Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5394 Artículos. - 85889 Comentarios.

El susto es mío

RevueltaLa archidiócesis católica de Montreal ha hecho saber que tomará las huellas dactilares a sus presbíteros para proteger a los niños. Les pedirá sus antecedentes penales. Les prohibirá estar a solas con los niños. Incluso para confesarlos tendrá que haber un vigilante de visu. Estas medidas serán obligatorias a partir de 2020. La información tiene origen en el obispo auxiliar Thomas Dowd y la ha difundido CBC News [ver en Religión Digital].

¿Dónde se perdió el paso evangélico de Jesús diciéndole a su gente “dejad que los niños se acerquen a mí”? ¿Qué clase de veneno ha infectado a nuestra santa madre la Iglesia en la que tantos hemos crecido, hemos aprendido a ser hombres útiles, valientes, combatientes por la justicia y por los oprimidos ayudados por sacerdotes entregados, creyentes en Jesús, amigos nuestros, con quienes hemos mantenido la confianza por largos años, hasta verlos morir de achaques, pero dispuestos a estar de pie ante el hijo del Hombre?

¿Qué clase de organización malhadada ha permitido a sinvergüenzas con mitra y báculo tolerar y amparar a clérigos miserables que necesitaban abusar y violar a niños y adolescentes al carecer de hombría para ser célibes, o vivir con una mujer frente al mundo y en libertad y los han trasladado de parroquia en parroquia ocultando sus delitos y extendiendo su ponzoña de un lugar a otro sin importarles destruir hijos de Dios en el que no han creído en su puta vida?

Pero ¿dónde estamos que todo un cardenal de curia del más alto nivel, elegido por este Papa lleno de aduladores memos y de críticos cerriles, se ve obligado a dar cuenta de su pasado ante el brazo secular de su país de origen por abusar de menores y ocultar a clérigos pederastas de su diócesis? Pero ¿qué coño pasa en la institución eclesiástica cuyos jerarcas se rasgan las vestiduras porque sacerdotes piden la dispensa de promesas jurídicas sin valor y cierran las puertas a su acción ministerial mientras ocultan en el Vaticano al cardenal Law, responsable de engañar a los fieles haciendo circular por su diócesis a doscientos clérigos a quienes el Señor recomendó ponerles al cuello una piedra de moler y arrojarlos al mar? ¿Como olvidar a Juan Pablo II, santo súbito, ¡válgame el Señor!, besando a Maciel un pederasta protegido por cardenales y obispos a quienes untó generosamente con dinero hábilmente sacado a los fieles?

¿Basta con mirar para otro lado y pronunciar estúpidas peticiones de perdón y hueras promesas de medidas correctoras que nunca obligan porque los que mandan en la Iglesia no se exigen unos a otros responsabilidades? ¿Cómo es posible que el obispo de Guipúzcoa siga al frente de esa diócesis después de haber nombrado y mantenido a un vicario general de cuyos antecedentes de pederastia se tenía noticia cierta? Y ahí sigue el penoso prelado impartiendo doctrina a diestro y siniestro en lugar de haber sido cesado de inmediato y enviado a una ermita en el Jaizquibel, hablando de la homosexualidad, la castidad y el ocultamiento de Dios en la sociedad actual… ¡te qu’i ya¡.

Se dice que al que quiere perder, Dios le tapa los ojos con una mano. Creo que los jerarcas de la Iglesia deberían mirar si tienen una mano puesta sobre sus ojos. La tremenda noticia de lo que van a hacer con el clero de Montreal es una llamada a desconfiar del clero y de los obispos. Unos curadores de almas que necesitan ser vigilados permanentemente para que no puedan abusar de niños y adolescentes es la garantía del hundimiento moral de una institución basada en la confianza.

Don Mauro Rubio, don Ramón Torrella, don Rafael Zambrano… ¡bendito sea el Señor!, el susto es mío.

 

7 comentarios

  • Alberto Revuelta

    La marcha del cardenal Pell y la no renovación de Muller, son DOS coincidencias de las que , opinaba Einstein, que “son la manera que tiene el Eterno de permanecer en el anonimato”

  • Román Díaz Ayala

    Es bueno recordar la parábola del trigo y la cizaña, dos yerbas que crecen juntas y se cnfunden dentro del campo que representa el reino de los cielos.Pero el trigo no es la cizaña, ni viceversa aunque no sepamos distinguirlos, sólo que ambos pretenden ser parte de la iglesia de Dios, formando una sola comunidad.

    Dios, el Padre, sí los distingue, y les tiene reservados destinos diferentes. Recomienda que no arranquemos la cizaña, por amor al trigo. La cizaña a su vez también tiene una función: ha sido sembrada por el enemigo,Es, pues, la cizaña la que busca prevalecer sobre el buen trigo de Dios.

  • Román Díaz Ayala

    Todo muy moderno, muy aséptico, muy científico, pero, ¿dónde están los instrumentos o métodos proporcionados por el Evangelio?

    A la via del Evangelio se entra por la conversión, se vive mediante la fe del convertido, se manifiesta mediante los frutos de la misericordia.

