Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 19-11-18, 19:50

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4547 Artículos. - 73163 Comentarios.

La transición del cristianismo

Configuración del cielo y la tierra, tomada del paradigma científico babilónico de hace 2.600 años, con el que se redactó el capítulo 2º del Génesis.

Por Santiago Villamayor, que es (creo) un jesuita aragonés, encarnado en una comunidad de base de Zaragoza y animador de un grupo que anda buscando los nuevos Paradigmas Emergentes. Algo muy parecido a ATRIO. La verdad es que fuimos invitados a participar desde el principio por uno de sus iniciadores, Nacho Dueñas. Y deberíamos tal vez interactuar más. Empezamos por publicar este texto. AD.

      El pasado 30 de octubre Aragón TV tuvo el acierto de iniciar una serie sobre La transición en Aragón con un primer capítulo dedicado a la transición en la Iglesia.  Han pasado más de 40 años y aquella transición de la Iglesia no ha acabado, solamente se ha interrumpido durante dos papados poco renovadores.

Pero actualmente parece reiniciarse. En algunos sectores del cristianismo se habla ya de la necesidad de un tercer concilio en el Vaticano o en otra parte y una puesta al día de dimensiones muy sustanciales. No es solo el papa Francisco el que está recuperando este espíritu renovador con muchas resistencias y vacilaciones. También más allá de las grandes orientaciones del magisterio eclesial, las perplejidades y las intuiciones de muchas personas que todavía conservan una referencia a Jesús de Nazaret van por otro lado. Y no menos cristiano

      Las Iglesias se van quedando vacías y el cristianismo, no solo la Iglesia católica, va perdiendo presencia en la sociedad y en la cultura actual. Y no hay que buscar las razones tanto en la pérdida de valores, en el ateísmo, o en la competencia de una educación cívica que relega la religión al ámbito de lo privado. Se trata más bien, en la opinión de muchos de estos cristianos en la frontera, de que las tradicionales interpretaciones y formulaciones del evangelio se han quedado desfasadas en la cultura actual. El cristianismo tal como se explica hoy no acaba de responder a los retos de siempre: la necesidad de sentido ante el mal, la muerte y el sacrifico de las víctimas; el anhelo por recuperar el daño infligido o por trascender una existencia limitada; la búsqueda de un fundamento y de una certeza del bien.

      Ante el reto de las migraciones, de la desigualdad, del nacionalismo, de la secularización creciente, del pluralismo ético y religioso, de la grandiosa y beneficiosa divulgación científica y ante la exigencia de una conciencia y actuación realmente democráticas, especialmente en la consideración de los derechos y del estatus de la mujer, se hace precisa una segunda y más profunda transición en la Iglesia. Una mutación que tiene que sumar la perspectiva liberadora y el clima posmoderno, secular, laico, de nuestra cultura. Ya no somos gente religiosa o revolucionaria. Ya no hay dioses realistas en los cielos o en la política.  

Es verdad que muchos cristianos están respondiendo a estos retos a través de las organizaciones sociales, las instituciones, los partidos políticos o incluso de las mismas estructuras de la Iglesia: parroquias, Cáritas, colegios, etc. Sin embargo, sus presupuestos creyentes no han cambiado y atraen cada vez menos, envueltos en una sacralidad ostentosa que hoy podría ser más bien hondura de vida y “cualidad humana profunda” (M. Corbi).  Y así, de la misma manera que en la transición democrática evolucionamos desde el nacionalcatolicismo al compromiso de liberación sociopolítica, a una mayor valoración de la vida y de este mundo y a una mejor interpretación del significado de Jesús de Nazaret, también ahora se pide al cristianismo una renovación o metamorfosis que contribuya más ajustadamente a la encrucijada de nuestro tiempo.

      Se nos pide una vuelta a los valores evangélicos no tanto porque constituyan una identidad religiosa superior sino porque esa identidad no es sino la radicalidad en los valores universales que la comunidad humana va dialogando y concertando (J. Habermas). Valores tales como la solicitud recíproca, la custodia del planeta, la convicción democrática profunda, el ánimo para la vida y la apertura de significados en la cotidianidad.

      La originalidad del cristianismo no es ser una religión de salvación centrada en el mito o Misterio de la muerte y Resurrección del Hijo de Dios sino la llamada a desbordar las actitudes de proximidad y compasión activa que constituyeron el proyecto original de Jesús antes de ser absorbido por las culturas judaizante y grecoromana de los primeros siglos. Actitudes que animaron la vida completa del Jesús que anduvo en el mar (M. Machado) hasta su muerte violenta. Animo que también se dio y se da en la entrega de tantos otros profetas y personas anónimas. El cristianismo es el movimiento del amor desbordante (P.Ricoeur, J.D. Causse) que se transforma en esperanza, aunque sea incierta. Nada pues de particularismo o exclusivismos, de superioridad, de posesión de la verdad última o de desdoblamientos sobrenaturales.

      Estas son algunas de las líneas que señalan y fundamentan este cambio anunciado:

  • Una lectura no literal sino metafórica, de los textos llamados sagrados, tanto la Biblia como otros escritos y tradiciones religiosas, espirituales o humanísticas. Solo así es posible una conciliación con la ciencia, el pluralismo religioso y cultural y la cooperación con las instituciones y movimientos de carácter sociopolítico y liberador. Un lectura que orilla definitivamente el dogmatismo y se vuelca más que en la verdad, concepto hoy muy manipulado, en el significado de la vida y en la elevación de la moralidad o libertad. La Biblia más que razón o verdad tiene alma, impulso de vida y fraternidad (“minimalismo bíblico”, véase J.M.Vigil y servicios Koinonía).
  • La complementariedad entre fe y ciencia basada principalmente en una nueva concepción del conocimiento humano. Una nueva epistemología que no deja de ser empírica pero se muestra más humilde; no habla tanto de verdad cuanto de modelos que poseen poder explicativo; que no da pie a una metafísica dogmática sino incierta (J.Montserrat), alejada de las afirmaciones fuertes y que encuentra su correlato conciliador en el abandono del concepto ingenuo de Revelación religiosa como verdad absoluta dictada por un Ser superior. La nueva epistemología se presenta ahora como un fundamento para el diálogo entre ciencia y fe (L.Sequeiros).
  • La construcción de una praxis supraética que no se centra tanto en el moralismo cuanto en la trascendencia del amor cívico y personal fundado en la autonomía de la buena y bella voluntad. El potencial simbólico de las creencias mueve hacia el compromiso, la curiosidad científica y la honestidad intelectual.  Darlo todo a cambio de nada, por la ciencia, por los desfavorecidos, por el planeta, requiere una motivación muy especial; no es una propuesta de la prudencia moral, ni para la actuación ordinaria, mucho menos es una exigencia, o deber coactivo, propia de una religión que se tiene por verdadera o con derecho a obligar, sino una inclinación transcendente de la bella y buena razón que es el mejor regalo que hemos podido recibir no sabemos de quien o incluso de Dios. Somos hijos del amor, don.
  • La confluencia de las religiones y los humanismos (por ej “Islas encendidas”) que, en la acción liberadora, en la contribución a la justicia y al bienestar humano (P. Knitter), es una tarea a caballo de la política institucional, de la crítica antisistema y del cuidado de las personas. Se extiende desde el pequeño óvolo de la viuda hasta las más altas esferas de los organismos internacionales.

      Los protagonistas del capítulo de TVA citado, ya mayores, y los que no salieron y son muchos más, no han perdido su referencia cristiana pero no pisan la iglesia, del mismo modo que en el origen del cristianismo la sinagoga cayó en desuso para ellos. Estas personas se desenvuelven en el lugar común de la responsabilidad democrática y de la ecología profunda. Los templos son las personas dolientes, los sacramentos los gestos naturales del cuidado y de la acción comunitaria, sus celebraciones no tienen nada de sacrificio pascual o consagración. La mujer es igual al hombre y no hay sacerdotes; la divinidad de Jesús, la Resurrección y otras grandes verdades de la fe son más bien símbolos del horizonte inmenso de dignidad que nutre a todo ser humano. No son hechos históricos o milagrosos (J.S.Spong, R. Lenaers, J.Hick, etc).

      Estas personas participan de la misma incertidumbre e inseguridad que sus compañeros de viaje liberador. Viven de la confianza que les proporciona ese mar de buen querer, el de siete veces siete, que les llega de la memoria de tantos Jesús de Nazaret. Una perspectiva que los sitúa abiertos al diálogo, sin miedo a la pérdida de identidad y dispuestos a la autocrítica y la escucha permanente.

      Algunos llaman a este cristianismo la “Internacional de la esperanza” o “de la justicia” (Jon Sobrino), como nueva metáfora del Reino de Dios, símbolo prioritario del mensaje evangélico junto a la experiencia personal de un “no sé qué” místico, la figura de Padre o el océano inefable del amor.

      Muy probablemente muchos digan que esto no es el cristianismo y vean aquí una reducción de los valores sobrenaturales. Pero hoy el cristianismo es plural y la sociedad no entiende la alquimia religiosa y el dominio de un etéreo mundo sobrenatural. Las imágenes y cultos sobrenaturales son una expresión superada de los componentes o existenciales de la condición humana. Lo sobrenatural es un existencial o cualidad universal inserta en la naturaleza humana, (K. Rahner, Luc Ferry, R. Kearney y otros) y no necesita añadidos. Su dios no está afuera, muerto por el ateísmo contemporáneo sino enterrado en el buen amor pujando por dar vida.

Zaragoza, noviembre 2018

31 comentarios

  • Santiago

    Santiago V. , ahora tengo mas tiempo para escribirte  como te decía en mi último comentario de ayer en mi respuesta…Como dices tú, y no hay duda,  es importante la interpretación..Pero una interpretación puede ser correcta o no, cuanto mas se aproxime a la verdad o se aleje de ella, tanto si se refiere a la esencia del suceso o a la identidad de la persona o a un hecho concreto. La verdad existe aún cuando no podamos abarcarla en su totalidad…en nuestra aproximación a ella…Por eso no todo es relativo..El hecho es que, o existió un crimen o no…Puedo matizar pero existió un hecho delictivo o de hecho no existió…Pero no podemos establecer 2 cosas a la vez, que son contradictorias…

    A nosotros no solamente nos interesa el Jesús “de la fe”, sino el Jesús “de la historia”..No es lo mismo que mi médico personal posea la historia de una carrera y práctica competente… o que resulte un vulgar impostor..No sólo Jesús testificó personalmente de sus atributos mediate sus “dichos y obras”…llamando ABBÁ al Padre, sino estableciendo su filiación perfecta con el Padre y afirmando que precedía aún en “existencia” a Abraham ((Juan 8, 57-58)…

    Por eso, ES la voz de la Comunidad Apostólica la que anuncia, interpreta y testifica que Jesús es el Mesías, el Hijo, la Palabra de Dios…Es el kerygma oral primario que relata la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús que después se pone por escrito por los evangelistas..recogiendo, además, lo esencial del mensaje salvífico que viene a traer Jesús al mundo..El siglo I de la Iglesia fue un siglo de “los testigos”, testigos oculares (1 Juan 1-4) que  no solamente predicó la FE, sino que la VIVIÓ….Un siglo de mártires….que continúan durante los primeros siglos de la Iglesia…en sangrientas persecuciones que también son históricas…Testigos mártires que preferían morir a renegar de la verdad de Cristo..Testigos bien calificados y bien documentados..

