Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5444 Artículos. - 86504 Comentarios.

Tierra de nadie

Artículo de Isabel Coixet publicado hoy en El País. Nos lo ha señalado Juan García Caselles. Muchos nos sentimos identificados con la directora de cine catalana, en nuestras experiencias de estos días entre amigos, aunque no vivamos en Catalunya AD.

Me hallo en un lugar silencioso en el que están muchos y en el que no suenan himnos ni gritos ni proclamas, en donde el aire solo mueve banderas blancas

Escribo esto con la cara encendida. No de vergüenza, sino de rabia. Dos individuos con banderas esteladas atadas al cuello me han increpado gritándome en la puerta de mi casa llamándome “fascista”…”¡debería darte vergüenza!”. Yo bajaba a pasear al perro y a reciclar plásticos y al principio, como era temprano y estaba medio dormida porque no he pegado ojo en toda la noche, no creí que hablaban conmigo y he seguido mi camino. Seguían gritándome y me he vuelto con una tranquilidad que aún ahora dos horas después me asombra y les he dicho: “¿Pero no os da a vosotros vergüenza decirme esto a mí sin conocerme?”. Han continuado con sus gritos. El perro tiraba de mí. Me he alejado.

He tirado los plásticos al contenedor. He continuado caminando en shock. Poco a poco, una rabia sorda, malsana se ha apoderado de mí. Desde hace meses, años quizás, si contamos el momento en que firmé el manifiesto del Foro Babel (que pedía un bilingüismo real), los insultos y las descalificaciones a los que, como yo, no seguimos el pensamiento único del independentismo y manifestamos nuestro desacuerdo han sido constantes. Y estos últimos meses el odio que hemos suscitado está alcanzando cotas inusitadas.

Hasta ahora, se circunscribían al linchamiento mediático y yo personalmente las resolvía no teniendo Facebook ni Twitter (este último me lo hackearon, igual que me han hackeado mi WhatsApp atribuyéndome un texto que yo no he escrito), aunque siempre hay alguien que te cuenta la marea negra de basura que te echan encima, pero esta es la tercera vez que me gritan fascista en lo que va de semana (la primera que contesto) y hay algo en mí que se está rompiendo. Me doy cuenta con una claridad espeluznante que, pase lo que pase, no hay sitio para mí ni para nadie que se atreva a pensar por su cuenta en este lugar que me ha visto nacer, que hoy será esto, ayer fue el insulto a gente de mi familia, anteayer, a amigos cuyos amigos critican sin ambages que sigan considerándonos amigos y mañana será algo peor.

Nunca creí que el precio a pagar por decir con respeto y con honestidad lo que uno piensa iba a ser tan alto

No importa que condenes absolutamente la brutalidad policial o que pidas (ya desde mucho antes que todo esto pasara) la dimisión inmediata de Rajoy. Como a la vez que condenas el comportamiento del Gobierno, no [así en el texto. ¿no sobra este “no”? Nota de ATRIO] condenas la actuación del Govern, inmediatamente eres un enemigo, fascista, fascistoide, franquista, la hez. Y piensas en todo el miedo que se ha instalado como esporas en la piel de los que callan y en secreto vienen a decirte que están contigo, que te agradecen lo que haces, que ni en la intimidad del hogar pueden hablar para que los niños no les oigan y en el cole no se metan con ellos. No hablo de anécdotas: esta es la realidad que vivimos los de aquí. La fractura pasmosa de una sociedad que convivía en paz y sin temores, con diferencias lógicas de opiniones y valores y criterios, pero con respeto.

Mientras pienso todo esto, me voy tranquilizando y veo que, después de todo esto es una insignificancia; que ahora mismo en el mundo hay hombres y mujeres sufriendo toda clase de bajezas, calamidades y humillaciones espantosas. Que el mío, el de otros como yo, es un problema del primer mundo. Recurro, como en muchas ocasiones, a minimizar lo que me pasa para no alimentar más el monstruo del odio que no me haría diferente de los que me insultan. Nunca creí que el precio a pagar por decir con respeto y con honestidad lo que uno piensa iba a ser tan alto. Y sin embargo, no cambiaría por nada esta seca y silenciosa tierra de nadie en la que me hallo, en la que sé que muchos nos hallamos, en la que no suenan himnos ni gritos ni proclamas, en donde el aire solo mueve banderas blancas que susurran al viento “socorro” con la vana esperanza de que alguien, en algún lugar, alguna vez, antes de que sea demasiado tarde, las escuche.

