Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

diciembre 2023
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
7156 Artículos. - 109131 Comentarios.

¿Soy cristiano?

¿Es necesario ser cristiano?

         El cristianismo ha heredado del judaísmo la necesidad de un Salvador, aunque la idea de salvación ha evolucionado mucho en treinta siglos.

        La nación judía se constituyó mediante un pacto, ratificado con la circuncisión, en el que Yahvé les hacía la Promesa de un Mesías que traería la Salvación de su pueblo (salvación esencialmente política y social, salida de Egipto y posesión de la tierra pometida) y ellos se comprometían a cumplir La Ley.

        Jesús, como Mesías, proclamó la llegada del Reino de Dios en este mundo (en fraternidad social, no en poder político) y más allá del fin de este mundo.

        El cristianismo se fue formando con las comunidades de judíos y paganos creyentes en Jesús como Señor y Mesías y como participantes en el Reino de Dios, entendido como ampliación de la Promesa. Esta ampliación se realizaba sin necesidad de la circuncisión ni el cumplimiento de La Ley, según aprobó el concilio de Jerusalén a instancias de Pablo. (El retraso del Reino facilitó la evolución desde una salvación política y social en este mundo hacia una salvación eterna).

        Todavía Benedicto XVI, en el siglo XX, consideraba que “fuera de la Iglesia no hay salvación” (salvación considerada ya fundamentalmente personal y eterna).

        Para muchos cristianos y teólogos esta exclusión de los creyentes de todas las demás religiones sería un fracaso del proyecto y del amor de Dios; y el teólogo Karl Rahner incluyó a toda persona de buena fe como cristianos anónimos, herederos de la Promesa de salvación.

        Actualmente el Pluralismo religioso reconoce que Dios se ha manifestado muchas veces y de diversas maneras a los distintos pueblos según la cultura de su época y región, y en consecuencia tienen la misma esperanza de salvación.

        Según el Evangelio ¿fueron cristianos Marta, María y Lázaro? ¿Fue cristiana la mujer sirofenicia, que hizo ver a Jesús que el Reino de Dios se ofrecía también a los paganos? ¿Fue cristiano el geraseno al que Jesús envió a anunciar a sus paisanos las maravillas que Dios le había concedido?

        ¿Fue cristiano Santiago el hermano del señor y representante de la Iglesia de Jerusalén? ¿Fue cristiano Pedro que acudía al Templo a orar, rehusaba comidas prohibidas por la Ley, y entrar en casa de un pagano?

        En la parábola del Juicio final la división no es entre creyentes o no creyentes sino entre los que escucharon la voz de la conciencia, la compasión, y los que no la escucharon.

        No necesitamos un Salvador porque la salvación la llevamos dentro: Dios constituye nuestro verdadero Ser; sólo necesitamos dejar que se manifieste. Las religiones sólo pueden facilitar que se “encarne” en nuestra vida espaciotemporal, como el campesino colabora en el desarrollo espontáneo de la la semilla.

        Creo por tanto que no es imprescindible ser cristiano para colaborar en la salvación terrenal del género humano (y de todo el planeta) y para desarrollar más allá del tiempo nuestra dimensión espiritual. El cristianismo no es necesario, pero Jesús es un personaje cautivador que ha despertado los valores dormidos de mi conciencia.

 

¿Soy cristiano?

        Si ser cristiano es estar bautizado, soy cristiano. Si ser cristiano es aceptar como infalibles las doctrinas y preceptos de la Iglesia jerárquica, no soy cristiano.

        Si ser cristiano es tomar como orientación los escritos del Nuevo Testamento (recopilados y aceptados por las primeras comunidades cristianas), soy cristiano. Si ser cristiano es tomar estos escritos como revelados y “palabra de Dios”, no soy cristiano.

        No sé si puedo llamarme cristiano. Si ser cristiano es aceptar el proyecto de Jesús y proponerme seguirlo y transmitirlo, como una manera socializada de vivir el mensaje inscrito en el corazón de todo ser humano, soy cristiano.

        Si Jesús me preguntara ¿me amas más que los creyentes de otras religiones? le respondería, evitando las comparaciones, “Señor, tú lo sabes todo. Tú sabes que te amo”.

 gonzalohaya@telefonica.net

32 comentarios

  • carmen

    Entonces ya sé por qué eso del cristianismo no es lo mío.

    En Murcia estuvieron los árabes siglos. Siempre he dicho que llevo sangre mora.Eso debe de ser.

    Entre los judíos, que también hubo, los árabes, también llamados moros y los cristianos… demasiado bien estoy.

    • Cristina

      Perdón, pero árabes en los territorios peninsulares no hubo como tal, quizá alguno aislado, musulmanes sí. en su mayor parte berebere mayoritariamente procedentes del norte de África, pero en menor medida de la que se afirma, y una población hispano romana que se adaptó a la nueva religión. En el caso de los judíos sí que hay una mezcla muy importante  entre la población actual española, hay estudios que indica que que seis de cada diez españoles tiene antepasados sefardíes.

  • Cristina

    Soy cristiano porque participo de una cultura que tiene origen en esa filosofía de vida.  Esa filosofía no solo tiene su origen en el siglo primero de nuestra era, sino que se ha ido enriqueciendo con múltiples aportaciones tanto o más importantes. Por lo tanto,  nuestro patrimonio cultural tiene continuidad con la filosofía cristiana, con una unidad histórica que es Europa con elementos de  cohesión y significación de su cultura. En occidente  tuvo una  época de  renovación cultural y  el factor religioso como principiointegral sirvió de continuidad y de conservación.    