    Es por eso que Clemente Romano, el tercer sucesor de Pedro en la sede de Roma hacia el año 96 escribe en su carta a los Corintios:

    “Los Apóstoles nos evangelizaron de parte de NS Jesucristo y Jesucristo fue enviado de parte de Dios. Cristo viene de Dios y los Apóstoles de Cristo. Los Apóstoles, después de haber sido instruídos, con la seguridad que les daba la Resurrección de NS Jesucristo y creyendo en la Palabra de Dios salieron, llenos de la certidumbre que les dio el Espíritu Santo a predicar la alegre noticia de que el Reino de Dios estaba por llegar.  ….Proclamaban por lugares y por las ciudades la Buena Nueva y bautizaban a los que aceptaban el designio de Dios e iban estableciendo, una vez probados en el Espíritu, obispos y diáconos, para los que habían de creer…..No era cosa nueva, pues por largo tiempo la Escritura, estuvo hablando de obispos y diáconos: “Yo estableceré administradores (espiskopoi) para la observancia de la Ley y ministros (diakonoi) en la fe” (Isaias 60:17) (Clemente, Epístola a los Corintios 42, 1-4) (Las negritas y paréntesis son míos)

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

     

     

  • óscar varela

    Hola Iñaki!
    Para mí, empezar por DIOS
    Es como dar los naipes con la cara a la vista,
    No hay juego que lo soporte
    Ni libertad humana que lo aguante.
     
    Entonces pienso que lo mejor en la vida
    Es barajar y darlas tapadas a cada uno
    Para jugar de verdad a la apuesta del vivir.
    Como Don Juan y Don Luis se la juegan
    A esa Sota de Copas, que uno de ellos
    Acaba de poner sobre la mesa del bar,
    Mientras, a sus veras, descansan las espadas.
    ………………………………
     
    En cuanto al AMOR (copio lo ya puesto en otro Comentario)
    – “El amor nos liga a las cosas, aun cuando sea pasajeramente.
    – ¿qué carácter nuevo sobreviene a una cosa
    – cuando se vierte sobre ella la calidad amada?
    – ¿qué es lo que sentimos
    – cuando amamos una mujer,
    – cuando amamos la ciencia,
    – cuando amamos la patria?
    – Y antes que otra nota hallaremos ésta:
    aquello que decimos amar se nos presenta como algo imprescindible.
    – Lo amado es, por lo pronto, lo que nos parece imprescindible.
    ¡Imprescindible! Es decir,
    – que no podemos vivir sin ello,
    – que no podemos admitir una vida
    – donde nosotros existiéramos y
    – lo amado no,
    – que lo consideramos como una parte de nosotros mismos.
    – Hay, por consiguiente, en el amor
    – una ampliación de la individualidad
    – que absorbe otras cosas dentro de esta,
    – que las funde con nosotros.
    – Tal ligamen y compenetración nos hace
    – internarnos profundamente en las propiedades de lo amado.
    – Lo vemos entero,
    – se nos revela en todo su valor.
    – Entonces advertimos que
    – lo amado es, a su vez, parte de otra cosa,
    – que necesita de ella,
    – que está ligado a ella.
    – Imprescindible para lo amado,
    – se hace también imprescindible para nosotros.
    – De este modo va ligando el amor cosa a cosa y
    – todo a nosotros,
    – en firme estructura esencial.
    – Amor es un divino arquitecto que bajó al mundo
    – según Platón «a fin de que todo en el universo viva en conexión».
    – Entre las varias actividades de amor
    – sólo hay una que pueda yo pretender contagiar a los demás:
    – el afán de comprensión.
    – Llama Platón a este afán de comprensión:
    – erotiké manía, «locura de amor».

  • óscar varela

     
    Hola!
     
    1- ¿Qué es lo metafórico?
    * Tomemos la metáfora más simple, más antigua y menos selecta,
                    – la que consiste en decir que
                    – la mejilla de una moza es como una rosa.
    * Pero ¿qué significa ser cuando digo que la mejilla de una muchacha es un rosa?
    ………………..
    2- Cuento de Wells: «El hombre que podía hacer milagros».
    – De noche, en una taberna de Londres, dos hombres cualesquiera, influidos ya por los pesados vapores de la cerveza, discuten latosamente sobre si hay o no milagros. El uno cree en ellos, el otro no. Y en cierto instante el incrédulo exclama: «¡Eso es como si yo digo ahora que esta luz se apague y la luz se apagase!»; y he aquí que una vez pronunciadas estas palabras la luz, efectivamente, se apaga. Y desde aquel momento todo lo que aquel hombre dice o simplemente piensa, aun sin querer decirlo formalmente, acontece, se realiza. La serie de aventuras y conflictos que este poder, tan mágico como involuntario, le proporciona constituye la materia del cuento. Por fin un agente de Policía le persigue tan de cerca que el pobre piensa: «¡Por qué no se va al diablo este policía!» Y, en efecto, el policía se va al diablo.
    ………………..
    3- ¡Qué espanto el del amado!
    * Si aquella mejilla se convirtiese realmente en una rosa.
                    – él no había querido decir eso, era pura broma,
                    – el ser rosa la mejilla era sólo metafórico;
                                    – no era un ser en el sentido de real,
                                   – sino un ser en el sentido de irreal.
    * Por eso, la expresión metafórica emplea el como y dice:
                    – la mejilla es como una rosa.
                    – El ser como no es el ser real, sino
                                   – un como-ser,
                                   -un cuasi-ser;
                                   – es la irrealidad como tal.
    ………………..
    4- ¿Qué es lo que pasa cuando pasa una metáfora?
    * Pues pasa esto:
                    – hay la mejilla real y
                    – hay la rosa real.
    * Al metaforizar o metamorfosear o transformar la mejilla en rosa
                    – es preciso que la mejilla deje de ser realmente mejilla y
                    – que la rosa deje de ser lealmente rosa.
    * Las dos realidades, al ser identificadas en la metáfora,
                    – chocan la una con la otra,
                    – se anulan recíprocamente,
                    – se neutralizan,
                    – se des materializan.
    ………………..
    5- La metáfora viene a ser la bomba atómica mental.
    * Los resultados de la aniquilación de esas dos realidades son precisamente
                    – esa nueva y maravillosa cosa que es la irrealidad.
    * Haciendo chocar y anularse realidades
                    – obtenemos prodigiosas figuras que no existen en ningún mundo.
    ………………..
    6- El ser como es la expresión de la irrealidad.
    * Pero el lenguaje tardó mucho en llegar a encontrar esa fórmula.
    * Esta duplicidad —el ser, a la vez, realidad e irrealidad—
                    – es un elemento inestable y
                    – siempre andamos a riesgo de quedarnos con una sola de las dos cosas.

