer ya va siendo hora de que Lali (tal vez en acuerdo con su lobby & Cía)
    nos sorprenda con un Post en torno a tantas cosas que en Comentarios salteados nos van diciendo.
     
    Yo me anoto ansioso por el
    ¿y ustedes, compañeros?
    ¿y la Redacción?
     
    ¡Presionemos, compañeros, si fuere necesario huelgueando!

    Apurémos el asunto antes que esta gente querida siga pensando y nos diga que las “Huelgas” no estaban en el proyecto práctico de Jesús ¡¡¡ja ja jaja !!!

    ¡Sé buena Lali& Cía.! ¿Sí?

    Gracias por el apoyo ¡Já! – ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Lali

    Gracias Luis. Te expreso mi opinión:
     
    Esa idea de fe en el Misterio puede haber sido acuñada por la teología, no por el evangelio, donde el término misterio ¡sólo aparece una vez!: Mc 9, 11 y paralelos. Los especialistas en Biblia llevan siglos intentando averiguar el significado de ese vocablo en ese texto; se han vertido innumerables interpretaciones a cual más complicada. Para qué hablar de la teología; le ha dado igual entender o no la explicación, ha extendido la condición de misterio a realidades con un significado sencillamente lógico.  El sentido de ese vocablo: misterio, que, insisto, sólo aparece una vez en los evangelios es el huevo de colón.
     
    Hay una invasión e inflación de conceptos abstractos para hablar de Jesús y su mensaje. Pero el mensaje del Galileo es concreto y práctico. Para el evangelio la fe se localiza en los pies. Puedes comprobarlo en el relato del paralítico (Mc 2, 12-13) o en el de la mujer con flujos de sangre (Mc 5, 24-34).
     
    Respecto al proyecto de Jesús, da igual ser agnóstico o creer en los querubines. No se trata de una religión.
     
    Un cordial saludo
    Lali

  • No te disculpes Lali, estamos aquí, y aquí intervenimos, porque seguramente tenemos inquietudes iguales. Y conversando nos enriquecemos los unos a los otros.
    La fe -intuición de lo divino- es explicado de un modo general. Valido para cualquiera, sea religioso o no. Valido para mi, por ejemplo, que soy agnóstico, aunque mis simpatías van hacia el budismo.
    La fe en Jesús, de sus primeros discípulos. Es fe en el Misterio, y en Jesús, como encarnación de este ” Es una respuesta práctica a su invitación a integrarse en ese proyecto social”. Antes que proyecto social, es conversión al Misterio. Después los conversos se asocian. Al menos así lo entiendo.

    Un saludo

  • Hola Asun, un fuerte abrazo de mi parte, también para ti.

    Al margen de casos concretos que los hay de todos los colores. Convendras conmigo que a mas alto nivel de conciencia, menor egocentrismo. Y mayor respeto por los demás, porque quizá los veamos en sus carencias y nos reconozcamos a nosotros mismos, aún si ya las hemos superado.

    Sabes que eso de espiritualidad, no es ponernos orantes para que algún Zurbaran nos pinte…, Entiendo que espiritual es todo lo que nos transforma hacia mas altas cotas de lucidez y compasión. Por lo tanto, cultivar la autoestima, creo que también es espiritual. Con un ego, suficientemente compensado, progresamos mejor, hacia cotas mas altas espirituales.

  • Asun

    Gracias, Lali. Eres un sol que da luz en Atrio.
     
    Sabía que podías estar ahí al acecho y te esperaba en ese intercambio con Miguel. No lo dudes tanto, si así lo deseas. Tus aportaciones siempre  asombran y  aportan mucho, de verdad.
     
    Cuando las convicciones son reales, auténticas como en Jesús, no se cae ante chantajes ni opresiones de ningún tipo, tienen la fuerza que no se doblega ante nada, ni nadie…
     
    Es un regalo tenerte cerca. Hasta siempre.

