• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5840 Artículos. - 93513 Comentarios.

La vida eterna, 3

1. ¿Por qué y para qué escribe Marcos este diálogo?

El diálogo entre Jesús y el rico ha terminado. Marcos compuso ese relato concediendo a ambos todo el protagonismo. Su lectura aislada sin tener en cuenta la escena anterior (Mc 10, 13-16) y la posterior del tríptico (Mc 10,23-31), puede hacer pensar a algún lector poco avezado que estaban solos los dos. Sin embargo, el autor del evangelio no lo presenta así; los discípulos han estado presentes, aunque sin intervenir en este cuadro, como lo indican el episodio apertura del tríptico y el de su cierre, el que leemos a continuación.

En este tercer cuerpo, el autor del evangelio incorpora a los discípulos de nuevo a la acción, lo que da pie a preguntarse: ¿Cómo habrán juzgado lo ocurrido? ¿Qué habrán pensado al ver al rico saliendo por piernas? ¿Encontraron lógica la actuación del Galileo con él? ¿Han entendido su posición y la propuesta hecha al adinerado? ¿Era lo que ellos esperaban o estarán algo descompuestos? Marcos dará cumplida respuesta a estas cuestiones sin dejarse nada en la manga. El autor del evangelio escribe este tercer relato del siguiente modo:

“23 Jesús, paseando la mirada alrededor, dijo a sus discípulos:
– ¡Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero!
24 Los discípulos quedaron desconcertados ante estas palabras suyas. Jesús insistió:
– Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios para los que confían en la riqueza! 25 Más fácil es que un camello pase por el ojo de una aguja que no que entre un rico en el reino de Dios.

26 Ellos comentaban, enormemente impresionados:
– Entonces, ¿Quién puede subsistir?
27 Jesús se les quedó mirando y les dijo:
– Humanamente, imposible, pero no con Dios; porque con Dios todo es posible.

28 Pedro empezó a decirle:
– Pues mira, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos venido siguiendo.
29 Jesús declaró:
– Os lo aseguro: No hay ninguno que deje casa, hermanos o hermanas, madre o padre, hijos o tierras, por causa mía y por causa de la buena noticia, 30 que no reciba cien veces más; ahora, en este tiempo, casas, hermanos y hermanas, madres, hijos y tierras –entre persecuciones– y, en la edad futura, vida definitiva.

31 – Pero todos, aunque sean `primeros, han de ser últimos, y esos últimos serán primeros.”

 
2. Para los de “alrededor” (cerrando el tríptico)

Marcos no describe de entrada reacción alguna de los discípulos. Este silencio inicial refleja una actitud expectante. No han comprendido los hechos y están a verlas venir. Jesús, consciente de la situación, tomará la iniciativa. Lo hace primero de manera parecida a cómo actuó con el rico, captando con su mirada a cada uno de los integrantes del grupo en un intento por alejar sus reservas y generar sintonía entre ellos:

“Jesús, paseando la mirada alrededor, dijo a sus discípulos”.

El autor del texto aporta un dato que el lector no ha de pasar por alto (“alrededor”). El apunte responde a la forma de situarse los discípulos respecto a sus maestros: en corro, rodeándole. Al señalar la orientación en círculo de la mirada del Galileo, Marcos alude a su pretensión de conectar con cada uno de los suyos y captar su atención antes de dirigirse a todos. Es importante lo que tiene que decirles. Sus palabras tienen que ver directamente con la reacción del rico tras la invitación a incorporarse al grupo. Este, la rechazó de plano; su interés se centraba en él mismo, en conseguir tener una vida eterna en el otro mundo. Jesús se referirá, en cambio a la vida en este, la que plantea en el Proyecto de sociedad alternativa. El Galileo se expresará ante los suyos con firmeza y sin equívocos:

“¡Con qué dificultad van a entrar en el reino de Dios los que tienen el dinero!”.

Su declaración es tajante. En forma exclamativa, parece esperar la reacción de los discípulos, pero estos permanecen recluidos en la reserva. No pronuncian palabra. Su mutismo demuestra haber entendido que lo expresado por Jesús no tiene vuelta de hoja. Y se encierran en sus cavilaciones.

 

3. Porque no hay tutía entre ser rico y ser pobre

Los poseedores de la riqueza han optado por el imperio del dinero rechazando el reinado de la hermandad, el que únicamente reconoce a Dios como soberano. Los del capital podrán ser muy religiosos, pero sus bienes representan un obstáculo prácticamente insalvable para formar parte de la sociedad alternativa.

El conjunto de los discípulos aparece desnortado ante los hechos y andan con el morro torcido. Jesús trata de abrirles de nuevo las entendederas y dejarles las cosas claras. Porque ya habían sido avisados de que la fascinación por el dinero actúa sofocando el desarrollo del mensaje en quienes dicen haberlo aceptado:

“…la seducción de la riqueza y los deseos de todo lo demás van penetrando, ahogan el mensaje y se queda estéril” (Mc 4,19).

 

4. Los discípulos, “alrededor”

Al permanecer callados demuestran que tampoco han admitido lo dicho sobre los chiquillos del primer relato del tríptico: “Os lo aseguro: quien no acoja el reino de Dios como un chiquillo, no entrará en él” (Mc 10,15) ni la exigencia al adinerado. Ellos están posicionados en la grandeza y el poder. Su pretensión pasa por ocupar los primeros puestos en una nueva y hegemónica sociedad. De todo ello se deduce la reacción de perplejidad al oír lo afirmado por el Galileo:

“Los discípulos quedaron desconcertados ante estas palabras suyas”.

Los planes que ellos tienen, los objetivos que persiguen se oponen a los de Jesús. No solo no descartan la riqueza, la necesitan imperiosamente para sus fines. La pretensión del poder precisa de fuerte financiación. El grupo se mantiene en las categorías religiosas del Antiguo Testamento pensando que los poseedores de la riqueza han sido los favorecidos por Dios. No captan que su capital representa al sistema injusto y criminal al que Jesús opone su Proyecto. Este insiste y avanza un paso más al avisarles de que la confianza que ellos tienen depositada en el dinero imposibilita la adhesión leal a dicho Proyecto:

– “Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios para los que confían en la riqueza! Más fácil es que un camello pase por el ojo de una aguja que no que entre un rico en el reino de Dios”.

La entrada llamándole “hijos” refuerza su acogida, pero no rebaja ni suaviza su afirmación anterior. Es más, parece extralimitarse con el ejemplo del camello y el ojo de la aguja, una imagen escogida a conciencia para que su exceso revele la enorme distancia y el antagonismo entre riqueza y Proyecto. El ejemplo, técnica característica en las explicaciones del Galileo, ayuda a trabajar a la imaginación para eliminar todo atisbo de duda. La estampa del camello intentando penetrar por el diminuto, e invisible para un présbita, agujero de la aguja supera lo absurdo y permite captar con su figurada imagen la absoluta imposibilidad de que el capital case con la sociedad alternativa.

Marcos advierte de un nuevo gesto en los discípulos. Están fuertemente afectados por las declaraciones de Jesús y se quejan entre ellos sacando a flote las dudas reveladoras de sus escondidas ambiciones:

“Ellos comentaban, enormemente impresionados:

– Entonces, ¿quién puede subsistir?”.

 

5. Los discípulos: unos “cabezones”

Los discípulos no esperaban que Jesús exigiera al rico la venta de todos sus bienes y dar el dinero a los pobres antes de invitarlo a integrarse al grupo de adheridos a su Proyecto. Tampoco lo entienden ni lo comparten. Para ellos se perdía una gran oportunidad de contar con un volumen importante de dinero imprescindible para la viabilidad del programa tal y como ellos lo conciben. No les importa aceptar la injusticia como medio para alcanzar sus objetivos. Siguen aferrados a los principios del sistema injusto. Piensan que sin dinero el Proyecto de Jesús no se sostiene:

– “Entonces, ¿Quién puede subsistir?”.

El verbo griego usado aquí, σῴζω (‘salvar’, ‘librar’), en su forma pasiva, como ocurre en este caso, alude siempre a ponerse a salvo de un peligro mortal. Por lo general, suele traducirse: “Entonces, ¿quién puede salvarse?” (Nácar-Colunga) o “Pues, ¿quién se podrá salvar?” (Biblia de Jerusalén). Estas traducciones de σῴζω por ‘salvar’ han dado pie a pensar que se está hablando en sentido individual y refiriéndose a una salvación posterior a la muerte, es decir a la vida eterna. Sin embargo los discípulos hablan en sentido colectivo y se están refiriendo a la continuidad y el futuro del grupo.

 

6. Una cosa es la vida después de la muerte y otra el reinado de Dios.

Para la obtención de la vida eterna Jesús ya precisó, en el caso de los adscritos a la religión judía, que pasaba por el cumplimiento a fondo de los preceptos sociales. Para quienes se hallan al margen de esa religión –en el mundo contemporáneo a Jesús se hablaba de ‘las naciones’ – el evangelio de Mateo indica que usó otro formato distinto a los santos mandamientos. Se habla de ello en el llamado ‘Juicio de las naciones’:

“Cuando el Hombre llegue a su gloria acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono real y reunirá ante él a todas las naciones…” (Mt 25,31-32a).

Ahí, en el único lugar que se utiliza la expresión: ζωὴ αἰώνιος (“vida eterna”):

– “…y los justos (irán) a la vida definitiva” (Mt 25, 46)

al margen de los textos sinópticos basados en el interrogante de los distintos personajes judíos: “¿Qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?”, se declara igualmente, aunque de otra manera, que la justicia es la única vía. En este caso, para personas ajenas al colectivo de discípulos, religiosas o no, la exigencia es una praxis solidaria ante los más débiles, quienes padecen extrema necesidad:

– “Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me recogisteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, estuve en la cárcel y fuisteis a verme”. (Mt 25, 35).

Por tanto, la conversación entre los discípulos y Jesús no está centrada en la vida eterna, sino en la vida terrena. De ahí que el verbo griego σῴζω deba traducirse con sentido histórico por ‘subsistir’ para señalar que la preocupación que el interrogante de los discípulos transmite es la de la permanencia y el porvenir del colectivo de seguidores. El grupo contempla su futuro asociado a una fuerte financiación. Sin el sostén de un capital encuentran inviable lograr sus pretensiones.

 

7. En fin: la riqueza es producto de la injusticia

El Galileo, sin embargo, está situado en otra onda. Para él, la riqueza, fruto de la injusticia, no tiene cabida en la sociedad alternativa. Marcos da cuenta de estas dos ópticas diferentes mencionando de nuevo el acercamiento del Galileo a los suyos a través de su mirada:

– “Jesús se les quedó mirando y les dijo:”.

Marcos utiliza de nuevo por tercera vez este recurso característico suyo (la mirada) para dar entrada a las palabras del Galileo en respuesta a la objeción presentada por los discípulos: “Entonces, ¿quién puede subsistir?”. Con ellas intenta llevarles a la comprensión de que su planteamiento del reino de Dios se apoya en bases opuestas a las usadas por el sistema injusto. Busca que los suyos abandonen los criterios fundados en la injusticia y se mantengan fieles a su programa:

– “Humanamente, imposible, pero no con Dios; porque con Dios todo es posible”.

La estructura de esta frase revela oposición entre dos esferas y dos maneras de hacer. Una preposición: παρά (‘junto a’, ‘cerca de’, ‘con’, ‘al lado de’) vinculada a dos dativos: ἀνθρώποις (‘seres humanos’) y θεῷ (‘Dios’) señala dos posicionamientos antagónicos e incompatibles. Uno, el partidario del modo de actuar acostumbrado, salido de la mente humana: el del orden injusto; otro, el contrario, el fiel a la justicia, la igualdad y la solidaridad: el atribuido a Dios. Se trata de los dos mismos planteamientos descritos por Marcos en la fuerte censura de Jesús a Pedro:

– “¡Quítate de mi vista, Satanás!, porque tu idea no es la de Dios, sino la humana” (Mc 8,33).

La carencia de fuerte financiación no es impedimento para el avance de la sociedad alternativa. Esta resulta inviable cuando sus integrantes están posicionados a favor del sistema injusto basado en el capital, el extendido modo de obrar humano (παρὰ ἀνθρώποις; lit.: “de parte de hombres”). El Galileo aseguraba que la sociedad alternativa tiene garantizado su porvenir aceptando con determinación tener a Dios como único soberano (παρὰ θεῷ; ‘de parte de Dios’).

