Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7274 Artículos. - 111002 Comentarios.

La Gestación Subrogada. Aspectos morales

Me pide Antonio que realice un pequeño análisis de la polémica sobre la gestación subrogada que tan de moda se ha puesto en los medios de comunicación españoles de los últimos días.

Vaya por delante que éste es un asunto en el que lo importante no es la situación legal de este procedimiento, que si bien es bastante hipócrita, está sin embargo muy clara y los jueces saben perfectamente lo que hacer, aunque se parezca mucho al pictograma con los 3 monos tapándose ojos, oídos y boca, sino el juicio moral.

Como para todo juicio moral, yo parto de la base de que siempre me interesa hacer un análisis de situación. Es decir, no entiendo la reflexión ética y/o moral desde absolutos permanentes. Si alguien se sitúa desde ese punto de vista encontrará insatisfactoria esta reflexión; pero es que probablemente no podamos llegar en ningún caso a un punto de encuentro común.

No obstante, es no solo posible sino pertinente estudiar los aspectos que desde ambas posturas extremas, porque en este tema y por desgracia suele haber muy pocas posturas moderadas, se argumentan para defender cada posición.

Más tarde analizaremos si es posible encontrar una postura que pudiera ser entendida como aceptable por ambas partes (cosa muy difícil) y por último, dos pequeñas acotaciones desde un punto de vista social y político que, aunque generalmente no deberían tener relevancia en un análisis moral, en este caso son cuanto menos curiosas y en mi opinión introducen un par de matices que revelan aspectos que trascienden de su relevancia real y que hacen que este asunto se haya convertido, de pronto, en preocupación general del país y “trending topic” en redes sociales.

Obviamente, soy persona, sujeto y por lo tanto esta reflexión no será objetiva sino subjetiva y no pretendo convertirme en un árbitro neutral (Si es que eso existe, que, tras las noticias de casos abiertos en el fútbol patrio, eso está por ver). Será muy fácil entrever cuál es mi postura personal. Pero no es el objetivo defender mi propio pensamiento, sino sentar las bases para que cada uno haga su propia reflexión y a ser posible la comparta con el foro atriero.

 

ARGUMENTOS EN CONTRA

Empecemos con los argumentos en contra, que son probablemente los más obvios o los que se exponen con un volumen más elevado de intensidad sonora y porque entiendo que prima el principio de libertad y que si se va a declarar algo como moralmente inadecuado, la carga de la prueba debe recaer en quien condena y no en quien no lo hace.

  1. Se indica que la gestación subrogada atenta contra la dignidad de la mujer, puesto que se la emplea como vehículo de comercio, como una “fábrica de bebés”. Eso implica que se esté usando el cuerpo de la mujer como medio para explotarla como persona.
  2. Se afirma que se atenta contra la dignidad del bebé, porque tiene derecho a tener un padre y una madre naturales y genéticamente propios.
  3. Se declara moralmente ilícito porque generalmente se utilizan para ello (Y aquí el empleo del verbo utilizar no deja de ser peyorativo) a mujeres pobres y en situación desfavorecida para usarlas como medio de fabricación de bebés.
  4. Otro argumento es la existencia de un intercambio dinerario o económico, denominado eufemísticamente “compensación” en este proceso. La existencia de un negocio de gestación subrogada se postula como el argumento más utilizado y el que se defiende con más vehemencia por parte de quien afirma que es una práctica inmoral.
  5. Se plantea también el hecho de que sea solo accesible, debido a su elevado, coste a personas de elevado poder adquisitivo y que solo las parejas o individu@s con nivel de vida muy alto se pueden permitir los costes de un proceso como este
  6. También se suele argumentar que el vínculo materno-filial que se establece durante el embarazo y en los primeros momentos tras el parto es muy importante para el bebé y se le está trastornando su particular forma de conocer el mundo y relacionarse con él, que en esos primeros momentos de vida es particularmente importante, sin descartar que también se le priva de la lactancia materna que es fundamental en su desarrollo.
  7. Es importante el rechazo que plantea la idoneidad o no de los futuros padres. Situación económica, edad, madurez afectiva, capacidad para afrontar los requisitos de la paternidad/maternidad, etc…
  8. Por último se tiene en cuenta el pronunciamiento de diferentes organizaciones internacionales, generalmente en contra de dicha práctica para apuntalar los argumentos anteriores.

 

ARGUMENTOS A FAVOR

Parto de la base de que no es necesario para quienes están a favor de la gestación subrogada argumentar nada. Tal y como dije, la carga de la prueba debe recaer en quienes la condenan; pero es necesario admitir que los argumentos en contra son tantos y tales que es imprescindible tratar de encontrar una respuesta a ellos porque de lo contrario habría que admitir que son carga de prueba suficiente como para admitir que se trata de una práctica inmoral y por lo tanto rechazable.

Quiero decir que no basta con decir: “Yo no tengo que probar nada, soy libre”, porque hay suficientes argumentos en contra como para exigir una justificación más profunda de la postura a favor.

Pero será suficiente que se pueda responder a cada uno de los argumentos en contra establecidos como para entender, en mi opinión, que se justifica una postura a favor.

  1. En cuanto a que se emplea a la mujer como explotada para convertirla en una fábrica de bebés, los que se postulan a favor, argumentan que no existe manera actual de obtener un bebé que no sea mediante el empleo del cuerpo de una mujer y que lo que prima en este aspecto, no es el vehículo que se emplea para obtener ese bebé sino la voluntad libre y consciente de quien tiene los derechos sobre ese vehículo, es decir la propia madre gestante.

Estoy empleando adrede una terminología conscientemente transgresora. Y lo hago porque quienes se oponen a esta práctica suelen coincidir en buena manera con los mismos colectivos que defienden el aborto con el mismo argumento, es decir que prima la libertad de la “poseedora del cuerpo” es decir de la mujer que tiene la posibilidad de ser madre y en unos casos decide evitar el embarazo y en otros decide llevar a término ese embarazo.

En cuanto a que al hacerlo renuncia a la responsabilidad de sus obligaciones como madre, ya desde la época romana se admitía la “adopción” de forma que un ciudadano libre y consciente confería a otro ciudadano (Que incluso podía no ser ciudadano romano de pleno derecho previamente) la condición de hijo adoptivo. Y eso no plantea un conflicto moral. En este caso sí que se puede plantear el conflicto moral de que el hijo pueda reclamar derechos que le asistan sobre la condición de madre de la gestante, como por ejemplo de herencia, pero hay que reconocer que en este caso no suelen producirse debido a la desigualdad entre las partes y que en cualquier caso no es difícil legislar de forma que esos derechos puedan respetarse y que las madres gestantes debieran aceptarlos y respetarlos.

La respuesta a ese argumento sería pues que prima el derecho y la libertad de la madre a hacer con su cuerpo lo que le dé la gana.

Yo además planteo la pregunta de ¿Quién decide lo que es digno o no? En mi modesta opinión, si yo (En caso de ser mujer) decidiera que no es digno para mi tomar parte en esa práctica, sencillamente debería no practicarla, pero no veo razón alguna para que un tercero decida lo que es digno para mí.

  1. En cuanto a la dignidad del bebé, y su derecho a tener un padre y una madre genéticamente propios, aquí la palabra relevante es la condición de “genéticamente propios”. Los hijos adoptados, los huérfanos, los niños que son dados en acogida por razones de maltrato o de exclusión económica o social y otras situaciones similares tampoco tienen unos padres genéticos propios.

Es cierto que, abundando en el punto anterior, la ley debe proteger los derechos del más débil, en este caso del bebé y de establecer los criterios legales para que los padres, sean o no genéticos, respondan a sus obligaciones y no es difícil hacerlo. De hecho, debe hacerlo también para el resto de bebés sometidos a esa tensión emocional (Adoptados, etc…)

  1. Ante la afirmación de que se empleen como madres subrogadas a mujeres pobres, mujeres en situación económica y socialmente desfavorecida, se suele argumentar que simplemente no es verdad. Es cierto que en muchos casos es así. Pero es igualmente cierto que en otros muchos casos no es cierto. Hoy mismo he podido ver yo en televisión a una “madre gestante o subrogada” que no está en situación económica desfavorecida ni de exclusión social y lo ha hecho a cambio de un dinero. Habrá pues, dicen quienes están a favor, que crear los mecanismos para que no se convierta en una práctica explotadora pero eso no condena la práctica sino la explotación.

Es un tópico, éste, en el juicio moral. Se suele condenar las tergiversaciones que la praxis hace de un acto sometido a juicio moral y al condenarlas se condena el hecho en sí. En muchas ocasiones porque es más fácil condenar el hecho que las prácticas. Un ejemplo muy evidente fue la Ley Seca norteamericana. Debido a que el exceso del consumo de alcohol era moralmente reprimible se prohibió el consumo, fabricación y el tráfico de alcohol, produciendo un crimen organizado que es el origen de la Mafia y después se demostró que era más eficaz promover un consumo responsable.

¿Por qué quienes establecen los juicios morales tratan a los seres humanos como irresponsables?

Combatamos la explotación no el asunto que se explota.

  1. La cuarta objeción recibe contra argumentos más viscerales, y en mi opinión, requiere una reflexión distinta. Sí. Es cierto que se produce una transacción económica y un negocio de “alquiler de vientres”. La pregunta es ¿Por qué, el hecho de que exista esa transacción económica es inmoral?

Últimamente se usa esta objeción para casi cualquier cosa. En un mundo donde cualquier organización se auto denomina ONG, para buscar justificación moral de sus actos y se ensalza lo gratuito y se desprecia lo que no lo es, quienes argumentan a favor piden una explicación a la pregunta de ¿Por qué el hecho de cobrar por un acto, lo convierte en negativo?

En esta línea de poner como línea roja la compensación económica se mueven algunos argumentos, como los del comité de ética de la Organización Médica Colegial que ponen la limitación deontológica en que la práctica sea desinteresada o no.

En este sentido, lo que argumentan, quienes está a favor es que habrá que eliminar las prácticas moralmente rechazables de la transacción económica, como la trata, la explotación, la obligación a mujeres que no deseen someterse a esta práctica a someterse a ella y en cualquier caso, el estado debe protegerse de esas malas prácticas que sea o no legalmente aceptable la gestación subrogada porque sea o no legal, esas malas prácticas van a producirse. Es la misma discusión que cuando se haba de prostitución o de consumo de drogas (No de tráfico o de crimen organizado en torno al tráfico de drogas). Y yo entiendo que es, cuanto menos, una discusión que tiene sentido hacerse y que en cualquier caso debe ser hecha, teniendo en cuenta el principio de libertad individual. Pero esto último es sólo mi opinión.

