Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4784 Artículos. - 76665 Comentarios.

Testimonios y pruebas tachadas de ‘calumnias·

Lo siento. Nadie ha defendido más a Francisco que yo. Y sigo considerándolo una gran ocasión para el cambio de la Iglesia y del mundo donde impera el poder criminal del dinero. Pero su viaje a Chile ha descubierto una preocupante obsesión en defender a sus obispos por encima de todo. Por eso no me resisto a publicar este informe muy completo de piensaChile. que hoy también ha publicado una carta de Juan Carlos Cruz, el principal testigo contra el obispo Barros. Hay que leer ese documento también, que es muy breve. AD.                   

LAMENTABLE Y REVELADORA VISITA PAPAL

                                                                                                                Felipe Portales

 La reciente visita papal ha dejado en nuestro país un sabor amargo. Más allá de los positivos llamados de Francisco a practicar el amor, la paz y la justicia, y su pedido de perdón en La Moneda por los abusos sexuales de eclesiásticos; ha quedado profundamente ensombrecida por su incomprensible respaldo al obispo Juan Barros, que debido a su estrecha vinculación histórica con la virtual secta de Fernando Karadima, ha sido persistentemente rechazado por gran parte de los católicos de Osorno, y por un amplio sector de la Iglesia chilena y de nuestro país.

Ya había causado un gran y comprensible escándalo su nombramiento como obispo de la ciudad sureña en enero de 2015 efectuado por Francisco. Todo se agravó cuando los chilenos pudimos ver por televisión que el pontífice descalificó de manera ofensiva a la grey de Osorno como “tonta” y manipulada por “zurdos” (¡!). Y ahora culmina los desaciertos en nuestro país, acusando a las víctimas de Karadima -que responsablemente han acusado a Barros de abusos sicológicos; y de complicidad y encubrimiento de abusos sexuales- de proferir “calumnias” contra el obispo de Osorno…

Es muy importante puntualizar que evidentemente Juan Barros desempeñó un papel central en la secta de “El Bosque”, desde el momento en que -junto con haber sido nombrado secretario del arzobispo de Santiago, Juan Francisco Fresno, en 1983- fue designado Vicario de la Parroquia El Bosque en 1985, convirtiéndose en el “segundo” de Karadima (ver Mónica González, Juan Andrés Guzmán y Gustavo Villarrubia.- Los secretos del imperio de Karadima; Edit. Catalonia, 2014; p. 129). Es decir, solo con ello quedaba moralmente inhabilitado para ser obispo. Es más, en el libro citado se señala que “una fuente que por años fue muy cercana a Karadima sostiene que el rector Benjamín Pereira iba a echar a Juan Barros del Seminario pues este insistía en referirse a Karadima como si fuese un santo. En este sentido, al tomarlo como secretario, Fresno lo habría rescatado de la expulsión, permitiéndole ordenarse cuando Pereira ya no estaba” (Ibid.; p. 128).

Además, de modo público y reiterado, Juan Carlos Cruz y James Hamilton han señalado que Barros y otros sacerdotes de El Bosque, presenciaban abusos sexuales contra diversas víctimas de Karadima y no reaccionaban. Por otro lado, las primeras denuncias presentadas en contra de aquel, en 1983, por Francisco Gómez Barroilhet y otros jóvenes en una carta al arzobispado de Santiago, quedaron en nada. En 1984, “Gómez le pidió a su amigo Juan Hölzel, ex seminarista jesuita que llegó a trabajar al Arzobispado en el área de prensa, que averiguara qué había pasado con la carta. Hölzel le contestó que ‘la carta se recibió, se leyó, se rompió y se botó a la basura’. Cuando Francisco Gómez le preguntó si valía la pena enviarla de nuevo, Juan Hölzel le respondió: ‘Mientras Barros esté acá, no vale la pena’” (Ibid.; p. 129).

