Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4787 Artículos. - 76755 Comentarios.

El gran encubrimiento católico

 El periodista y escritor CHRISTOPHER HITCHENS escribió el lunes 15 de marzo, en el periódico digital estadounidense SLATE, este duro artículo sobre la responsabilidad personal e instituciona de Joseph Ratzinger en la política de encubrimiento que ahora reprocha a los obispos. Christopher es ateo y crítico de algunos aspectos de las religiones. Pero con respeto y rigor. Incluso se manifestado contrario al aborto provocado. La noticia del artículo la hemos recibido de la agencia italiana ADISTA, que presenta el artículo con un título más punzante: ¿Se viste el diablo de Prada?

        

       El 10 de marzo, el exorcista jefe del Vaticano, Gabriele Amorth (que ha desempeñado este importante cargo durante 25 años) fue citado (v. The Times 11/3, ndt) por haber dicho que «el diablo trabaja en el Vaticano» y que «cuando se habla del ‘humo de Satanás’ en las sagradas estancias, todo es verdad, hasta esas recientes historias de violencia y pedofilia». Esta afirmación tal vez puede ser considerada como una confirmación de que algo realmente terrible ha sucedido en los sagrados palacios, aunque la mayor parte de las investigaciones muestren que para todo esto hay una perfecta explicación material.

       Respecto a las recientes revelaciones sobre la regular complicidad del vaticano en el continuo –y verdaderamente infinito– escándalo de los abusos sexuales a niños, un portavoz de la Santa Sede lo ha admitido en forma de negación. Está claro –ha dicho el padre Federico Lombardi– que se está tratando de «encontrar elementos para implicar personalmente al Santo padre en los casos de abusos». Y absurdamente ha continuado «pero tales esfuerzos han fracasado». Se equivocó dos veces. En primer lugar, nadie ha tenido que esforzarse para encontrar estos elementos: han salido a flote como debía ser. En segundo lugar, la extensión de este horrendo escándalo hasta el nivel superior de la Iglesia católica romana es un proceso que apenas empieza. Sin embargo, se ha vuelto en cierto sentido inevitable cuando el colegio de cardenales eligió como vicario de Cristo en la Tierra al hombre in primis responsable del encubrimiento original de este escándalo (uno de los electores ha sido el cardenal Bernard Law de Boston, un hombre que había encontrado la jurisdicción de Massachusetts un poco demasiado caliente para sus gustos).

       Hay dos cuestiones distintas pero relacionadas: primero la responsabilidad individual del papa en un caso de esta gravedad moral; en segundo lugar, su responsabilidad general e institucional por la resistencia generalizada a la justicia y por la vergüenza y el oprobio que la acompañan. La primera historia es fácil de contar y no ha sido negada por nadie. En 1979 un sacerdote llevó a un niño alemán de 11 años, Wilfred F. de vacaciones a la montaña. Le hizo beber alcohol, le encerró en su cuarto, desnudo, y fue obligado por su confesor a practicar sexo oral (¿por qué nos limitamos  a llamar abusos a este tipo de cosas?). El sacerdote fue transferido de Essen a Munich, para una ‘terapia’, por decisión del entonces arzobispo Joseph Ratzinger, y se dieron garantías de que nunca más volvería a tratar con niños. Pero no mucho después, el vice de Ratzinger, el vicario general Gerhard Gruber, lo restituyó en el trabajo pastoral, donde bastante rápidamente retomó su «carrera» de agresor sexual. Ahora se pretende –y seguramente más adelante el caso será olvidado en parte– que el propio Ratzinger no sabía nada de estos ulteriores servicios. Cito aquí a Thomas Doyle, agregado de la embajada vaticana en Washington y crítico desde el principio de la pereza de la Iglesia católica en responder a los abusos de estupro infantil. «Es absurdo» –ha comentado–, «el papa Benedicto es un micro-manager al viejo estilo. Una cosa así habría llamado su atención. Decid al vicario que busque una mejor línea de defensa. Lo que se está tratando de hacer es obviamente proteger al papa».

       Esto es algo común, muy familiar a los católicos estadounidenses, australianos e irlandeses: las noticias sobre abusos y torturas sus hijos, y el encubrimiento gracias a la táctica de transferir a estupradores y torturadores de parroquia en parroquia, han sido dolorosa y ampliamente difundidas. Al mismo nivel está la reciente y tardía admisión del hermano del papa, Georg Ratzinger, que mientras que no sabía nada de la agresión sexual al coro que ha dirigido de 1964 a 1994, ahora que lo ha recordado se ha sentido disgustado por la costumbre que tenía de dar bofetadas a los chicos.

       Mucho más serio es el papel desempeñado por Joseph Ratzinger, antes de que la Iglesia decidiese elegirlo jefe supremo, al obstaculizar a la justicia a nivel mundial. Después de ser promovido a cardenal, fue jefe de la llamada Congregación para la Doctrina de la Fe (antes conocida como Inquisición). En 2001, el Papa Juan Pablo II encargó a ese dicasterio investigar sobre el estupro y la tortura a menores por parte de sacerdotes católicos.

