Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5043 Artículos. - 80862 Comentarios.

Otra vez

Caselles

Otra vez nos sorprende la barbarie terrorista, esta vez en Niza, otra vez en Francia.

Pero quizá, una vez condenada la barbarie de los otros, parece necesario entrar al fondo del asunto y preguntarnos cuál es el origen del terrorismo yijadista.

Es verdad que los musulmanes en general se sienten ninguneados por eso que llamamos occidente, pero no parece que la solución consista en bombardear sucesivamente a Irak, Afganistán, Somalia, Yemen, Libia. Siria, etc., (y todo esto sin contar con lo de Israel, que es un insulto, solo para los palestinos, sino para todo ser humano que tenga algún sentido de la racionalidad, la decencia y la compasión) porque, precisamente, han sido todos estos ataques de las fuerzas mundiales del orden mundial las que han justificado y propiciado el terrorismo como única respuesta o defensa posibles frente a ese orden establecido.

De todos modos, los terroristas no vienen de ninguno de los países machacados, sino que son, y esto es clave, personas afincadas en occidente o nacidas en él, formadas la mayoría por los sistemas de integración de las llamadas sociedades democráticas..

Es que nos gusta ir de guaperas por el mundo presumiendo de democracia e igualdad, cuando, en realidad, solo somos miembros de sociedades capitalistas y, como es bien sabido, cuando la democracia entra en contradicción con la economía capitalista, es ésta la que se lleva el gato al agua, no por nada, sino porque el poder real lo detentan las burguesías, mientras que los políticos son actores de quita y pon, que es verdad que pueden hacer algunas cosas, pero pocas.

Viviendo en estas sociedades que presumen de democracia y practican el capitalismo, los inmigrantes y sus hijos, se encuentra cogidos por la contradicción de ser legalmente iguales a los indígenas de cada país, pero son al mismo tiempo tratados como diferentes y de peor condición, o sera, sumidos en la marginación principalmente en el trabajo y también en todos los terrenos sociales, como es el caso de la vivienda o la enseñanza.

Ninguneados por la misma sociedad que aparenta tenerlos como iguales, los más jóvenes, en busca de su propia autoestima, se agarran a cualquier cosa que les permita considerarse a sí mismos como iguales o superiores a la sociedad corrupta que les rodea y se entregan en cuerpo y alma a un yijadismo que les enseña que son los preferidos de Alá y les impulsa a atacar la sociedad que les desprecia. Ya veis, no hacen falta instructores de los lejanos desiertos, basta un simple camión.

El mal de fondo no es el islamismo, ni siquiera el islamismo radical, que radicales hay en todas partes, en todas las religiones y en todas las creencias o ideologías. El culpable final es un capitalismo feroz que mata a quien sea con tal de mantener sus amados beneficios porque para el capitalismo las personas no son personas, dino simples instrumentos de usar y tirar. Y luego nos quejamos, pero, integrados como estamos y ricos como somos, esclavos del dinero, somos capaces de votar a Rajoy y de hacer cosas peores como contemplar tan tranquilos que nuestros gobiernos, de izquierdas o derechas bombardeen niños inocentes sin que se nos caiga la cara de vergüenza.

¡Ah! Y los asesinos siguen siendo asesinos, pero tan culpables como ellos me parecen los que en vez de entrar a solucionar las causas solo se les ocurre fabricar más bombas y bombarderos para mayor beneficio de los que los fabrican y mas muertes para los más pobres.

35 comentarios

  • M.Luisa

    Espero que el amigo Isidoro haya vuelto a leerse el comentario mío sobre el cual emitió tan equivocado juicio, porque, aparte de que en él no hablo de ninguna disyunción entre naturaleza e historia como ya me apresuré en desmentirlo ayer, también habría que decirle hoy que su modo de asociar historia, comportamiento y cultura de forma tan lineal y causal, eso sí, que a mi modo de ver, nos retrotrae a tiempos del pasado.