Asimismo, ha habido al menos dos víctimas de los abusos sicológicos efectuados a través de “juicios públicos” propios de las sectas; que han denunciado como uno de sus abusadores a Barros. Son los casos de Luis Lira Campino, que incluyó también a los actuales obispos Tomislav Koljatic y Andrés Arteaga (ver Ibid.; p. 125) y de Juan Debesa Castro, que incluyó además a Arteaga (ver Ibid.; p. 187). Y también Barros ha sido acusado por Juan Carlos Cruz de una sórdida maniobra orquestada por Karadima, al escribirle una carta al arzobispo Fresno en que “informaba que dos jóvenes de El Bosque se habían acercado a él para contarle que Juan Carlos los había acosado sexualmente. Los denunciantes eran Guillermo Ovalle (Chadwick) y Gonzalo Tocornal (Vial)” (Ibid.; p. 191).

Todos estos antecedentes fueron recogidos por la jueza Jessica González, quien investigó la querella presentada contra Fernando Karadima por José Andrés Murillo, Cruz y Hamilton. El problema fue que debido a los mínimos plazos de prescripción que establecen las leyes chilenas para los delitos sexuales, Karadima terminó sobreseído, siendo solo sancionado finalmente por la Iglesia. Y en el juicio civil entablado por aquellos contra el arzobispado -por su encubrimiento por años del caso- se ha presentado otro hecho que deja aun peor al Estado del Vaticano y al mismo papa. Este es, que frente al pronunciamiento papal de que una investigación vaticana había eximido a Barros de cualquier ilícito, la Corte Suprema chilena le solicitó formalmente al Vaticano una copia de los documentos canónicos correspondientes. ¡Y el Vaticano se negó de plano a remitírselos! (ver Emol; 21-9-2016).

Pero el debilitamiento de la Iglesia chilena provocada por lamentables conductas de obispos nacionales y del papa, no termina con el caso de Barros. También ha sido muy penoso que entre los ocho cardenales de la Comisión nombrada para reorganizar la Curia vaticana se encuentren dos que han sido acusados de encubrir casos de abusos eclesiásticos: el chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa y el australiano George Pell. Particularmente grave ha sido el caso de Errázuriz, no solo porque es compatriota, sino además porque ¡el mismo ha reconocido la protección que les ha brindado a obispos y sacerdotes cuestionados al respecto! Han sido los casos del obispo Francisco José Cox; y de los sacerdotes José Andrés Aguirre Ovalle y del propio Karadima.

Cox es de la misma edad de Errázuriz y fue compañero de estudios de éste en la Congregación de Schoenstatt. Se desempeñó como obispo de Chillán (1975-1981). Luego fue designado en un alto cargo vaticano: Secretario del Pontificio Consejo para la Familia, donde en 1985 fue curiosamente “degradado”, volviendo para ser ¡obispo auxiliar de La Serena! Fue nombrado también, al mismo tiempo entre 1986 y 1987, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de la visita de Juan Pablo II a Chile. En 1990 pasó a ser arzobispo de La Serena, reemplazando a Bernardino Piñera que se retiró por edad. En 1997 fue desplazado de La Serena, también curiosamente, ya que tenía solo 64 años, siendo la edad de retiro de 75. Y se le designó para cargos menores. Finalmente, y ante la inminencia de un reportaje periodístico de “La Nación” que traía numerosas denuncias de depredación sexual cometidas por él en La Serena, fue rápida y misteriosamente enviado a un monasterio en Alemania en 2002, sancionado por “conductas impropias”.

