Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5402 Artículos. - 86009 Comentarios.

Un interesante artículo sobre futuro de agricultura

Un tuit de Bernardo Pérez Andreo me ha llevado a este artículo que considero interesante. AD.

¿LA GUERRA MUNDIAL POR LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS YA ESTÁ EN CURSO?

“Lo supremo en el arte de la guerra consiste en someter al enemigo sin darle batalla”. Las palabras escritas en ‘El arte de la guerra’ por el sabio Sun Tzu cobran actualidad tras la ofensiva mundial de China en el sector agroalimentario. A golpe de talonario han conseguido inimaginables extensiones de terreno en los cinco continentes, si bien la última operación de compra del 1% de la superficie de Australia puede no ser autorizada por las autoridades de aquel país.

A ello se suman operaciones nunca vistas como la compra de Syngenta por unos 43.000 millones de dólares. Syngenta tiene una de las carteras de semillas más importantes de la industria, con 6.800 variedades registradas. Junto con Monsanto y a DowDuPont —compañía surgida de la fusión de Dow Chemical y DuPont en diciembre—, Syngenta es líder en el campo de la investigación genética y biotecnológica, ahora en manos de China.

“El que llega primero al campo de batalla espera la llegada del enemigo fresco para combatir. Quien llega tarde al campo de batalla tiene que apresurarse y arriba exhausto al combate”, reza otro de los proverbios de ‘El arte de la guerra’ y que se ha convertido en manual de las autoridades chinas en la ofensiva mundial para acaparar el sector agroalimentario en los últimos tiempos.

La expansión China en África y eProducción alimentosn América Latina ha sido rápida y profunda en la última década. Solo en África más de 3 millones de hectáreas ya son chinas, además de otras inversiones en la producción de materias primas. Más de 100.000 millones lleva invertidos en una docena de países africanos mientras en América Latina se elevan a más de 50.000 millones de dólares los préstamos concedidos a cambio de grandes extensiones y de superar a la UE como socio comercial. El 72% de las exportaciones de América Latina a China son bienes primarios.

Otra de las megas operaciones se ha realizado en el continente europeo, unos 29.000 kilómetros cuadrados de tierras de cultivo ucranianas, en la región de Dnipropetrovsk, para inmensas extensiones de cultivos y granjas que abastezcan de cereales y ganado al mercado chino. La superficie, equivale en tamaño a la comunidad autónoma de Galicia y supone el 9% de toda la tierra cultivable de Ucrania.

La primera fase del proyecto consiste en 100.000 hectáreas. El precio acordado ha sido, según un periódico de Kiev, de 2.600 millones de dólares, lo que supone una de las mayores inversiones extranjeras realizadas en Ucrania mientras rusos y europeos siguen enzarzados en estériles conflictos diplomáticos.

Otra empresa china, Shanghai Pekin Group, ha llegado recientemente a un acuerdo para comprar la empresa australiana S. Kidman & Co, con 185.000 cabezas de ganado y el control sobre una extensión de terrenos de pastoreo de unos 100.000 kilómetros cuadrados, equivalentes al 1% del país o el 20% de la superficie de España. Pese al acuerdo, el Gobierno australiano ha paralizado la transacción por cuestiones estratégicas.

En España tenemos recientemente casos como Albo, la histórica empresa gallega adquirida por el gigante pesquero Shanghái Internacional Ocean Resources por 61 millones de euros. Albo está especializada en bonito, atún, sardinas, mejillones y anchoas conservados en aceite de oliva. Su producción se comercializa, principalmente, en los supermercados nacionales. Con la adquisición de Albo, la empresa china quiere acelerar su expansión en el exterior.

China atesora el 20% de la deuda pública española y nuestro país figura entre los objetivos del imperio chino de la alimentación por lo que no es de descartar próximas sorpresas.

Les parecerá que esta fiebre por el sector agroalimentario mundial, por la compra de inmensas extensiones de terreno pueda resultar exagerada pero lo cierto es que el futuro de la humanidad se dirimirá en dos bienes estratégicos como son la alimentación y el agua. De hecho, la batalla ha comenzado con un protagonista indiscutido, China, que quiere ostentar la hegemonía mundial al precio que sea y cueste lo que cueste. El crecimiento de las necesidades futuras de su población les obliga pero también sabe y así lo confirman informes que las necesidades de alimentación en el mundo crecerán un 70% en los próximos 20 años. China provocará grandes desequilibrios y amenazas en el resto de la población mundial sabiendo que habrá próximas crisis alimentarias de trascendencia planetaria.

