Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4827 Artículos. - 77310 Comentarios.

Quien va despacio, llega lejos

 Tengo el gusto de presentar hoy en ATRIO a un nuevo colaborador que espero que encaje bien con gran parte de quienes por aquí nos solemos encontrar. No lo conocía hasta que me llegó un artículo suyo sobre la reunión convocada por el papa en febrero último para tratar del tema de la pederastia. Aprecié en él conocimientos y sensibilidad para tratar temas de la Iglesia de hoy con independencia y buen juicio. Después he sabido que es un sacerdote y sociólogo leonés que ha vivido muchos años en Estados Unidos, ha viajado por todo el mundo y se ha jubilado tras muchos años de enseñanza en la Universidad de León. Le invité a visitar nuestra página y enviar alguna colaboración. Hoy lo hace por primera vez. Bienvenido, Prisciliano! AD.

        Esta es una traducción libre de la sentencia italiana: “Chi va piano, va lontano”, que popularizó el papa Juan XXIII y que practica el papa Francisco en su difícil pontificado. Aprendiendo de lo que él llama “las amargas lecciones del pasado”, el papa Francisco ha dado la respuesta más completa de su papado a la crisis de abuso sexual con una breve carta apostólica titulada Vos estis lux mundi (“Vosotros sois la luz del mundo”). Las normas son exhaustivas y son de obligado cumplimiento para toda la Iglesia. También alientan a los laicos a informar sobre abusos, y prevén la participación de expertos laicos en las investigaciones.

En su introducción al documento, que entrará en vigor el 1 de junio de 2019, el papa Francisco dice que “los delitos de abuso sexual ofenden a Nuestro Señor, causan daños físicos, psicológicos y espirituales a las víctimas y dañan a la comunidad de los fieles”. “Para que estos fenómenos, en todas sus formas, nunca vuelvan a suceder, se necesita una conversión continua y profunda de corazones, atestiguada por acciones concretas y efectivas que involucren a todos en la Iglesia”. Esta carta apostólica también exige que cada diócesis católica en el mundo cree procedimientos para dicha información antes del 1 de junio de 2020.

        Cuando terminó la reunión de obispos sobre el abuso sexual en Roma, el 24 de febrero de 2019, todas fueron críticas por la poca contundencia en la condena y la falta de eficacia en las resoluciones. Pero dos meses después, el 9 de mayo, el Papa ha publicado este nuevo documento, en el que exige a los obispos, sacerdotes y religiosos que informen sobre abusos sexuales y encubrimientos a los funcionarios de la iglesia y establezcan nuevos procedimientos para investigar a los obispos. También pide a los obispos que cumplan con las leyes locales que exigen la denuncia de abusos a las autoridades civiles. Este es un gran paso adelante del Vaticano.

        Al tratar no solo del abuso sino también de los encubrimientos, el Papa responde a las demandas de que los obispos sean responsables de la protección de los niños ante los abusadores. También responde a quienes se quejaron de que la cumbre de febrero en Roma, fue pura teoría sin compromiso de acción. Ahora Francisco, “piano, piano”, ha actuado.

        Las nuevas normas se aplican no solo al abuso de menores sino también al abuso de otras personas vulnerables, así como a cualquier persona obligada “por violencia o amenaza o por abuso de autoridad, a realizar o someterse a actos sexuales”. El presente documento también alienta a los laicos a denunciar abusos o encubrimiento y anima a los acusadores o víctimas a no guardar silencio sobre sus acusaciones. Y si las víctimas lo solicitan, deben ser informados de los resultados de la investigación.

        Ante este nuevo documento, cabría preguntarse ¿donde están todas aquellas voces críticas que pedían una respuesta inmediata y comprometida? Distintas asociaciones de víctimas calificaron la reunión de Roma de “decepción sorprendente” y decían: “Necesitamos que el Papa ofrezca un plan audaz y decisivo. En cambio, nos da una retórica defensiva y reciclada”. ¿Por qué no reconocen ahora el valor de la respuesta del documento actual? Las normas no son perfectas, pero son un gran paso adelante. El arzobispo de Malta, Charles Scicluna, el principal investigador de abusos del Vaticano, hablando con periodistas durante una conferencia de prensa para presentar la nueva ley de abuso sexual, en la sala de prensa del Vaticano en Roma el 9 de mayo, ha dicho: “La ley es importante porque da una declaración clara de una obligación”. Las nuevas normas que tratan sobre los encubrimientos son un buen primer paso, pero en la sociedad civil como en la iglesia, las buenas leyes no son suficientes. La aplicación de la ley también es necesaria para proteger a los niños y para que los sobrevivientes de abusos tengan justicia.

         Ahora debemos esperar a que el Vaticano y la Iglesia entera apliquen las nuevas reglas, y con ello recuperen el prestigio y la credibilidad perdida, porque, lógicamente, el éxito de este documento depende de su cumplimiento.

León, 16 de mayo de 2019      

44 comentarios

  • Carmen

    Por fa.. Antonio..publicame  el anterior, es la reseña del libro que ha pedido George.

    Algo he tocado que no me reconoce .

    A ver ahora

    • Carmen

      Si. Pues soy la misma.
      Gracias

    • Román Díaz Ayala

      Carmen y George:

      El libro que estais referenciando es “Honest to God” del obispo anglicano Jonh AT Robinson que salió en 1963
      No me extraña el interés que despertó en Carmen cuando leyó su traducción al español (muy temprana) porque tuvo muchísima repercusión. En Cuadernos para el Diálogo le dedicaron muchos artículos y hasta un libro por su posicionamiento respecto a la teología tradicional. Estábamos envueltos todo el mundo con los aires del Concilio.

    • George R Porta

      Gracias, Sra. Carmen. Le agradezco a usted y al Sr. Díaz Ayala. Un abrazo a cada uno.

      • Carmen

        Respecto a eso que dices de que se escuchan pocos testimonios como los míos. No sé yo. Cuando hablamos de este tema, que hace unos meses fue un bombazo, todas las que entonces éramos alumnas de colegio de monjas , decimos lo mismo. Muchas insinúan que conocen a chicos que iban a colegios de curas y que, en fin, no estaba la cosa tan clara. Pero no conozco a ninguna chica que haya dicho lo más mínimo en ese sentido. Sí que hay una queja más o menos generalizada con eso del pecado, el infierno y tal. Ahí sí he tenido suerte,ves, ahí sí. No sé por qué no me afectó lo más mínimo. Y sin embargo soy una persona blanca, pero porque me gusta ser así, aunque a veces se hayan reído. También me ha dado igual.
        Creo que te refieres más al problema intramuros de las congregaciones religiosas. Claro. No me extraña. Pero nada. Porque la dimensión sexual o como se le quiera llamar, lo que es un disparate es negarla.
        Pero no. Las chicas hemos tenido una suerte infinita con nuestras monjas. Los chicos han salido muy mal parados. No todos, claro. Pero si prestas un poco de atención hay muchas cosas que se insinúan. Y luego está el escándalo del abuso y el encubrimiento. Terrible.
        Pero las alumnas de colegio de monjas. Las alumnas que en realidad es lo que me descompone, creo que habrá habido casos. No sé, pero sí sé que nunca he oído ninguno. Pero claro, los puede haber. No sé.
        Buen día.
        Disfruta del libro. Seguramente lo tendrás que pedir a la editorial. Me dijeron que estaba agotado.

  • Carmen

    George. Lo prometido es deuda.

    Honest.to God.

    Traducción: Sincero para con Dios.

    Autor. John A. T. Robinson

    Editorial Ariel. S. L.

    Colección Libros del Nopal.

    Año 1967.

    El autor, cuando lo escribió era  obispo luterano de,Woollwich o algo así.. por lo visto era un exégeta de esos guay. No sé, eso dice el prólogo. Pero acabo de leer que se cambió en nombre, jolín, y ahora se  llama Robinson?i  Mire estoy muy cansada. Esto no tiene sentido.

    Si no lo encuentras, me entero cómo se llama ahora..

    Y si el que me prestó el libro, lee esto, le digo que ni me pasa por la cabeza devolverlo. Es una joya.

    Se siente

  • GIORDANO BRUNO

    Parole, parole, parole …..Si la educación o adoctrinamiento de los jóvenes estuvieran en manos de personas de fuera de la iglesia, el problema iba a dejar de serlo de una manera casi fulminante.  Y si todavía persisten en sus mañas hay otra de efectos también, de mano santa, para las “manos muertas”. EL DINERO. Cada caso probado y sus encubrimientos. UN MILLON DE DÓLARES,,PARA EL PEDERASTA Y DOS PARA CADA ENCUBRIDOR¡¡¡. Para curar a este iglesia enferma, no hay mejor remedio que tocarle LOS DINEROS.

    • Carmen

      Perdón , don Giordano. Supongo que eso de educación o adoctrinamiento…
      Habrá sido una expresión de esas que nos sale a veces. De adoctrinamiento, nada.

  • George R Porta

    Con respecto a la prevención de la pederastia, desafortunadamente solo se puede detectar, proactivamente, la deficiente capacidad de controlar los impulsos, una función atribuida y con bastante evidencia, a la corteza cerebral, que no necesariamente se refiere a los impulsos sexuales. Además, esa es una función ejecutiva que se fortalece o debilita con el tiempo. Personas sometidas a tratamiento muy estricto o relajado, pueden lo mismo reaccionar en un sentido u otro. Trastornos relacionados con el control de los impulsos suelen ir asociados a los trastornos de la ansiedad, en personas vulnerables a ellas. Un ejemplo representativo actual muy a menudo mencionado es la compulsividad obsesiva con la que los jóvenes y los no tan jóvenes permanecen virtualmente cementados a los teléfonos móviles, al punto de arriesgar la vida conduciendo y simultáneamente «texteando» al punto de arriesgar la vida propia y la ajena.
    Por otra parte, la cultura actual, en prácticamente todo el planeta, identifica la satisfacción cuanto más pronta mejor de los deseos o necesidades versus el valor atribuido a la paciencia y el esfuerzo enfocado y progresivo que desarrollaba otra función ejecutiva cortical que fortalece el control de los impulsos: Me refiero a la tolerancia de la frustración o la insatisfacción. 
    Varias veces, muchas veces, he recomendado en Atrio revisar el extraordinario esfuerzo y la calidad de la información provista, también en español, en la web, http://www.worldvaluessurvey.org/wvs.jsp y lo vuelvo a hacer . Esta organización que lleva más de 30 años estudiando encuestas sobre los valores teleológicos y la noción de felicidad o satisfacción, arroja luz sobre la cuestión de por qué es casi imposible de prevenir cualquier trastorno relacionado con los impulsos. 
    Es por este conjunto de razones y otras que el énfasis hay que ponerlo en la protección de los menores y de las personas vulnerables y, por definición, sin son vulnerables han de quedar bajo la protección de otras personas, lo cual aumenta en lugar de reducir el riesgo porque coloca a la persona vulnerable en una situación de dependencia.
    La Sra. Mary Collins en su carta de respuesta al cardenal Müller cuando renunció a su sitio en la comisión vaticana de protección de los menores abunda sobre el tema y ella, una víctima de abusos, ha dedicado mucho tiempo a esta batalla dentro y fuera de la Iglesia. Este es el sitio donde publicó la explicación de su dimisión la Sra. Collins: https://www.ncronline.org/news/people/exclusive-survivor-explains-decision-leave-vaticans-abuse-commission  y esta versión la traducción al español que he encontrado. https://es.aleteia.org/2017/03/01/renuncia-marie-collins-a-la-comision-anti-abusos-del-vaticano/
    Quizás la Sra. Collins ayude a comprender por qué la reducción de la pederastia en cuanto a prevención ha de enfatizar, a pesar de los riesgos que implique, la protección de los menores más que la detección temprana o anticipada de victimarios. Es curioso que no haya muchos casos de maltrato de menores en escuelas del tipo Montessori en los que se fomenta la autonomía de los/las menores desde que ingresan en ellas. Este enlace conduce a un artículo que abunda sobre la etiología de la vulnerabilidad infantil al maltrato que obviamente se puede prolongar en el tiempo, más allá de la infancia: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/cultural/la-curiosa-historia-del-maltrato-infantil-1292510.html

    • Rodrigo Olvera

      Estimado amigo, no puedo estar más de acuerdo contigo. En el fenómeno de la pederastia (clerical o escolar o familiar) hay un aspecto clínico de las personas que cometen el delito, pero hay muchos otros factores.

      Las recomendaciones del Comité de los Derechos de los Niños enfatizan los cambios institucionales que tendría que implementar la iglesia católica para prevenir este fenómeno.

      Pero estos cambios institucionales implicarían modificaciones a la eclesiología católica; entonces, Bergoglio antepone el dogma eclesiológico a la protección de niñas y niños. Claro que le interesan los menores, y quiere protegerlos, pero solo hasta la medida que tal protección no contradiga la doctrina y magisterio católico. Una verdadera lástima.

      Abrazos y esperanzas

      • George R Porta

        Querido Rodrigo. Bueno saber de ti. ya no estoy en Facebook y no te leo por eso. Un abrazo. Estoy de acuerdo con lo que dices. Yo me enfoco a lo clínico pero ni por asomo se me ocurre pensar que sea el único aspecto de todos estos problemas poliédricos. Agradezco tu comentario. Un abrazo cordial.

    • Carmen

      George. Perdón.
      Por supuesto que la pederastia tiene una etiología. Por supuesto. Pues claro.
      Es lo que te quería decir el otro día. Pero a mí, a mí persona, que nunca en mi vida he sufrido abusos y cada día doy gracias por ello, me da exactamente igual las causas.
      Quiero que se erradique y se persiga y se acabe con ella. Porque estoy en el lado de los niños. Me da lo mismo las causas. Al psiquiatra. Pero no a encubrir ni a justificar. Porque para mí cabeza, no tiene explicación como en el seno de una organización que utiliza la imagen de mi Jesús imaginario, se ha llegado a esto.
      No lo entiendo.
      No lo quiero entender.
      Porque si una persona tiene problemas, los de alrededor no lo pueden encubrir. No pueden. No en nombre de mi Jesús. Porque según dicen, la iglesia sigue a Jesús.
      Y me entra una indignación , que francamente, no me compensa Y en mi cabeza los responsables son los encubridores. Los enfermos, al médico . Pero los que encubren , esos no tienen perdón de dios. En base a qué encubren? Pues en base a la idea de que no es para tanto y ahí entramos en un mundo de justificaciones que me producen arcadas. Pero literalmente arcadas.

      Pero es una batalla perdida. No porque muchísima gente no piense igual que lo que estoy diciendo. No. Es que han tomado la pederastia en la iglesia como arma arrojadiza para una guerra entre dos poderes eclesiásticos. De tal manera que las víctimas , lo vuelven a ser. Son daños colaterales de esta guerra.

      Y me desespero. Lo encuentro tan terrible que no soy capaz de expresarlo.

      Sorry. Sorry. Sorry.
      Sé que no debo de hablar aquí ni de la pederastia en la iglesia, ni de los jesuitas, ni del Papa. La sé. No soy tonta del todo. Pero con esto de la pederastia en el seno de la iglesia, no hay manera. No lo consigo. Quizás porque he trabajado cuarenta y un años en un colegio de monjas
      Y salí de mi colegio con dieciocho años.
      Y nunca. Jamás, pero jamás he oído un solo caso de abusos.Ni uno.

      Pues que se aclaren los casos. Porque se están cargando entre unos y otros a la iglesia. Porque nuestros hijos son nuestro tesoro. Y con eso no vamos a negociar. Estamos locos o qué?

      Sorry.
      No quiero volver a entrar, pero cuando leo según qué artículos, se me revuelve el alma
      Y si encima me buscan. Pues me encuentran. Porque este no es un problema únicamente teórico. Qué vaaaaaaaa. Ojalá lo fuera.

      • pepe blanco

        Hola Carmen,

        pues has tenido suerte si en 40 años trabajando en un colegio de monjas, nunca tuviste noticia de ningún caso de abusos sexuales de ningún tipo.

        Yo estuve 7 años interno en un colegio Marista y sí tuve conocimiento muy (pero muy muy) directo de varios casos de abusos a compañeros, abusos que se saldaron con un discreto traslado a otro centro del abusador, que era el encargado de la sección de los internos más pequeños.

        Además, ya cuando fuimos algo más mayores nos enteramos de que un cierto profesor (laico, aquel individuo no era hermano marista) había sido expulsado del colegio de las Franciscanas, donde también daba clases, por meterle mano a más de una alumna.

        Además, mi marido, que estudió en los Salesianos (él no estaba interno, pues su familia vivía aquí en Ourense) cuenta una historia muy escandalosa de cierto sacerdote salesiano que alegremente les invitaba a los niños a que cogieran caramelos de uno de los bolsillos de su pantalón, al que convenientemente le había quitado el forro…

        En fin, para qué hablar más de la mierda. Insisto: tú y las/os alumnas/os del colegio de monjas donde trabajaste durante cuarenta años, fuiesteis muy afortunados si nunca nadie sufrió allí ningún abuso sexual.

      • Carmen

        Te lo prometo.
        Al menos no sé de ninguno
        Y Murcia es muy pequeña.
        Desde luego de profesora en absoluto . Y de alumna , tampoco.
        Lo prometo.
        Hablo de mis monjas . Otras no sé. Pero no creo. En eso de la sexualidad, los hombres y las mujeres somos distintos.. Sé que suena antifeminista y ante todo
        Pero así pienso.
        Sorry

      • Mª Pilar García Martímez de Aguirre

        Carmen, con todo cariño:

        ¡las ha habido!

        No se, si hoy con lo que está cayendo, saldrán de su “escondite”.
        mª pilar

      • Carmen

        Pondría la mano en el fuego. Por lo que mi persona y mis amigas y mis hermanas vivimos
        Pero , hija… A lo mejor después me tendría que echar crema. Pero la pondría.

      • Carmen

        Pepe. Me has hecho pensar. Resulta que únicamente he tenido un solo profesor varón en tooooooooodo el bachillerato. Aquel de seis años y Preu.
        Canónigo penitenciario de la iglesia catedral de Murcia y capellán de este colegio. Reverencia.
        Menuda paciencia tenía con nosotras. Nos daba clases de religión y filosofía.
        No veas. Llevaba una sotana con doscientos botones, tirando por lo bajo. Pelo gris repeinado y una especie de capa negra. Todo un personaje de novela.
        Diría que por la noche soñaba con kannntttt, Decaaaaaarrrttt y con san agustín. Fijo.
        El día que nos contó aquello de pienso, luego existo, dios santo, la clase se hundía.
        Y sus pruebas irrefutables de que Jesús era hijo de Dios, sencillamente geniales
        Guardo un recuerdo de él estupendo.

        El resto. Profesoras. Que recuerde he tenido cuatro monjas en los siete años.
        Y eso es todo.
        Pues sí. A lo mejor he tenido suerte. No sé.

      • Carmen

        Y cuando quieras te explico el misterio de la Santísima Trinidad. Eso era delirante. Y solamente tenías que decir: pues hijas, no sé cómo no le entendéis. Está clarísimo.
        Bien, carmen, bien
        Y me querían matar, claro.
        De tal manera que hace pocos años me preguntaron, pero , lo entendías? Jaaaaaaaaaaaaaaaaa.

      • pepe blanco

        Pues ahora me has hecho recordar tú a mí, Carmen. Resulta que en todos mis años en Maristas, desde 5° de EGB hasta COU, pasando por el BUP, solamente tuve una profesora mujer, Doña Adela, que nos dio Matemáticas en 8° de EGB. Era muy buena profesora. Todos los días venía a clase superelegante y con un montón de pulseras en la muñeca derecha que hacían mucho ruido cuando escribía en la pizarra. A pesar del tintineo de las pulseras, que distraía un poco la atención de la materia, la verdad es que explicaba cojonudamente bien.

        Y todos los demás profesores del colegio eran hombres. Muchos hermanos Maristas y unos pocos laicos (actualmente, en el mismo colegio, aunque sigue siendo marista, en teoría, ya no queda ningún hermano marista, ni siquiera el director. Son todos laicos, por lo que me cuentan)

      • Carmen

        Pues entonces, Pepe, te podría haber dado clases de matemáticas en octavo, perfectamente.
        Qué bonito no?
        Tienes la edad de algunos de mis antiguos alumnos. Un chaval. Porque los maestros congelamos en nuestra cabeza a los niños y niñas, a la espera edad que lo hemos tenido.
        Este sábado tengo una comida de esas de 25 años. Me parece que estos son la primera generación de la ESO. Creo.

      • George R Porta

        Me alegro de que su experiencia sea buena y que nunca haya experimentado el abuso. Al final de la década de los sesenta y primera mitad de la de los setenta fueron publicados dos volúmenes de testimonios de monjas maltratadas en los EE UU y en otros países latinoamericanos y de Europa y en la primera mitad de la decada del 20000, salieron a relucir muchos más cometidos en Irlanda y Canadá. Era maltratao en los noviciados y en los orfanatos, sobre todo de una orden dentro del grupo de las inspiradas en la espiritualidad de S. Vicente de Paul y S. Luisa de Marillac. Poco después apareció la denuncia de lo que sufrían a manos de los curas y no curas misioneros, las monjas y las novicias de los conventos en Africa. La prensa por las razones que sea ha dejado de prestarle atención a este mismo fenómeno en las iglesias evangélicas estadounidenses y de parte de estas en latinoamérica, algo que ya fue denunciado cuando como principales promotores de los Cuerpos de Paz estadounidenses y después de la Alianza para el Progreso repartían vitaminas y leche en polvo adulterados para esterilizar a las mujeres indígenas. es una cosa generalizada y terrible pero muy real. eso sí me alegro de saber de experiencias limpias como la suya que seguramente no es la única pero el escándalo es tan grande que rara vez se escucha un testimonio como el suyo. Gracias. Un abrazo cordial como siempre.

  • Rodrigo Olvera

    La carta apostólica en comento incluye nuevas normas para tramitar los informes sobre delitos contra el sexto mandamiento en perjuicio de menores y personas vulnerables, ya cometidos y nuevas normas para la investigación de dichos delitos cuando ya fueron cometidos por integrantes de la jerarquía, cuyo posición de autoridad podría fomentar su impunidad.

     

    La carta no incluye medida alguna de prevención para evitar que se cometan tales delitos.

     

    El papa sigue negándose a aceptar e implementar las medidas preventivas recomendadas por el Comité de los Derechos de los Niños, para evitar que sigan cometiéndose los dichos delitos.

     

    Diera la impresión de que el problema no es que se cometan los delitos, sino la mala prensa por el mal manejo de los casos.

  • George R Porta

    Leo en el motu proprio «Vox estis lux mundi» 1.1. y 1.2.: «obligar a alguien, con violencia o amenaza o mediante abuso de autoridad, a realizar o sufrir actos sexuales; ii. realizar actos sexuales con un menor o con una persona vulnerable» (Énfasis añadido) una aguda delicadeza rara en tiempos en los que la ausencia de esta ha sido más que abundante, no solo con respecto a menores sino en general, sobre todo con respecto a los crímenes contra la mujer y no solo al interior de la Iglesia, sino en general.
    Me refiero a la frase «sufrir actos sexuales» porque en el ámbito de lo clínico es necesario prestar atención, lo ha sido y lo es, al dato de que, durante la seducción, el victimario intencionalmente alimenta, metafóricamente como lo hace una línea de solución gluco-salina directamente vertida sobre las venas, el narcisismo primario de la víctima, incluso por encima y más allá de la edad.  
    La tendencia a culpar a la víctima sale de esta duplicidad en la que el placer de ser seducido es rara vez reconocido y por lo tanto demasiado a menudo ha sido la base de la acusación de imprudencia o culpabilidad negligente, en el mejor de los casos, contra la víctima.
    En circunstancias socialmente aceptables como las de la conducta sexual conscientemente consentida por ambas partes, modernamente hasta por las múltiples partes, se da por sentado que no hay nada de negativo o censurable en particular en el placer de ser seducido o de ser seducido seduciendo a su vez, de forma recíproca. En la seducción de una persona vulnerable, naturalmente necesitada de aceptación y afecto como ocurre con los menores, la participación del adulto, no necesariamente éste/a una persona emocionalmente madura, independientemente de su madurez, por el mero hecho de la adultez, merece el peso de la condena, aunque también merezca alguna proporción de paliativo. No es por gusto que estas seducciones de menores por adultos son usualmente disfrazadas u ocultadas bajo la máscara de beneficencia o de inocuidad. La incapacidad de escuchar o de obedecer (no otra cosa es la obediencia que la aceptación de aquello que se escucha y se acepta como imperativo) al sentimiento de anticipación de castigo que se convierte en «nocturnidad» aunque todos los mecanismos de defensa subconscientes distorsionen la responsabilidad.
    En este caso de la disposición impuesta por Francisco es muy buena y en cierto modo sienta precedente, de que lo que hace al crimen menos tolerable o intolerable, es precisamente la vulnerabilidad de la víctima, lo mismo si el victimario es él o ella misma vulnerable, porque nunca pueden ser comparativamente iguales la vulnerabilidad de aquella con la vulnerabilidad este/a. Demuestra, de hecho, una finura en la jurisprudencia que condujo a esta disposición que demasiadas veces ha sido inexistente. Me refiero al hecho de acabar de dejar bien claro que por muy participante que sea la víctima, la culpa siempre y claramente pertenece al victimario.
    Los casos de maltrato en los que la persona victimaria sea mujer no son los más frecuentes. Las mujeres en órdenes religiosas han denunciado esos casos, pero en este tipo de crimen se lleva la palma el hombre. En el caso del maltrato conyugal tampoco falta el precedente de la mujer como victimario, pero es más difícil opinar porque la mayoría de las víctimas masculinas se niegan a aceptar la humillación al denunciar y por tanto exponer su propia vulnerabilidad, algo que la mujer ya se ha fortalecido suficientemente como para mucho más frecuentemente denunciar o rebelarse.  

  • oscar varela

    “Chi va piano, va lontano”

    ¿No le habrán cambiado las Señales de tránsito?

  • oscar varela

    “Chi va piano, va lontano”

    ¿A dónde va?

    • Alberto Revuelta

      Lo ha dicho en un poema, Vidal, la uruagaya Premio Cervantes de este año: “El futuro no es tuyo”. Ni de nadie, vaya don vaya, cerca o lejos. Es bueno, muy bueno, no olvidarlo.

  • George R Porta

    Parte II
    Quien haya mirado el documental de National Geographic Magazine sobre los «Niños danzantes de Afganistán» (Avanzo que puede ser muy desagradable: Cf. https://www.youtube.com/watch?v=DJHyMgWKxMA) tiene un ejemplo fehaciente de que toda la obsesión religiosa del Islam y de los hombres musulmanes no logra, de alguna manera incomprensible, proscribir los harems de efebos, venderlos y hasta provocarles la feminización sin merecer la excomunión de parte de ningún ayatola como la merecieron los versos de Salman Rushdie. Ya sé que el crimen de muchos no justifica ningún crimen en particular, pero trato de decir que la religión, por diversa que sea, puede ser esencialmente corrupta por lo mismo, posiblemente, que lo es la política y la legislación en cada sociedad.
    Una de las complejidades de la pederastia es su etiología clínica como conducta. No hay una definición clara de la base neurológica de la violencia y de la agresión, sobre todo con víctimas indefensas. Si la víctima es capaz de defenderse, la consideración solo añade complejidad al caso de las víctimas que son seducidas como si su inocencia, al menos inicialmente, obnubilase al victimario.
    Una confusión trágica es la difundida creencia de que los curas pederastas eran homosexuales, cuando es conocido que si puede haber pederastas homosexuales, la mayoría, la gran mayoría de los maltratadores infantiles son personas adultas y heterosexuales.
    Por otra parte, toda la tradición vigente en la jerarquía católica apunta a encubrir los crímenes internos para proteger la imagen de la institución. Bajo esta tradición pudo llegar a ser canonizado Juan Pablo II a pesar de la irregularidad de los procesos que debían arribar a la heroicidad de sus virtudes.
    Su secretario particular Dziwisz, después de ser oficialmente publicada la fecha de la canonización, publicó haberle ocultado a JP II aquellos y otros crímenes:  (Cf. https://www.periodistadigital.com/religion/mundo/2013/11/05/cardenal-dziwisz-juan-pablo-ii-nunca-supo-la-verdad-sobre-las-inmoralidades-de-marcial-maciel-iglesia-religion-abusos-sexuales-denuncias.shtml). Si se los ocultaron y estaba severamente incapacitado para gobernar por su enfermedad, nunca se sabrá si las hubiera condonado o no. La jurisprudencia en la Iglesia no ocurre de modo diferente a como ocurre fuera de ella. La evidencia es el progreso de esta, más o menos a regañadientes y a pesar de la lentitud, desde el Concilio hasta la fecha, que, siendo insatisfactorio, no es posible ignorarlo.

  • George R Porta

    Parte I
    Gracias por el artículo al Prof. Cordero del Castillo. Gracias también a Atrio.
    El articulista abrevia el proverbio italiano. Formulado enteramente, como le conozco y me parece que suele ir, va como sigue: «chi va piano, va sano y va lontano» aunque el orden de la sanidad y de la lontananza puede variar.
    Soy de los que pienso, aunque haciendo mi esfuerzo, que Francisco ya está más y mejor experimentado acerca de vivir en un nido de víboras y quiera llegar a morir de muerte natural (aunque pienso que no haya otra muerte independientemente de la causa).
    Está el otro problema: La Ley no puede ser formulada de modo o en lenguaje generalizador sin perder eficacia. En retroactividad, si bien es jurisprudencia bastante aceptada que el desconocimiento de la ley no exime de la responsabilidad criminal ni de la responsabilidad moral, una ley solo debe tener vigencia según el principio de retroactividad positiva, aunque lo diga aquí quien no es especialista en la materia. Agradeceré la corrección a este respecto de parte de los abogados atrieros.
    La cuestión de la pederastia es muy compleja, desde el punto de vista clínico, aunque se comprenda la tendencia a simplificarla y no va separada del problema del maltrato de la mujer, sobre todo y en la religión, en los territorios de misión.
    Por ejemplo, muchas veces en la historia, en las diferentes culturas, desde el punto de vista de la moral, estos crímenes han sido ocultados lo que ya constituye una denuncia implícita de su perversidad, pero no han sido siempre explícitamente condenados y castigados y si en el ámbito católico lo fueron, la autonomía de los obispos en su diócesis permitía y permite la corrupción individual y el manejo «pastoral» de los mismos, cada uno a su manera con el conocimiento de este riesgo por parte de los tribunales centrales o máximos en Roma. La guerra contra Francisco que en este y otros campos tan hipócritamente está liderando el cardenal R. L. Burke con la ayuda de gentes como Steve Bannon, es una evidencia fehaciente.

    • Carmen

      Sin menospreciar la ayuda de las víctimas. Al menos para mí es importante. Pero a lo mejor no lo es. Entre tanta teoría y explicaciones del porqué de la pederastia me pierdo. Solamente sé que para mí, madre de dos hijos y maestra de tres mil alumnos me parece abominable. Y me refiero a mí visión de la vida en la época en la que vivo. Nací en el 53 del siglo pasado.
      No sé cuándo nacieron los abusadores, quizás en otra distinta Quizásla cultura imperante en el mundo occidental fuese otra y por ello actuasen de una manera muy incomprensible para mí . No sé. Pero diría que los que han sufrido abusos piensan más como yo. Pero quizás es que no han leído lo suficiente sobre el tema. Tampoco sé

      De todas maneras parece un paso importante. Porque además, estoy segura de que ya nadie se va a callar. Y eso , pues siempre ayuda.

      • George R Porta

        Estimada Sra. Carmen: Gracias por su comentario siempre a punto. Me alegra que pueda usted cortar hasta el hueso sin demoras. Pero ya debe haber descubierto que soy palabrero y teórico.
        La parte teórica que incluyo comprendo que carezca de mayor importancia, pero a la hora de ayudar, es imprescindible, al menos en el campo clínico conocer en la medida posible la etiología de los problemas. Solo así se puede destruir el sentimiento de culpa irracional que persigue a la víctima toda su vida. El victimario también merece compasión y ayuda y es necesario que asuma que no fue el atractivo de la víctima sino su propio desprecio por sí mismo lo que lo impulso a acceder a un grado mayor de desprecio, aunque la culpa no le sea de momento visible. Cuando se recuperan, generalmente recaen. Por eso no es extraño que algunos rueguen ser castrados aunque esa no es una solución tampoco porque suelen respirar azufre por heridas muy profundas que quizás nunca les alcanza el tiempo de vida para asumir o abrazar.
        Sigue siendo un misterio el origen, la necesidad, el propósito del mal. Lamento que no pueda evitar ser palabrero y trataré en el futuro de ser lo menos técnico posible y hasta no serlo, porque puede haber otros atrieros que tampoco deseen saber esos detalles. Y los que deseen saberlo desde luego que yo no soy la mejor fuente para descubrirlos.
        Como siempre un abrazo cordial.

    • Carmen

      Mire, no voy por ahí
      No voy porque usted sea o no teórico
      Si me quiere entender, me entiende y si no, pues no.
      Y si. Corto hasta el hueso. Imagínese la práctica que requiere eso. Y la de cortes en mis propias manos.
      Hay por ahí un libro de un pastor protestante o algo de eso que se llama Hasta donde la verdad me lleve , o algo así. Me gustó y traté de incorporarlo a mí vida. Así que llegó hasta el hueso

      Pero sé cuándo pierdo. Se perder. Y en este tema no tengo nada que hacer. Ni en algún otro.
      Me prometí a mí misma no volver a hablar de este tema, pero es superior a mí. Sé que las víctimas se convierten en verdugos. A veces. Solo a veces. No todos.
      Pero las víctimas no tienen ninguna culpa ,

      Y lo dejo aquí. Es un tema que va más allá de la parte que me interesa
      Los niños. Este tema tiene mil facetas en este momento en la iglesia. Pues que lo solucione la iglesia
      Yo me abro.

      Y como siempre, otro cordial abrazo

      • Carmen

        Ya me acuerdo. Honesto para con Dios. Ese era el título del libro. De un pastor luterano. Ya el nombre es demasiado. No lo recuerdo.
        Me lo dieron a leer. Me sentía rara por mi manía de llega hasta el hueso. Estaba alucinada con lo que leía. A mitad del libro leí una frase, creo que con ella cerraba un capítulo , decía: hasta donde la verdad me lleve.
        Cerré el libro. Suficiente.
        Cuando mi universo se derrumbó hace ya años, me recomendaron un psicoanalista, a cincuenta euros la sesión. Fueron los doscientos euros mejor invertidos en mi salud. Tienes una personalidad poco frecuente, te traerá problemas, pero es sencillamente poco frecuente. Cuídate.

        Y eso hago. Cuando ya veo que es imposible, me abro.
        Pero sé una cosa. La sé. No soy la única persona que sobre determinados temas piensa cómo mi persona. Antes me creí que era rara. Pero ya no lo creo. Sé que hay personas que prefieren guardar silencio y en su derecho están. El mismo que tengo de dejar de intervenir en determinados temas porque así lo quiero. Así lo elijo.
        Y que la iglesia solucione sus problemas. En su derecho está. Faltaría más.
        Pero me abro.
        Porque me dieron un buen consejo , aprende a protegerte.
        Estoy segura de que me ha entendido.
        Buen día.

      • George R Porta

        Imagino que si está en España, que no lo sé, ya es de tarde, al mediodía. Así, pues, si ese es el casp, le deseo una buena tarde. Gracias por citar el libro. Seguiré buscándolo pero hasta ahora solo aparece en Google uno de un pastor adventista del séptimo día y con el título «Ser honestos con Dios». También he buscado «Hasta donde la verdad me lleve» pero no aparece. Llamaré a un amigo que es pastor luterano y está muy al tanto y quizás me pueda ayudar a encontrarlo.
        Como siempre le quedo cordialmente agradecido.

      • Carmen

        Ser honesto con dios no es. Fijo
        Es la idea con la que me quedé de libro.
        Lo tengo en casa , libro que me prestan y me gusta, libro que no devuelvo. Sé que no es correcto, pero no vea qué Biblioteca llegué a tener.
        Estoy en la playa. Cuando vuelva a casa le doy la referencia completa.

  • Carmen

    He leído la carta , realmente parece un avance, aunque me pierdo un poco en los pasos a seguir , pero hay algo que no he sabido ver ,  se refiere a posibles casos de abusos , muy bien especificados por cierto, eso si lo he entendido,  cometidos a partir de que esas recomendaciones entren en vigor? A los sucedidos en el pasado? Si fuesen contemplados también los casos sucedidos con anterioridad al 2020, qué retroactividad se contempla? La de las leyes de cada país , según la nacionalidad de la presunta víctima?

    Seguramente está escrito en este documento, pero no lo he visto.

    Nunca he dudado de que la iglesia tomaría medidas para el futuro. Además, es que las cabezas han cambiado . Los feligreses han perdido el miedo a hablar. Estaba claro que la posición de la iglesia respecto a este tema tenía que cambiar . Para el futuro. Eso era evidente. Y esta carta que firma su santidad junto a Pedro, no se ha elaborado en pocos días, está pensada detenidamente y por juristas.

    El problema quizás esté en la retroactividad. Si alguna persona me puede contestar, muy agradecida y si no es posible, pues volveré a leer el documento, a ver si lo encuentro.

    Buen día a todos

    • Antonio Duato

      Carmen:
      Tal vez no se hable en este documento de periodo de prescripción. Actualmente rige la norma genera: para los delitos con menores, son 20 años tras la mayoría de edad de estos. Algunos siguen pidiendo “prescripción cero”.
      La tardanza en publicarse el documento es por la necesidad de encajar las nueva normas dentro de todo el entramado del complejo canónico. Aunque el legislador de la Iglesia católica es el órgano personal del papado, este ahora suele consultar y pedir informes de órganos y expertos de la Iglesia, para no cometer fallos de encaje. Y este documento tiene dos grandes novedades:
      -esos crímenes no se envían tpodos a Roma, sino que tienen que intervenir las diócesis y provincias eclesiásticas.
      -se establece también procedimientos separados de Roma para juzgar a obispos y superiores generales religiosos.

      No creo que el retraso haya sido excesivo, llegar tarde. Esto también para Ana.

    • Rodrigo Olvera

      Hola querida Carmen

      El Canon 9 del Código de Derecho Canónico establece el principio de irretroactividad de la siguiente manera:
      9 Las leyes son para los hechos futuros, no para los pasados, a no ser que en ellas se disponga algo expresamente para éstos.

      Como esta Carta Apostólica no contempla aplicación retroactiva excepcional,solo aplicará a hechos futuros.

      Ahora, la parte que puede resultar engañosa es que son normas de procedimiento y no sustanciales. Eso significa que la irretroactividad se refiere al momento en que inicia el procedimiento de informe o de investigación, no al momento en que ocurrió el delito. Por ejemplo: un delito cometido en enero de 2019, que solo es denunciado el 20 de mayo de 2019, deberá investigarse ya bajo esta nueva normatividad.

      Abrazos y esperanzas

  • ana rodrigo

    Yo no llegué a entender porqué cuando se afrontó el problema urbi et orbe en la reunión de los obispos, de forma abierta y reconociendo la realidad de la pederastia en la Iglesia, no se tomaron en ese mismo momento las medidas que ahora se proponen en un nuevo documento. Es que el Vaticano tiene muchas posibilidades de buen asesoramiento en todo el mundo, es que estaban convocados todos los obispos del mundo, y si fueron capaces de reconocer lo más duro, es decir quitarse la careta, no entendí porqué no se remató la tarea con lo que yo considero más fácil, como es tomar medidas y dictar normas de acción. Máxime cuando no fue una reunión precipitada y tuvieron su tiempo para llevar a cabo todo lo que hubiese sido necesario.

    Quizá el refrán de “quien va despacio llega lejos”, sea cierto, pero es que la Iglesia se lo toma todo con tanta lentitud que tarda siglos en ponerse al día. Ahora, no han sido siglos, han sido meses, pero, según mi criterio, se podía haber ahorrado las críticas de algo que era evidente y elemental.

    El mundo vaticano es muy raro.

Deja un comentario