Notablemente, Errázuriz declaró al respecto que Cox “tenía una afectuosidad un tanto exuberante”, la que “se dirigía a todo tipo de personas, si bien resultaba más sorprendente en relación a los niños”. Además, recordó que “cuando sus amigos y superiores llegamos a ser muy duros para corregirlo, él guardaba silencio y pedía humildemente perdón. Nos decía que se iba a esforzar seriamente por encontrar un estilo distinto de trato, pero lamentablemente no lo lograba” (La Nación; 2-11-2002). Muy probablemente, por el estilo de la declaración, Errázuriz se está refiriendo al período en que él se desempeñaba como Superior de la Orden en Chile, esto es, entre 1965 y 1971. Otro obispo que declaró “proteger” a Cox fue su sucesor como arzobispo de La Serena, Manuel Donoso (1997-2013), quien en 2002 reconoció haber recibido nueve denuncias contra él, pero que las desechó al considerar que “ninguna era comprobable” (Ibid.).

Las declaraciones anteriores suscitaron duras expresiones de una de las más eminentes personalidades del PDC de la época, Jaime Castillo Velasco, quien señaló que lo que estaba ocurriendo en la Iglesia “es tan lamentable, tan horrible, porque se trata de una autodestrucción (…) No tiene sentido la religión si ella forma seres capaces de contradecirse de la forma en que lo hacen los sacerdotes homosexuales (pederastas) (…) Hay que ser muy claros y firmes en el rechazo a la traición ético-religiosa de sacerdotes que prometen una forma de vida que no son capaces de mantener y que suministran un ejemplo mortal para la sociedad. Por eso no estoy de acuerdo con palabras explicativas o condescendientes que se han pronunciado” (La Nación; 10-11-2002).

José Andrés Aguirre (“el cura Tato”) fue condenado a 12 años de cárcel por la Corte Suprema en enero de 2005 por nueve abusos deshonestos contra menores de edad y un estupro cometidos entre 1998 y 2002. Sin embargo, su historial de abusos, según él reconoció, comenzó en 1984 (ver La Tercera; 12-11-2013). Y ya en 1994 el Arzobispado de Santiago sabía que había dejado embarazada a una niña (ver La Nación; 15-10-2004). Incluso, “consultado por qué el cura Tato no había sido expulsado de la Iglesia apenas se supo que había cometido abusos y tenido una hija, Errázuriz dijo que en ese tiempo se creyó posible su rehabilitación y posterior reinserción pastoral uniéndolo a un movimiento en el extranjero que ´brindaba un excelente acompañamiento espiritual´” (El Diario de Atacama; 18-7-2004). Es decir, ¡toda sanción a sus delitos se consideró fuera de lugar! De este modo, Aguirre fue enviado a Costa Rica y Honduras en 1994. Increíblemente (o no tanto, dado lo que hemos visto), a su vuelta en 1998 se lo nombró en la Vicaría Pastoral de Quilicura y, en 2000, párroco de Nuestra Señora del Carmen de la misma comuna, donde continuó con sus conductas delictuales.

Pero también el cura Tato fue protegido por el obispo auxiliar de Santiago, Sergio Valech. Así, cuando se destapó el caso en 2002, la madre de tres de las niñas abusadas por Aguirre en Quilicura, Silvia Leiva, contó que en 1999 fue a denunciarle los hechos a Valech. Según ella, el obispo le dijo “que no creyera todo lo que se decía, porque las iba a asediar la prensa, ‘y ellos son buitre que donde tienen comida, comen’. También le dijo que si contaba algo, sería acusada de injurias, porque la Iglesia Católica es un elefante y yo solo una hormiga”. Intimidación que desmoralizó a su marido quien “me dijo pa’ que vas a seguir peleando si eres una hormiga no más” (La Nación; 21-10-2002). El mismo diario relató que el obispo -pese a los insistentes pedidos- se negó a ser entrevistado. La señora Leiva, días después, hizo el mismo relato en un programa nocturno de TVN. Y en este se mostró cómo Valech se negó con molestia a ser entrevistado por una periodista del mismo canal.

