Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

diciembre 2023
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
7156 Artículos. - 109131 Comentarios.

Crónicas del búnker (V)

LOS MISERICORDIADOS (PARTE 1)

Cuando uno escribe sobre alguien, dando una opinión o un juicio, lo cual es muy común en medios de comunicación, suele escoger con mimo sus palabras.

Yo mismo, al llamar Búnker clerical a la parte más ultraconservadora del espectro católico no lo hago por diversión, o por hacer una gracieta, sino que estoy tratando de transmitir algo más que si los definiera como la “derecha eclesial” o “los ultras católicos”. (Ya expliqué en un comentario a una de mis últimas colaboraciones la intención del uso de la expresión “El Búnker”).

Igualmente, el búnker clerical, que tiene muchas personas muy hábiles con la pluma (y  esto va sin segundas) utiliza expresiones metafóricas para referirse al Papa o a sus acciones, tratando de dar una opinión con lo que aparentemente es solo una denominación.

Me estoy refiriendo a que aquellos a quienes el Papa reprende o de quienes retira su confianza, reciben por parte del búnker el nombre de misericordiados y con ellos pretenden, en una sola palabra, decir varias cosas:

Que el Papa tiene una excesiva obsesión con la “misericordia” en vez de con el pecado (o la lucha contra él) o el Código de Derecho Canónico, que a pesar de sus palabras el Papa condena a ciertos católicos y que no reciben precisamente misericordia del Papa sino opresión.

Francisco, no es un papa especialmente “metomentodo”. Si lo comparamos con Benedicto (que tenía en la Doctrina de la fe ni más ni menos que al ínclito Müller) o con el propio Juan Pablo II que tenía a Ratzinger (luego hecho papa como Benedicto) y que fue conocido como el mayor inquisidor moderno, condonando a la práctica totalidad de teólogos heterodoxos e incluso a los ortodoxos que se pensaban un poco más las cosas, resulta un papa especialmente permisivo, en el sentido de que no impide nada. Suele expresar su opinión y puede incluso decir si la del otro le parece bien o mal, pero no tiene costumbre de juzgar a quien se le opone sino de ponerle delante de sus propias incoherencias.

En este sentido, la costumbre de Francisco con aquellas personas que no se ajustan a lo que él pretende en el gobierno de la Iglesia es dejarles en su cargo hasta que termina su mandato (tratando de que no sean muy nocivos) pero no renovar su confianza.

De esta manera ha procedido con alguno de sus más firmes detractores como Sarah, Müller (especialmente con Müller), Burke, Ganswein o Viganò.

Todos esperaban que su carrera clerical tuviera más recorrido y cotas más altas, pero cuando llegó el final de su mandato, recibieron el agradecimiento a los servicios prestados y el búscate la vida que esto es un servicio y no un oficio.

A todos ellos el búnker los trata de “Misericordiados” y no de “Cesados por falta de confianza” que es lo que otros hubiéramos empleado (yo hubiera sido mucho más duro probablemente).

En concreto Francisco ha hecho este tipo de intervenciones con dos colectivos diferentes: Los jerarcas de la curia católica (personas, generalmente ordenadas, con responsabilidades) y los institutos católicos (organizaciones eclesiales que han sido intervenidas por Roma debido a deficiencias observadas en ellas).

En esta primera parte de “Los Misericordiados” me referiré a los primeros, los jerarcas curiales y en especial a algunos de los más prominentes (que no eminentes).

 

Misericordiados de la Curia

No entran en esta lista aquellos que han sido castigados por delitos reconocidos por la justicia civil que en su mayoría (incluso el Cardenal Pell que lo fue también debido a sus tejemanenes económicos lo fue también por pederastia, aunque este delito fue sobreseído, que no absuelto) han sido condenados por pederastia o desfalco, sino exclusivamente los que la razón de su destitución es una falta de confianza papal en ellos.