 

8. Pero… con Dios todo es posible

Lo que se ha demostrado inalcanzable: acabar con la estructura fundada en el capital, se torna posible apostando por la sociedad alternativa, la que el evangelio denomina: reinado de Dios: πάντα γὰρ δυνατὰ παρὰ τῷ θεῷ (“porque con Dios todo es posible”).

El Galileo no propone fórmulas individuales. Su programa exige colectivos. El reinado de Dios o sociedad alternativa se manifiesta a través de comunidades de adheridos a un Proyecto donde no reina el dinero ni la desigualdad, sino que se caracteriza por la hermandad comprometida entre todos sus miembros, la que da lugar a que la vida rebose.

80 comentarios

  • M.Luisa

    Para  mí el comentario de ayer 7, 10h 13´  de Salvador Santos respondiendo a las preguntas de Óscar fue muy alentador porque hablando de   “OTRO MUNDO ES POSIBLE”    dilucida para quienes en todo este asunto no les alcanza  mi insuficiencia  explicativa   el empleo del  vocablo realidad,  al insistir Salvador en  que la frase no es de Jesús, no queda más remedio, pienso,  que hacer entrar en  el proyecto  el cual  dice que sí es de Él, lo real,  y por tanto, lo físico.

    Hay que traer de nuevo  las especulaciones apriorísticas  salvajes (Amanda Bryan) otra vez a la tierra y con ello  el papel responsable de las ciencias físicas que   tiene una importancia crucial  en todo esto de la posibilidad  de otro mundo, es decir de llevar nuestra intelección a un horizonte nuevo.

    Gracias Salvador,  me doy por respondida, un abrazo

  • oscar varela

    Gracias Salvador!
    (A tu 7 junio 2021, 10:13 am )
     
    Ad 2ª ¿Interviene o no?
    “A mi juicio, la pregunta sería más acertada planteándola así: ¿Dice el texto que interviene o que no interviene? Que intervenga o que no intervenga, ¿QUIÉN LO PUEDE ASEGURAR?”
     
    Te respondo:
    a) ASEGURAR –lo que se llama ASEGURAR-: NADA ni NADIE
    b) Los humanos CONJETURAMOS (e.d.: HACEMOS según lo que vamos VIENDO)
    c) Viendo lo que pasa y nos pasa, no VEO mucha huella de una tal intervención divina.
    ………………….
     
    Ad 1ª Proyecto que entusiasme hoy
    “Hoy se ha extendido un mensaje que habla de una gran posibilidad: ‘OTRO MUNDO ES POSIBLE’
    “¡Bien! La pregunta que surge a continuación es: ¿Y CÓMO LO HACEMOS?
     
    Te respondo:
    Ese ‘OTRO MUNDO ES POSIBLE’ (Y NECESARIO)
    Está en la etapa crepuscular del “¡ESTO ASÍ NO VA MÁS!”
    (está como “en pañales” … cagaditos)
     
    Abrazo!

    • Salvador Santos Pacheco

      Hola Oscar

      A la 2ª. A mi entender, la tarea nos corresponde a los humanos. La libertad, también. Quienes desde siempre han impedido la libertad han demostrado ser defensores del sistema injusto y criminal. Nadie que actúe como ellos, condicionando con su intervención nuestra libertad, puede estar del lado humano; mucho menos del divino.

      A la 1ª. Coincido contigo: Así no va más. Habrá que seguir empujando el círculo desde dentro una y otra vez, por un sitio y por otro, superando contrariedades y a pesar de los estorbos. Constituyendo colectivos tendremos más posibilidades. Y, en especial, enseñando. Enseñar no es repetir; repetir es de loros. La enseñanza libera.

      Un abrazo

      • oscar varela

        Ok!
        Sobre el Asunto 2° (DIOS)
        me olvidé de agregar lo que tenía pensado decirte,
        y es lo que me venís mostrando:
        que no es un asunto para tratar en tus propuestas exegéticas.

        ¡De acuerdo, entonces!

        Mañana aparecerá la 4° y final Entrega
        (será “otro día” -como dijo el Almanaque.)

  • Carmen

    Pues allá voy. Con mis cosas de siempre.

    El proyecto de Jesús de Nazaret es un proyecto de un ser humano para los seres humanos.

    Lo que sucede es que todo se ha liado al meter a Dios por enmedio. Y por una serie de expresiones que se utilizaban entonces y que ahora tienen un significado diferente. Y porque Jesús estaba absolutamente convencido de que eso era lo que su Dios quería. El suyo, muy particular. No es exactamente el Dios del judaísmo. El Dios de los judíos es  psicológicamente bipolar, lo mismo es todo amor y bondad que hace llover fuego si algo le desagrada. Jesús se quedó con una polaridad. Aunque, si las traducciones son ciertas, de vez en cuando le salía aquello de arrojarlos al infierno.

    Y todo se lió. Jesús es el hijo de Dios, luego no tiene otra que ser Dios. Incluso ha vencido a la muerte, no cabe mayor prueba de divinidad. Y a partir de ahí, pues aquí está el cristianismo.

    Pero el proyecto de Jesús es un proyecto de un hombre hecho para su comunidad, en nombre de Dios, si se quiere, hasta ahí puedo llegar. En su nombre. Pero , quién sabe lo que quiere Dios, en caso de que quiera algo? Somos nosotros los que queremos una sociedad en donde reine la paz, el buen rollo,  justicia social , igualdad de trato para todas las personas, independientemente de su color, sexo,  orientación sexual que se dice ahora, que la violencia no sea la salida y dónde le perdamos miedo al Poder, porque el Poder está en nosotros.

    Y a eso se le llama Reino de Dios. Y esa denominación todo lo lía.

    Eso es lo que he aprendido. Que no es poco.

     

     

  • oscar varela

    Gracias Salvador!
     
    DOS cositas (que tomo de tu Comentario 6 junio 2021, 12:04 pm
     
    UNA: PROYECTO – MANDO –SOCIEDAD (sus pasos):
     
    1- Para salir de un PROBLEMA, hay algunos que presentan PROYECTOS
    2- Discutidos, se elige “EL MEJOR PROYECTO” por su logística y entusiasmo generado
    3- Su inventor lo “PONE EN MANO” (manus dare = MANDA) …
    4- … a sus AD-HERENTES ASOCIADOS (SEGUIDORES = sequor)
    5- quedando así “constituida la nueva SOCIEDAD.
     
    Esos elementos están en tus siguientes textos:
    A– “inicio de la historia de Israel. Se acudió a GENERAR UNA CREENCIA que sirviera para amalgamar a esas tribus.”
    B– “(a la vuelta del destierro) ANUNCIAN (a un pueblo en la miseria)
    LA BUENA NOTICIA QUE TRATA DE AVIVAR EL ÁNIMO para generar ilusión.”
     
    PREGUNTA: En NUESTRO TIEMPO
    ¿Cuál sería (si lo hay) el PROYECTO ENTUSIASMANTE capaz de Mando y Seguidores?
    ………………………………
     
    DOS: textos que “SE SACAN LA LENGUA” (expresión de Saint Exúpery)
     
    A- Jesús de Nazaret se dio cuenta de que
    NO ERA CUESTIÓN DE SEGUIR ESPERANDO UNA INTERVENCIÓN DE DIOS
    para instaurar lo que se consideraba la época de su reinado.
    B-CON DIOS TODO ES POSIBLE” se refiere a
    el colectivo constituido por él y el grupo de hombres y mujeres
    adheridos a su proyecto.
     
    PREGUNTA: (o en qué quedamos sobre DIOS)
    ¿INTERVIENE o NO-INTERVIENE?
     
    (nebulosidad del Lenguaje ¿solamente?) 

    • Salvador Santos Pacheco

      Hola

      A las dos cuestiones:

      1ª Proyecto que entusiasme hoy.
      Hoy se ha extendido un mensaje que habla de una gran posibilidad: “OTRO MUNDO ES POSIBLE”. Se repite y parece que quien lo dice es muy progresista y está dispuesto a hacerlo. ¡Bien! La pregunta que surge a continuación es: ¿Y COMO LO HACEMOS? Porque para que se haga no basta con indignarse ni decirlo. Esa sería la vía del milagrito. Para hacerlo hay que arremangarse y ponerse manos a la obra.

      En el relato de la constitución de los Doce (la sociedad alternativa) (Mc 3,13ss.), Jesús habla del para qué de esa constitución: “para que estuviesen con él” y “para enviarlos”. La primera finalidad consiste en la firme adhesión a él y su proyecto; la segunda es una misión hacia el exterior: el universo humano. Pero hay algo más, dice: “con autoridad para expulsar a los demonios”. En ocasiones se habla de que la gente estaba asombrada porque Jesús enseñaba con autoridad y daba órdenes a los espíritus inmundos (Mc 1,27). Respecto a la autoridad se aclara previamente que: “enseñaba como quien tiene autoridad, no como los letrados”. Los letrados no enseñaban, repetían frases y enunciados rimbombantes de rabinos afamados; es decir, consolidaban lo sabido. La autoridad de Jesús la ofrecía su novedad, un mensaje subversivo respecto a la tradición y al sistema establecido. ¿Y los demonios? ¿Quiénes son? ¿Y en qué consistía liberar de esos demonios? Lo explicaremos más adelante en ATRIO.

      Volviendo a “OTRO MUNDO ES POSIBLE”. La frase no es de Jesús. De él es el proyecto de hacerlo. ¿Cómo se hace? Constituyó a los Doce (sociedad alternativa) con esa doble función. Cuando alguien dice hoy: “Otro mundo es posible”, la respuesta consecuente es: Vamos a empezar a hacer ya ese OTRO MUNDO. La idea de la religión es que el Otro mundo está más allá. Jesús no lo negó, pero se puso a hacerlo más acá. La experiencia del más acá es lo único que puede hacer conocer lo de más allá. Desde mi punto de vista esa es la idea ilusionante. Si hay que decir algo no es: “Otro mundo es posible”, sino: ¡Mirad! ¡Comprobadlo! ¡Es posible! Y, una vez a la vista, ahora vamos a sentarnos a ver cómo llevamos adelante esta realidad liberando de los demonios y provocando que se generen otros colectivos.

      2ª ¿Interviene o no?

      A mi juicio, la pregunta sería más acertada planteándola así: ¿Dice el texto que interviene o que no interviene? Que intervenga o que no intervenga, ¿quién lo puede asegurar?

      La expresión ·con Dios todo es posible” alude a la realidad llamada entonces “reinado de Dios”. Se trata de esa sociedad: Colectivo, comunidad, asamblea, grupo…, como queramos llamarle, donde la soberanía la tiene el Proyecto (colectivos caracterizados por el amor y la lealtad) y el trabajo de dichos colectivos, una tarea universal en favor de la liberación humana (“expulsando demonios”).

      Uno de los avisos reiterado por Jesús a los suyos es que sufrirán la persecución del sistema injusto. Si ese colectivo no se presenta como alternativa, el sistema injusto lo acogerá como su aliado. Si el OTRO MUNDO es solo posible más allá, al sistema basado en el capital le va de perlas. Cabría preguntarse: ¿A qué colectivos persigue el sistema? ¿Por qué lo hace? ¿No estarán haciendo esos colectivos algo parecido a lo que pregonaba Jesús?

      Abrazos

      • mª pilar

        ¡Y ya lo creo que lo sufren!

        Además con mano durísima Salvador tú ya lo sabes y esta sencilla personilla que soy:

        ¡¡¡También!!!

        He podido ver, comprobar hasta que punto se les hace daño, y lo más triste de todo es, que para que nada de lo establecido quede…antes lo destrozan… ¡Es tan doloroso!

        No me cansaré de repetirlo:

        ¡¡¡Lo he visto, lo he vivido!!!

        Gracias Salvador.

  • oscar varela

    Hola Salvador!
    De tu última respuesta:
    – “Mi amigo entendía perfectamente el sentido de los dos párrafos, pero se dio cuenta de que la redacción no estaba afinada.
    – Coincidí con él e intenté darle mayor claridad”-
     
    se desprende que se trató: :
    a) sólo de redacción,
    b) falta de finura, y
    c) para mayor claridad.
     
    A mí me pareció que se trató de ALGO mucho más serio y
    CUESTIONADO EN LA ACTUALIDAD
     
    Me refiero a la “dubitación-confusión” del  LENGUAJE que usamos;
    en este caso al vocablo: “DIOS”.
     
    ¿Qué se significa con la frase “reinado de Dios”?
    Hay que explicarlo una y mil veces para “clarificarlo”
    (por lo tanto: NO es el USO del HABLA)
     
    Más aún cuando en ese #8 a DIOS se lo cita dos veces:
    27 Jesús se les quedó mirando y les dijo:
    – Humanamente, imposible, pero no con DIOS;
    – porque con DIOS todo es posible.