  • Lali

    Querida Asun, ¡qué alegría poder dirigirme a ti personalmente! Te leo siempre. Precisamente he estado dudando si participar o no en tu diálogo con Miguel en el artículo Violencia contra las mujeres…
     
    Respecto a lo que preguntas, los discípulos temían que el proyecto que Jesús les presentaba no fuera el definitivo, aquél que ellos y toda la sociedad judía esperaban. Si a través de sus libros sagrados Dios prometía una intervención para liberar a Israel de sus enemigos y concederle la supremacía política sobre el resto de naciones, ¿cómo era posible que aquel simple artesano de Nazaret se opusiera a dichos planes divinos y propusiera como la Buena Noticia una humilde sociedad alternativa? (Recuerda la parábola del grano de mostaza). Los discípulos se opusieron de principio al plan de Jesús  y nunca se adhirieron lealmente a su programa. Antes bien, se mantuvieron en sus ideas nacionalistas amparándose en el valor de las Sagradas Escrituras. Sin embargo, el Galileo permaneció firme y seguro en su proyecto. ¿Te acuerdas cuando él dormía mientras los discípulos se acojonaban durante la tempestad? Estimaban que con ese loco proyecto, la barca (símbolo de la sociedad alternativa), sería tragada irremisiblemente por el mar. La respuesta de aquel hombre extraordinario fue contundente: “Por qué sois cobardes? ¿Aún no tenéis fe?
     
    El evangelio estremece cuando se comprende.
     
    Un beso, Asun
    Lali

  • Asun

    Mi querida Lali,
     
     Gracias por tu intervención,  poniendo el toque de realismo que lo hace todo más cercano y palpable.
     
    Por tanto, lo que se opone a la fe no es una falta de creencia o intuición, sino el temor a que ese proyecto no sea el definitivo”. Es decir que Jesús y su proyecto no sea el definitivo??, no llego a entenderlo bien, quizá no está bien redactado??   En fin, no sé si lo entiendo bien, sería, entonces,  la ausencia  de confianza, o mejor, miedo a Jesús y su proyecto??
     
    Lali en ti también confío, por lo que espero lo aclares un poco más. Y a ser posible hasta el final. ¿Es posible?. Me gusta que nos sorprendas.
     
    Un fuerte abrazo
     

  • Lali

    Disculpa, Luis, deseo indicarte que no estoy de acuerdo con que la fe sea una intuición de lo divino. Desde mi punto de vista la fe de la que habla el evangelio significa  adhesión a Jesús y su proyecto. Es una respuesta práctica a su invitación a integrarse en ese proyecto social. Por tanto, lo que se opone a la fe no es una falta de creencia o intuición, sino el temor a que ese proyecto no sea el definitivo. Ante la fe, la religión se desvanece. Un mínimo de fe basta para lograr que el monte, símbolo de la religión, ocupe el lugar que le corresponde, es decir, sea tragado por el mar, espacio figurado donde habitan las fuerzas que tratan de destruir al ser humano
     
    Saludos
    Lali

  • Asun

    Querido Luis,
     
     No hace falta que me lo digas, lo sé.
     
     Cuando la fe es adulta,  es crecimiento que no cesa, no hay diversificación de caminos sino profundización, se convierte en confianza plena a todo Lo Que Es, Dios, vida, uno mismo, los otros, el cosmos y se actúa conscientemente. No existe confianza sin coherencia práctica entre lo que se cree y se hace.
     
     En la creencia, en cambio,  sí puede haber multitud de actitudes y caminos, dado que las ideas o ideologías  pueden llegar a separar a las personas más que ayudarlas a vivir la unidad que Es y en la que somos. Por ahí entiendo y comprendo lo que intentas comunicar dado el título del artículo que suscribes. También que puede llegar a convertirse en un ego religioso que busca compensaciones.
     
    Pero, ojo, Luis, conozco personas estupendas, de rosario diario,  situadas en una creencia mítica,  con una actitud de entrega a los otros, que me interpela y sacude de mi posible egocentrismo. Lo que me hace entrever que al final lo que importa es lo que se es capaz de amar, independientemente de la creencia o nivel de conciencia, ya  porque uno se siente amado o porque deja fluir lo que percibe ya Es en él, o simplemente por no hacer al otro lo que no quieras que te hagan a ti. Jesús de esto sabía  mucho, se adelantó a nuestro tiempo. Y a todos respetaba en su singular proceso.
     
    Soy del parecer que más importante que el trabajo espiritual, que lo es indudablemente, se ha de hacer un trabajo ajustado de autoestima, como estación de paso previo hacia la plena liberación, en la que al ir haciéndose la persona cada vez  más humana y unificada, va creciendo   en espiritualidad, aunque no sea en un principio consciente.
     
    Un fuerte abrazo.