       En mayo de ese mismo año, Ratzinger envió una carta confidencial todos los obispos (ver Adista n.87/01, ndt), en la que les recordaba la extrema gravedad de cierto crimen (el abuso sexual, ndt). Crimen que era el resultado del abuso y de la tortura. Las acusaciones, decía Ratzinger, debían ser tratadas solamente dentro de la jurisdicción exclusiva de la Iglesia. Prohibía absolutamente compartir pruebas con las autoridades legales o con la prensa. Las acusaciones deberían ser investigadas «del modo más secreto… mantenidas en silencio perpetuo… bajo el más estricto secreto que es comúnmente considerado secreto del Santo Oficio… bajo pena de excomunión».

       Nadie hasta ahora sido excomulgado por infligir estupro y tortura a niños, pero hablar del delito podría causar serios problemas. ¡Y esta es la Iglesia que nos pone en guardia contra el relativismo moral!

       No satisfecho de haber protegido a sus sacerdotes de la ley, la oficina de Ratzinger ha escrito incluso su propio estatuto privado de limitaciones: El ámbito temporal de competencia de la Iglesia, ha afirmado Ratzinger, «comienza el día que el menor cumple dieciocho años de edad» y dura diez años sucesivos. Daniel Shea, abogado de dos víctimas que han acusado a Ratzinger y a una iglesia de Texas, describe correctamente esta última cláusula como una obstrucción a la justicia. «No se puede investigar un caso si no se puede saber de él. Si se mantiene en secreto dieciocho años y luego otros diez años más, el cura no será jamás juzgado».

       El próximo episodio de esta horrible trayectoria horrible será la reactivación de las viejas acusaciones contra el padre Marcial Maciel, fundador de la ultrareaccionaria Legión de Cristo, en la cual la violencia sexual parece haber hecho casi parte de la liturgia. Ex-miembros de esta congregación inmersa en el secreto han visto sus denuncias ignoradas y anuladas por Ratzinger en los años 90, porque el padre Maciel había sido elogiado por el entonces papa Juan Pablo II como «eficaz guía para la juventud». Ya estamos viendo el fruto de esa larga campaña de encubrimiento.

       La Iglesia católica romana está guiada por un mediocre burócrata bávaro, en un tiempo ocupado en esconder las iniquidades más obscenas, cuya ineptitud en tal trabajo lo muestra hoy a nuestro ojos como un hombre  profesionalmente responsable de haber consentido una infame ola de crímenes. Ratzinger en sí puede ser mediocre, pero su carrera en conjunto huele mal, un mal obstinado y sistemático cuya eliminación supera el poder de exorcismo. Lo que se necesita no es un conjuro medieval, sino la aplicación, rápida, de la justicia.

21 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Aclaro: yo no pienso que la Carta (ni la de Juan XXIII ni la de Benedicto XVI) hayan tenido la intención de encubrir a los curas pederastas de la justicia civil. Incluso estoy de acuerdo en que una de sus intenciones sea la de brindar posibilidades a la denuncia de la víctima, como dice Manuel.

    Pero si creo que aún en el caso de que no fuera la intención, sí han tenido en muchos casos (ni siquiera afirmo que en todos los casos) ese efecto.

  • Rodrigo Olvera

    Última
    ¿me puedes indicar que normas legales de la judicatura civil, de cualquier país, obligan al denunciante a guardar silencio después de ejecutada la sentencia (lo que implica que la sentencia es condenatoria)?

  • Rodrigo Olvera

    Manuel

    La denuncia de la que habla el titulo primero ¿se refiere a denuncia ante autoridad judicial o civil de los etsdaos? ¿o se refiere a denuncia ante el Ordinario o el Santo Oficio?

    ¿El silencio se refiere exclusivamente al proceso? o se extiende aún después de dictada y ejecutada la sentencia?

    Saludos cordiales

  • Manuel V.