Y respecto de Karadima, Errázuriz recibió las primeras denuncias en su contra en 2003, enviadas por Murillo a través del Vicario para la Educación, el jesuita Juan Díaz. Sin embargo, Errázuriz no hizo nada. Recién en 2005 logró Murillo que se empezara un proceso canónico. Pero el cardenal ¡reconoció ante la jueza Jessica González que frenó el proceso por varios años!: “El receso del procedimiento administrativo entre los años 2006 y 2009 es de mi responsabilidad y fue una decisión que tomé luego de haber oído el testimonio de monseñor Andrés Arteaga (sic) respecto de los denunciantes” (González, Guzmán y Villarrubia; p. 245).

El propio cardenal Errázuriz con toda naturalidad ha fundamentado la actitud encubridora que ha imperado en la jerarquía de la Iglesia, al señalar: “Hay que tener presente que el obispo tiene una función de pastor y de padre, no solo en bien de los fieles, sino también ante cada sacerdote de su diócesis. Quisiera saber qué papá va a la justicia a delatar a sus hijos” (El Mercurio; 26-5-2002). ¡Cuántos niños se habrían salvado de ser abusados, si Errázuriz no hubiese protegido “paternalmente” a Cox, el cura Tato y Karadima!

Desgraciadamente esta protección “familiar-corporativa” la ha consagrado Francisco durante la visita en nuestro país con el total apoyo a Barros y su duro ataque a las víctimas de la secta de Karadima que continúan buscando verdad y justicia. ¡Qué contradicción con el mensaje evangélico que nos dice que “si alguien hace caer en pecado a uno de estos (niños) pequeños que creen en mí, mejor le sería que le amarraran al cuello una piedra de molino y lo tiraran al mar” (Mateo 18; 6)!

23 comentarios

  • oscar varela

    Hola!

    Pudiera ser que Pancho hubiere entrado en la duda de que el CALUMNIADOR podría resultar él mismo.

    ¡Humillación!

    Acaba de decir que no se es humilde sin ser humillado!

    Al mismo tiempo abre el “caso Karadima” y sus “muchachos”.

    Ejerce la “Potestad” y ejecuta una “Ejemplaridad”.

    ……………….

    Convendría, sin embargo, no confundir:

    La primer “Ejemplaridad” no es tanto la de Pancho,

    sino la de las víctimas y de los y las que pusieron el cuerpo haciendo causa común con ellas.

    Esa “Ejemplaridad” humilló la “Potestad” pontificia;

    y en esa humillación -aceptada y ejecutada (abrir el “caso”)-,

    Pancho se muestra “Ejemplar”, pero de segunda instancia.

    La primera le corresponde a la Gente “haciendo lío”.

    …………………

    ¿Cuál es la Lección de todo esto?

    1- Que hay que “hacer lío”

    2- Si los “pre-potentes Potestados” no dan bolilla: ¡pasarlos por arriba!

    3- también al Papa mismo.

    4- Y “agua y ajo” (agua-ntar y ajo-derse).

  • Carmen

    Si es así, me alegro un montonazo. Sus asesores de imagen le habrán dicho que esto es demasiado. Pero sea por lo que sea, es una buena noticia ,si no queda en agua de borrajas.

    Pero no me quedo sin decir que esto : si se reabre e caso, es gracias a la lucha sin fin de las víctimas y de personas como ustedes que, con conocimientos sobre el funcionamiento de la iglesia,  han decidido decir: hasta aquí.

    Al menos es mi opinión.

    Un saludo cordial

     

    • oscar varela

      Caso Barros: Mons. Scicluna a Chile

      Caso Barros: Mons. Scicluna a Chile


      A propósito de algunas informaciones recientes con respecto al caso de S.E. Mons. Juan de la Cruz Barros Madrid, Obispo de Osorno (Chile), el Santo Padre ha dispuesto que S.E. Mons. Charles J. Scicluna, Arzobispo de Malta y Presidente del Colegio para el examen de los recursos (en materia de delicta graviora) en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se desplace a Santiago de Chile para escuchar a quienes han manifestado la voluntad de dar a conocer elementos que poseen.

