Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

julio 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7298 Artículos. - 111307 Comentarios.

Siempre nos quedará París

En París me encuentro desde los días previos a esta jornada electoral y anoto en primer lugar la brillante apertura del Festival de Avignon el sábado 29 de junio. Séverine Chavrier inauguró esta 7 edición en La Fabrica con “Absalon, Absalon!” , una adaptación de la novela de Faulkner, de cinco horas de duración que analiza la imposición por la pureza de la raza en la que ha crecido una civilización  capitalista y patriarcal.

Ayer domingo el RN de Le Pen y Jordan Bardella ganó las elecciones legislativas con el 29,1% de los votos emitidos, llegando a un 33,1% sumando los de sus partidos coaligados. En segundo lugar el Nuevo Frente Popular con un 28,1% y la coalición de Macron en tercero con el 20%. La participación ha sido del 65,8%. En Absalón, Faulkner, aborda el mestizaje inevitable, una maldición que en la novela y en el teatro se hace incesto y fratricidio. Faulkner se sitúa en la trayectoria de la Biblia,  de las tragedias griegas y de Shakespeare. El RN condena el mestizaje y propone suprimir la binacionalidad  por si se dudara de ello. Toda su política trae causa de su concepto sociopolítico de preferencia nacional que viene a ser la clasificación de los ciudadanos, administrados por su poder político, si gana, según sus orígenes.

El 10 de junio, Eric Ciotti se puso en contacto con Jordan Bardella y Marine Le Pen según la informaciones de medios de comunicación franceses . Reunión con Vincent Bolloré, propietario de CNews, Paris Match, Europe 1 y Le Journal du dimanche. Vincent Bolloré propicia, como Aznar, la  “unión de derechas”. Ciotti y Bollore:

“Ambos estamos preocupados por la preservación de la identidad francesa”, reconoció en noviembre de 2021 el presidente de los republicanos al hablar de sus vínculos con el multimillonario. En ese año Eric Ciotti anunció que votaría a Eric Zemmour si se celebrara segunda vuelta electoral. En abril de 2022, Zemmour obtuvo el 7% en la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Ahora los republicanos pueden perder algunos de sus territorios dominantes. Bolloré no oculta su compromiso, de católico ferviente, en la defensa del “Occidente cristiano”.

Como empresario, sin embargo, preferiría ver mucho mejor a los mandos de la economía de los ministros de la derecha. En pocos años, ha puesto parte de su grupo, que se extiende desde los medios de comunicación hasta la edición, al servicio de este propósito político. Alianza entre republicanos de derecha tradicional y extrema derecha. Nicolas Sarkozy, que se sienta en el consejo de supervisión del grupo Lagardère, ahora en manos de Vincent Bolloré, no quiere oír hablar de una alianza con Le Pen. En La Fabrica, en Absalón, suena imparable la reinterpretación de la canción Lili Marleen que hace un músico congoleño, Armel Malonga, el compositor de la partitura musical.

¿Perspectivas políticas ante el 7 de julio, con estos resultados?. Los colegas y amigos de por aquí opinan que:

  • a) cohabitación presidencial con la extrema derecha o la izquierda,
  • b) ausencia de mayoría en la Asamblea e imposibilidad de forjar alianzas,
  • c) nombramiento de un gobierno apolítico encargado de gestionar los asuntos corrientes.

El Libro de la Sabiduría ya avisa que la Divinidad, cubre con su mano, los ojos de quien perder. ¿Macron, por ejemplo?. Éric Vuillard en El orden del día, premio Goncourt 2017 novela que narra los pasos y subterráneos del inicio de la Segunda Guerra Mundial y la implicación de los empresarios en el ascenso de Hitler al poder, evoca el primer encuentro en 1933 entre el cabo ascendido a canciller y los grandes empresarios alemanes. “Vosotros dejadme gobernar a mi manera y con mi programa, que yo con mi mano dura os aseguro los beneficios”. Lo hizo. Todavía algunos de ellos siguen controlando la industria alemana.

París,  1 de julio de 2024

4 comentarios

  • carmen

    No se puede pedir a un Gaullista que vote a la izquierda. No lo harán.