Isabel Coixet es directora de cine.

14 comentarios

  • La zona de confort.
     
    No. No. Lo que estamos viviendo. No es exclusivo de Cataluña. Y el resto de españoles. Como si no fuere con ellos. No señor. Esto desestabiliza a toda España. Y quiera Dios. Que después de la crisis servida. Sirva para que de una vez por todas. Hagamos las cosas bien.
    Cataluña es el 20% de la economía de España. Obvio es que lo que ocurra en el país catalán. Afecta y mucho a toda España.
    Y Cataluña merece un respeto que no tiene en una gran parte de España. Aunque solo sea por lo que aporta. Dejando aparte la cuestión cultural.
     Lo que le ocurre a un órgano del cuerpo. Afecta al cuerpo entero.
    Esto es un terremoto. Que nos saca a todos de la sucia zona de confort en la que hemos vivido. Y nos enfrenta a todos, en el marasmo de degeneración en el que estamos sumidos. Nos sacude. Porque una zona de España. Potencia económica. Se ha hartado de ser parasitada y ninguneada. Somos pacíficos y cívicos. Pero ni tontos ni llorones. Esa es la propaganda de la peor versión del españolismo.
    Los tontos y cerriles. Están en Madrid. Les niegan “el agua y la sal” a Cataluña. Cuando se les puede escapar la primera economía de España.
    Tontos y estúpidos. Ensoberbecidos en un españolismo rancio y que da repelús. Desprecian altivamente las razonables reivindicaciones catalanas.
    Las pensiones y más cosas pueden peligrar en Cataluña. Pero quedamos que aquello que afecta a un órgano, le afecta a todo el cuerpo. 20 % de la economía española………
    https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_Catalu%C3%B1a
    Con la deriva que toma el conflicto. Es ya imparable. Pero si luciera la inteligencia, del gobierno. Que no luce. Para mal de todos. A los independentistas. Al menos se les tendría que escuchar en Madrid. Es que ni eso. Un muro. Fascista….
    Los independentistas. Están deseando, que alguien de peso les atienda en Madrid.
    Como español. Mas que. Por la independencia de Cataluña. Me manifestaría, para presionar al gobierno, para que negocie con Cataluña. Porque como catalán. Reconozco que los independentistas están cargados de razón.
    No vale en escudarse en un mar de papel. Constitución, leyes, denuncias etc.
    No. No podrán sofocar el incendio. Restituir “el orden”. Corrupto…. sí hay violencia. Peor que peor.
    No les queda más que tragarse su soberbia. Y al final negociar.
    Como los puntos negros en la carretera. Se arreglan, después de muchos muertos. (Dios no lo quiera. Eso de los muertos).

  • http://www.luissolana.com/

    ¿Donde está el PSOE?  dice Luis Solana. Y digo yo. El PSOE  está con la derecha. Por acción u omisión.

    ¿Un partido pretendidamente de izquierdas. Coincidiendo con la derecha?. Si. A los ojos de todo el mundo. y en este crucial asunto de Cataluña.

    Palabreria. Mucha palabreria. A la hora que podrían solucionar algo. O al menos intentar desencallar el problema de la cerril cerrazón de los tardofranquistas. Se esconden tras unas palabritas mas. que no son ni biensonantes. Son hueras. Tampoco se merecen gobernar España. Se han apoltronado en la poltrona. Y han dejado el impulso. Ya no digo revolucionario. Hasta el meramente democrático. Juntándose con malas compañías.

    También lo pagaran. En las urnas. Solo en las urnas. No digo otra cosa. La pena. Y de ahí la tragedia de la España “ingobernable”. Lo pagarán en Cataluña. Y quizá en euzkadi. Lo que no es poco. Y sin despreciar a los españoles sensatos de todas partes que comprenden la realidad tal cual es.

