Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4784 Artículos. - 76670 Comentarios.

Aguiar Retes, Arzobispo de México. ¿Nuevos abusos?

Los problemas de las Iglesias y de la Jerarquía permanecen. Francisco va por delante y otros aseguran seguirle, pro desconcertados y con miedo. ¿Se equivoca Francisco al elegir jerarcas o necesita a acudir a los mimbres de que dispone? Hoy un buen análisis del cambio en el arzobispado primado de México, muy esperado. La semana que vine seguiremos las acciones y discursos de Francisco en Chile y Perú. Ya hemos hablado mucho de problemas que encontrará. Ahora preferimos un respetuoso silencio hasta que se produzca el viaje. Un viaje que aún no se ha anunciado a Argentina. Sabiendo que es un texto anónimo y viene de fuente sectaria, señalamos el testimonio de un argentino –Ese es el verdadero “efecto Francisco”– para ver con qué dureza es criticado y acusado Francisco en su tierra. AD.  

 

Análisis de SANJUANA MARTÍNEZ, publicado en Sinembargo.mx el 8 de enero de 2018.

¿Con su historial, cuál camino elegirá el nuevo y excelentísimo Arzobispo Primado de México?

El nuevo Arzobispo primado de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes, también tiene un historial de desprecio a las víctimas de abusos sexuales de sacerdotes. Y es fundamental revisarlo antes de que tome posesión de su cargo el próximo 5 de febrero.

Es amigo del Papa Francisco, quien lo designó en su nuevo puesto el pasado 7 de diciembre, aceptando la renuncia de Norberto Rivera, el Arzobispo que tanto dañó a las víctimas de sacerdotes.

Aguiar Retes de 67 años, fue Arzobispo de Tlalnepantla desde 2009. Su trabajo pastoral se reduce a los servicios que ha prestado a ilustres políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del llamado Grupo Atlacomulco, en el Estado de México, concretamente de los gobiernos de César Camacho Quiroz, Arturo Montiel, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila.

Sus vínculos con el poder político y sus relaciones con el poder económico, le permitieron ser secretario de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y durante dos periodos, presidente, del 2007 al 2012. Como presidente del CEM apoyó a Peña Nieto a la gubernatura y a la presidencia de la República.

Las estrechas relaciones de la Iglesia del Estado de México con el Grupo Altacomulco, incluyen a un gran amigo de Aguiar Retes. Me refiero al excelentísimo obispo Onésimo Cepeda, el pastor de los millonarios y ex obispo de Ecatepec. Ambos han sido capellanes del PRI. Y junto a Norberto Rivera fueron decisivos para anular matrimonios de políticos como el de Marta Sahagún para allanar el camino a la boda con Vicente Fox y el de Angélica Rivera para llevarla al altar de la mano de Enrique Peña Nieto. Aguiar Retes fue quien acompañó en 2009 a Peña Nieto y a su entonces novia a Roma, para presentarles al Papa Ratzinger.

El cardenal Rivera y su sucesor Aguiar. Distinguir el rojo púrpura de los cardenales y el amoratado de los obispos el lo primero que ha de saber alguien que quiera entender la Jerarquía y las etapas de su carriera..

Jubilados ahora Rivera y Onésimo, al PRI le sigue quedado el poderoso y discreto Aguiar Retes, un personaje clave en la gobernabilidad de los últimos gobiernos que jugará un papel importante en las próximas elecciones del 1 de julio, seguramente a favor de José Antonio Meade.

Pero cuidado. Las relaciones de estos Señores de la Iglesia tienen que ver con el dinero, el poder y la política, no con partidos. Por ello, a pesar de sus estrechas e inconfesables relaciones con los priistas, Aguiar Retes, ha mostrado sus simpatías a favor del Partido Acción Nacional (PAN) concretamente a favor de Felipe Calderón y su señora esposa Margarita Zavala, sobretodo cuando ostentaban el poder. Y seguramente ahora que la ex Primera Dama quiere llegar a ocupar Los Pinos.

La cercanía de Aguiar Retes con el poder político del PRIAN es tal, que su nuevo puesto está directamente relacionado con este importante año electoral. Su papel obviamente, será acarrear votos a favor de sus intereses personales. Su vínculo y cercanía con los poderosos le ha resuelto la vida y lo han llenado de componendas, privilegios y atenciones de sus “amigos” políticos. No es un hombre partidario del cambio.