    • Hola Oscar
      Tu bonita y gráfica lección, que se agradece, me sugiere una pregunta. ¿Cómo analizarías la frase “Dios es amor”? El hecho de faltarle el “como” parece que nos arrastra a la realidad del ser.

  • Hola personas amigas (no se si ha salido de mi correo este comentario…o está repetido)
    Carmen,
    yo no he ido a Lamiarrita, pero lo conozco pues ha ido gente de nuestras comunidades. Se que empezó como encuentros de Misión Obrera y lo tengo en grandísima estima. Yo también estuve en la Misión obrera.. Y con José Luis Ochoa hemos participado en muchas labores en ZAragoza, Coop57, asociaciones de vecinos, Adunare,..etc. Me alegra tu gusto por esos temas y expresiones.
    Santiago H.:
    Gracias por tus pequeñas correcciones tan precisas. Te comento más mi punto de vista.
    Por supuesto que Jesús y el cristianismo son hechos históricos. Si no hay hechos dudo de que pueda haber metáforas y alegorías y sobre todo interpretaciones. Casi diría que todo es interpretación. Y al decir metafora ahora lo identifico con este término “símbolo” tan utilizado en la tradición y muy trabajado por Rahner y aquí por Mardones. Ellos matizan muy bien el valor del símbolo. Yo incluso le doy más importancia que a la interpretación científica con todo el rigor y acierto empírico que logra, aunque nunca definitivo y sin dejar de ser un conjunto de modelos que explican los hechos.
    Pero me parece que lo que a nosotros nos importa, y por lo que yo exagero un poco frente a tanto literalismo o pretensión de veracidad histórica (no sé quién puede determinar la verdadera esencia de la historia a no ser que tenga el relato bíblico como verdad absoluta…lo que lleva a permanente riña con todas las demás interpretaciones de ese enigma o esencia de la historia) es esa supraetica de Jesús llamad perdón, amor a los enemigos, preferencia por la viuda y el huérfano. Eso es lo insólito, lo singular, lo divino de Jesus, lo histórico.
    Jesús fue un acontecimiento histórico. Conocido por las ciencias sociales muy mínimamente. Pero lo que sin embargo ha sido ampliamente valorado y transmitido es el Jesús de la fe de los discípulos y seguidores posteriores, entre ellos los redactores greco-judíos de los evangelios y de todos los demás teólogos posteriores. Es la devoción de tanta gente lo que ha ido haciendo un Cristo, universal, un Cristo de la historia. Pero precisamente por eso no se puede definir quién fue Jesús realmente.
    Ni nos interesa más que su llamada o ánimo, siempre mejor contagiado a través de metáforas y parábolas. Preferimos quedarnos, con cierta base histórica, en el significado y valor moral y trascendente de su mensaje, verdadera revolución de la moralidad en la historia humana y que, tomado en su extrema gratuidad y desbordamiento de cariño, constituye una puerta a lo sublime o incondicional que muchos llaman o llamamos Dios. Pero ni la Biblia es la última palabra ni Jesús es Dios en sentido literal o descriptivo ni en él pretendió una cosa así, me parece.
    Así lo veo yo y se que soy hereje pero me parece que el mismo Jesús insinúa esta comprensión de su vida y mensaje. Lo demás es añadido de los judíos, de Pablo, Agustín y de los escolásticos y de otros. Y todas tenemos la posibilidad honesta de interpretar a Jesús. No sé qué Jesús es más verdadero…si el del magisterio eclesial, el de tantas personas que reconocen a Jesús no siendo católicas, o el mío. En mi caso os pediré siempre que me corrijais. Creo que solo se sale del entuerto de la subjetividad por la intersubjetividad crítica o diálogo. No porque alguna religión diga que tiene la revelación verdadera.
    Por aquí van mis pequeñas cavilaciones que no son intentos de condescendencia con “este mundo” sino aproximaciones de fe en un Jesús y Algo o Alguien cuya palabra siempre es inadecuada. Por eso hablemos de metaforas y dejemos que la co-razon (Ortiz Oses) nos lleve a donde no sabemos ir.
    Así seguiría mucho tiempo pero ya no llego. Más besos y abrazos a todas. Santiago V.

    • A veces pienso que lo mejor que ha dado la iglesia católica son los herejes.
      Gracias.

    • Cuando descubrí el blog, me quedé porque me parecía un auténtico milagro que los artículos que leía de personas casi todas absolutamente desconocidas para mí, tuviesen una forma de pensar que coincidiese con la mía. Logré , por primera vez, no sentirme una persona extraña. Si había personas que no sabía quiénes eran y publicaban esos artículos, no estaba sola.

      Me hartaba de decir, por favor, hagan llegar esta forma de pensar a las personas de a pie, barrerían.
      Es increíble los cortafuegos que tiene la iglesia oficial. Me río de las concertinas.
      Pero bueno.
      Agua pasada. Las supraconcertinas han hecho estragos en mi alma. Me he rendido. Que digan lo que quieran, que hagan lo que quieran. Ya sé que no soy tan doña Contreras ni tan excéntrica como siempre me han dicho. Suficiente.
      Me quedo en la distancia corta . Nunca debí de salir a jugar a distancias largas. No me van. Me superan.
      En fin
      Que le vaya muy bien.

    • óscar varela

      Gacias S. Villamayor!

      A) Te leo:
      – 1) “no se puede definir quién fue Jesús realmente.
      – 2) “Ni nos interesa más que su llamada o ánimo,
      – 3) “contagiado a través de metáforas y parábolas.”-

      B) Celebro escuchar:
      – 4) “todo es interpretación.
      – 5) “metáfora” la identifico con “símbolo”.

