• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6071 Artículos. - 96371 Comentarios.

DADA CUENTA del domingo 28/03/2021

 UNO. El miércoles 17 de este mes de marzo, festividad de los santos Patricio, Pablo de Chipre y Juan Sarkander entre otros, fue asesinada a las 6.45 de la tarde en una vereda del Valle del Guamuez, en Colombia, María Bernarda Jualijiboy, lideresa indígena y alcaldesa del Resguardo del Cabildo Camentzá Biyá por un comando armado que disparó ráfagas de fusiles de asalto, asesinando al tiempo a su nieta de año y medio Jazzlin Camila Luna Figueroa, ambas y otras dos mujeres viajaban en un vehículo motorizado. Los asesinos eran un pelotón de los Comandos de Frontera, una sinergia de paramilitares y de disidentes del Frente 48 de las FARC. En 2007, el Comité René Cassin y el Consejo Regional indígena del Valle del Cauca colombiano creamos la misión estable de representación del CRIC en España para instar jurídicamente acciones legales ante la Corte Penal Internacional y otros tribunales y parlamentos europeos, denunciando los asesinatos que se venían cometiendo contra indígenas de diferentes Resguardos. Quiero hoy, junto con María Bernarda, traer a la vida virtual de Atrio a algunas personas a las que hemos representado ante esos tribunales.

El día 8 de septiembre de 2008, en torno a las 14.00 horas, cuando se trasladaba de su parcela donde había estado trabajando, hasta su domicilio en el Resguardo de Huellas-Caloto, Aquilina Rivera Musicue, de 78 años de edad, comunera nasa, y trasladando ella misma leña, yucas, cimarrón y choclos, encontró en el camino un objeto parecido a una pequeña pelota que recogió y trasladó a su casa con el resto de las provisiones que transportaba. Al descolgar lo que portaba, el objeto hizo explosión. Perdió una mano, varios dedos de la otra y fue trasladada en estado crítico al Hospital UV de Cali donde falleció. El objeto que explosionó era una mina antipersona. Una mina terrestre es un tipo de mina que se entierra a poca profundidad u ocultándola sobre la tierra de tal forma que el explosivo que contiene detone al ser activada inadvertidamente por una persona o vehículo. Se componen de una carga explosiva y un detonador. Desde el punto de vista militar, las minas permiten que una fuerza organizada pueda superar a otra más numerosa.

A las 16.00 del día 28 de septiembre de 2008 fue asesinado Raúl Mendoza, gobernador indígena del cabildo Peñón de Sotará. El asesinato se produjo en el domicilio particular del gobernador Mendoza, situado en el barrio Solidaridad de la ciudad de Popayán. El gobernador Mendoza venía liderando el proceso de liberación de la Madre Tierra, en la finca Los Naranjos, situada en el municipio de Sotará, reivindicada como propia y reclamada por la comunidad indígena Nasa que había sido desplazada por la avalancha de Tierradentro de 1994. La negligencia del Gobierno de Colombia obstaculizó la adquisición de la mencionada finca a través de maniobras dilatorias e el seno del Consejo Municipal de Desarrollo Rural.

El día 11 de octubre de 2008, unos 7.000 indígenas celebran la “Minga de Resistencia Social y Comunitaria” recordando la conquista española del continente americano y pidiendo respeto de sus derechos fundamentales, primero el derecho a la vida y el restablecimiento de sus derechos territoriales, en conformidad con los compromisos asumidos por el Gobierno colombiano. El día 15, en horas de la madrugada, los manifestantes fueron asaltados con fusiles, gases lacrimógenos y granadas de mano por un contingente de al menos 1.000 hombres armados (incluyendo elementos de la Policía Nacional, el Escuadrón Móvil Antidisturbios – ESMAD – y el Ejército al mando del el General Páez Varón). Este es el listado de indígenas que otorgaron representación a nuestros abogados para actuar en los procesos de denuncias: Hermes Arbey Díaz, del Resguardo Huellas en Caloto; Mauricio Menza de Jambaló (herido en la frente tiro de recalzado) ; Benjamín Ramos del Resguardo de Tálaga, Caldono (herido en el ojo izquierdo y con proyectil en el pecho) ; Mariano Morano Dizú, Presidente de la Junta de Acción Comunal de La Palma Pitayó (herido con arma de fuego en el cráneo, con signos de decorticación cerebral, fue trasladado para Popayán). Murió el 15 de octubre. Enyi Ulcué de Pueblo Nuevo, Caldono (herida en la pierna izquierda con arma de fuego) ; John Freddy Piñacue de 16 años (herido con garrote en la frente) ; Mario Guetoto de Delicias (herida en la nariz); Diomedes Quinto de San Andrés de Pisimbalá. Tiro recalzado en la frente. Joaquín Cotocué de San Andrés de Pisimbalá. Tiro de recalzado en la frente. Milciades Tumbo de San Andrés de Pisimbilá. José Ferney Pardo de Inzá, Tierradentro. Adolfo Quitumbo Yatacue de Corinto. Harold Cucuñame de Honduras. Zona Occidente. Delio Quitumbo de Toribío. Tiro recalzado pierna izquierda. Mario Huetoto. Del resguardo de Delicias, Buenos Aires Herido en ojo izquierdo, tiro recalzado. Hernando Campo, de Pitayo. Aldemar Ramos, de Huellas, Caloto

El día 7 de mayo de 2011, cinco hombres de una misma familia, todos ellos miembros del Consejo Comunitario Bajo Naya, fueron secuestrados por hombres armados y conducidos a un lugar despoblado en el sector conocido como Bajo Naya en el municipio de Buenos Aires. En ese lugar fueron encontrados muertos, asesinados por armas de fuego. Relación de los varones asesinados a manos de sus secuestradores: Rómulo Viveros, de 58 años; Jaime Viveros Delgado, de 40 años; José Eimer Viveros Delgado, de 30 años; Gueimar Alexis Viveros Delgado, de 36 años; José Elder Viveros Delgado, de 30 años (mellizo de José Eimer). Rómulo Viveros era el padre de los otros cuatro hombres asesinados.

El día sábado 25 de junio de 2013, siendo las 9:00 p.m. Un grupo de hombres con armas largas, traje camuflado grupo y encapuchados que se movilizaban en un campero color rojo incursionaron en la discoteca y billar “Discovery Villanueva”, ubicado en el casco urbano del corregimiento de Villanueva, a 45 minutos de la cabecera municipal de Colon Génova, dispararon indiscriminadamente contra las personas que se encontraban departiendo en el lugar, dejando un saldo de ocho (8) muertos y 4 heridos, los cuales fueron trasladados a los centros médicos de la zona norte del departamento de Nariño. Las personas masacradas fueron: Celso López, Sandro López, Horacio Gómez, Luis Gil, Libio Noguera, Luis Arcos, Plinio Noguera y Albey Gaviria de 15 años de edad, todos campesinos del municipio. A partir del año 2002 en el Corregimiento de Villanueva, se establecieron grupos paramilitares del Bloque Calima, los cuales ubicaron este Corregimiento como un centro importante para su despliegue criminal en el norte de Nariño, generando un proceso de desplazamiento, desapariciones forzadas y asesinatos selectivos de habitantes tanto de Colón Génova como de los municipios San Pablo, La Unión, La Cruz, San Bernardo, Belén y Florencia (Cauca).

El sábado 30 de marzo de 2013, integrantes de la Fuerza Pública asesinaron a Álvaro Chocue Ramos comunero indígena de esa región de 50 años de edad. En las diferentes zonas han venido realizando actos violentos de detención , abuso de autoridad, maltrato, estigmatización y agresión física; además de varios asesinatos a comuneros indígenas. También han ocasionado daños a cultivos con la implantación de los campamentos en ellos. Los hechos suceden en un contexto de alto grado de militarización del territorio y dentro del marco de cuatro de los siete factores de riesgo identificados por la Mesa de Protección Humanitaria del Cauca: Uno, Presencia y presión a las comunidades de actores armados en el territorio, no solo del ejercito regular, sino de otros grupos uniformados y armados; dos, Presencia de multinacionales y megaproyectos en la región tendentes a ocupar las tierras de resguardo y a reducir las poblaciones indígenas y afros del territorio; tres, Participación en procesos políticos electorales y cuatro, incremento de los cultivos de uso ilícito protegidos por determinados grupos uniformados de uno u otro signo político o ideológico.

No sigo pues los procesos iniciados de 2014 hasta hoy, andan todavía vivos, procesalmente hablando, y debo obviar el hacer mención a ellos.

 

DOS. En las tierras de cristiandad, conservada siquiera provisionalmente, estamos en sábado de Pasión, víspera de la salida de la Borriquita y de María Santísima de la Paz que acompaña al Cristo de la Victoria, de cuyo origen mencionar omito en aras de evitar polémicas estériles. El año 204 antes de Cristo fue el de la incorporación al panteón romano de la Gran Madre, la diosa Cibeles, que era la divinidad en la Troya de Eneas. Fue desembarcada en la costa recibida por uno de loa Escipiones y pasando de mano de mujer a mano de mujer llegó a la ciudad donde fue alojada provisionalmente en el santuario dedicado a la diosa Victoria, en tanto preparaban uno para ella, el primero de cemento que se construyó en Roma. La imagen de la Gran Madre era un meteorito negro. Lo acompañaba un séquito de sacerdotes melenudos, enjoyados, autocrastados, tocando panderetas y flagelantes de sus propias espaldas. Debería excusarme porque cuando leo en papeles laicos y religiosos varios hacer alarde de haber descubierto a la gran madre naturaleza ahora, o a la Pachamamá de la que hablan tantos, no puedo menos de recordar el innumerable elenco de imágenes de mujeres madres que pueblan materialmente desde las ermitas a las catedrales de esta tierra. La diosa Victoria era adorada en Málaga romana. La actual patrona de la misma ciudad es Nuestra Señora de la Victoria. En la última novela de Julian Marías, recién horneada, leo una larga conversación del protagonista y una agente de los servicios secretos en la que a propósito de actitudes morales viene a recordar que el Dios desparecido en Europa tenía la virtud de prometer hacer justicia a los abusados, traicionados, masacrados, torturados quienes sólo eso habían recibido en la vida terrenal y que al desaparecer ha dejado sin justicia a la inmensa mayoría de la humanidad, lo cual solo refuerza a los psicópatas sean criminales del común, políticos, eclesiásticos, militares, revolucionarios y otras gentes de mal pasar. Cuando Escipión el Africano sitió Cartago, los mandos de la ciudad hicieron desfilar por sus murallas – 33 kilómetros de camino de ronda – a los prisioneros romanos que habían capturado y, a la vista de sus compañeros legionarios, los despellejaron vivos y los desmembraron para echarlos a los perros. Con las convicciones de las mayorías europeas actuales los arrastrará la historia a sus sumideros en el Etna para purificar su memoria y la de sus torturadores en el fuego de Vulcano que éstos días, anteayer, ha obligado a cerrar el aeropuerto de Catania. Durante el reinado de Carlos III un fraile, un tal padre Castro, publicó una obra defendiendo la tortura, con el aval del Colegio de Abogados de Madrid.

 

CODA. Los naranjos de las calles del pueblo están cuajados de azahar y el perfume arrasa los males. Los jazmines de invierno han nevado las paredes y balcones por donde escapan determinados a llenarlos de blanco. La morera enorme de nuestro jardín ya tiene hojas y apuntan los frutos. Así que ya mismo Rilke recitará “todo está floreciendo de manera precipitada. Si hubiera voces en vez de colores, se oiría un increíble grito en el corazón de la noche”. Los cipreses apuntan un pentagrama de la Angélica de la vigilia pascual. ¡Que noche tan dichosa!

Alberto Revuelta

 

13 comentarios

  • Señor Revuelta.

    He oído algo sobre una misa o los oficios o algo así de su santidad el Papa en el día de ayer y, no sé porqué me ha venido su nombre a la cabeza. Debe de ser cosa del virus este, ya no puedo maaaaaaaaaasssss.