A diferencia de Onésimo Cepeda y Norberto Rivera, Aguiar Retes, no padece incontinencia verbal. Es un hombre inteligente, astuto, reservado, que ha sabido con discreción jugar sus cartas en el ajedrez político-eclesial. Pertenece a la Iglesia más conservadora, la que condena la interrupción del embarazo, la que prohibe comulgar a los divorciados, la que condena a las madres solteras, la que sataniza a las parejas del mismo sexo, la que persigue a los homosexuales, la que prohibe los anticonceptivos, la que desprecia a las víctimas de abusos sexuales de sacerdotes.

Así quedó de manifiesto cuando Aguiar Retes, presidente de la CEM declaró desconocer que existieran víctimas de abusos sexuales del sacerdote Marcial Maciel, el pederasta por antonomasia de la Iglesia católica mexicana y fundador de los Legionarios de Cristo, ni de otros sacerdotes católicos: “No sabemos quiénes son”, dijo a los medios de comunicación, cuando le cuestionaron por qué había rechazado el encuentro que las víctimas agrupadas en la Red de Sobrevivientes de Abusos Sexuales de Sacerdotes (SNAP por sus siglas en inglés) y cuyo presidente para México y América Latina, Joaquin Aguilar, solicitó una entrevista con el entonces Papa Benedicto XVI, cuando visitó México.

“Nosotros no podemos asumir el liderazgo de algo que no conocemos, mientras las víctimas no aparecen, no se conocen sus rostros, no sabemos quiénes son, como podríamos hacer ese encuentro”, dijo Aguiar Retes en representación de la CEM. Cuando los periodistas insistieron en la petición que las víctimas hicieron a Ratzinger, concluyó el asunto diciendo: “Ellos son visibles solo para los medios”.

Recordemos que esa visita de Ratzinger durante tres días a Guanajuato, la tierra de la derecha y del Yunque, se dio en vísperas del inicio de la campaña electoral del 2012. Aguiar Retes y Calderón organizaron la visita para favorecer a su candidata Josefina Vázquez Mota y en su defecto, a favor de Enrique Peña Nieto por la llamada alianza del PRIAN.

Por tanto, no son tiempos de cambio para la Arquidiócesis de México. Aguiar Retes representa la continuidad de Norberto Rivera, eso sí, con distintos estilos, distinto lenguaje, distintas formas, pero en el fondo con el mismo sentido institucional protección a la jerarquía y no a los más vulnerables ni a las víctimas.

Y es que para Aguiar Retes, las víctimas son un invento de los medios de comunicación. No existen en el plano institucional. Y tiene razón. No existen para los jerarcas como él y como Norberto Rivera, que se han empeñado en anular, borrar y despreciar a quienes han sido lastimados y dañados por los pastores católicos. Efectivamente, la jerarquía que representa Aguiar Retes no ha reconocido ni un solo caso de abusos sexuales de sacerdotes, no ha cooperado para encarcelar a los depredadores con sotana, ni ha permitido el legitimo acceso a la justicia para las víctimas. Al contrario, han apoyado a quienes van lastimando a los niños y niñas, a los menores que componen el rebaño católico. Los han apoyado defendiéndolos a pesar de conocer plenamente sus aberraciones, les han proporcionado los mejores abogados, los han escondido para burlar la acción de la justicia, en definitiva, los han protegido de manera sistemática.

Pero las víctimas existen a pesar de Aguiar Retes. Son de carne y hueso y se cuentan por miles. Su estela de sufrimiento recorre las listas del Episcopado Mexicano con esos 14 mil sacerdotes pederastas, que según estudios existen. ¿Cuántas víctimas habrá por cada uno de ellos, considerando que solo los niños dañados por el cura pederasta Nicolás Aguilar llegaban a más de un centenar?

Este 5 de febrero, Aguiar Retes llegará a una Arquidiócesis con decenas de casos impunes de curas pederastas. Y tiene dos caminos a elegir. El primero, seguir considerando que los cientos de víctimas siguen siendo invisibles y no existen. Y el segundo, asumir su trabajo pastoral a favor de los más vulnerables y acogerlas en el seno institucional de la Iglesia católica reivindicando el evangelio, pidiéndoles perdón y buscando su derecho a la justicia y la reparación, terminando una larga historia de impunidad.

