Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

enero 2024
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
7156 Artículos. - 109131 Comentarios.

Solo trabajan menos de 540.000

Esta tarde sva a producir por fin un decisión unánime en el Congreso de diputados. Para cambiar en la constitución el término disminuidos por el de personas con discapacidad. Pero Eloy nos informa que la dignidad laboral de estos casi dos millones de conciudadanos está lejos aún de reconocerse plenamente, aunque algo se haya progresado. AD. 

I

De 1,94 millones de personas con discapacidad reconocida en edad de trabajar, en España, sólo trabajan 538.900, es decir el 27,7 por ciento de este colectivo.

Son distintos los tipos de incapacidad y es sabido que se contabilizan como personas con discapacidad aquellas que tienen un grado de discapacidad del 33 % o más. Por otra parte el tipo de discapacidad influye en las posibilidades de obtención de empleo.

Las peores cifras corresponden a las personas con discapacidad psíquica.

Al respecto, en un valioso artículo publicado en EL PAÏS el pasado domingo 14 de enero, afirma Emilio Sánchez Hidalgo “sigue habiendo estigma y los datos lo reflejan”

Datos detallados que pone de relieve dicho este autor en su citado artículo.

Tras un acuerdo entre el Partido Socialista y el Partido Popular, estos días se propondrá formalmente en el Congreso de los Diputados la reforma del artículo 49 de la Constitución española a efectos de modificar la expresión “disminuidos” por la de personas con discapacidad.

Es importante esta modificación, pero desde luego no suficiente para seguir abordando con eficacia la inserción laboral de las personas con discapacidad.

 

II

El primer pensamiento (o estigma) a descartar es el de que las personas con discapacidad (física o psíquica) son menos trabajadores, menos eficaces, o menos productivos, que el resto de la población. Conozco muchos casos y muchas experiencias que muestran que eso no es verdad.

Esto es básico, porque ese erróneo pensamiento no sólo está en parte de la población sino incluso en algunos funcionarios públicos, empresarios y también personas especialistas en relaciones humanas y en selección de personal.

Se indica en el artículo de Emilio S. Hidalgo que un paso crucial es la adecuada formación y sensibilización de los entrevistadores que seleccionan el personal para las empresas para que lo hagan sin miedos hipotéticos y sin prejuicios erróneos.

Otro aspecto a considerar es la labor de formación y concienciación social que se puede llevar a cabo a través de los Centros de Recuperación Psico Social (CRPS) y Centros de Recuperación Laboral (CRL). Para ello es imprescindible que estos Centros sean adecuadamente financiados y dotados de suficientes recursos humanos y materiales.

 

III

Hay algunos signos de esperanza, en este aspecto de la inserción laboral, que conviene destacar:

  • Primero, la mayor sensibilización de la sociedad, del legislativo y del Gobierno actual, en relación a la necesaria inserción laboral de estos trabajadores.
  • Segundo, los beneficios que han llegado a través de la Reforma Laboral acordada por Gobierno, Patronal, y Sindicatos y aprobada en Cortes.

En efecto a muchos trabajadores con discapacidad se les hacían contratos de pocos meses que se renovaban o no, así como contratos de Obras y Servicios, sujetos al albur de la decisión de la empresa en cuanto a su prórroga.

Pues bien la desaparición de estos contratos en virtud e la normativa de la Reforma Laboral y la prevalencia de la contratación indefinida, ha venido a dar tranquilidad y fijeza en el empleo a muchos de estos trabajadores.

  • Tercero, la posibilidad de jubilación anticipada de persona con discapacidad superior al 45 por ciento, en determinadas circunstancias.

Medida que es de esperar se amplie a otros supuestos ya que muchos de estos trabajadores han pasado, a lo largo de su vida, muchos períodos de inactividad por no encontrar trabajo o por efecto del grado y consecuencias de la discapacidad que les afecta o ha afectado en algún momento de su vida.

  • Cuarto, la subida del salario mínimo. Ciertamente muchos de los contratos de las personas con discapacidad están remunerados con el salario mínimo y además con el agravante de que también muchos de ellos no son de jornada completa, sino de jornada parcial. De modo que la subida del salario mínimo supondrá una importante mejora y una más justa remuneración de su trabajo.

Algo se ha caminado, pero el camino a recorrer es todavía largo y es de esperar que la Inspección de Trabajo y todos, instituciones, empresas, familiares y ciudadanos en general, estemos muy atentos a las condiciones efectivas de trabajo de las personas con discapacidad y al cumplimiento justo y de buena fe de sus contratos sin abusos. Pues no podemos olvidar que algunos abusos en exceso de horarios y otros se han producido.

=============

NOTA

Adjunto enlace con el artículo citado, publicado en EL PAÍS el pasado domingo 14 de enero

https://elpais.com/economia/2024-01-07/540000-trabajadores-con-discapacidad-mas-que-nunca-el-principal-obstaculo-es-la-entrevista.html

 

 

43 comentarios

  • carmen

    Hola Eloy.Me parece haber leído que eres lector de Él Pais desde su número 1, también yo.Pues cuando lo leas, en la noticia de la reelección de Abascal, por cierto, según este artículo ha sido por la duración de los aplausos, lee la enmienda que quiere hacer a este artículo de la constitución al que te refieres. A lo mejor te suena algo.Cuídate mucho.El señor Haya me ha dejado literalmente fundida.

  • carmen

    De nada, Eloy. Un placer.Solamente una aclaración. Cuando digo niños, quiero decir menores. Me gusta la palabra niño. Y en masculino genérico.Y ,  permítanme que cite a Vicente Medina. Poeta murciano, que habla mal castellano, como hablamos aquí. 

    Qué cansera tengo,
    Tengo una cansera…   

  • ELOY

    Gracias Carmen y Antonio Llaguno por vuestros comentarios.

    El anterior texto del artículo 49 constaba de un sólo apartado. Tras la reforma consta de dos apartados: numerados: 1 y 2. Es en el apartado 2 donde hace referencia las mujeres y a los menores; no menciona en ningún caso niños o niñas, sino “menores”.   Dice el nuevo texto:

     ” Artículo único. // El artículo 49 de la Constitución Española queda redactado en los siguientes términos: 
    «Artículo 49. 1. Las personas con discapacidad ejercen los derechos previstos en este Título en condiciones de libertad e igualdad reales y efectivas. Se regulará por ley la protección especial que sea necesaria para dicho ejercicio. // 2. Los poderes públicos impulsarán las políticas que garanticen la plena autonomía personal y la inclusión social de las personas con discapacidad, en entornos universalmente accesibles. Asimismo, fomentarán la participación de sus organizaciones, en los términos que la ley establezca. Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y los menores con discapacidad.»”

