INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6620 Artículos. - 102678 Comentarios.

Un comentario

  • Juan A. Vinagre

    Creo que aprendería -o reforzaría conceptos- en ese curso, y quizá viera con otros ojos algunos temas… Pero de momento me basta con lo que tengo: REFLEXIONAR Y MEDITAR DESPACIO EL EVANGELIO. Para mí en él se encuentra la mejor teología, la teología del Mensaje del Reino del Dios de Jesús, no la teología, más especulativa que evangélica, que a veces se mete en una nube y se embarulla o anda por las ramas de la pura especulación…  Por eso no entiendo que se considere “teólogo” al ilustrado teórico, y se le niegue ese “rango” al especializado en otras materias…, pese a que la referencia fundamental de su vida y servicio sea el Evangelio, como es el caso del papa Francisco.   Me parece que muchos teólogos “teóricos tradicionalistas”, instalados en su tradición,  evalúan más ese “rango” con criterios conciliares que con el Evangelio de Jesús, que era el que sí sabía la mejor teología.  Y su teología era práctica (frutos…), no teórica. Ortopraxia más, mucho más que ortodoxia. La ortodoxia que valora menos la praxia (en esta praxia se encuentran las estructuras, el sistema eclesial, las jerarquías, el poder…), ¿es de verdad ortodoxia…, ortodoxia evangélica?                         En suma, el mejor texto de teología es el Evangelio. No las sumas, ni siquiera los concilios, por mucho valor que éstos tengan.

    Pues bien, meditando (y perdón que la cite una vez más) la parábola del “Venid, benditos”, donde cabe y sugiere la mayor pluralidad de interpretaciones, ¿es correcto y evangélico restringir la teología y el camino hacia Dios a una sola vía o formulación teórica (recordemos el “extra Ecclesia…”, o fuera del papa…, no hay salvación…?). Es correcto y evangélico, digo, reducir el acceso al Dios de Jesús a un solo camino?  Los creyentes cristianos somos unos privilegiados (por conocer mejor (?) el Mensaje y la persona de Jesús de Nazaret, pero la Iglesia no es el único camino…    Jesús era un hombre que veía lejos… con un espíritu más abierto y plural que el que después se le atribuyó en la iglesia “jerárquica tradicional”, que reconvirtió su función esencial de ser SERVICIO (el que sea el primero sea el servidor de todos…) en poder jerárquico, sacralizado para reforzar más ese “poder”.   Mientras la Iglesia jerárquica no se baje del trono  (de sus estamentos-sistema), y en vez de mandar, coordine, escuche más y consensúe más…, ¿esa Iglesia clerical es fiel al Mensaje del Reino?  ¿Atribuir a Jesús jerarquías es Evangelio de verdad?  A mi juicio, una de las grandes innovaciones de Jesús de Nazaret es la fundación de una Comunidad fraterna dirigida por un sentido de servicio en la unidad del amor (no tanto de las doctrinas teóricas).  En este diseño de servicio en Comunidad fraterna solidaria, con sentido trascendente, ¿no se percibe una siembra de democracia eclesial  y social?  (Democracia interna que la jerarquía, en general, no acepta)    Jesús era más pluralista de lo que después los hombres de Iglesia (y los políticos) lo hicieron. (La Iglesia -hoy lo sabemos todos- copió e introdujo en sus estructuras el sistema secular, olvidándose del Evangelio.)  Por eso, la necesidad de revisión y de soltar lastres históricos, demasiado humanos… Revisión que sufrirá  -y frenará, y condenará- la oposición más conservadora (y la ultra), que no quiere cambios, solo tradición, aunque sea al margen del Evangelio de Jesús.  Oposición, que lee e interpreta y sacraliza a “su medida”. Y llama infidelidad, si se prioriza o interpreta el Evangelio en contra de su tradición ideologizada, que compagina Dios, tradición y dinero.  Los creyentes, la Iglesia, necesitamos re-convertirnos al Evangelio, admitiendo la pluralidad y la democracia interna, entre otras cosas.

Deja un comentario