  • carmen

    Hola Santiago.No puedo irme sin despedirme de usted. Es que me recuerda un montón al sacerdote que nos daba en bachillerato filosofía y una asignatura extraña que se llamaba algo así como historia de la iglesia. Don Juan. Canónico penitenciario de la santa iglesia cátedra de Murcia y capellán de este colegio.

    Nosotras nos tronchábamos, pero él también de las cosas que se nos ocurrían. Finales de los sesenta. Tenía un sentido del humor fino y profundo, había que estar atenta para saber cuándo atacaba. Era absolutamente divertido. Estaba convencido de que dada nuestra edad, 15, 16 años, y nuestra condición de mujer, no teníamos solución.

    Pues menudo rebote me cogí ayer, esas cosas me hacen rejuvenecer, otras personas pasan por un quirófano. Lo mío es mucho mejor.Lo vi todo rojo, además la palabreja la entendí como obtusa, propia de mentes obtusas, y me descompuse. No me gusta nada esa expresión cuando me siento aludida. Fíjese, me pueden llamar de todo y me río, pero me sentí atacada en mi razonamiento, en mi capacidad para razonar, eso es lo peor que existe, es un insulto que no perdono. Pero no era esa la palabra. Era abstrusa, mucho peor. La tuve que buscar en el diccionario.En fin, sé que me aprecia igual que yo a usted. La vida es muy extraña. Gracias por concederme que su Dios está conmigo aunque no crea en él. El mío también está con usted, porque no tiene otro remedio.En fin. Ayer me acordé de aquella alumna de unos trece o catorce años, hija de un pastor anglicano o algo así, en una discusión en clase, un chaval muy listo de repente soltó, Dios no existe, el día que la ciencia descubra que… bueno, imagínese el resto. Y va la nena y dice, hijo, qué tonto eres, Dios está en todo lo bonito…  Nos dejó muertos a todos. Porque, ya sabe, Dios está en el sufrimiento, o eso dicen.

    Pues eso. Como estas conversaciones han sido bonitas, Dios ha estado presente. Salvo cuando se me colaba algún demonio y le  decía alguna cosa.Bueno, pues ya no habrá nadie que salga por peteneras. Todo será muy formal, muy cuidado y muy para gente con una sólida preparación intelectual.  Fuera los abstrusos. Yo soy pueblo.  People, que dicen los ingleses.
    Cuídese mucho.

  • Jaume PATUEL PUIG

    Carmen, Precisamos una nueva EPISTEMOLOGIA como ANTROPOLOGIA y también ONTOLOGÍA.  Y todo ello INSPIRADO DINÀMICAMENTE en “CRISTO” (=total profundidad y holotrópica HUMANA).  Todo es nuevo y a crear en sus formas. La cultura judía.cristiana ha hecho su historia como las doctrinas de las religiones, no así, sino todo lo contrario: EL ESPÍRITU CONTINUA SOPLANDO Y FUERTE. Por tanto, el pesimista o derrotista, recogerá las velas; el optimista o ingenuo dejará las velas abiertas. Pero el realista, el de fe y esperanza, sabrá gestionar las velas para que el barco tome un nuevo rumbo de liberación de tempestades y libre para escoger un nuevo rumbo. EL HORIZONTE GUIA, EMPUJA Y NO SE AGOTA. 

  • carmen

    Y pasará lo mismo que pasó con la apertura del concilio , hace ya sesenta años. El nuevo pensamiento se quedará reducido a un grupo pequeño de entendidos en la materia. Y todo seguirá igual, porque, en el fondo, no importa la masa. Que se apañe como pueda. Y, además, es fácil de reconducir. Se dicen cuatro cosas y en el bolsillo otra vez.Y las iglesias volverán a llenarse, pidiendo milagros a un Salvador.Es alucinante todo. Lo siento, Antonio. Tienes razón. Hasta aquí he llegado. Demasiado para mí. Demasiado.Que tengas una buena jubilación. Te la has ganao. Te prometo que no vuelvo a escribir.

  • carmen

    Obstrusas discusiones?Pues no saquen el tema.

    A ver si el cristianismo en occidente no merece una reflexión. Aquí lo ha sacado el señor Haya.Si lo único que hay que hacer es aplaudir, pues me lo dicen. Pero que el cristianismo no es únicamente una religión sino que ha sido partícipe de la formación de la cultura occidental, no sé si es una discusión obstrusa. No he entendido el artículo así. Sorry.o he entendido de otra forma más profunda.A lo mejor porque soy obstrusa.

    Porque hay por ahí todo un modelo nuevo de espiritualidad que intenta englobar al cristianismo. Será para mentes obstrusas, como la mía.De verdad que…Y sé lo que van a pensar. Tooooodo lo personaliza, se cree que toooodos se dice por ella. Pues bueno. Pero lo que digo es cierto. A ver la introducción que ha hecho Antonio Duato en un artículo posterior de que va.