    Por otro lado, solicito a Atrio que remita a tan fiable peridista los dos enlaces que he puesto en otro comentario en la web:
    En latín: http://www.cbsnews.com/htdocs/pdf/crimenlatinfull.pdf
    En inglés: http://www.vatican.va/resources/resources_crimen-sollicitationis-1962_en.html
    Y, de paso le recomienden que lea bien :
    Una aclaración que no he leído en ninguno de los comentarios al documento. Éste no se refiere exactamente a los casos en que se ha producido un abuso sexual. El documento supone la prevención de que esto ocurra. Se refiere exactamente a  las “proposiciones” (“crime sollicitudes”) que un cura puede hacer en el momento de la confesión.  Dada la importancia de este sacramente y la gravedad del pecado, la Iglesia en prevención de que se consume, dice que cualquiera que tenga conocimiento de que se ha producido la “proposición” tiene obligación de comunicarla. En primer lugar el afectado y, en previsión de sus posibles miedos o dudas, facilita una serie de medios y modos para hacerlo sin que el acusado lo sepa.
    Solo dos comentarios de muestra. Dice:
    ·         Prohibía absolutamente compartir pruebas con las autoridades legales o con la prensa. Las acusaciones deberían ser investigadas «del modo más secreto… mantenidas en silencio perpetuo… bajo el más estricto secreto que es comúnmente considerado secreto del Santo Oficio… bajo pena de excomunión».
    Miente vilmente. Si leyera bien entendería que lo que se dice, leyendo todo el  documento,  es exactamente lo que es práctica común del derecho civilizado. Mientras se está desarrollando el proceso y en tanto no se demuestre la culpabilidad, todos los intervinientes están obligados, bajo pena de excomunión, a mantener el secreto. Me parece que TODOS tenemos derecho a la presunción de inocencia y a que, si hemos sido acusados falsamente, no nos ocurra lo que es habitual en este país… que hayamos sido condenados públicamente por la prensa, la TV, y la “vox populi”. También que una vez finalizado y tomadas las medidas, deben mantener también ese secreto. Repito, era práctica común en la judicatura civil, que solo comunicaba la sentencia. En otros tiempos, los sumarios solo a los afectados, que bastante tienen. No había negocio mediático por medio
    ·         “Nadie hasta ahora sido excomulgado por infligir estupro y tortura a niños, pero hablar del delito podría causar serios problemas. ¡Y esta es la Iglesia que nos pone en guardia contra el relativismo moral!”
     
    Vuelve a mentir, seguro que por total desconocimiento de la Iglesia y del texto que cita y los relacionados con él.  Lo que verdaderamente causaba y causa serios problemas (en este caso SÍ, la excomunión) es guardar silencio. TODO  presbítero o religioso que haya cometido esos delitos está excomulgado “latae sententiae”, es decir, automáticamente no sé si es que conoce a uno que se llama NADIE y se refiere a él.           Y, aunque no el guste, ciertamente esta es la Iglesia que nos pone en guardia frente al real daño del relativismo moral, gracias a Dios.
     

  • Manuel V.

    Lo que es habitual en el Derecho, se convierte en una aberración de la Iglesia.
    Veamos:
    – En España hay delitos considerados muy graves (lo de terrorismo v.g.) que se reservan a la Audiencia Nacional y, hasta que se resuelven, los sumarios son secretos( más o menos).
    – La Iglesia, tras la instrucciones dadas sobre la OBLIGACIÓN, de denunciar lo que considera delitos graves en la carta “Crimen Sollicitacionis” (que no es tan oculta como se repite en el texto aquí citado y que, buscando en internet, descubrirán que todo el mundo cita literalmente, pero sin aclarar de dónde sacan que es oculta. Además las instrucciones internas de este tipo no se publican ni la sociedad civil), lo único que hizo fue, en la  “De Delictis gravioribus” (que es tan poco oculta como la anterior) reservar, por la gravedad del delito, valga la redundancia, a su “Audiencia Nacional” su juicio eclesial y punto.
    Tiempo al tiempo.
    Buena Semana Santa y Feliz Pascua de Resurrección.

  • pepe blanco

    En un artículo de Religión Digital, se aportan datos concretos sobre el Gran Encubrimiento. Copio algunos párrafos:
    “En 1962 el Papa Juan XXIII firma un escrito titulado Crimen de Solicitación (orinal en latín) en el que se fijaba el procedimiento a seguir en los casos de “pecados secretos” de miembros del clero. El texto permaneció oculto hasta 2003 cuando diversos medios de comunicación lo sacaron a la luz. Básicamente la orden del papa era mantener ocultos los abusos sexuales en la Iglesia.”
    “Esta “conspiración del silencio” vivió sus últimos coletazos, antes de hacerse pública, durante el papado de Juan Pablo II.
    Los Cardenales Joseph Ratzinger y Tarcisio Bertone emiten en 2001 el documento interno De delictis gravioribus en el que informan de cómo tratar de modo aún más privado estos procesos, sobre todo los relacionados con niños. Exigía que las denuncias fueran enviadas sólo y directamente a la Congregación para la Doctrina de la Fe que dirigía el propio Ratzinger.”
    Fuente: http://www.periodistadigital.com/religion/vaticano/2010/03/29/papa-bendicto-abusos-ninon-pederasta-sexo-iglesia-catolica-denuncia-papas-sexo-eric-frattini.shtml
     
    PS.: Y Juan Pablo II, ¿no tendría noticia de la “estresada” vida sexual de Marcial Maciel?
     

  • pepe sala

    ¿ Tendrán conciencia ( supongo que lo de conciencia les sonará muy raro) de la barbaridad social que han creado estos tipos?
     
    Invito que que lean lo que implica una violación sufrida por un niño-a:
     
    http://saludmental.suite101.net/article.cfm/el-abuso-sexual
     
    Y qué éstos tipejos vayan por el mundo dando lecciones de ” moral” a los demás, y haciendo manifas donde pretenden presentar como ejemplares a las familias que ellos aleccionan en sus ” santas indecencias”…
     
    Como para ponerse a mear y no echar ni gota, vamos. Y las bases religiosas… no saben, no contestan y siguen rebuscando bajo aludes de basura a ver si consiguen mostrar alguna excepción para salvar lo insalvable.
     