¿Con su historial, cuál camino elegirá el nuevo y excelentísimo Arzobispo Primado de México?

www.websanjuanamartinez.com.mx

Twitter: @SanjuanaMtz

Facebook: Sanjuana Martinez

5 comentarios

  • Carmen

    Para ustedes estará todo muy claro, pero yo es que no entiendo nada. Por qué entonces nombra el Papa arzobispo a este señor?

    Pero claro, si no entiendo lo fundamental, como voy a entender estás cosas.

    La teología de la liberación ha tenido siempre muchos enemigos y nunca entendí por qué. Por lo visto las espadas siguen en alto.

    De verdad, es que se dicen cosas pero luego la realidad sigue igual . No sé.

    No pierdan nunca de vista los evangelios y la figura de Jesús, sea la que sea que tengan, o los volverán locos

    Un saludo cordial

     

  • JUAN JOSÉ TAMAYO

     

     

    Dos días después del nombramiento del cardenal Aguiar Retes como arzobispo de la Ciudad de México, escribí un artículo en el que llamaba la atención sobre la inmisericorde e irrespetuosa condena de la teología de la liberación por el cardenal Aguiar Retes y sus estrechos vínculos con el PRI y especialmente con el presidente Peña Nieto. Comparto dicho artículo con los lectores y lectoras de ATRIO

    EL NUEVO ARZOBISPO DE MÉXICO, CONTRA LA TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN
    JUAN JOSÉ TAMAYO
    (Blog de Juan José Tamayo en amerindiaenlared.org, 13 de diciembre de 2017)
     