    Porque que aquí no se hable del otro modelo, innombrable, no quiere decir que no exista. Hay gente luchando para poder integrar el cristianismo dentro de ese movimiento. Y perderán, lo sé. Pero a mí me gusta. El ser cristiano tiene que ser mucho más amplio , tiene que trascender a la iglesia y sus cosas. O quedará reducido a una religión con unas ideas fijas de las que no se puede salir. Y mucha gente se irá. Debido a su mente obstrusa , que no entiende que la verdad es La Verdad y punto. Y la figura de Jesús caerá.O no. Hay todo un movimiento para volver a los principios de la iglesia. Si eso es lo que quieren, adelante. Vienes además muy bien para la ideología que se vuelve a extender por Europa Se puede ser cristiano y católico y pensar como quieras. Y eso, me lo tengo que creer?Señor Haya. Siento haber entendido mal. Es el no aprender. Parece mentira que sea maestra. Uuuuuufffffff. 

    • Gonzalo Haya

       

      Camen, gacias por leer, reflexionar, y comentar este artículo. Ya te dijeron una vez que eres jesuánica. Jesús es un referente concreto, en cambio lo de cristianismo es un concepto sociológico. Se supone que debería coincidir con jesuánico, pero lamentablemente se ha ido cargando con tantas explicaciones y preceptos que ya no puede identificarse con el ejemplo y las enseñanzas de Jesús. “La prueba del algodón” es el comportamiento. “Obras son amores que no buenas razones”.

       

  • carmen

    Una pregunta de demonios, Santiago.Cómo empezó todo el lío? Está en la biblia? Es que no me suena haberlo leído.Hay por ahí una historia, esa de luzbel, o algo así. De repente va y le monta un golpe de estado a Dios. Y, claro, al infierno de cabeza. Ese Dios cuando se enfadaba, uf.Es todo lo que sé. Y mi pregunta es. Entonces el Mal de dónde salió? Porque si todo procede de Dios que es el Bien Supremo y absoluto, no entiendo por qué al señor Diablo se le ocurrió aquello. De dónde salió esa ‘ mala condisión ‘ que dice mi cuñada la cordobesa?Le prometo que ni idea. Se me acaba de ocurrir. Hay dos principios en el judaísmo y en el cristianismo, el mal y el bien, o solamente uno? No entiendo.A mí me da mucho miedo la Palabra Diablo. De hecho el libro de Él exorcista me costó muchas intentonas terminarlo. Pero es que la película no he conseguido terminar de verla. Quita, quita.Sin embargo, la palabra demonio me suena a unos pobres desgraciados, eligieron mal y, hala, al infierno. No sé yo dónde acabaré.Buen día.

    • Santiago

      La historia verdadera de la película El Exorcista es mucho más dramática y espeluznante. Y lo más curioso ES que los psiquiatras pueden reconocer fácilmente cuando “el paciente” debe ser referido al exorcista pues existen ciertas evidencias indelebles que le pertenecen a este tipo de desorden “preternatural”…Este número de desgraciados pacientes sólo los cura un exorcista. Hay que ver lo que relatan los que asisten al exorcismo de un “poseso” que afortunadamente no es algo común ni de cada día cómo la simple tentación, u obsesión, infestación o vejación diabólica. No todos podemos ayudar a un exorcismo. Existen cualidades y requisitos para cada aspirante….a ser asistente del exorcista…

       

      Exactamente como sugiere  Ud., del Dios infinitamente bueno y misericordioso, no puede salir nada maligno. No existen 2 principios cómo en el maniqueísmo: del bien y del mal. Dios  prefirió -al crearnos- darnos libertad- con la consiguiente posibilidad real de que apareciera el mal en el mundo, cómo cabalmente sucedió. Somos realmente libres físicamente de escoger y decidirnos por lo que es contrario al bien cómo matar al inocente, calumniar sin piedad, defraudar el salario del trabajador, abusar física y sexualmente de los más vulnerables etc etc etc Todos podemos ir a la cárcel por menos…

       

       

      Pero nada puede sorprender a Dios y el plan salvifico de El continúa, porque Dios “dirige todo al bien de los que le aman a El”…El problema del demonio ha de ser saber que Dios lo “usa” constantemente  para el triunfo del bien, de los que siguen al Cordero, pues no todos y todas “caen en la tentación”

       

       

      El que ama de verdad encontrará el camino…Dios iluminará y guiará a cualquiera que sea sincero y haga lo que estè de su parte por tratar de vivir una vida digna, honesta y bondadosa. Dios es inmanente a la obra de Sus Manos. Estamos en las Suyas

      Un saludo cordial. PAZ

      Santiago Hernández

  • carmen

    Pero no entras en lo que plantea Gonzalo, o no he entendido lo que plantea, que es posible. Es una reflexión en toda regla de lo que es el cristianismo, y él dice , pues según como se mire. Si esto es el cristianismo sí, pero si es esto otro quizás no.Lo que plantea es qué es ser cristiano. Es una pregunta con muchísima profundidad. No busca como respuesta el que le digan qué bueno eres, ni qué bien piensas. Por dios, tiene más de noventa años y sabe de teología lo que está escrito, lo que no está escrito y lo que ha escrito él. No es eso. Plantea , qué es ser cristiano?Un abrazo, señor Haya, sabe que le aprecio un montonazo y que coincidimos en cosas básicas. De hecho esa pregunta la he hecho mil veces aquí. Soy cristiana? Pero, sabe qué pasa? Da un poco igual la etiqueta. De teología no sé, pero de etiquetas…Cuídese mucho.

