Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 26-7-19, 22:56

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4917 Artículos. - 79102 Comentarios.

Más sobre ‘religión de los big-data’ e Inteligencia Artificial.

Me vais a permitir que aconseje una vez más un documento largo (para este fin de semana) sobre lo que considero uno de los temas más decisivos en el futuro que se nos avicina y que condicionará esos años veinte a los que nos preparamos. Pero para digerirlo mejor, me permito resaltar con negritas y/o color algunas titulares y párrafos de especial importancia. Siempre os cabe acudir a las otras versiones donde ha aparecido este texto en estos primeros días de julio. AD.

 Capitalismo de Inteligencia Artificial vs nueva formación social poscapitalista

AutoresWim DierckxsensWalter Formento

Medios en los que ha sido publicado: Alai-América Latina en movimiento, piensaChile, Blog de Wim Dierckxsens

Guerra comercial o Guerra de ‘Big Data’

En la era de la globalización se está transitando hacia una nueva forma de acumulación, que algunos lo denominan como “Capitalismo de Inteligencia Artificial” y otros como Data Capitalismo. Su origen y desarrollo debe analizarse históricamente a partir del anclaje estadounidense en el complejo industrial y militar desde la posguerra. El acopio de datos y el capitalismo de vigilancia se desarrollan primero en el marco de la guerra fría desde 1950 y tiene su relación con el complejo militar/industrial norteamericano. La “guerra psicológica” a partir de datos cobra aquí una centralidad inusitada.

En la actualidad, la pugna por el liderazgo en el 5G es una pugna por los datos, estos son los verdaderos motivos que subyacen en la guerra comercial que Washington mantiene con Pekín, dado que la empresa china Huawei ha tomado la delantera en el desarrollo del ‘big data’. Estados Unidos recela de la marca china, a la que acusa de posible espionaje que dejaría ya de ser monopolio norteamericano. El origen y desarrollo de la empresa Huawei también lleva una raíz militar indiscutible. Su fundador, Zhengfei fue miembro del Ejército Popular de Liberación durante décadas. En 1982 se radicó en la provincia de Shenzhen cerca del mayor centro financiero de Asia, Hong Kong. Cinco años después, concretaría su sueño y hoy amenaza con superar tanto a Washington como a Londres.

Trump y su gobierno plantean para los propios norteamericanos, y en tiempos preelectorales sin mayor desarrollo ni fundamento, la idea de la supuesta “amenaza China” a su seguridad nacional. Pero en Osaka-Japón, durante la Cumbre del G20, Trump no tuvo problemas en afirmar que no existe tal amenaza. Además, que EEUU podría seguir vendiendo a Huawei productos que la empresa emplea en su cadena de valor en muchos productos pero no será en todos, afirmaba Trump. No es difícil imaginarse a cuáles productos se refería el presidente.

La agencia encargada de cibernética (CISA) en el Departamento de Seguridad Interior dijo que Estados Unidos debería ser cuidadoso de los drones fabricados por China. Porque podrían contener componentes que pueden comprometer su información y compartirla con servidores ajenos a su compañía. Steve Banon, (ex) estratega de Trump, ha sostenido que atacar a Huawei es lo más importante para lograr el proyecto de ‘Make América Great Again’. Trump señaló que Huawei continuará en la lista negra (Entity List). El verdadero objetivo es impedirle a China, o retardar, todas sus capacidades de crecimiento y de proyección a través de la Nueva Ruta de Seda en el amplio sentido de la palabra.

Esto es lo que verdaderamente importa en esta pelea más allá de las subas de tarifas aduaneras, que por cierto son cuantiosas. Trump no tuvo reparos en no imponer aranceles adicionales sobre productos chinos. Dejando en claro que la Guerra Comercial no es el motivo real del conflicto entre ambos países sino una especie de guerra fría digital. EEUU muestra particular resistencia a que los avances chinos, y en primer lugar de Huawei en el desarrollo del servicio 5G, se instalen en Occidente. Putin afirmó en el foro económico de San Petersburgo que los intentos de excluir sin más a Huawei de los mercados internacionales pueden calificarse como la primera guerra tecnológica de la época digital.

La agencia Bloomberg, al hablar de “guerra fría digital” y de “cortina de hierro digital”, señaló que China como respuesta aceleraría su propia industria de tecnología informática para disminuir, en las cadenas de valor, su dependencia de insumos importados. En este contexto trascendió que en junio ya tenía activo un reemplazo propio de Android en sus teléfonos. En otras palabras, el avance chino y la nueva formación social emergente en construcción no se detendrán, más bien tienden a independizase cada vez más del Occidente anglosajón.

 

Capitalismo de Big Data o nuevas formas sociales de producción 

La red 5G y su ‘big data’, es la nueva bomba nuclear que cambiará la manera de ver el mundo y revolucionará el capitalismo con eso que ya se denomina “inteligencia artificial”, lo que conlleva el desarrollo de nuevos “mercados o micro-mercados”. Esta es la bomba que ya tiene desarrollada el Gobierno chino de Pekín y muestra cómo Estados Unidos puede estar siendo sobrepasado. Eso es lo que sabe el Gobierno de Trump. De hecho, el gobierno chino tiene completamente claro que la red 5G es una de las armas principales que tiene para ganar la actual guerra comercial.

En el fondo, el problema no es sólo que los teléfonos de Huawei espíen a otros gobiernos y personas. Además tiene que ver con las disputas de poder en la actualidad, ya que quién controle la red 5G controla el proceso de la producción social, económica y política. La cuestión radica en que esta nueva plataforma va a llevar a internet a una nueva dimensión, “direccionando” con ello el futuro de la humanidad, una situación que también podría conllevar a la nueva formación social emergente, que bajo la iniciativa de Pekín, podría impulsar y sostener una transición multipolar hacia el postcapitalismo.

Podemos preguntarnos hacia donde se desarrolla esta nueva tecnología: si fortalecerá el capitalismo de la Inteligencia Artificial o estimulará la transición hacia nuevas relaciones de producción social, con tecnologías fuertemente desarrolladas pero cada vez más orientadas hacia el desarrollo de una nueva formación social que tiene la potencialidad de volcarse al servicio de necesidades sociales reales y comunitarias-colectivas. Es básicamente una pugna entre las grandes empresas transnacionales con sus redes globales, por un lado, y los proyectos vinculados al surgimiento de una nueva formación social emergente multipolar que se está gestando alrededor de esa idea-fuerza que llaman la Nueva Ruta de Seda –NRS-.

El gran problema de la guerra “comercial” de Trump con enfoque proteccionista, especialmente contra Huawei por el dominio de las nuevas tecnologías, es la interdependencia de las cadenas de valor entre las dos mayores economías del mundo, EEUU y China. Donde los daños provocados al otro siempre implicarán daños también a sí mismo, a las propias empresas proveedoras de EEUU. Bajo la presión proteccionista de Trump, distintos países han prohibido a la compañía Huawei suministrar componentes para el desarrollo de las redes 5G. Entre los países que aprobaron esta decisión se encuentra Australia, Japón y Nueva Zelanda.[1] Estados Unidos ha estado impidiendo que Huawei venda equipos en su mercado. Mientras tanto Alemania, Reino Unido y la Unión Europea se encuentran analizando sin ningún protagonismo las acciones que llevarán a cabo. El dilema es que la Unión Europea Política está encorsetada por el Oeste, aunque los Empresarios de la UE Económica quisieran, luego de los diálogos con Xi Jinping, avanzar en entablar nuevos y mejores lazos con el Este, Asia-Pacifico.

Trump tenía en claro que no podía afectar a las propias empresas norteamericanas en las cadenas de valor con Huawei. Por eso levantó en Osaka los impedimentos para vender insumos a los productos netamente civiles.  Es llamativo en este contexto la visión de Xi Jinping hacia la nueva formación social en construcción (alrededor de la iniciativa de la Nueva Ruta de Seda –NRS-), cuando declaró en el foro económico de San Petersburgo, en presencia de Vladimir Putin, que China está dispuesta a compartir la tecnología 5G con todos sus socios pese a la desconfianza que genera su gigante de las telecomunicaciones Huawei, acusado de espionaje por Washington.

 

El Data Capitalismo un proyecto globalista en peligro

La tecnología 5G cobra una importancia vital en el ‘Data Capitalismo’ de corporaciones como Google, Facebook, WhatsApp, Instagram y otras empresas globalistas. El G5 proporciona las condiciones técnicas para seguir avanzando en el Data Capitalismo que tiene su punta de lanza digital en el dinero electrónico (cripto-monedas) y en la robótica. Huawei es líder en esta tecnología y una de las firmas que más contribuciones técnicas ha aportado para que pueda ser una realidad concreta. Huawei ha desarrollado para la nueva formación social emergente alternativas a las plataformas dominantes de Occidente, con sus propias redes, en algunos casos superiores en calidad.