    Es una verguenza seguir apoyando ( con presencia testimonial, con subvenciones millonarias, con Concordatos infumables, con Organismos pesudoreligiosos, con…) a una Iglesia que cada día muestra, con más claridad, la basura que atesora desde hace siglos. Y a mí no me vale lo de ” cabiarlo desde dentro”. Hay Organismos que no admiten arreglos, y la ICAR es uno de ellos.
     
    Quien no quiera darse cuenta ya, después de visto lo visto y demostrado lo demostrado, es que le gusta la ceguera de conveniencia.
     
    Así de claro.

  • María

    Publicado por Radio Nederland el 15 de marzo 2010:

    En toda Holanda, curas, frailes y monjas se hicieron culpables de violencia sexual o física, según consta en un detallado informe que obra en poder de Radio Nederland y del periódico NRC Handelsblad. También han llegado a nuestra emisora reacciones de emigrantes que dicen haber sido sometidos a abusos en instituciones católicas holandesas en el pasado.
    Como consecuencia de nuestras revelaciones de fines de febrero acerca de abusos en el convento Don Rua en la ciudad de s-Heerenberg, 128 ex alumnos de diversos internados y seminarios han reaccionado. Con ello queda de manifiesto un primer panorama de las características y las dimensiones de los abusos a nivel nacional.
     

    En total se acusa a 137 sacerdotes, frailes y monjas. Los presuntos delincuentes pertenecían, o pertenecen actualmente, a 32 órdenes y congregaciones. La mayoría de los religiosos trabajaba en internados y seminarios en las provincias de Brabante del Norte, Limburgo y Gelderland. Algunos de ellos desempeñaban funciones en parroquias o centros juveniles.

    Desconfianza

    De numerosas entrevistas con víctimas se desprende que los hechos fueron sistemáticamente ocultados. Bajo la presión de la reciente atención mediática, la comisión, presidida por el ex ministro Deetman y a petición de los obispos holandeses, investigará las violaciones dentro de la iglesia católica.
     
    Muchas de las víctimas dicen tener poca confianza en Ayuda y Derecho, el lugar para presentar denuncias de la iglesia católica en Holanda. Una parte de las 450 personas que se presentó allí en las últimas semanas, asegura que envió su historia también a Radio Nederland y al diario NRC por temor a que Ayuda y Derecho no le prestara suficiente atención.
     
    Período álgido
    Del inventario se desprende que los abusos tuvieron lugar especialmente en los años 60 (62 denuncias) y 50 (43). El hecho que de años anteriores haya habido muchas menos acusaciones se debe posiblemente a que muchas de las víctimas ya han fallecido. Desde 1960 la cantidad de denuncias ha disminuido rápidamente, debido seguramente, entre otras cosas, a que muchos internados fueron cerrados.

    El abuso condujo a la emigración

    También nueve holandeses emigrados dicen haber sido víctimas. Hasta el momento han llegado a Radio Nederland denuncias de Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Alemania (3), España, Sri Lanka y Uganda.
    Uno de los emigrantes declara que él, entre otras cosas, abandonó holanda debido a los abusos. Richard Wolterman, de Australia, Estuvo entre 1968 y 1974 en el pequeño seminario e internado College Hagevel en Heemstede, una institución que caía bajo la jurisdicción de la diócesis Haarlem-Ámsterdam. Wolterman dice haber sufrido acosos sexuales y otras transgresiones. Según declara, él no fue el único. “Existía una cultura del secretismo y el miedo”, dice Wolterman. “Debido a que los abusos se producían en un entorno aislado, te cierras y te insensibilizas. Yo no pude hablar del tema sin miedo hasta los 32 años. Irme de Holanda era una manera de enfrentar la situación.”

    El artículo completo aquí:
    http://www.rnw.nl/espanol/article/abuso-sexual-en-la-iglesia-cat%C3%B3lica-en-holanda
    y otros relacionados en la columna de la izquierda.

  • pepe blanco

    En una entrevista en la Cadena Ser, Juan José Tamayo ha sido especialmente duro con el Papa, en relación con su responsabilidad en el ocultamiento de los delitos de pederastia. La información sobre la entrevista se puede ver aquí:
     
    http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/tamayo-asegura-papa-exento-responsabilidad/csrcsrpor/20100325csrcsrsoc_14/Tes
     
    Destaco un par de fragmentos de la información (las negrillas son mías):
     
    Juan José Tamayo ha asegurado además que el pontificado de Benedicto XVI estará marcado por la pederastia: “Es un pontificado amortizado, ha sido condenado por la historia y no es difícil que supere esa condena porque creo que la responsabilidad está en el vértice de la pirámide de la Iglesia católica y no está exento de esa responsabilidad y complicidad el propio Papa Benedicto XVI”.”
     