    Respecto a las citadas necesidades específicas nada más concreta al exposición de motivos.
    Cabe destacar que se hace expresa referencia a que la protección que sea necesaria para el ejercicio de los derechos a que se refiere el articulo 49 se regulará por ley.  Consiguientemente será probablemente en esa ley en la que se regulen y establezcan de forma concreta ´en esa ley la que se concreten las “necesidades específicas” de mujeres y menores. 
    Por otra parte, la proposición de ley de reforma del artículo 49 de la Constitución (BOE 12 de enero de 2024) hace referencia a derechos que se reconocen (los del Título I de la Constitución) y se ejercerán en condiciones de ” libertad e igualdad reales y efectivas.” y , en el apartado 2, a las polítcas que han de impulsar los Poderes públicos, haciendo referencia a la autonomía personal y a la inclusión social.  Dice:   

    ” Los poderes públicos impulsarán las políticas que garanticen la plena autonomía personal y la inclusión social de las personas con discapacidad, en entornos universalmente accesibles (…). Por si fuera de interés adjunto enlace con la proposición de Ley publicada en el BOE del 12 de enero pasado,

    https://www.congreso.es/public_oficiales/L15/CONG/BOCG/B/BOCG-15-B-56-1.PDF                                               

    Un saludo                                                                                                                                                                                                                                                                 

  • carmen

    Gracias Antonio.
    Discriminación me suena a discriminación. Lo busqué el la RAE, a ver si estaba equivocada. Y no.
    Pero claro, si es un concepto diferente a discriminación… Pues tendrás razón.Gracias. 

  • carmen

    Hola Eloy.
    Creo que es porque somos colectivos más vulnerables. Has oído hablar de la pederastia, por ejemplo, no? Pues imagínate lo que pueda suceder con un niño o niña con algún tipo de discapacidad, se sentirá mucho más vulnerable y aumentará sus dependencias emocional. Por ejemplo.
    En el colegio, son susceptibles de sufrir bullying. Más que un niño o niña sin discapacidad.Ahí tienes dos ejemplos.
    En cuanto a la mujer, vamos a ver. Qué hacemos con una persona que ha sufrido una violación o no violación, lo dejamos en engaño, una mujer con una discapacidad. Puede quedar embarazada, el varón no. A la hora de contratar a las personas, la mujer tiene más dificultad que el varón. Pues imagínate si sufre una discapacidad.

    Me da vergüenza tener que decir estas cosas. Para mí estaba clarísimo que la mujer es un colectivo más vulnerable que el varón. Y los niños, o sea…Tengo una tristeza profunda. Cada vez entiendo menos. Qué está sucediendo? A veces me asusto.Buenos días. 

  • ELOY

    Es de agradecer y merece atención y reflexión el comentario de José Ramón Jiménez Cuesta.    Dice:

    ” Me alegro de todas los cambios que mejoren la vida de los discapacitados, en mi vida hay muchos. Creía que el cambio de la Constitución era sólo una palabra, pero acaba con un texto “Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y menores con discapacidad”.

    Había alguna necesidad de dejar al hombres fuera en este tema?.  La pregunta qe surge es: ¿Cuáles son esas necesidades específicas

    “Entendiendo que la expresión “menores” se refiere a todas las personas, sin ninguna discriminación por razón de sexo, quizá cabria considerar que la prioridad pueda referirse a que puedan disponer de un temprano diagnóstico y pronta atención médica, psicológica, y de rehabilitación adecuada, pues los primeros años de edad pueden ser muy decisivos a efectos de tratamiento y rehabilitación. En cuanto a la mención a las mujeres no tengo claro cuales fueron las razones de  esa prioridad, aunque es posible que pudieran estar relacionadas con las específicas dificultades de inserción laboral que pudieran tener. Pero no he tenido ocasión de leer la exposición de motivos, y quizá allí puedan encontrarse algunas razones de dicha especificidad. 
    Habrá que verla y podremos opinar con más elementos de análisis.                                                                                                                                                              

    • Antonio Llaguno

      Simplemente considera que las mujeres y las niñas son más desfavorecidas que los varones y las “discrimina positivamente”.

      Puede gustar más o menos, pero es coherente con el espíritu de la Cosntitución de favorecer a colectivos con menores facilidades.

      Eso no implica que hayamos varones con discapacidad, solo que  ante la igualdad de “méritos” y/o “desgracias” se favorece a las mujeres y niñas porque están más perjudicadas.

  • carmen

    Hola José Ramón.
    La causa es exactamente la misma que en otros aspectos de la vida.Los menores y las mujeres somos un colectivo más vulnerable.Eso creo.Vaya por delante que no presumo de feminista ni de nada de nada. Tampoco soy de ningún partido político. Tampoco me consideran cristiana.
    Pero sé que los niños son más vulnerables que los adultos, porque soy maestra y las mujeres más que los varones, porque soy mujer. Me parece genial que se subraye . No por eso se deja fuera a nadie. No entiendo la discriminación positiva. A lo mejor, si alguien me la explica, lograré entenderlo. De momento, no la entiendo.
    Un saludo y Buenas noches. 

  • Jose Ramon Jimenez Cuesta

    Me alegro de todas los cambios que mejoren la vida de los discapacitados, en mi vida hay muchos. Creía que el cambio de la Constitución era sólo una palabra, pero acaba con un texto “Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y menores con discapacidad”.Había alguna necesidad de dejar al hombres fuera en este tema?. Mi padre tiene discapacidad, mi hermano y mi cuñado, todos con un alto grado y algunos aspectos muy limitantes por su sexo. De verdad, en el tema de la discapacidad, ¿había necesidad de dejar a los hombres fuera en el tema de necesidades específicas?.Para aclarar: estoy muy lejano de las posiciiones del partido que votó en contra. Muy lejano, como cristiano, Pero no entiendo ese párrafo, la verdad. 

  • carmen

    Sé también quién fue Ruiz Giménez, quién no lo sabe? Los que nos hemos dedicado a la enseñanza no tenemos otra que saber que fue ministro de educación con Franco.Y que conste que, a mí juicio, la mejor ley de Educación desde, bueno, la mejor ley de educación que conozco en España es de un ministro Franquista. La ley General de Educación, creo que del 72. La educación estaba sin tocar a fondo en España desde la ley Moyano, de mil o ochocientos sesenta y algo, me suena. La ley Villar, se suele llamar. De villar Palasí. Sí, sé quién fue Ruiz Giménez. Quién no? Soy española nacida en 1953.Y que viví la transición con la intensidad propia de mi edad. Y sé también lo que es una constitución. Y también sé la que nos espera con la dichosa ley de amnistía. Los motores ya están a punto.Crees que no tiene nada que ver lo que estoy diciendo con el tema del artículo? Bueno, pues lee el país de hoy, hay un artículo que habla lo del 44 por ciento de jóvenes varones que creen en la discriminación positiva de las chicas y que se están quedando sin derechos.Y, sí, ya lo creo que me saltó una alarma. No entendí bien a donde quería llegar, ya sabes mis limitaciones, pero esa frase la entendí perfectamente.Pues eso.Es que acabo de leer la prensa y me he acordado.Un abrazo 

  • carmen

    Porque era de las personas que votaban a Suárez. Cuando se disolvió en Partido, porque a ver quién aguanta una transición y un intento de golpe de estado con tiros en el parlamento, seguí de cerca qué sucedió con los diputados de UCD. Muchos se pasaron a Alianza Popular, más tarde rebautizado como Partido Popular.