    • Santiago

      Gracias tocayo Santiago…. Villamayor por tu interés y acertados comentarios…Nunca es mi intención corregir a nadie, sino expresar lo que pienso, de la mejor manera, sin ofender sentimientos..No siempre lo he conseguido por aquí, pero si que lo intento…El poder hablar de “nuestras creencias” hoy en día en el mundo actual NO es muy fácil, sobre todo si no te consideran “políticamente correcto”…Por otro lado, coincido contigo en mucho de tu comentario…aunque quizás difiero en ciertos matices…Trataré de escribirte cuando disponga de mas tiempo…Carezco de tiempo ahora

      Un saludo cordial

      Santiago Hernández

  • Buenas noches

    Me ha dicho Gonzalo que publicabáis hoy este articulillo de nuestro blog de Zaragoza, y en el grupo de “Paradigmas emergentes”. Había mandado un comentario similar esta tarde con el móvil pero no he debido saber hacerlo.  Me apresuro pues a daros las gracias tanto a Atrio como a los comentaristas y también a aclarar un detalle. Sí que tengo “antecedentes penales” en la Compañía y muy contento de ello, pero si me seguís haciendo jesuíta tendréis que apechugar con el mantenimiento de mis tres hijos y dos nietos (de “yayo-flauta”).

    Reflexionaré todo lo que decís en vuestro comentarios. Bien es verdad que son cuestiones muy trabajadas en nuestro grupo de Zaragoza y en otros como alguno citáis bien y que este modo de entender el cristianismo ya está muy extendido, pero “más vale ser corregido que corregir” que decía Sócrates y en otro momento mejoraré mi opinión con más tranquilidad.

    Felicidades a Atrio por sus 20 años, ya es tan mayor como muchas de nosotras, personas resistentes, que seguimos laborando para que Jesús de Nazaret sea cada vez mejor comprendido.

    Muchos besos y hasta otro rato.

     

    • Usted tenía algún tipo de relación con el blog de lamiarrita?
      Lo llevaba un señor aragonés J.L.O.
      Murió hace pocos años. Me dejaron huérfana.
      Tiene usted todo el estilo de las publicaciones que se hacían allí.
      Entré por casualidad en el 2010. Y ya me quedé hasta el fin del fin.
      Un saludo cordial.

  • ana rodrigo

     
    Una de las primeras cosas que debería hacer el Cristianismo en este tiempo (lo debió hacer hace mucho) sería dejar de leer ciertos textos en los templos y explicar por qué no se deben leer.
     
    Por ejemplo, la cantidad de alusiones que el NT (¿no hablemos del AT!!!) que hacen alusión a la superioridad del hombre sobre la mujer, aquellos en los que se devalúa la mujer porque fue la que se dejó engañar y por ella entró el pecado en el mundo, o que debe ser sumisa al hombre, o que debe callarse en la asamblea, etc. etc. Estos textos se leen y se malexplican, y calan en el imaginario colectivo.
     
    Afirmo con rotundidad que no deberían leerse ciertos textos ante el público por varias razones: una, porque las homilías siempre las hacen los hombres, y hombre célibes, dos, porque, al igual que muchos jueces, la mayoría de los predicadores clérigos aún no se han puesto al día de los derechos en igualdad de la mujer, tres, porque se leen como palabra de Dios, cuatro, porque, para tener que contextualizar en el tiempo y sociedad en la que se escribieron (como se debería hacer), se lo pueden ahorrar, y, cuando toque leer esos textos,  podrían situarse en este tiempo y hacer un relato con los nombres de las mujeres asesinadas cada año, de las violaciones con sentencias aberrantes, de las violaciones silenciosas dentro del matrimonio, de los miles de mujeres que están escondidas bajo protección pública, de los más miles de mujeres que aguantan humillaciones, menosprecios, palizas, falta de libertad, y un sinfín de etceteras.
     
    ¡Como para decirles a estas mujeres que es palabra de Dios eso de hay que perdonar 70 veces siete, que el amor todo lo aguanta, que si te dan en una mejilla, que pongan la otra!
     
    Todas estas prédicas se nos las han inoculado en la médula hasta el tuétano, y la Iglesia tendría que pedir perdón por haber contribuido a sembrar tanta resignación ante la voluntad de Dios. Ya sabéis “si dios es hombre, el hombre es Dios”.
     
     Y, sobre todo, la Iglesia (¡no digamos otras religiones!) debiera adaptarse por la vía urgente al nuevo paradigma del feminismo. Que somos más de la mitad de la población mundial ¡¡¡Por todas las diosas que en el mundo hay, abran los ojos, miren y vean!!!
     

  • Antonio Moreno de la Fuente

    Me identifico con Carmen que, cariñosamente, da una buena lección al Sr, Santiago Hernández, Y asumo, sobre todo, cuando dice: “Lo que haya sido Jesús lo habrá sido al margen de nuestras interpretaciones”. De las interpretaciones de Pablo, de los Evangelios sinópticos, del de Juan y de los apócrifos, de los Hechos de Apóstoles. De la interpretación de Jesús hecha por la  jerarquía de la Iglesia tras el concilio de Nicea y el resto de los Concilios, hasta llegar al II Vaticano. de los Santos Padres etc (perdón por mi petulancia). Todo han sido interpretaciones del Jesús histórico. Y ahora Boff, Jon Sobrino, Castillo, Lenaers, Spong, Vigil etc tratan de explicarnos, de interpretar a la luz de nuestro tiempo a nuestro Jesús. Si siempre se hizo, qué hay de malo que también se haga ahora? Y es lo que trata nuestro amigo Santiago, con su lucidez y hondura y tratamos de hacerlo muchos otros.

    Muchos cristianos de hoy, dice Santiago, “no pisan la iglesia, del mismo modo que en el origen del cristianismo la sinagoga cayó en desuso para ellos. Estas personas se desenvuelven en el lugar común de la responsabilidad democrática y de la ecología profunda. Los templos son las personas dolientes, los sacramentos los gestos naturales del cuidado y de la acción comunitaria, sus celebraciones no tienen nada de sacrificio pascual o consagración. La mujer es igual al hombre y no hay sacerdotes; la divinidad de Jesús, la Resurrección y otras grandes verdades de la fe son más bien símbolos del horizonte inmenso de dignidad que nutre a todo ser humano. No son hechos históricos o milagrosos (J.S.Spong, R. Lenaers, J.Hick, etc)”. “El cristianismo (hoy, continúa) es plural y la sociedad no entiende la alquimia religiosa y el dominio de un etéreo mundo sobrenatural. Las imágenes y cultos sobrenaturales son una expresión superada de los componentes o existenciales de la condición humana. Lo sobrenatural es un existencial o cualidad universal inserta en la naturaleza humana, (K. Rahner, Luc Ferry, R. Kearney y otros) y no necesita añadidos. Su dios no está afuera, muerto por el ateísmo contemporáneo sino enterrado en el buen amor pujando por dar vida”.