    No es el comportamiento humano el que hace la historia sino los sucesos históricos lo que nos lleva a enfrentarnos  con la realidad para hacer historia, historia humana…

    Lo histórico no tiene nada que ver con la psicología del comportamiento porque, como dejé sencillamente insinuado en mi primer comentario, la historia como dimensión humana nos abre, nos proyecta, hacia una nueva manera de ser, no meramente biológica, es decir, de  un mero estar en la realidad.

    No se trata de mero  comportamiento humano – antropocentrismo- sino modo de enfrentamiento-obertura- a la realidad.

    Por otra parte, no es el aprendizaje el que determina la epigenética. Este  fenómeno  en orden a la información exterior no tiene carácter adventicio sino necesario y constituyente y por tanto el  problema no se circunscribe dentro de un  ambiente limitándolo y reduciéndolo, sino que se trata de un  ámbito abierto  previo.

    No ambiente  cultural sino ámbito real. El ámbito de la realidad en el que estamos biológica y cósmicamente  pero que  en él  nos movemos formalmente como humanos constituyendo un mundo.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo de Isidoro (al final de sus “brevísimos” alegatos):

    – “todos los planteamientos filosóficos y morales tradicionales sobre estos temas, han quedado anticuados inevitablemente”-

    Y el Cumpa García tiene razón!

    – “todos esos planteamientos filosóficos y morales

    (que dan vueltas y revueltas en el campo neuronal de García)

    le han quedado anticuados

    (aunque no “inevitablemente”)

    ¡No hay que perder la esperanza de que pueda aggiornarse!

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • M.Luisa

    Hombre, Isidoro! Puedes comentar de mis comentarios lo que quieras, pero te pediría que te ciñeras a lo que dicen ¡No me tergiverses   lo que digo! No hablo de ninguna disyuntiva, sino de dos dimensiones de la realidad humana estructuradas unitariamente  Ahora no puedo alargarme porque estos días tengo el ordenador secuestrado pero en cuanto pueda lo aclararé… aunque  creo que en el comentario original, si se lee bien,  la cosa queda, por lo que es un comentario, suficientemente  explicada… ¡¡Seamos un poco rigurosos!!

  • Isidoro García

    Los comentarios de ideas, si son largos, se hacen prolijos, aburren y acaban no leyéndose, aunque explican bien lo que uno quiere decir, y si son cortos, inevitablemente, dejan cabos sueltos, y acaban siendo equívocos y no se acaba de comprender bien lo que quieres decir.

    El tema de contraponer naturaleza vs historia, es el fundamental tema del comportamiento humano, que es el tema de la moral y de la construcción de un mundo mejor. Si todos los temas deben ser iluminados por la Ciencia que investiga, más aún en este tema, que es crucial, pues al fin y al cabo la Ciencia nos dice como es el hombre, no lo que nos ha dicho un profeta, o un filósofo o como nos gustaría que fuera a nosotros.

    Lo que yo he querido decir en mi corto comentario de ayer sobre este tema, es mi opinión de que el hombre tiene una naturaleza biológica-genética general dada, y luego tiene una cultura que adquiere y que suele ser común en su comunidad cultural, (el influjo de la “historia”), y que se refleja también biológicamente mediante unos circuitos neuronales.

    Esto último es tan así, que la evolución de las sociedades, y su organización social, debido a la interacción de los nuevos conocimientos, (paso del paleolítico a neolítico, a los metales, a la escritura, a la imprenta, a la informática electrónica, etc.), produce paulatinamente unos cambios de circuitos neuronales, que han dado lugar a la evolución de la conciencia humana, de la naturaleza humana, que se ha producido sin que haya habido cambios genéticos significativos por medio.

    Luego, además, cada uno tiene en su biografía personal, una serie de circunstancias ocurridas a lo largo de su desarrollo embriológico, y en los primeros años de desarrollo, que le proporcionan unos circuitos emocionales determinados, que son lo que configuran lo que se puede denominar como carácter personal, y que se reflejan en la tendencia a afrontar con diversas actitudes los estímulos exteriores.