                El Papa ha nombrado al cardenal Carlos Aguiar Retes arzobispo de México en sustitución del cardenal Norberto Rivera Carrera, que ha regido la archidiócesis primada durante 22 años. Hasta llegar a la cúpula episcopal mexicana, monseñor Aguiar Retes ha hecho una larga y exitosa carrera eclesiástica. En 1997 fue nombrado obispo de la diócesis de Texcoco por Juan Pablo II. Ejerció la secretaría de la Conferencia Episcopal Mexicana (CEM). Unos años después asumió la vicepresidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). Dirigió la CEM durante dos periodos. En 2009 fue nombrado arzobispo de Tlalnepantla, del Estado de México, por Benedicto XVI. Presidio el CELAM de 2011 a 2015. El Papa Francisco lo elevó al cardenalato en 2016. Cada uno de los tres últimos papas lo ha ido “ascendiendo”  hasta colocarlo en la sede metropolitana de México.
    Se le considera estrechamente vinculado a los sectores más influyentes del PRI, con quienes está políticamente en connivencia. Es amigo del presidente Peña Nieto desde que este fuera gobernador el Estado de México. Su ministerio episcopal no se ha caracterizado precisamente por prácticas colegiales. Su ejercicio del poder parece haber tenido tintes autoritarios.  
                “Efectivamente, las figuras relevantes de la Teología de la Liberación (TL) son personas ancianas y, como tal, como la expresión de lo que fue, está muy está anciana, si no es que ya está muerta… Hoy en día no está más el tema de la teología de la liberación, que había sido planteada con una base sociológica que no cuadraba con la base teológica”.     
                ¿Quién fue el autor de declaraciones tan despectivas e irrespetuosas contra la TL? No los sectores lefebvristas, neoconservadores o integristas de la iglesia católcia. Tampoco la Congregación para la Doctrina de la Fe, tan propensa, durante los pontificados anteriores, a desacreditar las tendencias teológicas que no coincidían con la teología romana. Fueron pronunciadas por monseñor Carlos Aguiar Retes en Roma en 2015 al salir de una audiencia con el Papa Francisco con  motivo de la  despedida de la presidencia del CELAM, y difundidas por la Agencia Católica de Información ZENIT.
    Más aún, las pronunció justamente cuando el Papa Francisco daba muestras de acercamiento a dicha teología casi a diario: recibió a Gustavo Gutiérrez en audiencia en el Vaticano; levantó la suspensión a divinis de Miguel D’ Escoto; había publicado la Exhortación Apostólica La alegría del Evangelio y la Encíclica Laudato Si. Sobre el cuidado de la casa común, para cuya redacción solicitó el asesoramiento y la colaboración del teólogo de la liberación brasileño Leonardo Boff, sancionado en dos ocasiones durante el pontificado de Juan Pablo II por el cardenal Ratzinger siendo presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe.  
                Ante las numerosas y muy severas críticas que recibió Aguiar Retes por tamaño desprecio hacia la TL, el propio arzobispo quiso matizarlas en unas declaraciones a NOTICELAM –plataforma digital del CELAM- que, a mi juicio, pusieron más en evidencia su rechazo hacia dicha teología. En las nuevas declaraciones recordaba la existencia de una corriente basada “en el análisis marxista que llevó a una ideologización del mensaje evangélico” y creía necesario re-direccionarla a través del desarrollo de “una teología de la liberación con una base bíblico espiritual”. Unas y otras declaraciones estaban en plena sintonía con la Instrucción sobre algunos aspectos de la teología de la liberación, de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1984.
                ¿Qué revelan las afirmaciones tan poco respetuosas con la TL y sus principales cultivadores en boca de un eclesiástico tan cualificado: desconocimiento o, más sencillo todavía, confundir el deseo con la realidad? Fuere una cosa u otra, o las dos a la vez, me gustaría informar, siquiera someramente, al ex presidente del CELAM y actual arzobispo de México del estado actual de la Teología de la Liberación (TL), que está muy lejos de la ancianidad y mucho más todavía de la muerte que hace dos años por Aguiar Retes. Quizá le lleve a cambiar de actitud o, al menos, a hablar con más respeto de ella.
                La TL, nacida en América Latina a finales de la década de los sesenta del siglo pasado –apenas ha cumplido 45 años- es una de las corrientes más creativas del pensamiento cristiano nacidas en el Sur, lejos de los centros de poder político, económico y religioso, con señas de identidad y estatuto teológico propios. No es, por tanto, una sucursal de la teología elaborada en el Norte. Todo lo contrario: ha quebrado el norte-centrismo teológico, sea el moderno o el postmoderno, el europeo o el norteamericano. 
                Viene siendo objeto de sospecha desde sus orígenes, y muy especialmente durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto II. Ha recibido acusaciones infundadas e indemostrables como defender la violencia, ser una sucursal del marxismo, introducir la lucha de clases en la Iglesia, politizar partidistamente el cristianismo… Muchos de sus cultivadores han sido condenados, destituidos de sus cátedras y sus libros sometidos a una férrea censura. La más grave de las condenas -comparable quizá a la del Syllabus del papa Pío IX contra el modernismo-, fue la llevada a cabo por la citada Instrucción sobre algunos aspectos de la Teología de la Liberación, de la Congregación para la Doctrina de la Fe bajo la presidencia del cardenal Ratzinger.
                Mas, a pesar de la persecución de que ha sido objeto, la TL no se ha rendido a la ortodoxia vaticana, ni ha renunciado a sus primeras intuiciones ni al principio-liberación, pero tampoco se ha quedado en la foto fija de sus orígenes, ya que no es una teología perenne, inmune a los cambios, ni de la razón pura, sino una teología de la razón práctica, histórica, in fieri, que se reformula y reconstruye en los nuevos procesos de liberación.  
                Lo mismo que la TL en sus orígenes intentó responder a los desafíos sociales, económicos, religiosos, espirituales, culturales del continente latinoamericano, hoy sigue haciéndolo y se elabora a partir de los nuevos sujetos que están emergiendo y  protagonizan los cambios estructurales en la sociedad y en las religiones: las mujeres doble o triplemente oprimidas por las dictaduras del patriarcado, del capitalismo y del colonialismo en alianza; la Tierra, sometida a la depredación del sistema de desarrollo científico-técnico y económico voraz; el campesinado sin tierra; los pueblos indígenas y  las comunidades afroamericanas, humilladas durante siglo de dominación imperial; las colectividades, cada vez más numerosas, excluidas por mor de la globalización neoliberal; las religiones otrora destruidas por el cristianismo imperial; las culturas  estigmatizadas  y destruidas; las espiritualidades vinculadas a la Pachamama, sustituidas por la ascética de mortificación del cuerpo.
                Son todas ellas alteridades negadas que conforman los diferentes rostros de la pobreza y la marginación,  a quienes la TL reconoce como sujetos activos, consciente de que se están empoderando y, desde su empoderamiento, contribuyen a la superación del racismo, el sexismo, el clasismo, la homofobia. Así colaboran en la lucha contra los etno-cidios, geno-cidios, bio-cidios y epistemi-cidios causados por el paradigma de desarrollo de la modernidad occidental.  
                De aquí han surgido nuevas tendencias teológicas de la liberación, todas ellas contra-hegemónicas: teología feminista, indígena, afrodescendiente, campesina, ecológica, queer, teología del pluralismo religioso, de la diversidad sexual. Todo un mosaico de teologías y sabidurías que conforman el plural panorama de la TL, que no es una anciana moribunda, sino que sigue viva y activa intentando responder a los nuevos desafíos del continente latinoamericano.
                Hoy está presente en el Sur Global y se ha hecho visible en el Foro Social Mundial, donde ha creado su propio espacio religioso alter-globalizador, el Foro Mundial de Teología y Liberación, que cuestiona las creencias crédulas, revoluciona las conciencias de los creyentes y no creyentes y pretende transformar sus prácticas alienantes en emancipatorias desde la convicción de que “Otra teología es posible” ¡y necesaria! en plena sintonía con la consigna de los Foros Sociales “Otro Mundo es Posible” y con las Epistemologías del Sur que se están desarrollando en las diferentes disciplinas y saberes.  
                Si el ex presidente del CELAM quiso enterrar hace dos años a la TL, debía saber que lo estaba haciendo con un ser vivo, y eso es un delito mayor y más grave que el de considerarla anciana o muerta. ¡Qué lejos estaba entonces monseñor Aguiar Retes –¿lo sigue estando ahora?- de los obispos latinoamericanos que dijeron adiós al paradigma de la Iglesia conquistadora, colonial y desarrollista e iniciaron el paradigma de la Iglesia de la liberación en la II Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Medellín en 1968! Aquellos pusieron las bases de la Iglesia de los pobres, que el papa Francisco está haciendo realidad. Con sus declaraciones lo que parecía estar haciendo monseñor Aguiar Retes era dinamitar dichas bases.
                Con estos antecedentes, me pregunto: ¿puede esperarse del cardenal Aguiar Retes un cambio de rumbo en la Iglesia mexicana en dirección a la Iglesia de los pobres del Papa Francisco? ¿De entonces para acá habrá cambiado de opinión el nuevo arzobispo de México sobre la Teología de la Liberación?
    Juan José Tamayo es director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones “Ignacio Ellacuría” y autor de Para comprender la teología de la liberación (EVD, Estella (Navarra, 2017, 5ª ed., 7ª reimpresión; La teología de la liberación en el nuevo escenario político y religioso (Tirant Lo Blanch, València, 2011, 2ª ed.). Su último libro es Teologías del Sur- El giro descolonizador (Trotta, Madrid, 2017).