  • ELOY

    Acabo de leer,  en eldiario.es,  la siguiente noticia:
     

     
    “El Papa rectifica y reabre la investigación sobre el obispo chileno acusado de encubrir a un pederasta
     

     
    Enlace:
     

     

    http://www.eldiario.es/sociedad/Papa-Barros-Chile-arzobispo-escuchar_0_734927213.html

     

     

     

  • olga larrazabal

    Carmen: AMGD es A Mayor Gloria de Dios, y tengo entendido que es la motivación de las acciones de la Compañia de Jesús y su lema.

    En cuanto a la protección de los encubridores que se quedaron callados, y los que hablaron, a destiempo pero hablaron, su motivación puede haber sido el miedo, pero también el placer por ese tipo de cosas que naturalizaron en su forma de vida, de tal modo, que se convirtieron en legítimas debilidades, de esas que se curan con un padrenuestro y una Avemaría y nunca llegaron al nivel de asco y angustia como para denunciar nada. Demás está decir que abrir la boca significa quedar sin carrera nominado de Párroco en la Antártica. Y en Chile los vemos como Obispos.

    Si aguantaron el Seminario sin ver nada y sin decir ni pío, es que estaban en un Seminario excepcional.  Es como ir a un Internado Inglés y no percatarse que existe la homosexualidad en un cierto número de estudiantes.

    Ahora está saliendo a flote las caídas de algunos jesuitas chilenos, y el prudente silencio que guardaron sus colegas cambiándolo de colegio en colegio, hasta que alguien habló.  Como esa denuncia no fue pública, todo quedó en la Compañía.  El problema es que ahora habló uno que trabaja en la TV y se les soltó la lengua a todos.

     

     

  • Carmen

    No dejan ustedes de sorprenderme. Cuando entré por primera vez en este blog o lo que sea  Atrio, jamás pensé que leeria las cosas que estoy leyendo. Hacen que no me sienta una hereje horrible.

    Un saludo cordial.

  • Antonio Toston De la Calle

    La iglesia católica ha sido derrotada en toda la línea por la Naturaleza. Es decir lo natural ha derrotado al fingimiento, a la mentira, al engaño- Ha sido derrotada por MARTIN LUTERO. Es también el triunfo de la MUJER. La han perdido tanto misógino como se ha refugiado en el Vaticano. No lo van a reconocer. Ni falta que hace, porque la Naturaleza, la vida, los rompe como figuras de barro. Pero lo curioso es que son ellos los primeros beneficiarios. ¡¡¡Cuantos problemas se iban a arreglar,¡¡ ipso facto!!. Ya se, que surgirán otros, pero esa hecatombe se desharía como un azucarrillo. ¡¡¡Que oportunidad tiene este papa, de ser el último papa de la ceguera, del ir dado tumbos detrás de soluciones que las tiene en su mano. Lo único que le falta es VALOR.¿Lo tiene?. Yo lo dudo. Es muy acomodaticio, muy amigo también del papa-movil, y de los besaniños, gestual …..No  son capaces de ver que un valiente CELIBATO OPTATIVO está en sus manos como digo. Traería también un añorado JESUANISMO ECUMÉNICO, tan luchado, tan querido por HANS KÚNG El gran problema serían las riquezas acumuladas…..sus vestiduras ancestrales de pompa, ritos y ceremonias vividas hoy de otra manera. Los protestantes podrían dar muchas lecciones sobre eso. Pero, el papado está incrustado hasta los tuétanos. Serán capaces de ser “los últimos alguna vez?. Me gustaría verlo.