Son varios los miembros del búnker clerical que han sido destituidos por Francisco y se les ha denominado “misericordiados”. Los más famosos son:

  • Joseph Sarah, no renovado como prefecto de la Congregación del Culto Divino.
  • Gerhard Müller, no renovado como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe
  • Georg Gänswein, secretario personal de Benedicto XVI y cesado como Prefecto de la Casa Pontificia.
  • Raymond Burke, no renovado como miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica y Patrono de la Soberana (y riquísima, esto lo apunto yo) Orden Militar de Malta
  • Carlo María Viganó, no renovado como Nuncio de su Santidad en los Estados Unidos.
  • Luis Francisco Ladaria, no renovado como Prefecto de la congregación para la Doctrina de la Fe. Este es un caso especial puesto que no se ha desempeñado como opositor a Francisco y siempre supo que su cargo era de transición.
  • Y varios obispos, entre los que destacan, uno por proximidad a nosotros y otros dos por su notoriedad:
    • Joseph Strickland, Obispo de Tyler (USA) y que se rebeló contra él
    • Dominique Rey, Obispo de Toulon-Frejus que también decidió no renunciar cuando el papa se lo pidió
    • Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, a quien se aceptó la renuncia un par de minutos después de proponerla él de oficio.

Si cualquier lector revisa estos nombres, encontrará una coincidencia muy interesante entre ellos: Con la excepción de Ladaria que es un bicho raro entre ellos puesto que él ya sabía que su servicio era un periodo de transición, porque era muy duro pasar de Müller a Víctor Fernández, que es el actual prefecto, sin anestesia y nunca ha hecho una sola manifestación contra Francisco, son exactamente los opositores más feroces a Francisco, a los que habría que unir solo un par de prelados más (Brandmüller, Zen, Schneider y poco más) que o ya son eméritos o son obispos auxiliares de un agujero en lo más alejado posible del resto del mundo.

Entre todos ellos destacan por lo actual dos noticias muy diferentes:

La primera es la destitución fulminante del obispo Strickland y la segunda la descalificación del obispo Viganò por parte de uno de los paladines del neo conservadurismo católico moderno, Roberto de Mattei.

 

Destitución del obispo Strickland

Hasta hace muy poco, nadie conocía a Joseph Strickland. Reconozco que yo tampoco. Entre otras cosas porque hay que buscar con verdadero interés en el mapa su ya ex diócesis de Tyler (EE. UU.) que apenas junta a unos pocos católicos (apenas 130.000 bautizados según Wikipedia) y que se enclava en el norte de Texas, en medio del cinturón ultra conservador protestante de los USA.

¿Y qué hace a Strickand “misericordiable”? Pues oficialmente se debe a errores de bulto cometidos en la gestión de su diócesis y que fueron detectados por una comisión de obispos enviada allí por Roma y en la profusa intervención del obispo en las redes sociales con habituales críticas a las intenciones del Papa Francisco.

 

Nada nuevo bajo el sol

Porque ¿Qué hace distinto a Strickland de otros como él (como los ya conocidos y mucho más mediáticos, Atanasius Schneider o Reig Pla, por poner ejemplos muy conocidos)?

¿Por qué, Francisco, que es conocido por dejar macerar a sus opositores en un mar de irrelevancia sin entrar a discutir con ellos, no ha dudado en destituirlo fulminantemente?

Pues fundamentalmente porque es un obispo USA que ya estaba sistemáticamente desestabilizando la ya de por sí difícil conferencia episcopal de los Estados Unidos.

No nos engañemos, en la Iglesia de hoy, el aserto Cherchez l’argent está tan vigente como en cualquier otra institución mundana y es en el cuerpo de obispos y cardenales norteamericanos donde tiene Francisco su principal oposición a día de hoy.

Pero si el Papa esperaba una recepción obediente y resignada del cese, era demasiado ingenuo ya ha empezado el nuevo ex obispo a cargar de nuevo contra el Papa con un rosario de protesta (Alguien más docto que yo debería poder explicarme como derivo una sencilla oración  mariana en una herramienta de agresión) frente a la reunión de la Conferencia Episcopal USA y con una llamada a la desobediencia activa por parte de Strickland a los obispos del mundo para no atender lo indicado por la Declaración Fiducia Supplicans sobre bendiciones a personas en el seno de parejas  en situación irregular (Gays, divorciad@s, etc…)