    Sé el enorme que hubo con la enseñanza. Mi marido y yo nos dedicábamos a ello. Bueno, y mil personas más de la familia de mi marido.

    Y, sí, me ha saltado una alarma. Sorry.

  • carmen

    Pues me gusta que te guste.Sé quién es.Cuando he leído lo de la discriminación positiva, me ha saltado una alarma. Entiendo que no os salte. A mí sí me salta.Y no tengo nada más que decir, ya lo he dicho.

    Gracias por la aclaración.Un abrazo 

  • carmen

    Pues eso es exactamente.Todos menos Vox.

  • carmen

    Pues no he entendido lo que quiere decir con el artículo.El problema de la discapacidad o como se le quiera llamar no lo va a solucionar la constitución, ni de España ni de ningún país.  La cuestión de la terminología es importante para muchas personas. Obviamente son problemas médicos. Pero también de cómo se mira a la persona. Porque el sufrir una minusvalía o como se le quiera llamar, no te convierte automáticamente en un ser que ni siente ni padece. Por el contrario, se agudiza la sensibilidad. Pienso que los niños y La Mujer son colectivos más vulnerables que el varón adulto , estando en igualdad de condiciones. No entiendo  entonces el concepto de discriminación positiva. Habría que tener cuidado con las palabras. Hace un par de días, saltó a la prensa una encuesta donde un 44 por ciento de varones se sentían discriminados, precisamente porque piensan que la mujer tiene una discriminación positiva.

    Esa parte del artículo sí la he entendiendo  bien.Buenas tardes a todos. 

    • Antonio Duato

      El artículo de Eugenio Nasarre, conocido político que pasó de la Izquierda Democrática de Ruiz-Giménez a la UCD de Suárez, se centra en el otro texto del artículo 49 de la constitución, a continuación de lo de “disminuidos”. Es interesante comparar los dferentes textos, que siguen al término cambiado contoda razón:

      1978: “Los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieran y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que este Título otorga a todos los ciudadanos”.

      2024: “Los poderes públicos impulsarán las políticas que garanticen la plena autonomía personal y la inclusión social de las personas con discapacidad, en entornos universalmente accesibles.

      El problema es que ahora domina el presupuesto de que las personas con discapacidad lo principal es darles posibilidades de vivir con plena autonomía. Y que para el caso que brevemente describe de su hijo, con discapacidad total, por malformación cerebral, parece más apropiado lo de atención especializada y amparo especial. Eso es lo que uiere exponer, con razóndesde su experiencia de padre de un hijo con parálisis especial que, a pesar de todoslos esfuerzos, nofué capaz de hablar ni ser autónomopara ninguna de las funciones vitales en los 23 años que vivió.

      Agradezco a José L. por habernos aportado aquí este artículo de Nasarre, que fue redactorjefe de Cuadernos para el Diálogo.

    • Antonio Llaguno

      Carmen

      por discriminación positiva se entiende lo que siempre se ha entendido por discriminación positiva.

      Que ante la igualdad de méritos para acceder a una ventaja que otorga el estado (Por ejemplo un puesto de funcionario o el pagos de un impuesto) se beneficia al miembro de un colectivo minoritario pero desfavorecdo.

      Por ejemplo en euna oposición, si tienes un minimo del 33% de discapacidad te dan más puntos y ante la igualdad en el resto del baremo, sales favorecido.

      En la declaración del IRPF las personas con discpacidad se benefician de una desgravación que las personas sin diescapacidad no se pueden beneficiar o si tienes más de un 40% y más de 5 años con la discapacidad reconocida puedes solicitar la jubilación con tu pensión normal, cosa que una perosna sin discapacidad no puede.

      O algunas discapacidades tienen prioridad en la atención del servicio público de salud.

      Por eso es POSITIVA, porque es buena a pesar de ser discriminación. Y es justa porque es conforme a justicia y así lo hemos querido l@s españoles y españolas y lo hemos puesto en la ley.

      Y es discriminación, porque siempre hay alguna persona egoista que pregunta ¿Por qué la persona discapacirtada tiene ese “privilegio” y él no? (Es decir se esta discriminando a uno en favor del otro)

  • ELOY

    Muchas gracias José L. Medina Pl por tu oportuno e interesante comentario aportando la visión crítca de Eugenio Nasarre sobre algunos aspectos de la modificación del artículo 49 de la Constitución, que plantea una serie de puntos de reflexión muy interesantes.

    Eugenio Nasarre ha sido diputado a Cortes Generales.

  • José L. Medina Pl

    Aunque este escrito es de unas fechas antes de aprobarse la reforma del art.49 de la CE, me parece que en su argumentación, se pueden apreciar aspectos jurídicos y consideraciones sociales, dignas de contrastarse con la modificación parlamentaria. La reforma del artículo 49 de la Constitución: no es eso11/Ene/2024 Eugenio Nasarre El Debate    https://www.almendron.com/tribuna/la-reforma-del-articulo-49-de-la-constitucion-no-es-eso/Saludos cordiales. 

    • ana rodrigo

      Qué reflexión más interesante y más impactante la de Eugenio Lasarre. Gracias Losé L. Medina por hacérnosla llegar. Me quedo sin palabras. Toda mi solidaridad con tantas familias en situaciones semejantes, esperando que si, lo único que le queda a la administración es todo tipo de apoyo a las familias según sus necesidades, que se cumpla.                                                                                                                                                                                                                                                   Manifiesto mi extrañeza ante las deficiencias que señala Lasarre en la redacción, dado que todos y tantos partidos políticos, excepto VOX, apoyaran esta redacción sin corrección alguna en sin determinados matices, al igual que todos los representantes de las múltiples asociaciones para cada discapacidad, aplaudiesen tan efusivamente.

  • carmen

    Película recomendada : El Milagro de Ana Sullivan. 1962. Muchos la recordarán.

  • carmen

    Es que se ha cambiado una palabra, pero de la constitución del 78. No sé si somos conscientes del todo. Se ha tocado algo intocable, dicen.Y eso ha sido porque un montón ,pero un montonazo de personas ha dejado de esconder a sus hijos, a sus hijas, ha perdido el miedo al qué dirán, que digan misa , si les apetece.

