Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

noviembre 2023
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
7295 Artículos. - 111289 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 05/11/2023

UNO. – 

Tambores lejanos. He escrito aquí en varias columnas semanales sobre la terrible guerra civil en Etiopía. Vuelvo sobre ese país: Etiopía se convirtió en el mayor país africano sin salida al mar tras la secesión de Asmara, antigua provincia etíope, en 1993. Y después de la guerra fratricida de 1998-2000 entre los dos países, Addis Abeba depende de la vecina Yibuti para la entrada y salida de más del 85% de sus importaciones y exportaciones. “El Mar Rojo y el Nilo definen a Etiopía – declaró hace unos días el Premio Nobel de la Paz 2019 y primer ministro etíope–, son una cuestión existencial, las bases para su desarrollo o su desaparición”. Retomaba, sin mencionarla, la doctrina del estratega del siglo XIX Ras Alula (el “Garibaldi d’Abissinia”, protagonista de las victorias etíopes contra los invasores italianos en Dogali y Adua) para el cual el Mar Rojo era la frontera etíope.

El líder etíope dijo que “un país de 150 millones de habitantes no puede mantenerse en una prisión geográfica. Y como no es tabú discutir el Nilo con Sudán y Egipto no tiene por qué serlo para el Mar Rojo y el Océano Índico”. Y enumeró los puertos que también podrían ser utilizados pacíficamente por Etiopía, desde los eritreos de Assab y Massaua, hasta Yibuti hasta Zeila en Somalilandia a cambio de compartir la energía eléctrica que será generada por la Gran Presa del Renacimiento en el Nilo cuando entre en funcionamiento. Su exaliado eritreo Isaias Afewerki con cuyos soldados invadió la región autónoma del norte de Etíopia, provocando la muerte de 500 mil habitantes del Tigré, rechazó esa propuesta tajantemente. Los eritreos tampoco han abandonado nunca el Tigré occidental, donde siguen oprimiendo a la población local con las milicias regionales Amhara que últimamente se han rebelado contra Addis Abeba. Las autoridades eritreas respondieron que no estaban interesadas en el acceso de Etiopía al Mar Rojo y pidieron no responder a las “provocaciones”. También ha sido negativa la reacción de Somalia. Mogadiscio -que no reconoce la independencia declarada por Somalilandia- a través del ministro de Asuntos Exteriores, Ali Omar, ha hecho saber que el acceso etíope a los puertos somalíes está fuera de discusión y la soberanía territorial, según la Constitución, es inviolable. La pelota vuelve al primer ministro etíope, pero crecen los temores de que aproveche la distracción de la comunidad internacional que mira a Gaza para llevar a efecto su línea de actuación anunciada.

 

DOS. – 

Continuo con Eritrea porque el pasado 25 de octubre se ha celebrado una amplia reunión de diferentes comunidades y grupos de eritreos residentes en distintos países de la UE y de asilados y refugiados de esa nacionalidad, convocados por el European Externak Programme for Africa, una organización privada. A esa mesa de trabajo han acudido partidarios y opositores del presidente y líder eritreo Isaías Afwerki, cuyos enfrentamientos se están produciendo en países europeos dentro de la retórica nacionalista y belicista de la propaganda oficial del régimen de Afwerki para condicionar a los eritreos que viven legal ilegalmente en el territorio de la UE. Mohamed Abdelsalam Babike, elaboró especial de la ONU sobre el respeto a los derechos humanos en Eritrea ha puesto de relieve el impacto de la participación del ejército eritreo en la guerra civil etíope. Impacto perverso sobre el ejercicio de los derechos humanos a través de las campañas de reclutamientos forzados de jóvenes hombres y mujeres, mayores y adolescentes también, , con miles de muertos en combate. Aquellas personas que quisieron evadir el reclutamiento fueron detenidas en situaciones inhumanas y degradantes con gravísimas repercusiones sobre sus familias, expulsadas de sus casas y expropiadas de sus tierras. Desde 2020 el grado de represión ha aumentado. Calcula que los expulsados y huidos del país ascienden a 577.000 que han pedido protección según confirma ACNUR. 135 eritreos vivían en Sudán cuando el 15 de abril de este mismo año estalló la guerra entre el ejército regular sudanés y los paramilitares. Respecto al tráfico de personas desde Eritrea a Libia, se ha documentado por investigadores de las universidades de Tilburg (Kai Smits) y de Londres (Martín Plant) que cada persona traficará es calificada y reseñada con un código digital para impedirle escapar de la red criminal. Entre 2017 y 2021 unas 200.000 personas eritreas han sido víctimas de este tráfico que finaliza en Libia. Las organizaciones criminales de traficantes piden rescates a sus familiares, de común acuerdo con las milicias libias que los retienen, cuyo volumen calculan los investigadores y las oenegés humanitarias sobre el terreno en unos mil millones de dólares. Igualmente se documenta que altos funcionarios y dirigentes políticos del régimen eritreo está en connivencia con las redes de tráfico criminal.