  • Rodrigo Olvera

    Lo que voy a escribir va a parecer que se sale de la tangente; espero  que al final parezca que no.  De los tres padres de la psicología profunda (Freud, Jung y Adler) el menos enseñado y conocido es Adler. Es muy interesante el indagar en la colaboración que hubo, y en la historia del rompimiento que hubo. Más interesante es indagar en la causas de por qué es el menos enseñado y conocido. ¿Se han preguntado por qué el nazismo prohibió el movimiento psicoanalítico de Freud y el movimiento adleriano, mientras que permitió y alentó el movimiento analítico de Jung? Y ojo, no acuso a Jung de nazi; pero los matices diferenciados de la escuela de Jung eran funcionales al  nazismo mientras que los matices de las escuelas e Freud y Adler no lo eran (más allá de que Jung no era judío mientras que Freud y Adler sí).  ¿Se han preguntado por que el capitalismo anglosajón (que es el predominante después de la segunda guerra mundial) alentó el psicoanálisis de Freud, devaluó el movimiento analítico de  Jung y marginó al movimiento adleriano?  Es muy interesente indagar éso. Pero bueno. A diferencia de Freud y de Jung, Adler desarrolló lo que se ha llamado una “psicología de uso” en vez de una “psicología de posesión”. No importa lo que tengas dado (sea por herencia o por ambiente social) sino lo que eliges hacer con ello.  Dos personas con la misma condición genética de predisposición al alcoholismo usan de manera distinta esa predisposición. Dos personas, incluyendo gemelos, que vivieron el mismo ambiente familiar usan de manera distinta su experiencia. Uno repite el patrón de alcoholismo, otro es abstemio.   Llevado todo ésto al tema religioso; para Adler y para el movimiento adleriano, la pregunta más interesante no es si soy creyente o no soy creyente. La pregunta más interesante es cómo uso mi creencia, o como uso mi increencia. Y entonces con esta perspectiva, Adler dice que no podemos decir si una religión es buena o mala; porque en cada religión podemos encontrar personas que usan su religión de manera sana y útil para la sociedad, y podemos encontrar en la misma religión personas que la usan de manera neurótica (término de su época, ahora ya no se usa) y sin utilidad para la sociedad.  He disfrutado mucho esta reflexión de Gonzalo, justo porque muestra un poco de cómo usa Gonzalo su fe. Y, desde la perspectiva adleriana, justamente la usa de un modo en que tiene y ejerce la libertad de tomar del “ser cristiano” lo que le es útil  a su vida y a su modo de estar en el mundo (con una actitud de solidaridad humana) y libertad de no cargar del “ser cristiano” con aquello que no le es útil ni a el ni a su modo de estar en el mundo (el dogmatismo).  Es para mí un esperanzador ejemplo de que puede usarse el ser cristiano de manera sana y útil para la sociedad.  Gracias Gonzalo por tu forma de estar en el mundo, y por compartirlo con quienes compartimos este lugar de encuento

    • Alberto Revuelta Lucerga

      Magnifico!, esa es la única racionalidad para caminar honestamente y no perder tiempo con abstrusas discusiones. Ex México lux!.

  • Antonio Llaguno

    Suscribo todas y cada una de las preguntas de Gonzalo y me veo representado en cada una de las respuestas, también. A la pregunta de si soy cristianó, respondo que con todo mi corazón y el resto de mis visceras. A la de si soy católico tengo que responder que YA NO. Y a Si es NECESARIO ser cristianó MI respuesta es NO. De hecho, Cristo no fue cristianó sino judío y Dios no es cristianó. Dios sólo es amor, todo amor y nada más que amor, y un Dios queces solo amor y todo amor no puede dxcluir a nadie de su amor, aunque no sea de ese club de cristianos “pata negra”, porque no sabe hacerlo. Solo sabe amar.  Estoy convencido de esto desde hace mucho tiempo. Con el pecado nos alejamos de Dios que con su amor se acerca Él y nos acoge siempre. No se explicarlo con teología de la buena, ni tampoco de la mala. Es solo mi intuición y mi experiencia de cuando Él vino a mi encuentro como va al encuentro de toda mujer y todo hombre.  Y no he necesitado emplear la palabra Iglesia.

  • carmen

    Digo que el problema lo teníamos los que no estábamos en vuestra onda. Claro que hemos sido conscientes. Jolín, si las iglesias se han vaciado. Cómo no vamos a ser conscientes.? El problema lo teníamos nosoooootros. Nosoooootros. Los que desconocíamos que dentro de la iglesia existía esa corriente de pensamiento. Porque no nos llegó. Y, no he vivido en Marte, precisamente, alejada del mundo cristiano, no, no , qué va. No. Pero, hay otros caminos.No te preocupes, no me ofendo, a estas alturas que se entresaque una frase, uf, lo veo todos los días en los medios de comunicación.Feliz navidad.