Es muy interesante la reacción del búnker clerical neo conservador ante esta declaración tan poco incisiva o resolutoria en el problema real pero que ha significado para ellos un punto de no retorno en la doctrina vaticana y que está siendo el caballo de batalla conservador más importante en las últimas semanas, prueba evidente de las enormes dificultades que soporta el Papa Francisco cada vez que quiere dar un paso hacia delante en la integración real de los grandes discriminados en la Iglesia (LGTBIQ+, divorciad@s, mujeres, etc…)

Ejemplos de las políticas eckesiales que defiende el ex obispo de Tyler son:

Strickland tuiteó el 12 de mayo que rechazaba lo que él llamaba el «programa del Papa Francisco para socavar el Depósito de la Fe», una provocación que, según los informes de los medios de comunicación, las figuras del Vaticano dijeron que «cruzaba la línea», lo que provocó la visita apostólica.

También ha criticado en repetidas ocasiones al Papa por una «peligrosa» falta de claridad en sus declaraciones, especialmente en relación con la sexualidad, y ha criticado abiertamente el Sínodo

«Lamentablemente, es posible que algunos tachen de cismáticos a quienes no están de acuerdo con los cambios que se proponen», escribió el obispo Strickland en una carta pública en agosto.
«En cambio, los que proponen cambios a lo que no se puede cambiar buscan apoderarse de la Iglesia de Cristo, y ellos son realmente los verdaderos cismáticos». (Fuente Facebook, Infocatólica)

Las preocupaciones de la visita apostólica se centraban en la rotación a gran escala del personal diocesano, la contratación de una controvertida ex religiosa como empleada de una escuela secundaria y el apoyo a una controvertida comunidad católica.

«Me atengo a todas las cosas que se enumeraron como quejas contra mí», dijo a LifeSite News en un breve artículo que se publicó antes de su entrevista de 30 minutos. «Sé que no implementé la Traditiones Custodes» la restricción de la Misa Tradicional en latín de 2021 del Papa- «porque no puedo matar de hambre a parte de mi rebaño».

Esto lo dijo a pesar de haber reconocido que ni conocía no practicaba la misa Tridentina, tan solo unos días antes.

«Puesto que la verdad no puede cambiar, debemos reconocer que el Dicasterio no puede llegar ahora a una conclusión diferente que anularía la declaración original de la verdad del mismo oficio.
La verdad se basa en la Palabra Divina de Dios, tal como se revela en la Sagrada Escritura y en la Sagrada Tradición, y tal como es custodiada por el Magisterio de la Iglesia. Por lo tanto, cualquier intento de permitir la bendición de uniones del mismo sexo sería un ataque al Sagrado Depósito de la Fe.»
«Quiero reiterar que no se trata en modo alguno de discriminar a quienes cargan con el peso de la atracción hacia personas del mismo sexo, sino más bien de recordar la verdad del rito litúrgico y de la naturaleza de los sacramentales. No podemos honrar a Dios, que es la verdad, intentando ofrecer bendiciones que van en contra de Su verdad».
“Quieren que se cambie. Quieren que se ignore. Quieren deshacerse de la verdad que gloriosamente no va a desaparecer. La verdad que es Jesucristo, Su cuerpo místico, que es la Iglesia, todas las maravillas por las que murieron los mártires y vivieron los santos durante casi 2000 años desde que Cristo murió y resucitó”.

En los últimos años, Strickland se había convertido en la bandera, no ya del sector eclesial que se muestra crítico con el pontificado de Jorge Mario Bergoglio, sino del grupo que, directamente, tal y como él mismo escribió el pasado 13 de mayo en Twitter, considera que el sucesor de Pedro incurre en la herejía, pues tiene como “programa” del pontificado, ni más ni menos, que “socavar el depósito de la fe”. Consecuente con esta denuncia, por ejemplo, el obispo de Tyler se negó a aplicar en su diócesis el decreto Traditionis Custodes, por el que el Papa restringía la llamada misa tradicional, de espaldas a los fieles y en latín.

 

Declaración de de Mattei contra Viganò

En primer lugar, hay que destacar quién es Roberto de Mattei. Roberto de Mattei es un historiador y aristócrata laico (No es teólogo ni clérigo) italiano, presidente de la Fundación Lepanto, profesor universitario, ex vicepresidente del CSIC Italiano con responsabilidad en el área de Humanidades y baluarte intelectual del neo conservadurismo católico en Italia.