  • Quizá tenga algo que ver; quizá no tenga nada que ver; pero les comparto la voz de RAZTECA  con cariño
    http://www.youtube.com/watch?v=eyOlf7DuPhU&feature=related

  • Asun:

    Te tengo respeto, tu y yo coincidimos mas que discrepamos. Dices que mi comentario crees está desajustado. Me explicaré mas, porque creo que no lo está.
    La fe es intuición de lo divino. Hasta ahí creo que todos estamos de acuerdo. Teniendo fe tenemos dos caminos, profundizar en la fe buscando conseguir el mismo nivel de conciencia que se le supone a Jesús. O podemos abrazar la ideología o teología religiosa, esa que nos dice que existe una vida eterna, y que interpreta a Jesús de un modo mítico prerracional. En el segundo caso, creo que caemos en una trampa, porque incautamente nos sometemos al nada deseable, control del clero.
    Compruebo con alegría, que no estoy solo encuanto a interpretar a Jesús como un maestro a igualar, a ser posible. Claro que ya los primeros gnósticos cristianos, veían a Jesús, como el referente de un nivel de conciencia o sabiduría, a igualar, y no a adorar magicamente o miticamente. Comienzan a haber cristianos que ven a Jesús desde el prisma místico de la psicología Transpersonal; es decir, con bastante similitud  a como concebían a Jesús los gnósticos cristianos, y como lo concibo yo.
    La fe sola, creo que no basta. Debemos dar otro paso decisivo. Hacia la experiencia espiritual, Y en su lamentable defecto. Hacia el sometimiento a la religión, al clero. Y no necesitamos intermediario alguno, entre nosotros y la divinidad.
    La fe, es el comienzo, el nivel de conciencia de Jesús, es el final. Creo que planteado así, queda evidente la necesidad de un trabajo espiritual, a partir de la fe.

    Un saludo

  • Asun

    Efectivamente, Joxema, lo explicas muy bien, la fe es plena confianza en Dios, en todo Lo Que Es, que se vive en  autenticidad y coherencia.
     
    Tu comentario, Luis, entonces creo que está desajustado, porque la confianza depositada y vivida en todo Lo Que Es, no es un contrato comercial, sino  pura entrega sin esperar nada a cambio, solo dejar ser, fluir lo que ya es en nosotros. Y ahí está el asombro de plenitud.
     
    Tú mismo,  das la pregunta y respuesta con truco, Luis. En donde se sitúa, Joxema, emerge ya una nueva conciencia, que integra lo heredado, pero lo trasciende sin rechazarlo ni condenarlo, como lo que es. Al contrario,  me parece  que es el ego que sigue camuflado pululando, siempre sintiéndose cuestionado,  acosado, peligrando su existencia inconsistente, a la que no renuncia a desidentificarse.
     
    Gracias a los dos.

  • Sarrionandia:

    Por supuesto, la fe es intuición del Misterio, y confianza. Nunca que recuerde, he dicho otra cosa a esto.
    Ahora: yo me pregunto. Confianza de que modo. ¿Confiando que nos salvará porque nos dará vida eterna?.
    Ese es el mensaje religioso. Lo que “le da sentido” a la vida del creyente. Difiero. La gloria la hemos de alcanzar en este mundo. En el otro no se sabe lo que hay.

  • M. Luisa

     
    Voy a decir ahora un poco más sobre la buena impresión que me ha causado la escucha del video de Tolle. Cuando lo escuché por primera vez no salía de mi asombro al comprobar que lo que estaba oyendo,  bajo otro estilo interpretativo, no era sino aquello que yo durante tiempo  experiencié como un cambio radical digno de darlo a conocer y del que aquí al  expresarlo tuvo tan poca acogida. Me devanaba los sesos para que con otras palabras pudiera expresar lo mismo y el rechazo fuera así menor y empeñada conmigo misma  poco a poco lo he ido camuflando bajo otras formas.
     
    Veamos, en estos momentos son muchas las filosofías que parten de un dato originario. La característica común de todas ellas es la fenomenología  pero ésta en sentido estricto. Su   método deja de lado todo tipo de explicaciones para describir el dato originario, más allá del cual no puede irse. Este dato para algunos autores es el “darse cuenta”. Un darse cuenta es un descubrimiento, una manifestación, una revelación etc., de algo que adviene a  mí y se me impone. Pues bien en categoría zubiriana este dato originario se llama “aprehensión”, es el acto más elemental del ser humano. Me encuentro con la realidad y ésta se me actualiza. No es que yo vaya a la realidad sino que es ella que se me impone, es ella que viene a mí. Ella se me impone como última, posibilitante e impelente, dice Zubiri. Y esto es a lo que llama el “poder de lo real” la realidad me puede.
     
    Son filosofías que parten no de un posicionamiento del sujeto, de una postulación, sino de un dato originario previo.
     