Esperemos que las autoridades europeas sepan entender de una vez que el sector agroalimentario es un pilar fundamental y estratégico, sobre el que se cierne el futuro de millones de europeos. La concentración y hegemonía de China se ha convertido en una amenaza por la pasividad y falta de perspectivas de una Unión Europea que sigue mirándose el ombligo sin capacidad de construir y avanzar hacia el futuro. Al menos, en Australia han sabido entender que todo tiene un límite. China debe entender que deben existir unas reglas de juego en el comercio mundial de reciprocidad y transparencia, y muchos dudan de un país que compra lo que se le antoja sin que nadie sepa a ciencia cierta el valor real de su moneda, ni de sus sanas intenciones.

http://agriculturers.com/

8 comentarios

  • oscar varela

    Monsanto en retirada: el abajo que se mueve

    http://www.alainet.org/es/articulo/179368

    Desde el 1 de agosto corre la noticia de que Monsanto tuvo que abandonar la construcción de una de las plantas más grandes del mundo de semillas de maíz transgénico que sería instalada en Córdoba, Argentina, en la municipalidad Malvinas Argentinas.

    “Malvinas se ha convertido en un ícono de resistencia. Es una demostración de que el pueblo puede organizarse y, por más que parezca que está todo listo, cerrado y sellado, se pueden revertir esas decisiones. Si la gente se organiza, puede.”

  • h.cadarso

    El tema se abre aquí con un “malo” de la película, que resulta ser China, y un conjunto de víctimas del diabólico propósito de China de someter por el dominio de la producción y distribución de alimentos a toda la humanidad.

    Pero los comentaristas lo situáis en un plano más razonable y equilibrado, señalando al capital financiero internacional que especula y compite en este terreno. Y es que el dinero no tiene patria ni ideal de ninguna clase…Yo no estoy seguro de que China, como país o como sistema político, vaya a tratar el problema alimenticio con la misma mala intención que los capitalistas de USA o de otros países. China no es un país comunista, es un país inspirado en la filosofía confuciana.

    Debemos preocuparnos más bien de luchar por unas relaciones internacionales en lo político y en lo comercial basadas en la libertad y la igualdad, humanas, en una palabra. Y olvidar de una vez si este tiene los ojos rasgados, o la piel negra, o cobriza. Todos los humanos formamos una gran familia.

  • oscar varela

    Hola Román!

    Gracias por tus aportes comentarísticos.

    Lo Río Negro (Argentina) también yo lo había escuchado hace unos 10 años, y, como tú, me qedé en ayunas.

    China es un estilo, pienso. Estilo de penetración silenciosa. Entre nosotros hablamos de “la paciencia china”.

    Lo que me resultó evidente, desde hace más de 20 años, fue la penetración “comercial” instaurando “Supermercados” en las barriadas de los diversos Pueblos y pueblitos.

    Recuerdo que, en mis comunitarios Programas radiales, alertaba a los “mercaditos” que anden muy atentos a los autos forasteros pasando lentos por el pueblito y con gente de ojos rasgados dentro: -¡los están estudiando estadísticamente!- les decía.

    ¡Hay que seguir viendo qué pasa ¿no?!

    y, sin remedio ¡ir todavía! – Óscar.

  • Román Díaz Ayala

    La alimentación y el agua se han convertido en un elemento estratégico de la nueva economía mundial, ahora que los combustibles fósiles pronto dejarán de ser el elemento estratégico de la anterior y todavía en el presente, gracias a que la energia se hará cada vez más accesible y barata ( se habla de energia “gratis” en un próximo futuro) pues la tecnología está echando manos de fuentes alternativas (En Alemania, la adelantada de Europa, suponen ya estas alternativas un 40 por ciento de su producción)

    Pero no debemos cargar las tintas sobre China que se ha incorporado más tarde al club de la avaricia.En América tenemos la experiencias  desde hace mucho tiempo de “las repúblicas bananeras”, de una Cuba y un  Brasil “vendidos” por el azúcar de caña, el café  etc. Ahora se trata de “las república cerealistas”, estando la tecnología por medio centrada en “las semillas”.

    La otra cara de la crisis del 2007 es la lucha por la tierra y por los alimentos. En 2006 comenzó la escalada de los precios de los alimentos básicos. Y ya sabemos, a más hambre, más pobreza. Los precios suben sin que podamos achacarlo a sus causas naturales que lo justifiquen. hemos entrado en un blcle, se produce alimentos suficientes para cubrir las necesidades de la población mundial, pero cada vez hay más gente que no puede permitirse pagar sus precios. Luego en la fijación de los precios está el problema y ya sabemos, quien tiene  el control tiene el poder. El futuro se hace cada vez más incierto.

    Si en 2050 la población mundial estimada será de 9.000 millones se necesitarian un aumento de producción del 70 al 100 por ciento, pero con la misma superficie de tierra arable de la actualidad y con cantidades muchos menos de agua de la de ahora.