Todo el neo conservadurismo clerical católico en Italia busca el plácet del profesor De Mattei para apuntalar sus posturas.

Y es este “intelectual” quien publica en “Voice of the Family” (29/11/023) que Mons. Viganò se equivoca considerablemente al aunar “sedevacantismo” y rechazo anárquico a la autoridad, al hacerse eco de la posibilidad de que Viganò, esté ordenando en secreto sacerdotes e incluso obispos sin la correspondiente autorización papal.

Viganò, según de Mattei, ha declarado que Francisco es hereje, anticatólico, mentiroso, usurpador, y enemigo de la Iglesia.

Ya tuvo Pablo VI que afrontar este tipo de acusaciones, pero solamente con el cisma Lefebvriano, ya con Juan Pablo II, se había llegado tan lejos como para ordenar obispos sin el consentimiento de Roma.

De Mattei va más lejos y acusa a Viganò de estar creando una “red de resistencia clandestina” en el interior de la Iglesia.

Y yo añado, ¡¡¡ Y todo por no nombrarle cardenal cuando le llegó la edad de jubilación !!!

No hace falta recordar el enorme apoyo que Viganò obtiene, junto a Burke, de las instituciones laicas hiper conservadoras de los Estados Unidos de América, que buscan la homologación de sus visiones del mundo por parte de la Iglesia Católica, como ya tienen el de la Iglesia Pentecostal Evangélica.

De todo esto se deduce que la estrategia de Francisco de dejar macerar a los clérigos contestatarios es buena y obtiene resultados porque antes o después empiezan a florecer tanto los intereses espúreos como las controvertidas personalidades de los opositores.

 

Nota de actualidad

Por razones familiares y laborales, este artículo se ha demorado en su terminación algún tiempo y ha dado lugar a que se haya publicado un nuevo “acto de misericordia” por parte del Papa hacia uno de sus opositores.

Se ha dado reseña (BBC News) de que el papa ha decidido retirar el salario (+- 5000 € mensuales libres de impuestos) y desalojar de sus dependencias en el Vaticano (Un apartamento hermoso frente a la Via della Conciliazione) al cardenal norteamericano Leo Burke.

La decisión está tomada pero no es oficial aún, pero se sabe por fuentes internas del Vaticano que declararon a BBC: “Agregó (el Papa, nota del autor) que la decisión no pretende ser un castigo personal y se basa en la creencia de que una persona no debería disfrutar de privilegios cardinales mientras critica al jefe de la Iglesia.”

Según “Religión Confidencial”, el periodista y analista Austen Ivereigh señaló que le escribió al Papa Francisco sobre el comentario “enemigo” y el Papa respondió el 28 de noviembre: “Nunca usé la palabra ‘enemigo’ ni el pronombre ‘mi’. Simplemente lo anuncié en la reunión de los jefes de los dicasterios, sin dar explicaciones específicas”. El Papa autorizó a Ivereigh a compartir su comentario.

Lo cual parece confirmar la noticia.

10 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    Concentro este comentario en torno a la afirmación clásica -filosófica y también teológico religiosa- de que “la verdad no puede cambiar”. Apoyados en este principio eleático -aunque no solo-, que corresponde, o crea un paradigma estático, inamovible, “siempre idéntico a sí mismo”, se concibió la Revelación, la Tradición y el “Depósito de la Fe” -en los que hay mucho de humano, al menos en su redacción literal-, como algo irrevisable. Sin pensar que en esa redacción -y en esa creencia-, a veces se confunde “la Verdad de Dios” con la verdad humana sobre Dios, que sí es o puede ser  revisable.

    La auténtica Verdad de Dios -Jesús de Nazaret- fue más lúcido y más flexible en esta cuestión. Jesús no fue dogmático. Fue tolerante con los saduceos, que no creían en la resurrección. Solo se limitó a decirles que “no entendían bien las Escrituras”.