Ganar dinero no es malo. Lo es ganarlo haciendo daño a otro o produciendo dolor ajeno pero lo que es del Cesar, sea del Cesar.

  1. En cuanto al hecho de que es solo accesible a quienes tienen recursos elevados es muy fácil de rebatir. Hagámoslo más barato

Si admitimos este argumento debemos admitir lo mismo para las. ortodoncias, los cambios de sexo, las reducciones de estómago (Yo me he hecho una y me costó una pasta) o las operaciones de estética; y nadie cuestiona su ética o moral (Se cuestiona el mal gusto de algunas de esas prácticas, pero no su moralidad).

  1. En cuanto al vínculo materno-filial temprano, ciertamente (Y esto no es mi opinión. Esto es objetivo) no está demostrado que sea determinante.

Hay muchos bebés que son separados de la madre al nacer (Por que van a una incubadora, o porque nacen en condiciones difíciles) que no presentan ningún problema a pesar de no haber tenido ese contacto temprano y lo mismo ocurre con la lactancia materna.

¿Es mejor el contacto físico temprano y duradero con la madre biológica? Sí. ¿Es suficiente como para declararlo inmoral? En mi opinión no.

  1. En cuanto a la idoneidad de los padres, los que están a favor preguntan ¿Quién garantiza la idoneidad de los padres “naturales”? Viendo la cantidad de niños maltratados, me parece que nadie.

¿No será lo adecuado establecer los controles paternales para que cualquier padre y madre, sea o no subrogado sea un padre o madre responsable?

De nuevo estamos con el creador de dogma moral suplantando la responsabilidad individual de la persona.

  1. Y en cuanto a la opinión de Organismos Internacionales, lo cierto es que por cada uno, encontraremos otro que opina lo contrario e incluso un mismo organismo puede cambiar de opinión e incluso cambia a menudo.

Nada nuevo bajo el sol.

 

OTROS ASPECTOS

Cabe aquí plantear que en este asunto concurren otros aspectos y no es el más irrelevante el hecho de que esta práctica se lleve haciendo sin excesivas rasgaduras de vestimentas durante años y que sea ahora, cuando se produce la “alarma social”, curiosamente cuando afecta a Doña Ana García Obregón, ilustre bióloga y señera “miembra” de la Jet Set española.

Vaya por delante que la Sra. García Obregón no me merece simpatías ningunas y que no tengo especial cariño por su persona, fuera parte de señalar que cuando hizo “Matador” (O “Torero”, que ya no recuerdo el nombre de la película) con la espectacular Bo Derek, la señora García Obregón no desmerecía ni en belleza ni en torpeza interpretativa (Que de ambas tenían cantidad las dos) con tan ilustre actriz norteamericana.

Pero me parece de una hipocresía importante rasgarse ahora las vestiduras ético/morales sin haberlo hecho cuando hizo lo mismo Luis Miguel (El cantante mexicano), Miguel Bose (En su relación homosexual y por lo tanto imposible de ser objeto de procreación), Ricky Martin (En la misma situación), Tita Cervera. O cuando han ido a adoptar niños a golpe de talonario famosos adinerados como Isabel Pantoja o el torero Ortega Cano y Rocío Jurado.

Y muchos otros.

Además, hay que señalar otra cosa preocupante a mi juicio. Éste es el único asunto en que se han puesto de acuerdo los extremos políticos del espectro español. Seré un desconfiado, pero ver que se ponen de acuerdo VOX y Podemos me da mucha grima, y en especial cuando son los mismos que utilizan argumentos como “Yo con mi cuerpo hago lo que quiero” para justificar el aborto (Podemos), argumento que no aplican para la gestación subrogada o “El cuerpo de la mujer es un templo de Dios” (VOX) que no debe tener la condición de edificio eclesiástico cuando se trata de que la mujer decida lo que hacer en cuanto al feto que lleva en ese mismo templo divino y decide libremente entregarlo a cambio de dinero..

Ciertamente y esta sí es mi opinión, yo prefiero posturas más moderadas y tendentes a establecer los medios para obtener un buen fin.

Si os habéis dado cuenta, no he empleado argumentos religiosos y es que creo firmemente que en este caso son irrelevantes.

Si por razones religiosas creo que esta práctica es inmoral, como practicante de esa religión debo ser coherente y no realizarla, pero en ningún caso tengo la potestad para extender mi criterio moral a otros.

Es como el asunto del divorcio. El hecho de que la Iglesia Católica lo considere un pecado me puede afectar si decido aceptar los postulados de esa religión, pero no tiene por qué afectar a un musulmán o un ateo.

Y toda esta reflexión, tratando de no tomar en consideración que hay millones de matices en cada caso individual que harían que cada juicio moral deba ser hecho individualmente, lo cual hace que una legislación generalista sea siempre injusta y muy compleja.

 

IMPLICACIÓN PERSONAL

No quiero terminar sin hacer una puntualización muy personal.

Yo no tengo hijos. No supe fabricarlos o mi materia prima (Puesto que soy yo y no mi mujer el responsable de esa deficiencia) no es de la calidad suficiente.

Se del sufrimiento que mi mujer soportó cuando el doctor le dijo “Mire señora, su marido no puede”.

Me he dejado una fortuna en métodos de reproducción asistida sin éxito.

Y también conozco el calvario interior que pasó la persona a la que más amo en mi Universo particular al tratar de asumir la noticia que le dio el doctor.

No juzgo a mi mujer cuando se negó a entrar en un proceso de adopción, que debido a la edad que teníamos y a lo complejo y tardo que es en España no hubiera sido viable. Tampoco lo era ya el tratar de hacerlo fuera de España (Y tiene las mismas connotaciones morales en mi opinión)

Si yo hubiera tenido la situación económica de la Sra. García Obregón y mi mujer hubiera estado de acuerdo, sin ninguna duda hubiera recurrido a esta posibilidad.

Y creo de verdad que de haberlo hecho, el niño recibido habría sido tratado con el mayor amor del mundo, como si hubiera sido nuestro hijo “genéticamente propio” y que al llegar a la presencia del Padre, me habría acogido con una sonrisa.

Esta es la única de las justificaciones que a mí personalmente me importa. Porque, desde luego, no reconozco autoridad al obispo de turno o a la mandamás de turno del Ministerio de Igualdad, para juzgar moralmente una decisión como esa. De hecho, lo normal es que ambos dos, sean realmente más irresponsables que yo, al menos en lo que a mi vida se refiere.

Porque para Dios es imposible condenar lo que se hace por amor.

Pero los argumentos están ahí. Discutámoslos que seguro nos deparan un buen debate.

50 comentarios

  • Nacho Dueñas

    Llaguno, te felicito por la gran lucidez y  densidad conceptual de este artículo y de tus comentarios.

    En verdad, el tema me queda grande, nunca me lo he planteado, pero gracias por hacerme pensar. Se me abre otra línea (la enésima) de reflexión.

    Un abrazo.

    Nacho.

  • Javiierpelaez

    Antonio yo nunca pondré en duda q tú eres español.Si los españoles somos así “los q no podemos ser otra cosa”.Si tengo parte de mi familia enterrada en Latinoamérica: Bogotá, Panamá y creo q la próxima(quién sabe) en Ecuador…Yo nunca pondría en duda q un español es un español…Este donde esté…Eso es así…Eres mi compatriota,pienses lo que pienses…

  • Javiierpelaez

    Antonio ya no escribo más xq tú tienes tu posición,yo la mía y es marear la perdiz.

  • Javiierpelaez

    La prueba de q lo de Ana Obregón es un completo cachondeo es que ahora lo presenta como su nieto.Aunque esto no es una reproducción asistida este barbarismo se burla de varios de los ppios de nuestra Ley de Reproducción Asistida.Primero,se burla del ppio de q la receptora no puede elegir el donante de semen (art.6.5). Se burla del ppio de q sólo cabe la inseminación con semen del marido premuerto dte un año y con estrictos reqss documentales del marido. Maternidad subrogada= cachondeo moral absoluto al servicio de los ricos.

     

    • Antonio Llaguno

      No te enteras Pelaez. O vuelves a leer lo que te apetece en vez de lo que se ha escrito.

      Lo que ha declarado es que legalmente es su hija pero genéticamente es su nieta puesto que se ha gestado con el esperma congelado de su hijo muerto.

      Y tu comprensión de la ley, vuelve a ser escasa.

      El artículo 6.5 es competente para quienes buscan la reproducción asistida con donación de esperma, pero una viuda (Por ejemplo) o una pareja pueden emplear el esperma del marido o del varón de la pareja (Previamente conjelado) para reproducirse, sin ninguna traba legal. No solo del marido, las parejas de hecho tienen  los mismos derechos que los matrimonis.

      Y además ella no ha realizado la maternidad subrogada en Epsña. No está por lo tanto sujeta a la ley española. En lo que concierne a la ley española , lo unico que ha hecho es traerse a España una niña reconocida legalmente en otro estado libre y de derecho. Exactamente igual que si la hubiera adoptado.

      Por otra parte no estamos hablando aquí de las consecuencias legales de los actos de la Sra. García Obregon (Vuelve a leerlo con cuidado que veo que no tienes costumbre). Para eso están los jueces y si ha cometido algún delito y tanto que te indigna; no entiendo por qué no habéis puesto ya una denuncia en el juzgado de guardia.

      Estamos hablando de los aspectos morales y tus argumentos morales  (¡¡¡Oh que horror, solo los ricos se lo pueden permitir!! ¡¡¡Castiguémoslos!!!) se sostienen menos que una columna de plastilina.

       

      • Javiierpelaez

        En absoluto el esperma del marido premuerto sólo se puede usar dte un año y con docto notarial del marido(art.9 de la Ley de Reproducción Asistida) que yo he ido a un pleito de unas cautelarísimas sobre eso

        • Javiierpelaez

          Va contra los criterios morales q tenemos en España sobre la reproducción asistida q se configuran previa consulta a las organizaciones deontológicas…Ya sé q no se le aplica la ley española q soy abogado… Simplemente digo q se va a un país,EEUU,cuya laxitud moral en aras del business está más q documentada..

          • Antonio Llaguno

            Va contra los criterios morales que tienes tú. Yo soy tan español como tú y no comparto ese criterio, Hasta donde yo se los criterios morales no son comunes ni impuestos, ni se consensuan pòr mayoría.

            La ética y la moral no son democráticas. Tú tienes la tuya (Supeditada a las consignas del partido, pero ese es tu problema, no el mío) y yo tengo la mía que la supedito a lo que me da la gana.

            No pretendo que compartas mi opinón y respeto la tuya; lo que no te admito es que te empeñes en que la comparta.