    El teólogo no ha dudado en señalar que esto es lo más grave que ha sucedido en el seno de la Iglesia desde que Pio XXII hiciera oídos sordos al holocausto nazi: “Lo más grave de todo es que la propia jerarquía y la cúpula, el Papa, es el que ha actuado encubriendo, siendo cómplice y exculpando a los culpables de actos criminales con las palabras del domingo…””

  • oscar varela

    Hola!
     
    Info recibida – Oscar.
    ···········
    Disuelven un partido pedófilo
    El polémico Partido del Amor Fraternal, la Libertad y la Diversidad (PNVD), más conocido como el partido de los pedófilos en Holanda, anunció hoy su disolución, alegando el escaso apoyo del electorado en el país.
     
    La controvertida agrupación, fundada en 2006, abogaba por permitir legalmente el sexo entre adultos y niños a partir de los 12 años, así como por la legalización de la posesión de pornografía infantil.
     
    Miedo de firmar
    El partido del Amor Fraternal no consiguió reunir las 570 firmas de apoyo necesarias para su participación en las elecciones parlamentarias del próximo 9 de junio, explicó uno de los tres hombres de la directiva.
     
    Los simpatizantes tuvieron miedo de firmar el formulario, explicó.
     
    Sin embargo, el partido pretende continuar su trabajo por considerar que “un cambio cultural es sólo cuestión de tiempo”.
     
    Los analistas consideran que la indignación por el creciente escándalo del abuso infantil en la Iglesia católica de Holanda fue un motivo de la disolución del partido pedófilo.
     
    Hasta el lunes, se presentaron ante la organización eclesiástica Ayuda y Derecho más de 600 posibles indicaciones de posibles casos de abuso sexual en instituciones católicas.
     
    La conferencia episcopal holandesa creó una comisión independiente de expertos para esclarecer las acusaciones.

  • Javier Renobales Scheifler

    Lo de la Santa impunidad Papal lo explica un poco Eric Frattini en ‘peridosta digital’
     
    http://www.periodistadigital.com/ocio-y-cultura/libros/2010/03/22/cancer-catolicismo-celibato-curas-abusos-menores-pederastia-los-papas-sexo-eric-frattini.shtml
     
    La Santa Jefatura del Estado Vaticano es un don divino, instrumento para el Santo Apostolado que el Santo Papa hace día y noche sin descanso y nos entrega generoso gratuitamente cumpliendo así la voluntad del Dios a la cual ha consagrado su vida consagrada.
     
    “Durante el Papado de Juan Pablo II, uno de los hombres que más ayudó a silenciar estos abusos fue Joseph Ratzinger como prefecto de la Doctrina de la Fe.”
     
    “Un juez de EEUU pidió que Benedicto XVI fuera detenido por encubridor de un crimen”
     
    “Sólo las rápidas gestiones del Vaticano con la Secretaria de Estado de EEUU hicieron posible que el nuevo Papa gozara de inmunidad diplomática como Jefe de Estado.”
     
    Así, el Santo Espíritu que hace que las puertas de l infierno no prevalecerán contra ella, intervino diplomáticamente para que Su Santidad siguiera todo vestidito de blanco, en lugar de pasar a ir vestido de rayas.
     
    Jesús se equivocó; en lugar se haber sido un pobre obrero y marginal tenía que haber sido un Santo Jefe de Estado; tenía que haber sido Su Santidad, en lugar de ir diciendo por ahí que nadie es bueno sino sólo Dios. Así que lo mataron en seguida: no tenía el don divino de los Papas.
     
    Menos mal que los Papas, elegidos por Dios, con su abnegado servicio Papal (otro don) a la Santa Madre ICAR, han enmendado los errores de Jesús, para la salvación de nuestras pecadoras almas. Laus Deo.

  • María

    Yo también creo que el papa debería dimitir porque fue el artífice del encubrimiento que ha prevalecido durante todos estos años.  Gracias a él ningún cura pederasta fue condenado por lo menos en cuarenta años -y son unos 3.000 los casos de pederastia reconocidos hasta ahora por el Vaticano-, los trasladaban de parroquia y sintiéndose seguros en la nueva parroquia seguían haciendo lo mismo.
     
    Ahora, desde el Vaticano alegan que Ratzinger cuando obispo no sabía lo que hacía su vicario, pero quién se va a creer eso. ¿Como va a descuidar un obispo, y más un obispo llamado Ratzinger, el seguimiento de un cura pederasta de su diócesis? Lo trasladaron de parroquia, a pesar de que el psiquiatra tratante desaconsejó ponerlo de nuevo en contacto con jóvenes, pero no le hicieron caso.
     
    Esto es una muestra más de esa prepotencia que tienen, creen que saben hacer  todo mejor que nadie, y ya vemos los resultados .
     
    Ni la reunión con los obispos ni la carta a los católicos de Irlanda ha convencido. Muchas palabras y poca sustancia, dicen.  Ni siquiera reconoce el encubrimiento por parte del Vaticano. Acepta la renuncia de los obispos, por encubridores, pero la orden de guardar estos casos en el más absoluto secretobajo pena de excomunión  la había dado por escrito a los obispos de todo el mundo el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la fe, o sea, él mismo.
     