  • carmen

    Hola señor Revuelta. No voy a discutir con usted, dios me libre, pierdo, fijo. Además como que no me apetece.Dice que Jesús le gusta. A mí también. Los años de vida que nos han contado también los veo llenos de belleza. Dice también que cree que Dios Reside en él, también lo creo.Ahora, es el mismo Dios, tercera persona de la Santísima Trinidad, que me redimió del pecado con su muerte atroz y al tercer día resucitó de entre los muertos?No. No lo creo. No creo que sea Dios hecho hombre, de ninguna de las maneras. Lleno de, a ver, cómo lo digo, lleno de eso que algunos llaman Espíritu de Dios? Posiblemente. Tal y como me lo imagino, sí. Eso , para mí no es ser hijo de Dios, para mí ser hijo de un dios es otra historia, En la mitología griega a muchos casos y algunos bonitos. Otros horribles.Resucitó? Pues hablemos de qué es la resurrección. Me tira mucho la historia de María Magdalena que cuenta Salvador, quizás porque soy mujer, no sé.Soy entonces cristiana? Respuesta. No.También tengo mis años y una vida que ha merecido la pena vivirla, llenita de sentimientos.Qué le voy a hacer, me gustó desde el principio. Y no me importa en absoluto quién sea su padre.Recuerdos a Cascorro. 

  • Alberto Revuelta Lucerga

    Padre Ripalda: . ¿Qué quiere decir CRISTIANO? R. Hombre de Cristo, cuya fe profesó en el BAUTISMO.  / El problema es saber cual era la Fe del hombre de carne y hueso que fue Jesús. En quien para los cristianos reside la plenitud de la Divinidad. Hay que tener más Fe que Cascorro para seguir diciendo hoy que en el Jesús histórico que le dijo a Levi “sígueme” y se fue a comer con los inspectores de Hacienda porque no eran justos ni sanos, residió y sigue residiendo la plenitud de la Divinidad. Jesús que era judío y cantaba los salmos judios antes de irse al Huerto de los Olivos. Desde luego un servidor cree la residencia en sus entrañas de la plenitud de la Divinidad. Siempre me ha parecido de una belleza,  de una valentía y de una esperanza dignas de pasar la vida con ese norte. Tengo 84 años y una vida agitada, azarosa y novelesca y la sigo teniendo, pero nunca he abdicado, ni por soñacion, de esa Fe. Que le voy a hacer?. El Señor me cayó bien de monaguillo y me sigue encantado de anciano.

  • M. Luisa

     Parece como que Gonzalo al hacerse esta pregunta quisiera deslindar del cristianismo real en construcción su ideologización histórica  paralizante. Lo específico del cristianismo no lo constituye ningún principio esencialmente racional, sino una figura viviente, es decir, en su origen no hay otra cosa más  que una persona y, por tanto, en cuanto realidad  “está siendo” (lo bíblico no es el “Yo soy” sino ves -Moisés-y diles que siempre “estaré” con ellos”)  y como parangón con ella  nuestra realidad quede proyectada  siempre hacia delante en construcción. Es a mi modo de ver lo que significa “el reinado de Dios”.  Entonces el sentido de la pregunta inicial, la que se hace Gonzalo, no se adapta al del yo  cartesiano  al cual respondería a yo puedo ser esto o aquello, sino al revés, es decir, reconociéndose uno mismo como realidad que es, siendo yo mismo la realidad que soy,  puede ser esto o aquello. Aunque la verdad sea dicha, nunca me he preguntado si soy cristiana.  

  • carmen

    Hola.Lo tremendo de todo esto, Santiago, es que tiene razón. Un cristiano acepta que Jesús murió por él. Yo no soy cristiana. Es la primera vez que lo digo convencida del todo. Por una razón muy sencilla. Ni creo que Jesús fuera el Dios mismo, con esos jaleos de que desde siempre había existido y que Dios es tres personas diferentes y solo uno, ni creo eso ni acepto bajo ningún concepto que ese muchacho tuviese que morir de esa manera por mí. Y si existe ese dios vengativo y cruel que hace pasar a su hijo por eso, a mí que me dejen al margen. Me voy derechita al infierno. Porque eso es el cristianismo. Justo eso El otro día, una persona amiga, creo que es amiga pero…me dijo algo que, uf, me hizo pensar. Sabe qué fue? Me dijo, no importa lo que usted piense, vivimos como si Dios no existiera, como. Como. Pero siempre está, porque no tiene más remedio, porque es El.

    Porque no tiene más remedio, uf. Menuda frase. Ojalá sea cierto. No tiene más remedio pensé, porque está en Todo.Y, no. No soy cristiana, no. Me dijeron que era jesuanica, pero es que tampoco. Me gusta la figura de Jesús un montón. Y, desde luego su Dios no es el mío. En absoluto. Lo único que puedo aceptar es que estar, está, porque no tiene más remedio. Ahora, lo que es…ni lo sé ni me importa. Desde que me dio por pensar en estas cosas, creo que la clave no es lo que Es, sino dónde Está.Pues en Todo. Porque no tiene más remedio. Luego en mí también está. Se siente. Pues no seas Dios…Así que creo que he llegado al fin de esta historia. Mi tiempo me ha costado. Mucha suerte. Sea usted bueno, por la cuenta que le trae, me han dicho mis amigos los demonios, que el infierno como que no es un buen lugar, nosotros, me dijo el azul, ya estamos acostumbrados, pero lleva mucho tiempo acostumbrarse , mejor te escapas.

    Porque, querido Santiago, hay que tener amigos hasta en el infierno.Suerte.

