Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4952 Artículos. - 79549 Comentarios.

De las tres lecturas propuestas ¿podremos salvar alguna?

¿De qué lecturas hablamos? De las lecturas bíblicas que leemos en las misas
Por ejemplo, domingo, 7 de octubre (Dominica XXVII, ciclo B) :

Del libro del Génesis 2, 18-24
De la Carta a los Hebreos 2, 9-11
Del Evangelio de Marcos 2-16

La pregunta se puede hacer de otras muchas lecturas litúrgicas. En un “sermón” ,en una eucaristía con un grupo de mujeres pertenecientes a un instituto secular.

Así les hablé aquel día:

De las tres lecturas de hoy no sé si podremos salvar alguna.

Yo no me me arriesgaría, hoy día, y más delante de un público femenino, y quizás hasta cierto punto, “feminista”, a leer el primer texto, el de la mujer que surge de la costilla del hombre. Muy posiblemente cuando se escribió este texto, la mujer llevaba ya muchos años “sometida” al hombre: el texto bíblico no hace más que dar una explicación a una situación, por desgracia, muy real.

Pero este texto, a través de la interpretacón de Pablo (Primera carta a los Corintios, 14, 34-35 ) y de su escuela (Primera a Timoteo, 2, :11-15), ha afectado gravemente la situación de la mujer en la iglesia e incluso en la sociedad, llegando a aquel conocido

que las mujeres casadas callen en las reuniones comunitarias;
no les es permitido hablar,
sino que se han de demostrar sumisas
.

Ni siquiera pueden preguntar:

Y si se quieren instruir sobre algún punto,
que lo pregunten en casa a sus maridos,
porque no está bien que una mujer casada
hable en una reunión de la comunidad
.

Prohibiciones que seguirán repitiendo los de su escuela:

La mujer, que escuche en silencio la enseñanza, con toda sumisión.
A la mujer no le consiento enseñar ni imponerse a los hombres;
le corresponde estar en silencio,
porque Dios formó primero a Adán y luego a Eva.
Además, a Adán no lo engañaron,
fue la mujer quien se dejó engañar y cometió la transgresión;
pero llegará a salvarse por la maternidad,
con tal que persevere con modestia
en la fe, el amor y en una vida santa

Curioso es que, unos cuantos años más tarde, la mujer que nos es presentada como discípula de Pablo (en los Hechos de Pablo y Tecla) sea la “portavoz” del movimiento de “mujeres en la iglesia” (de aquel tiempo) que reivindican el derecho a enseñar, predicar y bautizar.

Puedes recordar:
Tecla de Iconio

Muy posiblemente estas recomendaciones paulinas siguen las normas de aquella sociedad. En las cartas paulinas encontramos normas (llamadas por Lutero Die Haustafel) de cómo han de ser las relaciones domésticas (por ejemplo Col 3, 18 – 4, 1 y Ef 5, 21 – 6, 9), las relaciones entre padres e hijos, entre maridos y esposas, entre amos y esclavos… Son las normas que los filósofos de aquellos tiempos también enseñaban, aunque aquí se introducen pequeñas “señas” cristianas. Las mujeres seguirán sometidas a los maridos “como conviene en el Señor”, “ya que el marido es la cabeza de la mujer como el Mesías es la cabeza de la iglesia”. Los hijos obedecerán en todo a sus padres, “que esto es bueno en el Señor”; los esclavos obedecerás a sus señores, “sabiendo que es al Señor Mesías a quien sirven”.

Puedes recordar:
Las normas domésticas
Die Haustafel

Y también puedes mirar:
Otro fragmento de A. Meeks

Yo diría que san Pablo no quiere que los cristianos marquen diferencias “sociales” con el resto de la población; pero hoy día la iglesia parece que quiera marcar diferencias: en la sociedad las mujeres pueden ser “jefes de gobierno”, en la iglesia tienen cerrado el paso para ejercer ciertas responsabilidades.

*      *      *

¿Y qué decir de la lectura del evangelio? ¿Tiene vigencia hoy día para los cristianos de una ciudad secular?

Debemos tener en cuenta que en aquellos tiempos no había un código legal civil y un código religioso, ni existía aquella frase: “se han casado por lo civil”, porque todos los casamientos eran “por lo civil”.

La norma legal civil, la que pasaba como dada por Moisés y a la que hace referencia el evangelio, decía en el libro del Deuteronomio (24, 1):

Si un hombre toma una mujer, y es su marido,
y ésta luego no le agrada,
porque ha notado en ella algo de torpe,
le escribirá el acta de repudio,
y poniéndoselo en la mano, la mandará a su casa.

El código legislativo admite el divorcio o, mejor dicho, el que un hombre pueda repudiar a su mujer y, en consecuencia, debe enfrentarse a un problema: ¿qué hacer con las mujeres repudiadas? ¿Qué hacer con las divorciadas y separadas? Y no es o mismo la situación de una mujer repudiada en una sociedad rural del siglo I que el de una mujer divorciada o separada en una ciudad del siglo XXI.

El texto citado (Dt 24, 1) trata de un caso concreto: la mujer repudiada podía volverse a casar, pero si este segundo matrimonio se rompía (porque era de nuevo repudiada o por muerte de su marido) no podía volverse a casar con el primer marido.

No es necesario decir que la legislación bíblica no da ningún derecho a las mujeres para “repudiar” a sus maridos.

Mirando los textos bíblicos he visto que la prohibición del divorcio (esto es, prohibir a un hombre el poder repudiar a su mujer) está considerado como un castigo. No podrá divorciarse el hombre que, para divorciarse, ha difamado a su mujer afirmando que ya no era virgen en la primera noche de bodas:

Por cuanto propagó mala fama a una virgen de Israel,
le impondrán una multa de 100 monedas de plata
(lo cual darán al padre de la joven);
y ella será su mujer.
Él no la podrá despedir en toda su vida
(Dt 22, 19).

Tampoco podrá divorciarse el hombre que “halla a una joven virgen que no esté desposada, y la fuerza y se acuesta con ella, y son descubiertos

Entonces el hombre que se acostó con ella
dará al padre de la joven 50 monedas de plata;
y ella será su mujer porque él la violó.
No la podrá despedir en toda su vida
(Dt 22, 29-29).

La frase “porque ha notado en ella algo de torpe” daba pie a que cada “doctor de la Ley” (y se podía encontrar uno en cada esquina) diera su propia interpretación. Las “notas” que he encontrado en las diversas biblias ya nos dicen que existía esta diversidad de opiniones. La nota de la BCI (Bíblia Catalana Interconfessional) a Mt 19, 9 dice:

En temps de Jesús era molt discutida entre els mestres de la Llei l’aplicació de Dt 21, 1. En aquell text es diu que l’home pot divorciar-se de la dona si troba en ella alguna cosa censurable. Alguns interpretaven  que es podia repudiar la dona per qualsevol motiu; d’altres deien, en canvi, que calia un motiu greu, com p.e., l’adulteri

En esta pelea de interpretaciones entran los evangelios. Comparemos, para comenzar, la pregunta en el evangelio de Marcos y en el evangelio de Mateo

Mc 10, 2 Mt 19, 3
¿Le está permitido a un hombre
repudiar a su mujer?
¿Le está permitido a uno
repudiar a su mujer
por cualquier motivo?

La interpretación que da Marcos será la conocida frase de que “Aquello que Dios ha unido, que no lo separe el hombre” (Mc 10, 9). Por su lado, Mateo dará un caso de posible divorcio: en griego, la porneia (palabra que admite diversas interpretaciones: relación ilegítima, fornicación, adulterio…), cometida, naturalmente, por la mujer.

Pero ya antes Pablo había hecho su interpretación, la que es conocida como “el privilegio paulino”. Si un miembro de la pareja se convierte y considera que el otro no le permitirá vivir en paz su nueva opción de vida, puede separarse. Recordando, ciertamente, el principio general (“la mujer no se ha de separar del marido”, “el hombre no ha de abandonar a su mujer”), admite que, “llamados por Dios a vivir en paz”, el sagrado e indisoluble vínculo matrimonial puede quedar roto.

Este “llamados por Dios a vivir en paz” puede tener muchas ramificaciones…

Si queréis saber mas: 1Cor 7, 12-15 y Código del Derecho Canónico, nºs 1120-1127.

Leyendo este evangelio de Marcos de hoy o sus paralelos…

Mc 10, 11-12 Mt  5, 32 Lc 16, 18
Si uno repudia a su mujer

y se casa con otra,
comete adulterio contra la primera,

Y si la mujer repudia a su marido
y se casa con otro,
comete adulterio.

 

Todo el que repudia a su mujer,
fuera del caso de unión ilegal,
la empuja al adulterio,y el que se casa con la repudiada
comete adulterio.
Todo el que repudia a su mujer

y se casa con otra,
comete adulterio,

y el que se casa con  la repudiada
comete adulterio.

 

Observad que el evangelio de Marcos (escrito en otro contexto sociológico) habla de la posibilidad de que la mujer se divorcie de su marido.

…podríamos llegar a pensar que nosotros, pobres mortales, tenemos más buen corazón que el mismo Jesús. ¿Quién de nosotros piensa que la mujer, ya sea de su círculo familiar o de amistades, divorciada o separada sea una “mujer adúltera”? ¿Y quién de nosotros no se alegra si encuentra una nueva oportunidad? ¿O es que no puede haber esta segunda oportunidad?

Recordemos que la Iglesia Ortodoxa admite esta segunda oportunidad

La lectura evangélica de hoy es la de un texto legislativo de una sociedad determinada de hace muchos siglos que ya en nuestras sociedades, a pesar de la oposición de ciertos sectores de la iglesia, ha quedado, desde hace un cierto tiempo, fuera de circulación.

*      *      *

Y la lectura que hemos hecho de la Carta a los Hebreos ¿la podremos salvar?

Sin embargo, vemos a Jesús, quien por poco tiempo fue hecho menor que los ángeles, coronado de gloria y honra por el padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

Porque le convenía a Dios –por causa de quien y por medio de quien todas las cosas existen– perfeccionar al Autor de la salvación de ellos, por medio de los padecimientos, para conducir a muchos hijos a la gloria.

Pues tanto el que santifica como los que son santificados, todos provienen de uno. Por esta razón, él no se avergüenza de llamarlos hermanos.

¿Qué es esta decisión divina de guiarnos a la salvación por medio de los sufrimientos, por medio de la pasión y de la muerte? ¿Qué es esta gracia que nos ha hecho Dios de que Jesús muera por todos?

Ya hace años dije y dejé escrito (entre otras afirmaciones) que “La historia de salvación es un buen montaje fílmico”. Pero ya habíamos descubierto que los primeros fotogramas, las primeras escenas de la película, eran falsos.

  • No había habido una creación en la que “Dios vio que todo era muy bueno
  • No había habido unos primeros padres creados en un estado de gracia y viviendo en un paraíso
  • No había habido una serpiente tentadora, ni un primer pecado, ni una caída…

¿Para qué, pues, una salvación? ¿Para qué, pues, un salvador?

Éramos, ciertamente, seres finitos, pero no rotos ni truncados, ni concebidos ni nacidos en pecado; seres finitos en evolución del alfa al punto omega, sabiendo que nunca llegaríamos a la infinitud.

Nos impusieron una salvación, nos impusieron un salvador, y lo aceptamos. Aceptamos ser “salvados”, aceptamos ser “salvadas”. Vendimos como Esaú, por “pan y un potaje de lentejas”, nuestra autonomía de seres finitos.

Pero quizás a algunas, a algunos, nos empezó a no gustarnos la manera cómo habíamos sido salvados (o como nos habían dicho que habíamos sido salvados).

  • No nos gustaba el Dios necesitado de una víctima humana
  • No nos gustaba el Padre que entrega su propio hijo
  • No nos gustaba que un hombre (Mesías o no) “se entregara por nuestros pecados según el designio de Dios nuestro Padre”
  • No nos gustaba ser salvados por “una muerte y muerte de cruz”

Y también empezó a no gustarnos el celebrar nuestra “salvación” comiendo carne humana y bebiendo sangre humana y ofreciendo a Dios la sangre de su hijo.

Puedes recordar:
Una eucaristía sin sangre ni rituales de antropofagia

28 comentarios

  • Hace unos cuantos meses seguí un coloquio en TV1, en la que participaba Antonio Piñero. Como me llamaron la atención sus intervenciones, me hice con su último libro, El Jesús que yo conozco, (Adaliz 2017).

    Pues bien, tras leer a Miquel S. y  los comentarios de este post, sobre la deriva de la Iglesia jerárquica de nuestros dolores, no he podido evitar lo siguiente. Repescar, equemáticamente y tal como yo lo he entendido, algunos puntos sobre cómo puede discurrir, presumiblemente y en opinión de A Piñero, la evolución futura de la religión y la civilización cristiana:

    1. Los dogmas pierden solera y tendemos a considerarlos meros símbolos.

    2. Vamos hacia  un pluralismo religioso positivo, que llega a aceptar que otras religiones son también mediadoras de la salvación.

    3. Ya no se acepta a pies juntillas la validez absoluta y rígida de la Escritura.

    4. Caminamos hacia la salvación en el mundo, de la mano de la Teología de la Liberación.

    5. La religión debe de pintar cada vez menos en el ámbito público.

    6. Lo religioso y las Sagradas Escrituras seguirán perdiendo protagonismo en el mundo occidental.

    7. La ética religiosa avanza hacia un humanismo universal.

    Yo no soy experto en nada, pero esta música me suena bastante bien.  ¿Me equivoco?

  • M.Luisa

    Mientras tanto, Carmen, volemos con nuestras propias alas!

  • M.Luisa

    Qué pasa, decís ? Pues os lo voy a decir…en tanto institución  la iglesia en todas las épocas se  ha dotado  de una perpetua cantera de jóvenes cerebros  que le son dóciles para que a modo de tentáculos ejerzan una función de dominio  a lo largo y ancho dentro del contexto social en que se vive.

    Ana, enumera algunos grupos de ellos. La fuerza que ejercen al exterior es inmensa  precisamente por la flexibilidad que presenta el cerebro antes de su completo desarrollo cognitivo.

    Mi experiencia sobre esta cuestión, ya que he vivido el fanatismo desde dentro,   la he obtenido de forma serena  no por discutirme   con autoridades eclesiales  de todos los niveles, sacerdotes, obispos, cardenales y nuncios del Vaticano, que también,   sino por   esforzarme en ir al fondo del problema y extraer de allí, de sus causas,  toda la comprensión posible de este  fenómeno tan acuciante en la actualidad. Esto y no la ayuda clerical  es lo que ahora me da  sosiego, comprensión, serenidad y gran obertura de miras.

    • ana rodrigo

      María Luisa, ya sé de tu experiencia, pero a los jóvenes que ya están metidos en algún grupo del tipo de tipo conservador, ya hay pocas posibilidades de que se liberen. Cuánto más control, menos libertad.

      Y al ser humano le gusta que lo dirijan, que le digan lo que tiene que hacer, que la decisión de su conciencia la descarguen en eso de que “lo ha dicho el cura” o el Papa o el Evangelio”. Creo que somos perezosos hasta para hacer la más mínima reflexión sobre si lo que el cura ha dicho o leido tine razón de ser.

      • M.Luisa

        Sí ya te entiendo Ana, pero lo perverso es precisamente esto que mientras ellos se quedan atrapados prestando sus servicios, la institución ya está formando la siguiente cosecha y así sucesivamente sin nunca acabar por más que por el otro lado surjan movimientos que la combatan o teólogos que al final acabarás siendo excomulgados. Esta situación tal vez tendría arreglo si estos movimientos de avanzada se hicieran más visibles y permeables a la sociedad (no tan sólo entre ellos) que se dieran a conocer abiertamente, nosotr@s los desencantad@s los ayudaríamos, aprovechando en gran parte los medios tecnológicos disponibles hoy, al tiempo que la institución se quedara cada vez más sola desapareciendo con ello esta capacidad perversa de la que se han valido durante tantos siglos.

      • Los desencantados y los que no se han llegado a encantar por sus cantos de sirena.
        Es lo que estoy diciendo exactamente desde el 2010, cuando descubrí que había otra iglesia dentro de la iglesia. A todo aquel que me ha querido escuchar. O no.
        Eso es lo que nos sucede a los que no existimos. Qué somos la mayoría. Por eso nos echan ahora de menos, porque las iglesias no las llenamos
        Somos sencillamente números para las estadísticas o cabezas de ganado a contar dentro de los templos.
        Y luego, luego, luego, muuuuuucho después oyes decir alguna cosa de las muchas que dices como si fuese una idea novísima.

        Pues bueno.

  • Tomo unas palabras tuyas, Ana Rodrigo:….”que las Semanas Santas no son otra cosa que una exhibición icónica de crueldad y sadismo por pàrte de Dios hacia su propio hijo”. y yo que estoy entre Zamora y Valladolid, con unas procesiones de más fama, y veo los ambientes de los que participan unos y otros, unas y otras, y no puedo comprender o distinguir lo que hay de religioso en todo eso, lo que hay de tradición, lo que hay de atavismo……o “razones tiene el corazón, que la razón no entiende”?. No puede ser me respondo. Tampoco que en tantas personas habite un sentimiento tan “descorazonador”.  O que, todavía hay personas, como las que acudían a los AUTOS DE FE,como a un espectáculo,donde se quemaban vivos a seres humanos…….¿Pero tantas?. Tan poco ha avanzado el mensaje de Jesús, que vivió para convencernos de que “ese dios” NO EXISTE. ¡¡¡Qué pena!!!

    • ana rodrigo

      Antonio, yo, que soy de Zamora y he vivido también en Valladolid, nunca he podido entender el fanatismo del “cofradeo”, cuyos aspirantes ya están inscritos antes de nacer.

      Y no debemos clasificar entre buenos y malos por el tipo de religión que practiquen, pues muchísima buena gente que, aún dentro de lo que nosotros comprendemos como “ilustrados/as”, con lo que oyen y escuchan les ayudan a ser unas buenísimas personas. Porque lo que mejor comprenden es que Jesús pasó haciendo el bien y eso es lo que procede.

      Pero está claro que lo que no debemos hacer es “atontar” a la gente solamente porque eso no les hace daño. Es que a los que les hacen daño lecturas como las que refiere Miquel, se van y no vuelven. Y, creo que, además de lo difícil que nos los ponen con dogmas, ritos o normas morales, lo que nos falta es bastante cultura bíblica, o exegética, donde el 99 % del pueblo anda como puede en la ignorancia más supina.

  • ana rodrigo

     
    Dice Carmen: Es que creo que ustedes no son conscientes de lo que cambiarían las cosas si todo esto que piensan lo supiéramos los cristianos de a pie.” Voy a poner un ejemplo a ver si alguien puede explicarnos el porqué la gente de ámbito sociológico cristiano-occidental, no conectan ni siquiera con la religión tal como la entendemos la mayoría de quienes escribimos aquí.
     
    Por comunidades de base han pasado en España muchos cientos de familias, en este contexto se está en constante revisión de creencias, ritos, interpretación de las escrituras, etc. Nuestros hijos e hijas han mamado desde pequeños otra manera de ver y vivir el mensaje evangélico. El resultado es que se han quedado con la parte ética del mensaje, como cualquier otra persona que se haya educado al margen del cristianismo. Son jóvenes comprometidos socialmente, que militan en ongs, que defienden los derechos humanos, que luchan contra las injusticias (que no es poco), etc. etc., pero la parte de eso que llamamos misterio, Dios, espiritualidad religiosa, no les interesa.
     
    En cambio vemos las masas de jóvenes que acuden a las visitas papales o eventos juveniles convocados por el Vaticano, vemos las masas de cofrades de semanas santas, vemos el millón de devotos de El Rocío o de cualquier otra romería, vemos el éxito que tienen los grupos cristianos conservadores como los Kikos o el Opus. Incluso el éxito en otros grupos para- cristianos, como los Testigos de Jehová.
     
    Ante estos datos, algo pasa, ¿verdad? ¿Alguien lo sabe?
     

    • Eso es Ana.
      La iglesia es la que no les cuadra a las personas. La iglesia como institución no la aguantan. Hay que desligar la iglesia de la persona de Jesús con todo lo que conlleva su mensaje.
      La iglesia es un obstáculo.
      Por eso es necesario que esas personas que tú dices jóvenes y que también percibo así, tienen que plantearse la situación.
      Entramos en la batalla por una iglesia distinta? La dejamos estar y nosotros a nuestro aire?
      Está en manos de los jóvenes. Ellos son el futuro. Ellos dominan un montón de recursos propios de su época. Pero necesitan decidir si merece la pena o es mejor ir por otro camino.
      Necesitan líderes , ahí entrarían cientos de personas mayores. Pero cientos.
      Y a su vez, ellos tienen que tener claro qué quieren hacer. Perder miedos a una ruptura con lo establecido. O caer en el lamento.
      Es un momento crucial. Si nada se hace efectivo, la iglesia caerá en manos de kikos y demás. Eso beneficia a la jerarquía de la iglesia actual. Los mantiene en el poder. Son herederos directos de sus creencias. O de lo que dicen creer.

      A lo mejor es lo mejor. Que la iglesia siga su rumbo. Y otros el suyo.
      No lo sé. Pero si sé que en la actualidad hay una corriente de pensamiento en la iglesia absolutamente distinta y conectaría un montonazo con jóvenes y adultos.

      Pero bueno. Es mi opinión. Tampoco soy analista religiosa. Sencillamente pienso a ratitos.
      Besos

      • ana rodrigo

        Hola, Carmen, es que yo te hablo de jóvenes, hijos/as de miembros de comunidades de base que no tenemos ningún lazo formal con lo que llamamos Iglesia-Institución, que vamos desbrozando el camino en la línea en la que Miquel lo hace, y así y todo, cuando llegan a la juventud, se van. Lo que no les encaja es el hecho religioso-espiritual.

      • Pues entonces vuestros hijos tienen suerte.
        Supongo que será cuestión de que cada uno de ellos por su cuenta, encuentre su camino para desarrollar su propia espiritual
        No tiene por qué ser la de sus padres.
        Para mí, el creer en determinadas cosas humanas es una espiritualidad estupenda.
        Pensaba que hablabas en general
        Besos.

    • Perdona, ya no te molesto más.
      A mí manera de ver, la clave está en la resurrección. No lo entendemos . Nuestra cabeza lo rechaza y todo lo que trae eso consigo. Y muchisimos creen por extensión que todo es una patraña.
      Hay que cambiar ese concepto. Y eso traería una renovación bestial en la teología de la iglesia. Porque si no necesitamos que nos rediman porque no hemos ofendido al mismo dios por una serie de cosas que ya no se entienden, la muerte de Jesús no sería algo incompresible, un padre no puede pedir eso a su hijo. Eso ya es que no se traga. Luego no haría falta resurrección. Jesús pasaría a ser uno de nosotros y la iglesia oficial no tendría más remedio que cambiar. Pasaríamos de Jesús dios a Jesús hombre.

      Y quién quiera creer en la resurrección, pues adelante. Pero que sea una opción. Como cristianos que siguen una tradición. Estupendo. Genial.
      Pero tienen que dar cabida a que exista la posibilidad de que no resucitará. Y hacer entender que eso no resta un ápice de credibilidad a lo que Jesús llamó reino de dios.
      Pero eso no lo puede decir cualquiera. Tienen que ser pesos pesados del catolicismo. Y los hay. Conozco a algunos. Y ustedes a infinitamente más que yo.
      Hace falta fuerza y valentía, el enfrentamiento sería bestial.
      Pero se asombrarian de la respuesta de nosotros. Los cristianos de a pie.
      Gracias por tu paciencia.

  • José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

    Miquel, ¡amén!

     

     

  • Es que creo que ustedes no son conscientes de lo que cambiarían las cosas si todo esto que piensan lo supiéramos los cristianos de a pie.

    No son conscientes.

    El problema es hacerlo llegar. Tienen ustedes lo contrario de una bomba de hidrógeno. Algo absolutamente constructivo. Perdón que insista, el problema es hacerlo llegar. Los jóvenes con esas ideas podrían hacer muchísimo. El mundo de la comunicación ha cambiado.

    En fin.

    Me canso de decir siempre las mismas cosas .

    Se necesitan personas con prestigio detrás de esto. Y las hay. Conozco un montón. Y luego está la difusión. Las universidades, los libros, los artículos en prensa…todo eso está genial. Pero, a cuántos llega? El mundo está cambiando. Lo mismo que sucedió con la imprenta. Qué hizo Luthero? Hombre inteligente.

    Pues eso.

    Pero de verdad, me canso de decirlo. Ni caso.

    Como se queden ustedes en diálogo entre sabios, pues bueno. Pero las personas de a pie, no somos sabios. Y para salir de esa burbuja preciosa y que me encanta porque de algo me entero, para eso se necesita vino joven, en odres nuevos.

    Dicho esto con todo mi cariño. Creo que lo saben

    • oscar varela

      ¡Tranqui Doña Carmen!
      Favor de
      – un poquito menos de USTEDES, Y
      – un poquito más de NOSOTROS, sino:
      – también USTED es parte del problema
      ¿no le parece?

      • Pues no me parece, no.

      • No me acuesto sin decirle que no solamente no soy parte del problema, sino que soy de las personas que lo han sufrido.
        Y no quiero decir nada más.
        Y no creo que el problema esté en llamar de tú o de usted, al menos en castellano. En inglés no hacen distinción. Y en castellano el usted se puede utilizar como forma de respeto, o para poner distancia.
        Usted, que es tan inteligente, identifique la intencionalidad. Personalmente la tengo clarísima.
        Que sueñe con los angelitos.

      • Y estoy supertranquila.

  • oscar varela

    ¡Bien Miquel!

  • Miquel Sunyol¡¡¡¡ Como entiendo todo, absolutamente todo lo que aquí en  Atrio va dejando caer este hombre. Las cosas van encajando sin magia (un recuerdo a mi amigo Juan  Luis),como las cosas debieron ser. Pero, la verdad, a estas alturas de la vida, uno se ha hecho, a base de pensar y repensar tantas cosas que en tiempos le costaron a aquellos gigantes la vida en hogueras, a ser tratados como apestados, por los doctores sapientísimos….¡¡¡que en nombre de Dios tenían la desfachatez de imponer lo que pensaban aunque fuera comulgar con ruedas de molino!!! Así aprendimos a desconfiar de todo y de todos los que nos repetían una y mil veces las mismas cantilenas…..pues eso daba la seguridad que en repetirlo se escondía el sentido….¡¡¡Todo al revés!!!

    ¿Era Jesús hijo del Espíritu Santo?. Anda que si le llegan a decir a los vecinos de Nazaret que su vecino de toda la  vida era hijo del Espiritu Santo, no sé que hubiera pasado en la sinagoga cuando predicaba allí y sin haberlo dicho trataron de despeñarlo……Pues no, tenía un padre mortal, como todos, ademas de ser Hijo de Dios, como todos. Lo que pasa es que era  un hijo de…..José, aún cuando este tuvo que pasar por padre, sin serlo. Los judíos sabían que aquello se ocultaba, y hablaron de un soldado romano. Pero ¿que tenía que ver Jesus en todo eso?. Ser lo que fue tiene mayor hondura en su ser, y llegar a tener un concepto del Padre en que él descubrió lo que nadie había “visto” hasta entonces y hablar de él como hablaba…..hasta el punto de ser el referente de épocas.Hasta él, y despues de él. Por eso no hay una gracia especial PARA NADIE. Si es que hay “gracia” lo es para TODOS, y la “cuantía” no depende de EL sino del “receptor”. Y a pesar de su nacimiento, según los demás, era un judio marginal, pero tenía una recepción fuera de lo común.Pero la iglesia necesitaba UN DIOS para endiosarse a  sí misma, infalible, cuerpo de Cristo-el glorioso de Saulo- no el Jesús marginal.

  • Ay, señor Sunyol, ay.

    No sabe usted en carne propia lo que supone esa herencia.

    Ay, señor Sunyol, ay.

    Un hombre decide romper una pareja y cero problemas. Una mujer decide romperla y puede llegar a ser asesinada. De hecho solamente hay que saber lo que sucede cada día.

    Ay señor Sunyol, ay.

    Un abrazo

  • Mª Pilar

    Resalto el final de este art.:

    A mí: ¡¡¡Tampoco me gusta!!! 

    Y soñé, con una nueva manera de celebrar y recordar las Palabras de Jesús..:

    ¡Limpias de polvo y paja!

    Pero… eso sigue siendo hoy una utopía.

    Ni siquiera en los grupos más fieles a la Palabra de Jesús; porque les queda como un “resabio” a todo lo aprendido; y es, que no hay un camino suave, para al menos, empezar a cambiar el clásico mensaje.

    Estamos tan divinizados… que todo parece una “blasfemia” y dejamos escapar, la verdadera:

    ¡Esencia del Proyecto de Jesús!

    En mi caminar, según iba descubriendo nuevo sentido, a lo que me enseñaban expertos profesores en Teología; tuve la dicha de poder comentarlo con uno de ellos, que escuchaba sin asustarse; me preguntaba:

    ¿Cómo has llegado a esa conclusión?

    Rememorando en silencio, una y otra vez, las palabras acompañadas de la “imagen” que rodea cada momento, la manera de actuar de Jesús, de las personas que le rodeaban, de las autoridades.

    Me pedía que lo escribiera cada vez que sucedía, a lo que respondía, que en ese momento, solo era capaz de vivirlo y dejarme envolver por la experiencia.

    Uno de mis profesores, al terminar una charla con otro profesor invitado, le preguntó:

    “Esta mujer, tiene una “duda”… no le es posible asumir, que Jesús gritase en la cruz… que su Abbá le había abandonado … me pidió mis argumentos, se los expuse, y me respondió… un tanto irritado:

    ¡Esta escrito!

    Le respondí; ¡hay tantas cosas escritas que Jesús no diría jamás…! y se dirigió a su despacho.

    Así es esta iglesia poder y divinidad… el ser humano, si no es para su propio interés… le importa un carajo.

    Y aquellas personas, que de verdad intentan hacerlo Vida desde la vida, se exponen a pasarlo muy mal, y tenemos grandes experiencias de esto a lo largo de toda la historia.

    Y todas las personas que se mueven en este ambiente, darían fe de ello.

    No tengo ningún deseo de hacer carrera eclesiástica; he colaborado con ilusión en ella desde muy niña; he llegado a ser… algo similar a una diaconisa… menos bautizar y casar… He hecho de casi todo en las celebraciones; y de verdad, fuera de hacerlo como servicio a la comunidad, no tengo ningún interés en ello, porque creo que no sería necesario.

    La nueva iglesia, no debería tener sacerdotes, ni obispos, ni mucho menos ¡príncipes! que además… actúan como tales.

    Debería haber responsables hombrees o mujeres capaces, preparados para todo cuanto fuese necesario y cada cual, conocedor de  la materia a tratar.

    Dado que la vida personal de cada cual, será, según cada persona la desee, prepare, se entregue.

    mª pilar

     

    mª pilar

  • ana rodrigo

     
    Lo que a mí me preocupa y me da mucho qué pensar es porqué la gente que escucha estas lecturas y a continuación “palabra de Dios”, no se levanta de sus asientos y abandona el templo.
     
    Habría que hacer un estudio en profundidad sobre lo que supone la rutina en el ser humano: “siempre se ha leído y se ha dicho así, por algo será”. Me refiero al tema de la mujer y también al tema de la salvación, que son los que trata aquí Miquel.
     
    La mujer ha sido siempre un objeto de intercambio y de uso entre hombres, llegando a las barbaridades que todos/as sabemos. A este respecto digo dos cosas, una. ¿por qué se siguen leyendo estos textos anacrónicos y ofensivos para la mujer todavía hoy en los templos como si fuesen palabra de Dios? Dos, los responsables de que se lean estas lecturas, ¿son conscientes de que, cual chirimiri, va calando en la mente humana con el consiguiente daño social que ello produce?
     
    Y sobre el segundo tema: el pecado con el que nacemos y la salvación a través del sufrimiento y muerte de una persona por ser ese el designio de Dios para con su hijo, suena a aberración mental. Lo grave del asunto es que es una creencia tan sólida en tantísima gente, que las semanas santas no son otra cosa que una exhibición icónica de crueldad y de sadismo por parte de Dios hacia su propio hijo.
     
    Bueno, pues por muy absurdo que esto sea, hay que seguir repitiendo hasta la saciedad, que esto ni es palabra de ningún Dios, que es un atentado a la inteligencia humana y que estos textos han hecho y siguen haciendo muchísimo daño a las personas individualmente y a la sociedad.
     
    Y después de esto, la jerarquía sigue quejándose de que la gente, y especialmente la juventud, abandona el cristianismo, sin darse cuenta que estamos en una sociedad madura que sabe pensar por sí misma y los dogmas son el compendio selecto de lo mejor de la irracionalidad, del absurdo y del abuso de la buena voluntad de mucha gente.
     

Deja un comentario