    “Ha llegado el momento de un replanteamiento (dice muy bien Carmen). Y me juego lo que quiera a que usted y muchísimas personas como usted, lo saben. Pero da vértigo”. Cierto, al princpio da vértigo, pero cuando se asume y se trata de comprender, de aumir sus consecuencias, viene la paz y la responsabilidad.

    Con mi enhorabuena a Carmen y, por supuesto, a los dos Santiagos.

    • Agradecida.
      Muy agradecida.
      Me he sentido tan, tan distinta siempre…
      Respeto profundamente a Santiago. Es de las pocas personas que , pensando de manera diametralmente opuesta, ha querido conversar conmigo, una persona que no existe. Por eso sé que se está replanteando cosas. Como todos. Porque creo que todos a los que nos interesa esto del cristianismo, estamos repensando determinadas cosas.
      Gracias otra vez.

    • Suscribo las enhorabuenas y añado un para ti, amigo Antonio M. de la F., como uno más de esos mayores que no hemos perdido nuestra referencia cristiana pero…… que apenas pisamos la iglesia para cumplir con algún compromiso social, (lease funerales).
      Que conste que mi retirada es sin acritud. Los funerales están muy bien para reflexionar sobre la “alegoría del amor” a la que hace referencia nuestro Santiago. Con una persona muerta delante y un conjunto de amigos y familiares más o menos desgarrados por la separación, se puede vislumbrar el resplandor de una cadena del amor que no tiene fin: DAR – RECIBIR – DEVOLVER.

      • Santiago

        Iñaki, no hay duda de que los funerales son un buen motivo para la reflexión. Como me citas, te diré que yo creo que se trata de repensar nuestra propia vida y discernir lo que realmente valió la pena. Es una alegoría del amor que, aparentemente se acaba en la tumba, pero que sin embargo podrá trascenderla…En la esperanza no dejamos solos-“que solos se quedan los muertos” decía el poeta- a nuestros difuntos sino que sabemos íntimamente que siguen viviendo “de otra manera” ya que el e s p i r i t u en si es incapaz de morir…Y somos espirituales cada vez más, ya que nos vamos acercando a nuestra muerte.

        Un abrazo

        Santiago Hernández

    • Si hay algo que no muere en la tumba, en mi modesta opinión, son los trocitos de amor que los muertos regalaron en vida y que alguien seguro que recogió, interiorizo y los está devolviendo. Creo que lo único eterno en la humanidad es precisamente el amor. ¿Le llamamos dios?.

      • Santiago

        Iñaki, estimado amigo,…. por supuesto, que le llamamos Dios, pues la única definicion “posible” de Dios, es que “Dios es amor”, por tanto, coincides, sin quererlo ¿o tal vez quereriéndolo? en que el “amor” verdadero,en cualquiera de sus formas de expresión, es ETERNO, atemporal, ya que trasciende la tumba…¿O es también dogma que es imposible el concepto de eternidad? ¿Desaparecerá todo? ¿O es que existe una pequeña probabilidad de que todo tenga un sentido?

        Un abrazo

        Santiago Hernández

      • Es que no hay dogmas
        Solamente hay preguntas. Y cada uno de los hombres y mujeres que piensan en estas cosas, trata de encontrar respuestas. Y no tienen por qué ser las mismas.
        Es que los dogmas son un invento.
        Cada uno tiene un sentido de eternidad. Tiene sus matices. Hay quien cree que hay algo después de la muerte y hay quien no puede creer. No es que no quiera,es que si es honesto, no puede decir o pensar que cree. Estoy segura que leyó el librito de Unamuno.
        Para mí, para mí cabeza, la mía,la vida después de la vida es lo que ha dado pié al fenómeno religioso. Es bestial enfrentarte a la idea de la aniquilación personal.
        El cristianismo ha dado con una respuesta sobre el papel, magnífica. Pero íntimamente , hay quien no lo puede creer. Eso invalida la figura de Jesús? Para muchos,entre los que me encuentro, no hay nada que invalide lo que trató de comunicar Jesús. Nada.
        Y si es dios, me alegro por él, pero esa parte no me interesa. Me interesa la humana, porque soy humana. Lo que hay después, es que no lo sé.
        El día que esto se afronte,el día que nos dejen libertad para ser honestos,el día que desaparezcan los dogmas, el cristianismo recobrará su esencia.

      • Me hace gracia lo de políticamente correcto.
        Un abrazo

  • La lectura de este texto despertó en mi el mensaje de la encarnación  de Jesús. Todo lo que nos acerca a la Humanidad, en lo que ella tiene de mas humano, nos acerca al hombre Jesús que se hizo humanidad para que sepamos que todo lo que hacemos a los mas humildes a él también lo hacemos. 
     
    El camino seguido por Dios al hacerse Humanidad es el camino que todas las religiones que se reclaman de Dios tienen que tomar. La Iglesia católica, transformada en poder celestial y terrenal, tiene que despojarse del uno y del otro. Su camino es el mismo que tomo Jesús.  Ella tiene que renacer en medio de los pobres y humildes. Tiene que andar junta a ellos para que sean respetados como seres humanos, para que llamen a mas justicia,  mas verdad, mas solidaridad y fraternidad. Nada de poder, nada de lujo, todo simple, sin particulares en el vestir y en el vivir. Se trata de una verdadera conversión institucional y una nueva encarnación en la verdadera humanidad.

  • Mª Pilar

    ¡¡¡Bien… Esperanzador; por fin, un lenguaje novedoso, que nos lleva a una Vida totalmente Nueva!!!

    Así… ¡¡¡Siii!!!!

    Quien escribe, cita nombres de auténtico peso, y para mí, uno muy especial, que :

    ¡Que lo hace Vida… en su vivir, decir, compartir… Jon Sobrino!

