Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4951 Artículos. - 79498 Comentarios.

Responder a la extorsión

Y ya que hemos puesto hoy la opinión de un brasileño sobre otra mirada a la situación de Haití, permitan los amigos de ATRIO que difundamos esta otra mirada sobre la situación de España, escrita pos Juan Torres López, catedrático de Economía aplicada, que, a nuestro parecer, pone el dedo la llaga. Desde luego, ni este escrito ni ATRIO son neutrales en su análisis crítico de la realidad. Quien esté en desacuerdo no debe reducirse a generalidades sino discutir los análisis concretos.

Los financieros, los bancos y las agencias de rating que trabajan para ellos provocaron una crisis gigantesca. Para poder ganar más dinero influyeron de mil modos sobre los gobiernos y consiguieron que éstos y los bancos centrales cambiaran las normas legales e hicieran la vista gorda ante la acumulación ingente de riesgo que soportaban para ampliar sin cesar sus beneficios. Impusieron un modo de producir y de repartir desequilibrado e irracional, alimentando una burbuja detrás de otra. Y terminaron por quebrar y descapitalizarse. Obligaron entonces a que los gobiernos intervinieran y pusieran a su disposición billones de euros. Gobiernos, como el español, que hasta entonces incluso habían tenido superávit presupuestarios tuvieron que endeudarse. Los financieros y los bancos, con el apoyo de las agencias de rating que trabajaban para ellos, suscribieron esa deuda en gran parte con el dinero que los propios gobiernos y bancos centrales les daban para salvarlos de la quiebra y para lograr que así refluyera el crédito, cuya carencia había provocado la paralización de la actividad económica, el cierre de miles de negocios y el desempleo. Pero a los financieros, a los bancos y a las agencias de rating que trabajan para ellos solo les importa recuperar sus inversiones al coste social que sea y con la mayor seguridad y rapidez posible, así que no utilizaron esos recursos para ello sino para ganar enseguida más dinero. Se dispusieron entonces a presionar a los gobiernos y a los bancos centrales para que estos actúen con el único fin de que sus inversiones en la deuda estén seguras y puedan recuperarlas lo más pronto posible sin tener que cargar con el coste de la crisis que ellos mismos habían provocado. Y como llevan haciendo todo esto desde hace mucho tiempo tienen ya el poder suficiente como para conseguir que esa sea, efectivamente, la secuencia de los hechos una vez y otra. Si el gobierno va por otro lado las presiones se desatan. Si hace lo que les conviene, la patronal o algún gran banquero le concederá algún momento de respiro.

Esta es la historia y parece que el presidente Rodríguez Zapatero lo ha podido comprobar directa y personalmente en su inoportuna visita a la Cumbre de Davos.

Hablemos claro: los financieros, los bancos y las agencias de rating que trabajan para ellos están extorsionando al gobierno de España. Lo están llevando al terreno que ellos quieren y al que les conviene: el de la improvisación, el de la renuncia a sus propuestas anteriores y a sus compromisos electorales, al que lo separa de sus socios naturales y de su base electoral, el que lo llena de contradicciones y lo deja , no hay más que verlo, como un boxeador inexperto bamboleándose de un lado a otro de la lona.

Lo que buscan es derrotarlo fuera de las urnas haciéndole que quede a la deriva y que salten por los aires sus alianzas con los sindicatos y con el electorado para poder imponerle así políticas que saben que nunca podrían aplicarse si se tuvieran que decidir mediante una confrontación electoral democrática.

Los ciudadanos deben saber que los financieros, los bancos y la gran patronal, con la ayuda de los economistas liberales y de los organismos financieros que trabajan para ellos, no le están imponiendo al gobierno de España la salida a la crisis, como todos ellos dicen, sino la respuesta a la crisis que mantiene sus privilegios, que garantiza que puedan seguir teniendo cantidades ya inmorales de beneficio y que deja que las cosas sigan como siempre han estado. Pero esa es justamente la salida de la crisis que volvería a provocarla de nuevo.

Es sencillamente falso que para crear empleo, como dicen la patronal y los economistas liberales, haya que actuar solamente en los mercados de trabajo. Sin perjuicio de que haya que procurar que haya un marco adecuado de relaciones laborales (que no puede ser simplemente el que da todo el poder a los empleadores) lo que hay que procurar para ello es recuperar la demanda y los mercados de bienes y servicios. ¿De qué les va a servir a los empresarios que los salarios sean más bajos si luego no disponen de mercados con demanda efectiva suficiente donde puedan vender las mercancías que producen? ¿O es que quieren que España se limite a competir a la baja convertida en una economía barata al servicio del capital extranjero?

