Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80159 Comentarios.

Nebo ya es mujer. Nebo ya ha aprendido

 A este amanuense digital se le había quedado escondido en una carpeta de Outlook este texto de Alberto desde el día 27 por la noche. Perdón. No nos cansamos, Alberto, ni de tu prosa ni de tu perspicacia y sensibilidad. Aunque ya lo has publicado en un comentario, ahí va en la columna central. AD

       Noche cerrada en el pueblo minero de la serranía. La desvencijada, sucia y atosigada furgoneta, vanete en tiempo huido, está a la espera con las fauces abiertas, en el cancel herrumbroso de esta casa en ruinas. Dos hombres, unos niños envueltos en mantas apestadas, tres mujeres. Ocupan el suelo del furgón que carece de asientos. Arranca la furgona dejando al viento el humo negro del gasoil quemado.

        Mochuelos y olivares en gris de amanecida rodean la cortijada en la tierra albariza que ve llegar el humo, el ruido y el trasto conducido por un esmirriado ennegrecido por suciedades sin memoria. Las paredes maestras tiran hacia la tierra, las vigas añoran el sostén de los yesos de las cañas y el brezo que impedía lluvias y fríos del invierno. Puertas desvencijadas, cerrajes robados y cancelas heridas por marismos y ladrones de paso en los predios baldíos.

        Descienden las mujeres, las mantas y los niños, un hombre. Encienden una lumbre, acuestan en el suelo en un rincón oscuro a las mantas que andan. Hablan un hombre y dos mujeres en tono desabrido. Dos mujeres se vuelven con el consumido esqueleto que lleva la furgona.

        El hombre y la mujer que viven de la doga y enganchados a ella han huido del pueblo donde deben a otros dinero y amoríos, los civiles al quite por chivatos y primos que les deben favores y testigos vendidos.

        El tiempo en el cortijo, oscuro, lento, frío, con la mujer que va al pueblo con dos niños pidiendo en el camino y en el comercio grande recogen lo que sobra al terminar el día. La mayor, diez años a lo sumo, diez años de corrido, se queda con el hombre que ni es padre ni es ná y vive con su madre para escapar de tiros, de deudas y sentencias.

        A lo largo del día, uno tras otro, un siglo, la llama, la besa, la acaricia, le pone el pene en la boca, en los muslos y se corre con ella. La niña deja hacer, la niña tiene miedo, la niña ha visto, por las noches en el pueblo minero de donde se han venido, hacérselo a su madre pegándola si no deja que siga.

        Una abuela que no sabe la huida, que no encuentra los niños, que se barrunta cosas, que sabe desatinos, que conoce a su hija, ha venido esta mañana de verano fresco aquí desconocido. Y cuenta lo que sabe, lo que siempre imagina, en un sin vivir que duda entre decir a medias o sugerir mentiras que dejen las verdades al que oye para que él adivine.

        Damos cuenta y razón de lo sabido. Actúan con premura los servicio sociales y con ellos actúa la fiscalía, se mueven los civiles y hasta su señoría. Tenemos a los niños. Presos están adultos que llevaron y condujeron y la madre y el hombre que es ni padre ni marío. Solo un mal hombre que ha hecho en los meses de huida en el cortijo de la tierra albariza a una niña mujer de todos los saberes más ruines y más ciertos. Ya es mujer, nos lo ha contado como ha sido. Los ojos de una loba, los ojos de esa niña. No volverá a la infancia. Guardara la faca en la entraña y clavará el acero a quien se acerque a ella. En la suciedad y la jambre, entre mantas de chinches con un hombre desnudo ha aprendido lo que hay que aprender para vivir en medio: todos son enemigos. Solo la faca vale. Ella ya lo ha vivido. Ella ya lo ha aprendido.

        Psicólogos de guardia, educadores de centros de acogida, civiles aguerridos, nacionales con coches celulares, alguaciles, escribanos, abogados de oficio, jueces de causas con presos, oidores de esta audiencia, políticos de dogmas y promesas de planes siempre llevados por los vientos de nuevas elecciones, a todos ha dejado esta niña desnudos como al emperador del cuento.

                

18 comentarios

  • olga larrazabal saitua

    Desde que los seres humanos inventaron la escritura, existen crónicas escritas sobre el comportamiento humano.  Si con toda la documentación que existe donde se muestra cual es la realidad de la sexualidad, con crónicas de 2000 años, la iglesia católica insiste en tener una casta sacerdotal célibe, es que no ha aprendido nada y se sigue jugando a una apuesta que no conduce a ningún lado. Ya que puede que sean célibes, pero nadie garantiza que sean castos, y que su sexualidad al ser clandestina tome cursos que en estos momentos son condenados por la asamblea de fieles, y por la sociedad civil sea o no cristiana.

    Y la sociedad civil actual está tratando de proteger a los menores de la depredación sexual por parte de los adultos con penas aflictivas de la que no se escapan los clérigos. Ya pasó el tiempo de griegos y romanos y de la esclavitud donde se le podía dar curso a la pedofilia y efebofilia sin sanción ninguna.

    Jesús no se rodeó de sacerdotes célibes, sino de personas con esposas, suegras e hijos, que tenían un oficio y laboraban como el resto del mundo.

    No sería, por lo tanto, descabellado pensar en el futuro del cristianismo con otro tipo de organización más acorde con los tiempos.

  • olga larrazabal saitua

    ¿Por qué callaban las familias? Me imagino que por no ser capaces de enfrentar las consecuencias de sacar la verdad a flote. Porque la verdad trae un escándalo, una vergüenza pública que recae sobre todos, sobre la víctima y los que no pudieron o no supieron como protegerla.  Sobre el victimario, que la mayoría de las veces es el que mantenía a la familia.

    En esas circunstancias la familia solía sacrificar a la víctima, “para que olvidara” y si era niña había que casarla rápidamente ya que era mercadería de segunda mano. Y si era varón, silencio más que absoluto, para no cuestionar la masculinidad del afectado con el estigma de haber sido abusado.  Porque los abusados eran estigmatizados por la opinión social.  Y así muchos de los abusados, repetían la experiencia como abusadores.

    Supongo que el dolor de una familia católica que envía a sus hijos a un internado o al seminario, y es abusado, debe ser tremendo porque se le cae toda la fe y la confianza que puso en la Iglesia, además del dolor por el hijo que quizás como saldrá psicológicamente de esta entuerto.

    Yo, como madre, me hubiera acriminado con el primer cura que se me ponga por delante, y me pida comprensión y perdón.

  • M.Luisa

    Precisamente en este punto donde Casellas destaca la complementariedad,  que no la plenitud, entre  esa sexualidad desbordada de los machos poderosos y la seguridad ansiosa de las hembras, es donde contrariamente  por hallar seguridad y satisfacción al mismo tiempo  ha significado un tope en el camino para  dar sentido pleno  a la sexualidad humana. Los animales también quieren seguridad y satisfacción, por lo tanto hemos de trascender esta dinámica.

    Completamente de acuerdo con el último comentario del autor.

  • M.Luisa

    Me parece muy interesante el enfoque que desde la raíz del problema le da J. G. Caselles a la cuestión. Un enfoque antropológico que aquí mismo se ha ventilado  en cantidad de ocasiones, aunque, a mi modo de ver,  insuficientemente si con ello se pretende dar razón de la realidad humana.

    En este sentido, lo concerniente a lo que vengo expresando en la línea  de no ruptura con el animal, tal como lo expone el artículo, hemos de preguntarnos si la definición aristotélica de hombre como “animal racional”  no será la causa de haber invertido  el  orden de la racionalidad y haber provocado tanto daño?

    Si lo racional es lo primero que nos define se empieza por dejar de lado lo material físicamente considerado pues aunque se parte  del animal se da un salto soslayando aquello,  con lo cual  la razón por más razón que sea no nos faculta pues no es posible desde el  potencial material meramente sensitivo  del animal constituir una facultad propiamente humana

    Para el animal sí que es facultad lo meramente sensitivo ya que el nace ajustado al medio pero para el ser humano que ha de construir la justicia, según leo, a lo que  también yo estoy de acuerdo,  no le será  suficiente, aunque eso no quiere decir que haya de rechazar  lo sensitivo  sino que desde el punto de vista, luego, de la construcción externa de la justicia  le será  útil lo sensitivo como de espoleta a modo de estructura interna precisamente como  reflejo o expresión de aquella (de aquella construcción). Se trata de una construcción humana,  de un mecanismo de justificación cuyo transcurrir abre al ser humano a un mundo  no de potencialidades sino de posibilidades.

    A poco que se reflexione creo que  esta complementación al comentario de Caselles  puede valer para entender un poco  ese mundo que nos hemos dado.

    Un cordial saludo

  • Juan García Caselles

    La justicia es cosa del Futuro, del Reino, y hay que construirla. Por eso no trato de justificar nada, solo de explicar.

    Nuestros parientes más cercanos son los chimpancé y los gorilas, además de la curiosa excepción de los bonobos. Todos ellos (salvo los bonobos) junto con nuestros parientes algo más lejanos (babuinos, geladas, etc) son machistas y la división social entre machos poderosos de sexualidad desbordada y hembras ansiosas de seguridad, sugestionadas por los machos muy machos que las defiendan a ellas y a sus hijos, ha tenido un éxito evolutivo aplastante.

    No hay que olvidarlo, somos animales, como cualquier otro animalillo, pero tenemos en la mano la potestad de construirnos como personas a imagen y semejanza del Padre, aunque para eso haya que dar aún muchos pasos. Los varones tienen mucho que cambiar y mucho que aprender, y las mujeres también.

    A pesar de nuestra animalidad básica, bajamos de los árboles, salimos de las cavernas, llenamos la tierra y hemos construido ya la sociedad más justa de toda la historia, con sus todavía muchísimas injusticias, claro. Pero desde que tuve eso que se llamaba uso de razón hasta hoy, el mundo no ha cesado de mejorar, y el que no quiera verlo, ese es su problema.

    • Pues sí. Hace poco tiempo se lo decía a alguien. Lo llevamos en nuestro ADN.
      Vale
      Pero…
      Que no se olvide nadie que detrás de un gran mono, se encontraba siempre una gran mona.
      De alguna manera seguimos igual, de alguna manera. Solamente hay que ver, por ejemplo,los anuncios de televisión, ellas tan bonicas y ellos tan, tan fuerrrrtes.
      En esto de la evolución, los fuertes han salido ganando, como bien dice Darwin.
      Pero…
      Las reglas del juego han cambiado, Ya no es primordial la fuerza para sobrevivir, Hay otros factores.
      Dennos tiempo. Esto de la evolución lleva su tiempo.
      Acabaremos siendo iguales. Posiblemente ninguno de los que entran en Atrio, que no tengo ni idea los que son, pero por lo que leo no hay muchos menores que la que escribe, posiblemente no lo veamos ninguno
      Pero…
      Nuestros nietos, nuestros bisnietos, los hijos y las hijas de ellos, lo verán.
      Fijo.
      Un saludo cordial.
      Perdón
      No domino el tema de género al escribir. Con los artículos tengo suficiente.
      Pero…
      Seguro que para nuestras nietas no lo será. Necesitarán más que un artículo. Gracias a mujeres de la generación de su abuela y de un par de generaciones anteriores, le allanamos el camino.

      Y no me considero feminista. No me gusta el término. Solamente observó y lucho por lo que me parece justo.

      • Juan García Caselles

        Pues claro que sí. Los dos grandes movimientos revolucionarios de nuestro tiempo no están siendo protagonizados por los políticos ni por los burgueses, aunque ambos tienen mucho que ver con la economía y a política. Son el feminismo y la migración. Ambos están cambiando nuestro mundo para mejor. Y el Espíritu sigue renovando la faz de la tierra.

    • ana rodrigo

      Cuánta razón tienes, Caselles. La revolución no la marca la política, la marca la gente, esas mareas imparables como son las que tú señalas, el feminismo y las migraciones. Los profesionales de la política ponen parches a una realidad que ellos no controlan pero que debieran dar cabida legal y humana. Y los ultras que tanto daño están haciendo, tampoco lo van a parar, eso sí, a costa de mucho sufrimiento en los refugiados y excluidos por haber nacido en otro lugar del planeta común. Esos sí, si son futbolistas y millonarios, se les abren las puertas de par en par.

      Del feminismo ya hemos hablado mucho, y parece que ya hemos despertado o, por lo menos, señalado muchos muros de resistencia; éste el principio de la solución.

      Las migraciones han existido desde que conocemos algo de la historia de los humanos, pero es ahora cuando nos inquieta porque, se tiene miedo a que ni muros físicos, ni mentales podrán parar la lucha por una igualdad real entre ricos y pobres. Como he dicho, el problema de las migraciones es la pobreza. Y el actual, en concreto, son los intereses que andan por medio: nos quitan el trabajo, son una carga, imponen sus culturas y religiones, afecta a nuestro, el nuestro no el suyo, estado de bienestar, etc. etc. Y qué? Las migraciones seguirán sin importarles los muros de Trump o de Melilla, o el Mediterráneo o las fronteras, es imparable. Y como bien dices, Caselles, será para mejor, no sólo por los beneficios económicos de los que hablaba hace unos días un político, sino porque abrirán mentes y corazones a la convivencia entre humanos sin mirar el color de su piel o de su cultura o de su origen.
      Vamos pa lante, a pesar de todo.

  • ana rodrigo

    Nota, quise decir “dejemos de ver como algo normal”

    Es que creo que éste es el quid de la cuestión de tantos males que afectan a la humanidad en todos los rincones del mundo. Creo que en Roma de evaluaba al macho midiendo y pesando sus genitales (quizá sea una leyenda), la iconografía en países orientales está plagada de una exhaustiva exhibición de los genitales masculinos.

    Ya dijo alguien “Si Dios es hombre, el hombre es Dios”, y como dios, tiene que hacer manifiesto que su poder está en lo que le hace hombre, su sexo. Ésta es el arma de su abuso de poder y de todo tipo de abusos, de ahí que hayan actuado como dioses a la hora de ordenar y dirigir el mundo en cada resquicio de la , ordenación social, legislativa y de todo tipo de normativa, dominando desde el poder absoluto la tierra, la economía, las religiones, las costumbres, la ética, etc. etc. Y, por supuesto el sometimiento de la mujer y el dominio sobre los seres vulnerables, ya sea en la familia o fuera de ella, como dice Olga, sin límites

    Pienso que este aspecto del machismo, de la masculinidad y el poder de los hombres, necesita visualizarlo, hablar de estos temas abiertamente sin comedimiento ni temor. A los hombres hay que educarlos de forma explícita, rotunda y poniendo toda la complejidad que supone una tradición totalmente errónea y perjudicial para la convivencia en igualdad. El problema del machismo no es de las mujeres, las mujeres son las víctimas, ellos son los que tienen el problema. Y no es un problema menor.

    • De acuerdo. Ellos han sido mal educados.
      Y pese a todo, no todos son unos bestias.
      La educación es básica para tu visión de la vida.
      Sigo pensando y pensaré siempre que la teología del cristianismo ha sido básica para la educación. A ver si no quién se ha dedicado a ella desde siempre. Quien educa tiene el poder. Separar la educación de la iglesia ha sido una guerrera en España desde el siglo XIX.
      Sé que se conseguirá. Lo sé. Porque al final el sentido común prevalece. Cueste los siglos que cueste.
      La visión que de la mujer tiene nuestra iglesia oficial, tiene mucha responsabilidad en todo este problema. La mujer tiene que obedecer al hombre.

      Pero todo cambiará. Lo sé. Y ese cambio sí está en nuestras manos. En la de todas. En la de todos. Porque el varón no es malo por el hecho de ser varón. No. Los han educado creyendo que son los dueños de la mujer.
      Hay un montón, pero un montonazo de hombres que son excelentes personas. Y que están descubriendo la injusticia que supone el machismo, porque durante un siglo las mujeres venimos demostrado que somos tan capaces como ellos y diciendo a grito límpio que tenemos la misma dignidad. Los mismos derechos. Y hay muchísimos que están aceptando esa realidad.

      Y luego están los locos sueltos. Los que asesinan, los que violan, esos son delincuentes. Esa es otra historia.

      Por eso es tan importante que se haga una política que apoye a la mujer y ponga nombre a los delitos que se cometen. Delitos.
      Y volvemos a la iglesia. Nuestro simpático obispo sexólogo. Los encubridores de abusos sexuales…

      Y Roma callada. Roma siempre calla.

      Es tan, tan indignante…
      Pero no nos hace falta ya. Porque cada homilía y cada silencio cómplice,nos hace más poderosas.

      Y ustedes, los hombres de buena fe, ayúdennos, de esta manera ayudan a sus hijas, se ayudan a ustedes mismos. Porque somos estupendas, igual que ustedes.
      Un saludo cordial.

      • Porque la afirmación de que mantener relaciones sexuales utilizando métodos anticonceptivos ‘cosifica’ a la mujer, es la frase más retorcidamente machista que he oído nunca. y si no, piensen un momento.

    • oscar varela

      Leo:
      -“una tradición totalmente errónea y perjudicial
      para la convivencia en igualdad …”-
      Afirmo-Pregunto:
      ¿No es toda Tradición algo
      erróneo
      para la convivencia en igualdad
      (con la Generación ad-viniente?
      ………………..
      Imitando al Cumpa Isidoro, recuerdo la Frase:
      “Echando la mirada hacia atrás,
      solo vemos RUINAS”
      ………………..
      ¡No se achiquen los y las viejitas!,
      El Sosiego consiste en una Calma conquistada.

    • ana rodrigo

      Aclaración. Por si no me he explicado bien, digo que cuando hablo del hombre, me refiero colectivamente. Por supuesto que hay muchísimos hombres que son excelentes personas, pero también hay muchísimos más de lo que imaginamos que son machistas, y finalmente, hay una cultura heredada de adjudicación de roles que es lo que llamamos cuestión de género. Y eso no es fácil cambiarlo, pero, como es posible, hay que luchar sin perder la esperanza.

      Carmen, bien por tu optimismo de que esto va a cambiar, tiene que cambiar.

  • ana rodrigo

    Olga habla de la desbocada sexualidad masculina, y yo pregunto ¿por qué el instinto sexual en tantos hombres se mantiene en un estado meramente animal? ¿Es que los siglos de racionalidad de los primates, la educación y ética son incompatibles  con el cerebro masculino en tantos casos históricamente en todas las culturas y religiones? ¿Tendrá algo que ver con la devaluación de las mujeres y personitas  vulnerables como la infancia? ¿Por qué los hombres siempre han asociado su poder y fuerza con los testículos?

    ¿No va siendo hora  de que se plantee seria.ente la educación sexual de los hombres y dejemos ver como algo  normal su comportamiento sexual?

  • olga larrazabal saitua

    Historias similares de niñas abusadas por abuelos, padres,tíos o hermanos, he escuchado en plena burguesía, sin miserias ni chinches.

    Es que la desbocada sexualidad masculina no tiene límites.

    Y ahora se está hablando en voz alta, y las y los afectados comienzan a recordar lo que tenían enterrado en el fondo de la conciencia.

    Familias enteras callaban lo que sabían, y no dejaban hablar a los afectados.

    • oscar varela

      Leo el final:
      -“Familias enteras callaban lo que sabían,
      y no dejaban hablar a los afectados.”-
      Acertada constatación.
      Cabría la pregunta de “POR QUÉ” callaban.

      • Porque se culpabilizaba a la víctima.
        O
        Porque se estigmatizada a la víctima
        O
        Porque se asumía la autoridad del varón sobre la mujer.
        O
        Porque lo daban como algo contra lo que nada se podía hacer.
        O
        Por miedo a represalias porque todo favorecía al varón.
        O…

        Pero todo esto ya no cuela. A nadie con un mínimo de educación en lo que son los derechos y la libertad.

    • m. pilar

      Mchas veces se escuhaba polo bajo:
      “Va pidiendo guerra… mira como viste… algo habrá hecho…”

      Y otras tantas lindezas dichas por otras mujeres… maltratadas a su vez. Y como dice Carmen:

      ¡Cuanto daño… ha causado la iglesia en ese devenir… por su retorcida mirada, por su comportamiento de abusos… no solo a menores, sino de manera especial… a las mujees!
      m* pilar

Deja un comentario