    Porque la enfermedad ya no es una maldición de Dios, y las diferentes dificultades con las que nos podemos encontrar en los seres humanos, menos aún. Sean de nacimiento o adquiridas a lo largo de la vida.

    Ha sido una lucha larga. Porque no ha sido una ocurrencia, así, a voz de pronto de los partidos políticos. No. En absoluto. Ha sido una demanda por parte de un colectivo muy grande y durante muchos años . Muchísimos padres y madres implicados. Y, desde el principio. Y abuelos. Familias enteras. Lo sé. Y todos conocemos casos cercanos. Muy cercanos, a veces.

    Así que estamos de enhorabuena.

  • carmen

    No sé si estáis confundiendo discapacidad con minusvalía. No es lo mismo.O no lo era. A lo mejor ahora lo es. 

  • ELOY

    Hola Antonio Llaguno. Gracias por tu comentario. El Consejo de Ministros aprobó el 16 de mayo de 2023 el Real Decreto 370/2023,  (BOE 17 mayo 2023) que mejora el acceso a la jubilación anticipada para las personas con una discapacidad superior al 45% Para este colectivo se reducen los años de cotización exigidos pasando de 15 años a 5 años desde el diagnóstico de la discapacidad.

    Otra novedad es que las personas que tengan más de una patología discapacitante podrán optar a la jubilación anticipada si la suma de sus dolencias supera el 45% de discapacidad

    De la exposición de motivos cabe poner de manifiesto lo siguiente:                                                  >>(…) Desde que comenzó a aplicarse el Real Decreto 1851/2009, de 4 de diciembre, se pusieron de manifiesto dificultades en su aplicación, por cuanto es muy difícil acreditar quince años de cotización estando afecto de una discapacidad del 45 por ciento cuando esta deriva de alguna de las patologías listadas en el artículo 2 del citado real decreto. Debe considerarse que hace años no era muy habitual solicitar la calificación de la discapacidad, por lo que resulta imposible en muchos casos acreditar la concurrencia de tales requisitos, aunque se haya alcanzado el grado de discapacidad necesario durante el tiempo requerido. A ello se suma la necesidad, también puesta de manifiesto por las asociaciones de la discapacidad, de establecer un procedimiento ágil para incorporar a su ámbito de aplicación nuevas patologías generadoras de discapacidad, todo lo cual aconseja la modificación de la norma para evitar los efectos negativos indicados. Así, además de modificar el título para adecuarlo al vigente texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, eliminando la referencia al artículo 161 bis de la Ley General de la Seguridad Social, que corresponde al ya derogado texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, se modifica el artículo 1 para reducir a cinco años el período de tiempo durante el cual debe acreditarse haber cotizado estando afecto de una discapacidad en grado igual o superior al 45 por ciento debido a alguna de las patologías relacionadas en el nuevo anexo, si bien teniendo que acreditar también que la patología se ha padecido durante el período de quince años exigidos para alcanzar la pensión de jubilación. También se modifica el artículo 2, al que se da nueva redacción, suprimiendo la relación de patologías determinantes de la reducción de la edad de jubilación, a fin de ubicarlas en el nuevo anexo, al que se podrán ir incorporando nuevas patologías y al cual se remite la nueva redacción del artículo. Asimismo, se modifica el artículo 5, por una parte, con la finalidad de establecer que la persona trabajadora acredite, mediante informe médico, que ha estado afectada por alguna de las patologías relacionadas en el citado anexo, así como la fecha de inicio o manifestación de la misma, sin perjuicio de seguir exigiendo que la acreditación de que la discapacidad deriva de dicha patología y de que el grado ha sido igual o superior al 45 por ciento durante al menos cinco años deba efectuarse necesariamente mediante certificación del Instituto de Mayores y Servicios Sociales o del órgano correspondiente de la respectiva comunidad autónoma que haya recibido la transferencia de las funciones y servicios de aquel, la cual deberá indicar, en todo caso, la fecha en que se ha iniciado o se ha manifestado la discapacidad.>>

    Un saludo:Por si fuera de interés, adjunto enlace con la citada norma legal: . PDF (BOE-A-2023-11644 – 6 págs. – 233 KB)

  • ana rodrigo

    Estoy muy emocionada con vuestros testimonios, Carmen y Llaguno, todo mi cariño y solidaridad desde lo más profundo de mi corazón.                                                                                                                                                                                                                                                                                                          Cuando esta mañana llegué de la calle, puse el canal 24 Horas donde se estaba desarrollando el debate sobre la reforma de del artículo 49 de la Constitución, en sólo uno de los términos referidos a las personas discapacitadas, pero muy importante por el sentido peyorativo en grado sumo que tenía.  Pude escuchar a la representante del PP, al de el PSOE, a Pedro Sánchez y, sentí vergüenza ajena escuchando a la representante de VOX. Descartando esta última, también me sentí emocionada porque nunca en el Parlamento, que yo recuerde, se había hablado nada ni tanto de este colectivo que, según Pedro Sánchez, alcanza a más de cuatro millones de personas en España, más quienes estáis pendientes del reconocimiento como tales. Me gustó el que no hablasen sólo de cambio de nombre, sino de los olvidos sempiternos a los que habían estado sometidos y, sobre todo, de la defensa de sus derechos como personas, y esto es lo principal, que la mayoría del Parlamento se hayan comprometido en trabajar con los grupos representativos de las diferentes discapacidades y de las personas que tanto han luchado para algo tan elemental, como es su reconocimiento del derecho de ciudadanía, no dárselo, porque ya lo tienen desde que nacen, sino de cumplir el resto del mismo artículo 49, el que ha estado medio olvidado. Lo que no quiere decir que ya esté todo conseguido, sino reconocido, que no es poco. Y sí, se ha hecho mucho desde los años que yo hablo sobre mi hija.  Podía enumerar muchos, desde  el avance de la tecnología hasta la Inteligencia artificial. Enhorabuena, Antonio Llaguno por tu trabajo. Cuánta gente estupenda está trabajando en silencio y consiguiendo tanta mejoras para las personas que lo solicitan. Sigamos en la lucha.                                                                                                                                                                                                                                       Abrazos grandes a esta familia atriera tan entrañable.

  • carmen

    Ana, por favor.No has entendido. En ningún momento he pensado que te quejabas.
    Mis compañeras, sordomudas, como se les llamaba antes, por lo visto, parece ser , no sé, que el problema venía por el Rh. Su madre, no veas. Su madre es mi heroína. Sordas de nacimiento las tres. Te hablo de los años sesenta. Mitad de los sesenta.
    Mi compañera, la d su hijo con síndrome de down, es de mi edad. Desde los primeros meses lo llevó a asido, un lugar donde tratan de hacer todo lo posible por niños con problemas, desde los primeros meses. Todavía lo lleva y lo recoge del trabajo.
    Y, tengo una minusvalía del 33 por ciento, una de las causas, además de la cadera, es la sordera. Mi madre acabó sorda. Es algo que conozco bien. No es fácil dar clase con dificultad de audición. Los niños decían que era muy ‘ cercana ‘ y tanto que lo era, me tenía que acercar como el que no quería la cosa para entender la pregunta leyendo los labios. No sabes lo que ayuda. No se dieron cuenta. Nunca te sientas, me decían.Ahora , una frase que siempre tengo que decir es, espera, me pongo las gafas que no te oigo. No me gusta llevar gafas. Un día me mataré.