    Es el pueblo el que tiene que decidir si quiere mayoría absoluta de la señora Le Pen o no. Desde luego, jamás votaría a quien intelectualmente y visceralmente me opongo, así se hunda el mundo. No con mi voto.Que decida el pueblo Francés.Las alianzas contra natura antes de las elecciones, a veces las insinúa el demonio. Ese que se vuelve a nombrar ahora. Ha vuelto.  

  • carmen

    Entiende ahora la importancia de la Marsellesa que cantaron en esa película de donde ha sacado el título del artículo?Buena estancia.Espero que no tenga que salir corriendo como Rick.

  • Antonio Duato

    Me sugiere un amigo un artículo en La Vanguardia donde oigo hablar por primera vez de un posible futuro entendimiento entre la coalición de Macron y el Nuevo Frente Popular. Se trataría de un político socialdemócrata, Raphaël Glucksmann que está revitalizando al partido socialista francés y que es bien conocido por ser hijo del filósofo Andrée Glucksmann. Si se logra detener la avalancha del RN, por aplicación del acuerdo tomado de unir votos, él podría ser un útil pgamento para ese pacto de antiguos republicanos y  el frente popular. Os pongo el enlace para que me digáis qué os parece:

    https://envios.lavanguardia.com/optiext/optiextension.dll?ID=RjiRpLHkZzRJ%2BzVtIwTF7Hk_OYMp22KcHjm_5KGeUnR1Ot87IvugjQWVGvM9vhRjUjSMl5gaMT%2BKwymhwBOPFZ1j9wpdq

     

    • David

      Para finalizar mi intervención.

      Me sorprende la preocupación y los “conocimientos”, que de la política francesa se hace, me admiran los que “poseen” tanta perspicacia y tan “excelso” análisis político, cuando se opina o critica a alguien o algo sin conocer,  se pre-juzga, es que pre-juzgar significa literalmente juzgar antes de. La mayor parte del tiempo estarán basando su opinión por el filtro de la no experiencia y cometerá graves errores juzgando a los otros. Las personas prejuiciosas cometen muchos errores. Yo no me atrevería a hablar de España y de su política, y eso que llevo yendo desde hace veinticinco años, imparto  cursos de verano  y después suelo quedarme hasta agosto. Y la gran mayoría de los españoles con los que trato son personas educadas, respetuosas, tanto a nivel universitario como de calle. Las excepciones como en todos los lugares la hay, y parece que me he encontrado con una. La sociedad española que conozco no está radicalizada, no hablo de la política, ni tiene esos prejuicios, ni se comportan como hooligans sino como ciudadanos reflexivos, yo lo acabo de encontrar aquí. ¿De dónde procede tanto apasionamiento y tantas ganas de tener razón a toda costa?. No significa que esas actitudes conduzcan a un inminente  colapso democrático, aunque sí tiene consecuencias importantes en el sistema político: reduce la confianza en las instituciones y la valoración de la democracia. Todo ello nos lleva a sociedades más fragmentadas, menos cohesionadas. Pero podría decir que ese es su problema y desgraciadamente el de su país. Ahora bien, no lo extiendan a su no país, aunque a nadie interesan sus opiniones.

      El republicano francés, acertando o errando, sirve para construir sistemas democráticos viables.  La República no la va a romper Le Pen, ni ningún otro extremo, pero si la han deteriorado los gobernantes, de izquierda y derecha, cuyas insensatas políticas conducen al escenario que Alain Finkielkraut describió en ‘La identidad desdichada’, en donde aborda temas como como la identidad nacional, la inmigración, el laicismo, los defectos de la enseñanza, las desigualdades sociales, lo políticamente correcto, el ascenso del populismo…  Entiendo y comparto que, en parte de mi país, lo difícil que resulta asistir a la salvación de los valores republicanos por parte de la hija de aquel demencial Le Pen. Los ciudadanos votarán y elegirán, y elijan lo que elijan elegirán bien.

      Me gusta dialogar y debatir desde el respeto, la imparcialidad,  el conocimiento, sin personalismos, no me interesan las personas que manifiestan  suficiencias intelectuales o políticas, las ociosas que opinan de cualquier cosa, las prejuiciosas, hay no es posibles el dialogo y el debate.

      Gracias.

       

Deja un comentario