Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

febrero 2024
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829  
7156 Artículos. - 109131 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 11/02/2024

UNO. –

Para Dostoievski los hombres somos un caos que quiere ser destino. Humanos somos y llevamos el caos del origen en el pecho y vamos cargados de inhibiciones e incertidumbres, me recuerda este mediodía soleado y frio en la explanada delantera de la parroquia donde atendemos gentes de toda gentilidad y dureza del vivir un compañero con muchísimos años recorridos, igual que un servidor. Hemos concluido la atención a personas que necesitan ayuda material – él – para seguir viviendo y que solicitan asesoramiento jurídico – por mi parte – para sobrevivir a inhibiciones y opresiones; ambos voluntarios en dedicación y tiempo. Mi camarada y amigo ha sido presidente de una entidad de crédito y, como yo, tiene experiencia de la acción pública y política. Ambos amamos el norte de África y hemos dedicado años a atender gentes allí y de paso por allí, o siendo de allí, queriendo ir a otras tierras más propicias. 91 años luce mi compañero y 84 trastean en mis entretelas desde que mi madre (que en gloria esté) me trajo al mundo. 175 entre los dos. Lamec engendró a Noé a los 182 años, cuenta el Génesis en 6,28, lo que anima mucho, aunque no lo digamos pues los dos estamos educados en que en asuntos de sexto mandamiento no hay parvedad de materia. Ya puestos le recuerdo que el propio Dostoievski dijo “¿Qué puede ser para mi más fantástico que la realidad?”. Realidad somos nosotros dos que hemos recibido 16 almas con sus respectivos cuerpos visibles y olfateables desde emanaciones fugaces o permanentes, durante las últimas cuatro horas.

Nos dedicamos, como Dogberry, el personaje de Shakespeare en “Mucho ruido y pocas nueces” – es decir con escaso fruto – a trabajar como Los Besos que, como todo el mundo sabe, era una tribu tracia que habitaban en la desembocadura del Danubio y eran conocidos por sus destreza y habilidad minera, como zapadores pues, para hacer túneles y asaltar a través de ellos las ciudades asediadas. Nuestras ciudades asediadas son bancos, administraciones públicas, legisladores del común, poseedores de capitales, inversores, bajistas, ministros del Interior y del Exterior y de Igualdad y de Seguridad Social, junteros de Andalucía y diversas legiones de funcionarios de carrera, de empleo, eventuales y de subvenciones a entidades muy variadas.  Nuestros túneles tratan de horadar esas terribles fortalezas construidas para alejar a los pobres, a los desgraciados, a los que huelen mal y no pueden disponer de los bienes y servicios que en los parlamentos autonómicos y nacionales se anuncian los martes o miércoles. En esas ciudades bien cercadas está el situs criminis cuyas víctimas son las gentes que atendemos.

De eso hablamos este mediodía tardío antes de irnos para nuestras respectivas casas familiares. Aunque nuestros orígenes de militancia católica nos unen hoy también, procedemos de planteamientos políticos adversos que siguen líneas paralelas. Pero coincidimos en lo que he escrito hasta esta letra y en lo que opinaba Séneca, que era de aquí junto, en su Medea, cui prodest scelus is fecit (aquel a quien beneficia el crimen es quien lo ha cometido).

 

DOS. –

Factores que afectan a España en el Sahara y en el Sahel como el yihadismo y la inmigración, me llevan dedicar este dos a continuar con lo escrito en esta columna la pasada semana. La pérdida de influencia de Francia en Mali, Níger o Burkina Faso, ha coincidido con una espiral violenta insostenible en la región. En 2023, los grupos islamistas asesinaron a 11.643 personas en el Sahel, tres veces más que en 2020, cuando se produjo el primer golpe militar en Mali. Las organizaciones yihadistas, obedientes al Estado Islámico o a Al Qaeda, presentes en Ghana, Costa de Marfil y Togo y Benín, país que contempló en 2023 más incidentes el solo que todos sus vecinos de la costa  juntos. En su extremo norte sufrió 260 incidentes violentos, además de 137 episodios de malestar social como manifestaciones o enfrentamientos con las autoridades políticas o religiosas. El parque nacional de Pendjari, el principal santuario de elefantes del África Occidental es hoy refugio de las bandas terroristas de la zona. Cerraron 400 colegios. Quemaron las escuelas y a los maestros que no huyeron los mataron o los secuestraron, implantando escuelas coránicas. Predicadores yihadistas llegados desde el Sahel recorren las mezquitas del norte predicando una visión radical del islam. Nuevas mezquitas financiadas con dinero del Golfo, además de oenegés islámicas, solo para musulmanes, han aparecido en la región en los últimos años y su discurso antioccidental cala poco a poco entre una población empobrecida.