    El ser humano con ese bagaje neuronal, genético, epigenético, cultural, y con su “carácter” emocional personal, se enfrenta a un medio ambiente, a una serie de circunstancias naturales y sociales, cuyo conjunto es lo que podemos denominar como la “historia” en cada  momento dado.

    Y su comportamiento moral, ante esa “historia” concreta, viene determinado por su bagaje neuronal, que constituye su “mente” cognitiva y afectiva, y por su aprendizaje cultural personal específico propio.

    Con esta perspectiva, la naturaleza del hombre que siempre tiene una base biológica, (neuronal), tiene un componente hereditario darwiniano, (vía los genes), un componente hereditario lamarckiano, (vía cultura social heredada), y luego unos componentes individuales personales, cognitivo y emocional, que acaban definiendo el comportamiento de cada uno ante cada circunstancia que se presenta.

    Todo planteamiento de las actuaciones político-social y psicológica-individual, de la “gente”, si no se atiene a estos nuevos conocimientos sobre la verdadera naturaleza humana, cae inevitablemente en el moralismo, o más aún en el moralinismo, de buenos y malos, de pérfidos y de santos, y en una retórica de sermones a los “malos”, que se ha demostrado como inútil.

    Este planteamiento tiene una ventaja, es facilón, y sencillito, y además como nosotros siempre somos de los buenos, nos proporciona un masaje reconfortante a la autoestima, que todos necesitamos reafirmar. Y de esta forma acabamos en la autocomplacencia, pero arreglar lo que se dice arreglar, no arreglamos el mundo. (¡Pero y lo a gusto que nos hemos quedado, eh!). 

    La cultura es un subir las escaleras de un rascacielos, y en ese duro ascenso vamos encontrando nuevas ideas, a través de lecturas y conversaciones varias. De estas informaciones, podemos destilar conocimientos nuevos, pero eso nos exige un retoque de nuestro edificio cognitivo, nuestra cosmovisión personal, y esa reconstrucción siempre genera ansiedad, pues supone un replanteamiento de muchas cosas. (Las ideas van engarzadas como las cerezas).

    Por eso muchas veces, (y más cuando nos hacemos mayores, que estamos menos ágiles), esas nuevas informaciones, no las procesamos, solo las almacenamos en el almacén de informaciones nuevas, junto con mucha otras cosas, que sabemos pero no nos sirven para nada.

    Por eso el problema muchas veces no es saber o no saber, sino que esos saberes los incorporemos o no a nuestra cosmovisión. Por eso se suele decir que los nuevos avances científicos y nuevas hipótesis, necesitan de una nueva generación para que calen de verdad. Porque en todo momento hay una generación de catedráticos y expertos en el tema, que conocen y saben de lo nuevo, pero ya no tienen la agilidad mental para incorporarlos, tirando por la ventana, mucha cosas antiguas que les ha costado muchos años conocer bien.

    Esto se da mucho con los campos científicos con desarrollo más reciente. Por ejemplo la psicología. Existen muchos planteamientos filosóficos, religiosos y morales, en los que no se tienen en cuenta en absoluto la existencia de la mente subconsciente. Sus mantenedores no ignoran la existencia del subconsciente, y todo lo que significa, pero no lo relacionan con sus planteamientos filosóficos previos, pues eso les obligaría a replantearse todo de nuevo.

    Y lo mismo sucede con todos los temas relacionados con la crisis existencial que asola a todo humano moderno. Los existencialistas han escrito libros y más libros sobre el tema, libros que han sido leídos por muchos. Pero luego a la hora de analizar el comportamiento social de los individuos, todo se queda en un brochazo gordo, de buenos y malos.

    En general cuanto más te ha costado montarte tu chiringuito personal, mucha más inercia y pereza tienes a renovarla. Es lo malo de las ideas, que empiezas teniéndolas, pero acaban teniéndote ellas a ti.

    Hay quienes cogen cariño a esas ideas viejas, y sufren de gran ansiedad al tener que cambiarlas por otras nuevas, cayendo en el “síndrome de Diógenes cultural”.