    Un erial, un valle de los huesos secos, el desierto carente de vida, a la espera del soplo del Espíritu.

    Sin Pentecostés. no nos ha llegado aún lo dicho y anunciado por el profeta Joel y que nos recordó Simón Pedro.

    No, no es un asunto de seres santos y pecadores, doctrina que  se ha mostrado históricamente, su ausencia de consonancia con el poder vivificador del Resucitado, sino de sarmientos secos prestos a ser cortados.

    Sic transit gloria mundi…

  • Santiago

    En la Iglesia ha habido siempre una mezcla de la mala yerba de la cizaña  con el trigo que representa lo bueno, claramente explicado por Jesus mismo a través de las parábolas. Sin embargo, el poder y la misericordia   d e  Cristo son capaces de transformar lo que es malo en el bien. Después de Pentecostés los hijos del Zebedeo junto con el resto de los 11 se convirtieron en predicadores y practicantes de la caridad de Cristo ofreciendo sus vidas por esa causa. No habría ninguna razón para crear un mundo esencialmente malo. Dios, al darnos el don de la libertad, tuvo que tener en cuenta que la creación del ser humano iba a situarse más en el lado de Su bondad que en la alianza negativa de las fuerzas del mal. Por eso, al final, el triunfo total ha de ser de los amigos del bien. En los tiempos más agudos y en los períodos de peor corrupción dentro de la estructura humana De la Iglesia siempre brilló la bondad y perseverancia  de  l o s  santos y de los que practicaban el amor de Jesús, nunca faltaron  los medios ni los buenos ejemplos.

    Por otro lado, se va  viendo ahora cada vez más la infiltración de un elemento maligno, siniestro  y destructivo producto de un viejo deseo que se remonta a la venida de Cristo, unión en la sombra,   con la consigna premeditada de destruir la Iglesia de Cristo desde “dentro” lo que hizo exclamar a Pablo VI que el humo “de Satanás” había entrado en la Iglesia, cosa inusual y sorprendente en Montini, un hombre progresista y abierto a los cambios, particularmente a los del Concilio Vaticano II. Una realidad muy grave tuvo que haber inducido al Papa de entonces a pronunciar esa frase.

    La diócesis de Montreal pretende, sin duda, descubrir a los infiltrados e impostores para seguridad. Por otro lado tampoco podemos creer ciegamente en la prensa mundial en muchos casos partidista y acérrima enemiga de todo lo religioso, particularmente lo que es católico.

    un saludo cordial

    Santiago Hernândez

     

  • ELOY

    Un nombre para recordar: Don Mauro Rubio.

    Personaje al que tuve la suerte de escuchar  a mediados de la década de 1960 ( ¡ y ya ha llovido desde entonces! )  durante tres días en unos ejercicios en internado en la “Casa de Ejercicios de Santiago”

  • George R Porta

    Leo: «¿Qué clase de veneno ha infectado a nuestra santa madre la Iglesia en la que tantos hemos crecido… …sacerdotes entregados, creyentes en Jesús, amigos nuestros, con quienes hemos mantenido la confianza por largos años, hasta verlos morir de achaques, pero dispuestos a estar de pie ante el hijo del Hombre?»

    Esto pre-supone que la santa madre no estuviese infectada en algún momento de su historia, pero  en Lucas 8, 1-3 se lee que a Jesús y sus discípulos (que por mucho tiempo eran vagabundos pero podían trabajar (quizás lo hacía pero no lo dicen los evangelios) les servían mujeres ricas y conectadas con el gobierno del momento, hasta con el de Herodes. Y en Mateo 20, 20-28 se menciona el carrerismo de los hijos de Zebedeo y a su madre exigiendo que Jesús asegurara puestos de privilegio a sus hijos en el Reino ¿no hace pensar esto que desde siempre la infección estaba en el Proyecto del Galileo?

    Lo real es una mezcla de bueno y de malo, de cizaña y de trigo y ese no es el problema. El verdadero problema es que haya miedo a decir «no más» y a emprender la vida sin depender de certidumbres falsas.

    Dice bien el autor acerca de las peticiones de perdón. Quizás el único perdón que haya sea el de enmendar la conducta. Aquello de «vete y no peques más» que se lee en Jn 8, 11.

     

     

     

  • Antonio Toston De la Calle

    El mensaje es durísimo. Pero no hacen caso ninguno. Siguen encubriendo a los pederastas ensotanados. Sus remedios son cambiarlos de panorama. Y los siguen los tribunales y los jueces, pero siguen escapándose de la justicia civil. La suya no existe. Les hablan con sus tonos melífluos y, ¿quien se va a creer que aquel señor cura o monseñor es un pederasta?.Allí no te lo puedes imaginar. Estos criminales no tienen cuernos, ni rabo.Son hombres que se muestran afables, convincentes. ¡¡¡No puede ser!!!. Luego, es el niño el que miente!!!. Esos niños, pueden ser demonios tentadores¡¡¡¡¡Si admitimos eso, ¡¡¡apaga y vámonos!!!

Deja un comentario