     

  • Antonio Toston De la Calle

    George. R. Porta, Chapeau¡¡¡. Suscribo todas y cada una de las palabras de su escrito. No es que los demás no lo hayan hecho. Es que George ha abierto el angular de su perspectiva y denomina al catolicismo actual como un  Monstruo, por obra y gracia de sus máximos dirigentes, fundamentalmente y por la masa de las grandes manifestaciones engañosas y penosas que muestran un reflejo servil, cuando esa masa es traicionada si al carpintero de Galilea nos referimos, cegada por unos medios habilmente manejados.                                          Hay que insistir como George hace en la problemática del papel ahí pendiente del ninguneo de la mujer, ese 51% de la población humana , que se repite y aún se agrava dentro de los que debieran tener una mayor percepción del mismo, los clérigos, desde la cúpula hasta el suelo, que lo único que han hecho, ha sido, encumbrar a una sóla mujer, María, la madre de Jesús hasta proporciones enfermizas, patológicas, ya que cuando más inciden en esa actitud, más hacen desmerecer a sus propias madres, dando la impresión que ellos mismos no las han tenido o se avergüenzan de las mismas. Y lo mismo ocurre con la utilización de santo o de padre, atribuyéndose ambos de manera inadecuada y contraria a lo que el propio Jesús manifiesta en los evangelios. Un sólo Padre. Los demás hermanos. Y bien claro se ve que cuando el propio papa se enfrenta a “sus clerigos, cardenales, obispos, ect” esos sí son sus hijos. No así,a las víctimas de los pederastas, que no son vistos como hijos,–y ahí si hace el papa una clarificación -entre unos y otros. A quien protege y a quien ignora. Poniéndose siempre al lado de sus colegas clericales y dudando siempre de los más débiles, las víctimas inocentes.Es dificil pensar que piense, como el Obispo de Canarias, –que son los niños los tentadores……Mejor que piense casar a sus clérigos,  tener hijos propios y así aprenderán a tratar a las mujeres, y tener hijos propios y pasar por el dolor de que alguien les haga una cosa tan inhumana como abusar de ellos. Y, por lo menos, a ser padre, de verdad biológica.

     

  • Carmen

    A

    A principios de los ochenta se publicó un libro de Ramón Pérez de Ayala. A.M.D.G. o quizás era A.M.G.D. nunca me he aclarado con esas siglas. No sé casi nada de latín y lo siento. Pero seguro que ustedes lo saben.

    Había estado prohibido por la censura muchísimos años. Pero me gusta el autor. Belarmino y Apolonio es genial. Las novelas de Urbano y Simona, también.

    Ers la primera vez que leia algo de ese tema. Me cogí un rebote de esos gordos y encima tenía entonces treinta y pocos años. Menudo rebote. Negaba la mayor a grito límpio.

    Y… La realidad siempre supera a la ficción.

    Y no hablo de ningún grupo de poder de la iglesia en concreto. Es una casualidad el título del libro. Pero me ha venido a la cabeza.

    Perdón, pero es que los maestros, maestras, padres y madres somos muy sensibles a este tema. Bueno, y cualquier persona de bien.

    Un saludo cordial.

  • Rodrigo Olvera

    Es un error pensar que la protección a Barros es un caso aislado. Proteger a encubridores de pederastas ha sido una praxis consistente del papado de Bergoglio desde el inicio. Les recuerdo que de los 8 supercardenales, 4 tienen escándalos de encubrimiento de pederastas, y cuando amplió un nombramiento mas para finanzas (Norberto Rivera), también nombró a otro encubridor de pederastas.

     

    Esta distinción entre pederastas y encubridores es fundamental para entender las palabras de Bergoglio: ha mostrado tolerancia cero a pederastas y tolerancia cien a encubridores. Cuando dice que no hay pruebas contra Barros, se refiere a pruebas de que Barros abusó sexualmente de menores, y es cierto…de hecho, ninguna víctima acusa a Barros de pederasta sino de encubridor. Pero el encubrimiento es tolerado por el papa.

    • Carmen

      Sin encubridores no existiría el problema enorme,injusto,horrible,antievangēlico,
      amoral, degradante…de la pederastia en la iglesia católica. Serían como otros pederastas y estarían en la cárcel y sin poder acercarse a niños.
      El sabrá lo que hace.

      • Rodrigo Olvera

        Totalmente de acuerdo, Carmen.