    En España. Sin remontarnos al imperialismo con su metrópoli. El modelo de Nación centralista, francés. No encaja ni con calzador. Porque Cataluña desde siempre es un bocado muy grande para que se la trague en centralismo uniformador. y hay mas. Euzkadi. Como sabemos. Y hay mas, Galicia y Canarias. Por ese motivo. Por pretender meter al zapato en una horma, que no cabe. Viene parte o toda la tragedia de la “España ingobernable”.

    Yo he visto en televisión, decir a Pedro Sanchez. que España es una Nación de naciones. A la hora de ser consecuente con esta afirmación. Digo lo que Solana ¿donde esta…?

    Donde está el hombre de Estado con altura de miras. Una mi…..

    Creo que está preso de intereses (deuda a los bancos) y presiones. Y creo que posiblemente, diga lo que dice, por conveniencia electoralista, en según que escenario. El coincide con la derecha en la idea de España. Si se puede decir idea, y no intereses ruines.

    Muy bien Pedro Sanchez. Tu y el rey, salís muy bien en las fotos. ¿Servís para algo mas?.

  • Hora es que quienes estamos en. “Tierra de nadie”. Alcemos la voz. Porque aun siendo del todo legitimas las reivindicaciones de Cataluña. Con los ojos puestos solo en la estelada, no medimos bien en el hoyo en que nos pueden meter los ultrapatriotas.

    ¿Hacia donde nos llevan. Junqueras y Puigdemont?. Hacia la independencia, Si. Pero el pueblo independiente quiere vivir igual o mejor que hemos vivido hasta ahora, en todos los aspectos de la vida humana. Si no. Para que queremos la independencia. Y ese punto es el que todos los partidos implicados en el procés, no aclaran nada. O sea que si. Un salto al vacío, en toda regla.

    Si lo primero fuera el pueblo, el pueblo llano. El pueblo trabajador. Para estos “padres de la patria”. Lo primero que tendrían en cuenta. Es el bienestar de este pueblo. Y no veo que esa sea su principal preocupación. Nos embarcan en un follon de “cal Deu” y si vienen maldadas. Pues hay precedentes, de que en estos casos de las maldadas. Toman el camino del exilio, y ademas en olor de santidad. Son mártires por la patria, entonces.

    ¡Ah!. Pero el pueblo se queda. Y el pueblo es siempre el que recibe todas las ostias. De unos y de otros. Bien sean reales o metafóricas.

    ¿Que pasaría con las pensiones?. ¿Como y de donde se pagarían?. Tenemos derecho a saber, que se hará con nuestra vida. Porque muchos, muchos, dependemos de estas pensiones.

    No se cuestiona la legitimidad de Cataluña, a vomitar el saco llenado secularmente, de….. llamemosle injusticias, que lo engloba todo. Por parte del autoritarismo avasallador de Madrid.

    Cuestiono aquí, no el que. Sino el como.

    Como aún soy español. Y lo quiero seguir siendo. Aun siendo catalán. Maldigo el gobierno de Madrid, formado por tardofranquistas corruptos.

    Este gobierno del PP. no tengo la mas mínima duda, es el que nos ha llevado a esta situación.

    Con un gobierno de PODEMOS en Madrid. Esto que estamos viviendo. No se hubiese dado.   

  • Javier Pelaez

    Hablamos/Parlem

  • Javier Pelaez

    Estoy totalmente de acuerdo con la iniciativa Hablemos/Parlem.Muy certero que España es mucho mejor que sus gobernantes.

  • George R Porta

    El título del artículo es extraordinariamente relevante. Quienes a muchos kilómetros de distancia hemos vivido la tragedia de Las Vegas (Nevada) en cuyo tiroteo perecieron cerca de 60 personas y resultaron heridas más de otras 500 mientras disfrutaban de un concierto de música folklórica, de repente se nos ha hecho más cercana la experiencia de la división por razones étnicas o raciales y de cualquier modo absurdas. Digo absurdas no para restar valor a un bando catalán o al otro ni a la situación del diferendo catalán, sino porque, en la realidad, quienes sienten su independencia como catalanes ya son, de facto, catalanes independientes y quienes no se sienten tales, no lo son.
     
    ¿Qué parece haber estado mal? Que el tribunal constitucional no permitiese la consulta y que las autoridades políticas amenazaran con forzar la separación territorial más allá de la gobernanza autónoma que ya era legal, decisiones que muy difícilmente pueden liberarse de la connotación definitoria de problema político-financiero.
     