    • Santiago

      Y es que la amistad con los demonios es un poco peligrosa..Ellos solamente incitan a la mentira, tratan de atraernos  al engaño y a presentar “otra realidad” para que participemos de su eterna angustia y desesperación al sentir que se han excluido para siempre del Amor. Por eso, no creo en esa amistad…y es preciso alejarnos pues ellos querrán siempre deformarlo todo y hacernos creer que “todo va bien”. Es que allí está la paternidad de todo mal posible, incluyendo la falsedad y lo irreal

      Un saludo cordial y muchas gracias por mantener la comunicación

       

  • Santiago

    Ser cristiano es seguir el mismo camino que Cristo nos vino a enseñar…porque el vino a salvarnos…de las garras del mal..que es el pecado… Por el pecado, o sea, por la insubordinación voluntaria contra El -que nos trajo a la existencia-  se desbarató el plan divino, ya que fuimos creados para el bien…

    Cuando hacemos el mal nos situamos en sentido contrario a la senda de “ser cristianos”… Después de la entrada del mal moral en el mundo, quedamos a merced de nuestra propia naturaleza humana sin el don de la gracia..en la que fuimos creados. En gracia fuimos creados..y la perdimos abusando conscientemente  del don de nuestra libertad… Es por eso que fue necesario un Salvador, un Redentor…

    La Persona divina de Jesùs encarnado se ofreció para nuestra salvación, aceptando hasta el suplicio cruento de la Cruz en el “extremo de Su amor”..

    Podría el Padre redimirnos “de otra manera” pero escogió el camino del “amor extremo” que es Jesús.. Por Jesùs TODO fue hecho..
    Con El, en El y por El….Jesus restauró el camino de la gracia para todos ,ya que Jesùs vive atemporalmente en la Historia..Los méritos de la Pasión de Cristo son infinitos y abarcan desde la prehistoria hasta la muerte del último ser humano que vaya a existir…se salvan solamente -por los mêritos infinitos de Cristo – los que cooperando con  la gracia acceden y no rechazan el Amor y siguen los signos internos y externos que son los auxilios de la gracia que Dios da a cada persona en orden a la salvación…por la Voluntad salviífica del Señor que “quiere que todos los seres humanos se salven y vengan al camino de la Verdad”…. Pero si es necesario “estar con Cristo” puesto “el que NO estâ Conmigo, está contra Mi” y “el que NO recoge Conmigo, desparrama”…
    Jesús fue el que llamó a los Doce para construir Su Iglesia..Cristo y Su Iglesia -de Su propio carisma -NO la de los clérigos y laicos corruptos- sino la de los que siguen Su Evangelio -aún de  los que no le conocieron pero siguen Su Ley del Amor…éstos que siguen y han “lavado sus ropas en la sangre del Cordero”…los que se “conformaron con la Cruz de Cristo en ellos”….SON los cristianos…los que se salvan en Su Iglesia cósmica y atemporal, en Su Iglesia que preservó y preservará Su mensaje hasta el FIN de los tiempos en Su Magisterio evangélico definiendo y aclarando la Verdad que recibió esa Iglesia cósmica en Pentecostés y que la mantiene viva y coherente para que por Su Iglesia podamos recibir la gracia directa y sacramental, los que “sin mérito alguno” de nuestra parte queremos estar dentro del amor de Cristo en Su verdadera Iglesia…
    Un saludo cordial
    Santiago Hernàndez 

  • carmen

    Le pregunté a Miquel, por qué no escribes un libro. Respuesta. No digo nada nuevo, recojo lo que ya han dicho otros. Y es cierto. Anda con pies de plomo. Citando, bueno, no citando, copiando párrafos enteros de otros autores publicados. Leí un montón de libros.Le pregunté, por qué no tienes problemas? Respuesta, quizás no vigilen tanto las webs como lo libros publicados.Por qué no decís esto a voz en grito? Me dió la misma respuesta que tú cuando te dije en valencia, batreriais.Ahora barren los Quicos. Y que Dios los bendiga, hay mucha gente buena ahí dentro. Pero no es mi estilo. Y dentro de veinte años volverá a ser el estilo de la iglesia. Bueno, en Murcia ya lo es. Como somos de Vox y PP….Fue una época estupenda la vuestra, posts concilio . Estupenda. No sé cuándo se volverá a repetir.Y lo digo sin actitud, que decía Felipe González en su época buena.Lo puedes creer, o no.

  • carmen

    Y, ni un solo privilegio y si muchos problemas. Y sabes que ha habido personas que te han pedido mi correo. Y si, he mantenido alguna correspondencia muy interesante. Pero, curiosamente la que escribía era yo. Sabes por qué interesaba mi opinión? Porque era una persona de fuera de vuestro círculo y que no había mandado todo a hacer puñetas, sino que seguía pensando y pensando. Ese ha sido el atractivo. Una persona que en vez de salir corriendo, insiste, insiste y se atreve a dar su opinión. Interesante. A ver cómo piensa el pueblo.Claro que el pueblo piensa. Pero si no mueves al pueblo nada tienes… Y soy puro pueblo. Pura masa, que diría don Ortega.En fin.Ya está.Nada nuevo bajo el sol.

