INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6620 Artículos. - 102678 Comentarios.

El principito

Alberto Revuelta no solo pone su firma en columnas de Atrio, como la que aparecerá mañana aquí. Sino en artículos proféticos como este, publicado en medios tan rabiosamente independiente como este Confidencial andaluz. Aquí denuncia, con pelos y señales la desfacharez con que algunos quieren presentar como rebeldes a personajes que no tienen la mínima consideración de personas reales cuya muerte provocan sus juegos. AD.  

Mientras Donald Trump pagaba O dólares en impuestos sobre la renta en 2020, su último año como presidente, y animaba a sus aguerridas huestes a asaltar el capitolio; mientras Andrew Tate planificaba un grupo criminal con su hermano y dos rumanos para dedicarlo a trata de mujeres y a violaciones sin control porque considera y ha dicho que “las mujeres son propiedad de los hombres”.
Mientras el tribunal judicial de Nanterre, cerca de Paris, abría una investigación contra el autor de cómics Bastien Vivés por difusión de imágenes de pornografía infantil; mientras el abogado de la publicación Charles Hebdo afirmaba que su libertad en Francia le permite cagarse en Dios y a su publicación dibujar al líder musulmán de Irán con faldas levantas, piernas al aire y bailando el can can; mientras Jean-Claudio Dassinder columnista del Canal CNews afirmaba en un debate sobre delincuencia juvenil que en Francia “ a los musulmanes no les importa la República, ni siquiera saben qué significa esa palabra”; mientras Inglaterra soporta huelgas concatenadas por protestas sociales derivadas de las consecuencias del brexit y de las crisis económicas que desde entonces soporta, un malnacido publica un libro sobre su gran historia de vividor ambulante.

El tal autor, además de enmerdar a su ya enmerdada familia paterna y dejar a los pies de los caballos a su difunta madre, cuenta que cuando prestó servicio militar en Afganistán mató a distancia y sin riesgo suyo a 23 ciudadanos del país como si fuera muñequitos de un juego de internet o piezas de ajedrez. Este desgraciado tataranieto de una reina que se enriqueció con la trata de esclavos negros y que ha vivido de la fortuna de su real familia británica sin haber dado golpe en su vida, ha puesto de manifiesto las barrabasadas que los dirigentes occidentales y antes los sovieticos cometieron en Afganistán.

Este cobarde tecnológico ha asesinado como en la play station de sus palacios varios a 23 personas más dignas que él.  No lo detendrán. No lo juzgarán. Ganara dinero contando sus muertos. Nos tendremos que empachar con su verborrea estulta hasta que consiga vender la segunda y la tercera edición de su bazofia abecedaria. Anas Haqqani, un alto cargo talibán, ha cargado contra el príncipe Enrique por estas afirmaciones. «Enrique. Aquellos a los que mataste no eran piezas de ajedrez. Eran seres humanos que tenían familias que esperaban su vuelta». «Entre los asesinos de afganos no muchos tienen la decencia de revelar su conciencia y confesar sus crímenes de guerra». «la verdad es la que ha dicho: el pueblo inocente fueron piezas de ajedrez para sus soldados y líderes políticos y militares». Los británicos «fueron derrotados en ese ‘juego’ de tablero blanco y negro». «No espero que el Tribunal Penal Internacional (TPI) le cite a declarar o que los activistas de derechos humanos le condenen porque son sordos y ciegos ante usted. Esperemos que estas atrocidades sean recordadas en la historia de la humanidad».

4 comentarios

  • Juan A. Vinagre

    Este comentario no va dirigido al “principito” del artículo de Alberto, que tan extrañas sensaciones suscita, y que tanto banaliza la vida y vende la “realeza” en rebajas…

    Este artículo evoca  El Principito de S. Exupéry. (Un pequeño D. Quijote, lleno de sabiduría y de sueños.) Principito que deja la tierra decepcionado de la miseria humana, empezando quizá por la real. Los hombres, como los corderos, comen las flores…, y cuando se comen las flores es como si todas las estrellas se apagaran… Detrás de las flores hay esencias importantes que son invisibles a los ojos…  Los hombres no las ven…,  son ciegos…  Por eso, se fue decepcionado…

    Aunque, si se hubiese quedado un poco más, quizá hubiera conocido a hombres de valor, como Confucio, que decía: “Compro arroz para comer, pero quiero una flor para tener algo por qué vivir”. O a Jesús de Nazaret, para quien la flor de perfume más exquisito y poderoso es el amor… En este caso, tal vez se hubiera quedado para enseñar y hacer pensar y  a comportarse mejor a los pobres hombres que conoció. Las realezas -de muchas clases- han comido demasiadas flores… Por eso..

  • Javiierpelaez

    Le da cera como se merece.Estoy leyendo al Papa y la Fratelli Tutti y he de decir que,en mi opinión,tiene una visión no incierta,pero no se da cuenta que las redes sociales tb permiten q ciudadanos corrientes hagan sus denuncias proféticas…en Twitter con permiso del payaso que las gobierna…Elon Musk que ha convocado diversos referenda digital…El último preguntó que si querían que siguiera siendo jefe de Twitter,ha salido que se fuera..y el tío se queda tan pichi…Era no vinculante me imagino…Pero lo de Alberto fantástico…

  • ana rodrigo

    Uf, qué  fuerte!!!

  • olga Larrazabal Saitua

    No faltará quien diga,” Pobrecillo, como sufrió tanto en su niñez, no podía ser de otra manera”

    Aquí nos planteamos el problema de si los psicópatas nacen o se hacen, o si todo es justificable por una infancia desgraciada.  O de la culpa de la madre y el padre, que borra la responsabilidad del hijo. O de la resiliencia y la superación de una infancia desgraciada que tienen muchas personas que no andan lloriqueando por la vida buscando chios expiatorios de sus desaciertos.

Deja un comentario