 

TRES. –

Fue crucificado, muerto y sepultado. He recitado esa confesión de fe miles de veces a lo largo de los ocho decenios de mi vida, y sigo haciéndolo. Noviembre, mes de difuntos me hace recordar a Jesus de Nazaret, crucificado, muerto y sepultado y escribir sobre esa pasión estos días en que rusos, ucranios, gazatíes e israelitas, palestinos de Cisjordania, eritreos, etíopes y otras multitudes de seres humanos le siguen en su peregrinar doloridos y espantados hacia la muerte y la sepultura. Walter Benjamin en su idea del nombre se refiere, como ha puesto de relieve S. Buck-Morss, “al poder cognoscitivo otorgado por Dios, de los humanos sobre todas las criaturas, para traducir el Ser al lenguaje, es decir para revelar su significado”. Benjamin en su comentario al primer capítulo a del Génesis afirma que Adan fue el primer filósofo de la humanidad porque, en el Paraíso, dio nombre a las criaturas de Dios, y las empalabró. Lo cita Lluis Duch al hablar de la capacidad de empalabrar que poseemos los humanos. También, por cierto, los que seguimos recitando el Credo sin comentarios. Los relatos de los escritores romanas describieron la crucifixión como el “summum supplicium”, el “peor de los tormentos”, reservado a criminales que no eran ciudadanos romanos, o a esclavos y prisioneros de guerra. La crucifixión somete al que la soporta a sufrir mucho, antes de morir durante largas horas e incluso varios días. La muerte le viene por asfixia, con el diafragma aplastado por el peso de su cuerpo porque sus músculos tetanizados ya no pueden levantar; esa fue la agonía de Jesús, tal como la relatan los Evangelios. La investigación sobre la pasión y muerte de Jesús ha avanzado mucho, ayudando a comprender el contexto espacio temporal en que ocurrió.

La muerte en la cruz es, sobre todo, una violencia inaudita desde un punto de vista simbólico. “Demuestra un rechazo radical al condenado”. La desnudez del torturado, expuesto a las miradas de la multitud en un lugar muy visible, en la cima de una colina, como en los Evangelios. La cruz se levantaba extra muros de la población lo que hacía visible su exclusión fuera del espacio comunitario. No es una muerte noble, no es una muerte de guerrero”. Es una muerte de un desgraciado, de un ser débil, al cual, por eso, el poder humilla. Cuando muere no está en contacto directo con la tierra, de donde ha venido al mundo y donde reposaría con los muertos. Simbólicamente se le priva del acceso a la última morada. Al crucificado ya muerto se le dejaba en la cruz para que lo devoraran aves rapaces y perros salvajes. Los Evangelios relatan que sin embargo el cuerpo de Jesús fue descolgado de la cruz y fue enterrado en un sepulcro para ser enterrado. Un descubrimiento arqueológico vino a apoyar el relato de los evangelistas pues en 1968, cerca de Jerusalén, se descubrieron los restos de un condenado del siglo I que había sido enterrado después de su muerte en la cruz. La mayoría de los historiadores afirman hoy que hay pocas razones para dudar de la crucifixión de Jesus como notifican los Evangelios que siguen siendo la fuente principal.

