Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80154 Comentarios.

Los responsables son más

        El pasado día 27 Antonio Maestre publicó en la sexta.com/el muro un artículo sobre los resultados de las elecciones en Madrid. En él lanzaba un durísimo alegato contra Iglesias y Errejón, a los que responsabilizaba de lo acontecido en nuestra región. Ahora encuentro el artículo de Fernández Liria en que también crítica muy duramente las posturas mantenidas por Pablo iglesias al frente de Podemos.

        Estoy muy de acuerdo con la crítica que hacen los dos. Fernández Liria parece que salva a Errejón; a mí me parece que el momento y la forma de lanzar su nueva formación política han sido muy desafortunados. De todas maneras, tendría que haber estado dentro de Podemos para poder juzgar con más de conocimiento de causa la responsabilidad de cada uno.

        Es incuestionable que, como dice el artículo de Maestre: “El desastre absoluto de la izquierda a la izquierda del PSOE tiene nombres propios y nadie tendría que evadir sus responsabilidades… No importa la repartición de culpa. Por decencia y responsabilidad ambos tendrían que irse y con ellos toda la camarilla que han medrado durante años para poner a los suyos y quitar a los otros”.

        Efectivamente creo que deberían asumir su fracaso –especialmente Pablo Iglesias− y convocar un congreso o una asamblea de sus organizaciones para presentar su dimisión y que los afiliados debatan la línea a seguir. Pero también pienso que es demasiado cómodo por nuestra parte buscar unas cabezas de turco y cargar sobre ellas todas las responsabilidades. Tienen una gran responsabilidad, no cabe duda, pero ¿toda? El partido popular llevaba muchos años gobernando en Madrid antes de que Podemos saliera la palestra. No habían aparecido Iglesias y Errejón y ya Izquierda Unida arrastraba una vida cada vez más irrelevante. Y no digamos los numerosos grupos de izquierda radical existentes a lo largo de todos estos años.

         Además, en el mundo globalizado en que vivimos hoy, sería una mirada muy miope si la pusiéramos sólo en nuestra región. ¿Podemos achacarle a Pablo Iglesias y a Errejón la situación de la izquierda en Italia o en Hungría, o en Austria? ¿Han aupado a Marine Lepen en Francia? ¿Han tenido algo que ver con el triunfo de Bolsonaro en Brasil, o Macri en Argentina? ¿Nos quedamos tranquilos con descargar la responsabilidad de lo acontecido en Madrid sobre los hombros de unas personas concretas? ¿No se nos ocurre pensar que algo falla en el discurso de la izquierda en todo el mundo?

        Entre nuestros políticos se dan ambiciones personales y egos muy intolerantes, pero creo que hay algo más. Las proverbiales divisiones de la izquierda ¿se deben solamente a las ambiciones personales? ¿No habrá también una tendencia al dogmatismo que impide gestionar convenientemente las diferencias? Somos herederos de unas corrientes de pensamiento que defendían el socialismo científico, y lo científico tiene poca discusión. ¿No pensaremos que nuestras ideas tampoco tienen discusión, y veremos las opiniones discrepantes como desviacionismos inaceptables? ¿Somos capaces de ver las divergencias como posibilidad de enriquecimiento y las debatimos con mentalidad abierta?

        Durante mucho tiempo se ha dicho que inevitablemente se agudizarían las contradicciones del capitalismo y eso abriría paso al socialismo. Las contradicciones se han agudizado de una manera intolerable, pero lo que se ha abierto paso es la extrema derecha. Eso de que “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo” pasó a la historia. Hoy es un renovado fascismo el que recorre Europa, y no como fantasma, sino como una amenaza muy real.

        La evidente debacle general de la izquierda en el mundo no se puede atribuir sólo a fallos personales. Algo muy de fondo está fallando. Pero resulta más fácil y cómodo buscar chivos expiatorios que realizar una seria autocrítica. Porque, a lo mejor, en esa autocrítica tendríamos que cuestionarnos ideas muy arraigadas y despojarnos de viejas certezas, para empezar a construir sobre cimientos nuevos.

        Se tribuye a Einstein la afirmación de que es absurdo hacer siempre lo mismo y esperar resultados distintos. La humanidad, a la que el capitalismo lleva al desastre, necesita imperiosamente que la gente que no aceptamos este mundo irracional e inhumano, los que nos consideramos de izquierdas, acertemos con el camino para lograr el cambio de rumbo. Va en ello el porvenir del género humano.

16 comentarios

  • Roman Díaz Ayala

    Ramón Espinar, dimitido de su cargo de secretario general de Podemos por Madrid, antes de las  recientes elecciones generales  y que había guardado un profundo silencio hasta ahora se ha dirigido a los medios para hacer público su parecer sobre lo que acontece en su formación política. Habla de cinco crisis acumuladas en su formación: de resultados, orgánica, de alianzas, de análisis y de proyecto. Propone un nuevo Vistalegre, que sería el tercero, para que se pronuncien las bases, según ese toque asambleario  conque nació el proyecto. Según aclara “Hace tiempo que no aparecen análisis de lo que está sucediendo en la sociedad y cómo se traduce en apuestas políticas”.

    Resulta lícito que nos preguntemos si los análisis de los comienzos fundacionales hayan sido  erróneos, o que estuvieran careciendo de los aciertos  necesarios para su traducción en apuestas políticas novedosas que captasen el interés de parte de la sociedad civil la cual es en definitiva la masa de votantes.

    Desde los tiempos de  aznarismo  y con el cambio de siglo, el PSOE, el otro referente de la izquierda, distinta  al PCE, iba perdiendo progresivamente suelo electoral, pero que favorecía más bien a  las fuerzas nacionalistas  y regionalistas, y, por supuesto, a  la contraparte del bipartidismo en el Partido Popular.

    Pero Izquierda  Unida, hija del PCE  nacida en 1986,cuando las izquierdas se apuntaban a nuevas banderas, rotos  los vínculos con el marxismo clásico que había perdido su modelo tras el derrumbe de la Unión Soviética, y desaparecido  el eurocomunismo que se había mostrado incapaz de formar un partido con vocación de gobierno (la etapa de Julio Anguita, secretario general del PCE e IU  hasta 1999), esa IU que había ensayado no ser sólo la correa de transmisión del PCE ( etapa de Gaspar Llamazares e Izquierda Abierta), tal IU  que vuelve por sus fueros con Cayo Lara (2008-2016) pero que termina con 11 diputados en las elecciones de noviembre de 2011,cuando el PSOE queda reducido a 90 diputados. En ese entonces  las autocríticas se autoreferencian  al   sistema electoral (6,92% de los votos)

    Ya estamos en 2015 y elecciones, así que volvamos  al análisis de la realidad que propugna Ramón Espinar. Desde IU, y teniendo Alberto Garzón por el referente del 15m, pero ya cabeza de lista, candidato a la presidencia del Ejecutivo, se  ve a Podemos como otras hija del PCE-IU. Pablo Iglesias y Julio Anguita hacen pública sus entrevistas llenas de elogios del uno para el otro. Iglesias aparece como la gran promesa de la izquierda. Se acarician las posibilidades de Gobierno y el “sorpasso” al PSOE. Alberto Garzón se rinde a las evidencias. No le importa acompañar la aventura en un discreto segundo puesto, y con su persona a IU.

    Ahora que no se rasguen las vestiduras. Es un fracaso colectivo. Olvidemos los  chivos expiatorios.

  • Asun Poudereux

    Mirando desde la barrera, y sin ser defensora de ningún partido,  ha habido muchos ataques directos e indirectos al partido emergente y a su líder, independientemente de que pueda no ser acogida, más bien  criticada la fuerte  personalidad, a veces más bien impetuosa, como la falta del cuidado de imagen y unidad entre sus miembros.
     
    Puede que a esto último se añada la juventud con la escasa experiencia en guardar las formas y apariencias, lo que según ciertos intereses  bien expertos en negligencias se encargan en ir pasando factura hasta el hartazgo, haciendo sombra a abusivas acciones y hechos por parte de los políticos y partidos ya instalados en el poder, bien establecidos y por lo mismo muy, muy consentidos.  
     
            Siendo así que en medio de tanto barullo, lo que no se tiene que consentir y pararlo ya mismo, se queda diluido y los partidos que desean emerger topan con un marketing a la contra, sin hacer un trabajo serio del porqué este gran descontento y búsqueda de cambios y soluciones. 
     
    Verdaderamente, se echa de menos la autocrítica por parte de todos,  a nivel personal, de partido y de democracia.   No es tanto la amenaza de una extrema derecha europea que nos viene por todos los flancos,  que también, sino más bien el porqué y causas de este resurgir y cómo evitarlo de forma conciliadora, y menos master en el arte de la charlatanería. 
     

    Por otra parte, el lider debe usar herramientas claras para la eficaz interacción en equipo, ya que no se trata de  imponer, lo que significaría protegerse de sus miedos,  y estar abierto a las nuevas propuestas y  posibles cambios, que en la vida van surgiendo y las más de las veces de modo inesperado.  Al líder le hacen y se hace.

    En cuanto a la práctica de la dimisión en el mundo de la política, habría que hacer baños de humildad y gerenosidad asiduamente.

  • Román Díaz Ayala

    De acuerdo  que la consolidación de un partido político se puede entender en términos de disciplina de unión con el equipo dirigente, y de éste con sus  bases, según explica Ana Rodrigo.

    Nos preguntamos, entonces, si analizamos la situación en  términos de partido (la oferta ideológica de la militancia) o de liderazgo de su clase dirigente. No olvidemos que un partido es siempre una oferta política que se hace a la sociedad civil.

    La dirigencia está unida a la condición humana y sus personalismos. De acuerdo.

    Pero su militancia está unida a los fenómenos históricos que le han dado razón de ser (la crisis y los movimientos ciudadanos) y que ofrece un proyecto de cambio sobre la realidad que nos golpea.

    No hay nada peor para un liderazgo que la pérdida de olfato político sobre la realidad. Nada peor para la persona de  líder que la pérdida de credibilidad, cuando ya nadie cree en lo hace y ofrece.

    Estamos inmersos en una gran crisis de gobernanza generalizada en todo el espectro político europeo. España no es una excepción.

  • ana rodrigo

    La consolidación de un partido con futuro suele depender en gran parte de la disciplina de unión con el equipo directivo elegido debidamente y, a la recíproca por parte de éste, debe escuchar a las bases o los/as componentes del equipo o de los diferentes equipos. Es decir, coordinación. Esto no ocurre en las izquierdas de la izquierda, que cada cabeza pensante va por libre, y eso de Unidos o Unidas o Izquierda Unida, nunca ha sido posible.

    Además, ya lo dije el otro día, el o la líder no es  ni es un profesor ni un predicador dogmático. Hay que convencer, no sólo ofrecer.

    Y hay que ser coherente, y yo pienso que Pablo Iglesias, que tanto criticó a la casta, se ha convertido en un miembro más de la misma comprando, por ejemplo una casa asequible a poco bolsillos, mientras él predica otra cosa. Otro fallo garrafal fue lo de Amancio Ortega dando a entender que no pagaba impuestos, sin demostrarlo, porque regalaba a la sanidad maquinas muy valoradas por la gente que salva sus vidas gracias a ellas. Otra cuestión sería el debate sobre si la política fiscal es la correcta o no. Pero con cuatro errores como éstos, un líder echa por tierra a todo un partido. Pablo Iglesias debería dimitir, no sólo decir con la boca pequeña que pone el cargo a disposición de los inscritos /as.

    Y, cambiando  el tercio, me gustaría aclarar que, si bien, Podemos salió del 15M, no toda la gente que estaba en las plazas pedía un Podemos o más izquierda, porque había gente que cogía el micro para poner verde a Zapatero y yo escuchaba hablar a mi lado a mucha gente de derecha. Y Podemos generó mucha ilusión (y en eso se ha quedado) en la gente de izquierda, pero la derecha siguió igual, y alguna más radicalizada, como estamos viendo. Ahí tenemos como las tres derechas son capaces de unirse y les da igual si se contaminan entre ellas o no. Quieren el poder, y van a por él.

     

    • GIORDANO BRUNO

      Perdona Ana mi querida zamorana: Lo de Amancio Ortega está demostrado que fue una operación de marketing. Tenía que haber pagado a Hacienda 600 millones de euros en Impuestos.
      Se ahorró 300, con la donación. Y eso está escrito, y bien escrito y demostrado.
      Respecto a lo de Galapagar, son 600 mil euros. ¿Por qué una pareja joven no se puede endeudar suponiendo que lo van a ganar? A pagar en 30 años¡¡¡. ¡¡¡No lo van a robar !!! Y ahí si que se echan en manos de un Banco, pero no es lo mismo con el partido PODEMOS que se financia por crowdfunding.Creo que no hacen un voto de pobreza.A mi lo que me indigna es que no luchen por los derechos sociales, y los 900 Euros ha sido Podemos quien lo consiguió, a pesar de que el Director del Banco de España afirmó que eso quebraría la economía del país. Desde luego no los l2.000 mil euros que tal director cobra al mes.Un cordial abrazo Ana.

      • pepe blanco

        Una observación: si no estoy equivocado, y puesto que las donaciones por un importe superior a 150 euros desgravan entre un 30% y un 40% (dependiendo de varias circunstancias), eso quiere decir que si Amancio Ortega desgravó 300 millones, se gastó en el material que donó entre 750 y 900 millones de euros, es decir, como mínimo, un 20% más de los 600 millones que habría tenido que pagar sin haber hecho donaciones.

      • pepe blanco

        Perdón por el error: por lo menos se gastado un 75% más de lo que se hubiera gastado en impuestos sin haber hecho la donación:

        300 millones (que sí ha pagado de impuestos) + 750 millones (mínimo) que habrá tenido que pagar para desgravar 300 millones = 1050 millones, cantidad que excede en un 75% los 600 millones que habría tenido que pagar sin haber hecho ninguna donación.

      • carmen

        Perdón. Una pregunta.
        Entonces aquellas máquinas tan costosas para tratamientos médicos o diagnósticos, era a cambio del dinero de impuestos? Porque de ser así fue una venta. No entiendo. ¿nos las vendió? Este señor es un genio de las finanzas. Con razón es una de las grandes fortunas del planeta. Jolín.
        A lo mejor es que no lo he entendido. Por favor. Alguien me lo puede explicar?

      • ana rodrigo

        Queridos Pepe Blanco y Giordano, yo creo que tenéis razón en lo que decís, un líder puede comprarse la casa que quiera, pero, pienso yo, que no después de haber predicado la desigualdad social con sueldos míseros unos y otros con sueldos tan sustanciosos y su poder adquisitivo. Recuerdo que también se criticó la casa de Felipe Gonzáles y la de Zapatero, nunca la de Aznar ni la de Rajoy….

        Asimismo os doy la razón en lo de Amancio Ortega, pero no como estrategia electoral. Pablo Iglesias tenía razones más que suficientes para hacer una protesta y una reivindicación de reforma de la política fiscal y del capitalismo que permite estas desigualdades, y las condiciones de trabajo de las personas que trabajan para las grandes empresas, etc. etc., pero en campaña electoral, que tantos votantes ven esas donaciones como provenientes de un santo y que, por otra parte, tanto eco social tienen a través de la prensa de lo que lo agradecen médicos y pacientes, pues yo creo que fue una torpeza estratégica, en el caso que quisiera votos, no de espantar a los y las votantes dudosas.

        Ya dije el otro día que las cosas se cambian desde el poder, y el poder se consigue voto a voto en las urnas. Si los votos estuviesen en función exclusivamente de los programas, no entiendo cómo la señora Ayuso ha llegado a donde ha llegado, y la señora Carmena se ha quedado donde se ha quedado.

      • pepe blanco

        En realidad, Carmen, parece que las cifras no son las que dice Giordano Bruno, y en las cuales yo basé mis cálculos. Este artículo te podrá ayudar a entender todo este asunto (tampoco es que lo aclare todo, pero algunos detalles los aclara):

        https://magnet.xataka.com/en-diez-minutos/cuanto-pagan-amancio-e-inditex-algunas-cifras-para-aclarar-debate-su-fiscalidad.

      • pepe blanco

        Hola Ana,

        A mí, que un político socialdemócrata se compre una casa chula no me parece nada mal, siempre que la compre con su dinero honestamente ganado o prestado y pagué todos los impuestos que corresponda. Los que tienen el mandato divino de vender todo lo que tienen y dárselo a los pobres son los cristianos, no los socialdemócratas.

        El problema con la casa de Iglesias, aparte de que me pareció bastante fea, es que él es muy radical, y terminó haciendo algo que había criticado públicamente. Además, por su discurso parece que él está a la izquierda de la socialdemocracia y, en ese territorio, y aunque ni los socialistas ni los comunistas tampoco tienen el mandato divino de repartir sus bienes entre los pobres, parece que un casoplon como el que se compró Pablo Iglesias, pues es un poco antiestético en ese universo politico-mental.

        Personalmente me parece muy bien la donación de Amancio Ortega. Y, al margen de los impuestos que pague, muchísima gente de la provincia de A Coruña vive directa o indirectamente, de Inditex. Y viven bien. Ojalá tuviéramos un par de amancios ortegas más en Galicia…

      • Carmen

        Está lo suficientemente claro para entender que lo que yo había entendido no es cierto.
        No entiendo la sorpresa ante la ingeniería financiera, existe. Lo sabemos todos. Siempre pagamos los que ni tan siquiera nos interesa la ingeniería financiera. Para qué. Eso es cosa de los poderes económicos. Cuanto más poder tienen, mejores abogados y economistas contratan y mejor parados salen. Eso es así. Quizás el problema esté en los resquicios de las leyes. Pero si cabe la filigrana, pues harán filigranas. Pero legales.
        Es muy difícil para mí entender la economía global, y la de las grandes empresas. Directamente no la entiendo. Como si me explican la marciana.
        Tampoco sé si es cierto que el modelo capitalista es demoníaco y el otro, que no sé exactamente qué palabra lo define, tampoco creo que sea angelical. Tendría que saber un montonazo de cosas para emitir un juicio personal. Y uf, a estas alturas de mi vida no , de verdad, no me apetece leer sobre ese tema. Porque entre otras cosas pienso que tanto uno como otro se están quedando obsoletos para el mundo que ya se nos está echando encima. Ni idea de cuál puede ser una posible solución. Ni idea. Pero dudo quelos modelos económicos que fueron válidos para los siglos 19 y 20 lo sean para el 21.A tiempos nuevos, respuestas nuevas.
        Y no me escandaliza en absoluto que Pablo Iglesias o quién sea se hipoteque 3O años para comprar una casa. Sencillamente a día de hoy me parece muy arriesgado. Creo que es un error. Creo. Me parece. Pero cada uno puede hacer con el dinero que gana honestamente lo que crea que le interesa.
        Y desde luego no le pido a un partido político voto de pobreza. Ya sabemos cómo acaba eso del voto de pobreza. Les pido honestidad.
        Gracias por tu respuesta.

      • ana rodrigo

        Completamente de acuerdo con lo que dices, Pepe.

  • GIORDANO BRUNO

    Leído el texto de Antonio Maetre que da lugar al comentario del compañero Antonio Zugasti, es erróneo. No hay tal lucha entre Pablo Iglesias y Errejón.Lo que hay sí, es la conducta vengativa de un mal perdedor. Las tesis o lo que sea que Errejón tiene en mente con su pan se lo coma. Lo que sí es cierto, en buena politica,  es, que un vencido, se aparta deportivamente y se integra en las tesis del  vencedor. Pero el gesto de quien le había vencido democráticamete en Vista Alegre II, no fue el usual en política, sino en amistad: Nombrarle candidado de Podemos para la Comunidad de Madrid. Pero, eso, depende de la personalidad de cada quien, fue interpretado como un  agravio mayor que la pérdida de la votación. La venganza estaba servida. Pero no en caliente sino bien meditada y escogido el momento friamente:el día de la “celebración” de Podemos. Pero ahí estaba también CARMENA, para encumbrarse por encima de Podemos y todo lo que supusiera una disminución de SU GLORIA¡¡¡ o lo que supusiera un ataque a la misma.Destruyó al grupo y encandiló al resentido. Operación Chamartin en bandeja. Adios a los l6.000 pisos sociales que quería otro defenestrado por Carmena, CARLOS SANCHEZ MATO, con la excusa de Montoro.¿Se va o no entendiendo?. Todo perdido a la mayor gloria de ese PODER QUE VUELVE, poniendo a Carmena y a Errejón en un altar por todo ese conjunto ,prensa, radio, televisión y lo más venenoso de todo: “Reduciendo esta operación a: UNA LUCHA DE DOS EGOS. ¡¡¡Que gran mentira!!!

     

  • Román Díaz Ayala

    !bienvenido sea el debate!

    No se trata de Unidas Podemos, de IU, de Iglesias o de Garzón, sino de la crisis generalizada de las izquierdas. Sólo se nos hace visible y ocupa los medios (como este de Atrio) cuando se levanta el fantasma de que las derechas ganan elecciones y todavía más visible cuando la polarización reinante en la vida pública desdibuja tanto el posicionamiento de centro que se nos antoja invisible, o quizás escurridizo, frágil, demasiado estrecho para ser conformante de gobiernos.

    Pero como existe una izquierda  en el PSOE (¿Será el centro que no vemos?) La  crisis persiste a la izquierda de los socialistas españoles. Y volvemos así  a la dinámica de lo que reinaba en los años 80 (1982-1996 coincidiendo con el felipismo) cuando había dos izquierdas: una que ganaba elecciones, gobernaba en el Ejecutivo Nacional y en  los otros  escalones de la Administración; otra izquierda testimonial, abrazadora en todas las causas de sus principios ideológicos, cuando se defenestraban unos a otros  en virtud de la salvaguardia de la pureza doctrinal.

    En 2004 volvió el PSOE a recuperar gobierno con Rodríguez Zapatero. Dicen, creo que de forma inacertada, que haya sido a causa de los atentados del 11 de marzo y las torpezas de los populares. El caso es que entonces se abrió un gran debate sobre la crisis de la izquierda. Nos preguntábamo: ¿Qués es ser de izquierda hoy?

    Entonces ya se había roto el espejismo de un mundo bipolar, caído el Muro de Berlín, le sucedería con la mundialización una conjunción de potencias emergentes, una nueva relación de casi-iguales: Unión Europea, Brasil, China, India, Rusia… El neoliberalismo se había  deslizado por los carriles de la Economía Financiera. Aznar (1996-2004) hizo de España un vagón para engancharse al tren de los Neo-con: Privatizaciones de empresas públicas, leyes del suelo que dieron paso al ladrillo , y los bancos como protagonistas principales del quehacer económico. Se naturalizaron el “pelotazo” y la “corrupción” en todos los niveles de la Administración hasta los Ayuntamientos.

    Entonces, digo, Rodriguez Zapatero entendió que ser de izquierda significaba en sus acciones de Gobierno darle pista a las libertades individuales y la búsqueda, a su modo, de una renta mínima de inserción social.El ecologismo quedaba rezagado: un Ministerio de Medio Ambiente y una apuesta tímida por las energías renovables.

    En mayo de 2011 no se luchaba contra el gobierno, contra los gobiernos de turno, sino más bien contra un sistema económico y un estado de cosas permisivo que nos habían hecho caer en la crisis cuando nos las prometíamos felices. Por eso, el 20 de noviembre de ese mismo año 2011  ganó la derecha del Partido Popular con mayoría absoluta.

    ¿Entendéis la contradicción de mitificar el 15 de mayo sin tener en cuenta lo que vino enseguida en las elecciones?

  • GIORDANO BRUNO

    Me quedo con el párrafo final donde se afirma: “La humanidad a la que el capitalismo lleva al desastre,necesita imperiosamente que la gente no no aceptamos este mundo irracional e inhumano, los que nos consideramos de izquierdas, acertemos con el camino para lograr el cambio de rumbo, Va en ello el porvenir del género humano”

    No creo que me equivoque, pero hay mucha inquina contra Pablo Iglesias. Para mi la prueba del algodón me dice que es al que con más saña le sigue y le persigue la derecha cavernícola .¡¡¡Teme, con razón,  que es quien menos puede ser dúctil a sus patrañas!!! Pocos como él hubieran sido capaces de aguantar la tentación de caer en aquel venenoso acuerdo con Pedro Sanchez y Ciudadanos. ¡¡¡Lo hubieran triturado!!! Para mí, hay un abismo entre Pablo Iglesias y Errejón. El tiempo nos lo dirá, salvo a los que no quieren ver.

Deja un comentario