    Sé lo que supone una limitación por sordera. Y sé que lo que hay que hacer es, pues lo que has hecho.
    Y si crees que por un solo momento he pensado que te quejabas, estás en un error.
    Pero aquí, me suele pasar mucho el que no se entienda cuando hablo. Aquí. Es curioso. Solamente aquí.

    • Antonio Llaguno

      Yo soy persona con discapacidad

      La tengo solicitada desde abril de 2023 y me hicieron el examen médico en didiembre de 2023. Y puedo darme con un canto en los dientes, puesto que un compañero mio, con un grado de discapacidad superior, puesto que tiene una pierna completamente inútil, la pidió en febrero de 2023 y aún no ha hecho el examen médico.

      En su distrito o centro base  nos dicen que hasta septiembre de 2024 (Con suerte) no lo llamarán a examen. Yo espero el resultado del mío  aproximadamente para febrero de este año.

      Me guistaría hacer algunos comentarios sobre el artículo, puesto que hay algunas inexactitudes y otros aspectos muy matizables.

      En primer lugar, la modificación que se va a hacer de la Constitución es meramente cosmética. A las personas con discapacidad no nos importa lo más mínimo (Tengo garantizado el 33% aunque no el 40% que a mi me gustaría) que nos llamen “discapacitados”, disminuidos”, “minusválidos” o lo que se nos quiera llamar, siempre que se haga con respeto, porque se puede llamar a una persona “disminuida” con ganas de ofender y se la puede llamar “minusválido” con respeto, y afecto.

      La reforma de la Constitución se queda ahí. No va más allá. En el nombre. Es una muestra más de la inutilidad manifiesta de nuestra política y nuestros políticos (Y eso que no son los peores que se puede uno encontrar en el planeta)

      En cuanto a la situación de las personas discapacitadas, decir una cosas:

      1) No es cierto que para la jubilación antoicipada necesites el 45%. Este año pasado, hubo una reforma del gobierno socialista que rebajó la exigencia al 40%, pero el truco no está en el porcentaje sino en que tienes que tener 5 años de discapacidad reconocida trabajando, despues de la solicitud (No del diagnóstico de la enfermedad) con lo que para casi todas las enfermedades que se producen en la parte final de la vida laboral no te da a tiempo a solicitar la jubilación anticipada (Es mi caso)

      Tampoco está claro que se pueda solicitar la jubilación activa, es decir aquella que conserva una parte pequeña de la actividad y obtiene una parte de la pensión de jubilación, que es completa si se es autónomo (o profesional liberal como es mi caso) y se tiene personas contratadas cuyo empleo depende del mantenimiento de la actividad: En mi caso, como no creo que llegue al 40% de discapacidad no será posible, pero hay personas que se ven implicadas en esto cuando la discapacidad le sobreviene al dueño del negocio y son personas en las que nadie se fija. Y en España hay un % de autónomos con una o dos personas contratadas, bárbaro.

      Es muy relativa la dificultad de las personas con discapacidad para obtener empleo. Depende del grado y del tipo de discapacidad. Yo por ejemplo por el tipo de trabajo que realizo (Soy ingeniero y a mi edad, casi 60, ya hay gente en la empresa que se encarga de hacer los trabajos más físicos) al pasar la mayoria del tiempo frente a un ordenador, mi discapacidad se convierte en una ventaja, para mi y para la empresa puesto que legalmente es obligatorio para las empresas con más de 50 trabajadores contratar un 2% de personas con discapacidad.

      Encontrar persona que la tenga pero cuyo trabajo resulte rentable para la empresa, es tarea casi imposible por lo que los pocos que pueden ofrecer esa cualidad están super solicitados y al final, las empresas se reducen a contratar a personas para puestos testimoniales, poco implicados en el proceso productivo y muy mal pagados, salvo aquellos que “milagrosamente” encajan en un puesto de trabajo en el que no se disminuye su rendimiento debido a la discapacidad los cuales, por el contrario, se encuentran mejor pagados y más consolidados.

      De hecho y en mi caso es la empresa quien me pidió solicitar la discapacidad.

      Es una lástima que las personas con discapacidad se vean relegadas (Nos veamos relegados. Aunque no sea mi caso me solidarizo) a puestos de trabajo menores y mal pagados pero es que las empresas los (nos) contratan por discriminación positiva y no por que exista un puesto de trabajo bien retribuido que cuadre con esa persona y por lo tanto se vea correpondido con el valor que aporta a la empresa.

      No se cuál sería la solución. Llevo la práctica totalidad de mi vida profesional dedicado a crear soluciones técnicas (En este caso de accesibilidad y elevación) para personas con movilidad reducida (Que es uno de los tipos de discapacidad). Soy el ingeniero que manda España a hacer las Normas Europeas de ascensores para personas con discapacidad. He inventado un ascensor del que este verano sacaremos la variante que lo convierte en el primer ascensor apto para cualquier discapacidad (Motriz, física, psiquica, intelectual, etc…) que se pueda definir, presentes y futuras, pues sera configurable para ello que se vende muy bien.

      Y sin embargo no tengo una solución para ese problema.

      El futuro de las personas condiscapacidad, pasa, en primer lugar, porque TODOS los respetemos y respetemos su derecho a ser independientes o por lo mens a intentarlo.

      Que la igualdad de oportunidades en este caso es discriminación para ellos. no para mi que mi discapacidad es solo motriz (Un pie deformado por la diabetes  que me impide caminar bien y otras cosecuencias de la diabetes como pérdida de fisión periférica o sensibilidad a las heridas en las extremidades y otras) pero sí par la mayoría de las perosnas con discapacidad que simplemente se encuentran con que además de las propias dificultades que, para vivir, les da, más que su discapacidad, la poca accesibilidad o amabilidad de nuestras ciudades (En América latina es dantesco, con aceras, allí llamadas banquetas, de casi 40 cm de altura y anchuras mínimas), además no pueden encontrar un trabajo que les permita ganarse la vida y pagar, además, los dispositivos de ayuda que necesitan para poder vivir como los demás.

      No basta con escandalizarse de que los espartanos tiraran por un barranco a los niños con discapacidad, ni de cambiar el nombre de “minusválidos” a “discapacitados” en la Constitución. Es necesario que la sociedad sea consciente de ese problema y ponga los medios para resolverlo.