    Mientras siga el encubrimiento desde arriba,  se seguirá favoreciendo la pederastia clerical.

  • Javier Renobales Scheifler

    Elvira,
     
    Te agradezco que me has hecho reír un buen rato, con eso de que el Papa debe dimitir.
     
     Quizá piensas que el Papa es un hombre normal; pero es bien diferente. Un tipo que va por ahí diciendo que a él lo ha elegido Dios para Papa no dimite salvo que se lo pida Dios.
     
    Pero como la voluntad de Dios es, para el Papa y sus jerarcas y neocons, la que diga el Papa, pues ni se le pasa por la imaginación lo de dimitir, haga lo que haga, pues es impune en la práctica, y va de Su Santidad por el mundo haga lo que haga, el Jefe del Estado vaticano, toodo vestido de blanco … como algunas novias tradicionales.
     
    Ahora tiene el tupé de decir que no sabía nada de toda esa ponzoña que han echado sobre tantas víctimas inocentes que ingenuamente les ha hecho acercarse los pederastas con el cuento ese de que les van a acercar la salvación, la gracia sacramental y cosas similares al uso; aunque lo que les han acercado demasiado y a traición ha sido otra cosa.
     
    Es como lo de las Armas de Destrucción Masiva de los católicos Aznar y Blair, dirigidos por el cristiano Bush. Van y dicen que ellos creían que Sadam las tenía (quizá lo creían por revelación o así), pero que les han engañado. Y se quedan tan panchos, ahí los asesinados sean centenares de miles con su guerra. Lo sabían desde el principio, pero tenían que engañar a la opinión pública (eso no es pecado, y si lo es, con confesarse ya pueden ir en paz), y cuando se descubriera el engaño, los hechos ya estarían consumados …
     
    Sabían, como el Papa, que iban a quedar impunes, tienen la impunidad asegurada. Así es en el mundo de los poderosos. La imagen, si resulta un poco dañada, tiene fácil arreglo. Sobre todo si uno va de Su Santidad por todas partes, y con vitola de infalible, vamos, con aureola de divino, de asistido por Dios, de Santo.
     
    Es el mismo cuento de siempre: los jefes dicen no saber los crímenes que cometen sus mandados. Y como en todo caso ellos están siempre muy lejos de las víctimas, fingen no saber nada, echan unas bendiciones a diestro y siniestro, y a otra cosa. Todo este tema de los pederastas pronto dejará de ser noticia, y pronto no habrá pasado nada. Es tema viejo ya y nunca ha pasado nada. La ICAR sabe más por vieja que por Iglesia.
     
    A diferencia del Papa, Jesús se sí habría enterado, pues andaba siempre muy cerca de las víctimas. Pero el Papa vive en sus palacios, rodeado de la estructura hecha a su medida, para su servicio, y rodeado de las personas que se ha querido rodear, gente como él; el poder del Papa es vitalicio, vivirá fácil tres veces más años que Jesús, y no lo sacas de su trono de monarca absoluto ni con aceite hirviendo.
     
    Sí que tiene gracia, lo de que dimita el Papa, Elvira, de reir por no llorar. Debería dimitir por tenerlo montado de forma que las víctimas estaban indefensas, y de forma que él puede decir que él no sabía nada, debería dimitir por no haber hecho nada para saber (ya lo sabía) y por no haber hecho nada para impedir los crímenes, y por haber encubierto a los criminales, y por tener tantos secretos vaticanos y pontificios … Jesús decía que la verdad nos hará libres; pero este Papado lejano de las víctimas y lleno de secretos no nos hace libres …
     
    Es igual, el Papado católico no tiene arreglo. Todo seguirá igual, ascenderán a Santo al Papa anterior para dar culto al Papado romano, y el siguiente Papa será igual  que éste…
     
    Tiene razón Pepe Blanco: son la inmoralidad y pretenden enseñar moral a la gente, pero enseñan lo que son.
     
    Saludos cordiales

  • Carmen (Almendralejo)

     
    Cuando se conoce un delito ya sea en confesión o de otra forma, el silencio nos hace cómplice, de aquello que escuchamos y dejamos encerrado en ese confesionario.
    Pero cuando ese delito, no es expuesto ante el juzgado, somos tan culpables de los próximo como aquel que l*s comete.
    Cuando se está en una organización como el santo oficio, el cual juzga conductas no delictivas, pero se atreven y lo hacen avasallando,  la libertad, el pensamiento y la conciencia individual, con el solo impulso de imponer, acallar cualquier aire limpio y libertad que pueda aclarar y abrir esas puertas donde estos monseñores encierran todas sus inmundicias, todas sus codicias y todo y cada uno de los crímenes que han ido acumulando a través de la historia.
     
    Están corrompidos desde la raíz y no tienen la decencia de dimitir y disolver a esos mercaderes que están en el patio del templo, siguen utilizando monedas sacrílegas, para enriquecerse y vanagloriarse con los abusos de gente buena, sencilla y sobre todo con la debilidad humana, que por supuesto no se la pedofilia, porque esto es un delito.
     