    En los años 80 la Arabia Saudí tuvo un gtran éxito en la producción de trigo aumentando su rpdoccuión hasta 1992, cuando agotó el agua fósil de su territorio. Ahora los cereales son de importación. Nacieron entonces proyectos  (dinero no faltaba)  para producir arroz y otros alimentos en Mali, Senegal, Sudán y Etiopía. Antes que China, Qatar ha negociado cesión de tierras en Ucrania ( y Argentina) y en 2008 arrendó 40.000 ha de tierra fertil en Kenia con agua abundante del río Tana. Son muchos losa países dedicados al negocio: China, Japón, India, corea del Sur, Malasiam Libia, Bangladesh que negociaba 60.000 ha de tierra con Uganda para salvar la deficiente producción de arroz para su creciente población.

    Se habla de un proyecto chino en la provincia argentina de Río Negro, que ignoro si culminó bien, es decir que fué protestado como en otros tantos lugares Y me acuerdo ahora del caso de Madagascar con la Daewoo International.

  • Román Díaz Ayala

    Podemos hacernos varias preguntas de este tenor: averiguar cómo una nación en proceso de desarrollo es capaz de mostrar los modos y maneras y estar presente como actor activo en las iniciativas más agresivas del neocapitalismo mundial, a qúe se debe su crecimiento económico, en realidad cuál es su modelo y así como puede tener un pie en su desarrollo interior y a a dónde le conduce y el otro pie poniendo bases para una política exterior cada vez más imperialista en lo económico.

    Desde el siglo V hasta el siglo XVI China siempre fue la mayor potencia económica mundial, su civilización aventajaba a occidente y competía con el otro foco de civilización de la India.

    Ante la ofensiva económica y tecnológica, China se replegó a sí misma iniciando su proceso de aislamiento. Quizás le evitó ser conquistada como lo hizo el Reino Unido con la India, de la que sacaron los ingleses pingües beneficios (La Joya de la Corona) para fortalecer su imperio y alcanzar la hegemonía del comercio mundial que entonces estaba en los mares.. Pero provocó que desde 1840 hasta 1950 la economía china colapsara frente a las potencias expansionistas de Reino Unido y Japón.

    El maoismo con su Gran Salto Adelante y su Revolución Cultural creó un nuevo proceso económico aunque convulso y muy doloroso, con el coste de millones de muertos.

    Pero todos los regímenes comunistas en algún momento, por razones de la economía, se saltan sus principios ideológicos y tal cosa ocurrió en China de la mano de Deng Xiao Ping y su Reforma de 1978 estableciendo un modelo económico basado en la inversión, el ahorro y las exportaciones baratas. Su apertura conllevó la integración en la economía mundial rompiendo por primera vez en muchos siglos su aislamiento permanente.

    Compitiendo ahora en la economía de libre mercado tiene la segunda red de autopistas más extensa en el mundo y sus seis bancos principales son líders en el ranking mundial por capitalización bursátil y más de medio centenar de empresas chinas figuran en el ranking mundial de una lista de 500.

    Pero es lícito que nos hagamos otra pregunta: si todo ese potencial está en manos privadas que se unen en consorcio con el resto del capitalismo mundial o si de froma directa e indirecta obedece a inversiones y control del Estado Chino. La tasa de ahorro chino es superior al 50 por ciento y la mitad está en manos de las empresas estatales. Luego tenemos que entender que todo esto se está haciendo siguiendo criterios y directrices políticas.

    Olga se preguntaba cómo una nación como Ucrania podía permitir la operación de compra de su agro en tales dimensiones. China tiene en su poder el 20 por ciento de la deuda soberana española, y una cantidad astronómica de los bonos americanos, siendo su balanza de comercio con los EE.UU. netamente favorable a China. Mi conclusión es muy clara: China dispone también de poder político sobre muchas naciones del planeta. En tales circunstancias los ensueños nacionalistas son humo y paja.

  • olga larrazabal

    Desde hace rato que China está comprando tierras en Africa y seguramente en America Latina, ya que las castas locales neo liberales son bastante irresponsables.

    Seguramente son además dueños de muchas propiedades en USA, que les debe muchísimo.  Lo que me sorprende es ese 9% de tierra arable de Ucrania, lo que es una imprudencia y un contrasentido para un país que ha vociferado su nacionalismo.  En vez de cosacos vamos a tener chinitos.

  • olga larrazabal

    Desde hace mucho tiempo que China comenzó a comprar grandes extensiones en Africa y seguramente en America Latina donde los gobiernos neo liberales son capaces de vender hasta a su mamacita.

    El que es una sorpresa es Ucrania, cuya falta de sentido como país da que pensar.  Porque una vez instalados los chinitos en ese 9% de la tierra arable, va a ser una especie de pequeña China. No se si lo harán para molestar a Rusia, pero parece bastante imprudente.

  • oscar varela

    Hola Antonio!

    Si así has encarado tu ralenty vacacional:

    ¡seguí vacacionando, que va muy bien!

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

Deja un comentario