La tecnología 5G llegó para transformar las cadenas de valor de muchos negocios. La primera superpotencia que llegue a controlarla, como China[2], garantizará el dominio de la economía mundial, al menos por los próximos 30 años. El desarrollo del conocimiento tendrá otras dimensiones, en las que la superpotencia que acceda y controle esta tecnología será la vanguardia.

El 5G en la feria del año 2018 era tan solo un proyecto y en 2019 ya es una realidad. La capacidad de la 5G es por lo menos 10 veces más rápida que la actual 4G, materializando aún más lo que conocemos como el internet de las cosas. La automatización de labores de las casas, como cocinar o el manejo autónomo de los autos, por citar solo un par de ejemplos, podrán realizarse desde un celular. La empresa china One Plus ha presentado su primer teléfono móvil con 5G con mayor velocidad y que supone toda una revolución. Pero esto no es todo. Ahora también desde un Smartphone podremos minar la criptomoneda Ethereum, la segunda criptomoneda más importante del mundo. La idea la ha lanzado la compañía Wings Mobile a través de su terminal Wings X.

 

Muchas compañías de telecomunicaciones fuera de China cuentan en sus planes estratégicos con el apoyo de Huawei, hecho vetado a menudo por el gobierno de Trump. Tras años de desarrollo, conceptualización y estandarización, las redes 5G están desplegándose. Es una tecnología diseñada para mejorar las velocidades de conexión a internet, reducir a la mínima expresión la latencia -tiempo de respuesta de la red- y que, a su vez, generará un sinfín de oportunidades en todos los sectores.

Nadie duda de la eficiencia de los smartphones de Huawei y la fascinación que provocan. Su tecnología y sus cámaras son únicas. De hecho, la empresa china ha registrado hasta 2.570 patentes relativas al 5G, pero es que, además, ha llegado a firmar acuerdos con 40 operadores a nivel global. Huawei ha suministrado 70.000 estaciones base según estimaciones. La firma china, al día de hoy, cuenta con el 35% de la cuota de mercado en Europa, siendo uno de los tres principales proveedores de esta tecnología en la región.

China es líder indiscutible en 5G a nivel mundial. Huawei figura en primer lugar y otra empresa china (Hisilicom) ocupa el tercer puesto. De factura europea, Ericsson y Nokia se sitúan razonablemente cerca de los aportes hechos por Huawei en materia del 5G, ocupando el segundo y cuarto lugar. La empresa Qualcomm de EEUU aparece recién en quinto lugar.  Es decir, las transnacionales del Occidente anglosajón han quedado atrás. Esto constituye un fuerte golpe para el proyecto globalista, un impacto más grande incluso que para el proyecto proteccionista de Trump.

 

  • ‘Big Data’ y la batalla por la nueva (cripto) moneda global. [Los problemas de Trump con la Reserva Federal, la jugada de facebook con una nueva criptomoneda y la polñitica monetaria de Chima: la parte más difíicil de entender en el presente artículo. NdAtrio]

El dinero digital en la actualidad es cada vez más un fenómeno que se generaliza. Hoy las entidades bancarias tienen ya una applicación para realizar las transacciones. El dinero físico en cambio pierde cada vez más terreno en su uso y hay ya amenazas para que desaparezca del todo. La criptomoneda hará su desembarco generalizado en un futuro no muy lejano con lo que los bancos podrían ser también historia. Lo anterior implica y supone una gran batalla geopolítica por la criptomoneda.

En este contexto hemos de comprender cómo el fundador y director general de Facebook, Mark Zuckerberg, lanzó el 18 de junio de 2019 su propia criptomoneda: Libra. Es una criptomoneda respaldada por una serie de activos y opera sin tener referencia de soberanía alguna más que el propio conglomerado global de empresas trasnacionales que constituyó para lanzarla, porque no se relaciona con ningún Estado-Nación ni banco central, sino que constituye un paso claro en la construcción globalista de un Estado más allá de las naciones y la utilizará a escala mundial sin “límites” ni compromiso con banco central alguno. Aunque sí podría llegar a referenciarse en la BIS, el banco central de los bancos centrales, bajo control de los capitales financieros globales.

Cuáles podrían haber sido los motivos de lanzar precisamente en junio de 2019 esta criptomoneda Libra, basada en Facebook. Veamos el contexto geopolítico. El 20 de marzo de 2019, la Reserva Federal de EEUU decidió mantener sin cambios los tipos de interés, dando una señal que no profundizaría la política de contracción monetaria. Las fuerzas globalistas tenían todo su interés puesto en la profundización de la contracción monetaria, elevando para ello las tasas de interés y esperaban que esto ‘provocara’ una depresión mundial en plena campaña electoral presidencial en EEUU que impactara de modo negativo antes que se inicie el año 2020 y con ello “golpeara” duro al gobierno de Trump y en la reelección de éste. Cuando se conoce, ya, que la intención de voto para la reelección de Trump se encuentra en un 64% positivo. De poder provocarse este golpe que lleve a la gran depresión, la caída del dólar sería inminente.

Los globalistas esperan en una coyuntura de crisis generalizada con bancarrotas a gran escala, poder ofrecer ‘salvar’ la economía mundial mediante la introducción de una criptomoneda bajo su control y sin dependencia de banco central alguno, que pasaría por encima de toda soberanía de cualquier Estado Nación incluso de EEUU, responsabilizándolo por la crisis.

En este marco, Donald Trump volvió a criticar la política monetaria de la Reserva Federal, a una semana de que el organismo celebrara su reunión de junio, y afirmó que los tipos de interés de la Reserva Federal eran demasiado elevados y que afectaban negativamente el crecimiento de la economía real. Por lo tanto, Trump avanzó en la amenaza de sustituir a Powell de la presidencia en la Fed si éste continuaba con la conspirativa contracción monetaria. La realidad es que, después de estos “choques” de Trump contra el presidente de la Fed, éste se inclinó por cambiar y volver a una política de expansión monetaria que podría dejar la “gran crisis” al menos hasta después de las elecciones. En las mismas, Trump podría ser reelecto como presidente por otros cuatro años más. Dicho resultado afectaría particularmente a los intereses globalistas.

Es en ese momento preciso que sale la criptomoneda Libra. Como una opción de poder ser utilizada a escala global. La Libra se cimienta en un blockchain (cadena de bloques) con 100 “nodos” seguros para validar y registrar las transacciones. Blockchain es una suerte de registro público infalsificable que permite transferir monedas virtuales en forma rápida y segura. “Libra”, que es descrita como “una nueva moneda global”, fue presentada por la mayor red social del mundo como un medio de pago con el potencial de sacar de las sombras a las criptomonedas.

Esta moneda virtual será operada por la Asociación Libra, que está integrada por Facebook y otras 27 corporaciones, entre otras, por emisoras de tarjetas bancarias como Mastercard y Visa, compañías de transporte como Uber, Lift y otras transnacionales.  Asociación Libra tendrá su sede en Ginebra, Suiza, país donde se radica casualmente también el Banco Central de los Bancos Centrales (el Banco de Basilea) del mundo manejado por las fuerzas globalistas. La asociación Libra será la única entidad capaz de crear (“acuñar o quemar”) la moneda digital (diferente a las otras criptomonedas) manteniendo de este modo un control igual que un banco central. Podrán hacer emisiones sin límite. Libra estaría respaldada por una reserva de activos que podrán ser una canasta de otras monedas pero no por oro, es decir sin garantía de respaldo. Lo anterior la somete a volatilidad, pues al fin de cuentas es otra moneda fiduciaria sin garantías ni respaldo en oro, al igual que el dólar y las monedas fiduciarias en general en este momento. Libra si tiene el proyecto de llegar a constituir una moneda global manejada por las fuerzas globalistas. Por el momento se estima que contará ya con un universo de dos mil millones de personas de todo el mundo que son usuarios de Facebook.

Mientras tanto, Pekín ha buscado diversificar sus tenencias de oro ante la segura caída del dólar como moneda de reserva internacional hegemónica y está preparándose para un mundo de mayor incertidumbre. Las reservas globales de oro de los bancos centrales se dispararon en 651,5 toneladas en 2018, 74% más en comparación con el año anterior, otro síntoma de la gran crisis esperada. Por lo mismo, los precios del oro han marcado un nuevo récord en junio de 2019 al alcanzar los 1.439 dólares por onza, su máximo en seis años.