    Donde Jesús sí se manifestó duro fue con los fariseos, con los que escandalizan y con los que acumulan bienes o dinero y reparten solo migajas… Es decir, Jesús fue exigente en el terreno de los hechos, no tanto de las ideas o creencias. A mi juicio, el “Depósito” debe concebirse en primer lugar en torno a los comportamientos y a la unión en el amor. Por otra parte, parece que los defensores del “Depósito” teórico son poco conscientes de que éste se socava cuando se compagina Dios y Capital-Dinero-Poder. Los que defienden inflexibles el “Depósito de la Fe” teórica deberían revisar esa concepción que compatibiliza Dios y Capital o Dios y sistema neoliberal, que tanto se introdujo -y “se consagró”- en la iglesia clerical.

    -Creo que hoy Jesús diría a esa iglesia clerical que no sirvan el Evangelio del Reino en odres viejos neo-testamentarios. Neo-testamentarios, digo, porque en la Iglesia de Jesús algunos (al menos) hoy sirven el Mensaje evangélico en esos odres viejos de siglos ha. En la Iglesia del N. T. aún se sirve en esos odres viejos, que es preciso renovar…

    -Termino: El Imperio romano y el tardo-romano modeló mucho, demasiado, la Iglesia, marginando el Evangelio en aspectos fundamentales… Hoy de nuevo el Imperio modela mentes -sobre todo clericales- hasta el punto de hacer compatible Dios y Dinero, Dios y neo-liberalismo…  Necesitamos despertar para poder renacer. Para poder anunciar correctamente el Mensaje del Reino.

    • Antonio Llaguno

      Juan Antonio,

      has dado en uno dre los centyros de la diana de esta cuestión.

      Hay más pero éste es uno y muy importante y es a pretensión de que la verdad que afirma tener la Iglesia Católica es real, inmutable y propia de la misma Iglesia.

      Las tres cosas son bastante discutibles en mi opinión y sin tratar de comparar mis reflexiones con las tuyas (Mucho más eruditas y profesionales) creo que se pueden decir muchas cosas:

      1) Que en Cristo está la Verdad es algo que admitimos todos los cristianos, pero y este pero es muy importante, en Cristo y no en las interpretaciones que de la predicación de cristo nos han llegado, que no dejan de ser la reacción de seres humanos yan falibles como cualquiera ante ese mensaje transgresor. Esto reza tambien para los evangelistas y para Saulo de Tarso. Sus escritos no son “Palabra de Dios” sino “Palabra de ellos mismos ante su experiencia de Dios”. Podemos conceder que es inspirada por Dios puesto que es o que Dios inspira en cada uno de ellos, pero en ningún caso, en mi opinión, como la verdad absoluta. por tanto es real en tanto en cuanto a que es honesta y sincera, pero no tiene porqué ser la verdad (Y aquí lo escribo con minúscula) tal y como sería necesario constatar en un juicio o en un experimento científico. Son verdades distintas.

      2) Que no es inmutable, no tiene discusión. No ha parado de mutar en 2000 años de historia. Y entre otras cosas es lógico, porque el mundo ha cambiado y los desafíos a los que se enfrenta el creyente en Dios son completamente diferentes. Hoy, en día, el tema de la acogida a homosexuales es importante pero en epoca de Pablo no lo era. La Verdad tembién depende de la sensibilidad de cada época a ese tema. Hoy poco interes tiene la lucha contra la esclavitud porque está erradicada gracias a Dios en los paóises modernos, pero en su época (Por ejemplo en los años de la conquista española en América sí fue objeto de lucha por parte de la Iglesia)

      3) y que sea la posición de la Iglesia la que refleja la Verdad de Jesucristo, también es discutible porque justificaría como actos buenos actitudes defendidas por la Iglesia y que hoy en día nos sonrojarían, como la Inquisición, las cruzadas, la Simonía papal renacentista, la injerencia en el poder político propio de la edad media y llegando hasta la Revolución Francesa, la lucha contra avances científicos evidentes y evidensiados como la Selección Natural en el origen de las especies o la traslación heliocéntrica de la tierra (Aunque el ejemplo tan mannido de Galileo no sea de recibo) y otros. Hoy en día, aún tenemos que pelear contra la estupidez del famoso “Silabus” anti modernista de Pío X y con la lista de “ismos” condenados por el Concilio Vaticano I, sin justificación ninguna.