    Aunque en realidad no se trata del síndrome de Diógenes clásico, sino de lo que los psiquiatras llaman  “Síndrome de Acumulación Compulsiva”, que sufrimos en un aspecto o en otro, un 4 % de la población mundial.

     

    (Como inciso personal, diré que yo he tenido la suerte de que mi cosmovisión personal, la he tenido en ruinas, muchos años, y solo recientemente he conseguido montarme un modelo personal satisfactorio para mí).

    La calidad de las ideas, no proviene necesariamente de la antigüedad de ellas. Pero hay temas como los psicológicos y los neurológicos, en los que en los últimos ciento cincuenta años, (la psicología), y treinta años, (la neurología), están realizando grandes avances.

    Por eso todos los planteamientos filosóficos y morales tradicionales sobre estos temas, han quedado anticuados inevitablemente, y a eso me refería yo con lo de “primitivos”, que no pretendía ser despectivo sino cronológico.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo de Isidoro:

    – “hablar de naturaleza (biológica) o historia, en el comportamiento humano es una visión muy primitiva de verlo”-

    ………………..

    ¿Tendrá, acaso, Isidoro el monopolio de la Vanguardia progresisita?

    ATRIO tiene en su Menú algo que llama “Perfiles”.

    En esos “Curricula vitae” no suelen aparecer ni mencionarse “Los nuevos estudios en neurología sobre los circuitos neuronales, y demás, (que) cada vez más nos indican lo que somos.”

    Ciertamente que ni Isidoro ni yo al emitir opiniones personales descartamos el uso de los “circuitos neuronales”;

    pero lo más cierto e importante en nuestro “trato reciprocante” no es “LO QUE” son esos “circuitos neuronales” sino “QUIÉNES” somos (Isidoro y Yo).

    Ese “trato reciprocante” o “diálogo” es una peripecia imprevista: a veces agradable y otras preocupantes (como en todo trato de la vida humana).

    ¿Tal vez, no?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

    PS.: La “Vida humana” tiene ingredientes del “ser humano” que lo trascienden, p.e.: las cosas del mundo

    ¿No va siendo hora que los que se pretenden “vanguardistas del futuro” caigan en la cuenta de esa diferencia?

    “¡Elemental Watson!”

  • oscar varela

    Hola!

    Desde el andar matando gente

    hasta reconvenir al otro para que “entre-en-razones”

    pareciera ser una señal indudable de que el ser humano puede andar “fuera de sí”.

    No hay nada en la Naturaleza (todo lo evolutiva que se quiera)

    que ande haciendo (lo que sea) “fuera de sí”; simpre y todo está “dentro de ella”.

    ¿Cómo llamar, entonces, a lo que hace ese ser tan extraño -el ser humano- que no solo tiene la posibilidad sino que siempre lo encontramos andando “fuera-de-sí”, “alterado”?

    Anda ese ser peregrinando en busca de la “horma de su zapato”; re-absorbiendo sus alrededores que le ayudan o le estorban su caminada.

    ¿No?

    ¡Sigamos, pues, todavía! – Óscar.

  • Equipo Atrio

    El último incidente de Munich muestra más claramente cómo estamos todos inclinados a atribuir al yihadismo cualquier hecho de matanza masiva. Resulta que el estudiante de Munich quería emular al asesino sueco de estudiantes, celebrando tal vez el 5º aniversario…

    Pero los atentados serios los sufren los mismos musulmanes, personas menos valiosas que los europeos, como el producido hoy por Daesh en Kabul, con  80 muertos y 200 heridos. Pero si te pones a hacer distingos entre diversas maneras de ser musulmán, y propones diálogo con quienes no sean de Daesh ya te expones a ser tratado de buenista y, por lo menos, a recibir las amenazas De Trump. ¡Qué miedo si gana!

  • Isidoro García

    Sobre el comentario de M. Luisa, sobre una frase anterior de Oscar, quería hacer a mi vez, otro comentario.

    La disyuntiva entre naturaleza e historia en el hombre, y su comportamiento, pudiera ser equívoca y no ser procedente. Porque muy posiblemente en el comportamiento humano hay naturaleza E historia, las dos cosas juntas.