Las fuertes inversiones en oro realizadas por Pekín para poder alejarse del dólar, muestran que China ha estado en los últimos años vendiendo progresivamente sus bonos del Tesoro de EEUU, disminuyendo sus tenencias desde 1,32 billones a finales de 2013 hasta 1,1 billones en abril de 2018. El oro ha estado superando a la mayoría de las diez monedas más líquidas del mundo desde que estalló la guerra comercial entre EEUU y Pekín. Este ha apostado por el metal precioso para “diversificar sus reservas”, reducir su dependencia de la moneda estadounidense y poder introducir oportunamente una criptomoneda respaldada por oro, lo cual los globalistas no van a poder lograr. También en este campo la China multipolar lleva la ventaja sobre el Occidente anglosajón.

 

  • El capitalismo de ‘Inteligencia Artificial’ y el sujeto colectivo[3]

 [Aquí se plantea el tema principal de qué sujeto político crea este sitema de acumulación basado en bigdata e Inteligencia Artificial: ¿una serie de genios creadores de pequeñas empresas absorbidas pronto por las grande corporaiones privadas (como pasa en occidente), o un nuevosujeto colectivo estructurado no para beneficio propio sino de toda la humanidad (como, según el autor, pretende China)? Es la parte más comprensible del artículo que se pordría discutir en ATRIO. NdAtrio]

La sociedad de consumo basada en el marketing y los medios de comunicación están utilizando cada vez más el ‘Big Data’ para llevar a cabo una guerra psicológica que conduce al control de conductas y la manipulación de las mismas. Más recientemente, no solo se lo aplica en el mercadeo sino también en la política electoral como ha sido muy documentado para el caso de las elecciones en EEUU en 2016. Hay innumerables denuncias y evidencias de la manipulación de comportamientos realizada por Facebook y no solo en torno a las elecciones en EEUU. Con el Big Data se logra también ‘organizar la toma de decisiones en el acto electoral’ hacia el candidato predeterminado, demonizando de mil modos y formas a las opciones reales que cuestionan el sistema neoliberal. No solo caracterizándolos política e ideológicamente como extrema derecha o izquierda como sucedía antes del Big Data, sin revelar que se trata de una población trabajadora harta de las políticas neoliberales. Los medios venden las elecciones como un poder democrático que solo lo es en su apariencia. El Big Data en el momento electoral opera habiendo construido una subjetividad emotiva, pre política y cognitiva en las masas, que asocia a sensaciones y sueños que construyen un vínculo entre uno y los otros donde emerge el “es como yo”, enfatizando el como yo soy y no como quien quisiera ser, o qué sociedad quisiera construir. Un: le gusta lo mismo que a mí, sufre por lo mismo que yo, se esfuerza lo mismo que yo, tiene una hija lo mismo que yo, le gusta el deporte lo mismo que yo, odia la burocracia y a los políticos los mismo que yo.

 

El modo de acumulación del llamado Capitalismo de Inteligencia Artificial basado en el Big Data está compuesto por:

  • Una materia prima de usadores del Internet;
  • Unos medios de producción consistentes en la Inteligencia Artificial, los algoritmos, la ciencia de los datos, etc.;
  • Productos predictivos que crean conductas inmediatas o futuras;
  • Un nuevo meta-mercado donde se comercian la predicción de comportamientos actuales y la posibilidad y realidad de modificar o controlar comportamientos.

Con la Inteligencia Artificial –IA- se desarrolla, gracias a los algoritmos matemáticos, que las máquinas aprendan imitando el aprendizaje humano. Esta manipulación de las conductas colectivas hace que la democracia actual, en esencia, pueda ser profundamente anti-democrática. Este capitalismo global tiende a que no haya “sujeto real de la política” sino solo una participación de individuos y colectividades con subjetividades e identidades manipuladas y “formateadas” para tal o cual ‘consumo’ electoral e incluso religioso/político. La IA da forma a Dios incluso a través de los avances de la Era Digital de ahí la denominación de “Capitalismo de Inteligencia Artificial”.

El ‘Capitalismo de la Inteligencia Artificial’ ha penetrado mucho en la religión y con fines políticos. El lugar más interesante del mundo desde una perspectiva religiosa no es el Estado Islámico o el Cinturón de la Biblia (el protestantismo evangélico en el Sur de EEUU), sino el Silicon Valley. Allí es donde los gurúes de la alta tecnología están elaborando para nosotros religiones que prometen todas las recompensas antiguas (felicidad, paz, prosperidad e incluso vida eterna) pero aquí y ahora, en la Tierra y con la ayuda de la tecnología IA, en lugar de después de la muerte y con la ayuda de seres celestiales.

Anthony Levandowski es un ingeniero que trabajó para Google y Uber, y fundó una iglesia. Concretamente, se proclamó ‘Decano’ del ‘Camino del Futuro‘, una organización religiosa que, según sus estatutos, se centrará en la creación, aceptación y adoración de una Deidad basada en Inteligencia Artificial, desarrollada mediante hardware y software de computadora. Una IA se parece mucho no ya a Dios, sino a la religión organizadaEn Alemania, IA quiere revolucionar otra vez la cristiandad con un robot cura. “El Señor esté con vosotros”. “Y con tu software”.

Retomando, no siempre resulte el ‘producto predictivo’ como se ha mostrado en el caso del Brexit y en las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU, es parte del momento en que nos encontramos en el despliegue de esta opción de “democracia de apariencias formateadas” que tiende a una monarquía financiera global que debe ser ocultada detrás del círculo de su corte de funcionarios, CEO’s o Gerentes.

Este tipo de Inteligencia Artificial[4] aplicada al mercado permite el desarrollo del micro-emprendedurismo, como un formato derivado de las herramientas que otorgan las Plataformas. Grandes consorcios globalistas (como Facebook, Uber, Google, Airbnb, etc.) subcontratan a microempresas[5] e individuos en el último eslabón, mayormente para la recopilación de datos. Se genera así una red de microempresas dependientes de las Plataformas, ya que por su escala le sería imposible obtener una cantidad importante de datos y desarrollar de manera autónoma estas tecnologías. Google es una de las corporaciones que más otorga este tipo de herramientas para que las micro-empresas/micro-emprendedores puedan crecer, eso sí desarrollando a Google.

Los consorcios globalistas en general no corren riesgos, siempre suelen ganar. Los riesgos más directos son para los “micro-emprendedores” o trabajadores independientes, hiperespecializados y proveedores de servicios o bienes atomizados que hoy en día son mayoría en la fuerza de trabajo de los menores a 40 años.

El peligro de la Inteligencia Artificial (IA), que avanza en una tecnología de propósito general, es que permanezca en manos privadas que sirven a los intereses de unos cuantos consorcios globalistas. Si la IA permanece bajo control de las fuerzas del mercado desembocará en forma inexorable en un mega-rico oligopolio de datos monetizables de multimillonarios que cosecharán la riqueza creada por los robots que desplazan la mano de obra, dejando a su paso un masivo desempleo a su alrededor, generando una crisis no solo económica sino social y política. Sin importar que venga primero, la gran crisis económica con un crash bursátil o más bien la social y política a partir de la robotización, serán estos trabajadores independientes, primero que nadie, los que serán “arrojados a la calle” por el Capital Global, pero ya no para buscar trabajo sino para rebelarse como sujeto político colectivo contra este sistema globalista.

La economía de la nueva formación social multipolar en construcción bajo liderazgo de Pekín tiene la potencialidad de proveer una solución a la Gran Crisis venidera, si proyecta con la IA asignar, a partir de la recolección de mega datos desde las bases económicas, recursos, mediante los análisis de macrodatos (big data) y si las robustas tasas de retroalimentación (feedback loops) pueden suplir las imperfecciones, mientras se oriente a distribuir en forma equitativa la inmensa riqueza que crea en medio de una mega economía planificada y robotizada. La IA, entonces, bien puede ser desarrollada para el bien común de los pueblos; operar con los principios de inteligibilidad y equidad, respetar los derechos de la privacidad y nunca concederle el poder autónomo para dañar, destruir o manipular a la humanidad y a la naturaleza.

Este sujeto comunitario/colectivo, si logra superar la enajenación con el producto, la alienación con su actividad creativa y el extrañamiento con su ser trabajador, pueblo y nacionalidad en lo pluriversal, podrá avanzar para reivindicar otra sociedad, otra economía, otra política, otro mundo donde las grandes mayorías populares puedan ser humanos dignos.