  • carmen

    Antonio.No voy a discutir contigo. Si lo que sacas como conclusión a lo que digo es lo que has escrito, pues bueno.Llevo escribiendo aquí tiempo. Quien haya leído lo que he escrito, sabe que no he dicho nada nuevo.Solamente una cosa. La primera vez que leí el nombre de Miquel sunyol fue por azar. Te voy a decir hasta el día. Hacía el 30 de septiembre de 2010. Por algo recordaré la fecha. Tenía 57 años. Y ya llevaba trabajando 35 en un colegio de monjas de línea jesuítica. A tope. Pues eso.

  • Jaume PATUEL

    Felicidades Gonzalo. Siempre es un regalo poder leer textos así. Gracias: Pero no quiero dejar de aportar que para mi, al final de los primeros 25 años del s,.XXI, la pregunta que me hago es: No tanto que es ser cristiano en el s.XXI, sino QUÉ ÉS SER HUMANO EN ESTE SIGLO XXI. Y ciertamente Jesús es un modelo de UN HOMBRE LIBRE como tantos otros a lo largo de estos siglos. Por ejemplo, Don Bosco el fundador de los salesianos. La profundidad sin fondo de todo Ser Humano viviente que goza del hablar con consciencia de plenitud es el MENSAJE DE JESUS… que conlleva o implica una actitud empática: Mt 7,17.Gracias por todos los comentarios . 

  • Juan A. Vinagre

    ¡Qué bien te expresas, Gonzalo, amigo! Te expresas con un tono tan sincero, tan humano (y, para quien te conoce, tan culto) que se te entiende todo. Hasta en la oscuridad de las dudas -inevitables ante lo Trascendente-, a mi juicio reflejas un poco de luz, de luz humilde que, como una lamparilla, algo alumbra.

    Jesús sabía bien que para los negocios del Reino somos malos administradores. Y lo sabía porque contemplamos y valoramos los negocios del Reino a corto plazo. Y por mirarlos a corto plazo, no entendemos -o nos desentendemos-, y por ello no  trascendemos.  Porque conocía bien nuestra pasta (y nuestro proceso evolutivo en desarrollo, siempre mejorable), Jesús fue firme en algunos principios, y muy flexible en otros. Para entender el mensaje del Reino necesitamos renacer y de alguna manera relativizar muchas de nuestras convicciones…  Hay demasiados “sábados” en nuestras mentes, y también en nuestras creencias. Lo he dicho ya en bastantes ocasiones, pero lo seguiré repitiendo en toda ocasión oportuna: La flexibilidad de la parábola de la evaluación final, “Venid, benditos” (despojada de las maldiciones del V. T., que no pueden ser de Jesús) señala en camino de la diversidad… (y al tiempo de la unión en la diversidad). Tanto que Jesús ni siquiera pide que lo conozcan, le basta con que se haga el bien con los necesitados para considerarlo como hecho a Él. ¡¡Esta doctrina es grandiosa, genial!! Va mucho más allá de nuestras estrechas y rígidas limitaciones.  Hacer el bien es el carné de identificación que nos acredita como discípulos. Esto es necesario pensarlo y repensarlo dentro de la Iglesia de Jesús. No podemos seguir marginando pasajes esenciales en el Evangelio.

    -Por eso, como Gonzalo, me pregunto: ¿Qué es ser cristiano? Creo que ser cristiano es, en primer lugar, recibir el “bautismo del Espíritu”, que mueve mentes y corazones dónde y como quiere.  (Las iglesias y religiones, en general, no han puesto demasiadas puertas al campo? En Hechos entonces y hoy en Simone Weil, por eje., se constatan cosas que el poder clerical jerárquico y tradicional no admitiría.)  Para no marginar pasajes esenciales, es necesario repensar más y mejor el Mensaje del Reino. 

    -Como vemos, para llegar a Dios hay distintos caminos, que no hemos interpretado bien. Por eso tiene razón Rahner cuando habla de “cristianos anónimos”. Quizá entre éstos se encuentren muchos mejores seguidores de Jesús que entre nosotros, cristianos tradicionales convencidos. En el gran Mensaje del Reino lo principal no son las creencias, sino las buenas obras. En el gran Mensaje del Reino lo primero es la unión en el amor -o en hacer el bien-, no la unión en las ideas o creencias.-Por eso, de nuevo me pregunto: ¿Soy cristiano?  Confieso -y quiero decirlo humildemente- que quiero ser seguidor de Jesús de Nazaret, porque en El se encuentra el camino más directo para llegar al Reino de Dios, donde nos espera. Creo en el Dios de Jesús y en éste como el gran Enviado del Padre, así como en el Espíritu, tan humilde que casi ni se hace notar.  Y cuando digo “creo”, añado “pero robustece mi fe”.

    NOTA: Amiga Carmen: ¿No te parece que decir: “creo que nunca habéis sido conscientes…” (parece que tú sí) es demasiado decir?  (No te sientas ofendida, por favor, que mis opiniones no tienen tanta capacidad ni llevan esa intención.)

  • carmen

    Perdón por lo que voy a decir.Creo que nunca habéis sido conscientes, no únicamente vosotros, los que aquí escribís, no, me refiero a todos los que estabais en esa onda. Creo que nunca habéis sido conscientes de que el problema lo teníamos nosotros, los que no conocíamos esa longitud de onda, sino el la que nos decían que teníamos que estar. Llegó un momento en que no podíamos más. Era imposible mantenernos dentro de nuestra religión. Imposible.

