Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

diciembre 2023
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
7150 Artículos. - 109063 Comentarios.

Qué susto vivir en Argentina!

Esta misma tarde, tras seguir como nosotros en directo los fastos de Buenos Aires, nuestra colaboradora Olga, colombiana, escribió este artículo con que anticipamos la semana de reflexión sobre esta sorpendente nueva presidencia que anuncia una política de schock. AD.

No soy argentina, no conozco la situación de primera mano, no soy política, no sé hacer análisis políticos con la rigurosidad que se requiere, solo me refiero al discurso de posesión del presidente Javier Milei, según mi interpretación desde el sentido común.

Me parece que un presidente no puede pensar solo en lo económico sino en todo un proyecto de país. El discurso de Milei solo habló de lo económico, pero según logro entender, una economía basada en el individualismo, en la libre competencia, en el sálvese quien pueda. Y sin anestesia ya anunció que se vienen tiempos difíciles, la pobreza aumentará y ese “sacrificio” es totalmente necesario. Eso sí, se salvará la inversión privada porque los recortes no caerán sobre ellos sino sobre el Estado, este quien debe velar por el bien común y, especialmente por los más pobres. Y el público “aplaudiendo”.

¿Cuántos pobres estarían aplaudiendo? Posiblemente muchos porque las votaciones así lo mostraron. Casi siempre los que son
sacrificados aplauden su suerte, están tan convencidos de lo que les han dicho que parece se alegran de la suerte que van a correr.

Otra cosa que me llamó la atención: anunció que los que salgan a protestar perderán los auxilios sociales. ¿No es esa la maquinaria de los llamados “populismos” para tener en su redil al pueblo? Al menos podría ser coherente de no usar los medios que critica. Pero tranquilamente lo dijo con todas las letras. Y el público aplaudiendo. Pero esto no es lo más grave: total represión a quien no acepte lo que propone. ¿dónde queda la libertad de expresión y la lucha legítima por los derechos humanos?

Cuando escribo esto todavía no se ha dado la oración interreligiosa que parece se va a dar en la catedral. No sé que Dios les estará escuchando. Por lo menos el Dios de Jesús pone en el centro a los pobres, los defiende, reivindica sus derechos, son el principal y preferencial sujeto de atención. Milei los desprecia. Son aquellos que roban al Estado con los auxilios sociales. No son la “gente de bien” que, para él, son los que tienen capital y acumulan sus grandes fortunas.

Y los políticos presentes en la posesión, comenzando por Macri, apoyando a este que les dice en la cara que todo lo que pasa ahora es culpa de todos los políticos anteriores. Pero ¿ningún político se siente afectado con esa manera de humillar a todos los que no son él? Inconcebible, pero Macri alabó el discurso y dijo que estaba 100% de acuerdo.

De verdad, me duele desde mi ser creyente que un país haya elegido a un presidente que solo piensa en lo económico, pero de esa forma individualista y egoísta, donde estorban todos los que no producen algo.

Muchos dirán que justo lo económico es la solución para beneficiar a los pobres. Ojalá así fuera. Pero no creo que el Dios de Jesús vaya por esos caminos, ni que la economía vista de esa manera unilateral pueda salvaguardar el bien común, la dignidad humana, la justicia social, los derechos humanos, en fin, todo aquello que constituye lo humano.

Ese discurso libertario si que desfigura la libertad cristiana, esa que se basa en el bien común, en el amor a todos, comenzando por los más pobres. Tan cercanos a la Navidad, donde nuestro Dios se encarna entre los últimos, muestra la distancia de lo que es capaz de gestarse en esas personas, aplaudido por tantos, votado por tantos, alabado por tantos. Una vez más, aquel Niño del pesebre, solo es reconocido por los pobres y pequeños, no por estos grandes y poderosos que, lamentablemente, son bendecidos por tantos que se dicen creyentes.

Que me perdonen los argentinos por opinar sobre su país, pero me ha resultado una mañana de domingo,
dolorosa, incomprensible, infinitamente alejada de mis más profundas convicciones.

3 comentarios

    • oscar varela

      Discurso de Milei en el -de espaldas- al Congreso

      – (rodeado de ‘personalidades’ internacionales de similar calaña)

      – 80% cargó contra la ‘herencia’ de los anteriores gobiernos.
      – Trampita conocida
      (números mentirosos de una ideología austríaco-liberal vetusta)
      para justificar más DEUDA para que fugue su ‘Casta’ política …

      mientras -¿por cuánto tiempo?- la gente aplaude.

      ¡Mañana te quiero ver! …
      ¡Ajuste y palos!

      • oscar varela

        El día después de mañana
        Eduardo Aliberti
         
        1- Lo único que hizo Javier Milei este mediodía fue reiterar las frases hechas,
        – No hubo detalles del shock bestial que refirió.
        – Despreciando a la Asamblea Legislativa sin dirigirle un saludo.
        – De lectura patética, plagada de furcios y sin empatía con la gente.
        – Hablar de “roll over” y de porcentajes del PBI frente a una multitud.
        – Insistir con que Argentina es “un baño de sangre”
        – y agregarle que “el que corta, no cobra”.
        – ¿Represión y chau, Milei?
        – ¿La brutalidad del ajuste vale mientras sea contra un “otro” que no soy yo?
         
        2- Milei saltó a los primeros planos de la política, a velocidad de récord,
        – desde el panelismo y las entrevistas
        – Milei dispuso de dos potencias que se confirmaron o descubrieron tan grandes como irreversibles:
        – Una, la bronca contra la inflación monstruosa
        – La otra es ese 30 por ciento capaz de haber comprado
        – que habría una motosierra contra la casta y
        – que pasaría a cobrar sus sueldos en dólares.
         
        3- Milei está empezando a aterrizar y habrá que ver cómo se las arregla.
        – Devaluación;
        – “ordenamiento fiscal” contra los que menos tienen;
        – toma de nueva deuda para reciclar la existente;
        – achique del Estado como regulador de los desequilibrios sociales;
        – tipo de cambio “sincerado”;
        – congelamientos salariales y de la obra pública;
        – emisión reducida hasta límites de irresponsabilidad institucional
        (en todo mecanismo regulatorio del “mercado”),
        – terminan inexorablemente en una catástrofe.
         No es un pronóstico.
         
        4- Es lo que, con sus variantes secundarias, aconteció
        – con Martínez de Hoz, con Menem y con Macri.
        Por tanto, estamos hablando de la velocidad de los plazos.
         
        – Con gritos, insultos, eslóganes, auto-referencias de personaje disruptivo
        – y aprovechamiento de la bronca se pueden ganar elecciones.
         
        – Gobernar es otra cosa y hoy debutó dejar atrás la adolescencia.

Deja un comentario