      En Europa Occidental, llevamos mucho camino recorrido, por delante del resto del mundo (Icluidas, para su descrédito USA o China las primeras potencias mundiales) y aún nos falta mucho por recorrer.

      Es a lo que dediqué mi vida profesional y mi escaso talento como ingeniero.

    • Santiago

      Enhorabuena Antonio Ll por tu continuada labor profesional, humanitaria y social en favor de todos lo que desean sentirse útiles a la sociedad a pesar de cualquier restricción sea física, psiquica o social. Es un gran  alivio  y tranquilidad pensar que podemos pertenecer  a la fuerza laboral de nuestra comunidad que nos permite ganarnos el sustento por nosotros mismos con tranquilidad y obtener paz y sosiego espiritual.

      Por esos logros tuyos hay que felicitarte y desearte la continuidad perenne de tu obra.

      Un abrazo

      Santiago Hernández

       

      • Antonio Llaguno

        Gracias Santiago

        Siempre fue un “añadido” solidario a mi trabajo; pero ahora que tengo movilidad reducida y soy un discapacitado más (Y lo admito sin ninguna vergüenza)¨cuando veo mi garrota, entiendo mucho más lo que hace falta que todas las personas nos pongamos a disposición de quienes nos necesitan.

        Unos por pobreza, otros por circunstacia vital, como los emigrantes o los refugiados, otros por discapacidad, otros por otras razones… somos los demás quienes tenemos que llevarles el amor de Dios en forma de pruebas de amor.

        Y decía Alberto Cortez, ese cantautor argentino que escuchábamos antes de que el reaggeton inundara las emisoras de radios que “SE NOS SUELE OLVIDAR QUE SOMOS LOS DEMÁS DE LOS DEMÁS”

  • ana rodrigo

     Gracias, Carmen, por tu aportación. En cada discapacidad hay distintos niveles de gravedad, y en el tema de la sordera, por ejemplo, es muy diferente que hayan perdido la audición a los dos o tres años, por ejemplo, a que tengan restos auditivos o que hayan nacido sordas totales, al igual que si, actualmente, le hacen el implante coclear a los dos meses de nacer que a los 18 años, como a mi hija, edad en que el cerebro tiene que partir de cero y a esa edad, que ya dudaron en hacerle la operación, porque es casi imposible que el cerebro recupere determinadas capacidades con las que se nace. Lo mismo curre con otro tipo de discapacidades. Lo más importante es la rapidez y la atención especializada que necesita desde el mismo momento en que se le diagnostica. Sí, yo te puedo contar muchísimos casos con sus correspondientes dificultades en las diversas discapacidades. Con mucho pudor, me he permitido contar mi caso personal, para decir que las cosas han mejorado mucho, pero en otras épocas recientes, no era así, que muchos niños y niñas pasaron de sordas a sordomudas. Y sí te puedo asegurar que eso les impidió a much@s el acceso a los estudios y, por tanto, el acceso al trabajo. Estamos hablando de l@s perjudicad@s. Mi hija tuvo muchos problemas para acceder al trabajo, los primeros fueron trabajos manuales porque no tenían en cuenta ni su preparación académica ni sus capacidades, sólo veían que era sorda, disminuida!!!…

    Hice hincapié en que en aquel momento no había el apoyo institucional para mi objetivo, que era que mi hija, sorda total, adquiriese el lenguaje oral, cosa nada fácil cuando el cerebro no oye absolutamente nada y había que recurrir al limitado lenguaje labial. Ahora imagínate cómo una persona sorda total distingue o puede verbalizar los sonidos guturales, como, por ejemplo las palabras vaca, vaga o baja. Lo mismo podría hablar del concepto tiempo en los verbos, presente, pasado, futuro o condicional, y así podría estar hablando toda la mañana. 

    Ay, Carmen, desconozco el caso de tus compañeras de colegio sordas, pero sí te aseguro, que con ir al colegio solamente, no se aprende a hablar, seguro que sus padres estuvieron haciendo un trabajo extraescolar increíble, al igual que lo hice yo. Si no, cómo se explica que haya tantas personas sordomudas y que hayan quedado al margen del acceso la lengua oral, quedando definidas como tales, sordomudas, con lo que eso supone en la integración en una sociedad oyente. 

    También dices, “La queja no vale absolutamente para nada, más que para amargar la vida a los que están a tu alrededor.” De acuerdo, creo que no he enfocado mi comentario en plan de queja, he querido comunicar que en aquel momento no había apoyo institucional y cada cual tenía que buscarse la vida como pudiera y si no, pues ya he dicho las consecuencias. Eso es lo que yo hice, dejar de lamentarme y llorar y  ponerme a trabajar con todas mis fuerzas. Y, por eso, tengo una fuerza moral añadida para a denunciar y reivindicar los derechos de estos niños y niñas, incluidas sus familias, que necesitan apoyo especializado como ciudadanos y ciudadanas que son.

    Perdonad si alguien piensa que lo que cuento lo hago como caso único, no es cuestión de casuística y de comparaciones de cuál es peor, es cuestión de derechos humanos y humanizadores. 

    Como dije ayer, la idea que siempre he manifestado de considerar este ámbito como “familia atriera”, fue lo que me llevó a contaros mi caso. Sólo he pretendido hacer ver que el colectivo de discapacitados lleva consigo mucho trabajo y que ese esfuerzo se tome en consideración para dejar de considerarlos inútiles. Como ya he dicho, me da mucho pudor hablar públicamente de cosas personales. Si en algo puede beneficiar a la concienciación de tantos millones de discapacitados, pues doy por buena mi intervención. 

  • carmen

    Es que, Ana, te podría contar mil historias, o dos mil.El tema está en la atención que necesita cada niño, cada niña. No es la misma.

    Lo aprendí muy pequeña, había en mi colegio tres hermanas sordas. Tres . La mediana era compañera mía, muchos años. Bonica , bonica. Las tres. No digo guapas, digo bonicas.  Mi compañera, carmen, hizo enfermería. Además, teníamos las dos apellidos que empezaban por C. Así que caíamos siempre juntas.Hace poco celebramos los cincuenta años de la salida del colegio. Estupendísima estaba. Y sus dos hermanas, también. La mayor, no sé exactamente, trabajó en Hacienda o algo así muchísimos años y la pequeña, pues no lo sé, me suena farmacia, pero a lo mejor, no.

    Tengo una amiga, cinco hijos. El segundo, síndrome de down. Sacó su oposición a jardinero. Feliz. Y trabajo fijo.Mil casos. Mil. De mis alumnos, ni te cuento. La clave está en la atención.Por supuesto que hay casos tremendos, pero esos casos también son susceptibles de mejora con la atención adecuada.

    Es que creo en tantísimas cosas…y una de ellas es mirar al que tienes al lado. Y si no sabes qué hacer, informarte y actuar. La queja no vale absolutamente para nada, más que para amargar la vida a los que están a tu alrededor.