    Es un gozo estar cerca de él; es la suma delicadeza, el gozo inmenso en su Amor por el Proyecto de Jesús:

    Por el que sus HH. fueron brutalmente asesinados, y Oscar Romero, y cientos de personas perseguidas, masacradas, por defender la ¡Vida! dentro del  Proyecto de Jesús.

    Esta manera de presentar el Mensaje que Jesús proclamó:

    ¡Crea Vida, y será abundante allá donde se arraigue!

    Solo… que sus  enemigos son fortísimos, (más que los hijos de la luz…) que van a ponerle todas las zancadillas posibles… pues esa es la manera que utilizan para defenderse, ante la posibilidad de que vuelva a su cauce (en nuestro caso)…

    ¡La Buena Noticia!

    También es cierto, que si  va entrando en el pueblo, (y toda clase de personas pueden acogerlo sin romper sus “costumbres”) porque así lo proclamaba y sucedía en tiempos de Jesús.

    Entonces sucederá… que su mirada central, no será subir a los tronos, ni que lo acojan los dominadores del poder y las riquezas; pero si atrae y prende en la ciudadanía y lo hace Vida, el rostro de este mundo:

    ¡Cambiará!

    Y será, el comienzo de un nuevo amanecer.

    Sé, que la lucha seguirá existiendo, pero no se castrará la comprensión, ni se llenarán las cabezas de magia y temor ante el gran ¡Misterio! que nos envuelve y empuja a buscarle con limpieza de corazón.

    mª pilar

  • Bueno, bueno y bueno.

    Todo lo que se dice ahí  lo comparto. O lo fotocopio, como dicen algunos.

    Genial.

    Me van a matar algunos por lo que voy a decir:  hace falta un Adolfo Suárez que lidere la transición, lidere, con la colaboración de todos los sectores de la iglesia. Todos. Es imposible que lo de que ahí saliera fuese otra vez palabra de dios, estaríamos entonces en las mismas. De hecho , nuestra constitución habrá que modificarla pronto.

    Pero menudo cambio, la ilusión que generó. Lo sé, tuvo muchas lagunas, pero menudo cambio.

    Me ha gustado un montonazo .

     

  • Santiago

    El cristianismo no es una metáfora, ni la Escritura, particularmente el NT, fue escrita en una continua alegoría…El cristianismo es un hecho histórico y como tal ha de ser interpretado…Es por supuesto “otra cosa” si yo me empeño en hacerlo aparecer simplemente como una alegoría del amor..Por tanto la “lectura” que relata los hechos de la vida de Cristo no pueden expresarse en “otra clave” que no sea histórico-teológica, de la misma manera que perdería todo su sentido si quisiéramos presentar la historia de Italia en “clave matemática”..Esto sería tendencioso y absurdo pues vaciaría la historia de su verdadera esencia…

    Podemos expresar el cristianismo en lenguaje moderno para darle sentido “moderno” a la Palabra de Cristo..puedo expresar la verdad del cristianismo de manera que se pueda entender su sentido “original” en la complejidad de la mentalidad actual…Pero no puedo adaptarlo solamente para “conciliar” su originalidad con la ciencia, la política y los movimientos sociales…porque entonces será absorbido totalmente por otras ideologías..El hecho que la doctrina de Cristo esté siendo abandonada por una parte de la humanidad no se refiere a todo el conjunto…y tampoco es un fenómeno extraño a esta doctrina..que a pesar de proclamarse como la misma…ha subsistido EN el absentismo, las persecuciones, los ataques, y las crisis internas y externas provocadas no solo por fuerzas de afuera…sino por muchos de su fieles que se llamaban “íntimos”…La vida de Cristo es un ejemplo de abandono…pues relata el Evangelio que la mayoría de sus discípulos le abandonaron en el momento del comienzo de su martirio y de su Pasión…y en la hora final sólo se encontraba junto a la Cruz uno solo de sus discípulos…

    Lo sobrenatural, en verdad, ha sido infundido en la naturaleza humana desde fuera pues ésta no se dio a si misma el ser…y requirió de Otro ser para venir a existir y mantener su existencia…La conciencia y la capacidad de percibir lo sobrenatural no podría existir en el estado de naturaleza “pura” pues lo mero físico-biológico no tiene en si mismo la capacidad de abstraer, conceptualizar y decidir, …Por eso, los seres irracionales son incapaces de tener conciencia de la realidad…ni de lo sobrenatural…Solamente el ser humano que ha sido destinado a la trascendencia y programado para ella..

    Un saludo cordial

    Santiago Hernández

    • Ay Santiago, ay.
      Con esa cabeza que usted tiene tan clara, con ese sentido del humor y esa retranca tan sutil…es una pena que sea tan cabezota.
      Ha entendido perfectamente lo que dice este artículo.
      Nadie quiere desvirtuar nada. Solamente se quiere hacer más comprensible para las personas normales. Pero usted está empeñado en que lo que está escrito en los evangelios es absolutamente histórico. De ahí no lo saca nadie. Y me pregunto por qué. Le asusta un poco quizás? Se sentiría engañado? Nadie ha querido engañarle. Nadie que lo haya querido. Sencillamente le han trasmitido lo que ellos creían cierto.
      Pero los tiempos cambian, los estudios avanzan, se descubren cosas y se interpretan. Qué de malo hay?
      Lo que haya sido Jesús lo habrá sido al margen de nuestras interpretaciones.
      Lo que sucede es que la jerarquía de la iglesia ha jugado con todos nosotros casi desde el principio de los tiempos. Se ha rodeado de cabezas que reforzaban su autoridad, se han hecho señores de nuestra vida y de nuestra muerte. Nos decían que si moríamos en pecado nos aguardaba el infierno. Han quemado en hogueras, se han opuesto a nuevas ideas científicas porque veían amenazado su modelo teológico. Han excomulgado, han fastidiado hasta lo indecible, están metidos hasta el cuello en jaleos económicos gordos. Han abusado personalmente de su poder…
      Todo eso es lo que se deduce de una visión histórica de la persona de Jesús? Vamos, anda.
      Ha llegado el momento de un replanteamiento. Y me juego lo que quiera a que usted y muchísimas personas como usted, lo saben. Pero da vértigo.
      No se enfade . La única solución es que sectores tan distintos como los que pertenecemos usted y yo, nos entendamos.
      Si se declara una guerra, perderemos todos.
      Hagamos un esfuerzo.
      Un abrazo.