      • Juan A. Vinagre

        Uno de los problemas por el que nos resulta difícil entendernos en la Iglesia es porque en ella estamos conviviendo con dos paradigmas opuestos, nacidos en el tiempo y sus culturas. Son el paradigma “estático” antiguo (con base V. T. y filosófica eleática) y el paradigma “dinámico” con base en la historia y en la ciencia. (Jesús fue un hombre histórico, que entre otras cosas consideraba que nuestras ideas debían mejorar, renacer.)  Con estos paradigmas opuestos es casi imposible convivir, mientras demos más importancia a las ideas fijas que al amor, que a la unidad del amor.

        El día en que nuestra mente haya renacido, entenderemos mejor la esencia de la verdad del Mensaje del Reino, que es el amor y la unidad en el amor. Y entonces será más fácil convivir en la unidad de ese amor, no de las ideas. Y el paradigma estático, teórico, elaborado al margen de la historia y de la ciencia -sin ver que en la historia y sobre todo en la ciencia hay algo o mucho de “revelación”-, quedará agotado, extinguido, y acaso desaparecerá.  Entonces seremos libres de cargas de ignorancia de un pasado “mitificado” -en muchos casos asumido con buena voluntad-, y nos será más fácil reconocer que la realidad, el ser humano e incluso nuestro “concepto” de Dios, siguen un proceso de evolución y de maduración progresiva. Entonces veremos que nuestras ideas tienen un valor relativo, revisable, y solo se reconocerá como un valor permanente-perdurable el amor y la unidad en el amor, que es la esencia del Mensaje del Reino. Entonces el paradigma dinámico nos ayudará a entender mejor la Obra de Dios, el sentido del ser humano en la tierra y el Proyecto evangélico de transformación-fermento…, abierto a la Trascendencia. Esta es mi convicción, y al manifestarla creo que no estoy levitando.

        • Antonio Llaguno

          No Juan Antonio, no levitas, más bien tienes los pies en un suelo bastante razonable.

          Lo que pasa es que cuando recibí formación cristiana, ya sabes que no solo no soy teólogo sino que ni siquiera me acerco a ello, me dijeron con una convicción fuera de toda duda (Por parte del maestro) que: “En la doctrina ya está todo escrito. Solo queda descubrimiento de lo que la doctrina de siempre indica sobre nuevas preguntas. La “evolución” de la doctrina con el signo de los tiempos, en lo que tiene de reinterpretación, no es posible”

          Con esas premisas, no hay manera de revisar nada y seguiremos ofreciendo a los seres humanos solucuiones medievales a problemas contemporáneos (Eso en el caso de que la solución medieval a un problema medieval no sea tembien necesario revisarla, como cuando hablamos de inquisiciones)

  • ana rodrigo

    De todo el mundo es conocido que el origen de la jerarquía piramidal del clero es de origen medieval, suficientemente conocida y desaparecida en la sociedad civil actual, mientras que la Iglesia sigue anclada en esta anacrónica estructura, con el agravante de que se consideran los elegidos de Dios, representando al Dios Todopoderoso desde su poder sagrado y, al parecer, incontestable.  Estos hombres -solo hombres- se creen elegidos por Dios, con poder para decir cuál es la voluntad de Dios, que no deja de ser la suya propia.

    En una sociedad, como la actual, con principios de igualdad desde los DDHH, democrática en tanto en cuanto el poder lo dan los votos de la ciudadanía, que no “ponen a Dios por testigo” ¿Qué sentido tiene esta estructura piramidal, jerarquizada y desigual? 

    Respecto a la ambición de dinero, de lujo, de propiedades inmobiliarias, plantean muchas preguntas sobre la miseria moral a la que se puede llegar. Ya he dicho muchas veces que yo conocí (ya falleció) de cerca a un funcionario del Vaticano que colocó a su familia entre las más ricas de Madrid, viniendo todos de una familia de pequeños propietarios agrícolas, lo justo para la supervivencia. Pero del Vaticano, venía el dinero a chorros con el que se adquirían propiedades muy importantes en el centro de Madrid. 

    Si Francisco en este momento está obstaculizando el caciquismo, la corrupción y la ambición, dado que a estos monseñores les importa muy poco el Evangelio y la praxis de Jesús, pues atacarán sin piedad.