    Es un paso muy importante el que se ha dado. Mucho.Un abrazo.

    • ELOY

      Gracias Carmen, todos los testimonios de superación que comentas son importantes y pueden ayudar a comprende la realidad de que la discapacidad psíquica o física, no supone en general ni necesariamente incapacidad para el trabajo ni tampoco conlleva necesariamente menor grado de inteligencia como media que la que  corresponde a la generalidad de la población. Gracias.

  • ELOY

    Muchas, muchas, muchísimas gracias ana rodrigo por este relato que tanto me conmueve y que es un ejemplo reconfortante y un reflejo de los que tantas y tantas familias y tantas y tantas personas discapacitadas han tenido que luchar durante años para ayudar y mejorar en la posible la vida de las personas con discapacidad.

    Hace unos años se han conseguido algunos avances, pero resultan insuficientes y habrá que intentar  intentar poner de manifiesto donde persisten los problemas y donde pueden estar las soluciones.

    Nada más digo por hoy,  pues tu valiente testimonio merece en estos momentos brillar en ATRIO, sin nada que lo estorbe, sirviendo de enseñanza, punto de reflexión y puntos de encuentro de tantas personas afectadas por estas circunstancias. 

    Un muy sentido abrazo y agradecimiento por tu generosidad y ejemplo al querer compartir tu experiencia.  

  • ana rodrigo

    Querido Eloy, gracias infinitas por esta reflexión que nos ofreces sobre este grupo de personas concretas. No he entrado antes a comentar tu artículo porque tengo una especial sensibilidad por este gran colectivo de personas, sí, repito, de personas, abandonadas desde siempre por la sociedad y las instituciones, dejando a las familias solas ante tantas dificultades como hay que afrontar según el grado de discapacidad que cada una de estas personas presenten.  Como dijo ayer el diputado del PSOE, primero lo calificaron de subnormal, después de inválido, a continuación de minusválido y ahora de discapacitado. 

    Antes del tema laboral, que es muy, muy serio, como diré después, tenemos la etapa anterior a la edad laboral. Porque la denominación del problema se corresponde, desde siempre, con el abandono social e institucional de no velar por estas personas y sus familias, Abandonando a su suerte o, mejor dicho, a su malas suerte a estos ciudadanos y ciudadanas.

    El problema laboral es terrible, porque el mayor sufrimiento de los padres y las madres es pensar qué será de sus hijos o hijas cuando ellos no estén. Tuve unos tíos que murieron de pena sólo de pensar qué sería de su hija discapacitada síquica cuyo mejor alimento de supervivencia era el cariño que ellos le daban, y tenían razón, al mes de morirse ellos, mi prima murió, de forma inesperada, sin ninguna  enfermedad que lo presagiase,  y yo siempre he tenido la convicción que también murió de pena, ante a falta de cariño de sus padres, cuando la llevaron a una residencia para personas con problemas, en este caso síquico. Estoy hablando de hace setenta años. Podría hablar de más casos que hacen sangrar el alma. Y, a pesar de que las cosas han mejorado mucho, queda mucho por hacer. Uf, contaría otra caso reciente de la hermana de unos amigos míos y no soy capaz de relatarlo de tanto dolor y rabia por no tener previsto una simple protección en una escalera en un centro de día para discapacitados. 

    Voy a contar mi caso. tengo una hija sorda de nacimiento, con 47 años. Cuando me enteré que era sorda, sin yo saber nada de lo que suponía esta discapacidad, lloré durante 15 días seguidos sin saber qué hacer, hasta que reaccioné y me dije, llorando no resuelvo nada. Empecé a informarme, y sólo me ofrecieron el colegio de sordos donde aprendían la lengua de signos. A partir de ese momento se acrecentó mi coraje de madre y me dije, ¿cómo mi hija se va a quedar con la lengua de signos en una sociedad de oyentes-parlantes?, y ahí emprendí un camino en solitario, con todos los logopedas en contra, llevándola a un colegio de oyentes y encargándome yo de su lenguaje oral. Como yo no sabía nada del tema, pues tuve que caminar abriéndome camino a partir de mi intuición, pues no había información para enseñar a hablar, con lenguaje oral, a una persona sorda. Día a día, memento a momento, instante a instante, ahí estaba su madre inventándose métodos según el momento según que lo necesitaba. Muy, pero que muy largo de resolver y de contar. Sin ayuda institucional de ninguna clase, solamente que fuese al colegio de sordos o pagase una logopeda que cuya sesión duraba una hora, cuando el lenguaje es de cada momento de las 24 horas del día. Dejé la logopeda, por cierto bastante incompetente, y aquí dejo el relato de la primera parte. Voy a los resultados de mi tarbajo.   

    Aclaro que el problema de una persona sorda no es que no oiga los sonidos, sino que so tienen acceso al lenguaje oral, por eso antes se les llamaba sordomudas. Mi hija aprendió a hablar, estudió delineación y después la carrera universitaria de Bellas Artes. Nunca suspendió ninguna asignatura, salvo que un profesor de inglés que la suspendía pues no le hacía ni caso porque decía que él no había sacado las oposiciones para dar clase a minusválidos. Gracias a que yo me ocupé de que alguien supliera tanta desvergüenza, mi hija sacó en selectividad un 8 en inglés y otro en francés y en primero de BUP su nota no bajaba de 9. 

    Habla perfectamente, lee los mismos libros que yo y lleva 18 años trabajando en diseño gráfico en una empresa. Por supuesto que es totalmente autónoma, conduce su coche y es muy, muy feliz, sensata, madura, positiva, con unos valores impresionantes. 

    Alguien se preguntará ¿ qué tienen que ver los valores. Pues porque el nombre de cosas visuales, era fácil ¿¿¿???, más asequible, de enseñársela, pero conceptos abstractos, como los valores ¿qué? Pues no sólo había que enseñarle a hablar, había que educarla en valores. 

    Perdonad, si me he explayado en exceso. Comprenderéis que los problemas de la discapacidad requieren muchas más cosas que no sea sólo la humillación de considerarlos inútiles. Mi inmensa solidaridad con quienes tienen situaciones semejantes y, por supuesto, más graves. 

    He utilizado mi concepto de “familia atriera” para sentirme como en casa al contar una  experiencia tan personal.  Abrazos a todas y a todos                                                                                                                    

    • Antonio Llaguno

      Querida Ana.

      dado que tu hija es sorda, te contarñe una historia que espero te de un poquito de satisfacción.

      Mi madre fue maestra. Mi tía fue maestra y cuando yo nací, por esas cosas que pasaban en tiempos de Franco con personas aún en prisión por temas políticos, vivía con nosotros.