 

Bibliografía consultada

ámbito.com, En medio de batalla por Huawei, China propone compartir su tecnología 5G www.ambito.com, 7 de junio 2019

Nueva Acción,  MARK ZUCKERBERG SE ASUME COMO BANQUERO CENTRAL DEL MundoAsí funcionará Libra, la criptomonedawww.nuevoaccion.com 19 de junio de 2019

Néstor Restivo, La guerra digitalwww.pagina12.com.ar, 16 de junio de 2019

Thorstein Pollet, The Fed Has No Choice But to Return to Ultra Low Interest Rates, Zero hedge, 10 de junio de 2019

Jim Willie, Gold Standard Coming Into View…US Must Adapt Gold Trade Note, www.silverdoctors.com, 17 de junio de 2019

Tyler Durden, American Global Hegemony Is Breaking Down, Zero Hedge, 31 de mayo de 2019

Marcos Merino, La inteligencia artificial está agitando un mundo que no esperábamos: La religión, www.xataca.com


[1] La empresa china Huawei consiguió 50 contratos con tecnología 5G, 03/07/2019. https://laopinion-digital.com/ultimas-noticias/la-empresa-china-huawei-consiguio-50-contratos-con-tecnologia-5g/03-07-2019 .  China, dispuesta a compartir tecnología 5G pese a medidas de EEUU.https://www.hispantv.com/noticias/china/430281/xi-tecnologia-5g-tensiones-eeuu-huawei. Huawei y el mayor operador de telefonía móvil de Rusia firman un acuerdo para el desarrollo de tecnología 5G en el país, https://actualidad.rt.com/actualidad/317098-huawei-operador-telefonia-rusia-firmar-acuerdo-5g


[2] Corea del Sur lanza su 5G: El reducido tamaño del territorio nacional -100.000 kilómetros cuadrados- y el hecho de que casi la mitad de los 51 millones de surcoreanos residen en torno a la región capitalina han facilitado la instalación de esta red. Aunque partes de las ciudades estadounidenses de Chicago y Minneapolis estrenaron redes este miércoles, la surcoreana cubre buena parte del territorio: funciona ya en 85 ciudades, autopistas o líneas férreas de alta velocidad y se irá ampliando en los próximos meses.https://www.efe.com/efe/america/tecnologia/corea-del-sur-estrena-la-primera-red-nacional-de-telefonia-5g-mundo/20000036-3944904


[3] Inteligencia Artificial se desarrolla gracias a los algoritmos de Machine Learning (ML) o Deep learning (DL) los cuales son algoritmos matemáticos que permiten a las máquinas aprender imitando el aprendizaje humano. Según el algoritmo utilizado una maquina puede aprender a identificar, clasificar, diferenciar, generalizar, cuantificar o predecir. Para que este algoritmo se desarrolle, necesita de una gran cantidad de Datos, que es la forma de “percibir” el mundo. Alimentar la Inteligencia Artificial, tanto en tiempo real como de manera acumulativa permite comprender gustos, deseos, miedos y así promocionar los mensajes de las marcas de manera personalizada. A su vez, esta nueva forma de rentabilidad permite no solo comprender los comportamientos, sino que es posible avanzar hacia su manipulación, y a largo plazo construyendo subjetividades acordes a las necesidades del capital y no las de las personas individuales ni mucho menos del Sujeto Colectivo.


[4] Inteligencia Artificial aplicada al mercado permite el desarrollo de micro-emprendedurismo, como un formato derivado de las herramientas que otorgan las Plataformas. Dichos consorcios subcontratan a pequeñas empresas sobre todo para la recopilación de datos. Siempre ganan, nunca corren riesgos. Manejan esos datos para predecir las tendencias que tomaran las personas. Google es una de las corporaciones que más otorga este tipo de herramientas para que las micro-empresas/micro-emprendedores puedan desarrollarse. Se genera una red de microempresas dependientes de las Plataformas, ya que por su escala le sería imposible obtener una cantidad importante de datos y desarrollar de manera autónoma estas tecnologías.
La mayoría son corporaciones globales que ofrecen servicios de entregas rápidas, búsquedas de hoteles y distintos tipos de alojamiento, venta de viajes, alquiler de autos, etc. Este nuevo modelo impacta en el trabajo, flexibilizándolo, como en al caso de los trabajadores de Uber. Por un lado se encuentra el trabajador, por otro el consumidor y ahora los generadores de datos.


[5] Las Microempresas son el resultado también de pequeñas y medianas empresas que al ser hiper-especializadas en la guerra económica de mercado para lograr “ser” eficientes, se desprendieron de áreas y secciones enteras. Este proceso fue dando forma a las microempresas o micro-emprendedores, y al discurso sobre el micro-emprendedurismo.

https://www.alainet.org/es/articulo/200904

15 comentarios

  • Jorge

    Nunca en la historia humana se ha alcanzado cotas de bienestar, alimentación y vivienda, educación y sanidad, intercambio y comercio, información y comunicación, …, tan altas y tan extensas en la población como las que tenemos en las sociedades avanzadas, a partir de la segunda mitad del s.XX tras la II Guerra hasta hoy, y en progreso acelerado. No digo que sea una situación perfecta, solo afirmo por los hechos evidentes que la situación hoy es incomparablemente mejor que en cualquier pasado que analicemos. No, no es perfecta ni buena ni siquiera suficiente, pues hay una gran cantidad de personas (cientos de miles o más) en las sociedades avanzadas que no tienen acceso a esos bienes ni derechos, empobrecidos, …, y en las sociedades llamadas “en desarrollo” se cuentan por millones, extendiéndose en aumento el hambre, la enfermedad, la miseria, …, la muerte a destiempo, por esta cultura del “descarte”. Toda esta muchedumbre de gente que sufre resulta irrelevante para los dogmáticos del progreso social y tecnológico. Y hay que hacerse el ciego, protegerse con una coraza insensible, para no ver la realidad de la humanidad doliente y un planeta que se ahoga por la contaminación humana.

    Y la pregunta es ¿cuánto tiempo tenemos para reconducir el progreso hacia su sostenibilidad, en esta situación límite a la que hemos llegado, antes de la catástrofe apocalíptica que muchos suponen inevitable? Soy optimista, pero no creo que la solución provenga de aumentar la sensibilidad o empatía hacia los que sufren, o hacia un planeta enfermo con prédicas morales, sino que a mí me parece más plausible que la solución provenga por el cambio drástico de las estructuras sociales provocado precisamente por el avance tecnológico en un mundo interconectado e intercomunicado, como nunca antes lo estuvo.

    Pudiera parecer que estoy sustituyendo mi fe cristiana por la fe tecnológica, y no es esto ni mi interés ni mi pretensión. Lo que busco es que el relato de futuro que tiene la fe tecnológica también lo tenga la fe cristiana, no como alternativa sino juntas y en colaboración mutua. En este sentido me interesó mucho el artículo de Javier Vitoria “interrumpir el tiempo para alumbrar lo nuevo” en Iglesia Viva nº 277, que habla de recuperar la apocalíptica o discurso sobre el futuro que la teología de la Iglesia ha descuidado y que hoy parece urgente retomar. ¿Qué esperamos los cristianos del futuro? ¿la catástrofe final de la humanidad por su fracaso en la historia y la segunda venida de Cristo que lo arreglará todo, en un tiempo nuevo? ¿O bien, como yo creo, que Cristo acompañará a la humanidad en su desarrollo en la historia hasta el triunfo final del bien, la Plenitud Humana, aquí en la Tierra? Esto al menos elimina el componente mágico que tiene la primera opción y además da sentido a la historia humana y apoya el progreso social y tecnológico del futuro inminente.

  • George R Porta

     
    Parte III
     
    Robert Oppenheimer que lideró el macabro Proyecto Manhattan no dispuso de tiempo para arrepentirse de lo que había producido y fue rehabilitado por Lyndon B. Johnson en 1963 con el premio Enrico Fermi que John F. Kennedy ya le había concedido, después de ser perseguido no en poca medida a instancias de su colaborador Edward Teller un científico fascista obsesionado por alcanzar la dominación militar estadounidense sobre el mundo y verdadero líder del proyecto de la llamada Bomba H, que recibió el mismo premio un año antes en 1962 pero nunca llegó a alcanzar su ambicionado Nobel de Física, aunque George W Bush escandalosamente le concedió la Medalla Presidencial de la Libertad, que es el más alto honor que concede a no-militares, no importa cuán irónicamente en este caso, el gobierno federal de los EE. UU.
     
    Irónicamente la energía nuclear no pudo detener el cáncer de garganta que aceleró la muerte de Oppenheimer en 1967 o el cáncer pancreático de Werner von Braun. Sobre estos científicos, incluyendo a Teller, recae en cuanto a los EE. UU., el «marrón» de no haber reconocido a tiempo que los descubrimientos científicos, en nuestras sociedades acaban en las manos del mercado o de los políticos encargados de sostener al mismo, y que ambos podrían ser tan malévolamente estúpidos como lo fue el presidente Harry S. Truman.

  • George R Porta

     
    Parte II
     
    Mi lectura del artículo que originó este hilo me ha dejado un mal sabor, me ha traído a la memoria la ciencia ficción de las novelas de Aldous Huxley que carecieron y carecen de valor como predicciones, pero que solo pueden ser imaginadas porque ya existen las circunstancias y los sueños malignamente narcisistas que las originaron en el rango de las posibilidades humanas.
     
    No existe la capacidad de adivinar el futuro ni de inventar nada, solo existe la posibilidad de descubrir. Ni se puede obrar el bien o el mal si no se tiene suficiente información para que la imaginación o la fantasía les den forma, hasta que la voluntad los materializa. Creo suficientemente cierta la afirmación de que, sin las carnicerías de las «Santas Cruzadas» ―las cuales el Papa de Roma bendijo para sostener su propia mentalidad a la usanza de entonces de la «seguridad nacional» nuestra― la sangrienta conquista de América posiblemente hubiese sido menos sangrienta; los misioneros católicos no hubiesen encontrado la mala muerte que encontraron en el Lejano Oriente. La fantasía depravada de llegar a título propio a otros espacios del planeta que por ser «otros» serían necesariamente inferiores o infrahumanos y necesitados de la utopía cristiana que dichos «misioneros» anunciarían porque la anunciaban en el nombre y bajo la omnipotente protección de la divinidad en la que creían no solo demuestra en lo primitivo de su historia cuán destructiva puede ser la fantasía de la superioridad humana exclusiva, sean sus portaestandartes creyentes religiosos, militares en busca de su primacía política, o políticos manipuladores del fascismo militarista, o científicos. Siempre y primariamente para legitimar la expansión imperial oculta que sufragaba las misiones, los genocidios militares, o las barbaridades científicas, estuvieran consciente de ello o no los respectivos misioneros ejecutores.
     
    Más en la modernidad, sin los linchamientos racistas de los negros en los EE. UU., sin  Auschwitz-Birkenau, por nombrar uno bien simbólico de la inhumana «solución final», y sin las absurdas fantasías eugenistas de finales del siglo xix; sin los campos de aislamiento y exclusión comparables que el Japón, la Unión Soviética, la República Popular China, o los EE. Unidos construyeron, no hubieran sido posibles los experimentos científicos con Conejillos de Indias humanos que todos esos países realizaron en nombre de sus ideologías y tampoco hubieran sido posibles los bombardeos experimentales de Hiroshima y Nagasaki ni los actuales hacinamientos humanos que la política de la actual administración estadounidense organiza ni el nefasto recibimiento a los inmigrantes económicos que Europa organiza a sabiendas de que la raíz de los mismos no se hunde en la fertilidad del deseo humano de superación en busca de la «felicidad» sino en el desplazamiento con propósitos imperialistas o neocoloniales de las corporaciones multinacionales de las mismas potencias signatarias de las NN. UU., los Convenios de Ginebra, las farsas de Davos, Bilderberg, y todos los consorcios G-# que se reúnen periódicamente para cimentar las nuevas formas de explotación y la injusta desigualdad de las riquezas naturales. 

  • George R Porta

    Parte I

     
    ¿Cuál es el valor del trabajo humano? O, mejor dicho, ¿Por qué es valioso el trabajo humano? Prescindiendo, desde luego, del hecho de que el trabajo se haya convertido en mercancía en todas sus formas de expresión ―desde considerar que es el modo «supremo» de producción no asalariada de la mujer en el medio hogareño como si ese fuese su destino natural, hasta la nefasta «labor» sobre estimada de los políticos tan cercana a la falsa percepción de que la actividad del hombre o la mujer sometidos a la cosificante prostitución porque es pagado y puede ser voluntaria no constituya una forma de explotación.
     
    El valor intrínseco del trabajo me parece que no sea una función de su propósito más antiguo, la sostenibilidad de la existencia material (colectar, cazar, pescar, etc.), sino la de expresar con originalidad la naturaleza humana. En el caso del alfarero, por ejemplo, la capacidad de moldear cientos de platos y que todos sean diferentes por muy parecidos que sean en su ornamentación, precisamente por lo que, desde la perspectiva de la IA, serían considerados «defectos».
     
    No me considero profeta o adivino pero, mirando ya a la realidad actual, siento que el día en el que los aparatos sustituyan a las personas nos ocurrirá más de lo mismo que ya ocurre en las sociedades llamadas desarrolladas: Quienes más poder de adquisición de IA tienen, dependen en esa misma proporción de las personas que por la misma acumulación desigual e injusta de la riqueza malamente pueden progresar y no encuentran más lugar que el de dedicarse a mantener bajo riguroso cuidado los patios donde pasear quienes poseen esos jardines privados, o emplearse a jornal ridículamente bajo en las labores agrícolas extensas y todos aquellos «trabajos» considerados inferiores pero sin los cuales no pudiéramos vivir porque el patio se convertiría en una selva, no llegarían a los centros urbanos las hortalizas, y solo nos preocuparía escapar de los invasión de los pobres: Serían tantos que simplemente quedaría a los «no pobres» el espacio extraterrestre adonde los pobres no pudieran costearse el acceso, pero que obtendrían sus visas de empleo para que  sirvieran a quienes dedicarían su vida a generar más pobreza o miseria, desigualdad, injusticia a base de no crear otra cosa que su propia paradisíaca «seguridad».
     
    Mientras se gastan cantidades ingentes de dinero y esfuerzo en la IA, sobre todo de cara a la guerra y a la infame industria de la seguridad nacional, el cáncer sigue siendo un problema por resolver, el Sida sigue causando estragos, Ébola sigue extendiéndose silenciosamente, las malformaciones de naturaleza genética siguen constituyendo un problema por el estúpido prejuicio que obliga a adivinar cuando comienza la existencia humana no mecánicamente sino en toda su significación, y miles de pobres siguen viéndose necesitados de desplazarse en la forma de oleadas migratorias porque no pueden permanecer en sus lugares de origen sin perder su dignidad humana fundamental. No es necesario aclarar que, a la mayoría de estos migrantes, no les espera un futuro mejor en los países que escogen como destino y que la propaganda hace que idealice porque nadie les dice como avanza galopante la pobreza en los mismos.
     

  • Jorge

    Leo del artículo que abre esta línea: “El lugar más interesante del mundo desde una perspectiva religiosa, …, es el Silicon Valley. Allí los gurúes de la alta tecnología están preparando para nosotros religiones que prometen todas las recompensas antiguas (felicidad, prosperidad, paz, incluso vida eterna), pero aquí y ahora, en la Tierra y con la ayuda de la tecnología IA, en lugar de después de la muerte y con la ayuda de seres celestiales”. En mi opinión esto no es ninguna tontería de sectarios iluminados con malas intenciones de control y dominio, sino más bien no cerrar los ojos a lo que el desarrollo de la tecnología IA nos puede dar, aunque yo sustituiría lo de vida eterna por longevidad indefinida, incluso si la tecnología alcanzase capacidad para retornar los muertos a la vida, manejando el tiempo. Vida eterna, ni aunque sea digital, es posible en nuestro sistema físico vayamos donde vayamos, pues los universos terminan disipando su energía y materia en un campo uniforme.

    Es que soy exageradamente optimista y creo que el desarrollo humano, y en esto es un paso importante la IA, conseguirá algún día el Cielo en la Tierra que está cada vez más cerca, y la humanidad en ella tendrá el poder de los dioses (de las religiones antiguas clásicas). Se trata de algo que siempre propongo y que forma parte de mi fe: la Plenitud Humana alcanzada algún día aquí en la Tierra o en aquellos lugares habitables del Universo a los que quizás podremos llegar. Pero ¿aquí acaba toda religión? Pues en mi opinión no se trata siquiera de una religión, pues Dios no aparece en su propuesta solo lo humano. Una cosa es que según mi fe Dios se haya implicado profundamente con la humanidad para llevarla a su plenitud, y por esto creo que Dios está también detrás del desarrollo tecnológico, y otra cosa es que el fin último de la Plenitud Humana esté en sí misma y no en Dios, como Misterio-Trascendente y Eterno. Y es que la religión no trata solamente de la relación de los humanos entre sí en función de la Plenitud, sino también y sobre todo de la relación de los humanos con Dios.

  • Jorge

    Tengo la fuerte impresión de que el desarrollo de la IA que conlleva el de la robótica, traerá la extinción masiva de “casi” todos los puestos de trabajo. Trabajo y empleo dejarán de ser el tejido de la organización social, pues estará realizado por robots en su mayor parte no solo al nivel de trabajos automatizables, sino también aquellos que dependen de la toma de decisiones, pues la IA lo hará mucho mejor que nosotros.

    En realidad, el trabajo y empleo como base social y su valoración colectiva y personal es un hecho reciente en la historia, diría que a partir del s.XIX, pues anteriormente las clases privilegiadas permanecían ociosas y consideraban el trabajo como algo deshonroso. El trabajo era cosa de siervos y esclavos, en una sociedad radicalmente desigualitaria. Ahora con la IA se ve llegar que, en lugar de siervos y esclavos, el trabajo lo realicen robots en todos los campos. Muy pocas cosas quedarán para hacer exclusivamente humanas, algunas en colaboración con robots, pero la inmensa mayoría ellos solos.

    ¿Qué hacer con las masas ociosas desempleadas? Por supuesto se piensa que tendrán cubiertas las necesidades básicas y los servicios sociales de bienestar, pues en caso contrario será una sociedad catastróficamente insostenible. Leo que se ha ensayado de forma restringida lo de la Renta Básica general, y puede que sea quizás la solución para este problema. YN Hariri comenta que los ultraortodoxos en Israel viven sin trabajar financiados por el gobierno, y se dedican a su comunidad, a cumplir escrupulosamente los 613 preceptos de la Ley judía, y al estudio de las Escrituras. Dicen que son felices de esta manera tan particular. En consecuencia, añade y copio: “si conseguimos combinar una red de seguridad económica universal con comunidades fuertes y la búsqueda de una vida plena, perder nuestros puestos de trabajo frente a los algoritmos podría ser en verdad una bendición. Sin embargo, perder el control de nuestra existencia es una situación hipotética mucho más temible”.

  • Juan García Caselles

    A vuela pluma, que se dice.

    Primero, que muchos de los datos son meras profecías o pronósticos (según los casos) y no hechos reales, por lo habrá que esperar a ver qué pasa.

    Segundo, que la Ai puede ser útil en China para engatusar al personal, (lo mismo que en cualquier parte) mientras que en nuestros democráticos países se utilizará en primer lugar para venderles lo que no necesitan y en segundo lugar para que voten lo que se espera de ellos, tal como ahora, pero con mejores instrumentos a manejar por el poder, por los poderes.

    Respecto a las criptomonedas, la cosa está aún muy verde, y el viejo sueño liberal de empequeñecer y hasta sustituir al estado es cada vez menos posible, ya que los estados han ido convirtiéndose en los papaítos del capital, que no se ve como puede funcionar sin él. Los poderes públicos siguen siendo los principales agentes económicos (subordinados al capital), aunque en eso que llamamos occidente será necesario crear cada vez más organizaciones supranacionales.

    La ventaja de China es que funciona que da gloria para el capitalismo, sin sindicatos ni partidos, con una política uniforme y previsible incluso a largo plazo. El problema aquí es saber quien terminará mandando de verdad, si el partido o la burguesía.

    Lo lógico es que, de una manera o de otra, vayamos (pero no a corto plazo) hacia una dictadura global de estructura capitalista (no hay triunfo a la izquierda a la vista). Pero sea lo que sea, se verán obligados a resolver al menos dos problemas, uno el de la ecología y otro el de la caída de la demanda por el incremento del paro en los actuales sistemas productivos, lo que permite sospechar un crecimiento desaforado del sector servicios. Veremos.

    Ah, y los big data serán negocio para los de siempre, pero no cambiarán en absoluto las relaciones sociales básicas basadas en la compra del trabajo ajeno.

  • Isidoro Gracía

    Explica de psicólogo Jordan B. Peterson, que “el Homo Sapiens tiene una capacidad única para enfrentarse a lo desconocido. La capacidad para crear nuevos comportamientos y categorías de interpretación en respuesta a la emergencia de lo desconocido, podría ser considerada como el rasgo distintivo primario de la consciencia humana.
          Eso le permite hallar respuestas, y estas respuestas son el significado de las cosas, que en su forma más sutil y trascendente, es transmitido al conjunto de la sociedad mediante contenidos simbólicos, y eso son los “mapas de significado”. Un símbolo es “un signo que representa una idea”.
     
         Y también leía en el blog del psiquiatra Francisco Traver, que “un trauma es una impresión sensorial que no puede tramitarse en el momento en que se recibe, bien por su intensidad, su falta de sentido o por incapacidad cognitiva del sujeto, para gestionarla”.
     
         De lo anterior se desprenden dos cosas. La primera, que deberíamos ser optimistas, pues nuestra especie somos especialistas en acabar encontrando significados de las situaciones y los cursos de acción adecuadas.
     
        Y la segunda, es que en el transcurso de este difícil proceso, lo normal es que nos encontremos, traumatizados, confusos, paralizados y en estado de choque.
     
       Uno de los mecanismos, (si no el único o principal), de la evolución cultural contínua que nos caracteriza, es que tenemos hiperdesarrollado el mecanismo biológico de prueba y error, que caracteriza la naturaleza de todos los animales.
     
       Las palomas “supersticiosas”, ante el grave estrés de encontrarse en una caja sin alimentación alguna, ponen en marcha un poderoso sistema de fijación de nuevas conductas que tengan como resultado la disminución de ese estrés.
             De tal manera que recuerdan perfectamente toda conducta con efectos positivos, y olvidan, si resulta negativa a ese objetivo. ese es el mecanismo que pone en marcha la “emergencia” de nuevos procesos conductuales, que constituyen la evolución cultural.
     
        Este mecanismo de evolución conductual, en el humano tiene como efecto secundario negativo, la adicción a todo tipo de pastillas, drogas, alcohol, y demás conductas antiestrés como la hipersexualización, y otras actividades perniciosas y alienadoras.
     
       Así mismo, esta situación estresante y traumatizante, de no conocer bien “el mapa de significados”, que nos genera la correspondiente neurosis, en muchos casos produce en nosotros una tendencia irrefrenable hacia todo tipo de pensamientos delirantes, desde autoacusaciones por no “ser como Dios”, y resolverlo todo. Y por otra parte nos lleva a múltiples acusaciones sectarias hacia los demás.
     
         Decía Gregorio Marañón: “El alma resentida, después de su primera inoculación, se sensibiliza ante las nuevas agresiones. Bastará ya, en adelante, para que la llama de su pasión se avive, no la contrariedad ponderable, sino una simple palabra o un vago gesto despectivo; quizá sólo una distracción de los demás.
          Todo, para él, alcanza el valor de una ofensa o la categoría de una injusticia. Es más: el resentido llega a experimentar la viciosa necesidad de estos motivos que alimentan su pasión; una suerte de sed masoquista le hace buscarlos o inventarlos si no los encuentra”.
         (Para Marañón el resentimiento es consecuencia de la sensación de haber fracasado en algo, que por las razones que fuere, era fundamental para mantener su autoestima. Para Marañón, la generosidad es el antídoto del rencor. La generosidad implica comprensión y la comprensión lleva al olvido. Sin olvido, el bucle del rencor sigue agitando la mente del rencoroso. Fr. Traver)
     
          Total, que todo análisis de la situación del presente-futuro cercano, en la que somos incapaces de procesar y de comprender realmente, nos vuelve “locos”. Pero seamos optimistas, al lado de donde está el veneno, crece la hierba curativa.
     
        Hasta ahora toda crisis de crecimiento tecnológico y científico, ha producido unos problemas, que el propio desarrollo científico ha ido solucionando, creando otros nuevos, que se han ido solucionando.
     
       Y en este caso hay más razones para el optimismo. El mismo desarrollo de inteligencia artificial, nos permitirá tener una ayuda más objetiva y menos “neurotizada”, que nuestras propias mentes humanas, tan susceptibles a los sesgos cognitivos y a las influencias emocionales.
     

  • George R Porta

    ¿Por qué los bancos es muy difícil que lleguen a ser historia? Una razón muy poderosa para que sobreviven a la criptomoneda es que la función de los bancos es la usura y quienes vana poseer mucho poder de compra con liquidez en forma de criptomoneda solo practicarán la usura con esa forma monetaria. Es muy difícil imaginar que quienes invierten en la industria bancaria cuyos capitales no están en depositados en efectivo en ninguna bóvedas sino en tinta en los libros de contabilidad computarizados o no, dejen de invertir porque el dinero-mercancía cambie de forma. Lo que sí les preocuparía es que cambiase de manos.

    El bambollero Zukerberg tiene un capital neto de 82 billones y eso en realidad no significa mucho si no lo puede invertir para que produzca alguna ganancia. Si lo invierte en forma de criptomoneda seguirán equivaliendo a la inversion de 82 billones. Ninguna nación puede regresar al patron oro o ningún patron metálico que sea almacenable en Fort Knox, las bóvedas del Banco de españa o cualquier otro lugar. La economía es demasiado volátil en todas partes y está expuesta a demasiados factores inestables. Por ejemplo el precio de un barril de petróleo depende de que la OPEP detengan la extracción, pero por otra parte, esos países, concentrados en el Oriente Cercano y Medio no tienen mucho más tiempo como productores principales. Se van desarrollando formas de producer energía eléctrica que reemplazan, que necesitan reemplazar las fuentes fósiles por razones ecológicas.

    El patron oro está sujeto a los vaivenes del Mercado del oro, el platino, la plata y otros metales pero han subido tanto de precio como mercancía quae en realidad la mayoría de la gente se ha habituado a vivir sin ellos y ue estén acumulados en algún lugar, físicamente, no significa que conserven su valor de cambio si no tienen demanda. La criptomoneda será una moneda de tinta a la que, en el mejor de los casos se traducirá el poder de compra.

    Cuando brindo en favor de alguien siempre digo: «¡Salut i força al canut» en el sentido de que le aumente el bienestar físico y económico aunque ya sé los otros significados coloquiales en Catalunya y en Valencia. Me parece mejor que a quien se lo desee, lo que debe aumentarle es el poder de compra, en la forma que sea para que pueda seguir satisfaciendo sus necesidades materiales y las de su familia.

    Quien ha estado en el Subway de N. York conoce de las moneditas o «token» que es preciso echar en las máquinas para tener acceso a los andenes, como los tickets de papel del metro-subway en cualquier parte. El cobre se ha puesto tan caro que ya están substituyendo las moneda de cobre en el subway de N. York. Pornto es posible que los tickets se conviertan en tarjetas de banda magnética y que estas tarjetas se recarguen. Paras pagar la recarga se podrá utilizar otra tarjeta plástica que escribe en la cuenta de banco los débitos correspondientes. El usuario recibe su paga en forma de cheque de papel, lo endosa, lo deposita y generalmente emplea una tarjeta plástica de pago directo o de crédito. En mi caso hace tiempo que no llevo conmigo dinero en efectivo y no soy ni con mucho la excepción de la regla.

    Lo único que no cambia es la práctica de la usura y realmente es indiferente a la moneda en la que se cobren los intereses o los dividendos.

  • George R Porta

    Los datos o «data» solo tienen valor como mercancía y no es mercancía que tenga un precio uniforme. El desprestigio de los EE. UU. en el mundo no impide que el mundo quiera venir a residir aquí a cualquier precio a pesar de que este parece ser el peor país del mundo. La data es solo data robada. No importa lo que nadie diga ni quien la roba y si los chinos se ponen a la Cabeza del robo de data y desplazan a los EE. UU. de ese primer lugar, quizás este país donde resido mejore no materialmente pero sí moralmente, menos crímenes informáticos. Sé que solo se agravará el problema porque se trata de competir. No me explico la enorme cantidad de becarios de todos los países que compiten por formarse científica y técnicamente en los EE. UU. Pero estoy seguro de que alguna explicación habrá.

    Este mismo portal de Atrio no pudiera asegurarme ahora mismo adónde van a parar los datos de mi ordenador que sus cookies extraen y Google le roba, porque no sé si la redacción de Atrio lo cree o no, pero Google miente descaradamente en el comercio de los data como lo hace Facebook y lo hacen todos los web-browsers. No se trata de que la CIA y el FBI espíen hasta a los ciudadanos de los EE. UU. Se trata de que todo el mundo deja escapar datos y nadie puede afirmar con absoluta certeza adónde van a parar.

    El valor de los data como mercancía varía. Los muertos de hambre que tienen teléfonos celulares para conectarse entre sí tan pronto entran en el Internet comienzan a dar información personal y de localización que no saben que la están dando, ni la han autorizado, y alguien la está recibiendo y vendiendo después de ordeñar literalmente todo lo que pueden obtener de ella: Gustos, preferencias de localización, contenidos de conversación, preocupaciones, lenguaje sucio preferente, lo que sueñan, lo que imaginan… todo esto ofrece pistas de tendencias que permiten manipular la demanda comercial y por lo tanto causar una oferta mercantil que ya tiene asegurado su consumo.

    ¿Qué diferencia podrá haber entre el capitalismo y el postcapitalismo except que sea un engendro del mismo?

    Ya sé que China goza de preferencia popular en Atrio. No seré yo quien se oponga a ella. Entre otras razones porque la China es capitalista como lo es este país donde resido y no creo que invente un capitalismo compasivo.

    ¿Cómo surgieron los millonarios y billonarios en China si China no era capitalista? Imagino que la causa haya sido el regreso de HongKong cuando la administración inglesa acabó. EE. UU. está lleno de filántrapos, la causa de eso es la enorme cantidad de pobres que necesitan de la filantropía. No sé si en China ocurre lo mismo. Quizás no.

    En fin, la Guerra Fría no fue solo un problema creado por los EE. UU. La guerra psicológica muy bien que la desarrollaron los nazis y Stalin no se quedó atrás con sus purgas y sus caprichos siberianos. Los Chinos también participaron en la Guerra Fría. Corea del Norte se beneficia de ella y se besa con el innombrable que preside este país donde vivo.

    Eso sí, los EE. UU. muy bien que se merecen ser seleccionados como culpables mayores y como foco del tiroteo porque la corrupción que hay en el mundo, aunque no la inventaron porque ya las monarquías europeas eran corruptas antes de que los EE. UU. emergieran como potencia tras de la Segunda Guerra Mundial, pero han sido actores protagonistas de la injusta y opresiva explotación de demasiados países de todo el planeta con la aquiescencia de las oligarquías locales, en casi todos los continentes aunque Europa no se quedó atrás en cuanto a la explotación y hasta el Vaticano ha participado en el Mercado de la Bolsa de Valores desde antes de la Segunda Guerra Mundial a través de la Banca europea.

  • carmen

    Con todos mis respetos a infinidad de personas que saben un montonazo de cosas.

    Este desafío corresponde a mentes nuevas resolverlo, porque nosotros aplicamos esquemas mentales que ya no van a servir. Esta revolución cultural o como se le quiera llamar del uso de máquinas y la velocidad de comunicación y la velocidad en todo, sencillamente se nos escapa. Tienen que ser cabezas nacidas en esta cultura la que encuentren soluciones.

    Porque el problema no puede ser quién o quiénes interesa que ganen, si el imperio americano o imperios emergentes. Seguirán siendo imperios, blancos, negros o amarillos. La solución no puede venir de la mano de un imperio. Ya llevamos dos mil años o más así. Al leer este artículo uf, no sé. ¿estamos entonces igual que en la guerra fría? Estamos todavía con capitalismo frente a socialismo? No sé muy bien lo que es el capitalismo ni lo que es el socialismo, pero ni uno ni otro se valen ya. Hay que replantearse todo con cabezas nuevas. Porque , el planeta está en un momento como para replantearse todo. Todo es todo.

    Soy optimista, sorry, lo soy. Creo que capacidad no le va a faltar a la especie humana para solucionar problemas. Pero claro, tenemos que ser un poco humildes y reconozco que la humildad no me va, pero sí sé cuando ha pasado mi momento, y también sé perder. Y ahora, estamos en manos de los jóvenes, pero jóvenes de la generación z, porque ellos son los que han nacido de lleno en esta cultura, en este momento cultural y les corresponde a ellos encontrar el camino a seguir. Pero  por favor, más imperios no. De ningún color. Todos juntos y todos libres y todos colaborando. y Que busquen energías no contaminantes y formas de nutrición sostenibles y recobremos el sentido común acerca del consumismo sin límites y olvidemos de dividir a las personas en buenos o malos según piensen igual o distinto que mi yo, que todo el mundo sabe que es el mejor.

    Hay que replantearse todo. Absolutamente todo. Hace falta otro Newton, Otro Rousseau,  otro Marx,  otro Einstein, por supuesto otro Jesús. ¿Ven? A que cuando leen que hace falta otro Jesús se les remueve el alma porque él es la verdad absoluta? No hay verdades absolutas, están en nuestra imaginación.

    Hace falta otro Jesús porque fue pionero en todo esto de los derechos humanos. Hace falta alguien que sacuda otra vez las almas y las cabezas y nos hagan pensar: otro imperio? vamos anda, ni de big data ni de nada de nada.

    Habrá que tener confianza en los jóvenes. No nos queda otra.

    Un abrazo.

  • Jorge

    El problema que se nos viene encima en unas pocas décadas con el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA), de la robótica, de la fusión de la biotecnología y de la infotecnología, …, es de unas proporciones mucho mayores que cualquier situación de crisis del pasado. Hay muchas preguntas y ninguna respuesta, los modelos del pasado dejarán en poco tiempo de ser útiles. Hijos de la revolución industrial del s.XIX son los modelos del liberalismo democrático, el capitalismo, el comunismo, el fascismo y nazismo, y también la socialdemocracia y el Estado del Bienestar, … y el despiadado neoliberalismo. Todo ello se puso en marcha y más o menos funcionó en el convulso s.XX con sus crisis financieras, las Guerras Mundiales, la guerra fría entre URSS y EEUU, … Pero ahora con el desarrollo de la IA, la revolución prevista es de mucho mayor calado, pues afecta a todas las dimensiones y actividades humanas, tanto a nivel individual como colectivo. Filósofos, teóricos políticos-económicos-sociales, especialistas en ética y derecho, …, tendrán que encontrar y pronto un nuevo modelo que pueda funcionar en la nueva coyuntura. Y además no pueden fallar como en el s.XX y sus guerras, pues una guerra total tendría hoy dimensiones apocalípticas. Requerirán tiempo, pero no da la impresión de que dispongan de él, dado la aceleración que impulsa la competitividad en IA entre China y EEUU, por el control global de su desarrollo.

    Aunque a nivel global sienta cierto temor, soy optimista pues no creo que nadie esté interesado en que todo esto acabe en desastre catastrófico, a excepción de ciertos grupos marginales fundamentalistas. Quizás el verdadero temor es que el control de todo el sistema quede en manos de unos pocos, a modo de Gran Hermano de Orwel, que la humanidad se separe en castas biológicas con acceso diverso a las tecnologías de modo excluyente, y sobre todo que pierda el control sobre mis decisiones, pensamientos, sentimientos y deseos, porque una máquina de IA me conozca mejor que yo mismo y tome mejores decisiones que las que yo tomaría sin ayuda de ella. (Google Maps, ya lo hacemos).

    No me gusta ser negacionista en cuanto se refiere a las posibilidades de desarrollo científico tecnológico, así que acepto la irrupción de ordenadores con programas superrápidos con acceso al Big Data casi inmediato, que accedan a mis datos cerebrales y bioquímicos, a mis constantes fisiológicas y neuronales, y a todos los tipos de mi inteligencia en la interfase cerebro-IA y que la red global tenga información sobre mí mismo mucho mejor de la que yo la percibo.

    Y mi pregunta es ¿qué relato puede quedar del ser humano, qué relato se podría hacer sin negar estas circunstancias de lo religioso y su expresión en la fe cristiana?

    Nota: estoy leyendo con interés sobre este tema a Yubal Noah Hariri en “21 lecciones para el siglo XXI” que me hace pensar y mucho en estas cuestiones. Me gusta mucho la mente abierta de YN Hariri y su humor, al que sigo con interés creciente desde su libro de éxito “Sapiens” y luego su “Homo Deus” que me dejaron una fuerte impresión y que recomiendo a todos su lectura, pues tiene una visión de la historia de la humanidad y del ser humano muy original, que invita a pensar y a replantearse muchas cosas de fondo por su a veces brutal originalidad.

  • ana rodrigo

    Uf, casi no entiendo nada, pero saco conclusiones que me gustan poco.

    Anoche vi un documental sobre IA pero en plan positivo y lo que de bueno puede aportar a inmediato futuro, y así y todo, yo estaba pensando en la otra cara de la moneda que es la que este artículo nos presenta y, realmente, como cualquier herramienta, puede servir para lo bueno y para lo contrario.

    Por lo que deduzco de este artículo, la inmensa mayoría social que ahora ya están intentando sobrevivir en la marginación, con este poder absoluto de quienes manejen a su favor la IA, este mundo va a ser una bomba de relojería a tenor de lo que dice este artículo: “El peligro de la Inteligencia Artificial (IA), que avanza en una tecnología de propósito general, es que permanezca en manos privadas que sirven a los intereses de unos cuantos consorcios globalistas. Si la IA permanece bajo control de las fuerzas del mercado desembocará en forma inexorable en un mega-rico oligopolio de datos monetizables de multimillonarios que cosecharán la riqueza creada por los robots que desplazan la mano de obra, dejando a su paso un masivo desempleo a su alrededor, generando una crisis no solo económica sino social y política. “

    A la espera y preparando la espalda para lo que vamos a ver, acabamos de empezar….

     

  • juan antonio vinagre oviedo

    Ante este artículo, ciertamente interesante -aunque en parte se trate de algo conocido- me permito un comentario espontáneo, escrito algo a vuela pluma:

    –Mientras lo leía me evocaba el Apocalipsis de Juan: El imperio -ahora revestido de otras formas, globalizado- sigue presente. Persiste el afán de grandeza, casi en exclusiva, que no tenga a nadie por encima. Por eso los Estados que controlan, que imponen límites, estorban, no son admisibles, pues “impiden el progreso”… (para unos pocos, que quieren adueñarse del poder sin limitaciones.) Poder que no admite a nadie por encima, porque quiere constituirse en un Estado superior a todos, y que éstos le estén sometidos. ¿En el fondo ese afán de poder no lo dirige el afán de ser un pequeño dios, de ser como Dios? No hay más dios que yo, dice ese poder globalizado, que no admite controles ni fronteras para sí, aunque las impone a los demás.

    Esta conducta -que a mi parecer responde a una adición ciega, en mi opinión muchas veces ya patológica, quizá ya poco consciente, o al menos a una visión muy cortita- diluye los valores ÉTICOS más humanos. El hombre como tal le interesa poco. Le bastan los robots dóciles y serviles, que no protestan, ni crean problemas. (Ampliando más la reflexión, ¿en el fondo en eso consisten las luchas por el poder?)

    –Así se construye un mundo estructurado con un sistema de “post-verdades” manipuladoras y alienantes, que encubren intereses y facilitan ese afán de poder… antihumano. El hombre debe comportarse de hecho como un siervo fiel, como un robot más. Así, en su versión extrema, se lo reduce a puro mercadeo en muchos casos. (Estoy resumiendo mucho, lo sé, pero a buen entendedor…)

    –Todo esto me recuerda dos advertencias, cada vez más actuales y geniales:

    a) No es posible Dios y dinero-poder… El Dios auténtico es anti-poder y anti-afán de dinero.    b) La verdad os hará libres… Libres por DENTRO de esas “post-verdades” que esclavizan. La mentira descubierta y concienciada libera, al menos por dentro, donde se encuentra la sede de la auténtica libertad.

    –Pero no quiero ser negativo. Esperemos -también trabajando por poner al descubierto esas mentiras y contravalores- que ese poder depredador endiosado entre un día en RAZÓN, y consciente de sus errores -ese día creo que llegará, aunque me temo que sólo después de muchas lecciones trágicas- oriente el progreso a favor del hombre, y así se convierta él también en un ser humanizado, más maduro, con sentido solidario, sin fronteras…, que excluyen. Los que aspiramos a un mundo nuevo eso deseamos. Ésta es nuestra UTOPÍA.

     

     

  • Carmen

    Cuidado con los falsos profetas, sean reales o cibernético.

    No me creo en absoluto que la finalidad de China en ganar está guerra comercial, porque en realidad es una guerra comercial, sea construir un mundo en el que el reparto de la riqueza sea más equitativo. No me lo creo en absoluto.

    Si lo consiguen, que es posible o no, se convertirá en un nuevo imperio. Global. Terror me da.

    Pero no creo que lo vea. Gracias a dios. Demasiado para mí. Que los jóvenes piensen nuevas soluciones a nuevos problemas, pero que tengan cuidado , no los vayan a engañar como a chinos.

    Un artículo muy interesante y aterrador. Me encantan los relatos de ciencia ficción y de terror. A veces los escritores de estos géneros se convierten en auténticos profetas. Pero normalmente detectan problemas , hacen predicciones y ahí se quedan. Elucubran con el futuro. Pero este artículo va más allá. Toma partido. Y con todos mis respetos, si no me fío del mundo occidental, que conozco un poquito, es imposible para mí cabeza apostar por una civilización tan distinta a la mía. Vaya usted a saber qué pasa por las cabezas de los líderes . Hacer de este planeta un lugar más justo? Puede ser, o no.

    Cuidado con los falsos profetas. Permítame que insista, como dice Matías Prats II, y digo segundo porque ya vamos por el tercero.

    Ahora  predican en  internet, dónde si no?

    Un artículo superinteresante. Te hace pensar.

Deja un comentario