La autoridad que legalmente podía condenar a la cruz a Jesús era solo la romana de Poncio Pilato, aun existiendo intereses comunes con las autoridades judías, lo que era perfectamente posible. Los sacerdotes del Templo por el estatus de Mesías que reclama, viéndolo como un falso profeta. El “reino de Dios” que predica el Galileo pudo ser presentado como un cuestionamiento del poder romano. Jesús habría sido condenado como rebelde, por el procurador romano.

“Proclamamos un Mesías crucificado”, escribe Pablo en su primera epístola a los Corintios. “Escándalo para los judíos, locura para los paganos” (1 Cor 1, 23). “La muerte de Dios en la cruz es una obscenidad religiosa, afirma Daniel Marguerat, es un “escándalo” para los judíos porque esperan un Mesías de fuerza, un Mesías que impondrá la voluntad de Dios en beneficio del pueblo de Israel”. Y para los paganos, este “Mesías crucificado” es una “locura”, es decir, una “imbecilidad”, una “ineptitud”, porque, “en el mundo griego, la divinidad es fuente de poder y seguridad. Ella es la que sostiene el cosmos. La crucifixión de Dios es, por tanto, absolutamente incomprensible”. Dios omnipotente es reemplazado por el Dios que habita la finitud y la fragilidad de lo humano. Desde el principio, San Pablo hace de la crucifixión tanto el fundamento del cristianismo como su especificidad en el paisaje religioso.

P.L. Berger en “Una gloria lejana. La búsqueda de la fe en época de incredulidad”. Herder, dice: ”quizá sea cierto que el motivo de la reiterada tendencia humana hacia la trascendencia consiste en que la realidad incluye de hecho la trascendencia, y en que la realidad acaba por reafirmarse sobre la secularidad”.

 

CODA. – 

La Casa Real ya anunció hace unos meses el plan de formación y preparación de la princesa de Asturias para su futuro. Recuerdo, con ocasión de la Jura de su alteza, que Marco Poncio Catón, que nació el año 234 aC, conocido como Catón el Censor, y que murió el 149 aC, pretendiendo formar a su heredero le escribió un enciclopédico conjunto de libros. Título: Libri ad filium. Contenido: 5 libros De agricultura; 8 libros De medicina; 7 libros De Rhetórica; 6 libros De Philosophia; un número indeterminado de libros De re militari; y algunos historiadores suponen que otros libros De iurisprudencia. Tendríamos – si la Corona me hiciere merced de leer este memorial y llevarlo a término – la reina más sabía que en las Hispanias haya habido por los siglos pasados y los que vendrán.

3 comentarios

  • Gonzalo Haya

    Hay guerras olvidadas, “tambores lejanos”, pero los que sufren son humanos como los palestinos, los ucranianos, o cualquiera de nosotros. Comprometamos a nuestros políticos por la paz y la justicia; comprometámonos nosotros por desenmascarar la injusticia estructural del capitalismo. Si mil millones de cristianos nos comprometiéramos, algo harían los políticos y los multicapitalistas. ¡Ese sería el mejor Sínodo, pero tendría que ser libremente aceptado!

  • Javiierpelaez

    Gracias Alberto.Aprovechando q hablas de la crucifixión y de las múltiples guerras q nos asolan y de Walter Benjamín,creo yo q el fundamento de nuestra religión es la “esperanza contra toda esperanza”,decía yo esta mañana en Twitter.Uno ve en Twitter esas fotos de niños palestinos(hasta q nos sangren los ojos,como dice x Twitter Maruja Torres) y ve todos estos Cristos crucificados y los de q tú hablas y uno sabe q pensar ,aparte de llorar…Tantas víctimas,tanto dolor …Gracias x hablarnos de otros conflictos q no se habla….Lo de Jesús fué un completo y absoluto oprobio,claro…Ya las justificaciones religiosas de las autoridades israelíes(Netanyahu citando a Isaías) ya merecen un capítulo aparte…Gracias Alberto….

    Del juramento no hablo xq no pillé pastelito con la bandera de España…

  • carmen

    Esta vez no digo ni mu.Buen domingo.

Deja un comentario