    Cuando se dice de la historia como origen y fuente explicativa del comportamiento humano, me imagino que a lo que nos estamos refiriendo es a la cultura, que en cada momento de la historia, informa y conforma dicho comportamiento. La cultura es el conjunto en cada momento, de los conocimientos y las creencias del ser humano.

    La naturaleza humana, tiene una base biológica, o sea es un conjunto de comportamientos generales de cada especie, unos con un origen en forma genética,  otros de forma epigenética, (un puente entre las influencias genéticas y ambientales), y otros en forma de circuitos neurológicos especializados y específicos, que se construyen sobre la base del aprendizaje cultural.

    Por ello hablar de naturaleza (biológica) o historia, en el comportamiento humano es una visión muy primitiva de verlo. Los nuevos estudios en neurología sobre los circuitos neuronales, y demás, cada vez más nos indican lo que somos. Y somos lo que hacemos o podemos hacer.

  • Asun Poudereux

     
    Las ideas en sí no tienen por qué ser malas o buenas, sino que las hacen malas o menos malas la aplicación que de ellas hacen las personas, en su vida personal, en su vida social, en la empresarial, en cada cultura, en los organismos y en las instituciones de toda tipo, cuando es su propio interés lo que les mueve por encima del bien y de la dignidad del resto de personas, de toda la comunidad, de toda la humanidad, de todo el planeta.
     
    Hay que contar que somos limitados y muy condicionados a la educación y entorno en el que nos desenvolvemos, y a veces,  la cosmovisión está bastante ladeada, sin pretenderlo. Otras,  lo está con pretensiones ocultas, creando, por ejemplo,  opinión  y  cultura del ataque y contraataque,  dejando que los oleajes no dejen ver con claridad lo que está y se mueve en el fondo.
     
    En cualquier caso, son los más indefensos, los más débiles, las primeras víctimas y las de siempre desde milenios. Lo que indica y da lucidez para ver que hay en el mundo establecido muchos errores, que a algunos les indigna hasta enloquecer a la vista de todos,  de modo más familiar, local o global,  y  a otros, ese mismo mundo les  beneficia  en  su “ locura” por el poder  y control,  que enmascaran  de  seguridad  y defensa de los valores democráticos hasta lo más  insospechado.
     
    Y la gran mayoría, por el momento,  mira atónita, se lamenta, se deja avasallar de pareceres mediáticos y al día siguiente tiene que volver a preocuparse  de sus  necesidades primarias …, sus responsabilidades más inmediatas… y no le queda tiempo para ir más allá de reflexionar personalmente en su espacio puntualmente invadido.
    Y esto lo saben.

  • Tomás

    Sr. García Caselles, no pongo en duda su interés por los marginados, los explotados, los crucificados.
    Yo los veo en los millones y millones de mujeres sometidas a unas creencias que las marginan de la educación, de la libre convivencia en sociedad, de una vida que les permita tener sueños propios sin estar sometidas a los hombres, a su incultura, a su fanatismo.
    Los veo en todas las victimas, la mayoría musulmanas, de la barbarie terrorista, en los refugiados, en los que viven su vida de una manera diferente a lo que mandan los cánones de una interpretación cruel de libros sagrados ( el Sr. Blanco le ha mencionado un ejemplo).
    También en las victimas que usted cita en su artículo, pero me parece que cae usted en el sectarismo de solo mirar hacia un lado , para en lugar de hacer un análisis más valiente y realista ( no nos atrevemos a decir nada de una religión cuya extrema crueldad es bastante evidente), acabar en que la culpa la tienen el capitalismo, Aznar, Rajoy, el imperialismo, etc. Los de siempre.
    Veo poca compasión en su artículo, y desgraciadamente los que más la necesitan no podrán leerlo.me parece insuficiente ampararse en las buenas intenciones y en la compasión para hacer análisis tan parciales y tan poco compasivos con tantos millones de victimas.

  • oscar varela

    Hola!