    Quizás la consulta, de haber sido protegida y facilitada, hubiera rebelado no una mayoría meramente numérica sino cualitativamente definitoria. O lo contrario, pero de cualquier forma hubiese esclarecido la situación y en pasos ulteriores hubiera podido encontrarse evidencia plausible de la voluntad y el derecho a ella de la nación catalana (en el sentido de nación según el DRAE: «3. f. Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común»).
     
    He mencionado el reciente incidente de hace apenas tres días en Las Vegas (Nevada) porque al menos en los EE. UU., la violencia racial y fascista va volviéndose rampante. He aquí la lamentable lista de las masacres perpetradas dolosamente durante los últimos 18 años, contra grupos congregados por razones perfectamente aceptables  y ejecutadas por solo 10 personas con historia de inconformidad o de enfermedad mental de alguna clase, causando 347 muertes: Charleston, Carolina del Norte 2017; Orlando, Florida, 2016; San Bernardino, California, 2015; Sandy Hook, Connecticut, 2012; Binghamton, Nueva York, 2009; Universidad Tecnológica de Virginia, 2007; Killeen, Texas, 1991; Fort Hook, Texas, 2009; Littleton, Colorado, 1999).
     
    Esta lamentable relación demuestra lo que ocurre cuando el latente pero prevalente racismo o etnocentrismo va evidenciando su presencia incómoda que permanence terca y dolosamente ignorada o negada.
     
    La conversación pública estadounidense no ha dejado de considerar escándalos vergonzosos como la histórica y criminal violencia racial contra los negros, ni la aún más vieja violencia racista e imperial contra los indios de las diferentes naciones nativas del territorio estadounidense. Toda esta historia de resentimiento muy a menudo sordo pero real arranca de una decisión arbitraria de los europeos imperios británico y español que arrogantemente ignoraron la presencia humana precedente y declararon esta mitad occidental del planeta «terra nullius». (En el caso de España con la bendición y la excusa de la bula Intercætera de 1493, emitida por Alejandro VI).
     
    La propia elección del extraordinariamente narcisista adolescente que nos gobierna es evidencia del profundo sentimiento de división interna y de naturaleza racista escondido en el mismo centro de un sistema político aparentemente sano, pero profundamente podrido. Quizás los españoles también tengan necesidad de examinar su realidad política más allá de las divergencias etnocéntricas o raciales, algo que está históricamente vinculado a las ambiciones imperiales de los muy católicos Fernando e Isabel y sus descendientes y a la historia nefasta del proselitismo católico-romano y su alma imperial contraria a la memoria del Galileo de Nazareth que pretende representar casi en exclusiva. 

  • carlos

    Y dónde está la diferencia entre Primer Mundo y los otros y si al fin y al cabo se trata igual o peor a ciudadano de a pie?

  • M.Luisa

    GRACIAS, amigo  George!!

    • George R Porta

      Con gusto, amiga María Luisa.

      • Equipo Atrio

        Un claro ejemplo de como “anidar” comentarios. George ha respondido correctamente a a M. Luisa. Pero ella debería haber puesto su comentario respondiendo al anterior de George, pues era claramente una respuesta a él, no un nuevo comentario al artículo. Iremos acostumbrando. Hay para tres niveles.

  • George R Porta

     
    Leo: «Nunca creí que el precio a pagar por decir con respeto y con honestidad lo que uno piensa iba a ser tan alto.»
     
    He aquí una dolorosa y lamentable denuncia que confieso que, por otra parte, me deja perplejo. No puedo creer que haya alguien que haya podido existir ignorando la a menudo sangrienta coerción que ha venido ocurriendo en nuestro planeta desde siempre.
     
    Imagino que desde que la primera vez que un ser humano esgrimió un arma de agresión contra otro, lo hizo para eliminar aquello que percibió como amenaza, no importa cuán respetuosa haya sido la forma en la que la amenaza fuese expresada, ni si era virtual o real.
     
    ¡Sí! Se paga caro expresar la propia opinión, ser abiertamente sí mismo incluso si lo uno o lo otro se hace con el mayor respeto.
     
    Debe haber algo intrínsecamente amenazante en la expresión sincera o espontánea de lo que se piensa o se cree ser, o se cree la verdad.
     