      • Santiago

        Gracias por sus palabras y su comentario..Claro que he entendido y lo he tratado de expresar lo mejor que he podido..Ningún documento de la antigüedad tiene tanto VALOR histórico como el NT..Ninguno tiene tantas referencias y tantas copias y tantas ediciones actuales..Por eso la interpretación más fidedigna de la vida e identidad de Jesús se encuentran en la predicación de los más íntimos de Jesús sus amigos más cercanos, los Apóstoles..Sus testimonios son unánimes en la misma FE esencial que sellaron con su vida y su martirio..Se puede creer en ellos, son “creíbles” como atestigua la FE de millones de seguidores. Estos libros resistieron 21 siglos de demoledoras pruebas y ataques destructivos encarnizados y todavía están “de pie” sin que se haya podido exitosamente sustituirlos, a pesar del intento. El problema reside que no existe una prueba contundente de que lo que dicen y predicen NO es cierto. Los que NO creen en ellos solamente pueden formular hipótesis para anularlos, pero no pueden definir a éstas como verdades puesto que son no poseen capacidad para ello. Cabe la posibilidad que los relatos y enseñanzas del NT sean totalmente ciertos, tal como esencialmente se ha interpretado a través de la historia De la Iglesia.

        Un saludo cordial

        Santiago Hernández

      • Me rindo. Ayer me rendí. Me tengo que desligar de todo lo que esté relacionado con la iglesia, que no con lo relacionado con mi Jesús. El mío.
        Estuve casada 35 años. 35. Cuando mis hijos se hicieron independientes, decidí acabar con mi matrimonio. No se puede imaginar. Porque la mujer tiene que obedecer al marido. Las mujeres estamos hechas de una costilla de un hombre. En el caso de que mi marido o yo, decidiéramos vivir con otra persona, estaríamos excluidos de los sacramentos, esos que ustedes dicen que son tan importantes. Me encantaría que mi marido encontrase una mujer para que compartirse el final de su vida. Estaría más tranquila, pero, según ustedes, el precio sería el infierno.
        Tengo dos nietos, bueno, una nena de tres años y un nene de uno. Si usted tiene nietos, ya sabe. Pero mi nuera necesitó ayuda para quedarse embarazada. Otro pecado mortalisimo. Hay que aceptar la voluntad de ese dios extraño.
        Mi otro hijo es homosexual. Me lo dijo hace un año. Tampoco fue fácil, pero está feliz. Feliz. Se ha quitado un peso de encima. Mi yerno es encantador. Están felices. Otros que se van al infierno.
        Cuando me lo dijo, en esa misma conversación le dije: no te quedes sin tener un hijo. Es lo mejor de la vida. Y al infierno otra vez
        Me he pasado mi vida profesional en un colegio de monjas, tratando de paliar un poco el desconcierto de los chicos y chicas que empezaban a plantearse cosas.

        Entiende entonces que su iglesia no es mi sitio?
        No voy a permitir que nunca ni uno solo de los obispos y congéneres, me vuelvan a hacer sentir tan mal como ayer. Jamás.
        La única defensa posible es salir corriendo

        Solamente le pido que haga un esfuerzo en entender que las interpretaciones que de los textos hacen los grandes teólogos clásicos, nada tienen que ver con el Jesús que hace falta a día de hoy. Solamente eso.

        Pues si. Me rindo. Pero no me vuelven a hacer daño.

        Mucha suerte

      • óscar varela

        Hola Carmen!
        Es posible que sigas “tentada”
        de leer las cosas del “frontón”.
        Cualquiera sabe que eso no es aconsejable.
        ¿A qué masoquearse, no?

      • Santiago

        Nada es imposible a la misericordia del Señor.. El siempre nos mira “con” misericordia..Así dice el Evangelio de Jesús que miró a un gran pecador como era Leví Mateo, el futuro Apóstol mártir por Cristo y “le llamó” JUNTO a EL para siempre.

        Yo me identifico con Mateo en lo de pecador aunque no me creo que soy mártir, ni Apóstol .Lo importante no soy yo ni nadie…sino que Dios nos ama y nos ama en nuestra “suma miseria”…mira nuestro corazón, sabe nuestras circunstancias, sean horribles o estupendas, y siempre, siempre, las digirirá para nuestro bien. El sabe que la mayoría de las personas tienen buena voluntad y hacen “el mal que NO desean”..Tal vez sea el caso de aquél ladrón en la Cruz junto con Cristo y que es el único que con certeza sabemos está con Cristo en el Paraíso.

        Si estamos cierto de algo en esta vida ES que amamos a nuestros 9 nietos. Es este amor a nuestros hijos y a los hijos de ellos, los que nos permiten tener fe y esperanza..Estoy seguro que le pasa lo mismo…Así se pasa nuestro tiempo…viendo que de entre las miserias y d o l o r e s de esta vida, existe y hay amor, y éste procede de Dios que se encuentra entre nosotros constantemente, aunque queramos rechazarlo.

        Las palabras que yo escribo aquí SON para expresar mi manera de ver las cosas, en general..de acuerdo a la fe que todos recibimos..El mensaje del Evangelio es primariamente optimista y liberador, es mucho más positivamente misericordioso que negativista.
        .La realidad pastoral es saber aplicar ese mensaje a lo particular..Esto puede tardar un segundo o toda una vida..puesto que el amor de Dios es infinito y eterno. Debemos dejar llevarnos por ese Amor..Si confiamos, si discernimos “esa llamada”, si nos reunimos con buenas personas, si rezamos, si tratamos de levantarnos un poquito de nuestro letargo espiritual..,al final veremos el resultado. Dios siempre nos da “el céntuplo” por una migaja. Yo soy un ejemplo vivo de la miseria que confió y confía todavía.

        Un saludo afectuoso

        Santiago Hernández

  • oscar varela

    Hola!
    “La era está pariendo un corazón”
    pero sin guitarreada.

Deja un comentario