Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4789 Artículos. - 76777 Comentarios.

La derecha

En situación parecida a la del amigo Juan, alejado del bullicio fallero aun viviendo en Valencia, le acompaño en este pensamiento descorazonador al contemplar la realidad histórica del mundo que solo, tal vez, una masiva y global revuelta podría hacer cambiar de rumbo. Pero, ¿se puede hacer sin violencia, saliendo a la calle como la mujeres y los pensionistas? Yo, con Juan, sigo todavía… AD.

          Hoy, día de San José, con las fallas ya listas para el fuego, mas allá de bandas, petardos y tracas, echo mi vista a andar por el mundo, y ¿qué veo?: Trump, Shinzo Abe, Putin, Merkel, May, Macron, Rajoy, todos de derechas y partidarios acérrimos del capitalismo en todas sus manifestaciones, así como el FMI, la OCDE, el Banco Mundial, el Banco Central Europeo, el G20, la OTAN, lo mismo de lo mismo, el ya casi- eterno Li Keqiang, líder del PC Chino y que dirige una economía cuyo parecido con la de la Alemania nazi es cada vez mayor, los nuevos dirigentes de Brasil, Argentina y Chile, la agonía de Maduro, el hundimiento, con la “desinteresada” colaboración del occidente capitalista, uno tras otro de los gobiernos más o menos progresistas del mundo árabe, el mantenimiento de los emires del petróleo o de Paul Kagame en Ruanda, etc., etc., todo el universo mundo está bajo el dominio de un capitalismo aplastante.

En la segunda mitad del pasado siglo apareció aquello del capitalismo de rostro humano, el neocapitalismo, pero en cuanto el comunismo soviético implosionó por el colapso de una economía obligada a competir en todo y especialmente en el gasto militar con los llamados países occidentales y el miedo al comunismo desapareció, los empresarios se olvidaron para siempre de su apariencia bonachona y volvieron (y en eso están) a sus viejas prácticas de explotación sin límites ni frenos para continuar con su amada acumulación del capital.

En esta situación, mientras el capitalismo campa por sus respetos en toda la tierra y los poderes  públicos (los estados) difícilmente pueden oponerse a sus exigencias o a sus caprichos, la izquierda más o menos bobalicona se ciñe a sus problemas locales y localistas, lo que inevitablemente la lleva de fracaso en fracaso. Mientras no aparezca una alternativa mundial a un poder también mundial, el capitalismo seguirá creciendo tan campante y los tontos de turno seguirán echándole la culpa de sus problemas a su Rajoy correspondiente.

A ver si nos enteramos: los problemas no se producen por la incompetencia de los políticos (que también), sino por el dominio y poder del capital al que ningún político en su sano juicio intentará oponerse. Y si lo hace, ya lo veis, terminará como cualquier izquierda de hoy en día.

Es que no es la derecha, ni el liberalismo, ni la carcundia clerical, ni el centralismo, ni el neo-franquismo, ni Bruselas, ni Madrid y ni siquiera el fascismo, es el capital y sus detentadores, servidores y acólitos.

Juan García Caselles.

6 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Las mujeres pobres e indígenas de los pueblos zapatistas de Chiapas convocaron a una reunión a las mujeres de todo el mundo que luchan, para intercambiar experiencias del 8 al 10 de marzo de 2018. Pensaban que llegarían a lo mucho unas 500 compañeras. Nadie sabe al día de hoy cuantas mujeres llegaron de todos los continentes; los números varían entre 6 mil a 11 mil compañeras. La presencia de varones estuvo prohibida en todo el encuentro; a los varones zapatistas les tocó cuidar la seguridad perimetral externa del lugar de encuentro, la labores de cuidados familiares y las labores del hogar.

    Selecciono aquí algunos párrafos de las palabras de las mujeres zapatistas al final del encuentro; e invito a leer la declaración completa en el vínculo que comparto al final:

     

    Pero nuestras palabras finales son especiales para ustedes, hermanas y compañeras mujeres que luchan.