    Cuídese

  • ana rodrigo

    Gracias, Alberto, tu coda es como una gran luz en medio de tanta oscuridad, oscuridad del pasado y del presente. Necesitamos alimentar nuestra esperanza en la persecución del bien y de la belleza y de la vida en sus infinitas variantes, sean de la naturaleza o del propio ser humano.

  • Javier Peláez

    Ya veo que eres abogado de pleitos difíciles,por no decir imposibles…La CODA es imprescindible…A mi me pasa un poco lo mismo,cuando uno ve las barbaridades de los seres humanos,no nos queda otra que mirar la belleza de una montaña,ponerte en medio del campo y escuchar a los pájaros…aunque ahora eso se ha puesto difícil porque ahora uno va a la sierra de Madrid y no se puede quitar la mascarilla hasta que sale de los términos municipales aunque no haya nadie alrededor…

  • mª pilar

    Así somos los seres humanos:

    Podemos ser personas de luz y buen hacer.

    O:

    Personas que son capaces de las mayores atrocidades.

    Gracias por despertar nuestra mente, y aprender a optar por caminos de justicia y bondad.

    Gracias de corazón

     

  • Alberto Revuelta

    Venturi, claro

    • oscar varela

      … saeculi, claro!
      (et vitam venturi saeculi)

      ……………….

      Aunque no tan “claro”.

      ¿Sabés por qué cambiaron la anterior traducción, que decía:
      “PERDURABLE” en vez de “ETERNA”?

      Gracias!

  • oscar varela

    Entrevista con una sobreviviente de la ESMA que denuncia los delitos sexuales de los represores
    https://www.pagina12.com.ar/332168-silvia-labayru-en-ese-contexto-era-imposible-hablar-de-conse
     
    Silvia Labayrú
    – “las violaciones fueron parte de un plan común en muchos de los campos como forma de arrasamiento de la subjetividad de las secuestradas. Éramos un botín de guerra”.

    – “Cuando nació mi hija, a los pocos días se me acerca el Tigre Acosta y me dice:
    – ‘Vos tenés que adelgazar porque estás muy gorda’.
    – Me llevó a una salita y me dijo que como yo no había entregado gente, como prueba de que no los odiaba tenía que aceptar tener relaciones sexuales con algún oficial, que eso no iba contra la moral cristiana, ni contra mi matrimonio, que era una prueba de mi recuperación”,
     
    – El 29 de diciembre de 1976, con 20 años y embarazada de casi seis meses, fue secuestrada por un grupo de tareas de la ESMA. La liberaron un año y medio después.
    – Mientras transcurría el Mundial de Fútbol del ‘78, Alfredo Astiz la llevó al Aeropuerto de Ezeiza para que subiera a un avión con destino a Madrid, donde la esperaba ya en el exilio su esposo.
     
    – ex alumna del Colegio Nacional de Buenos Aires, de familia de militares de alto rango.
     
    – Hoy Silvia Labayrú tiene 64 años y es una de las tres denunciantes en el primer juicio por los crímenes de violencia sexual cometidos contra víctimas que estuvieron privadas ilegalmente de la libertad en el centro clandestino de detención, tortura y exterminio que funcionó durante la última dictadura militar en el casino de oficiales de la Escuela de Mecánica de la Armada.
     
    – Es la primera vez que da una entrevista.
    – Habla pausado como eligiendo las palabras.
    – Dice que por mucho tiempo pesó sobre ella, como les sucedió a otras sobrevivientes, el estigma de ser traidoras por haber mantenido ese vínculo “de sometimiento” con oficiales de la ESMA:
    – “No se pensaba que en ese contexto era imposible hablar de consentimiento. Consentimiento, cero, si teníamos encima la amenaza de la muerte”.

  • oscar varela

    Hola Alberto!

    Los UNO y DOS

    ¿no des-mienten (engañan)

    la CODA?

    • Alberto Revuelta

      Oscar querido, las contradicciones, como el gusto, las lleva uno de por vida. Ya estoy habituado. Baudelaire me hizo una radiografía: “uno puede pasar tres dias sin pan, pero ni uno solo sin poesía”. Et vitam Ventura.. Abrazo

Deja un comentario