     

  • Javier Renobales Scheifler

    Joxema, me es muy útil leerte ( y a Sergio Zalba), eskerrik asko. Algo de especial hay por Argentina …

  • Sarrionandia

    Troyano:
    La fe no es una colección de creencias sino confianza en Dios, en la Vida y en sí mismo, que según la óptica de la conciencia transpersonal todo es lo mismo. Todo está en vivir la vida como una aceptación agradecida del don más excelso que podemos compartir, cada uno, por supuesto, en la medida de su sincera y responsable generosidad.

  • Asun

    Efectivamente, Fico, es su manera de hacer presente su presencia  con sus silencios la que nos llega tanto o más que las palabras que pronuncia. Es un maestro que además de “cosmopolita”  “conoce y es”,  se abre a la presencia de lo que es, ala quietud que somos.
     
    En cuanto a Enrique Martínez Lozano, otro maestro, que habla y  hace no diferente de lo que siente y vive. Le conozco camino de ocho años y he podido observar y experimentar la profundización-transformación de su ser persona, cada vez más  transparente anhelando transmitir lo que ya es en todos, que no hace falta esforzarse para ello, sencillamente caer en la cuenta, despertar a ello. Su formación como sicólogo y con experiencia en PRH parte de la búsqueda hacia la unificación e integración de la persona, toda ella, hacia lo que en ella ya  Es, al ir des-identificándose con lo que ha creído ser a través de la mente o el pensamiento, “voz de la cabeza”, para poder trascender a otro nivel de conciencia no-egoica, transpersonal,  hasta llegar a poder “ver” o vislumbrar su verdadera identidad. Insiste mucho en vivir el presente como Tolle y muchos otros maestros.
     
    Lo que dices Antonio tiene sentido:” Pareciera que hay contraste con la invitación de Légaut a hacer memoria de lo vivido, del pasado que somos. Pero no, si se atiende a la insistencia de Marcel en el hacerse presente a la realidad que soy yo y es el otro. Y si a Tolle no se le interpreta fanáticamente como receta milagrosa para todo”.  A.D.
     
    Tomar conciencia de la vida que ha acontecido y acontece en nosostros en cuanto a su forma para “entender” o caer en la cuenta de quienes somos ahora, de lo que somos siempre, creo es importante. Es un material muy nuestro, singular y lleno de sentido en su estructura. Légaut nos lleva de lo consciente en lo vivido en nuestra historia para descubrir lo esencial, lo que siempre está ahí y somos. Pero lo que realmente nos ayuda a salir del yo particular, la realidad que soy,  es verse en el otro como el yo universal  que compartimos.
     
    Tolle es más sencillo aunque parezca más complicado en un principio. La inmediatez atemporal y no-espacial  fuera o dentro de las formas que se representan a nuestra mente. En ese espacio o vacío toda forma se ausenta, toda clase de  sufrimiento y de juicio desaparecen,  no hay yo particular. Todo Es en la nueva conciencia.
     
    En ambos casos es un salir de sí mismo como ego, que llevado a la vida en coherencia  transforma nuestra relación interpersonal y con todo el universo. “El que gane su vida, la perderá, quien pierda su vida la ganará”…

  • Fico Sánchez Peral

    Yo no conocía a Eckhart Tolle, pero lo que he visto hoy en su conferencia me gusta y despierta mis ganas de leerlo.
     
    No comento nada porque voy mal de memoria y si no lo tengo por escrito y puedo releerlo me cuesta mucho reproducirlo (gajes de mis numerosas embolias…), pero me parece genial el tipo.
     
    Es impresionante la humildad, la sencillez y ¡la parsimonia! con la que, a pecho descubierto, solo con una silla y un micro, con sus manos y muy poquitos gestos, va desgranando verdades como catedrales, que, encima, son novedosas. Y lo dice así, sin inmutarse y sonriéndose como de tapadillo, como si le diera vergüenza hacerlo para que no parezca que se ríe de sus oyentes, como diciéndose para si mismo por lo bajini: ¡la de  “burradas” (revelaciones insólitas) que les estoy soltando a estos pobres, así, de golpe, sin avisar y como quien no dice nada, y se las están tragando sin rechistar!  Pero ¡coooooño, es que tiene razón en todo! (con perdón).
     
    No sé cómo será el trato directo con él, pero, pese a “lo alemán”, se intuye que debe tener bastante sentido del humor.
     
    Y luego va y nos suelta lo del espacio sin pensamientos……….., el vacío…, y tras una pausa de un minuto y medio……………………., va……………. Y con cara de mosquita muerta…………… nos dice……………………: esa es nuestra identidad!!!!!!!!!!!!!!!
     