    “Otra vez”.

    Tal expresión surge de haber pasado.

    Las preguntas que hago serían estas:

    * ¿estaba pre-visto?

    * ¿con cuánto de determinado?

    …………..

    La vida no está prefijada sino que es imprevisible.

    Lo imprevisible es un órgano esencial de la vida.

    La vida es siempre imprevista.

    La vida humana se compone de peripecias.

    Ser imprevisible, ser un hori­zonte siempre abierto a toda posibilidad, es la vida autén­tica, la verdadera plenitud de la vida.

    La realidad histó­rica es un puro afán de vivir.

    Toda vida se compone de puros instantes cada uno de los cuales está relativamente indeterminado con respecto al anterior.

    La vida, individual o colectiva, personal o histórica, es la única entidad del universo cuya sustancia es peligro.

    ………….

    La “vida humana” sub-pone pero no es el “ser humano”. ¿Ok?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • oscar varela

    El terror se apoderó ayer de la ciudad alemana de Munich al producirse un ataque en el centro comercial Olympia-Einkaufszentrum con un saldo de por lo menos diez muertos y 21 heridos. La policía declaró un “alta alerta terrorista” tras el tiroteo.

  • M.Luisa

    Leo de Oscar:

    “La vida humana no es naturaleza sino historia” …pero, a mi modo de ver,  pienso que  es historia porque previamente la vida humana es naturaleza…

    El carácter prospectivo de la Historia está determinado por el factor genético de la especie. Si el hombre no tuviera una génesis biológica no se podría hablar de historia. Sin embargo, esta transmisión genética es, en efecto, del todo insuficiente para que haya historia. Y en este sentido la historia hace del hombre animal de realidades. Le abre a su aspecto formal. A una determinada forma de estar en la realidad por lo que esta forma ha de estar necesariamente elaborada.

    Lo histórico no es herencia ni evolución, ambas son sólo momentos de la historia, aspectos de su  momento biológico pero abiertos a ella precisamente por concernirle al hombre en su modo y forma de estar en la realidad.

    Resumiendo, la historia es posibilitación o sea ejecución de posibilidades pero no surgidas de meras potencias, sino surgidas formalmente de la  capacidad de la realidad humana. .

    Pienso que esta reflexión nos podría llevar a la raíz misma de lo  que subyace candentemente en la presentación   de este oportuno    artículo

    Cracias Sr. Garcia

  • pepe blanco

    Estimado Sr. García Caselles,

    Créame si le digo que en ningún momento he dudado de su bonhomía. Solamente pretendía proporcionarle información y, si era posible, apartarlo de un grave error.

    Entiendo perfectamente lo que dice de los crucificados. A mis casi 52 años, nadie en nuestrooccidente nos crucifica a los homosexuales (en la mayoría de los países islámicos nos siguen encarcelando o directamente nos ahorcan). Pero cuando tenía 17 años, sí que nos crucificaban incluso en nuestro desarrollado mundo occidental. Y, le ruego que me crea si le digo que lo peor que se le puede hacer a un crucificado es contarle otra mentira u otra falsedad más.

    Este tremendo problema del yihadismo es demasiado serio, pues está en juego la vida de miles de personas, como para frivolizar con él.

    Le envío un cordial saludo.

  • Juan García Caselles

    En primer lugar, quiero agradecer al Sr. Blanco el honor que me hace poniéndome al lado de González Faus, que es persona a la que admiro desde hace muchos, muchos años. Y también le agradezco de todo corazón el ponerme en mi sitio haciendo trizas mis por lo visto aparentes deseos de ser científico. Nunca, y así me proteja Alá, he querido serlo, y si en mis pobres reflexiones algo induce a creer en ello, pido perdón. En todo caso, procuraré enmendarme.

    Eso sí, quizá tenga razón en lo de “fanatismo ideológico”, porque desde siempre, me han preocupado muy mucho las formas y dolores de vida de los pobres, los marginados, los emigrantes, las mujeres, los viejos, los minusválidos, los enfermos, los ignorantes, los subdesarrollados, en fin, los crucificados.