    • oscar varela

      NOTA:
      No he querido (ni quiero)
      entrar en el Asunto del HABLA (LENGUAJE),
      solo dejar constancia de que
      LA AMENAZA MAYOR que nos acecha
      es la de LA PALABRA
      (QUE ES DONDE EN VERDAD “HABITAMOS”)

      • Salvador Santos Pacheco

        Hola Oscar

        La explicación del evangelio conlleva mucho trabajo. Y se topa uno con múltiples dificultades: una, entender el texto original perteneciente a otra cultura de muchos siglos atrás; y otra, hacerlo entender con el lenguaje actual. Esta dificultad se encuentra, a su vez, con un muro: traducciones inexactas han creado un poso en la mente de muchas personas que han generado unas creencias y unas toxinas contrarias a otras lecturas por muy científicas que sean. Un ejemplo:

        En la primera y mal llamada bienaventuranza de Mateo, se ha traducido siguiendo el latín: “pobres de espíritu”. Sin embargo en el texto original el término espíritu se escribe en dativo ¡Y CON ARTÍCULO! ¿Dónde está el artículo? ¿Y qué significado y traducción tiene ese dativo?

        Vayamos al asunto del “reinado de Dios”. Hay que rebobinar un poco.

        Para el AT. Yahvé es el rey. El escape de unas tribus de la esclavitud en Egipto significó el inicio de la historia de Israel. Constituirse como pueblo era absolutamente necesario para sobrevivir. Y se acudió a generar una creencia que sirviera para amalgamar a esas tribus. Se intentó y se consiguió hacer pensar a los escapados que fue Yahvé (le dieron ese nombre) quien garantizó la libertad, quien determinó que fueran un pueblo con una ley constitucional establecida por Él y vivieran en una tierra que les prometía conquistar a base de violencia.

        Una vez que el pueblo decide abandonar la organización tribal y pasar a una organización al estilo de las otras naciones para fortalecerse y dominar tierras vecinas, el mensaje que aparece en el AT poniéndolo en boca de Yahvé es: NO ME QUIEREN POR REY.

        La época monárquica significó un desastre generalizado, incluyendo la división del reino, las invasiones de los imperios dominantes y el destierro. Una serie de hombres salieron a denunciar a bombo y platillo los desmanes de reyes, cortesanos y potentados. De ninguno de ellos se dice que muriera en la cama de viejo.

        El autor o autores desconocidos que escriben en el libro de Isaías a la vuelta del destierro (a partir del cap. 56; aprox. 500 años antes de nuestra era) anuncian a un pueblo en la miseria (no habría más de 20.000 personas en Judea) la buena noticia (cap. 61). Esa buena noticia trata de avivar el ánimo de los llegados del destierro. Promete la llegada de una época de ensueño: Dios va a reinar de nuevo es la idea que se transmite para generar ilusión.

        Pasaban siglos y de la buena noticia, nada de nada. El reinado de Dios de esperaba, pero nunca llegaba. Si reinaba algo era la desesperación. Pero se seguía con la esperanza de lo que debía ser un período largo donde reinara la libertad y la justicia, y la nación se fortaleciera hasta el punto de lograr convertirse en el imperio dominador. Esa expresión: “reinado de Dios” sirvió para expresar la nueva y definitiva situación de esplendor del pueblo.

        Jesús de Nazaret, un hombre marginado al ser considerado ilegítimo, vio en el Bautista signos de la justicia que tanto se anhelaba. Se arrimó a su movimiento y participó de sus ideas. Al ser testigo del encarcelamiento de Juan, se dio cuenta de que la cosa no cambiaba. No era cuestión de seguir esperando una intervención de Dios para instaurar lo que se consideraba la época de su reinado. Esa situación de libertad, justicia e igualdad había que ponerla en marcha sin demora y sin intervención divina. Pero, ¿cómo hacerlo?

        La violencia era la vía del sistema. Había que usar una ruta alternativa para generar esa sociedad. Y pensó que el camino pasaba por empezar por un colectivo reducido que sirviera de SEMILLA o FERMENTO. Ese colectivo debía ser visible para que la gente pudiera ver el resultado de participar en ese proyecto. La tarea fundamental hacia fuera de ese grupo consistiría en trabajar por la liberación, pero mostrando sus resultados (cojos andan, ciegos ven, sordos oyen, muertos resucitan y a pobres se les anuncia esa buena noticia). La Buena Noticia sería entonces el comienzo humilde y en desarrollo de esa SOCIEDAD ALTERNATIVA. El mensaje es colectivo. Reducirlo a individualismo ha sido la mejor manera de neutralizar su energía.

        El mensaje del evangelio es PARA AHORA y EXIGE COLECTIVOS. Si no hay colectivos, la Buena Noticia NO SE VE. Y lo que se tiene que ver es la alternativa al sistema injusto y criminal. En esa alternativa el ser humano está en el centro. En el sistema el centro es el dinero y el negocio basado en la necesidad humana.

        ¿Cómo llamarle ahora a lo que entonces se llamó “reinado de Dios”? Llamo ahora “sociedad alternativa” a la realidad de un colectivo que organiza su vida desde valores alternativos al del sistema: ‘Compartir’, ‘igualar’ y ‘servir’ en vez de ‘tener’, ‘subir’ y ‘mandar’. Ese colectivo trabaja por la liberación humana presentando un modelo que puede ser visto y comprobado.

        Cuando en el texto que analizamos se lee: “Con Dios todo es poble” se está refiriendo a esa realidad social, el colectivo constituído por él y el grupo de hombres y mujeres adheridos a su proyecto, a quien los autores de los evangelios llamaron con la expresión habitual conocida en la época: “reinado de Dios”.

        Esto se entiende mucho mejor haciendo un pequeño bioquete en el muro, dejando al margen las toxinas y tratando de ESCUCHAR (comprender) el sentido de cada relato. Con ese verbo: ‘escuchar’ da comienzo el mensaje en parábolas que, según Marcos, dirigió Jesús a la gente:

        “¡Escuchad! Una vez salió el sembrador a sembrar…” (Mc 4,3).

        Te mando un abrazo

        • Carmen

          Qué guay.
          Poco a poco voy aprendiendo un montonazo.
          Gracias
          Cuídate los ojos. Cuando te aparece la bruma deberías de dejar de leer esos libros con letras tan raras . Y el ordenador tampoco debe de ser muy buena cosa con bruma en los ojos.

  • oscar varela

    Hola Salvador!
     
    Muy interesante lo que nos cuentas en tu Comentario del – 2 junio 2021, 22:05 pm :
     
    DICES:
    “Me indica un amigo que no hay quien entienda lo que dicen los dos últimos párrafos
    (del #8. Pero… con Dios todo es posible, donde se lee:
     
    “Lo que se ha demostrado inalcanzable: acabar con la estructura fundada en el capital, se torna posible apostando por la sociedad alternativa, la que el evangelio denomina: reinado de Dios: πάντα γὰρ δυνατὰ παρὰ τῷ θεῷ (“porque con Dios todo es posible”).
     
    El Galileo no propone fórmulas individuales. Su programa exige colectivos. El reinado de Dios o sociedad alternativa se manifiesta a través de comunidades de adheridos a un Proyecto donde no reina el dinero ni la desigualdad, sino que se caracteriza por la hermandad comprometida entre todos sus miembros, la que da lugar a que la vida rebose”)
    …………………………….
     
    SIGUES DICIENDO:
    -“Después de leerlos, le he contestado que a mí también me pasa.
    Los corrijo y a ver qué sale”:
     
    “El episodio central, el del rico, expresa su rechazo al Proyecto.
    – Servirá como aleccionamiento a los discípulos y como clarificación de lo que significa social y económicamente la adhesión a ese programa.
    – La expresión “reinado de Dios”, repetida en el primer y tercer episodio une los tres relatos.
    – La disposición a servir siendo último es tema central de la pedagogía del tríptico. Los discípulos iban desatinados. Su plan pasaba por ser primeros.”
     
    A ver si ahora.
    ………………………..
     
    Lo –para mí- “muy interesante” es (si podés decirnos) el “por qué” de:
    a) lo que “ENTENDÍAS” (hasta el punto de “escribirlo”)
    b) lo dejaste de “ENTENDER” (hasta el punto de “cambiarlo”)
    ………………………..
     
    NOTA: Sería conveniente que ese “tal amigo” nos diga
    – ¿QUÉ es lo que “NO ENTENDÍA”?
     
    Porque acá hay una cosita “muy mucho más interesante”,
    Que –sin entrar ahora a dilucidar- se podría significar con esta “paradójica” pregunta:
    ¿QUÉ ENTENDEMOS CUANDO NO ENTENDEMOS?
     
    Gracias y Abrazo!

    • Salvador Santos Pacheco

      Hola Oscar

      Mi amigo entendía perfectamente el sentido de los dos párrafos, pero se dió cuenta de que la redacción no estaba afinada. Coincidí con él e ntenté darle mayor claridad.
      Me contestó más tarde con sufino sentido del humor y me dijo: “Ahora se entiende mejor hasta esa palabreja nueva que te has inventado: ‘Los sicípulos'”.

      Así que lo que entendió él y también yo fue lo mismo, aunque sin la nube.

      Un abrazo

      • Salvador Santos Pacheco

        Hola otra vez Oscar

        Mi amigo andaluz está al tanto. Ahora me pregunta con su cachondeo característico: “¿Qué es eso de la nube?

        Y es que cuando llegan estas horas me rodean los nubarrones y veo menos que un gato de escayola. Quise decir -y así se lo he comentado- que lo que entendimos en la primera y la segunda redacción de esos dos párrafos era lo mismo, solo que en la segunda estaba más claro (sin nube).

        Todavía no me ha contestado, pero me soltará alguna de las suyas, seguro. Y me tendré que aguantar, como siempre.

  • He tropezado tantas veces sobre libros que la Santa Madre  ha hecho desaparecer que cuando Isidoro menciona eso de un libro que leyó su crítica en una librería religiosa,¡¡¡buahh!! me dije OTRO MAS. ¿Nadie se acuerda de la crítica a un libro de un filósofo griego, (ahora no me acuerdo su nombre) que Orìgenes criticó (el maestro de Agustín) sobre ese libro INEXISTENTE por obra y gracia del poder OMNÍMODO de la Santa Madre?  O sea tu no puedes leer (Orígenes del cristianismo creo que era,no estoy seguro) y sin embargo SI TIENEN SU CRÍTICA¡¡¡¡¡¡Manda huevos.¡¡¡¡Cordial abrazo a sus vìctimas!!!

  • Isidoro

         Platón, parafraseando a su maestro Sócrates ya dijo: “No hay hombres malos, sólo seres ignorantes”.
     
        Esto también lo intuyó Lincoln cuando decía: “Tengo una religión solamente y mi religión es que si hago bien, me siento bien y si hago mal, me siento mal”.
     
          Lincoln ya intuía que al final, resulta que somos éticos para ser felices, y por eso mucha gente si no hacemos el bien, es porque nos equivocamos de método para ser feliz.

  • Carmen

    Y lo que dice Jesús es que él ofrece un modelo alternativo donde la riqueza no tenga Poder sobre las personas. Eso es lo que dice. Porque el que vive atado a la riqueza, sencillamente no es libre. Y eso es lo que le ofrece al chaval este. Quieres ser libre? Quieres gozar de una vida sin ataduras? Pues vente con nosotros.

    Y el muchacho dijo: no. Hasta ahí no llego.

    Y visto lo que ha sucedido con todo el tinglado de la iglesia a lo largo de dos mil años, quizás acertó. Porque a ver si la iglesia no acumula riqueza, eso sí, siempre a mayor gloria de Dios.

    De verdad. Es todo como para no pensar. Olvidarte y vivir de acuerdo a tu conciencia. Y ya está.

  • Santiago

    Sin duda, la mayoría nos condenaríamos si “el poseer bienes” fuera un delito y un pecado, aún si esos bienes se clasifican como “riquezas”

    Pero el Evangelio mismo en su contexto total lo desmiente, empezando porque Cristo NO condenó las riquezas “en sí mismas” sino porque su apego inordinado puede desviarnos del camino de Cristo que es el de amor a Dios y al prójimo puesto que NO podemos servir al “dinero” en sí posponiendo y dejando en segundo lugar la caridad.

    Es por eso que se trata principalmente de guardar lo que nos salva que consiste en nuestro deber diario que refleja lo ordinario, lo que hacemos cada día, hacerlo con amor y si quieres “ser perfecto” como dice el Evangelista Mateo “vende cuanto posees” o sea quédate solo con lo necesario y entrégate de lleno “a los demás” por amor a Cristo. Porque NO todos son llamados a este sacrificio sino sólo algunos…Lo difícil es hacer cada día -con perfección- el deber, sin fastidiar a los demás. Lo demás es una invitación a seguir más de cerca a Jesús imitando su vida de perfección en la caridad.

    Por eso Ignacio de Loyola habla que las riquezas no valen en sí mismas sino SÓLO valen en cuanto al USO que les demos. Y claro podemos usarlas para el mal. Indudablemente no sólo los gobiernos pueden y deben darle a “las riquezas” una función social para el bienestar común, sino también nosotros puesto que podemos obtenerlas y emplearlas ilícitamente ocasionando grandes males materiales y morales.

    Jesús mismo NO rechazó los bienes. El ganó su sustento como “tectón” o “constructor” durante su vida familiar y tuvo amigos y seguidores poseedores de bienes y no existe evidencia que los condenó por “poseer riquezas” como Nicodemo, José de Arimatea etc ni a las mujeres que le seguían como “Maria Magdalena…y Juana la mujer de Cuba, procurador de Herodes, y Susana, “y otras muchas, las cuales les servían con sus bienes” (San Lucas 8:1-3)

    Saludos cordiales

    Santiago Hernández

    • Santiago

      En la penúltima línea debe decir “Cuza”. Error del ordenador. Vale. SH

    • Carmen

      Si.
      Ignacio de Loyola supo hacerlo muy bien. Y todo a mayor gloria de Dios.
      De verdad que…

    • Isabel

      Esta es una de las formas clásicas para re-absorber las contradicciones que se presentan siendo seguidor de Jesús y teniendo riqueza: cumplir con el deber sin fastidiar, hacer caridad…
      Los pobres que esperen a que muchos cristianos se decidan a ser suficientemente caritativos.

      Dice usted, Jesús no condenó las riquezas en sí mismas. ¿Así en general? ¿Da igual cuánta riqueza? No, no da igual, asumiendo la dificultad para discernir dónde está el límite, es evidente que el lujo no es admisible. Tampoco lo es ni para desfavorecidos ni para nadie considerar el dinero un bien en sí mismo. (Queda fuera la pobreza extrema, cómo no ansiar dinero para cubrir necesidades elementales)

      Una de las dificultades del cristianismo es precisamente esa, al contrario que el islam que establece cuánta limosna hay que dar en función de la riqueza que se posee, Jesús no dictaminó con cuánto hemos cumplido, ama al prójimo como a ti mismo, tú verás qué hay que hacer. Nos dio libertad para responsabilizarnos o no, en vez de normas estrictas.

      • Carmen

        Perdón.
        A lo mejor no he dejado claro nunca que no soy seguidora de Jesús. No sigo a nadie.
        Me gusta mucho lo que dice, bueno, lo que entiendo que dice pero por lo visto lo entienden así muy pocas personas. Quizás nadie más .

        Hace tiempo que no me considero cristiana porque no creo en Cristo Resucitado. Ni tampoco en el Dios de Jesús.
        Hago lo que puedo para salir adelante en todo esto del tema de espiritualidad y tal.
        Creo que el cristianismo ha dilapidado la herencia de Jesús y me da rabia porque creo que es preciosa y que su visión de la vida podría ayudar un montonazo a la humanidad. Seguramente estoy equivocada.

        Una vez dicho esto, insisto: Jesús reclamaba una sociedad justa. Y eso por supuesto trae consigo un reparto de la riqueza mucho más racional. Pero esa, para mí, y lo dije ayer, no es la única reivindicación de Jesús. Creo que sería una consecuencia.
        Ahí tenemos el marxismo, que ni tan siquiera Marx creía en Dios, o sí y lo que no creía era el dios que transmitía la sociedad, y sin embargo construyó todo un modelo económico. No es algo exclusivo del cristianismo.
        Por otra parte sé lo que crea riqueza en un país, y no es un tema sencillo como para decir el buen cristiano tiene que… cuidado. Es un tema supercomplejo.
        Pero ya digo. No me considero una cristiana al uso.
        Un abrazo.

        • Carmen

          Aclaración.
          Creo en otro tipo de Resurrección, que para otros buenos cristianos es una sandez. Más bien creo en que a lo mejor, con suerte, no morimos del todo cuando morimos, pero cero certeza.
          También creo que a Jesús no le hizo falta resucitar, porque , para muchos, no murió su, no sé cómo llamarlo, su proyecto. Y ellos, lo comunicaron a otros.
          Pero ya digo. Soy rarita.
          O quizás no lo sea tanto y sencillamente he abandonado el cristianismo, y en eso sí que no soy rarita.
          No sé

          • Isabel

            El buen cristiano “tiene que…” no lo dijo ni Jesús. Mucho menos yo.

            De “tu” Jesús: “me gusta mucho. Una herencia preciosa. Podría ayudar un montonazo” (esto no significa nada) “Reclamaba una sociedad justa pero no es la única reivindicación, es una consecuencia” Pregunto: ¿de qué? descartados los “tenemos que..” “debemos de…”

            No, Carmen, aquí nadie te ha dicho, yo no lo he visto, que otro tipo de Resurrección sea una sandez. Por el contrario, tú sí que das a entender con frecuencia sin usar la palabra concreta que lo es lo que decimos en el Credo.

            No encuentro sentido a tu acusación a la Iglesia de haber dilapidado la herencia de Jesús. Es gracias a ella pese a todos sus errores que ha llegado hasta nosotras esa “bonita” herencia. Mucho menos que a las dudas de cómo ser cristianos en el mundo de hoy respondas aludiendo a los maristas.

            De tópicos también estoy cansada.

            Esto no es personal. A mí qué me cuentas de si eres seguidora, dejas de serlo o de qué manera. Considérate lo que quieras o puedas, no necesitas el reconocimiento de nadie, que ya somos grandes.

          • Isabel

            Una vez más, si el Proyecto no murió es porque lo mantuvo esa religión que surgió y que hasta hoy sigue enseñando.

          • Carmen

            Ok . Entendido.
            Solamente un apunte, si tienes un rato, lee lo que me dijo ayer Román, al que adoro , respecto a otra forma de entender la resurrección. Y lo que le contesté. A ver quién no respeta las ideas de otro.
            No te cuento nada, sencillamente hablaba. Sorry. Pero tiene fácil solución.
            Buena tarde.

        • Carmen

          Tienes razón.
          Por lo visto le contestabas a Santiago y me he equivocado. He pensado que te dirigías a mí
          Me he dado cuenta porque te diriges a él con el pronombre usted.

          No, no quería contarte nada, ha sido un error. Mi cabeza no está para tirar cohetes. De todas formas no volverá a suceder. Sorry.

          • Isabel

            Vamos a ver, Carmen. Estaba tratando de hablar de las contradicciones de ser cristiano y su relación con la riqueza y tú sales con que no eres seguidora de Jesús ni de nadie. Pues muy bien. ¿Eso qué tiene que ver con lo que yo hablaba, con dónde ponemos el límite, cómo cabalgamos las contradicciones? En ese sentido digo qué me cuentas, no porque estaba respondiendo a Santiago.
            Y luego vuelves con la Resurrección. Mira, para mí antes que la Resurrección en la que creo de alguna manera, es primordial el asunto de la pobreza que me ocasiona no pocos problemas de conciencia y me revuelvo contra muchas re-absorciones que considero que lo que hacen es buscar razones para proseguir ajenos a esa realidad, algo así como adormecer la conciencia.
            Respecto a tu conversación con Román, lo de sandez es de tu cosecha pero bueno, aceptado, llama ridículas a algunas interpretaciones de la Resurrección. Una creencia ortodoxa, sí. Quizá no lo recordaba porque lo que más me llamó la atención fue una parte de tu respuesta: “Abra esa cabeza”
            Por último. Un mes en silla de ruedas es poca cosa. Piensa que hay gente que se pasa años y sin solución hasta morir. Tienes suerte.

          • Carmen

            Pues eso te digo.
            Que me he equivocado. Lo que le escribiste a Santiago creí que me lo decías a mí. Y te contesté. Totalmente desconcertada, como supongo que te he dejado a ti.
            Te he pedido disculpas dos veces. A ver si con la tercera es suficiente

            Lo que digo es que mi cabeza no está clara.y por eso me he equivocado. Los calmantes me dejan KO.

            Y ya está

          • Isabel

            En mi opinión el perdón sobra.

      • Santiago

        Jesús evidentemente condenó el apego a las riquezas y a todo lo que nos aleja del mandato del amor porque “donde está tu tesoro, estará tu corazón”…..Pero no condena “poseer bienes” puesto que Dios mismo ha creado los bienes, tanto materiales como espirituales, en orden a nuestro bienestar. Pero ser rico o pobre no es en sí un bien o un mal porque esto NO determina mi conducta, ni mi corazón si NO me apego a mis bienes y los comparto con generosidad, y si no reniego de mi pobreza odiando a los demás y me convierto en un criminal puesto que de ambas situaciones existen muchos ejemplos.

        Por ejemplo en el Evangelio tanto Zaqueo, como José de Arimatea como María Magdalena y los que socorrían a Jesús “con sus bienes” NO fueron condenados por “poseer”. Por el contrario, Jesús alaba a Zaqueo que era rico por dar generosamente “de sus bienes” como a la viuda pobre del Templo que dio “mucho más” pues dio de limosna de lo que era “su sustento”. PERO el que posee fraudulentamente y deshonestamente es responsable de su injusticia ante Dios primero que es el que lo va a juzgar como que el pobre tampoco le imprime carácter su pobreza puesto también ha de ser juzgado si es un criminal en serie o si es un abusador de menores sin ningún arrepentimiento.

        Esto no impide que luchemos por la justicia social evangélica por la cual tanto ricos o pobres tenemos que amar siempre como Jesús nos amó y no podemos defraudar y extorsionar a nadie, ni hacer el mal. Ese es el “nuevo mandamiento de la Nueva Ley” aunque no todos podamos dar la “vida por los demás” como lo hizo Jesucristo. Creer que todos podemos llegar a la gracia del martirio no es realista. No todos llegarán pero Dios es padre de todos y da la gracia suficiente a cada ser humano en orden a la salvación aunque no llegue a ser un ideal perfecto.

        Por otro lado es laudable que el Corán establezca una limosna fija como algunos protestantes que dan el “diezmo”. Sin embargo puedo dar una limosna por fines torcidos ya que se puedo pervertir el uso del dinero aún por los que lo colectan, y puedo darle un destino malsano. Por tanto, el proposito de Jesús es dirigirlo TODO al BIEN con Su gracia de manera que seamos verdaderamente felices en Su misma eterna gloria.

        Por eso, SI se trata de ser responsables de nuestros actos…Cuanto más amemos, mas nos desprenderemos de nuestras ambiciones desmedidas…porque podemos tener ambiciones que no son desmedidas…pero las que caen fuera de lo razonable nos hacen daño a nosotros y a los demás.. Por eso dice Jesús, el que me ama guardará mis mandamientos que se resumen en amar a Dios que es el primero y al prójimo que es “semejante al primero” Eso es suficiente para entrar en la “vida eterna”

        Un saludo cordial
        Santiago Hernández

  • Carmen

    Pues al infierno que me iré. Así estaré con mi padre que dirigió un banco muchos años. Y con dos de mis hermanos que sin duda también irán porque trabajaron en el mismo banco.

    Toooooodos al infierno.

    De verdad que…

    Estoy de tópico que ya no puedo más.

    Lo que hay que hacer es tener los votos de pobreza, castidad y obediencia, como los Maristas de Galicia.

    De verdad…

    Es increíble esto ya. Jesús estaba contra la Banca. Contra la empresa. Pues menuda visión de futuro. Y eso que se creía un profeta de estos del final de los días…

    Que no.

    • Isabel

      Un banquero no es lo mismo que un empleado de un banco aunque sea director de una sucursal.
      Ponerse a la defensiva negando la mayor porque aún siendo solo empleados nadie, o casi nadie, cumplimos con la radicalidad del cristianismo, es una escapatoria buscando autodisculpa.

      • Carmen

        Ok
        Nada de autodisculpa.
        Pienso que cada uno , desde su puesto en la sociedad tiene que ser honesto. Punto.
        Por supuesto que nadie cumple. Porque es una utopía ese proyecto. Sencillamente marca un camino para todo aquel que quiera intentarlo.
        Creo que la finalidad de ese proyecto es hacer entre todos una sociedad más justa. Entre todos.
        Ya he dicho que me identifico con el joven rico. Y no precisamente ni por joven ni por rica. Sencillamente hago lo que puedo, hasta donde puedo. No soy una persona de esas grandes y comprometidas hasta la muerte. No.
        Y no creo que por ello no participe un poquico en todo eso del proyecto de Jesús.
        Además, también te digo que conozco a muchos tipos de personas y no coincide eso de que los pobres son buenos y los ricos malos. O que me definan rico. Hay de todo en todos los grupos . Al menos esa es mi experiencia.

        Sabes que pasa? Que cuando alguien quiere utilizar a mí Jesús para llevar agua a su molino, me entran los siete males.
        Que hay que idear un modelo económico que barra las injusticias y este reparto absurdo de riqueza, eso lo cantan los ciegos por las esquinas. Y no es una idea exclusivamente cristiana. El cristianismo es también otras muchas cosas. Al menos para mí.
        Posiblemente no tenga razón, pero es lo que pienso. Es más una actitud ante la vida que un modelo económico.

        Un abrazo

  • Carmen

    O sea.

    Todo el que sea empresario o banquero, o heredero…al infierno de cabeza.

    Pues porque vosotros lo digáis.

    Y me callo porque me voy a meter en un jardín de los gordos. Pero de los gordisimos.

     

  • Carmen

    Que no, que no , que no.

    Esto no va de riqueza, esto va de entrega total al proyecto del Galileo, como lo define Salvador.

    Qué obsesión con la riqueza. Estoy convencida de que Jesús pensaba   que nadie  debía de explotar a nadie. Y como consecuencia, como consecuencia eso traería un reparto más justo de la riqueza. Pero es una consecuencia de seguir su proyecto. Luego lo importante es el sígueme, no el vende lo que tengas. Aunque sea eso lo que nos han vendido a nosotros.

    También es posible que no haya entendido nada. Posiblemente es eso. He entendido otra cosa a lo largo de mi vida.

    Pues bueno.

  • oscar varela

    Hola Salvador!
     
    A tu Respuesta – 3 junio 2021, 17:36 pm 
    …………………………………………………………………
     
    Ya te entendí, Salvador; pero –me parece que-
    hay algo que “no funciona”.
    Veamos:
     
    Leo en 4- ¿A que comprenda qué? (de la Entrega anterior)
     
    “4-1. que la riqueza no es que Dios te bendice
    Resulta cuando menos llamativo que para Jesús LO QUE LE FALTA esté vinculado directa y estrechamente con LO QUE TIENE:
    “Una cosa te falta; ve a vender todo lo que tienes”.
     
    No le habla de una parte, sino de TODO lo que tiene. La totalidad de lo que posee representa su gran inconveniente para llegar a conseguir la vida pretendida por él; un problema del que tendrá que liberarse. Esta proposición del Galileo chirriaba en la mente de un judío. Trastornaba los criterios sagrados de la religión. En el Antiguo Testamento la riqueza estaba considerada una bendición de Yahvé; la pobreza, en cambio, un castigo por algún pecado cometido. ¿Cómo podía pedirle Jesús que se desprendiera por completo de la bendición divina?”
    ………………….
    a) Reitero y destaco:
    “No le habla de una parte, sino de TODO lo que tiene.”
     
    b) Pero ahora me dices:
    -“Con el término ‘capital’ no hago alusión a LO QUE UNO TIENE PARA VIVIR CON DIGNIDAD Y SIN LUJOS, sino a un sistema que se sustenta en el dinero y se mueve exclusivamente por dinero.”-
     
    c) Entonces, yo pienso que se trata:
    – NO de “LO QUE TIENES” (Capital)
    – SINO de “LA FUNCIÓN QUE LE DAS” (Administración)
    …………………………….
     
    NOTAS:
    1- Para mí solo son “salvedades” (“epiqueias”) a que se recurriría HOY
    P.e.: justificar-se, el “seguidor” de Jesús, tener una “CUENTITA BANCARIA” PARA VIVIR CON DIGNIDAD Y SIN LUJOS.
    2- Pudiera, también, ocurrir que más de uno “vende y entrega TODO”
    para “sacarse el fardo [responsabilidad] de encima”;
    (cosa más que plausible en las supuestas “vocaciones” religiosas [monjes y monjas])
    3- Esto de la RESPONSABILIDAD (AUTO-ESTIMA [no auto-complacencia]
    es prioritario de la DIGNIDAD (seguir de pie);
    Al primero que se RESPONDE es A UNO MISMO
    (haciendo producir “abundantemente“ el CAPITAL de Vida que nos hubo sido DADO)
    [De eso está lleno el Proyecto de Jesús (Tesoro escondido – Luz sobre la mesa – Semilla germinante …etceterísimas)
    …………………….
     
    En fin: No, no creo que SERVIR sea (al menos para HOY)
    el “modo operativo” de la SOCIEDAD ALTERNATIVA
    por la que trabajamos con espíritu “gratuito”, e.d. “deportivo”.

    • Salvador Santos Pacheco

      Hola

      Un dato:

      El tipo es un rico. La riqueza ha salido de DEFRAUDAR, de ahí que Jesús introduzca ese mandamiento. Si el tipo es rico, no ha cumplido. ¿Qué le falta? Le falta soltar el fardo de lo que posee por su condición de injusto (no responde a la justicia planteada en los seis mandamientos). ‘Lo que tienes’ alude a la riqueza; no al empleo que le da a esa riqueza.

      La afirmación con dignidad y sin lujos la interpreto sin trampas. Es decir, que no justifica la acumulación.

      Servir es, a mi juicio, práctica interna de los adheridos a la sociedad alternativa. La actividad de esa sociedad hacia afuera debe ser entendida, además de con ‘servir’, con otros verbos.

      • oscar varela

        Ok! Así es Salvador!
        – “El tipo es un rico. La riqueza ha salido de DEFRAUDAR”-
        Ok,ok, ok!

        ¿No hay “RIQUEZA” que sea “ACUMULACIÓN”
        (tipo AHORRO) = “CHANCHITO” de cuando éramos niños?

        ¿No hay “RIQUEZA” que sea “ACUMULACIÓN”
        (tipo RESERVAS DEL BANCO CENTRAL).
        absolutamente necesarias para “emprendimientos” COMUNITARIOS
        de mediano y largo alcance?

        Etc, etc. etc.
        ………………

        O en tiempos de Jesús no había esas cositas
        o Jesús no se dio cuenta (cosa que no me parece)

      • Salvador Santos Pacheco

        Hola Oscar

        Me parece que hablamos de sociedad alteernativa en diferentes planos.

        Yo me estoy refiriendo a comunidades reducidas, como la que inició Jesús.

        Si hablamos de sociedad alternativa a gran escala (una nación, por ejemplo) está claro que la actividad esencial pasa por administrar y distribuir. En esa hiopotética sociedad no domina el capital, la riqueza pertenece al pueblo, se ha erradicado la miseria y el pueblo vive con dignidad e independencia.

        • oscar varela

          Ok! Gracias!
          Queda “precisado” el tipo de SOCIEDAD ALTERNATIVA (propuesta por Jesús).

          Sin embargo, pienso que -aunque “alguito” vale-
          vale solo muy poquito frente a las Sociedades más amplias
          (HOY GLOBAL) que la atraviesan y condicionan casi por completo.

          El precio de la carne que tienen que pagar en la carnicería
          depende si los precios internacionales de exportación están al alza o a la baja.

          Vacunas para el Covid-19 tendrán si su País tiene “platita”.

          Y de los “migrantes” ¡ni qué contar!

          Entiendo que planteo asuntos de HOY
          (no de los del tiempo de Jesús)
          Solo ando preguntando porque HOY tenemos OTROS Problemas,
          que aunque incluyan la Propuesta de Jesús de manera fundamental,
          necesitan ser re-absorbidas en nuestras circunstancias.

          Abrazo!

          • Isabel

            Pues sí, Oscar, lo que podamos hacer vale muy poquito frente a un sistema global que inunda todo del que, en distinto grado, somos partícipes.
            Y es que, “ esa hiopotética sociedad donde no domina el capital, la riqueza pertenece al pueblo, se ha erradicado la miseria y el pueblo vive con dignidad e independencia” ¿no tiene un nombre que se considera en la actualidad un anacronismo?

    • mª pilar

      Mi sentir es:

      Todo aquello que ata tu corazón y tu mente, es algo que hay que eliminar entregándolo a quienes se lo hemos defraudado; es muy sencillo.

      Ejemplo para ¡¡¡hoy!!!:

      Hay una persona inteligente, preparada, y sueña con una empresa (de lo que fuere) se pone en marcha, y necesita personas para que funcione, las necesita de distintas preparaciones y para distintos trabajos.

      Es un enamorado de hacer las cosas ¡¡¡Bien!!! y lo exige a cuantos tiene como colaboradores-trabajadores.

      Sale adelante y está retomando lo invertido; una vez cancelado el “crédito”, sigue adelante, y desea tener una vida digna…pero…¿piensa que esa vida digna es para todas las personas que le ayudan a llevar a cavo su empresa?
      Si es así, está en el buen camino; pero…si estafa cuanto puede a sus trabajadores…para que sus ganancias sean cada día mayores, hasta llegar a ser astronómicas, va por el camino errado.

      A lo largo de mi vida, he trabajado para tres empresas…pequeñas…que funcionaban muy bien; en dos de ellas, daba igual si trabajabas bien , peor o mal, siempre intentaban defraudarte lo que de verdad correspondía por ley.

      Y siempre el trato era…bastante decadente…No importa si das el cien por cien, ellos se nutren con las migajas que van negando a sus trabajadores.

      Solo es un pequeño ejemplo a pie de calle.

      ¿Cómo se puede explicar las grandes fortunas sin defraudar?

      Esas personas son las que causan tanto dolor en el mundo…¿y además quieren “asegurarse” una vida “eterna”?

      La vida hay que defenderla ¡¡¡Aquí y ahora!!!

      ¡Y se puede!

    • oscar varela

      El “tipo RICO” al que con razón se refiere Marcos
      (y acentúa Salvador)
      son HOY LAS GRANDES CORPORACIONES
      (según se leyó ayer en “El País” de España).
      En una extensa nota habla de tratativas que se están cerrando en el Parlamento europeo. Y dice, claramente:

      – “la Unión Europea obligará a las grandes corporaciones a publicar los beneficios que obtienen en los impuestos que pagan país por país.
      – Un lustro después de que la Comisión Europea lanzara la propuesta, el Parlamento europeo y el Consejo (el Consejo es algo así como la representación de los 27 países), han alcanzado un acuerdo para exigir una mayor transparencia a las grandes multinacionales.
      – Bruselas ve que esa directiva obligará a las empresas a dar cuenta de su actividad en los paraísos fiscales, y es como un gran salto para rastrear posibles fugas de impuestos”.

  • oscar varela

    Hola Salvador!
     
    Esta “Sección” 5 planificada por Marcos es “Instrucción a la comunidad“.
     
    Parece versar sobre “lo que cada uno TIENE”
    Estamos habituados a llamarlo “CAPITAL”.
    Podríamos, tal vez, llamarlo “ACUMULADO” y “HERENCIA”.
     
    La “INSTRUCCIÓN”pareciera conducir
    a una solución “galvanizada” en el verbo SERVIR,
    con una –“galvanizada” (otravez)-, en le praxis “DAR A LOS POBRES”.
     
    Pregunto:
    1- lo que HOY se entienda y sea SERVIR ¿es “lo mismo” que dice Marcos?
    2- El problema del CAPITAL, HOY está planteado (cfr. Pikety)
    a)       no tanto por su ACUMULACIÓN
    b)      sino por su DISTRIBUCIÓN.
    ¿Habría, entonces, alguna conveniencia (o in-conveniente)
    en usar del verbo ADMINISTRADOR en lugar de SERVIDOR?

    • Salvador Santos Pacheco

      Hola Oscar

      En el desarrollo de este tríptico aparecen dos espacios: Uno el del grupo de Jesús; otro, externo a ese colectivo, el representado por el rico.

      En el primero, el que corresponde a la sociedad alternativa, los discípulos tenían como finalidad la consecución del poder. Intentan estar en la cima; ser los primeros. El aleccionamiento de Jesús les encamina hacia el servicio. Frente a ser primeros, él exige ser últimos. En el capítulo 13 de Juan la lección se hace práctica cuando Jesús se quita el manto, coge un paño y se pone a lavar los pies a los suyos (una tarea propia de esclavos). Se trata de ponerse al servicio del ser humano desde lo más bajo. El servicio es característica y muestra del amor leal entre los integrantes de la sociedad alternativa; en tiempos de Marcos y ahora. Administrar, coordinar, dirigir una acción, cocinar, hacer el pan o poner la mesa han de ser siempre en la sociedad alternativa acciones de servicio; a realizar quitándose el manto y poniéndose el delantal. Administrar, coordinar, dirigir o hacer el pan nunca pueden ser acciones para dominar ni colaborar con los fines propios del segundo espacio.

      Más adelante, en Marcos, se manifiesta de nuevo la ambición de los discípulos. Jesús presentará de nuevo el servicio como opción, oposición a la dominio de los poderosos y característica del grupo de adheridos a su propuesta:

      “Sabéis que los que figuran como jefes de las naciones las dominan, y que sus grandes les imponen su autoridad. No ha de ser así entre vosotros; al contrario, entre vosotros, el que quiera hacerse grande ha de ser servidor v uestro…” (Mc 10,42ss.)

      El segundo espacio es el dominado por lo que he llamado en este artículo ‘el capital’. En Mc 9,23 se dice: “LOS QUE TIENEN EL DINERO”. Hoy hablaríamos de las grandes multinacionales y quienes acumulan a costa de participar en la injusta estructura económica. Con el término ‘capital’ no hago alusión a lo que uno tiene para vivir con dignidad y sin lujos, sino a un sistema que se sustenta en el dinero y se mueve exclusivamente por dinero.
      Se trata de dos espacios con actividades opuestas. Hay que optar. Resulta imposible estar en ambos espacios. Con la opción por el dinero se busca estar por encima. En el tríptico se plantea el servicio como opción que excluye la injusticia del sistema basado en el dinero.
      No me parece que el verbo ‘administrar’ tenga toda la amplitud de sentido que tiene ‘servir’.

  • ¡Que maravilla de iglesia paulina, TARDÓ 300 años en darse cuenta que Jheshúa era dios!!!. Concilio de Constantino, año 325¡¡¡¡Adelante legionarios o guerrilleros,!!!

  • Carmen

    Gracias Pilar.  En ello estoy. Besos.

    Salvador, a lo mejor ahora entiendes a qué me refería al decir que con la vida eterna no se juega. Es algo que no van a permitir que se cuestione. No sé si me explico.

    Personalmente con la vida eterna me pasa lo que con los partos antes. La única gracia que tenía era ver al final , lo primero que estaba sano y completico el bebé y en segundo lugar saber si era niño o niña.

    Pues con la vida eterna es igual. La única gracia de morir es ver qué hay después. Pero no todo el mundo está dispuesto a cuestionarla. No sé si me explico.

    Besos.

  • oscar varela

    Hola Salvador!

     

    Repasado lo de MATEO – SCHÖKEL

    Pregunto:

     

    ¿Por qué se habla de “TRÍP-TICO”?

    ¿No hay solo DIP-TICO?

    • Carmen

      Con todos mis respetos , la valentía y o la manera de ver las cosas del señor Schökel, nada tiene que ver con la de Juan Mateos. Y ahí están los finales de sus biografías. Cierto que la nueva biblia española es un gran trabajo de ellos dos y de sus equipos, pero son personalidades diferentes. Conozco a personas de un equipo y de otro. Hay matices que los diferencian.

    • Salvador Santos Pacheco

      Hola Oscar

      En esta sección hay dos trípticos. El primero está formado por:
      9,33b-37
      9,38-40 y
      9,41-49.

      El segundo trata de la oposición a Jesús al Proyecto tal y como Jesús lo plantea. Esta formado por:
      10,13-16
      10,17-22
      10,23-30.
      El episodio central, el del rico expresa el rechazo de este al Proyeecto. Servirá de aleccionamiento a los suyos y a la clarificación de lo que significa social y económicamente en la práctica la adhesión a ese programa.

      El hilo que hilvana los tres relatos con la expresión reinado de Dios del primero y el último y su relación con la disposición a ser último. Los discípulos querían ser primeros.

      • Salvador Santos Pacheco

        Me indica un amigo que no hay quien entienda lo que dicen los dos últimos párrafos. Después de leerlos, le he contestado que a mi también me pasa. A estas horas mi ojo no da para más.

        Los corrijo y a ver qué sale:

        El epidodio central, el del rico, expresa su rechazo al Proyecto. Servirá como aleccionamiento a los sicípulos y como clarificación de lo que significa social y económicamente la adhesión a ese programa.

        La expresión “reinado de Dios”, repetida en el primer y tercer episodio une los tres relatos. La disposición a servir siendo último es tema central de la pedagogía del tríptico. Los discípulos iban desatinados. Su plan pasaba por ser primeros.

        A ver si ahora.

  • oscar varela

    (continuación)

     
     
    CAPÍTULO 10
    1-12. Centro de la sección:
    – La obstinación, pecado fariseo y del pueblo.
    – Continúa el viaje hacia Jerusalén.
    – Jesús enseña a las multitudes judías (cf. 1,22; 2,13; 4,1; 6,34) (1).
    – Los fariseos, en papel de Satanás (tentarlo, cf. 1,13; 8,11.33).
    – Ahora se trata del dominio del hombre sobre la mujer, que refleja, en la esfera doméstica, la opresión ejercida por la clase dirigente (2).
    – Cediendo a la obstinación del pueblo, Moisés fue infiel al designio creador.
    – El pecado de los fariseos es el mismo del pueblo, pues Moisés no escribió para ellos, sino para éste (3-5).
    – El ideal del matrimonio, basado en la creación: Un amor superior al de los padres lleva a constituir un solo ser, es decir, realiza una identificación que excluye el dominio.
    – (En v. 7, excelentes mss. omiten «se unirá a su mujer».) (6-8).
    – No valen leyes humanas que destruyan esa igualdad (9).
    – En la casa/comunidad, nueva incomprensión de los discípulos (cf. 7,17, 9,28): no entienden la paridad del hombre y de la mujer. (10).
    – Igualdad de ambos sexos (11-12).
    ………………………….
     
    13-31. SEGUNDO TRÍPTICO:
     
    La aceptación del Reino.
     
    a) (10,13-16): Chiquillos, como en 9,36:
    – nuevos seguidores de Jesús, no procedentes del judaísmo, que aceptan plenamente su programa.
    – Oposición de los discípulos (la misma de Pedro a Jesús en 8,32).
    – De nuevo la tensión entre los dos grupos (cf. 9,37) (13).
    – Indignación de Jesús. No se lo impidáis, como en 9,39, también de un: seguidor no israelita;
    – de los que son como ellos (lit. «de estos tales»): de los que se hacen «últimos de todos y servidores de todos» (9,35);  disposición necesa­ria para acoger el reinado dé Dios y gozar de él; para ellos ya ha lle­gado (cf. 1,15: «está cerca») (14-15).
    – Identificación y afecto (abrazán­dolos, cf. 9,36; 3,35);
    – bendición: abundante comunicación de vida a los que han producido (4,24s) (16).
    ………………………….
     
    b) (10,17-22): – La riqueza, obstáculo para seguir a Jesús
    – Un hombre angustiado busca solución para el problema crucial: superar la muerte. Reconoce en Jesús un saber superior (Maestro insigne) (17).
    – En este asunto, los judíos han tenido al mejor de los maestros, Dios (18).
    – Condición mínima para obtener vida definitiva:
    – no ser personalmente injusto.
    – De los diez mandamientos, Jesús omite los tres primeros, cita solamente los éticos, los que se refieren al prójimo.
    – Mc. añade no de­fraudes, no privar a otro de lo que se le debe.
    – Invierte el orden (el cuarto, al final): la obligación para con la familia no exime de la obliga­ción para con la humanidad (19).
    – Fidelidad de aquel hombre (20).
    – Le demostró su amor invitándolo a incorporarse al grupo de discípulos; una cosa te falta: acoger el reinado de Dios como un chiquillo (10,15), abandonando la riqueza (8,34: «reniegue de sí mismo») para hacerse último y servidor de todos (9,35).
    – Aunque personalmente no es injusto, está implicado, por su riqueza, en la injusticia de la sociedad.
    – Para construir el reino de Dios (la sociedad nueva) no basta ser justo personalmente, hay que eliminar la base de la injusticia, la desigualdad y la dependencia creadas por la acumulación de riqueza.
    – Dar a los pobres, sin esperanza de recuperarlo;
    – tendrás en Dios tu riqueza (lit. «tendrás un tesoro en el cielo») se refiere a 10,14: «tienen a Dios por rey»: renunciando a la seguridad del capital se obtiene la que procura el cuidado de Dios por los suyos.
    – El hombre, atado por su apego a la ri­queza (22).
    ………………………….
     
    c) (23-31): Desconcierto de los discípulos:
    – piensan que en el reino de Dios (la nueva sociedad) continúan existiendo la riqueza individual y la dependencia que ésta crea (cf. 6,36s). (24: para los que confían en la riqueza, frase muy bien atestiguada y requerida por el v. 25).
    – Insistencia de Jesús (23-24).
    – Ellos se preguntan si es posible la subsistencia sin el apoyo de la riqueza material de algunos del grupo (subsistir, gr. sóthénai, escapar de un peligro, aquí el de la indigencia; vse. en 8,35 los dos sentidos de «salvar su vida») (26).
    – La subsistencia es posible con la en­trega y solidaridad que produce el reinado de Dios (27).
    – Pedro quiere una respuesta concreta, mostrando la situación del grupo (28).
    – La res­puesta de Jesús no se refiere en particular al grupo de discípulos (israe­litas), sino a cualquier seguidor que lo abandone todo para manifestar su adhesión a él y dedicarse a la propagación del mensaje.
    – En el Reino no habrá miseria, sino afecto y abundancia para todos, pero sin des­igualdad (nótese la supresión del padre, figura de la autoridad, en la se­gunda enumeración);
    – hostilidad de la sociedad (entre persecuciones); además, heredarán la vida definitiva (29-30).
    ………………………….
     
    31. Colofón:
    – Todos, aunque sean primeros (el caso del rico), han de hacerse últimos, optando por la pobreza (10,21; cf. 9,35).
    – No se puede entrar en el Reino manteniendo una posición (cf. 10,21.23-35) que crea dependencia dentro del grupo.
    – Todos esos últimos serán pri­meros, pues su opción (renuncia a la ambición y servicio mutuo) creará para todos igualmente una comunidad de amor y abundancia (cf. 10,29s) (31).
    – Para la traducción, vse. Mt 19,30.

  • oscar varela

    Hola! (de nuevo)
     
    Leo en MATEO – SCHÖKEL (págs 231/7)
    ………………………………………………………………………..
     
    Sección 5- Instrucción a la comunidad. Contraste entre
    los dos grupos de seguidores (9,30-10,31).
     
    Diferencia en el seguimiento entre los
    discípulos/los Doce (israelitas) y el grupo no israelita, representado «hora
    por «el chiquillo» (3,36s), el exorcista (9,38s), «los pequeños» (9,42) y de
    nuevo por. «chiquillos» (10,13-16). La sección se compone de introducción
    (9,30-33a) y dos trípticos (9,33b-50; 10,13-31), sepa­rados por una perícopa
    central (10,1-12).
    Introducción (9,30-33a): Viaje hasta Cafarnaún. Ante la
    incompren­sión de los discípulos, Jesús reitera la enseñanza (cf. 8,31) sobre
    el des­tino del Hombre (él y sus seguidores). Insistencia sobre la muerte (lo
    matarán, pero después que lo
    maten), para
    hacer resaltar la resurrección, la continuidad de la vida (30-31). Los discípulos,
    refractarios a la enseñanza (32).
    …………………………………
     
    CAPÍTULO 9
    33B-50. PRIMER TRÍPTICO.
     
    a) (9,33b-37):
    – En Cafamaún, en la
    casa/hogar (gr. oikia), figura, la comunidad (2,15: los dos grupos de
    seguidores: discípulos/israelitas y «pecadores»).
    – Pregunta comprometedora (33).
    – Ambición de preeminencia, según el criterio
    del judaísmo, en contraste con la enseñanza anterior (34).
    – El silencio muestra su obcecación (cf. 3,5):
    – Llamó, porque no «están con él», sino distanciados; los
    Doce, los discípulos en cuanto constituyen
    el Israel mesiánico; Jesús va a recordarles lo que significa «estar con él»
    (3,14).
    – Primero, el que está más cerca de Jesús en el seguimiento
    (la verdadera preeminencia).
    – Se explicita la primera condición (8,34): ser
    último de todos y servidor dé todos equivale a «renegar de sí mismo», renunciando
    a toda ambición (35).
    – El criadito (lit. «el chiquillo» o pequeño servidor, cf:
    Mt 18,2), al mismo tiempo el último; todos y el servidor de todos;
    – cogiendo, Jesús no lo llama, porque «está con él»: es
    figura de los seguidores no israelitas (no incluidos en los Doce/los
    discípulos) (3,32.34; 4,10; 5,24b; 7,14; 8,34; 9,25);
    – en medio como modelo;
    – lo abrazó, amor e identificación (3,35: «hermano mío, hermana
    y madre») (36).
    – En la misión, llevan la presencia de Jesús y
    del Padre (37).
    – Mc. muestra las tendencias y tensiones
    existentes en su época.
    ………………………….
     
    b) (9,38-41):
    – Juan, el autoritario (3,17: «el Trueno»),
    habla nombre del grupo, que comparte su actitud (hemos
    intentado).
    – No toleran que ejerzan la misión quienes no
    aceptan las categorías del judaísmo (no nos seguía) (38).
    – Como «el chiquillo», también el individuo
    anónimo representa a los seguidores no israelitas, pero ahora en la actividad,
    que, fundada sobre el verdadero seguimiento, es liberadora como la de Jesús
    (cf. 3,14-15; 6,7), mientras los discípulos, por su falta de seguimiento,
    fracasan (9,18.28). Jesús reprueba el intento. Quien libera cómo si fuera él
    tiene una adhesión estable a su persona y es un aliado (39-40), Si los Doce, en
    la misión, reflejan la figura de Jesús Mesías, llevarán también ellos la
    presencia de Jesús y del Padre (recompensa) (cf. 9,37) (41).
    ………………………….
     
    (9,42-49):
    – La ambición, en cambio, pondría en peligro
    la adhesión de los seguidores no israelitas (estos
    pequeños = 9,36s: «el/los chiquillos»);
    «pequeño» se opone a «más grande» (9,34), e indica al que tiene ambición de
    honor o preeminencia.
    – Alternativa entre vida y muerte:
    – en la actividad (43: mano),
    – en la conducta (45: pie),
    – en el deseo (47: ojo),
    – renunciar a todo lo que signifique ambición y
    hace ser infiel al mensaje (te pone en peligro);
    – Sólo éste lleva a la vida, lo contrario lleva
    a la muerte (42-48).
    – Para tener la sal (principio-de
    incorrupción), es decir, la fidelidad al mensaje, el seguidor de Jesús necesita
    esa auto­disciplina (fuego que sala y conserva, opuesto al fuego que
    destruye, v. 48) (49).
    – Algunos mss. intercalan los vv. 44 y 45,
    idénticos al v. 48.
    ………………………….
     
    50. Colofón:
    – Excelencia de la fidelidad (la
    sal).
    – Si es meramente ex­terior, la situación no
    tiene remedio, (cf. 7,6).
    – Exhortación a la unidad.
    – La fidelidad de todos al mensaje conservará
    la paz en la comunidad (50).
    ………………………….

    (sigue)

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo en MATEO – SCHÖKEL (págs. 175/6)
    ………………………………………………………………………..
     
    PLAN DE LA OBRA
    Marcos estructura la primera parte de su evangelio mediante ciertas unidades, perícopas, trípticos o polípticos, que ejercen la función de «bisagra» o «puente»; en efecto, en ellas acaba cierta temática comenzada antes y se abre una nueva temática que será desarrollada a continuación. De este modo, el evangelio se estructura de la manera siguiente:
     
    Título (1,1).
     
    La preparación (1,2-13).
     
    Puente: La proclama del Reino (1,14-15).
     
    A- Primer período de la actividad de Jesús (1,16-8,26).
    Sección 1- Las características del reino de Dios (1,16-3,12).
    Puente: La convocación de los Doce (3,13-19).
    Sección 2- La universalidad del Reino en la enseñanza y la actividad de Jesús (3,20-6,6).
    Tríptico-puente, centro del primer período: La misión de los Doce y la muerte de Juan Bautista (6,7-32).
    Sección 3- Señales del éxodo mesiánico (6,33-8,26).
    a) El éxodo para Israel (6,33-56)
    b) Intermedio: Falsa y verdadera impureza (7,1 – 23).
    c) El éxodo para los paganos (7,24-8,26).
     
    Puente entre el primero y el segundo período: La decla­ración mesiánica (8,27-30).
     
    B- Segundo período de la actividad de Jesús (8,31-13,37).
    Sección 4- El destino del Hombre y el seguimiento (8,31- 9,29).
    Sección 5- Instrucción a la comunidad. Contraste entre los dos grupos de seguidores (9,30-10,31).
    Sección 6- Centro del segundo período: Subida y llegada a Jerusalén (10,32-11,11).
    Sección 7- En el templo: Denuncia y controversia (11,12- 12,44).
    Sección 8- El grupo cristiano en la historia (13,1-37).
     
    C- Desenlace: Pasión, muerte y resurrección (14,1-16,8) Apéndice (16,9-20).
    ………………………………………………………………………………………………………………………

  • Isidoro

    Amigo José Ignacio: Empiezo por lo primero.

    Yo, sabiendo el elemento de subjetividad que ello supone, he reconocido, que yo y todos, elegimos entre las hipótesis a nuestro alcance, aquellas que, (entre otras razones más “racionales”), nos gustan mas.

    Es el razonamiento emocional del que hablaba Unamuno, (“Somos muchos los que creemos que la razón construye sobre las irracionalidades”).

    Ello quiere decir que elegimos las que están más en consonancia con nuestra cosmovisión personal que nos hemos ido dando. Tú ya sabes que las ideas-creencias, no las elegimos nosotros, nos eligen ellas a nosotros, porque proceden casi siempre del subconsciente, a través de intuiciones, y luego la razón, las “racionaliza” a posteriori.

    Eso es un reconocimiento de que nuestras hipótesis elegidas, tienen más posibilidades de ser equivocadas, pues en realidad no tenemos el control de ellas, que se supondría.

    Todo lo anterior, sirve para confirmar, que mis hipótesis adoptadas pueden y hasta es muy posible que no sean acertadas. Pero para eso no hacía falta argumentar nada: eso se da por adelantado, y PARA TODOS. Y eso es un punto de partida muy justo y necesario en todo intercambio de pareceres.

     

    Segundo: Lo de que te parecieran mis afirmaciones rotundas, es algo subjetivo, y conscientemente no era esa mi intención.

    Pero en mi defensa, diré que cuando se expone una hipótesis muy minoritaria y totalmente contraria a la oficial de la gran potencia cultural sobre el tema, (la Iglesia Católica), uno se siente un poco como disminuido, y ya sabes que los perros pequeñitos ladran más fuerte, quizás para que no los pisen.

     

    Respecto a los especialistas citados, yo reconozco desde el principio que soy un lego. A Piñero lo conocía pues he seguido mucho su blog, y me parece muy válido, (sin que tampoco sea infalible). Y a Bermejo lo conocía solo en este tema por citas de Piñero.

    Respecto a las fuentes, yo ofrecí aquí en Atrio, un archivo Word de 280 K, con todas las entradas de Piñero, y alguno me lo ha solicitado y se lo he enviado. No digo nada más. (Y está repleto, hasta la saciedad de textos evangélicos).

    (Textos evangélicos, que una Comisión internacional de expertos, aseguró que solo contiene aproximadamente un 25-30 % de frase dichas en realidad por Jesús, plausiblemente. No recuerdo ahora el porcentaje exacto).

     

    Solo quiero añadir, que mis ideas sobre la exégesis bíblica, no se le limitan a lo de Piñero. Llevo treinta años investigando en plan aficionadillo, y me he comprado y leído libros como los de Geza Vermes, (La religión de Jesús el judío, y otros), Küng, etc.

    Pero el que me abrió los ojos definitivamente y recomiendo encarecidamente, fué “La sinagoga cristiana” de J. M. Montserrat. (Se puede comprar de viejo en librerías de internet: serán los 20 euros mejor gastados que pueda hacer el que quiera saber la realidad histórica, (no sermones apologéticos), sobre el primer siglo de la Iglesia).

    (Desgraciadamente, tú ya sabes, que estos temas son muy difíciles de tratar, pues la Iglesia tiene mucha mano.

    Aun recuerdo con nostalgia, la anécdota, de que quizás en los ochenta, fui a una librería religiosa a comprar “El azar y la necesidad” de Monod. No lo tenían, Pero sí tenían un libro respuesta ortodoxa contra el libro. ¡Fíjate hasta donde se llegaba, y se sigue llegando en estos temas!).

    • Isidoro

      Añadido con retraso, para quien quiera entrar en el tema:

      Geza Vermes: Prefacio de “La religión de Jesús el judío”.

      “En mis clases y disertaciones se me ha hecho la siguiente pregunta: “Si Jesús o era, ni un agitador político, ni un maestro que atacaba los dogmas fundamentales de la religión judía, ¿por qué lo mataron?”.

      -“La detención y la ejecución de Jesús, no se debió directamente a sus palabras y sus actos, sino a sus posibles consecuencias insurreccionales, que temían las inquietas autoridades que estaban al cargo de aquel barril de pólvora de la Jerusalén del siglo I, atestada de peregrinos.

      Si Jesús no hubiese provocado un conflicto en el Templo al derribar las mesas de los mercaderes y cambistas, o incluso, si hubiese elegido para hacer esto, una época distinta a la Pascua, (momento en el que se esperaba se manifestase el ansiado Mesías, el liberador de los judíos), lo más probable es que hubiese escapado con vida.

      Murió en la cruz, por haber hecho lo que no debía, (causar una conmoción), en el lugar en que no debía hacerlo, (el Templo), y en el momento inadecuado, (inmediatamente antes de la Pascua). En esto consiste la verdadera tragedia de Jesús el judío”.

      Y creo que estaremos de acuerdo que Geza Vermes, no era “un piernas”. (Con esto no digo que lleve la razón, sino que es un tema en debate entre gente seria. Por favor respeto.

  • Carmen

    No es nada sencillo, Salvador. Con la vida eterna no se juega. En realidad es la razón última de ser cristianos. El vivir eternamente, como los egipcios.

    Además, los evangelios están cuajados de este mensaje. Si me sigues, tendrás vida eterna.

    No es fácil interpretarlo de otra manera. Es como si a Picasso le quitases el color azul, en su etapa azul. En el Guernica, sin problemas, pero en su etapa azul es sencillamente imposible prescindir de ese color.

    En fin

    • Salvador Santos Pacheco

      Buenos días, Carmen

      Te imagino andando ya por toda la casa.

      Sé que no es sencillo. Y no se me ocurre jugar. Mi ojo no está para eso. Te pondré un ejemplo respecto a mi manera de trabajar:

      Cuando veo en el texto original los mandamientos citados por Jesús, me voy a la versión de los LXX a comprobar si se trata de una cita literal del griego del AT. Jesús no los expresó en griego, sino en arameo. Luego la cita, fuera literal o no, de los LXX es asunto de los redactores de los textos;(cosa importante).

      Al observar que el décimo mandamiento según los LXX ha sido omitido y se ha cambiado por otro, paso a verificar que ese otro no está en el texto original griego del AT. Una vez hecha esa comprobación, recurro a una Concordancia griega del AT para comprobar en qué lugar se halla ese verbo griego correspondiente al mandamiento introducido por Jesús (en arameo). Cuando he constatado que se corresponde a una ley de segundo orden del Deuteronomio, acudo al texto hebreo para certificar qué verbo hebreo está en la base de ese mandamiento introducido por Jesús y cuál es su significado en esa lengua. Después recurro a Concordancias griegas del NT para estudiar en qué otros casos se usa ese verbo griego (“defraudar”), cuál es su contexto y con qué sentido se utilizan.

      Después de tener esos datos, ya paso a hacer otros estudios de tipo analítico que ya no cito para no aburrir. No es sencillo, no. Así que cuando leo alguna opinión haciendo afirmaciones rotundas y lanzando teorías peregrinas sobre el evangelio, me callo únicamente por respeto.

      Los evangelios son pedagogías. Hay que entenderlos paso a paso. Primero la suma, la resta, la multiplicación…Luego vendrá la regla de tres, las ecuaciones de primer y segundo grado… Y llegaremos a la cuarta parte de este artículo sobre la vida eterna. Para entenderla bien, es conveniente no haber pasado por alto las explicaciones de las tres primeras partes. A Algún amigo del sur de España que lee estos artículos siempre le sugiero que los lea muy despacio y en voz queda. Me lo agradece porque afirma que de ese modo no solo lee, sino que ESCUCHA el mensaje del evangelio e incluso le parece oír al mismo Galileo.

      Te mando un beso. Y no corras todavía.

      • Carmen

        Lo haré.
        De correr nada. Vengo de la primera cura. Todo bien. El fisio me ha enseñado unos ejercicios, el muy jodío se piensa que mi pierna es de goma. Uuuuuufffffff.
        Tengo que estar en reposo mes y medio, haciendo los ejercicios que me dicen. Me ha dicho que esta prótesis tiene que unir ella sola con el hueso de la cadera, como cuando te rompes un brazo y te lo inmovilizan cuarenta días. Pues lo mismo.
        Volveré a leerlo todo, despacico y en voz queda.
        Gracias.

        • mª pilar

          Pues muy querida Carmen:
          Un consejito chico aprendido de otra personas…que no fue “obediente” a los consejos del Médico y del fisio…su prótesis se unió mal y le ha quedado la pierna…cojeando.

          Así que, aún resultando duros los ejercicios:

          ¡Ánimo y adelante!

          Luego te sentirás feliz y caminarás con seguridad y te sentirás bien contigo misma.
          Un abrazo muy, muy entrañable.

      • mª pilar

        ¡Gracias Salvador!

        Es duro el camino para comunicar la realidad que se nos ofrece.
        Para algunas personas, resulta más cómodo…o convincente…aprender lo que se ha escuchado sin:
        Preguntarse… porque es más ¿cómodo? seguir el camino macado…o porque no pone en “juicio” nuestra manera de proceder.

        Gracias una y otra vez
        por comunicar limpiamente y fielmente lo que expresa el texto; sin buscar adeptos “personales” eso da más fuerza para seguir tu camino; y además, sabes que los tienes, no solo por lo que nos ofreces, sino porque lo vives en tu vida cotidiana.

        Un abrazo entrañable.

      • Isidoro

        Amigo Salvador: No todos somos especialistas en idiomas bíblicos, y especialistas en literatura evangélica.
        Y por eso no acogemos a los especialistas que consideramos de nuestra confianza y gusto personal.
        Por eso, mis ideas sobre estos temas, ni son afirmaciones rotundas, (son hipótesis falsables, como las tuyas, sustentadas por gente que sabe al menos tanto como tú, en principio), ni son por ello peregrinas.
        Ofrecí la documentación de esos especialistas en concreto, (hay cientos más), pero no he percibido interés por conocerlas, (o ya las conoces y las desprecias.
        Así que las displicencias y los desprecios, sobran. Hay disparidad de opiniones, simplemente. Un saludo, maestro.

        • Salvador Santos Pacheco

          Hola Isidoro

          Lamento que te hayas sentido aludido por palabras que dirigí a Carmen. Te aseguro que, al escribirlas, no pensé en tí ni directa ni indirectamente. Pensaba en personas que hace años exponían afirmaciones sobre textos del evangelio basándose en el dogma. Envio estos artículos a ATRIO desde 2010 y no recuerdo que participaras en esa etapa. Con estos artículos solo trato de explicar el evangelio desde el análisis del texto original y siguiendo la traducción que un equipo multidisplinar hizo durante años bajo la dirección de Juan Mateos y Alonso Schöekel, quienes fueron encargados por el cardenal Tarancón de traducir al español los leccionarios que en aquellos años de los sesenta se leían en las misas en latín. Fue la primera traducción que se hizo siguiendo y volcando de un idioma a otro estructuras idiomáticas y no solo de palabra a palabra.

          Aún así, encuentro lógico que, como generalizaba en mi afirmación, hayas deducido que podía dirigirme a ti. Te reitero que no es así y te pido disculpas por la generalización.

          Si respecto al trípitico que explico ahora en relación con el tema de la vida eterna, tienes otra exégesis detallada, sería interesante que se publicara en Atrio o la transcribieras por partes en alguno de tus comentarios.

          Aprovecho para mandarte un abrazo afectuoso

        • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

          Isidoro, te dije la última vez que te leo con atención y mucho interés. Esta vez creo que te equivocas, que no eres fiel a tu sentido crítico en la respuesta a Salvador. En cuanto a los especialistas que seguimos, no es lo mismo que sean de “de nuestra confianza” (un porqué racional) que del “gusto personal” (un sentimiento). Esto, un científico lo sabe. No es lo mismo como criterio.

          Segundo, las ideas expresadas en tu texto y en este tema, al lector, a mí como lector, (a otros no lo sé), sí le parecían afirmaciones más rotundas que las de alguien que depende de otros en el tema; lo percibí así con sorpresa por lo exquisito que eres en temas científicos.

          Sobre los especialistas citados por ti, Santos los conoce perfectamente; yo también sin ser especialista; Piñero está muy bien valorado, en general, mientras que Bermejo no concita mucho reconocimiento; la verdad, es muy cuestionado dentro de la exégesis confesional y laica; muy cuestionado como científico de la cuestión; y quizá, más, en el tema del artículo que citas. Hay una idea general de que no va por ahí la persona y la causa de Jesús. No soy especialista, ya lo he reconocido. Luego no sería una simple diferencia de opiniones entre tú y Santos, sino un hecho objetivo de que la fuente de Bermejo es poco reconocida en la comunidad científica en el tema, a la que Santos pertenece y nosotros, yo al menos, no. Lo cual sí supone una diferencia mayor que de opinión. Por eso te pide que, si puedes, le muestres esas exégesis alternativas. Él sabe que las puede cuestiona una a una. (Santos no es el oráculo de Delfos, desde luego).

          Como yo no tenía vela en este entierro, ni Santo me da comisión, es un comentario que valdrá lo que tú creas. No siempre acertamos y nos cuesta verlo (creo); a mí me pasa. Te sigo admirando por el sentido de crítico muy afinado en lo que nos propones. Un saludo cordial.

  • Santiago

    El Evangelista Marcos fue el intérprete discípulo de Pedro, primordialmente. Escribió para los fieles de Roma en su mayoría gentiles. Su propósito era demostrar que Jesús era el verdadero Mesías, el Hijo Unigénito  de Dios, el Redentor de la humanidad.

    Por eso presenta el proyecto de Jesús ordenado a la vida eterna pues de nada vale adquirir y “ganar todo el mundo” es decir si perdemos “la entrada en esta vida perdurable”. Los discípulos lo entendieron bien como que los hijos de Zebedeo le pidieron a Jesús “sentarse a Su derecha y a Si izquierda” en Su gloria” después de la Resurrección que Jesùs les había predicho (Marcos 19: 34 y 37)

    Por tanto el proyecto de Jesús se refiere primordialmente a la felicidad eterna que trasciende la vida de la tierra

    un saludo cordial

    Santiago Hernández

     

     

    • mª pilar

      ¿Cómo y por qué de su convencimiento?

      O, porque así lo dice la iglesia “poder”.

      Un saludo.

      • mª pilar

        Mejor no me responda.

        Porque ya conozco su pensar…no sé…porque he preguntado.
        Disculpas.

        • Santiago

          Las disculpas son mías…Si comprueba mi trayectoria por aquí en ATRIO verá con facilidad que intervengo poco y mis respuestas se demoran más de las de los demás, a veces pasan días sin que -contra mi voluntad- pueda contestar y es por el escaso tiempo que me queda para acceder al ordenador. Con mucho gusto respondo cuando puedo en el cierto tiempo breve que me queda libre. Pero no fue mi intención ignorar su pregunta, no faltaría más.

          Si, todos tenemos preguntas. Yo me he pasado mi vida haciéndolas y tratando de obtener respuestas. Quizás sólo atisbo a quedar satisfecho pero comprendo que no podemos en esta vida abarcarlo todo. Basta cierta confianza que nos da la razón unida a la fe tratando lo mejor posible de entender nuestro último fin y propósito existencial.

          En cuanto a la certeza de la vida eterna ES QUE fue la principal promesa de Jesús. Jesús reafirma y clarifica el verdadero sentido de ella y ES por eso que los autores greco-parlantes de la Escritura, especialmente del NT usan la palabra griega ZÔÊ que se refiere a la vida “intensiva” que no depende de su duración, es la vida divina por antonomasia en CONTRASTE con la palabra BIOS que es la vida en su extensión y que se refiere a su duración y tampoco usan la palabra PSUCHE que es el “soplo de vida” que es sólo un signo de vida. De las 3 acepciones del griego “vida” los autores sagrados escriben ZÔÊ como “vida que perdura”

          Por eso San Juan dice que EN el Verbo -que es Jesucristo-“había vida y la vida era la luz de los hombres” (Juan 1:4-5)…”porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también dió al Hijo tener vida en sí mismo” (Juan 5:26) Es en este sentido de “vida eterna” como el joven rico pregunta a Jesús, no “en colectivo” sino en singular: ¿Que he de hacer para ganar la vida eterna” Y Jesús le dice “si quieres entrar EN LA VIDA” guarda los mandamientos”. Es esta “vida eterna” la promesa de Cristo que se cumple dramáticamente cuando en la Cruz Jesús le dice al ladrón arrepentido “hoy estarás conmigo en el Pataíso” …Por toda la eternidad.

          Un saludo cordial
          Santiago Hernández

  • mª pilar

    Es tan hermoso este hermoso Proyecto de Vida que el Galileo proclamó; para mí especialmente porque lo mamé-viví en mi casa.

    Era el principio y fundamento de nuestro caminar; no era solo la palabra, de hecho no se hablaba mucho…¡se hacía Vida!…Nuestra casa fue, una casa de puertas abiertas (no solo porque mis padres regentaban un “dulce” y pequeño negocio donde había un contacto diario con las personas que lo frecuentaba. Digo de puertas abiertas en todos los sentidos; y pasaron por ella personas de una gran talla humana, algunas creyentes en este Proyecto, otras, sencillamente con una gran capacidad humana; se compartía nuestra vida con todas ellas, no solo en la mesa cuando era necesario, en ella se acogía, se compartía, era un ambiente cordial, amistoso, gozoso.

    ¡No solo es posible vivir este Proyecto de vida alternativa, es necesario!

    Ahora que es tan fuerte la fuerza que ejerce el poder del dinero…y sus esclavitudes…que las personas que lo poseen parecen no ver; solo, que cada vez crecen más las desigualdades…en millones de personas…por la sed incansable de quienes poseen sin escrúpulo alguno inmensas cantidades de riqueza, y jamás piensan, que ella misma es la creadora de tanta injusticia.

    Personas injustas, las hay en todos los estratos de la vida, por distintas razones, y eso lo conocemos muy bien.

    Aquellas que deciden vivir este hermoso Proyecto, tienen otra mirada y actúan “mirando” siempre a toda persona que pasa por su vida; eso les da la oportunidad de compartir aquello que cada cual precise, o buscará la manera de llegar a donde quienes lo están necesitando y se ven relegados a un plano inhumano, no pueden o no son escuchados y atendidos. Ahí está nuestra acogida, amor, entrega, buscando siempre, el camino que cada una de ellas solicita.

    ¡¡¡Y se puede!!!

    Si no se tienen los medios…¡se buscarán!…ahí donde es posible encontrarlos; siempre hay personas dispuestas a ayudar, y cada cual sabe como puede hacer realidad esta.

    “Sociedad alternativa”

    Por supuesto, no buscando nunca el propio beneficio:

    ¡Ninguno y de ninguna clase!

    Ni económico, social, de nada ni por nada, sino aquello que otras personas necesitan y muchas con urgencia.

    Gracias Salvador, para mí, que sigas adelante “voceando” este hermoso Proyecto de Vida…aquí y ahora…me sigue animando y confirmándome más y más en mi caminar.

    Un abrazo entrañable.

     

  • Gonzalo Haya

    Me parece interesante este cambio de lo particular (el joven rico, los ricos) a lo colectivo (la sociedad alternativa). “El Galileo no propone fórmulas individuales. Su programa exige colectivos” “Subsistir” como grupo, en vez de “salvarse” como individuos.
    Y creo que este cambio corresponde al conjunto del mensaje de Jesús, aunque no lo veo tan claro en la interpretación de este pasaje. Jesús conocía las ambiciones que aún mantenían sus discípulos pero los considera en el camino del reinado de Dios. “No están lejos del reino”. Una vez más se realiza la ambigüedad del reino, el “Ya sí pero todavía no”. Y esta aplicación individual es importante para cada uno de nosotros, que no acabamos de desprendernos de nuestros intereses personales. Adheridos al programa de Jesús, pero con nuestras incongruencias personales. Gracias, Salvador

Deja un comentario