    Hala, y se queda, semisonriente, regodeándose cariñosamente de la perplejidad de todo el patio de butacas. Este tío, además de genio, es un cachondo que me cae muy bien. Pues habrá que buscar el libro. Lo que pasa es que tengo 20 de Légaut y 8 novelas en lista de espera y no sé cómo hacerlo.  
     
    Hala, me voy; saludos. Fico.

  • Sarrionandia:

    En el blog o pagina de Enrique Martinez Lozano (, http://www.enriquemartinezlozano.com/)si pinchas donde dice -Libros- te aparece una frase, al parecer de Juan de la Cruz. “buscad leyendo y hallaréis meditando”.
    El “buscad leyendo”, puede traducirse tambien, ¿como no? en “Indicar escribiendo” lo que “hallaremos meditando”. Porque es un pensamiento util, aquel que nos pone en las puertas de la experiencia Transpersonal o experiencia mistica.
    El mal de la teologia, es que se especula siempre desde el prisma de un Dios en el que se cree, no desde una divinidad que se experimenta.
    En el momento que la teologia nos de: como, cuando, donde y porque. De la experiencia de la divinidad, es cuando esta teologia comenzará a sernos util. Entonces necesitaremos de la fe en Dios, solo para iniciarnos en la experiencia de Dios. No para encorsetar nuestro espíritu, en dogmas, sacramentos, liturgias y magisterios, caducos y secos de vida espiritual.
    Si como dices E. Martinez lozano, comenta los evangelios a la luz de la psicologia (ciencia humana) Transpersonal. Me parece de lo mas acertado. Es lo que haria yo mismo, si tuviese capacidad. En efecto, esto nos llevaria a una fe adulta. Y añado que esta fe adulta, nos llevaria al experimento mistico. Aún suponiendo que la teologia nos lleve a una autentica fe, no es suficiente.
    Si nos quedamos solo con la fe, nos quedamos en las puertas de la morada de Dios.
    Y existe el peligro… de que alguien nos quiera llevar dede esas puertas, a otra morada…, la del Vaticano…

  • M. Luisa

    No, de acuerdo Gabriel, hay proceso de transformación  naturalmente en el  organismo que tenemos,  pero fíjate que este tener, no es algo evidente  en cuanto a la  realidad que somos, por esto al hablar de ella  no podemos sino hacerlo partiendo  de una realidad estructural, es decir estructurada  y coherente con todo lo que somos y  es ahí, por tanto, donde entra en juego  la profundización.
    Un saludo cordial

  • Gabriel Sánchez

    Tenemos toda la exctructura como semillas…y si nos trasnformamos crecemos…o no…pero lo que es seguro que si nos quedamos exactamente sin transformarnos, no podriamos hacer el proceso de la adolescencia por ejemplo…

      Sinceramente, insicisto en que se debe buscar la felicidad, no como un logro personal, porque no existe, sino como un caminar-avanzar colectivo-comunitario…Sera por eso que respeto mucho al budismo, pero …me conquista màs Jesús de Nazareth…Gabriel

  • M. Luisa

    Escuchando a  Eckhart Tolle, que por cierto  sabía ya algo de él anteriormente, es cuando todavía se ve con más claridad aquello que tantas veces aquí he defendido y que consiste en no confundir,  respecto a la realidad, profundidad  con transformación.
     

    Es inútil hablar de transformación porque en nosotros, en cuanto realidad personal, está dada toda nuestra estructura. Por lo tanto de lo que se trata y más todavía teniendo en cuenta, como dice él,  que en la toma de conciencia  ha desaparecido el objeto  que éramos para  nuestro pensamiento,  entonces, repito, que de lo que se trata es de profundizar nuestra propia estructura que como tal tendrá su modo de operar en nosotr@s.  Buscar ese modo, puesto que la realidad  se presenta  novedosa ya que venimos de las formas (objetivas) es el llamado itinerario en búsqueda  en experiencia de Légaut  y al cual estamos estos días entregados.

    El itinerario, la búsqueda es  interior, no es algo externo que hayamos de buscar porque precisamente  es ese el camino que ampara  el mundo de las formas justo el cual es   de donde nos hemos salido.  

  • Sarrionandia

    Demasiado extenso el artículo para orillar a los parlantes. Para conocer a Tolle hay que ir directamente a sus testimonios. Y para ver cómo rima con el Evangelio, ahí está Enrique Mz. Lozano que todas las semanas comenta el evangelio dominical en la dimensión del pensamiento transpersonal; aparece en Fe Adulta.

Deja un comentario