    No puedo dejar de recordar cuantos siglos, quizás milenios, hace que el ser humano tiene que maquillarse para seducir, para ir a la guerra, para manifestar su autoridad incuestionable. Pienso en los uniformes militares, las gárgolas, las máscaras intimidantes, todo lo cual refiere al miedo o a la necesidad de engañar encubriendo la realidad verdadera.
     
    Toda agresión es una defensa desesperada, es reacción a una amenaza real o virtual o alucinatoria, pero es reacción lo mismo si es anticipada, preventiva.
     
    Por eso urge romper este círculo vicioso del miedo y la paranoia que vienen alimentado el autoritarismo, el racismo, el proselitismo religioso y últimamente el terrorismo, institucional o no; fenómenos con un denominador común tácito o explícito, el miedo.
     
    El miedo, metafóricamente hablando, la primera expresión de vergüenza según la leyenda o el mito genesíaco que presenta a Adán y a Eva cubriendo sus desnudeces al escuchar la voz de Dios tras de infringir la «ley» cuando se supone que solo tenían experiencia del amor y la bondad.
     
    La dolorosa y vergonzosa represión en Cataluña es también una expresión de miedo, lo mismo entre ciudadanos que entre fuerzas de la ley y ciudadanos, o entre gobierno central y gobierno local. Quizás expresión del miedo a la pérdida de la integridad territorial ibérica en la que vive la diversa España.
     
    La comisión australiana que a solicitud de los obispos ha investigado los maltratos infantiles publicó en agosto 2017 un informe en el que descubre evidencia tan temprana de este vergonzoso y cruel fenómeno clerical como en los inicios de la época patrística. Es obvio que la cristianización no ha «mejorado» el mundo y que a menudo lo ha corrompido. La violencia en Cataluña es otra evidencia de ello en la muy Católica España.

  • oscar varela

    (sigo y fin)
    ¿No llama la atención que esta señora se sienta “ubicada” en un “PRIMER MUNDO”?
    – “el mío, el de otros como yo, es un problema del primer mundo”-
    Tal vez convenga recordar las alabanzas y reconocimientos que se hacían a las Constituciones de Ecuador, Bolivia y Venezuela, con el adjetivo de “avanzadas”.
    Tienen ellas, en efecto, incluidas en su Carta Magna, mecanismos de “revocatorias de mandatos gubernamentales” y de “Convocatorias a Asambleas Constituyentes”
     
    Nota: ¿se ha acallado en Los Medios la realidad venezolana luego de la aprobación a una ANC?

  • oscar varela

    (sigo)
    Noto, en esta Narración, que la Protagonista asume el Hecho concreto.
    Tiene en cuenta que todo Hecho humano (lo que le pasa) es Opinión (Interpretación).
    (la Interpretación es tan “in-eludible” como “im-prescindible”)
    Usando las Categorías aristotélicas (Árbol de Porfirio) nos encontramos con esta claridad:
    1- Esta mujer está SITUADA en “lo que le pasa”
    La Categoría “SITUS” se refiere al “lugar (locus) donde acontece lo que pasa”: Ella
    2- Esta mujer se UBICA en el entorno de “lo que me está pasando”
     
    La Categoría “UBI” se refiere al “con-junto (pars in totum) de ese locus: Cataluña-España-Primer Mundo.

  • oscar varela

    Hola!
    1- La Autora de la Nota (Artículo) no solo es Autora,
    sino -antes y más que nada-, Protagonista.
    2- Su perspectiva parte de la realidad vital, e.d., de “lo que le pasa”;
    3- y desde allí “hace”.
    4- ¿Qué hace?
    5- Se “en-sí-misma” para comprender-se.
    ………………..
    Lo que hace es un proceso fílmico; e.d. “secuencial-protagónico”.
    ¿No será el Narrar la mejor manera de comprender-nos?
    ¿Que eso sea tildado de “mera” literatura?
    Bueno; convendría considerar si:
    a) “a las cosas de la vida no se accede más y mejor a través de la literatura”
    b) “la Narración –Cuentos, Memorias, Novelas, Mitos- no serían el mejor Método de una nueva (¿?) filosofía.
     
    (sigue)

Deja un comentario