        Además, en el caso del pederasta puede debatirse hasta que punto su acción ha de encuadrarse desde la patología psicosexual; en el encubridor la acción responde a otro tipo de factor.

  • Antonio Toston De la Calle

    Pienso que entre la víctimas hay mucho miedo. Pienso en los que les han metido ese miedo y dan no miedo,sino pavor. No es nada sobre los que llevan marcado el poder en sus espaldas y en su frente, como un sello, que les hemos entregado nosotros porque han llegado injustísimamente a pervertir nuesrras conciencias y por tanto nuestra dignidad….Como si fueran diciendo: -Yo soy la verdad. Yo no puedo mentir.Por lo tanto es una lucha de hombres hechos (es un decir) contra niños y mayores muy infantilizados por ellos, aunque ya sean adultos (cuando hablan des  sus tragedias algunos). Así los verdugos se presentan como victimas inocentes de unos niños perturbadores de su  INOCENCIA. ¡¡¡Qué horror!!!. Por que esa es la cara, los gestos bien aprendidos de inocencia y de palabras bien escogidas para convencer a sus superiores (prestos, por supuesto a ser convencidos). Nada digo si sacana del armario de los arquetipos y señalan a las víctimas como impulsadas por malvados comunistas, (o zurditos en el lenguaje papal), o enemigos de la iglesia….¡¡¡Entonces, no hay duda!!. Todo es mentira, calumnias  para atacar a la iglesia católica, su iglesia, y más y más, y más….Y me pregunto: ¿Pero hay padres y madres, todavia, que sigan confiando a sus hijos e hijas a ciegas?. ¿Sin saber si allí dentro, en las sombras de sus centros no serán asaltados por algún lobo de estos, que nadie vigila,  que nadie castiga, sino que oculta y defiende esa realidad repugnante?. ¡¡¡Que se protegen unos a otros desde lo más alto a lo mas bajo!!!.

  • ana rodrigo

    Realmente es repugnante esta trama de protección a delincuentes, y es horrible el sufrimiento de las víctimas y su indefensión. Yo me pregunto porqué este Papa que está aportando nuevos y frescos aires a la Iglesia, ha obviado tanta injusticia, no sólo dejando indefensas a las víctimas, sino ofendiéndolas y agraviándolas aún más en su sufrimiento. No lo entiendo, pues tampoco creo que sea por falta de datos y desconocimiento de los hechos. Y aquí no podemos echarle la culpa a la presión de la Curia, ha sido un acto personal de Francisco que espero, aunque sea tarde, rectifique.

  • George R Porta

    Cuando se prefieren los derechos del victimario sobre y contra el derecho de las víctimas no se trata de traición al evangelio del Galileo, se trata de crimen contra toda forma de justicia, otra forma de genocidio.
    Fueron necesarias 150 víctimas declarando personalmente bajo juramento, ante un tribunal presidido por una mujer y conducido por una fiscal mujer para que muchos años de maltrato o abuso sexual produjera efectos suficientes en la poderosa Asociación Estadounidense de Gimnástica y en la poderos Universidad Estatal de Michigan (EE. UU.).
    La solución no puede ser encontrada en alguna forma de democracia eclesiástica, en elegir a los obispos diocesanos por votación general diocesana.
    La solución más bien está, y solo en parte, en que los católicos desobedezcamos y rechacemos el poder eclesiástico monárquico y opresor y en que los hombres y las mujeres pero sobre todo los hombres, cambiemos nuestra auto-comprensión de la masculinidad; la cual no nos pertenece exclusivamente, porque nada nos pertenece por el hecho de ser más o menos anatómicamente diferenciables. Es necesario que los varones asumamos o acojamos nuestra feminidad a fin de que nuestra propia antropología humana cambie y con ella nuestra autocomprensión, como ha comentado en otro hilo una atriera no hace mucho.
     