    Agradecemos con todo nuestro corazón humilde y sencillo, con resistencia y rebeldía, la participación de todas ustedes, mujeres que luchan en los cinco continentes del mundo.

    Tanto las que están aquí, como las que están pendientes de lo que aquí pasó.

    Agradecemos sus oídos, sus miradas, sus palabras, sus talleres, sus pláticas, su arte, sus videos, sus músicas, sus poesías, sus cuentos, sus teatros, sus danzas y bailables, sus pinturas, sus cosas raras que ni sabíamos qué son, y todo lo que nos trajeron para que nosotras conocemos y aprendemos de sus luchas.

    Lo tomamos todo como un regalo muy valioso que vamos a cuidar y vamos a hacer más grande, porque lo vamos a llevar a nuestras comunidades y pueblos, para que más mujeres zapatistas compartan con nosotras su regalo que nos dieron.

    Lo recibimos con respeto y cariño porque todas ustedes hicieron un gran esfuerzo para viajar desde sus lugares de lucha, desde sus tiempos y modos, desde sus mundos, y llegar a este encuentro que no sabemos todavía si salió bien o salió mal.

     

    No las hemos revisado todas las notas, pero les aseguramos nuestro compromiso a corregir lo que nos señalan que está mal, y a mejorar lo que nos dicen que no está cabal.

    Sí decimos claro que, hasta ahora, la gran mayoría son críticas por errores y fallas que tenemos en la organización.

    Les decimos que vamos a tomar en cuenta todas sus críticas para mejorar la próxima vez, si es que hay una próxima vez.  Todas esas críticas, así como nuestras palabras que trajimos en estos días, lo vamos a publicar en la página de enlace zapatista para que ahí todas ustedes pueden ver.

    Pero como quiera, así en general, queremos saber lo que piensan todas.

    Entonces les preguntamos, compañeras y hermanas:

    ¿será que salió un poco bien?

    ¿o será que salió mal?

     

     

    A saber cuántas mujeres que luchan llegamos en estos días, pero creemos que podemos estar de acuerdo en que somos un chingo.

    Y no pensamos si van a llegar tantas porque acá está retirado y no hay comodidades.

    Viera que sabemos que son tanto así, pues tal vez llegamos más mujeres zapatistas y así podríamos abrazarlas a todas y cada una y poder decirles en personal lo que ahora les decimos en colectivo.

    Vendríamos seis mujeres zapatistas para cada una de ustedes: una pichita (que así les decimos a las que acaban de nacer), una niña, una jóvena, una adulta, una anciana y una finada.

    Todas mujeres, todas indígenas, todas pobres, todas zapatistas que te abracen fuerte, porque es el único regalo que podemos darte de vuelta.

    Pero como quiera has de cuenta, hermana y compañera, que esto que estamos diciendo aquí, te lo está diciendo una mujer zapatista mientras te da un abrazo y te dice al oído, en tu lengua, en tu modo, en tu tiempo:

    “no te rindas, no te vendas, no claudiques”

    Que así, con estas palabras es que te decimos

    “gracias hermana.  Gracias compañera”.

     

     

    Hermanas y compañeras:

    Este día 8 de marzo, al final de nuestra participación, encendimos una pequeña luz cada una de nosotras.

    La encendimos con una vela para que tarda, porque con cerillo rápido se acaba y con encendedor pues qué tal que se descompone.

    Esa pequeña luz es para ti.

    Llévala, hermana y compañera.

    Cuando te sientas sola.

    Cuando tengas miedo.

    Cuando sientas que es muy dura la lucha, o sea la vida,

    Préndela de nuevo en tu corazón, en tu pensamiento, en tus tripas.

    Y no la quedes, compañera y hermana.

    Llévala a las desaparecidas.

    Llévala a las asesinadas.

    Llévala a las presas.

    Llévala a las violadas.

    Llévala a las golpeadas.

    Llévala a las acosadas.

    Llévala a las violentadas de todas las formas.

    Llévala a las migrantes.

    Llévala a las explotadas.

    Llévala a las muertas.

    Llévala y dile a todas y cada una de ellas que no está sola, que vas a luchar por ella.