    Y , nos dejasteis fuera, en el Atrio de los gentiles. Nadie hizo nada por nosotros. Y nos fuimos. Nos quedamos sin nuestro Dios.

    Ahora ya me da igual. Pero hay cosas que no tienen perdón. Ya da igual porque la gente se ha buscado la vida. Pero eso no es .Me alegro por todos lo que han tenido todo claro siempre. En fin.

    • Antonio Duato

      Estoy más de acuerdo contigo cuando dices que tú te quedas con “tu” Jesús y “tu Dios” que cuando nos achacas a quienes jóvenes íbamos buscando en el estudio (como Gonzalo Haya que en los años sesenta escribió su tesis sobre el Espíritu Santo a lo largo de la Historia que le valió una reprimenda y que le excluyeran como profesor) y en las experiencias (que a él le llevaron al Chile de Pinochet, a vivir con el pueblo y al amor de Gloria), cuando buscábamos, digo, ese conocimiento de Dios y de Jesús que nunca hemos ocultado.

      Tú tuviste acceso privilegiado al grupo de Lamiarrita y a la amistad con personas que ponían ya hace mucho en digital sus “descbrimientos” como Miquel Sunyol, que lo ponía todo clarito, y que fue acogido por ATRIO al que tú has tenido tanta ocasión para leer perlas escondidas. ¿Has ido alguna vez al índice de autores para pinchar lo que cada dejaron aquí esas personas, por lo que yo creo que esta página debe permanecer y no apagarse como la de Lamiarrita a la muerte de Ochoa? ¿Crees de verdad que lo que ahora dice Gonzalo Haya lo teníaamos escondido solo para expertos y no nos hemos arriesgado para traerlo a la luz?

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Excelente forma personal de acoger la fe cristiana. Me importa mucho que subsista en nuestra fraternidad. (No te van a encomendar el papado, por supuesto, ni una cátedra de teología dogmática, pero sí te harán un hueco “los campesinos de fraternidad y la esperanza”, y el resto de lo soñado, Dios sabrá qué, cómo y dónde”. Agradecido.

  • carmen

    Madre mía.La de veces que os he  hecho esa pregunta. No he tenido una respuesta clara. Salvo la de una señora que me dijo, por supuesto que eres cristiana. Es una amiga vuestra. No recuerdo el nombre, pero sí la respuesta. Eternamente agradecida.La verdad, a estas alturas ya no me importa. Yo, soy yo. No puedo ser otra persona .No quiero que nadie me entienda. Quizás Jaume sí. No lo sé.Buen día. 

  • ana rodrigo

    Gonzalo, qué alegría verte por aquí. Un abrazo

    • ana rodrigo

      La gran pregunta es el porqué todas las comunidades humanas, de las que tenemos noticias, han recurrido a una religión, es decir, a diosas, dioses o a un solo dios. Y las respuestas han sido diferentes y variadas, porque “eso” que han buscado y esperado ha sido una proyección de sus deseos y necesidades, es decir un concepto, porque “a Dios nadie lo visto”.
       
      En épocas prehistóricas, la arqueología ha demostrado que eran fundamentalmente diosas, porque las mujeres son las que traen la vida y la cuidan (con posterioridad esto dio un giro de 180 grados contra las mujeres). Simplificando mucho, cuando aparecen las sociedades guerreras, hicieron acto de presencia absoluta los dioses todopoderosos, omnipotentes y omniscientes, todos masculinos, incluido el Dios judeo- cristiano. De ahí a una estructura social masculinizada, patriarcal y androcéntrica, no hay ni un paso, se produce automáticamente. No olvidemos que las religiones nacen y se hacen dentro de un contexto cultural y social determinado y, a su vez, las religiones hacen o construyen sociedades a su imagen y semejanza.
      ¿Qué nos dicen los evangelios sobre Dios? Que Dios se humanizó con todas las consecuencias y todos los valores humanos de los que se nos juzgará al final de nuestras vidas. ¿Qué ha hecho el cristianismo? Volver al Dios omnipotente, al Dios masculino cuyos auténticos representantes sólo pueden ser hombres, un Dios al que hay que apaciguar con nuestros sacrificios, que no hay que ofenderlo con nuestros pecados, etc. etc. De aquí nace una religión centrada dogmas, ritos y rituales, descarnada en cuanto humanidad, pues en los templos se predica a un Dios que está en los cielos, que da y quita la gracia a su decisión fortuita, en cuyo espacio solamente caben quienes cumplen su voluntad. ¿Quién decide, la voluntad de dios, los dogmas, los ritos, los mandamientos? Pues los hombres que se ha auto adjudicado esta divina misión. Esto lo explican muy bien casi todos los libros de Pepe Castillo, donde demuestra cómo la religión ha marginado al evangelio.
       
      Si el cristianismo echa sus raíces en la humanidad de Dios encarnado en un ser humano, Jesús, del que queda tanto rastro de su vida y su mensaje, queda claro lo que dice Gonzalo: “Si ser cristiano es aceptar el proyecto de Jesús y proponerme seguirlo y transmitirlo, como una manera socializada de vivir el mensaje inscrito en el corazón de todo ser humano, (la negrita es mía), soy cristiano.” Y, digo, esto no excluye a nadie ya sea o no creyente en algún Dios o en ninguno. Es buscar la plenitud y el sentido de la vida.

Deja un comentario