    Es tiempo de que los hombres sigamos y nos sumemos a la ruta trazada por las mujeres en su autoliberación.
     
    Nociones como linaje, raza, familia, género, matrimonio, tan dependientes de la noción de «propiedad privada/exclusiva» y de identidad sujeta a nociones darwinianas excluyentes y opresoras, tienen que cambiar, para dejar espacio a la noción unificadora de una naturaleza humana genéticamente plural pero única.
     
    Mientras cada católico no sea capaz de rechazar su complicidad a base de dejar de encubrir a la parte ejecutora de estas injusticias en la institución eclesiástica, en la familia o en la más amplia de la sociedad predominante, al precio de violar la esencialmente humana de la solidaridad, dichas injusticias y muchas otras no terminarán.
     
    La enorme injusticia social y ecológica que tantos seglares católicos desde sus funciones sociales y políticas lideran, promueven, ocultan en su propio beneficio, no es algo diferente o separado de esta otra injusticia al interior del monstruo en el que se ha venido convirtiendo el catolicismo.
     
    Es cierto que la forma y la materia de todo es la Injusticia, como ya propuso más de una vez, aunque no exclusivamente, un atriero preclaro, comentando sobre la homosexualidad y la sodomía.
     

     

     

  • Tengo como la impresión que hay tras del caso del obispo Juan Barros un chantaje  que, a realizarse, pondría a descubierto nombres de altos personajes de la Iglesia chilena y, quizás, también, del mismo Vaticano. Como se dice, hay algo de no muy católica tras de todo eso. Es tiempo que los mismos feligreses elijan sus proprios obispos.

    • oscar varela

      Hola tocayo!
      Hablas de CHANTAJE.
      Favor de explicitar:
      – De quién
      – A quién.
      De cualquier manera, parece que Pancho está metido hasta el carajo!

      • Yo me refiero a la fuerza que tiene “EL CHANTAJE” para mantener con tanta consistencia la solidaridad de la Iglesia chilena y del Vaticano con el obispo Juan Barros. No tengo ninguna referencia fiable para responder a su demanda. Todo es conjuntura que puede ir en todo los sentidos. ?Porque el Vaticano se opone a la demisión obligada del obispo J.Barros cuya presencia no esta deseada por sus feligreses y muchos otros que no lo aguantan mas? Me gustaría saber quienes son los que informaron al papa en relación al caso de este obispo. ?De que información disponía el papa para decir lo que dijo en relación al obispo Juan Barros? De ellos podríamos aprender mucho.

  • oscar varela

    Ver también (para Chile y España)
    Los mercaderes se adueñaron del templo

    Los mercaderes se adueñaron del templo

  • oscar varela

    Hola!

    El Sr. Felipe Portales es serio y reconocido en Chile.

    Ergo …

  • Carmen

    Pues si. Eran niños y estaban ahí porque creían en Jesús.

    Dios, que asssssssssssco .

    Y no me digan que esto no es fácil de ‘ reformar’ . No hay voluntad y ya está. Porque en este caso y otros parecidos no tengo duda de lo que puede  y debe hacer un Papa. Pero claro, tiene que querer hacerlo. Ese es el problema.

    En fin.

    Un saludo cordial.

  • Celso Alcaina

    Nauseabundo, pero creíble. Incluso, demostrado. Hace varios meses, en dos posts sobre Francisco, he explicitado mis convicciones: “Desconcertante Francisco”  y “Impeachment a Francisco”. También, hace tres días, en mi último artículo en este portal. Penosa la actitud del Papa en el caso Barros.  Lamentablemente, es explicable en una Iglesia autoritaria y corrupta. Ni siquiera en los estados dictatoriales se impone un mandatario que tenga a todos contra él. Bastaría que fuera rechazado por el clero de Osorno o por la mayoría del pueblo creyente de Osorno para que el obispo renunciara o que Roma lo llevara a donde no fuera rechazado. Y eso, aunque el mandatario fuera inocente.

Deja un comentario