    Y dicen lo que dicen, y hacen lo que hacen, no por ideología conservadora, que también, sino por intereses personales donde el money y su escala jerárquica, mandan.

    • Alberto Revuelta Lucerga

      Ana los talibanes le dijeron a los representantes de Trump primero y a los de Biden más tarde: “Es posible que ustedes dispongan de los relojes , pero es seguro que nosotros disponemos del tiempo”. Eso le dicen bastantes de sus cardenales y obispo, y clero ordenado, a este señor Papa. Saben han ganado desde qye tomaron el poder con el decreto de Graciano. 

      • oscar varela

        ¿ESTAMOS ‘USANDO’ EL TIEMPO QUE ‘EL OTRO’ NO VIVIÓ?

        Mito “Los dos amigos que se reencarnaron”– Cultura Wineebago (Canadá)
        [‘Estructura’ según Lévi Strauss en el Estudio de Paul Radin]

        1- Es la historia de dos amigos, uno de ellos hijo de un jefe,
        • quienes deciden sacrificar sus vidas en beneficio de la Comunidad.

        • Tras padecer una serie de pruebas en el infierno, hallan la morada del Creador,
        • quien les permite reencarnarse
        • y asumir sus vidas anteriores entre los parientes y amigos.

        2- La teoría que subyace es:
        • “todo individuo tiene derecho
        • a una cantidad específica de años y experiencia”

        • Si una persona muere antes de tiempo,
        • sus parientes pueden rogar a los espíritus
        • que distribuyan entre ellos
        • lo que el muerto no pudo utilizar.

        3- Pero hay más teoría aún.
        • El tiempo no utilizado perdido por el héroe,
        • cuando es muerto por el enemigo,
        • será agregado al capital de vida establecido para el Grupo.

        4- Su acto de entrega no carece de un beneficio personal:
        • al convertirse en héroe el individuo realiza una elección;
        • cambia un ciclo de tiempo completo por uno más reducido.

        • Mientras el primero es único y definitivo,
        • el segundo aparece como ‘alquilado’ sobre la eternidad.
        • Entregando la vida gana una indefinida sucesión de pedazos de vida.
        • Todos esos pedazos no vividos aumentarán la vida de la gente común.

        5- Todo el mundo gana en el proceso:
        • La gente común, cuya expectativa de vida promedio aumentará despacio
        (pero considerablemente generación tras generación), y
        • los guerreros con vidas reducidas, pero indefinidamente renovables,
        (siempre que permanezca en ellos el afán de la autoentrega).

        6- La idea básica está clara:
        • los dos amigos la verse convertidos en afortunados seres sociales;
        • se sienten obligados a recompensar a sus compañeros de la Tribu
        • por haber sido tan bien tratados por ellos.

        7- Esta interpretación es la que concuerda con que
        • para pasar con éxito la prueba:
        • cada alma debe cuidar no de su propio bienestar,
        • sino del de los miembros vivientes del Grupo.

      • Antonio Llaguno

        Discrepo un poco, Alberto.

        Cada día los talibanes uktra católicos ven como su tiempo pasa.

        A fin de cuentas son tan temporales como nosotros y si analizamos la vida de la Iglesia hoy en día, ha cambiado mucho de la que vivimos tu y yo en nuestra niñes (Y comparada con la de la niñeza de nuestros padres ni te cuento)

        Son cambios de los que muchas veces no somos conscientes pero que ocurren y quedan.

        Gracias a Dios

    • Alberto Revuelta Lucerga

      Josselin Tricou, profesora asistente en sociología en la Universidad de Lausana (Suiza). Autora de “Sotanas y hombres. Encuesta sobre la masculinidad de los sacerdotes católicos” (PUF, 2021), considera que la Iglesia Católica Romana está atrapada por lo que llama“bloqueo sacerdotal”. Con esto hay que entender cinco elementos: el sacerdocio entendido como una sacralización del individuo masculino que lo encarna (1), hecho evidente por el sacrificio de su sexualidad (2), instaurando “una diferencia esencial” entre él y los laicos (3), la exclusión de las mujeres de esta posición de poder (4) y un discurso que instituye a la pareja heterosexual casada como única vía de acceso a una sexualidad lícita para los laicos (5).

Deja un comentario