    ¿Cómo tienen la poca decencia pedir que se les perdone, a personas que aún no han pagado con la sociedad?
    Cómo tienen la poca vergüenza de salir a la calle en manifestación, diciendo que les importa la vida de células?
     
    Ellos que han pagado a golpes de talón, en algunos casos, porque en otros solo lo han tapado llevando al delincuente o asesino en intramuros,
     
    ¿Cómo se tiene la cara tan dura de pedir clemencia para delincuente, y aún no se han puesto y buscado intentando reparar todo el daño que se les hizo a las victima?
    Hay niñas que con 12 años han sido seducida por el religioso o mura de turno, y hoy son mujeres de 34 años y siguen dando  tumbos, sin saber que hacer con su vida.
     
    Quién le ofrece, otra vida limpia de manos y babas asquerosas, las hace sentirse limpias… y sobre todo les quita la culpabilidad que siguen teniendo, signo de haber sufrido un maltrato psicológico
     
    Aquí no salen más porque, sería ponerse ella misma la cuerda al cuello, la credibilidad está aún de parte del clero, y más sin son ciudades pequeñas
     

  • jftamames

    ¿Y esta es la forma de afrontar una cuestión dentro del diálogo y la prudencia de un conflicto? ¿Así se comienza un diálogo, diciendo que el problema es “infinito”? Pues, para empezar, la gran impostura de aplicar el Concilio desde la perspectiva de una afectividad ingenua, con ese diálogo  con el propio cuerpo, la sobada y usada parte femenina o masculina de cada uno, la emergencia de traumas inventados por curas y religiosos metidos a psiquiatras, da pie a que los religiosos y curas llegasen a la madurez en precario, con una afectividad volcada en lo genital, lo único que le importa a esa ideología de género y consumista progresista. Gracias a Dios que ha habido una huida de cientos de vocaciones tras el Vaticano II nos ha librado de mayores males. En algo teníamos que haber ganado en librar de tantas vocaciones es a los seminarios liderados por comunidades de progres. En aquellas congregaciones y seminarios donde la afectividad se ha basado en la experiencia secular de nuestra Iglesia, la cosas han sido tan diferentes que la Esperanza cierta en nuestra Iglesia tiene ejemplos heroicos.
    Eso sin mencionar los que no han podido vivir fuera de la represión  brutal de los regímenes socialistas. Y es curioso cómo escondida esa memoria de tanto mártir. En fin, mientras se hacían experimentos con todo siguiendo el supuesto espíritu del concilio, no me extraña que se den estos casos tan lamentables. Lo que sí me parece falso es pretender que Roma tiene poder para decir y controlar lo que pasa en cada parroquia. Demasiado sabemos cómo han hecho lo que les da la gana párrocos y vicarios, religiosas y religiosas, así que cada palo aguante su vela. Creo que es bueno que el Vaticano no esconda más estas cuestiones y vaya explicando donde ser formaron, en qué ambiente “eclesial”. Mucho me temo que será algo que se dejará para otro día por la Caridad. Como siempre un comentario en contra, será marcado para la revisión porque lo que molesta sòlo tiene una sentido. En el otro todo vale.

  • ana rodrigo

    Elvira, apuestas fuerte y estoy de acuerdo contigo.
    He defendido estos días que los cómplices tienen la responsabilidad que les corresponda conforme a derecho. Si el sr Ratzinger ocultó a un pederasta, que sepamos (yo creo que desde el Santo Oficio ocultó muchos más) es cómplice, y si esto le lleva una situación insostenible de escándalo a nivel mundial, la consecuencia obvia sería su dimisión.

    Y si, de paso deja de criminalizar y ex-comulgar (le prohíbe comulgar) a divorciados/as, votantes de leyes civiles como la del aborto, a quienes usan preservativos,  etc., pues las cosas se irían normalizando en una Iglesia que toca fondo como estructura jerárquica anacrónica fuera de la realidad de la humanidad actual, de sociedades democráticas frente a una iglesia-monarquía absoluta, una sociedad que castiga los delitos como la pederastia frente a una Iglesia que los oculta y los justifica bajo enfermedades supuestas, o amenaza con leyes propias de excomunión a quienes revelasen estos delitos, una Iglesia de boato y riqueza frente a un mundo de mayoría de pobres, una Iglesia cuyo  Jefe, el Papa, consiente en que su viaje a España cueste 40 millones de euros, etc. etc.

    Ante esta situación, la gente no es tonta, no ve esa otra iglesia no jerárquica que intenta ser fiel al evangelio mientras la Iglesia-Jerarquía está dando una imagen lamentable.

  • pepe blanco

    Valiente denuncia, de la que me gustaría destacar esta frase:
     
    Nadie hasta ahora sido excomulgado por infligir estupro y tortura a niños, pero hablar del delito podría causar serios problemas [la excomunión]. ¡Y esta es la Iglesia que nos pone en guardia contra el relativismo moral!”
     
    Genial. El carácter típicamente burgués de la jerarquía religiosa al descubierto: no importa tanto el pecado como su publicidad.
     