Por eso, reducir los derechos sociales, precarizar aún más el empleo, disminuir los salarios, renunciar al gasto público y social que se precisa para apoyar un modelo productivo que consolide a la economía española y a una fiscalidad más justa y que generase otro tipo de incentivos a los sujetos económicos, solo dará lugar a que los más ricos lo sean cada vez más y a que la economía española se consolide como una economía de segunda, desvertebrada, dependiente y simplemente especializada en proporcionar bienes y servicios de baja calidad. Pero así nunca se podrá conseguir que la economía española despegue y se modernice definitivamente, que disponga de un mercado interior más potente (algo que en realidad no le importa a los Adolfo Domínguez y compañía que tienen a su disposición mano de obra siempre más barata y mercados selectos en cualquier otra parte del mundo), que se reindustrialice, que genere empleo de calidad y renta suficientes para todos y que no tenga que dedicarse a actividades que destrozan nuestro medio natural e hipotecan el bienestar de las generaciones futuras. Esa no es una verdadera salida de la crisis.

La situación a la que ha llegado el gobierno es difícil, sobre todo, cuando se encuentra además con las restricciones que impone nuestra presencia en la Unión Europea. Ha renunciado a tener un proyecto económico propio al convertir al partido que lo sostiene en una claque en lugar de servirse de su organización como fuente de pensamiento y de propuestas alternativas. Y ha puesto el diseño y la ejecución de la política económica en manos de personas que explícitamente defienden y proponen las medidas que reclaman la patronal empresarial y bancaria. Así, y cediendo a la extorsión de los mercados, será muy difícil que cuente con el apoyo de los sindicatos y perderá lentamente el de todos los ciudadanos hasta el punto en que la situación puede llegar a ser insostenible.

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero necesita el apoyo de los ciudadanos que no queremos una España de resabios franquistas, incapaz de convivir plenamente con las libertades civiles y controlada por los mismos grupos oligárquicos de siempre. Pero no es lógico que reclame ese apoyo gratuitamente y mientras pone en marcha políticas que en realidad solo benefician a estos grupos.

En una situación tan delicada como la actual, sería necesario que los ciudadanos supieran quién ha provocado de verdad la crisis y por qué, quién ha puesto las bases para convertir a la economía española en un espacio productivo tan débil y vulnerable y por qué, y qué se logra de verdad con unas medidas políticas o con otras. Con la fuerza de su propio partido, de otros que sin duda podrían y deberían apoyarle en ese camino, de los sindicatos y del más directo de los propios ciudadanos, el Gobierno podría estar entonces en condiciones de proponer un equilibrio diferente a la sociedad española, un pacto de rentas frente a una situación excepcional, y tratar así de hacer frente de otra forma a las dificultades derivadas de la actual conformación y equilibrio de poderes en la Unión Europea, algo que nos está resultando muy desfavorable por su propia naturaleza y por nuestra falta de proyecto propio.

Hace unos meses escribía Nicolás Sartorius que lo que se necesita es “modificar la dirección de la historia de España en términos económicos” y que ello “exige un nuevo contrato y unas nuevas reglas. Un contrato donde se especifique lo que cada parte debe aportar -y no realidades frente a promesas- y nuevas reglas que impidan, en lo posible, que se repita dentro de un tiempo el mismo desastre, acrecentado” (EL PAIS 28-10-2009).

En un esfuerzo de ese tipo, que naturalmente ni sería fácil ni tampoco apoyado gratuitamente por nadie, el gobierno de Rodríguez Zapatero podría encontrar un nuevo y decisivo impulso. Si no lo hace, es fácil adivinar lo que va a ocurrir.

Juan Torres López es catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla, colaborador habitual de Rebelión, editor de www.altereconomia.org y miembro del Consejo científico de ATTAC-España. Su web personal: www.juantorreslopez.com

24 comentarios

  • Josefina G.C.

    Hoy acabo de leer en Rebelión otro artclo. de Juan Torres López sobre este tema y para celebrar el cumple de Gabriel me quedo y os comparto  lo mas esperanzador: 
    “Por eso es tan necesario generar ese otro poder, el de los hombres y mujeres que amamos la vida y no el dinero, que buscamos la justicia y no la ganancia, que queremos la paz y no la avaricia“.