      A los 3 años, nos agarró (Que si digo “cogió” mi mujer mexicana me llama la atención) a mi hermano gemelo y a mi y comenzó a ensayar un método de enseñanza d ela lectura innovador que habían creado ella y otras dos compañeras durante su tiempo de alumnas de magisterio.

      Se trataba de reforzar la enseñanza de la lectura con el lenguaje de los sordos, añadiendo gestos motrices a la verbalización de cada letra.

      Fue un exitazo. Yo con tres años leía perfectamente y con 5 había leido la mitad de la biblioteca de mi padre (que no era pequeña) incluidas las Novelas Ejemplares de Cervantes, El Lazarillo de Tormes, algunos poemas de Lope y la Vida es Sueño de Calderón (Mi padre amaba los clásicos).

      Una editorial, ediciones Bruño, conoció el tema y contrataron a mi tía (María Isabel Sahuquillo Sahuquillo, para que toda España la recuerde) y sus compañeros para llevar a caboi ese método como un plan completo de lectura.

      Así nació la cartilla “Micho” de Bruño, con un gatito en portada dibujado por Sagrario una de las compañeras de mi tía a la que yo de niño queria mucho.

      Hoy puedo decir que dos generaciones completas de españoles y españolas aprendieron a leer con una cartilla basada en la lengua de signos de los sordos.

      Con esto, quiero señalar que los avances que se hacen en adaptar la sociedad (Que no solo los medios técnicos) a las personas con discapacidad son en la casi totalidad de las ocasiones avances de lo que se benefician las persona no discapacitadas.

      Yo ya olvidé la lengua de signos, pero si Dios me hubiera dfado una hija o un hijo habría rescatado mi lengua de signos y la habría ayudado a aprender a leer con ella.

      Como hice yo de niño y contribuyó a crear un lector compulsivo que no paró de leer desde entonces.

      • ana rodrigo

        Querido Antonio Ll., también te pido disculpas por no haber agradecido antes tu aportación con tu este comentario. 

        Supongo que te referirás al método Sanabria (de Matías Sanabria, por cierto, zamorano) y su método onomatopéyico de lectoescritura con el que se alfabetizaron miles de alumnos y alumnas a partir de los años 50. Yo lo utilicé con mi hija y a los tres años ya sabía leer y aprender palabras con el apoyo de recortes de ilustraciones de otros libros, sobre objetos seleccionados en cada momento o determinadas acciones. Esto me ayudó mucho a que consiguiera vocabulario muy poco a poco. Uf… no acabaría explicando tanos detalles, como por ejemplo, la pronunciación de cada letra…. etc.etc. Me apasiono con este tem

        Por otra parte, la lengua de signos actual sólo les sirve para entenderse con otras personas sordas, y, cuando, en la televisión o en una conferencia, o cuando van a hacer un trámite administrativo…..,un o una intérprete reproducen en lenguaje de signos lo que dice otra persona. Hoy ha escrito mi hija en Facebook lo siguiente:
        ¡La clásica pregunta de si puedo leer los labios en todas las conversaciones, charlas, clases, etc…! Me encantaría ilustrar esto de una manera visual para que todos lo entiendan. Imaginen un papel lleno de texto, pero con la mayoría de las palabras tachadas. ¿Lograrían entenderlo? Pues así es como me siento cuando tratan de comunicarse solo a través de los labios… ¡Vamos por la inclusión y la empatía, hagamos que todos los mensajes lleguen de manera clara y sin tachones!” Aixa. 

        También hay tiene una aplicación en el teléfono para cerca, como cuando va al médico, se va grabando en su teléfono lo que le dice por escrito. También depende de cómo vocaliza quien habla, si tiene barba, si se pone la mano delante de la boca, si en un grupo se cambia de tema, si se vuelve la cabeza, si es de noche. A mi me entiende al cien por cien porque sé hablarle, y tenemos unas conversaciones…. uf!!! En fin, me da la impresión que estáis aprendiendo mucho de la discapacidad auditiva. Os agradezco a quienes tenéis la paciencia de leerme. Vaya porque haya más conocimiento del tema que nos ha sugerido nuestro querido Eloy.

        Antonio Ll., un abrazo fuerte

    • Nacho Dueñas

      Ana, sinceramente, ese testimonio tuyo de luchar contracorriente, vale más que todos los escritos, catecismos, poemas, libros y teorías.

      Me recuerda (no te ruborices, por fa), cuando protestaron por la canonización de una oscura monjita (¿Sta. Teresita de Lixieus?), preguntando que qué méritos tenía. El “canonizador” respondió: “Haber hecho cosas ordinarias con un amor extraordinario”.

      Me descubro, pues, ante tu testimonio, impresionante y sencillo por lo demás.

      Besos.

      Nacho.

      • Antonio Llaguno

        Cuando el Promotor de la Fe (Mal llamado “abogado del diablo”) de la causa de canonización de San Juan Bosco, preguntó: “¿Cuándo rezaba D. Bosco?” (Pues se pasaba el día confesando a jóvenes y jugando con jóvenes), el papa contestó: “¿Cuándo no rezaba Don Bosco?”

        Un abrazo

        • Nacho Dueñas

          Muy bueno, Llaguno.

          Eso va en línea de los jesuitas de hoy que, con toda la razón del mundo, hablan de los “contemplativos en la acción”.

          Un abrazo

      • ana rodrigo

        Gracias, querido Nacho, perdona que me haya retrasado un poco en contestarte, he tenido un día un poco liadillo, entre otras cosas, escuchar con todo mi corazón a una amiga que tiene algunos problemillas. 

        Yo os he contado mi caso personal, pero podemos hacernos una idea de la inmensidad de padres y madres que entregan toda una vida a hijos e hijas en peores condiciones que la mía, renunciando a su propia vida. Por eso insisto, en la importancia de que, se hablase con seriedad por parte de todos los partidos políticos, menos Vox, de este tema en el Parlamento, representando al pueblo, porque, en ocasiones, no hacen otra cosa que hacer ruido repetitivamente.

        Hago presente en este momento el texto de Pablo de Tarso en1Cor, 13ss, que comienza “13 “Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido…..” El amor es lo más potente que tenemos los seres humanos y que debería salirnos por los poros del alma como el hálito vital sin el cual somos un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Va esto por tantísimas personas que, desde el silencio, pasan por la vida haciendo el bien y, en el caso, de madres y padres con hijos o hijas con discapacidades diversas, y muy graves y cómo derraman amor a borbotones. El bien es silencioso y da pena el ruido estéril que abunda en los diferentes ámbitos sociales, económicos, religiosos o políticos. 

        Un fuerte abrazo.

        • ELOY

          Muchas gracias por esta nueva reflexión ana rodrigo.                                                                                                                                                                                                                                                    Siempre dice Antonio Duato, que lo mejor de ATRIO son los comentarios, más interesantes que los artículos, aunque sean estos los que den ocasión al dialogo.

Deja un comentario