    Que vas a luchar por la verdad y la justicia que merece su dolor.

    Que vas a luchar porque el dolor que carga no se vuelva a repetir en otra mujer en cualquier mundo.

    Llévala y conviértela en rabia, en coraje, en decisión.

    Llévala y júntala con otras luces.

    Llévala y, tal vez, luego llegue en tu pensamiento que no habrá ni verdad, ni justicia, ni libertad en el sistema capitalista patriarcal.

    Entonces tal vez nos vamos a volver a ver para prenderle fuego al sistema.

    Y tal vez vas a estar junto a nosotras cuidando que nadie apague ese fuego hasta que no queden más que cenizas.

    Y entonces, hermana y compañera, ese día que será noche, tal vez podremos decir contigo:

    “bueno, pues ahora sí vamos a empezar a construir el mundo que merecemos y necesitamos”.

    Y entonces sí, tal vez, entenderemos que empieza la verdadera chinga y que ahorita como quien dice que estamos practicando, entrenando pues, para ya estar sabedoras de lo más importante que se necesita.

    Y eso que se necesita es que nunca más ninguna mujer, del mundo que sea, del color que sea, del tamaño que sea, de la edad que sea, de la lengua que sea, de la cultura que sea, tenga miedo.

     

    Hermanas y compañeras:

    Aquí, delante de todas las que somos aquí y las que no están pero están con el corazón y el pensamiento, les proponemos que acordemos seguir vivas y seguir luchando, cada quien según su modo, su tiempo y su mundo.

    ¿están de acuerdo?

     

     

    Como ya lo vimos y escuchamos que no todas están contra el sistema capitalista patriarcal, pues respetamos eso y entonces proponemos que lo estudiemos y lo discutamos en nuestros colectivos si es que es cierto que el sistema que nos imponen es el responsable de nuestros dolores.

    Si es que sale que sí es cierto, pues entonces, hermanas y compañeras, saldrá otro día el acuerdo de que luchamos contra el patriarcado capitalista y contra cualquier patriarcado.

    Y claro decimos que contra cualquier patriarcado, no importa qué idea tenga, no importa cuál sea su color o su bandera.  Porque nosotras pensamos que no hay patriarcado bueno y patriarcado malo, sino que son lo mismo contra nosotras como mujeres que somos.

    Si sale que no es cierto, bueno, como quiera nos vamos a estar viendo para luchar por la vida de todas las mujeres y por su libertad y que ya cada quien, según su pensamiento y lo que mira, pues va construyendo su mundo como vea mejor.

    http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2018/03/10/palabras-de-las-mujeres-zapatistas-en-la-clausura-del-primer-encuentro-internacional/

     

     

  • ROMAN DIAZ AYALA

    El capitalismo nació con la civilización, en cuanto la producción creó excedentes. Alguien o algunos empezaron a administrarlo hasta hacerse con su propiedad.
    Recuerdo aquella primavera de Praga y a Duchek buscando un socialismo con rostro humano, era 1968, hace medio siglo.
    El desencanto tiene muchas facetas, pero seguimos instalados en la utopía.

    • Rodrigo Olvera

      No Román: en el esclavismo y en el feudalismo había administración de excedentes de producción pero no había ni capital ni capitalismo. Parece que ya ni siquiera queda claro el concepto económico de capital, que no es meramente ni sinónimo a excedente de producción.

      • Román Díaz Ayala

        Al parecer, no he conseguido ser irónico. En el colegio, hace sesenta años, ya nos enseñaban el desarrollo del capitalismo con el nacimiento de la Edad Moderna.

  • Alberto Revuelta

    Buen amigo, en la manifestación de pensionistas del día 17 bajo una lluvia a jarros, un hombre de noventa años, bajo el paragua; portaba un cartel cogido a la bastonera que decía “Lucha ahora. Aún estás vivo”. Así que estoy encantado de leerle esta mañana y espero que no nos pase, a Antonio nuestro moderador tampoco, lo que Sartre lloraba: “Como todos lo soñadores confundí el desencanto con la verdad”.

Deja un comentario