    Y se seguirán preguntando por qué la iglesia pierde fieles, seguirán postulando que el Concilio Vaticano II fue malo, malísimo, seguirán echándole la culpa al ambiente, al consumismo, al relativismo, a la libertad sexual, a… ¿Pero es que ya no queda nadie con dos dedos de frente en los órganos directivos de la iglesia? Y en las bases que no se rebelan, ¿tampoco?

  • Elvira

    EL  PAPA  DEBERÀ  RENUNCIAR -ASÌ LO DICTAN LAS NORMAS ÈTICAS – Y CÀRCEL PARA TODOS LOS PEDÒFILOS, SIN EXCEPCIÒN-

  • Gabriel Sanchez

    …Por tanto, para decirlo en breves palabras, somos vuestros siervos, siervos vuestros, pero, a la vez, siervos como vosotros; somos siervos vuestros, pero todos tenemos un único Señor; somos siervos vuestros, pero en Jesús, como dice el Apóstol: nosotros, en cambio, somos siervos vuestros por Jesús (2 Cor 4, 5). Somos siervos vuestros por Él, que nos hace también libres; dice a los que creen en Él: si el Hijo os libera, seréis verdaderamente libres (Jn 8, 36). ¿Dudaré, pues, en hacerme siervo por Aquél que, si no me libera, permaneceré en una esclavitud sin redención? Se nos ha puesto al frente de vosotros y somos vuestros siervos; presidimos, pero sólo si somos útiles
    Mas, si no somos así, sino —lo que Dios no quiera—malos; si buscáramos nuestro honor por nosotros mismos, si descuidáramos los preceptos de Dios sin tener en cuenta vuestra salvación, nos esperan tormentos tanto mayores como mayores son los premios prometidos. Lejos de nosotros esto; orad por nosotros. Cuanto más elevado es el lugar en que estamos, tanto mayor el peligro en que nos encontramos
     
    Pero sea como sea el obispo, vuestra esperanza no ha de apoyarse en él…
     
     
    Ahora os hablo en nombre de Cristo a vosotros, pueblo de Dios; os hablo en nombre de la Iglesia de Dios, os hablo yo, un siervo cualquiera de Dios: vuestra esperanza no esté en nosotros, no esté en los hombres. Si somos buenos, somos siervos;…
     
     
    En la gran casa del padre de familia hay no sólo vajilla de oro y plata, sino también de barro (2 Tim 2, 20). Hay vasos de plata, de oro y de barro. Tú mira sólo si tiene pan y de quién es el pan y quién lo da a quien lo sirve. Mirad a Aquél de quien estoy hablando, el Dador de este pan que se os sirve. Él mismo es el pan: Yo soy el pan vivo que he bajado del cielo (Jn 6, 51)  (San Agustín Sermón 340)

     

     

    Con cariño desde Montevideo Gabriel

  • Antonio Vicedo

    Lástima, que aquellos a quienes interesaba que no se conociera algo que aparece con luz meridiana en (Lc. XI, 29 XII, 3) no se hubieran preocupado de censurarlo a tiempo, al menos, para poder aducir ignorancia en tan permanentes comportamientos y actitudes. 
    Pero mayor lástima dan las actitudes presentes, cuando ya la trastienda va quedando al descubierto por la presión del almacenaje de corrupción  y por presión de sus repercusiones exteriores, por las que todavía se recurre a acusaciones  sobre intenciones o culpabilidades ajenas, mientras se refuerzan muros y compuertas sagrados de secretismos e intocabilidades hipócritas.
    Muy oportuno sería tener en cuenta y bien actualizada la advertencia de Jesús en el final del pasaje citado:  “-Mucho cuidado con la levadura de los fariseos, o sea, con la hipocresía. Pero nada hay encubierto que no deba descubrirse, ni nada escondido que no deba saberse, porque lo que dijisteis de noche, se escuchará en pleno día, y lo que dijisteis  al oído en la despensa, se pregonará desde las azoteas.”
    También ahora muestra todo su sentido y coherencia aquello de:  “-Si camino del altar,  con tus ofrendas, te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra tí, deja allí las ofrendas, vete a reconciliarte con tu hermano, y sólo después, vuelve con ellas.”
     Y muy saludable sería que no se redujera ese ALGO CONTRA TÍ a lo de los abusos sexuales, porque por ahí,  no tan escondidos , quedan los comportamientos de insolidaridad criminal por omisión (al menos) , cuando los bienes de la MADRE IGLESIA no están disponibles para el JESÚS  que, en tantos de sus HERMANITOS ,   muere de necesidad, o no puede llegar a vivir como persona. 

  • oscar varela

    Hola!

    El señor CHRISTOPHER HITCHENS ha elevado la mira y el fusil justiciero.
    No es que “falte” en su Artículo,
    pero habría que pensar
    si la tal justicia no debiera alcanzar
    (a todos aquellos que nombren y adhieran
    al Papa bajo al mágica fórmula de  “Santo Padre”)
    el delito de “cómplices”.
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario