Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5444 Artículos. - 86504 Comentarios.

Como introducción al capítulo 5º

Querid@s amig@s

          Estoy siguiendo con mucho interés los comentarios que venís haciendo en ATRIO al excelente “destilado” de mi libro “Teologías del Sur. El giro descolonizador”,  que ha elaborado, con gran rigor, conocimiento y sintonía, Oscar Varela. Por los mismos observo que algún@s también estáis leyendo  el libro. Seguro que os ayudará a un mejor seguimiento y una mayor comprensión de los “destilados”.

          Os agradezco vuestras reflexiones, que considero profundas, creativas y enriquecedores del libro, al tiempo que me ayudan a repensar lo que he escrito durante dos largos e intensos años de estudio, investigación, lecturas y viajes por el Sur global. Lo comencé en un país del europeo, Portugal, concretamente en la Universidad de Coimbra, donde impartí las conferencias de 2015 en la Cátedra Boaventura de Sousa. Lo           terminé en República Dominicana y Haití dos años después.

          En otro comentario os ofreceré otros detalles sobre la genealogía del libro. Ahora os presento el nuevo destilado del capítulo 5 sobre las “Teologías asiatáticas”, que tiene sus peculiaridades. Algun@s reseñador@s del libro lo consideran el más completo. Coincido con ell@s. Las teologías asiáticas son quizá las menos conocidas en nuestro entorno y requerían un tratamiento más detallado. Es sin duda el capítulo que más tiempo me supuso pensarlo, sistematizarlo  y redactarlo. Por eso me seitno especialmente satisfecho del resultado.

          En él desarrollo los dos modelos más creativos de las teologías asiáticas: el de la teologías de la liberación ubicada en sus diferentes contextos, y el de la teología de las religiones, que son complementarias y tienen su lugar de encuentro en la teología de Aloysius Pieris.

          En este primer destilado se expone la estructura descolonizadora de las teologías asiáticas, su proceso de construcción y el análisis de algunas de dichas teologías de la liberación: dalit (India), minjung (Corea del Sur) y de la lucha (Filipinas). En el siguiente destilado se abordarán las teologías islámica, hindú, budista, confuciana, judía y palestina de la liberación. El tercero se centrará en la teología de las religiones.

Seguimos comunicándonos.

6 comentarios

  • M.Luisa

    Hola Carmen,  antes no me he podido extender pero ahora que tengo un poco más de tiempo ¡fíjate lo que son las cosas! Cuando te leía  pensaba que lo mismo  me ha sucedido a mí  este fin de semana con mi hija pero en sentido contrario.

    Verás, me decía ella  ilusionada que ya tenía reserva de avión para ir el mes que viene a Sarajevo, más concretamente a  Medjugorje allí donde dicen se aparece la Virgen a miles de personas. El año pasado fue a Fátima, también estuvo en   Lourdes hace algún tiempo.  En fin para que veas cuánto contraste a nuestro alrededor y cuánta voluntad se necesita para comprender algunas de estas  situaciones.

    Ya te puedes imaginar  el interés con el que esta semana he leído el hilo de S. Santos sobre las apariciones. Hace tiempo cuando esto que cuento  sólo era la punta del Iceberg, para entenderlo tuve que meterme a estudiar teología y fue entonces cuando conocí el pensamiento crítico de J.J.Tamayo y  el de J.M. Castillo,  también el de algunos   teólogos alemanes.

    Ya ves, pues, lo certero de aquel refrán que dice algo así como que  “la necesidad te obliga”

    Un beso

  • Ayer comí con mis hijos y nietos en mi playa. Me volví con mi hijo mayor, su mujer y los dos nenes que se quedaron durmiendo a los cinco minutos, gracias a dios. Empezamos a hablar de la condena de los cinco bestias y recordé lo que contó el señor Alberto Revuelta. Mi hijo y su mujer tienen una licenciatura en derecho, saben mucho más que su madre de estas cosas. La conversación derivø y acabé constando lo que estaba aprendido en Atrio.

    Mis dos hijos fueron a colegios públicos siempre.

    De la biblia y esas cosas saben justo lo que aprendieron en la parroquia para la primera comunión. Luego les acompañé a misa los domingos o sábados hasta que ellos me dijeron que no querían ir.

    Jamás les dije nada de estas cosas de religión. Estaba en plena guerra con ese dios extraño que me habían transmitido. Mejor no hablar.

    Ayer le dije a mi hijo casi cuando llegamos a casa , estaban los dos con los ojos a cuadros. Le dije algo así como: querido, solamente hay que ser bueno, con eso es suficiente.

    Dice usted que a veces lo que aquí se dice le hace repensar alguna que otra cosa. No sabe lo que me alegro. Porque creo, con todos mis respetos, que los teólogos no se dan cuenta de la realidad, no ven el problema de la gente que no tiene ni idea de teología pero si de sentido común, ese es fundamentalmente nuestro, del pueblo.

    Tienen que replantearse millones de cosas o tal vez solamente un par de cosas básicas. Porque a veces esto de la teología nos aparta de eso que llevamos dentro y que nos hace buscar a Dios. Pero es tan complicado todo y tan sinsentido que muchísima gente joven ha desistido. Se han quedado dentro  de la iglesis básicamente los fundamentalistas que van ganando terreno de una manera preocupante.

    Se que usted está relacionado con las comunidades cristianas de base. No sé exactamente qué son, supongo que nada tienen que ver con el Opus o los quicos.  No sé.

    Pero sí sé una cosa, o creo saberla. O cambia la teología y se hace una reinterpretación de casi todo, o el cristianismo y no vea el catolicismo, pues ya sabe usted lo del invierno eclesial. Pero el término se va a quedar corto, porque nos acercamos a una glaciación eclesial. Volverán los mamuts, en el frío se harán los amos.

    En fin. Le aseguro que le digo esto con todos mis respetos. Me gusta leer lo que escribe. Aprendo mucho.

    Un saludo cordial.

    carmen.

    • M.Luisa

      Pienso, querida Carmen, que lo que transmite el profesor Tamayo en este libro de profunda investigación es precisamente, mediante una perspectiva liberadora, combatir la función ideologizada que ha ejercido sobre las mentes la teología tradicional al considerarla como la única y verdadera.

      Un cordial saludo

      • Si. Es cierto.
        Lo que no sé es si otras teologías de otras religiones y otras culturas están más o menos como la nuestra. Quiero decir que quizás todas necesiten una revisión. No lo sé, no conozco ninguna otra.
        Lo que quiero decir es que quizás los teólogos se podrían dedicar a estudiar a fondo la manera de actualizar la nuestra.
        Me gusta lo que escribe. Lo encuentro muy interesante, muy enriquecedor. Me gusta.

        Ha sido una sugerencia. Creo que el señor Tamayo tiene mucho tirón. Además es una persona muy reconocida es este ambiente.
        No sé. Se me ha ocurrido y lo he dicho.
        Pero tienes razón en lo que dices. Al menos también pienso como tú.
        Besos.

  • Asun Poudereux

    Me alegra mucho este compartir, precisamente cuando se destila el tema asiático.  Muchísimas  gracias,  Juan José Tamayo por estar  y aquí entre los atrieros.

     

    Sin haber terminado aún este capítulo, coincido en lo que nos confiesa. Se percibe por su extensión y el modo cómo  se conjuga todo ello. Y aclaro que no soy experta.

     

    Lo que sí he podido observar, es el cambio de visión y aptitud que se produce  en las personas, que suman a su originaria vivencia religiosa.

     

    Hasta siempre. Un abrazo.

Deja un comentario