  • h.cadarso

     No podemos pasar por alto que Rouco Varela, presidente de los obispos españoles, ha hablado sobre la crisis. Y es obligado sopesar y medir lo que ha dicho, para bien o para mal, para elogio o para alabanza.
      !”Se pierte el trabajo, se teme perderlo; quién y cómo se garantizarán las prestaciones para el desempleo, jubilación, vejez, enfermedad?
       ¿Qué nos ha fallado? ¿En qué hemos fallado todos?
    …Se pueden señalar con acierto causas de orden técnico…”
       Ni una palabra sobre las exorbitantes ganancias que está recogiendo la banca: la crisis parece ser DE TODOS; (¿también de los banqueros, Monseñor Rouco?) Peligran las prestaciones de desempleo, jubilación, vejez, enfermedad (¿las de todos, Mgr Rouco? también las de los banqueros, las de Botín y demás magnates?).
      Urge la conversión social y cultural, política y jurídica, de las conciencias a la justicia y la caridad  ( la conversión de todos, Mgr. Rouco? De qué a qué se tienen que convertir las víctimas de la crisis, de qué a qué se tienen que convertir los culpables y beneficiarios de la crisis?).
      Para más INRI, este discurso  descafeinado y derechoso, se pronunció en un domingo en que Jesús en el evangelio proclamaba las Bienaventuranzas segujidas de las Malaventuranzas: Bienaventurados los pobres…! Ay  de vosotros los ricos!
       Dónde están, Mgr. Rouco, dónde ha escondido usted esas malaventuranzas dirigidas por Jesús a los ricos, a los poderosos de este mundo?
      Está bien que  por fin se decidan los obispos a hablar de la crisis. Pero para decir lo que usted ha dicho, mejor se hubiera estado calladito. Dicho sea todo esto con el mayor respeto de que soy capaz…

  • Gabriel Sanchez

    A mi la propuesta de Lali me gusta, sobre un espacio en ATRIO, para proponer visiones concretas…y la primera si no plasman coordinaciónes nacionales e internacionales de las organizaciones de los Movimientos Sociales (con especial enfasis en las centrales de trabajadores)  con una visión clasista  y elaborando juntos una alternativa al capitalismo y movilizandonos contra sus iniciativas de ajuste, todos lo lamentaremos mucho…recomiendo vivamente leer el analisis de mi compatriota  Raúl Zibechi  
    http://www.redescristianas.net/2010/02/11/decimo-foro-social-mundial-sintomas-de-decadenciaraul-zibechi/

    movimiento monstruoso si Pepe ¿sutil?…Un abrazo desde Montevideo y un abrazo a todos…Gabriel

  • Lali

    Veo que pillaste hace tiempo el asunto del movimiento y su avance sutil. ¡Qué le vamos a hacer! Unos lo ven antes y otros, después. Pero, aunque sea a última hora, es importante andar ojo avizor y darse cuenta a tiempo.
     
    Estoy contigo. El PSOE ha engordado al monstruo. Hizo la vista gorda…, manga ancha a los constructores…, que se vayan llenando las arcas públicas y algunos bolsillos…, la economía sumergida también da…, vista gorda a los salarios por debajo de convenios…, miseria para los inmigrantes… y dinero negro para el ladrillo que financia a los ayuntamientos y engorda a los ediles corruptos… hasta que… ¡bluf! 
     
    Aunque el PSOE se queda muy a mi derecha, estoy a su lado si veo el movimiento sutil. Y me parece que este es un momento de apiñarse y arrimar el hombro. Se me ocurre que sería interesante abrir un espacio en Atrio donde proponer medidas concretas para mover la economía productiva y combatir el cambio climático. Podríamos llamar a esa página en blanco: El estante de las ideas. Sólo admitiría propuestas concretas razonadas, debatidas, aprobadas y luego estructuradas en un plan.
     
    A veces sueño de más. Y es que estoy convencida de la potencialidad del grano de mostaza.   
     
    Un abrazo, Pepe
    Lali

  • pepe sala

    No es por nada, Lali, pero…:
     
    “”ahora percibo un movimiento muy sutil que va extendiendo consignas por todos los foro””…
     
    Yo llevo casi 20 años advirtiendo sobre ese movimiento ” sutil” ( que yo llamo “escondido tras de los bardales” esperando su oportunidad) y me han llamado de todo ( menos güapo) por hacerlo. Incluso en éste nuestro ATRIO de nuestros desvelos. Me han llamado hasta terrorista, etarra,” filo-la hostia” y hasta indivíduo ( que es lo que más me ha molestado; vete tú a saber lo que le llaman a uno cuando le dicen ” indivíduo”)
     
    Para mí es muy fácil detectar ésos movimientos ” sutiles”. Me tocó sufrirlos durante tantos años que los huelo a kilómetros .
     
    El problema lo tendrá el PSOE, por permitir engordar tanto al mostruo. No creo que escape de las garras que el mismo PSOE ha alimentado con tanto descaro como irresponsabilidad. Los ciudadanos ya estamos acostumbrados a culaquier tipo de monstruo. Yo estoy pensando en el ” asilo político” en Suecia. ( es broma… aunque ¡¡huummm!! lagarto, lagarto, lagarto. A mí no me van a joder, estos cabrones, como hicieron con mi padre y mi familia.)
     
    Un abrazote, Lali. ( Me encantaría conocer tu circunstancia para elegir tu opción social actual; pero no quisiera ser demasiado indiscreto)

  • Lali

    Hola otra vez, Oscar.
     
    ¿Por qué habría de enojarme? Me enojo con la injusticia y la mentira, pero no veo nada de eso en lo que dices. Sí percibo alguna interpretación inadecuada de mis palabras que desearía encauzar.
     
    1. He hablado de “los olvidados del tercer mundo”, no de los recordados. Tú, al igual que Gabriel Sánchez (un saludo, Gabriel), eres de los recordados. No hay manera de olvidarte, se te ve por todas partes. Le sacas partido al ordenador. Los olvidados no tienen esa posibilidad. No es el tercer mundo el olvidado, sino los que, viviendo en él (“los olvidados del tercer mundo”), carecen hasta de la posibilidad de hacerse recordar. Los imperios no olvidan el coltán del Congo, sí, en cambio, a los niños que lo extraen. No hablo de geografías, sino de personas.
     
    2. Dentro de España existe un tercer mundo constituido por una gran multitud de olvidados y unos pocos que, desde dentro, sacan partido al olvido. También hablaba de esos olvidados.
     
    3. El pecado que no se perdona no es el olvido (el olvido puede reaccionar y convertirse en cercanía), es el de aquél que se niega al perdón. Dicho de otro modo, el del recalcitrante que niega la evidencia. Aunque pienso que solo hay un pecado, el de pertenecer al sistema; con contumacia o sin ella.
     
    4. He utilizado el término políticos para referirme exclusivamente a los profesionales que dirigen los estados.
     
    5. Hablo desde la experiencia de estar, por opción, en la parte baja de la pirámide.
     
    En mi entrada anterior trataba de poner sobre aviso respecto a tejemanejes que se están produciendo en Europa y, especialmente, en España. Tengo constancia de que tras ellos hay objetivos muy interesados. El artículo que adjuntas va en esa línea.
     
    Un abrazo
    Lali  

  • oscar varela

    Hola Lali!

    No te enojes, pero cuando dices:
    – “Tampoco considero que ellos (los políticos) sean la solución de los problemas endémicos que padecen los olvidados del tercer mundo.”-

    se me ocurre comentarte que:

    1.- al menos yo y -segurísimo-, Gabriel Sánchez, no nos olvidamos del tercer mundo.
    lo somos.

    2.- ya hace un tiempito que se va viendo que ese término de invención francesa (la gan explotadora de Haití)
    se va internalizando en los países del primer mundo.
    ¿no es lo que está pasando a los “chanchos españoles” (las comillas están bien puestas, no digo: a “los chanchos” españoles)?

    [Nota: abajo te copio un Artículo que merecería ser Post en Atrio.org ¿o no?]

    3.- Vos que sabés un montón de esto que te voy a preguntar:
    ¿no será el olvido el “pecado que no se puede perdonar“‘?

    4.- en cuanto a si “los políticos” pueden o no hacer algo de justicia etc. 
    Ya lo tenés en claro que “la razón la tiene el de más guita” (tango – Tita Merello).

    5.- para este último conocimiento el Tercer mundo es Primero en saberlo en carne propia, que es donde se aprende la verdad de las cosas.
    ···········
    Vaya el Artículo y ¡todavía! – Oscar-
    ··········
    [… Y parecióle a ATRIO oportuno que el artículo copiado por Oscar volase de aquí a otro sitio más destacado, la entrada del 10 de febrero…]

  • Charo

    Más de una vez he oído a algún empresario justificar sus beneficios porque “arriesgan” capital. Es necesario tener un “colchón” económico para las situaciones de pérdidas, la ley les obliga a tener un capital de reserva para salvar las crisis… Ahora estamos comprobando la verdad de ese argumento y la utilidad de esa ley.
    Los bancos y los empresarios reciben dinero público para remontar la crisis y movilizar el mercado, lo usan para cubrir y mejorar sus espectativas de beneficios y no pasa nada. Gobierno y ciudadanos lo consentimos.
    Amenazan con aumentar las horas de trabajo y con recortar las pensiones mientras lo políticos siguen aumentando las suyas (las pensiones, no las horas de trabajo) y no pasa nada.
    Hemos olvidado, en caso de que lo hayamos pensado alguna vez, que la democracia sólo es posible si cada ciudadano se responsabiliza de la marcha del país. Si el ciudadano delega, la democracia se convierte en dictadura por decreto, en expolio… en cualquier cosa menos en democracía. Pero los ciudadanos estamos convencidos hasta la médula de que somos impotentes, de que nada depende de nosotros. Protestamos en nuestras casas,  aguantamos lo que nos echen, nos desesperamos y acabamos pidiendo … yo que sé, un estado de sitio, que solucione las cosas. Y entonces aparece el salvador, que estaba esperando su momento, y nos dejamos convencer de que lo que hace es poner orden. Todo con tal de no tomar la responsabilidad.
    Una curiosidad: ¿cuántos años lleva el PP amenazando con que el PSOE iba a quitar las pensiones? Y ahora resulta que va a ser que sí…
    ¿Os acordáis de aquellos años, yo aun era joven, en que parecía que ciertas ideas extremas habían desaparecido? La sociedad no las consentía y no se expresaban. Los D. Nadie tenemos poder.
     

  • Lali

    Pepe, pienso que los políticos se mueven en estrechos márgenes. No me engaño pensando que a través de ellos consigamos la justicia y la igualdad. Tampoco considero que ellos sean la solución de los problemas endémicos que padecen los olvidados del tercer mundo. Pero siempre he visto la neutralidad como un riesgo y ahora percibo un movimiento muy sutil que va extendiendo consignas por todos los foros.
     
    Un abrazo
    Lali

  • pepe sala

    Casi de acuerdo, Lali;  sólo una pequeña ¿?¿?¿ observación: ( que estoy seguro de que pillarás el sentido)
     
    Muchos recuerdos a Cánovas y Sagasta. Y el teatro es algo que parecen dominar a la perfección los políticos españoles.
     
    Buenas noches, pues

  • Lali

    No hace mucho, cuando en este país reinaba el acomplejado (léase: Franco), mayoría era sinónimo de masa ignorante. Los que manejan los hilos (entiéndase: los que tienen el dinero) saben que la ignorancia otorga poder a quien la maneja. Por eso, ellos no hacen política, sino marketing. El marketing sume en la ignorancia. Anula el pensamiento e hipnotiza prometiendo satisfacción con fraudulentas promesas. Su arma más eficaz es la consigna. Algunos ejemplos típicos “¡Arriba España!” (Pronúnciese con acento en la ‘p’), “¡Váyase Sr. González!”, “En Irak hay armas de destrucción masivas”, “España va bien”, “España se rompe”.
     
    ¿Qué pretenden quienes están detrás de los fantoches que repiten las consignas? Adueñarse del cortijo; siempre se han creído sus dueños. En mi modesta opinión, quieren conseguirlo buscando que los que hemos apoyado políticas de progreso social retiremos la confianza a los políticos que elegimos para hacerlo. Ante tal estrategia, no hay que perder de vista que la crisis la ha desencadenado el capital y sus manejos. No conviene olvidar tampoco que la codicia feroz de los que tienen el capital es también la causante del cambio climático y de la situación irreversible en que se haya el planeta. No nos confundamos, la trampa que nos han colocado es la neutralidad, porque los neutrales aumentan el volumen de las masas de ignorantes.
     
    A mi modo de ver, es momento de presionar para que se tomen medidas que activen la economía productiva y, al mismo tiempo, contribuyan a mejorar la situación climática. Pero no es momento de hacerle el juego a los poderosos debilitando a los que pueden llevar al país por donde deseamos. Estoy convencida que no tardaremos en ver medidas que vayan en la dirección deseada.
     
    Saludos cordiales
    Lali       

  • Carmen (Almendralejo)

    Tiene la culpa, toda la banca, toda la patronal y toda la judicatura, y esta última mucho más porque mira hacia el lado del poderoso.
     
    Ahora volverán hacer lo que hicieron, con otros presidentes, de centro y de izquierdas, y todo porque realmente han jugado a ser y vivir como lo hace la derecha.
     
    La política Europea, es un mercado de negreros, y hacer a ciertos  países esclavos de sus vaivenes bursátiles.
     
    Entrar en guerras preventivas, dejar de plantar olivos, cereal, viñedos etc… es decir cuando un país no vive de sus recursos está bajo la mano que mece la cuna.
     
    Ahora, estos del G-7 reunidos en Canadá, y a escondidas de las miradas de mundo y la prensa, habrá dirigido un giro más de tuerca hacia los países como España.
     
    Nadie se creyó que entrar en el €, fuese como lo vendió el PP, y Rato como gestor de las finanzas de España, con cada regularización que tuvimos y que el IPC no influyó al final de año dichas regularizaciones, tan solo la cesta de la compra supo cuanto nos constó este maldito €, y aún seguimos pagándolo.
     
    Cuando el PP entre porque entrará, volverá a poner la banca, y la patronal más dinero y más trabajo, esto se sabe ya, es una forma de asfixiar al partido contrario siempre fue así, desde la República, si miramos bien el detonante de todo el revuelo fue la economía, y esta siempre la tienen los mismos.
     
    Por eso, me revienta que el partido PSOE, haga mesa y mantel cuando la cosa va medio bien, y aún peor que no haga una política y quitase poder a esta banca y patronal.
     
    No lo hizo porque ellos quisieron hacer lo mismo, en cada pueblo vemos como han vivido y viven se proyectan en los mejores puestos de trabajos los familiares y amigos lambuzos de las izquierdas.
     
    Ninguno merece la credibilidad del voto, ni siquiera de confianza, y debiéramos hacer una huelga e insumisión de votos, ¡Yo no votaré más!

  • francisco javier peláez

    Mira Gabriel obviamente en España es peor que gobierne el PP,pero,al final,si haces política neoliberal como este gobierno se apresta a ejecutar,te echa la abstención.Los mercados prefieren el “original”-PP-que la copia-PSOE-.Ya ves en Chile lo que le pasó a la Concertación.En España la izquierda se abstiene si el gobierno gobierna como la derecha.

  • Gabriel Sánchez

    Hay que entender que aqui nos trajo el camión del capitalismo neoliberal auspiciado por la derecha y que si la derecha estubiera en el poder, esto seria muchisimo peor para los de abajo…si no tenemos claro esto, vivimos en la luna…Gabriel

  • Miguel González

    Tanto ridículo para tapar la incompetencia. La torre de Pisa no está inclinada, es el mundo. De capitán de barco tenemos a un aprendiz de bombero y hasta el agua le parece fuego. Que poca sustancia para un mal caldo.

  • francisco javier peláez

    Menos mal que tenemos algunos economistas como el del artículo porque el gremio deja mucho que desear.Al parece coincidiendo con que la Salgado va de gira por Europa-hoy al Financial Times que no para de dar caña a España-se anuncia que se reduce en un 32% las emisiones de deuda pública-aunque aún nos separen 20 puntos de Europa en este aspecto según Publico-.Pero lo que me causa más estupor es el comentario que le pillo a Estefanía de pasada en CNN+:”Lo importante es el diagnóstico.Lo importante no es el paro,es la deuda pública”.!Hay que joderse!.Y ahora sale Fidalgo-Publico-diciendo que es de “sentido común” subir la edad de jubilación.!Qué Dios nos pille confesados!

  • mªpilar garcía

    Lo más triste de toda esta situación, es:
     
    Volveremos a las derechas, donde lo primero es el dinero, el poder, la fuerza…
     
    Ahora estamos repitiendo, lo que sucedió con A. Suarez: “leña al mono” hasta que lo hagan caer… y entonces en olor de multitudes… subirán al poder.
     
    ¿Trabajarán en favor del pueblo llano, siempre sufriente y pagador…?
     
    Para que los poderosos, sigan llenando sus insaciables barrigas.
     
    ¿Como pueden vivir, sin importarles el precio que deben pagar, todas aquellas personas que día a día hacen posible que sus grandes empresas crezcan?
     
    ¡Algo no está funcionando bien! y nos lo dice la extrema riqueza de unas pocas personas, y la extrema pobreza de millones sin fin de otras.
    mª pilar

  • Antonio Vicedo

    Estamos en situación, y no sólo aquí en España, de tener clara conciencia sobre la experiencia histórica de que: “Tropiece el cántaro con la piedra, o esta golpee al cátaro, los tiestos siempre salen del cántaro.”
    El sentido y finalidad de los cántaros (Amplia gama de productores:  desde los empresarios que merecen tal nombre, hasta los peones que, cuesta mucho suponer,  que no merecen el suyo,) es moverse como dispensadores del agua que ofrece la Naturaleza  para dar y sostener la vida.
    Y en ese movimiento, o quehacer servicial, lo normal es,  que soporten  golpes,  o den trompicones;  y de aquí viene lo de los tiestos, de su debilidad ante la dureza de la fuerza pétrea.

    Implantado y conservado,  con todo interés y medios, el Sistema de la Razón de la Fuerza como sustitución (algunos la consideran normal y natural) del de la Fuerza de la Razón, la Ley de la Selva queda en pleno vigor, en el predio humano.
    Pero, claro, en la selva hay seres grandes y seres chicos con lo que se compensan ejercicios e imposiciones de fuerzas; en la Humanidad, considerar lo de grades y chicos, no es más que la fundamental y absurda MENTIRA teórico-práctica del SISTEMA.
    ¿Alguna MENTIRA ha dado como cosecha la LIBERTAD?
    Y, sin LIBERTAD (no de boquilla y sobre el papel, sino en el vivir de cada momento) ¿ puede haber HUMANIDAD
     
     

  • Gabriel Sanchez

    En hora buena Antonio, comparto, comparto y comparto…es necesario que los pueblos de los paises desarrollados despierten y se hechen andar, seria estupendo que se iniciará en la entrañable Nación Española…cuna de nuestros abuelas ese MODIFICAR LA DIRECCION DE LA HISTORIA DE ESPAÑA…como un proyecto que nuclee todo el apoyo y aporte…(protagonismo) del pueblo, pero si bien los partidos politicos juegan su rol, es bueno que organizaciones intermedias como sindicatos y otros diversos cuerpos intermedios nuclean a la población y se articulen para poder incidir en el timoneado de tal cambio de dirección…Y queridos hermanos Abelardo Fueyo, el sistema si no es el maligno, es un signo del mismo…diriamos su rostro màs visible…Con cariño, desde un Montevideo, cada día màs de izquierdas…con una futura intendenta de Montevideo del Partido Comunista (y a mucha honra)…con una larga trayectoria de lucha y militancias en las bases…Como dice Osquitar, vamos todavia…Gabriel

  • francisco javier peláez

    Mira Calleja,sin pretender contestarte,tomo tu frase “demasiado tarde frente al dinero,,,”,para comentar una cosa que el otro dia me dijo una curtida sindicalista y que leo también en una carta al director.Aquí los sindicatos tienen una curiosa manera de luchar lian la “huelga general” cuando ya les han tomado la posición-en una carta al director lo decía hoy alguien en términos bélicos que no domino por ser objetor-.De hecho aquí las huelgas se hacen después de aprobadas las reformas laborales.Ya es mosqueante que uno se entere que los sindicatos sabán desde antes de anunciarse lo de la jubilación-así lo dice EL PAIS-.Yo a todo esto no le veo otra solución que una huelga general.Pero claro esta el problema de dañar al gobierno.Pero claro lo que no se pueden hacer las huelgas aprobadas las reformas.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Comparto en gran medida el análisis; esa es una clave fundamental de lo que está pasando. Seguro que otros economistas le ven aspectos muy criticables, pero la lucha de intereses sociales tan desiguales está ahí. Si uno se resiste a verla, se resiste a la pregunta de: “salir”, sí, pero cómo, y sobre todo, por qué de ese modo y con qué reparto de esfuerzos y frutos. Pongan cifras y grupos. El “muchos más” empleados es siempre mejor que “tantos parados”, es un criterio muy opaco en cuanto a la eficiencia, y en cuanto a la justicia. A mí me hubiera gustado que este análisis diese un paso político más, y explicase por qué Zapatero improvisa tanto y da bandazos a última hora en sus compromisos sociales. ¿No sabe, no puede? ¿No será que no vio necesario el pacto social a tiempo? ¿Será que no lo  vio, y que tampoco sus socios naturales, incluidos los sindicatos, han estado por labor, creyendo que podrían esquivar los sacrificios que también para ellos representa? Es mi tesis. Demasiado tarde frente al “dinero”.

  • francisco javier peláez

    Como prueba de lo que digo es que se dice que una de las encuestas dice que el 80% cree que ZP improvisa y no se dice que también dice que un 80% no está de acuerdo con la jubilación a los 67 años.Obviamente considero mucho más decisivo en el voto al PSOE lo segundo que lo primero que también importa,pero importa más a los mercados.

  • francisco javier peláez

    Estoy totalmente de acuerdo.Es más las encuestas que reflejan que el PSOE pierde 6 puntos respecto del PP como las hace el establishment económico insisten en que el PSOE pierde porque la gente cree que ZP “improvisa”,pero en realidad pierde-y eso no lo preguntan las encuestas-por el programa impopular que ha adelantado de ahorro de 50000 millones de euros recortando pensiones y otros derechos.De hecho el despegue del PP se produce después del anuncio de estas medidas.

  • Abelardo Fueyo

    Cada noche, al observar  las novedades en Atrio, me pregunto si el tiempo que le dedico a su lectura, así como  el que le dedican los que participan de forma activa en  Atrio, con largos comentarios, se lo dedicásemos a buscar soluciones  concretas para resolver los problemas de tantas personas que sufren, por causas diversas-soledad, enfermedad, depresiones, problemas económicos,…- seguramente el mundo podría cambiar algo más perceptiblemente.
    En ese sentido,  el artículo de Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla-  podríamos decir que va en esa dirección de intentar dar respuesta  a los problemas de las personas que más soportan la crisis.

     Sin embargo, ni comparto su diagnostico de las causas de la crisis,  que centra exclusivamente en el poder de las entidades financieras-como si fueran el Maligno-, y mucho menos  que los gobiernos se han dejado utilizar por los intereses de tales grupos de poder.

    Referido al caso español, me parece que tales argumentos olvidan  las relevantes restricciones del modelo económico vigente, propio de un mundo interrelacionado, donde los capitales se mueven libremente con suma rapidez,  y más en nuestro caso asociado a la pertenencia a la moneda única – a diferencia de otros países como EEUU y U.K, que han depreciado sus monedas para hacer frente a la crisis- siendo  por otra parte  tal pertenecía a la Unión Europea una de las principales causas del boom español, y la mejora de la riqueza nacional en los últimos  decenios , visible en numerosos indicadores de bienestar( educación, sanidad, infraestructuras)

    Comparto con Juan Torres que sobre todo la clave es conseguir que vuelva a reactivarse la demanda de bienes, pero tal objetivo es el que nadie sabe como lograrlo, que no sea de momento con aumentos del gasto público, hasta que la actividad privada recupere su pulso y sea capaz de generar empleo de nuevo (posición de Krugman) ; Juan Torres -en otro artículo que ha publicado en http://www.altereconomía.org con Alberto Garzón- considera que “ahora más urgente que nunca que la izquierda y los movimientos populares se reorganicen y preparen para enfrentar tiempos mucho más difíciles. Son los desfavorecidos quienes tienen la capacidad de cambiar el rumbo de esta sociedad, que si no cambia de rumbo irá directamente el desastre, y sólo pueden hacerlo sabiendo responder con contundencia y firmeza a los atrevimientos y ataques de los poderosos y sus representantes en las altas esferas políticas y económicas. De lo contrario estaremos abocados a una situación mucho más dramática para millones de personas, aquellas que nunca son tenidas en cuenta por quienes manejan el mundo económico y político. Vale la pena intentarlo. Es más, es un imperativo moral irrenunciable para cualquier ser humano honesto y responsable”.

    A mí este tipo de soluciones me resultan muy alejadas de todo realismo, y me producen una alta desconfianza, sin dejar de reconocer que me lleva a la memoria a soluciones del pasado muy poco ejemplarizantes como modelo.

    Sin duda una cierta necesidad de utopía es necesaria; en tal sentido invito a los que estén interesados en profundizar sobre como salir de la crisis a que lean el excelente artículo del profesor de economía Pedro José Gómez Serrano en el último número de Iglesia Viva(nº 240,pp 9-30) , donde termina diciendo que ….”Durante muchos años habrá que seguir pensando cómo repartir este bien escaso- se refiere al empleo- y los frutos del crecimiento. A medio plazo, la recuperación no puede consistir en “más de lo mismo”. La modificación del patrón de producción y consumo, así como la creación de un “Estado de Bienestar mínimo” a escala planetaria, representan una exigencia ética, educativa y política que ha de nacer de la extensión una nueva sensibilidad. Como ha señalado Federico Mayor Zaragoza: “El mundo que dejemos a nuestro hijos dependerá de los hijos que dejemos a nuestro mundo”(Iglesia Viva , nº 240 , páginas 29-30)
    Mientras tanto, ¿ A corto plazo que debemos hacer?

    Seguir la regla de oro Mateana, que aplicado a nuestro quehacer diario se concretaría en el consejo del hermano Alois Loser, sucesor del hermano Roger como prior de Taizé, en su “ Carta de Calcuta”, que nos decía en diciembre 2006 que “ Para que la nuestras sociedades tomen un rostro más humano, es preciso dar nuestro tiempo. Cada uno puede intentar escuchar y sostener aunque solo sea a una persona: un niño abandonado, un joven sin trabajo ni esperanza, alguien desprovisto de medios, un anciano”.

    Humilde, pero ardua propuesta, donde creo que cada uno de nosotros, sin perder de vista objetivos más utópicos, es donde debemos poner cada día nuestros mayores esfuerzos, con el realismo necesario, inherente a nuestra debilidad, y pidiendo esa gracia a nuestro Padre Dios, “para que nos lance de nuevo con renovada frescura a nuestro camino de servicio a los hermanos”

Deja un comentario