            Es lo que suele pasar cuando se habla con quienes transitáis por los extremos del expectro ideológico, ni comprendéis, ni toleráis, ni pretendéis permitir que otras personas pensemos de forma distinta a la vuestra.

            Te recuerdo el inicio de la discusión.

            Yo planteo un argumento (el 3) fente a la gestación subrogada que tu no compartes. Hasta ahí y a pesar de lo ridículo, intelectualmente hablando claro, que es el tuyo (Como solo lo pueden usar los ricos es inmoral) no hay problema. Pero tu te empeñas en que debo compartirlo.

            Pues no Javiier, no lo comparto. Me parece la típica excusa para justificar una consigna de partido que intelectualmente no tiene posibilidad de sostenerse en un entorno de razón objetiva.

            Si algo que solo pueden hacer los ricos fuera inmoral, sería inmoral comprarse un ferrari, comer el el Bulli, viajar en primera clase, o hacerse la cirugía de mamas (Que también en ella se paga por emplear el cuerpo de la mujer A SU GUSTO Y CRITERIO, que para eso es libre).

            A ti no te importa restringir la libertad siempre que Irene Montero te lo disponga y a mi me parace el mayor regalo que me ha dado Dios y creo que no se debe restringir. Ni la mía ni la de nadie.

            Tal y como apuntó Ana, os preocupa mucho la dignidad del hombre y la mujer  (Modo ironía on) pero os la pela el trato que estáis dando a los centenares o miles de niños que viven en España y que han sido fruto de gestación subrogada. Ya se que no os preocupa. Hacéis lo mismo con los niños y niñas con sindrome de Down a quienes consideráis prescindibles (Y con otro tipo de enfermedades genéticas prenatales) y con muchos de los ancianos a quienes aplicaríais la eutanasia obligatoria por decreto ley y no a su criterio.

            No Javiier, no me vas a convencer. La gestación subrogada no es inmoral, a mi juicio. Y el que sea o no legal se debatirá donde debe debatirse y si Ciudadanos tuviera mayoría absoluta, por ejemplo, sería legal.

            No tenéis la superioridad moral y éste es un debate muy complejo que no se puede desapachar con cuatro directrices políticas repetidas hasta la saciedad salidas del chalet más famoso de Galapagar.

            Como dije en el artículo yo no pretendo convencerte a ti, tan sólo plantear lo más objetivamente posible los argumentos de unos y de otros y después indicar cual es mi postura personal, que para ser cambiada, necesita mucho más que una queja de aspirante a rico no satisfecho, que es a lo que me suena siempre el argumento ese de que “sólo pueden hacerlo los ricos”, porque seguro que un abogado en ejercicio como tu tiene agua corriente en su casa ¿Verdad? Pues yo conozco un pais entero (Rodeado de la Republica Sudafricana por todas partes) donde ese lujo ni siquiera se lo pueden permitir los ricos, sino los muy ricos. Y tener agua corriente no es inmoral.

            Como argumento, el tuyo tiene menos peso que el contenido de un globo de helio.

            Y si no se aplica la ley española, pues no tiene sentido que le apliques la ley española ¿No cree usted, señor abogado?

  • Javiierpelaez

    Antonio no soy de Pozuelo,soy de Chamberí residente en Barrio de la Concepción…Tú versión de la libertad es muy propia de la libertad de las cañas…

    • Antonio Llaguno

      Javier, leer con un poco más de cuidado lo que escriben los demás es buena práctica.

      No escribí que fueras de Pozuelo, sino que es cuando esto lo hace un riquillo de Pozuelo cuando ponéis el grito en el cielo. Si la Sr. Obregón hubiera sido vecina de Pan Bendito y militante de Podemos (Que también los hay con mucha pasta, y si no véase la Finca de Galapagar) no estaríais reclamando la dignidad de la mujer y afirmando a quien quiera escuchar que es inmoral.

      Y por cierto que la libertad es libertad y punto. No hay versión. No hay matiz.

      Se puede ejercer la libertad con responsabilidad o sin ella pero la libertad no tiene matices.

      Los dictadores se han inventado el término libertinaje (Si tuvieras mi edad te lo habrían enseñado en la escuela) para que parezca que se habla de libertad desde la opresión y esclavitud. Así que si “mi versión” de libertad es la de las cañas, sea. Porque es la única que hay.

      (¿Por cierto, qué hay de malo o inmoral en tomarse unas cañas? ¿También vas a ser inquisidor con ello?)

  • ana rodrigo

    Cuando no existían y, hoy, donde no existen los métodos anticonceptivos, la gestación y la natalidad quedan en manos de la naturaleza. Ahora es fácil y recomendable culturalmente, allí donde sea posible, la planificación familiar y que la pareja, la mujer sola o el hombre solo, puedan ser padres o madres donde la ley lo permita. Ya dije esta mañana, que no entendía la prohibición en personas mayores de edad y responsables de sus decisiones.

    Otro punto a tener en cuenta, son las violaciones dentro del matrimonio, tan numerosas a lo largo de la historia porque la mujer no podía negarse, incluso por mandato cristiano, o pudieran o puedan ser agredidas o matadas por el propio marido, o en países, como he dicho, donde no pueden evitar el embarazo. Cuando veo a parejas o a madres refugiadas cargadas de niñ@s pequeñ@s, me pregunto si han sido hij@s deseados o no deseados…

    Ya sé que la casuística no valida una teoría, pero veo que hay tantas ideas como casos y tantos casos que producen sus propias teorías.

    ¿Queréis casos? Ahí van. A una amiga mía le dieron en acogida definitiva a un niño que, al morir su madre con problemas de adiciones, el niño se quedó con mi amiga que lo adora y él lo mismo. Un matrimonio amigo mío que adoptan dos mellizos y, con el tiempo, aparecieron con distintos y graves problemas cada uno de ellos, no obstante se gastaron fortunas en cuidarlos, y ella (él, falleció) los sigue queriendo con toda su alma. Sobre si el niño gestado por subrogación o biológico, con algún problema detectado en en momento de nacer o después, veamos casos conocidos por mi propia persona. Un padre, casado, abandona su familia porque a su hijo se le detecta a una determinada edad, un grave una enfermedad relacionada con el autismo; una madre divorciada que se desentiende de su hijo por serle diagnosticada una esquizofrenia; otro padre que se divorcia  porque su hija tiene síndrome de Down; un padre viudo que está sufriendo horrores con una hija esquizofrénica y que no sabe ya qué hacer: dos tíos míos que murieron de pena hace ya más de 50 años sólo pensando qué sería de su hija dependiente cuando ellos faltaran, y efectivamente, la “niña”, murió poco después también de pena al morir sus padres a los que quería conscientemente. Todos son casos conocidos por mí, como he dicho.

    Y, finalmente, millones y millones de padres y madres que aceptan, quieren, cuidan, madres que renuncian a su trabajo y, si hace falta, dan la vida en su propia existencia por su hijo o por su hija. Y millones y millones de madres y de padres que dan su vida por hijos e hijas no biológicas.

    Real como la vida misma. Por eso no debiéramos generalizar cuando se habla de casos. La casuística es infinita y las circunstancias individuales también.

    Eso sí, donde haya amor, no juzgar, el amor siempre quiere lo mejor para el ser querido.

  • Javiierpelaez

    Ade+ los argumentos que utilizas Antonio son como de “pollo sin cabeza”…Ya sé q la explotación de los espíritus es tan grave como la del cuerpo…En términos generales es falaz hablar de la bondad de algo x lo malísimo q es otra cosa…Hablar x comparación moral…Es más es el típico argumento de los niños cuando le pillan un fraganti….Ja,ja,ja…

    • Antonio Llaguno

      Javier,

      le del pollo sin cabeza deberás explicarlo más. Mira que yo soy de pueblo y he visto a más de una gallina caminar decapitada unos pocos metros, pero sigo sin saber que pugnetas tiene que ver lo nque dices con lo que yo escribí.

      Yo no uso la falacia que empleas. Me limito a decir que no se debe generalizar la persecución y perseguir un acto porque quienes lo hagan loe empleen para hacer el mal.

      Ejemplos de esto hay muchos.

      A los de tu cuerda os encanta prohibir. Prohibís a todas horas.Eso sí, siempre que lo prohibido no esté de moda. Si está de moda como el aborto, entonces es que la libertad y la responsabilidad de la mujer que aborta es un derecho a proteger.

      Exactamente el mismo derecho que yo afirmo que se debe proteger en este caso.

      La mujer, adulta, en plenitud de facultades mentales (Y físicas puesto que se dispona a pasar por algo tan exigebnte como un embarazo) merece mucho más respeto que el que vosotros le tenéis.

      La mujer adulta y responsable solo ejerce su responsabilidad si sigue las consignas vuestras.

      No javier, no. La mujer, adulta y responsable es libre. Libre porque Dios así lo quiso. libre porque tiene el derecho a serlo. Libre porque es dueña de su cuerpo, su alma (En caso de que exista algo parecido a lo que llamamos alma) y sobre todo es dueña de su persona.

      Y esa libertad hay que respetarla.

      Respetar la libertad de la mujer incluye 2 cosas. Una no impedir que haga lo que le salga del clítoris y otra ayudar a que esa decisión pueda tomarla libre de esclavitudes, opresiones y explotaciones.

       

      • Javiierpelaez

        Pero x dios ya salimos con el clítoris….Esto ya no parece un portal religioso(jaja).Me encanta prohibir,exacto…Todo el día prohibiendo: x la mañana,x la tarde,x la noche….

        .

        • Antonio Llaguno

          De hecho estoy convencido de que lo pasas pipa prohibiendo.

          Por cierto, ¿Tienes algún problema con la palabra clítoris? ¿Es inmoral? ¿Solo los ricos la usan?

          ¿Existe alguna otra palabra que te resulte moralmente inaceptable? ¿Vulva quizás? ¿Glande tal vez? ¿Escroto, útero?

          ¿Polla, pepitilla, coñete?

          Hasta donde yo se, este es mucho más que un portal religioso. Es un portal donde se dialoga en libertad, un lugar de encuentro donde podemos expresarnos libremente sobre temas que nos interesan (Muchos de ellos religiosos, pero también científicos, políticos y cotidianos. Incluso nos saludamos y recordamos viejas batallitas) y el límite es la buena educación (Ni siquiera lo es la corrección política), y alguna vez se me ha llamado la atención por no ser lo suficientemente bien educado. Corrección que he recibido disciplinadamente.

          Pero hasta donde yo se, la palabra “clítoris” es castellana pura, científicamente correcta, corresponde  a la parte del cuerpo que yo quería indicar y cuando se trata de una mujer es mucho más biológicamente pertinente que decir por ejemplo “lo que le salga del glande”.