En los límites de Sudán, del Chad y del cercano Sahel, República Centroafricana tiene zonas dominadas por la inestabilidad provocada por grupos guerrilleros o de bandidos, o por mercenarios. Los mismos países vecinos de Centroáfrica se encuentran en una situación precaria, como Sudán, Sudán del Sur y Chad. Más de seiscientos mil centroafricanos esperan volver a casa gracias al programa para su repatriación coordinado por el ACNUR. Al mismo tiempo, miles de refugiados han solicitado asilo en ella, principalmente sudaneses y chadianos. La salida del ejército francés de la República Centroafricana y Malí, en 2022, y de Burkina Faso en 2023 y la gira por esos países del ministro de Exteriores ruso en febrero de 2023 pueden interpretarse así: Rusia muestra que asegura de forma duradera su presencia en el África subsahariana francófona. Las fuerzas francesas, en Malí y en la República Centroafricana, han cedido ahora su lugar a empresas militares privadas (SMP) rusas, en la lucha antiterrorista. Rusia comenzó a mover el tablero africano en la época de la independencia apoyando el aspecto “antiimperialista” asociado con la ideología comunista para diferenciarse de las antiguas potencias coloniales, y en particular de Francia. Las relaciones no han dejado de deteriorarse entre el Estado ruso y los Estados occidentales desde 2014. Después de la primera guerra civil libia (febrero-octubre de 2011), la muerte de Muhammad Gadafi y el fracaso de la transición política en Libia, muchos grupos armados terroristas (GAT) aparecieron en el país y se establecieron allí de forma duradera. La fuerte inestabilidad de Libia, con una segunda guerra civil (2014-2020), transforma el territorio libio en un refugio para los combatientes yihadistas, amenazando entonces directamente a toda la franja sahelo-sahariana. Francia se enfrentó a la suspensión de sus acuerdos AMT en la República Centroafricana en 2021, luego en Malí en 2022. Lo mismo ocurrió en 2023 en Burkina Faso.  Rusia había firmado 7 acuerdos de cooperación militar en el África subsahariana en 2017 y había  firmado 30 hasta febrero de 2024, concluyéndolos con Níger, Chad, Malí, Burkina Faso y la República Centroafricana. En el marco de estos acuerdos militares, Moscú envía elementos de SMP como asesores militares, que parecen tener un gran éxito en el continente. Los SMP también participan en otras misiones, como la protección presidencial, como en la República Centroafricana, lo que permite a Rusia establecer su influencia en las altas esferas políticas del África, subsahariana.

 

TRES. –

Reproduzco, con las cautelas obligadas de protección de datos y de respeto al secreto profesional, la sustancia del escrito dirigido a diversas autoridades con competencias en lo que en él relatamos.

La interesada, firmante del mismo, relata lo que sigue y servidor ha hecho de amanuense, cual el que en el mercado de Bombay le escribió la carta a Majmhud Alí que Kim no era capaz de pergeñar por sí solo:

Soy madre soltera, responsable de familia monoparental. Tengo tres hijas: la mayor de ocho años; la segunda de seis; la tercera de dos. (Facilitamos como es obligado los datos de identidad de las niñas y de sus registros civiles de nacimiento). Se encuentran a mi cargo pues su padre tiene una orden de alejamiento dictada por el Juzgado XXX. No tengo ingreso alguno, salvo los puntos de las niñas que percibo cada seis meses, y no los tenemos entre otras cosas porque el cuidado de las niñas me impide cualquier tipo de trabajo, en negro o en blanco. Al carecer de ingresos y de vivienda alquilada y menos propia nos han recogido los padres del padre de las niñas. El piso de propiedad pública tiene 47 metros de superficie y en ella vivimos: el abuelo y la abuela de las niñas, un hijo de ambos en edad escolar, otra hija de ambos casada y con una niña, con su marido y nosotras cuatro. En total diez personas.He intentado solicitar el Ingreso Mínimo Vital, pero al hacerlo, he sido informada por los funcionarios de la Seguridad Social que no me corresponde porque vivo con otra unidad familiar. A pesar de explicarles la situación y el hecho de que la Seguridad Social tiene información propia de lo que ingresan ya que los abuelos perciben el IMV que les corresponde, no he sido escuchada ni admitida mi petición. Parecer ser que estamos gobernados por una coalición progresista y que garantiza que nadie se queda atrás. Nosotras cuatro no estamos atrás, estamos desaparecidas. Hagan cuanto esté en su mano para solucionar nuestra situación. Firmado. Rubricado. Presentado.

 

CODA. –

Tras decenas de años luchando contra las Administraciones publicas españolas, que son miles entre municipales, provinciales, autonómicas y estatal, advierto a los atrieros que lean esta columna que el posible efecto de nuestro escrito firmado por la madre de las tres gracias chicas será igual al de que políticos y funcionarios intervinientes leyeran el The atomic estructure of radiant energy, que es una enmienda matemática a la teoría cuántica de Plank que refutaba el axioma clásico de la continuidad de todos los procesos físicos tal como figura en la obra de Máximo de Tiro (segunda mitad del siglo II después de Cristo). Sé que lo políticamente correcto es decir de la era común, pero me tiene sin cuidado lo que sea políticamente correcto después de relatar lo que he contado ut supra.

5 comentarios

  • ana rodrigo

    Gracias, Alberto, por ofrecernos esta información que no se cuentan en los medios de comunicación comunes. Como que no queremos ver ni conocer estas terribles realidades, ya sean fuera o dentro de nuestro ámbito geográfico.                                                                     Enhorabuena por lo que hacéis, que, aunque cuantitativamente parece poco, para las personas escuchadas y atendidas por vosotros, es todo un mundo, el suyo, que no es poco.

  • Antonio Llaguno

    “Nuevas mezquitas financiadas con dinero del Golfo”Me parece un eufemismo, Alberto.¿Por quién del Golfo? No todos los del Golfo son iguales.¿Quién financia estas cosas? Si lo sabes, me gustaría conocerlo. 

  • Gracias, Alberto. Tus periódicas noticias y tus acertados testimonios despiertan a cualquiera, por adormecido que esté. Penosa la burocracia en España. Penosa la geopolítica en África. Falta mucho. Nos queda la esperanza. Y la compasión. Entretanto, tú das lo mejor que tienes.  

  • ELOY

    Sí. Es absurda la ceguera que muchas veces ofrece la Administración de la realidad que se le presenta , tal como es el caso que Alberto, como amanuense relata en el apartado TRES. Como también lo fu (no hay que olvidarlo), el desahucio en Barcelona, de una anciana por una deuda de 8 euros. Sit transit gloria mundi.Gracias Alberto 

  • Javiierpelaez

    Gracias Alberto. Tremendas las cosas que cuentas. No llevo Ingresos Mínimos Vitales x la Administración (xq ahora no estoy en el INSS),pero llevo pensiones no contributivas y la verdad q la frialdad de las normas ,de los q defendemos a la Administración….En fin,voy a inventar un sistema para perder los recursos… Últimamente llevo también sanciones a empresarios x la inspección de tbjo… Ahí me siento más cómodo…Pena q no exista la objeción de conciencia del funcionario en los temas estos de no contributivas…En honor a la verdad los jueces de lo social nos dan cera en estos temas. Por lo menos a mí…En fin…Gracias x el artículo y la labor q hacéis…

Deja un comentario