  • Carmen

    Entonces esa aceptación  que dicen que tiene , es solamente en Europa? Es que no entiendo nada. Estoy desconcertada.

  • Carmen

    Solamente decir que me produce escalofríos tanta dureza. No es un señor que me guste demasiado, pero,uf. Pobrecico.  No entiendo. Tampoco será él el único responsable de todos los males de la iglesia. Me da mucha lastimica. Es una persona mayor. Estos cargos los deberían de ocupar personas más jóvenes. No sé.

  • oscar varela

    Hola!

    “Sugerentemente” el Artículo está presentado por AD. así:
    – “Los problemas de las Iglesias y de la Jerarquía permanecen.
    1- Francisco va por delante y otros aseguran seguirle, pro desconcertados y con miedo.
    2-  ¿Se equivoca Francisco al elegir jerarcas o necesita a acudir a los mimbres de que dispone? “-
    …………….
    El ítem 1- Francisco va por delante y otros aseguran seguirle, pro desconcertados y con miedo,
    * remite explícitamente al Art. “El galileo está que trina” de Salvador Santos.
    …………….
    El ítem 2 ¿Se equivoca Francisco al elegir jerarcas o necesita a acudir a los miembros de que dispone? “-
    * pareciera remitir a lo preguntado en ese Post:
    – “Con estos “seguidores” (los Doce) Pregunto sobre el Galileo:
    1- ¿eligió mal?
    2- ¿por qué no los cambió?”-
    …………….
    Coincido en que hay que poner la “mira” seriamente en esos ítems.
    (Casi) todo lo demás cuelga de esos asuntos estratégicos;
    también, y sobre todo, las “TEO-logías” bloqueadoras;
    de lo contrario se promueve el “gatopardismo”!

Deja un comentario