          A menos que el ministerio de igualdad haya prohibido el uso de la palabra (El uso del clítoris no sólo no lo ha prohibido sino que lo recomienda con verdadera fruición y a mi juicio con muy buen criterio) y yo no me haya enterado.

           

  • George R Porta

    Como no soy experto legal, me puedo permitir algunas burradas. Aquí va una.

    A la vida no se puede tener derecho, como nadie tiene derecho a dañarla o a quitarla, ni siquiera, a mi ver, el Estado.

    Una vez que se existe, pues eso, nada debe impedir existir y existir con dignidad hasta que llegue la muerte y la existencia se vea «naturalmente» interrumpida.

    Como todas mis burradas, algunas aclaraciones hay que hacer respecto a esta. Gestar, crear progenie requiere de responsabilidad y no debiera ocurrir por accidente: Algunas investigaciones de viabilidad y sostenibilidad son obligatorias. Si el derecho a interrumpir medios artificiales de prolongación de la existencia admite la consideración de la sostenibilidad del esfuerzo desde el punto de vista financiero, pues procrear lo merece, a mi ver, aún con más razón porque será un proyecto este de la duración de la existencia difícil de calcular.

    Por otra parte hay, hoy día una multitud de problemas genéticos, hereditarios o no, que desaconsejan procrear personas que después sufrirán directamente una enormidad, y si no ellas, los progenitores correspondientes. No digo que abstenerse de procrear sea bueno o malo, aconsejable o no, solo digo que requiere de un profundo, serio discernimiento por las consecuencias que tendrá otorgar a alguien la existencia, porque se debe otorgar una existencia que hasta lo previsible sea digna y viable con suficiente calidad.

    Sí afirmo que son los potenciales progenitores quienes tengan que optar o no por procrear. El matrimonio, religioso o no, no requiere de la progenie para ser completo o para consumarse a plenitud. El matrimonio o la vida en pareja se justifica por sí mismo, por el bien que es el amor compartido, el cual además debe ser defendido y promovido al máximo, dentro y fuera de la pareja, porque la sociedad tiene obligación de facilitar el amor de pareja todo lo que se pueda. No me limito a parejas de diferente sexo, porque incluyo a parejas del mismo sexo.

    No le reconozco valor universal a ninguna intromisión en la vida de pareja a ninguna institución, incluyendo a las instituciones religiosas, civiles, políticas. El amor es cosa de la pareja que quiere intentar existir en él y para él. La prole es bueno buscarla, pero no puede ser al precio de la posible infelicidad de la propia prole o al riesgo de destruir la pareja.

    El aborto por lo tanto no debió nunca ser «weaponized» o utilizado como una bandera o arma para el partidismo político o ideológico, religioso o no. Procrear requiere el consentimiento de la mujer en primer lugar, pero el varón tiene derecho a consentir o no. Ese consentimiento significará que al darlo también acepta la responsabilidad de su participación activa en el cuidado de la prole. Al mismo tiempo, si la mujer en gestación, es decir la mujer en vías de ser madre decide de pronto que no quiere continuar el embarazo, al menos considerar el deseo del padre de llevar el embarazo a término y hacerse cargo de la prole por sí solo o para ofrecerla en adopción debiera ser necesariamente considerado. En el divorcio es legítimo exigir al padre su responsable contribución al sostenimiento cualitativo de la prole, por lo tanto se entiende que debe tener qué decir si se quiere optar por privarlo de los beneficios de la paternidad, que no son exclusivamente de la prole, son también de derecho paterno.

    En cuanto a la formación de la mentalidad familiar y a la comprensión del polifacético significado de la procreación no es cierto que solo los progenitores tengan derecho a decidir, porque pueden ser incapaces de hacerlo por una diversidad de causales. Si no se vacila en reclamar ayuda económica o de beneficios de cualquier clase a la sociedad, precisamente es porque la obligación de esta de proveer le da el derecho de gobernarse en cuanto a propiciar su disfrute.

    No es cierto que quien no tenga descendencia o no tenga pareja no deba o pueda opinar en estas materias. Si la prole o la felicidad de la pareja tiene como ciertamente la tiene, repercusión social, la viabilidad y la sostenibilidad de la procreación (me refiero a asegurar la posibilidad del mejor empleo, del desarrollo material y espiritual de cada persona, la educación de la juventud en materia de crear familia y en materia de procreación desde el punto de vista social,etc.) es materia en la que se debe opinar aunque no se pueda sobrepasar el límite que proteja el derecho de los futuros progenitores a hacer las opciones definitivas.

    No creo que alguna vez pueda cerrarse el debate o el discernimiento en estas materias, porque el progresivo desarrollo de la existencia y sus condiciones no cesa de ocurrir y cada nueva opción cambia la calidad de la existencia y cuando se conviertan en opciones suficientemente frecuentes, el cambio se convierte en transformación irreversible porque «suficientemente frecuentes» quiere decir que se convierten en morales y quizás lleguen a merecer la protección y la regulación legales.

    Desde luego estas líneas solo representan una opinión de alguien que no ha tenido descendencia por opción y que, siendo varón, tampoco se cree con derecho a opinar sobre los derechos de la mujer aunque porque es hijo de una, siente la obligación de contribuir a que esos derechos sean protegidos y promovidos.

  • Juan A. Vinagre

    Amigo Antonio Llaguno: Es de agradecer tu reflexión, para mí muy sensata y bien planteada. De matizar algo, solo añadiría que el amor y la libertad no me parecen lo mismo, sino que el amor, por su misma esencia, reclama-conlleva libertad. El amor tiende a ser libre.  El amor -el amor ágape, al menos- trasciende las leyes, las supera…  Y esto porque el amor es la ley de leyes. A la ley del amor deben someterse-inspirarse las demás…  Por eso, una decisión movida por el amor, incluso por un amor muy humano  -si no daña a nadie-, a mi juicio no puede ser inmoral. (La moral sexual merece un comentario aparte, pues no debe frivolizarse. En el amor de pareja va implícito mucho más que puro sexo.)  Algunos o quizá mejor bastantes de nuestros conceptos morales -en parte inevitablemente condicionados por la cultura de cada época-,  necesitan ser repensados; repensados si no queremos exponernos a notorias incoherencias, por comisión u omisión…

    A propósito del tema, y de tu propia experiencia personal y matrimonial, me voy a permitir informar acerca de un lastimoso e increíble dato real, en el que algo intervine, en mi estancia en Roma. (Caso del que puedo hablar -sin dar nombres de personas, que hoy ya han fallecido.)  Un compañero mío, interesado en el asunto, me entregó un fajo de fotocopias de documentos, a ver si podía “hacer algo” cerca de algún dicasterio vaticano…         ¿De qué se trataba?   Pues sencillamente de que un señor casado no podía tener hijos, porque sus conductos seminíferos se hallaban obstruidos. Y como no podía tener hijos, no podía cumplir el fin del matrimonio. Lo que equivalía a que ese matrimonio era nulo (sic). Para salvar esa “nulidad” se sometió a tres operaciones de recomposición de esos conductos. Tras cada operación, los médicos cirujanos debieron hacer una declaración jurada de que todo quedaba restaurado con seguridad. Como los cirujanos no podían asegurar con certeza total que esas “reparaciones” resolvían el tema de la fecundación segura, el tribunal dio por nulo ese matrimonio (SIC, no se pasmen). Total, que la mujer, que quería tener hijos, se vio libre…, y él se vio obligado a pasarse a una iglesia luterana para poder casarse de nuevo, sin problemas…  (Creedme que no estoy exagerando, más bien quizá me quede corto) Esto ocurría en los años sesenta, en tiempos del Vaticano II… y pos-Vaticano II.  Por eso dije antes que la enseñanza moral católica necesita ser repensada… (Y al mismo tiempo indica que algunos dicasterios del Vaticano actuaban y seguían pensando según la tradición, al margen del concilio…)  Por  eso B. Häring -que quería innovar algunos aspectos importantes de la moral y enseñaba que la esencia del matrimonio es el amor…, no la procreación- fue citado y tratado peor, como él dijo, que por un tribunal de la gestapo.  Lamentablemente en los dicasterios del Vaticano, pese a ciertas “purgas”, aún quedan muchas mentes instaladas en su tradición, que dicta que un-a divorciada no pueda acercarse a la Eucaristía.

    Nota: Mi intención es que este lamentable dato real no cuestione la Iglesia de Jesús, sino la parte humana, fanática, de la Iglesia, y que es preciso repensar y desmitificar y renacer para poder entender bien el Mensaje del Reino…  En el campo del Reino hay buen trigo y cizaña, que deben saber escucharse y convivir, unidos en el amor, no en las ideas…

     

  • Javiierpelaez

    Antonio no seas frívolo ya sé q no hay más q el cuerpo…La carne como lo llama la biblia…Por lo de+ si tú dices q  se utilizan fundamentalmente a mujeres pobres(xq lo dices tú) es una práctica q hay q prohibirla…Todo lo de+ es farfolla xq todo el mundo sabe  q el afecto no tiene nada q ver con los lazos familiares…Para eso no hay q escribir un tratado…Incluso hay q joder a los q practican la maternidad subrogada en otros países poniéndoles trabas a la filiación,la nacionalidad…De hecho así lo ha avalado el TEDH …Y hay q hacerlo para q no se extienda esa práctica q es básicamente inmoral x utilizar a mujeres pobres como tú mismo dices…Hay q proteger el derecho a tener una familia y más concreto el interés de los menores,pero no los caprichos de los ricos con otros seres humanos…Incluso te diré que a cierta edad es más racional comprarte un perro(q la nueva Ley de Bienestar Animal lo prohíbe a partir de determinada fecha) o adoptarlo q por lo menos sabes q va a vivir menos q tú….Sustituir la muerte de un hijo es imposible aunq tengas 15 más…Lo natural es q los hijos nos sobrevivan…Que esto no es así en muchas partes del mundo ,lo sabemos…Y por eso el capitalismo global es un puto asco…

    • Javiierpelaez

      El final del argumento era q la Obregón se lo ha comprado el bebé  demasiado mayor..

    • Antonio Llaguno

      Javier, no seas faltón. No soy frívolo.

      Acusa de frivolidad a quien te lo permita. Yo no te lo permito. Lo que yo escribí no es frívolo. Es sistemático, conciso (Aunque demasiado largo), trata de ser objetivo y está escirto con un gran respeto a cada uno de los intervinientes en el proceso. Puedes no estar de acuerdo ¡¡Faltaría más!! Y lo respeto, pero no respeto ni tus formas ni tu empeño en adoctrinarme de esa manera tan intelectualmente escasita.

      El que se use fundamentalnete a mujeres pobres no implica la prohibición. Eso se arregla poniendo reglas, estableciendo controles y sobre todo haciendo que esa práctica pueda ser considerada si lo desea,  por una mujer rica.

      Por esa regla de tres se deberían prohibir muchas más cosas.

      No se protege el capricho de los ricos (También es capricho de los ricos ponerse unas tetas enormes y no por eso es inmoral. Puede ser de mal gusto, pero inmoral no es) y aunque se proteja el capricho. mientras sea el capricho de ricos y de pobres ¿Quién eres tu para decidir sobre lo que yo (O qcualquier otro) decida hacer?

      Mira Javier, la Humanidad ha progresado mucho desde las cavernas neardhentales.Ahora tenemos la carta de los derechos humanos, no estamos encorsetados por las religiones supersticiosas ni por los totalitarismos asesinos, sean fascistas o comunistas: Gracias a Dios, en el siglo XX fueron vencidos, Hitler, Mussolini, Stalin, Pol Pot, Pinochet, Torrijos, Videla, Somoza, Franco (Aunque lo venciera una enfermedad y luego la voluntad de los españoles) y los inquisidores amantes de la esclavitud que quedan, no me cabe duda de que serán vencidos también.

      Porque el ansia de libertad del ser humano es infinita.

      Y tus infantiles odios a los niños pijos de Pozuelo (Que es, en el fondo, lo que subyace en vuestra critica a este asunto. Si envez de Ana Obregón, hubiera sido Crsitina Almeida, estaríais en la Castellana gruitando a voz en pecho “Nosotras parimos, nosotras decidimos”) son tan patétcos que solo son comparables a la dificultad que tienes para justificarlos dialécticamente.

      No seguiré. Estamos en curesma y es tiempo de recguimiento y conversión. Y he prometido a mi propia salud mental que voy a cuidarla un poco.

  • ana rodrigo

    Laguno, tu artículo tiene tanto valor argumental y moral en las pruebas a favor como los argumentos-opiniones-juicios en contra, pero no menos, ya que tanto unos como otros tienen más de subjetividad que de datos objetivamente inmorales. Con la diferencia de que unos son constatables y otros quedan en meros juicios subjetivos, calificados de morales.

    Alabo y valoro positivamente tu artículo y tus comentarios por tus argumentos y porque estoy de acuerdo por experiencia propia.

    Una mujer gestante es siempre una mujer adulta, capacitada para decidir sobre su vida, tanto si cobra dinero como si lo hace altruistamente.

    La madre o los padres que desean serlo de esta forma, porque no pueden o no quieren serlo de otra, también son mayores de edad y capacitados para decir porqué  quieren tener un hijo o una hija por subrogación o por adopción o por acogida, que, a efectos genéticos, es lo mismo.

    Respecto a los posibles perjuicios del bebé, no sé dónde pueden estar si reciben todo el amor del mundo y más a lo largo de su vida.

    Para los hijos e hijas, que lo han sido por subrogación, es de una crueldad infame el daño social que se les está haciendo a l@s ya nacidos y a sus madres o padres, al igual que el daño de los cuentos de madrastras han hecho siempre a l@s hij@s implicad@s en ello. Esto sí que es injusto, cruel e inhumano. En todos los hijos e hijas no biológicos domina el amor. ¡Basta ya de juzgar la honestidad, la libertad y el amor, como debe ser, gratuito y grande, elegido y vivido a conciencia, fruto de una una decisión, no porque la vida ha venido así, sin buscado responsablemente.

    Yo sé lo que es amar y ser amada por dos hijas no biológicas, sé la maravillosa experiencia del amor sin límites, sé de la felicidad de mis hijas, sin traumas ni horrores inventados por los demás. Aparte está la casuística que da de todo, porque estamos hablando de decisiones personales y, la perfección de cada individuo, uno a uno, no existe.

    Como se ha dicho aquí libertad y amor o libertad por amor y con amor (del de verdad), es lo más sano y saludable del mundo para ambas partes.

    Cuando hay amor en las personas adultas, madres o padres, el ser nacido será un privilegiado, cosa que no siempre se da, por distintas razones (no siempre queridas), en l@s hij@s “naturales”.

    • ana rodrigo

      Debe decir “sino buscado responsablemente”, y donde dice hijos “naturales”, debería haber dicho Ji@s biológic@s”

    • Antonio Llaguno

      Ana,

      tengo que decirte que esperaba con mucho interés tu opinión al respecto.

      Y ahora que nos he sabido por tu comentario que has adoptado algún hijo o hija con más razón. Hablas desde el conocimiento de la experiencia y ésa es una de las formas más reales de obtener conocimeinto.

      Y como era de esperar, has puesto de manifiesto uno de los aspectos fundementales de esta polémica y que a mi no se me ocurrió tratar. Lo siento.

      Se trata dela crueldad que se está teniendo con los y las hij@s de madres subrogadas que hoy están entre nosotros. La fañta de caridad hacia ellos. El verse tratados como simple mercancía por personas que no tienen nada que ver con ell@s pero que se arrogan el derecho a calificarles y ha calificarles como simple producto comercial.

      Son en mi opinión quienes les tratan así quienes están cometiendo eñl mismo pecado que ellos achacan a un padre y madre no gestantes que seguramente lo que han hecho es entregarles a sus hijos no gestados por ellos todo el amor de que son capaces.

      Gracias por tu comentario. Yo también he sido injusto con ell@s al pasarlos por alto.

      Gracias

  • Javiierpelaez

    Si a tu edad no sabes que el cuerpo es el templo del hombre/mujer es q no te has enterado de nada…Te digo q no eres ni cristiano xq no miras a nuestro Dios clavado en la cruz…Sin culto al cuerpo x el cuerpo,sino xq es la máxima expresión de la dignidad del ser humano…

    • Antonio Llaguno

      Javier

      a mi edad y a cualquier edad, te puedo asegurar que el cuerpo no es el templo de nada. El cuerpo es EL HOMBRE O MUJER, no hay nada más que el cuerpo, lo que otros llaman “alma” o “espíritu” o “trascendencia”  o “consciencia”no son sino facetas y/o aditivos de la persona que ES EL CUERPO Y ES MUCHO MÁS QUE EL CUERPO.

      Llevas razón en una cosa. No me gusta mirar a Cristo clavado en una cruz, prefiero mirarlo (O más bien tratar de verlo) como el Hijo resucitado por el Padre, ya mostrándonos las consecuencias de una vida de amor al prójimo.

      Por lo demás, no se que tiene esto que ver con lo escrito por mi parte sobre la reproducción subrogada.

    • Antonio Llaguno

      Por cierto, Javier.

      No te consiento. Ni a ti ni a nadie, porque eso es propio de Dios y nadie más que Él tiene derecho a juzgarme (Ni a ti tampoco) que juzgues si soy cristiano o no.

      Cristiano significa, seguidor de Cristo y cada cristiano lo sigue somo le sale de la punta de los tegumentos procreativos.

      Es una lástima lo rápido que le sale a uno la vena de inquisidor en cuando le llevan la contraria.

      Parafraseando a mi amigo (A pesar de tantas veces discrepante) Nacho Dueñas. Esperaba argumentos más cometentes de alguien como tú.

      • Javiierpelaez

        Inquisición nada,no aguanto la frivolidad intelectual

        • Javiierpelaez

          Inquisición no puede haber xq ni soy católico,ni tengo ningún poder sobre tí…Es una opinión q tratas el tema con frivolidad… Simplemente…

          • Antonio Llaguno

            Inquisidor es aquel que inquiere, y en particular aquel que hace que el resto del mundo acepte como mpropias las doctrinas que él maneja sin que medie la convicción voluntaria.

            En particular se palica a quienes imponen mediante leyes obligatorias sus propias convicciones morales sin que se haya producido la aquiescencia voluntaria de quien se convierte en sujeto de obediencia.

            Es, más o menos, lo que ahora se suele denominar fascista, pero con más clase.

            En cuanto a la acusación de frivolidad no te la consiento. Entre otras cosas porque me parece mucho más frívolo tus escasamente solventes argumentos y no te llamo yo a ti nada.

            Un poco más de respeto tu deberías.

  • Javiierpelaez

    Llaguno te contesto aquí xq no puedo abajo…La utilización del cuerpo lo convierte en especialmente repulsivo…De hecho a nadie se le ocurriría no prohibir la venta de órganos y de hecho la prostitución es especialmente  moralmente repulsiva para mí sin perjuicio de q su solución sea especialmente compleja x su absoluta internacionalización y presencia histórica…Una cosa es utilizar tu fuerza de tbjo manual para ganarte la vida(empleadas de hogar cuya comparación me parece aberrante) y otra tu cuerpo…Es tan evidente para mí…No veo ninguna ventaja en no prohibir algo como la maternidad subrogada q debería estar prohibida en todas las partes del mundo…Creo q te estás pasando de listo,te lo digo con cariño,pero con dureza…A tu edad no se puede ir frivolizando como en algunas de tus respuestas…Algunas de tus comparaciones me parecen disquisiciones intelectuales básicamente frívolas q jamás se las oirías a una mujer ni tan siquiera a las q se prestan a la maternidad subrogada…

    • ana rodrigo

      Javier, con todo cariño, creo que el cuerpo es la persona y la persona es el cuerpo. Si lo separamos nos quedamos en nada. Es la persona la que decide sobre su persona. Los juicios ajenos, no eso, ajenos.

    • Antonio Llaguno

      Yo no veo ninguna diferencia moral entre utilizar mi cuerpo para trabajar de estibador portuario y para trabajar gestando un bebé para otros.

      Especialmente si se hace conscienta, voluntariamente, con las herramientas de seguridad y de protección del trabajador y con la protección fisica, médica y  psicológica adecuada del mismo.

      Porque las personas (Que son lo que imprta, tal y como Ana te indica) somos seres pensantes, libres por la Gracia de Dios y responsables de nuestros actos.

      Yo no soy usuario de prostitución. No lo he sido nunca, entre otras cosas porque nunca lo necesité. Por lo tanto no tengo experiencia propia en relación con prostitutas, pero si tengo experiencia en diferenciar a una compañera mía que en sus ratos libres hacía de “señorita de compañía” (Ya conoces el eufemismo) de personas ricas y pudientes, que la trataben relativamente bien y gracias a lo cual se pagaba la carrera mucho mejor que yo con clases particulares y a las muchachas negras de Lesotho que a los 14 años eran reclamadas por blancos sudfricanos para hacerlas sus “mucamas”y una vez que cumplían los 18, ya gastadas, rotas y deshechas de tanto follar sin desearlo e incluso traer al mundo algún hijo fruto de esa esclavitud, ser tiradas a la basura por sus amos blancos.

      Lo cruel no es la prostitución, o la gestación subrogada. Lo cruel es la esclavitud y la explotación de las personas.

      Y por cierto, la explotación de “los cuerpos” es lamentable, pero la explotación de “los espíritus”, es decir la que muchos dictadores (De cualquier signo) tienen con sus súbditos reprimiéndoles la libertad es tan mala como la de sus cuerpos; porque lo que es lamentabvle es la explotación. Sea cual sea.

      Lo que creo que te pas aes que tienes que justificar la doctrina formal de aquellos a los que sigue spolíticamente y han decidido que ésto (Y más cando sale la obregon con niña a cuestas)es cosa de ricos y hay que combatirla.

      Yo tengo pensamiento propio. Y gracias a Dios, libre

  • Javiierpelaez

    Pasando por alto otras reflexiones creo q el 3 a favor es superdébil siendo en muchos casos como reconoces q se explota a mujeres pobres ya es suficiente para justificar la prohibición general. Decisivo para un cristiano. Luego no se puede pasar por alto q esta señora parece se lo ha sufragado con una portada del Hola y q ha tenido la desfachatez de decir:”ya no estaré sola”. La desfachatez de verbalizar lo impúdicamente…Dudo yo q mucha mujer con pasta se preste a un contrato de alquiler de esta naturaleza,a un embarazo y un parto…No conviene fomentar las prácticas q esencialmente perjudican a los pobres y especialmente a los q son doblemente discriminados por pobres,por mujeres y en el caso de la criatura x niño y x tener una madre pobre…Otros puntos serían bastante discutibles y otras cosas laterales como que el divorcio es pecado…Lo q es un pecado ,en mi modesta opinión,es la intromisión a la intimidad q te someten en una nulidad matrimonial canónica…Yo he sido testigo en una y la verdad aquello me pareció un despropósito en toda regla…

    • Antonio Llaguno

      Es posible, Javier, que sea un argumento debil el 3. De hecho no creo encontrar ningún argumento fuerte, ni a favor ni en contra.

      Pero despachar que basta para prohoibirlo el que se suela emplear para ello a mujeres necesitadas es mucho más débil aún.

      Si existe la explotación, ya sea de mujeres, de hombres, de niños, de niñas, o de militares sin graduación, lo que hay que combatir es la explotación.

      Si siguiñeramos tu argumento, habría que prohibir las empleadas de hogar (Que generalmente están constituidas por mujeres en situación económica delicada), el trabajo (Porque hay quien emplea niños indefensos en condiciones lamentables para trabajar) o el empleo de vehículos de tracción mecánica (porque hay personas que se ponen de whiskey hasta donde la espalda pierde su casto nombre  y ponen en peligro a conductores indefensos).

      El estado, en lo que a la legalidad corresponde, y el creador del dogma moral en cuanto a lo que corresponde a juicio moral, deben combatir el acto malo y no los vehículos que se emplean para cometerlo. Es la tentación que todo estadista y todo moralista tiene de limitar la libertad del hombre  y la mujer apelando a que no es lo suficientemente responsable para ejercerla.

      Es a lo que nos tienen acostumbrados ciertos políticos y clérigos (Cada uno a su manera) que nos dicen hasta como debemos gozar un orgasmo porque no nos consideran, al resto de los humanos, capaces de poder tomar nuestras propias decisiones.

      Dios, sin embargo, actua de forma radicalmente opuesta. Dios confía en el hombre y la mujer más de lo que, despúes, se ha demostrado que confñian en si mismos y los crea libres. Y tal y como Mariano Álvarez afirma en otro artículo interesantísimo de esta web, libertad y amor son la misma cosa.

      Llámame confiado. Llamame ingenuo. Pero yo soy partidario de la Libertad.

      La libertad de elegir. Y la libertad de combatir aquellos seres humanos que abusan de su libertad provocando el mal a los hermanos. Como aquellos que se aprovechan de la situación de mujeres desfavorecidas para explotarlas obligándolas a hacer lo que no quieren hacer.

      Eso es lo que hay que combatir, la explotación. No la libertad.

      Y para eso existe la ley. tal y como dije, no es lo mismo la maternidad subrogada en Tailandia que en USA. En USA hay muchas más garantías, tanto de que la decisión de la mujer que se aviene a ser madre gestante se toma librememnte, como de que el beinestar de ella y el feto durante el embarazo se mantiene en niveles elevados.

      En Tailandia no es así. Pero es que en Tailandia hay niñas menores de 13 años prostituyéndose en las calles, hay niños que deberían estar en el colegio trabajando en fábricas en condiciones inhumanas y a los ancianos se los aparca en una esquina para que mueran estorbando lo mínimo posible.

      Lo moralmente inaceptable es una sociedad que consiente esa desigualdad y esa explotación.

      En cuanto a la Sra. Obregón y que se pague la gestación con una portada en el Hola, es en mi opinión, absolutamente irrelevante.

      La afición que tiene cierto espectro político, de ambos lados, a restringir la libertad de prensa es ciertamente ya conocida desde los anales de la historia. Deja, Javier, que si el Hola quiere pagarle el viaje a Miami lo haga que nadie le obliga a esa revista tan señera a hacerlo y que si lo hace es porque sabe que lo va a vender aún mejor d elo que lo paga, y no te preocupes de si fulanita o menganito compran y leen la revista o ven Salvame o pierden su tiempo escuchando a Tamarita Falcó sobre su afición por rezar el rosario de oro y brillantes (Y de Chanel, of course). En el pecado llevan la penitencia.

      Acuerdate de Mt 6, 3 y deja que vivan como quieran, lucha por que no haya opresión, desigualdad, explotación y como diría Gloria Fuertes trata de que se encuentre a gusto si baja.

      Vamos a ver si es cierto que Le amamos,
      vamos a mirarnos por dentro un poco.
       
      ¡Hay cosas colgadas que a El le lastiman,
      freguemos el suelo y abramos las puertas!,
      que salgan las lagartijas y entren las luces.
       
      Borremos los nombres de la lista negra,
      coloquemos a nuestros enemigos encima de la cómoda,
      invitémosles a sopa.
       
      Toquemos las flautas de los tontos, de los sencillos,
      que Dios se encuentre a gusto si baja.
      GloriA Fuertes

       

       

       

  • Sr. Llaguno, he leído su texto con atención. Independientemente de la decisión que yo hubiera podido tomar, en el caso de que se me hubiese planteado una situación personal, en la que hubiera tenido que decidir sobre la gestación subrogada, creo que tengo claro lo que hubiera decidido. Y digo que creo que lo tengo claro, consciente de que tal vez pudiera llegar a cambiar de opinión, si llegado el momento, determinados condicionamientos me llevaran a sopesar otros elementos, no tenidos en cuenta hasta ese momento.  
    Su forma de plantear la cuestión me sugiere que su humanidad es enorme. La exposición de su argumentario, a favor y en contra, es de una claridad tremenda. Pero, sobre todo, es de agradecer la generosidad que muestra en sus palabras.  Y aunque no es momento, leerle hoy, me ha traído a la memoria su artículo de Navidad, que me arrancó una sonrisa, cuando hablaba del trasiego de su suegra con los tupper, repartiendo mole entre sus conocidos. En usted todo concuerda.
    Gracias, siempre aprendo algo nuevo al leerle.

    • Antonio Llaguno

      Muchas gracias Ana,

      no creo merecer tanto elogio. Soy el que soy y como todo ser humano tengo mi lado oscuro, que como indicaba el maestro Yoda, es fruto de la mezcla del miedo, la inseguridad y la humanidad que como la de toda persona es imperfecta.

      Y debo decirte que desde que llegue a esta casa llamada ATRIO en la que y a pesar de no ser del todo un sujeto ortodoxo (Aquí tampoco y es que es el sino de mi vida) he encontrado no solo un hogar intelectual sino también un grupo de quien aprender y aprehender muchas cosas buenas.

      Por ejemplo: en mi libreta de frases magníficas y pensamientos relevantes (De otros obviemente), hay ya escrita una frase y una imagen tuyas: la frase es aquella donde recomiendas que al leer un argumento de John Shelby Spong sustituyamos “Conciencia Universal” por “Amor de Dios” (Yo ya lo tengo escrito a fuego en la piel de mi conciencia) y la imagen es la de ese padre sostenendo la mano de su hija muerta en el terrmoto de Siria, conseguiste sacarme una lágrima de culpa.

      No tengo hj@s, pero mis sobrin@s y quien algún día lea mis notas, sabrán de ti.

      Gracias

  • mariano alvarez

    Mi querido y apreciado Antonio, he de confesarte que leo con gusto tus artículos y  en especial por la claridad  y síntesis expositiva con que te expresas, lo que facilita mucho el esfuerzo comprensivo y como te digo es de muy agradecer.

    Estoy seguro que lo que a continuación te expongo intentando también ser claro y concreto, estarás de acuerdo: Tu artículo lo terminas con una frase maravillosa diciendo que “Porque para Dios es imposible condenar lo que se hace por amor.”

    En este punto aprecio que no todos coincidimos con el significado y el compromiso existencial y responsable de la palabra “Amor”.

    En tu respuesta has enunciado unas posibles acciones ante situaciones no deseadas.  Estas situaciones son desde el punto de vista del derecho legales, pero desde el punto de vista del “amor” son “contradictorias”. Con esto quiero enfatizar el cinismo de una sociedad que amparándose en el buenismo desvaloriza al “amor” y que mucho de lo que empieza como deseo de amor acaba siendo deseo de desamor y todo ello por una irresponsabilidad y un buenismo simplón, por no usar la inteligencia desde el principio.

    Por último, también coincido con tu expresión de que la libertad no se puede restringir, pues añado que la única restricción que tiene la libertad es la de la responsabilidad “libremente” asumida. La libertad no puede ser institucionalizada. La ley nunca podrá estar por encima de la libertad y ésta es la más auténtica y genuina expresión del “Amor”. Amor y Libertad son lo mismo. No creo necesario seguir poniendo más epíteto y argumentos….

    Supongo que muchos no estarán de acuerdo con lo que digo, pues escuece  y lo digo con conocimiento de causa, de causa propia.

    Casi todos, por no decir todos los argumentos buenistas que he oído por los medios de comunicación adolecen de esta visión que acabo de exponer, pues todos ellos surgen de la libertad de quien los expresa, pero mucho me temo que su responsabilidad no ha estado a la altura que la libertad demanda.

    Nuevamente te agradezco el que con tu comentario me hayas arrancado estas palabra que habrían quedado silenciadas en mi subconsciente. Ya no me queman, han salido fuera.

     

     

    • Antonio Llaguno

      Llevas razón, Amor y Libertad son la msma cosa.

      Yo lo experimenté hace muchos años, cuando después de un tiempo en Lesotho, ese micro país reodeado de Sudáfrica por todas partes menos por el cielo y el suelo, construyendo un colegio para la misión salesiana de Maputsoe me tocó el momento de regresar. Era el año 1992 y yo con 28 añitos y una maestra del colegio de la misión me pidió un día tomar el te con ella. Me Moseshoe (Pues ese era el nombre de la maestra) me dijo que había visto como yo en los recreos me quedaba jugando con los niños y en especial con su hijita Mabela.

      Mabela tenía 3 añitos (Hoy será una mujer hecha y derecha de casi 35 años, espero que valiente e independiente como lo era su madre) y era una bolita negra con una sonrisa blanquísima producto de unos ojos enormes y unos dientes que mostraba constantemente al no parar de sonreir por cualquier cosa. Aún conservo una foto con ella en la que solo me falta un cacito para recoger la baba.

      Mientras tomaba el te, Me me dijo mientras se le escapaba alguna lagrimita que me llevara a su hija como hija mía adoptada, o mismamente de acogida. Que estaba segura de que en España iba a tener más oportunidades de convertirse en una mujer plena de derechos, con estudios y como las europeas veía en la única televisión del pueblo (Y es que no es, para ellos, un problema que sean pobres, sino que al ver la televisión lo saben) y que sí que ella iba a sufrir viendo como su niña pequeña marchaba de casa pero que sabía que era lo que mejor podía hacer por ella.

      No me atreví. Fui egoista. Pensé en lo que iban a decir en España sobre un hombre solo que vivía con una niña que se había traído de españa, pensé en qué iba a decir mi novia con la que estaba empezando a salir (No es mi mujer actual), pensé en que acababa de terminar la carrera y estaba empezando a trabajar y en cómo iba a resolver el atenderla y le dije a Me que no, que no iba a ser posible legalmente (Una excusa rastrera como cualquiera de las peores).

      Me entendió y aunque me dijo que era una lástima (O más o menos, porque mi inglés en esa época era bastante peor que hoy, que no es muy bueno), creo que en el fondo de su corazón surgió una chispa de alegría por no alejarse de su niña.

      Yo me arrepentí el resto de mi vida. A veces pienso que si Dios fuera ese Dios vengativo y mezquino que retratan algnos católicos, se habrñia vengado de mi impidiéndome tener hijos (Sé que no es así. Mi hermano gemelo tampoco puede y no hizo nada especial en ese sentido. Además, Dios no puede ser tan malvado) y ahora que perdí el contacto con su madre y que sería imposible localizarla (En caso de que se acordara de mi, cosa que es imposible. Sólo tenía 3 añitos) a veces lloro por dentro.

      Eamor de verdad de su madre dejando libre, a su hija, de volar por i misma y de encontrar su futuro fue anulado por mi propio miedo y egoismo.

      No me flajelo por ello. La vida me ha dado otras oportunidades de amar a mi prójimo y de descubrir el enorme placer de perdonar (Siempre sale beneficiad@ más quien perdona que quien es predonad@) y algunas he aprovechado y en otras, tuve la oportunidad de hacer algo por alguien desintresadamente; no siempre la aproveché pero me basta las que sí lo hice para saber que Dios, si es que es Amor, es lo mejor que nos puede pasar.

      Volviendo con los pies al suelo, te diré que uno de los problemas que nos encontrams los cristiaos al hablar de amor es que el lenguaje español, que tan hermoso es para algunas cosas, trata muy mal esa palabra.

      Benedicto XVI lo explicó en su primera encíclica, con la que me conquistó, en la que explicó que lo que en español llamamos Amor, los griegos lo nombraban con 4 palabras distintas, cada una con su hermoso matiz: Eros, Filis, Agape, Caritas.

      Pues bien ese amor al que tú te refieres y que es lo mismo que la libertad es la “Caritas” y Dios no es amor, Dios es “Caritas”… bueno y los otros amores también; por eso tiene tanto sentido ese viejo canto que dice “Cantemos al amor de los amores” y que cuando lo escucho en algún pueblo de mi Mancha natal entonado por las mujeres del lugar (Generalmente mayores) me pone la piel de gallina.

      Un abrazo y gracias por leerme.

       

       

  • mariano alvarez

    Magnífica le exposición del tema por parte del autor. Por mi parte me gustaría añadir un pequeño matiz al analizar la cuestión.

    Teniendo en cuenta que la subrogación es un proceso con un principio y un fin, sujeto a un resultado incierto sobre el sujeto que no objeto final, me pregunto: ¿Las partes del acuerdo ya desde antes de su inicio son conscientes de las posibles situaciones que pueden acontecer?. ¿Han asumido las responsabilidades con conocimiento de causa? o se han lanzado a la ventura del cumplimiento de un deseo que por mucho amor que lo envuelva de principio a fin, se sustentaría  cuando menos en una irresponsabilidad. ¿Seguirían siendo fieles en ese pacto de amor con independencia del resultado?.

    Dejo abierto el tema de las situaciones no deseadas que se pueden presentar al sujeto de amor que viene a la vida, no hace falta que las explicite, pero si me temo que estas están quedando muy descuidadas por los comentarios que en todos medios he oído.

    Cuando situaciones como esta y otras muchas que afectan de lleno la dignidad de todos los intervinientes, y en definitiva a toda la sociedad, no se puede o no se debe actuar y legislar a la ligera. Ya tenemos experiencia al respecto y por cierto muy catastróficas.

    • Antonio Llaguno

      Gracias, Mariano, por lo que me toca.

      Efectivamente, has puesto el dedo en una de las yagas más dolorosas.

      Hablando en plata. ¿Qué pasa si el feto resulta tener determinadas malformaciones y ya no es el “bebé perfecto” que espoeraban los futuros padres no gestantes?

      Pues, lamentablemente en mi opinión, como en los países donde la gestación subrogada es legal, el aborto también lo es, suelen abortar cuando las malformaciones son genéticamente detectables.

      ¿Pero y si no son detectables o sobrevienen durante el parto, por ejemplo? En este sentido los padres no gestantes deben ir a un país donde exista seguridad jurídica. No es lo mismo buscar la maternidad subrogada en USA que en Tailandia.

      Este es uno de los aspectos más importnates a regular y desgraciadamente, puede pasar algo parecido a lo que pasaba en España con la prohibición del divorcio en tiempos de la dictadura, que era común el dicho: “En españa no existe el divorcio pero existe el ahi te quedas”

      No se puede evitar que determninadas personas usen inmoralmente las prácticas que ponga a su disposición la sociedad. Lo que si se puede es luchar contra los delincuentes y abandonar a uina madre gestante con un niño o niña con malformaciones porque no nos gusta lo recibido es un delito y debe ser perseguido además de moralmente impresentable y egoísta.

      Lo que no es de recibo tampoco, en mi opinión, es restingir la libertad porque sabemos que hay quien hará mal uso de ella.

  • George R Porta

    ¿Puede alguien aclarar si es cierto que la Iglesia Católica considera que el divorcio sea pecado? ¿Los divorciados no vueltos a casar pueden comulgar o no?

    Por otra parte siempre he pensado que ni el aborto ni la maternidad subrogada sean cuestiones religiosas, aunque sean temas en los que la ética y la moral personal tengan qué decir.

    • Antonio Llaguno

      Es cierto, George.

      Anacrónico, tal vez, pero cierto.

      Y a pesar de lo escrito en Amoris Laetitia, siguen diciendo oficialmente que a los divorciados vueltos a casar, se les debe negar la comunión.

      Se basan para ello en la frase de Pablo en 1Cor 11, 25-27: «De modo que quien coma del pan y beba del cáliz del Señor indignamente, es reo del cuerpo y de la sangre del Señor. Así, pues, que cada cual se examine, y que entonces coma así del pan y beba del cáliz. Porque quien come y bebe sin discernir el cuerpo come y bebe su condenación»

      Otra cosa es como interpretemos eso de “comer y beber dignamente”. Yo, no entiendo lo mismo que la IC, pero yo no soy nadie.

      La Iglesia Católica y el resto de las Iglesias de casi cualquier religión, consideran el aborto y la eutanasia como asuntos religiosos en tanto en cuanto afectan al derecho a la vida que es considerado como un derecho que nos ha sido dado por Dios.

      • George R Porta

        Gracias, Sr. Llaguno, por su respuesta y, perdonando mi insistencia, agradeceré que señale usted la doctrina en el magisterio católico ordinario o no, que prescriba la pecaminosidad del divorcio.

        Hasta hace unos años tomé el entrenamiento para, en mi calidad de psicólogo, servir como abogado del Tribunal Metropolitano de la arquidiócesis miamense. La respuesta del «Defensor del Vínculo,» de dicho tribunal que ha de ser experto en derecho canónico fue la que sigue abajo, pero como las cosas pueden haber cambiado, prefiero preguntar a Ud. la fuente de su opinión.

        Mi pregunta al Defensor del Vínculo fue literalmente la siguiente: Según el Derecho Canónico vigente, constituye el divorcio, en sí, materia de pecado?

        Su respuesta fue la siguiente (originalmente en inglés americano traducida por mí aquí):

        No, dado que el divorcio solo afecta el estado legal en el derecho civil, no tiene ningún impacto en su estado en la ley de la iglesia. Sin embargo de que, dado que una persona divorciada todavía se considera casada según la ley de la iglesia, no es libre de volver a casarse canónicamente. En pocas palabras, una persona no puede tener dos cónyuges al mismo tiempo, canónica o civilmente, sin incurrir en pecado grave. Desde luego el derecho exige la consideración pastoral de cada caso en particular.

         Gracias.

         

  • Isidoro García

    (Lo siento, pero yo no voy a discutir el tema mucho. Solo quiero hacer un análisis global, y una enmienda a la totalidad. Lo que se dice ahora “una moción de censura a lo Tamames”).

     

    Hace dos días decía yo en un comentario, que nuestra cosmovisión personal, está construida sobre una red estructural de ideas-base, que la sostiene como la estructura de un edificio.

    Estas ideas-base tienen un origen esencialmente en el aprendizaje social del zeigeist cultural de la época, y se incorporan a la estructura de nuestra cosmovisión, y a nuestro sistema de valores, y se usan como soporte de nuestro discernimiento.

    Con esas ideas-base, estructuramos nuestra idea general sobre el Universo, y sobre la naturaleza del ser humano, y por ello, es importante tener en nuestra cosmovisión, la menor cantidad de errores, pues el error o la arbitrariedad en ellas, las convierte en vigas defectuosas, que amenazan nuestro sistema mental, y son fuente de múltiples contradicciones internas, lo que nos lleva o a la paralización y la crisis desintegrativa, y/o al error endémico de juicio.

    Esos errores en nuestra cosmovisión, nos son inculcados, la mayor parte irracionalmente, por la sociedad ambiente, y constituye lo que se denomina “distorsiones cognitivas”.

    «Una distorsión cognitiva es un patrón de pensamiento irracional o sesgado, que puede conducir a una percepción inexacta de la realidad. Estas distorsiones pueden ser el resultado de experiencias pasadas, creencias limitantes o sesgos cognitivos. 

            Afectan negativamente la forma en que las personas perciben y procesan la información, lo que puede llevar a una toma de decisiones inadecuada o una respuesta emocional desproporcionada.

            Incluyen la generalización, el pensamiento polarizado, la sobregeneralización, la magnificación y la minimización entre otras distorsiones conocidas y ya descritas”, (GPT- Open-AI).

    Y las distorsiones cognitivas, se inducen, transmitiéndose culturalmente. Se trata de un sesgo, un error en el procesamiento de la información que puede resultar más o menos irracional, pero no es un delirio, es decir el individuo que sufre tal distorsión no está loco, ni es un paranoico o un esquizofrénico. Es una persona normal que a veces presenta sintomatología neurótica, sea depresiva o de ansiedad. (Traver).

     

    Todo esto viene a cuento de que este tema de la gestación subrogada y su discernimiento, es uno más de los casos, en los que ante una oportunidad que la tecnología nos presenta, estamos desconcertados sobre si es positiva o no para la humanidad, y se intenta comprenderla, mediante toda la morralla de distorsiones cognitivas que acumulamos en nuestra cosmovisión.

    Y claro, cada uno dice lo que le cuadra a él, según el modelo del ser humano que le han inculcado, y que ha adoptado acríticamente.

     

    Puede sonar a tópico sobado. Pero es fundamental, que se nos fije en la cabeza una idea central: estamos en un vertiginoso periodo de fuerte transición. Vamos a tanta velocidad, que estamos “mareados” con tanto rápido cambio de todo, y estamos todos echando la pota sin control.

    Nos encaminamos, o mas bien vamos arrastrados de las orejas, hacia un mundo futuro, en el que no sabemos lo que nos espera, ni sabemos como saldremos de ello.

    Porque ante la alta velocidad de circulación, se presentan ante nosotros, muchas decisiones importantes a tomar, ante problemas nuevos y peligrosos.

    Y lo malo es que los expertos que tenemos, casi todos son de la época antigua, con unas antropologías de los s. XIX, y primera mitad del XX, (cuando no la clásica greco-romana), por lo que en realidad contamos con muy poca ayuda experta.

    Hoy, la I.A. promete extender el saber, y democratizarlo, haciéndolo accesible fácilmente a todos los interesados en disponer de él, para liberarse de tanta “distorsión”, (por no llamarla directamente mierda mental),

    Pero el mundo “experto”, no le interesa perder su situación de privilegio económico y social. Y de ahí muchas resistencias “corporativas”. Hay mucho pesebre y el que lo tiene agarrado no lo va a soltar fácilmente.

    (Es como con los medicamentos, ese gran avance de la humanidad, que tienen secuestrados, los médicos y psiquiatras, con su monopolio de recetas, y las farmacias, como monopolio de venta al público. Y a toda esa “mafia”, la I. A., la amenaza seriamente, y se resisten como gato panza arriba).

    Hoy mismo hay una noticia sobre que en Italia han prohibido el uso de los GPT, por problemas de “protección de datos”. (El criminal siempre se pone guantes, para no dejar huellas).

    Pero eso es intentar poner puertas al campo. ¿Cómo se va a saber si los buscadores que utilizamos en Internet todos los días, llevan incorporados en su software, trozos significativos del software GPT?. Lo venderán con otro nombre, pues si al final ofrecen un servicio útil y con mercado, la gente lo seguirá utilizando.

     

    Porque el grave problema de la borrachera de velocidad que sufrimos, es que afloran cada vez más, las tendencias avestrucescas, de enterrar la cabeza en el suelo, seguir disfrutando de nuestros “momios”, (el que lo ha trincado), y querer “parar el mundo, que yo me bajo”. (Pero mientras tanto, por favor  amigo, sígame llamando “señor doctor”).

    Y mientras el mundo “experto”, se dedican a tener “ocurrencias” de becario de turno. (Porque en estos vertiginosos momentos, ante tanta novedad, todos somos “becarios”).

    Y el desconcierto y la perplejidad campan por doquier. La errática reacción ante este caso de la gestación subrogada,  repitiendo como loritos, consignas mitinescas, y/o sacristanescas ante toda novedad, lo refleja perfectamente.

    • Antonio Llaguno

      Siendo sinceros, Isidoro, pienso que nadie de quienes están decididos a prohibir la getsación subrogada, lo haga por que tengas miedo al hombre y mujer transhumanos, y/o la aplicación de mejoras artificiales al hombre y la mujer.

      Las razones para el rechazo son mucho más primarias.

      No digo que no existan latentes esos miedos. Yo mismo también los temgo y pienso que es fundamental aplicar a las “mejoras” artificiales del cuerpo y la mente humanos una pasada por la ética profunda. Y que esa pasada por la ética debe hacerse escuchando a todos y no solo a quienes se instalan en uno de los dos extremos.

      Si no empleáramos criterios morales y éticos a los avances científicos, ahora mismo, en Ukrania, se habrían soltado algunas plagas médicas de difícil solución. Y ese es sólo un ejemplo.

      Pero pienso que la “reflexión popular” no va por ahí.

      Honestamente creo que tu sincera preocupación está muy lejos de interesarle a la mayoría de quienes han opinado sobre esto en twiter o facebook

  • José María Valderas

    El de la maternidad subrogada es un capítulo clásico de la bioética, parte de la moral que se rige, por abreviar, por los cuatro principios que Tom Beauchamp y Jim Childress establecieron y conforman la teoría del principismo. Hoy hay más de media docena de revistas de bioética internacionales y con cadencia casi mensual aparecen nuevos libros sobre esos temas relacionados con la vida. España no se quedó atrás en el cultivo de la nueva disciplina con dispar preparación y acierto por parte de sus cultivadores y vigor intelectual de los centros dedicados a la cuestión. Tenemos buenos manuales y algún trabajo profundo sobre alguno de los cuatro principios, en concreto sobre el principio de no maleficencia.

    En cuanto parte de la ética, puede partir de los llamados primeros principios –se ha de hacer el bien y evitar el mal– o partir de un caso concreto. Este segundo método se ha mostrado particularmente eficaz en otro campo, el ámbito de los negocios, que introdujo aquí el IESE y no tardó en copiarle ESADE. Cuando en moral se toma el caso no como punto de partida, el caso y su circunstancia –la situación–, sino como explicación última y ad hoc se cae en el casuismo, en la casuística, una degradación de la moral. Reavivada esa corriente por muchos moralistas patrios de nuestros días, aunque con otro collar, se caracteriza por la carga de subjetivismo que conlleva, aunque algunos la disimulan con un mal entendido discernimiento.

    Pero, ¿qué tiene esto que ver con la subrogación? ¿Es éticamente aceptable? La ética es una parte de la filosofía. Quiere ello decir que debe guiarse por criterios racionales. Y el criterio racional central es considerar persona al sujeto de atención. Su dignidad y, por tanto, su inviolabilidad. A mí me comenzó a interesar esa cuestión a raiz del trasplante de corazón del Doctor Bernard. Quizá tras la lectura del libro de un catedrático de ética de la Universidad de Valencia, “Etica de los trasplantes”. Alguien se quedó con el ejemplar de mi biblioteca. La cuestión central era la identidad, la singularidad, la dignidad, que persistían tras la intervención.

    En la maternidad subrogada el sujeto de interés es el niño engendrado. Una vez concebido, una vez embrión, no importa la forma en lo haya sido. Es sujeto de derechos. Ahora bien, para que él fuera concebido e implantado, hubo que desechar otros. Hubo que sacrificarlos. Ese es, para mí el quid de la cuestión. No somos quiénes para dictar quién puede o no puede vivir. La subrogación necesita como paso previo la fecundación in vitro, y eso ya entraña sus propios problemas morales: donación de semen, donación de óvulos, si uno de los dos progenitores no participa en la formación del cigoto.

    Se implanta en la madre de alguiler un embrión, pero se desechan otros.

    Existe abundante bibliografía sobre metabolismo perinatal, sobre la relación del embrión con el entorno que lo anida y alimenta, es decir, con la madre de alquiler. Sin duda es una situación no natural, porque el embrión no es de la gestante. Pero la consideración ética debe ser radical, racional. Cuando nace un prematuro, sobre todo muy precoz, las funciones que cumplía la gestante las suple una máquina, un medio no natural. En línea de principio no veo yo claro en qué se distingue una de otra. La gestante queda al servicio del embrión sin mermar su dignidad de mujer ni los derechos del niño. Le ayuda nada menos que a llegar a ser, a desarrollarse. El avance de la medicina ha permitido la intervención en fases muy tempranas de la gestación. Y a nadie se le ocurre que no sea ético si con ello le va la vida al embrión.

    Ocurre que el caso está envuelto en emociones muy dispares. Nos rasgaríamos menos las vestiduras si la gestante fuera la abuela, como ha ocurrido en algunos casos. Nadie duda que es bien para el niño.

    La ley natural no es la que defiende un sino ciego de la naturaleza. Natural es ayudar a la naturaleza. Lo mismo que permitimos que un microchip incorporado en el cerebro nos ayude en funciones vitales, como puede ser la visión, la memoria, el movimiento.

    Otra cosa muy distinta es la forma en que se crea el cigoto. Eso es otro nivel moral.

     

     

     

    • Antonio Llaguno

      José maría

      el tema de la destrucción de embriones no era parte de la reflexión.

      Somos todos conscientes d elo que la Iglesia opina sobre las técnicas de reproducción asistida y en particulas sobre la fecundación in vitro.

      Y como el asunto del aborto, la eutanasia y resto de reivindicaciones morales que son prioritarias para parte más conservadora de la IC son discutifdas y discutibles.

      Sólo pretendía ceñirme a los aspectos más propios de la gestación subrogada y no ampliar el debate más allá de ese puntual aspecto.

      La fecundación invitro, independientemente de que sea o no etica o moral, ha sido ampliamente debatida y absolutamemnte aceptada por la sociedad moderna y los católicos que estén en contra ya saben lo que tienen que hacer: No recurrir a ella.

      Si te interesa conocer mi opinión personal, te diré que yo ya recurrí a ella, sin ningún éxito, es decir esos embriones , por desgracia, no supusieron ninguna vida real posterior. Y no tengo el más mínimo escrúpulo moral ni cargo de conciencia, ni sensación de pecado por ello.

      Un saludo

Deja un comentario