    Los que miran el mundo desde ahí, desde la compasión, supongo, nada más supongo, que me entienden.

  • pepe blanco

    Este artículo, al igual que el que González Faus escribió en su día sobre los atentados de París y en su misma línea de “pensamiento” (por llamarle de alguna manera), me parece tan desatinado en su planteamiento y en su resolución, que no sé por dónde empezar a comentarlo.

    – Quizás lo primero sea sugerirles a González Faus y a García Caselles que, si van a escribir sobre el yihadismo contemporáneo, lo mínimo que podrían hacer es consultar la Wikipedia, por aquello de tener unos datos mínimos y aproximadamente fiables. Advertirían que la historia del yihadismo, no tiene nada que ver con la película que ellos cuentan. Brevemente:

    – El yihadismo nació en el seno del salafismo, que es una corriente del islam radicalmente reaccionaria. El salafismo postula que la decadencia de los países musulmanes se debe al abandono de la pureza primitiva del islam. En sonsecuencia, predica la vuelta al islam de la primera y segunda generación después de Mahoma.

    – En ese ambiente “intelectual” (por llamarle de alguna manera) surge al final de la guerra fría, allá por los años ochenta del siglo pasado, el yihadismo.

    – En una primera fase, los múltiples movimientos yihadistas tenían un carácter nacionalista, buscando derrocar los gobiernos nacionales que, en su opinión, eran los responsables de la corrupción del Islam en sus respectivas naciones. Eran grupúsculos diversos, sin conexión entre sí. Pero ya entonces cometían numerosos y terribles atentados, en sus respectivos países.

    – La ocupación de Afghanistán por la antigua URSS supuso un hito en esta historia, pues por primera vez los diversos grupos yihadistas empezaron a relacionarse entre sí y, a través de Al Qaeda, empezaron a organizarse (y sí, en esta época fueron apoyados por los USA, para expulsar a los soviéticos).

    – El cambio decisivo en la estrategia yihadista tuvo lugar durante la estancia de la cúpula de Al Qaeda em Sudán, entre 1992 y 1996. Decidieron entonces que no podrían acabar con los gobiernos musulmanes, que según ellos estaban apoyados por Occidente, si no acababan previamente con Occidente mismo. Además, en esta época se empezaban a notar ya los efectos de la globalización, que exportaba a todo el mundo los principios típicamente occidentales del liberalismo político y los valores occidentales de búsqueda de la igualdad de género, reconocimiento de los derechos de las minorías, libetad religiosa, etc., etc. que, según los salafistas, amenazaban muy agresivamente el mantenimiento de las tradiciones musulmanas. Así las cosas, deciden exportar su lucha a todo el mundo occidental.

    ……………………………………………………..

    – Bien, creo que con lo dicho y un poco de reflexión, es suficiente para desmontar las tesis de este artículo:

    – “han sido todos estos ataques [sobre Irak, Afganistán, Somalia, Yemen, Libia. Siria] de las fuerzas mundiales del orden mundial las que han justificado y propiciado el terrorismo como única respuesta o defensa posibles frente a ese orden establecido.” Falso: todos esos ataques son posteriores a la estructuración del yihadismo contemporáneo en la década de los noventa, como ya he dicho.

    – “Ninguneados por la misma sociedad que aparenta tenerlos como iguales, los más jóvenes, en busca de su propia autoestima, se agarran a cualquier cosa que les permita considerarse a sí mismos como iguales o superiores a la sociedad corrupta que les rodea y se entregan en cuerpo y alma a un yijadismo que les enseña que son los preferidos de Alá y les impulsa a atacar la sociedad que les desprecia.Falso. Es que el yihadismo no tiene nada que ver con las condiciones socio-económicas de los inmigrantes musulmanes.

    Pensemos, por ejemplo, que en Francia hay unos 3,5 millones de inmigrantes magrebíes, según los datos oficiales. Hasta el día de hoy -desconozco el dato exacto- han debido surgir una docena de yihadistas. El dato es estadísticamente irrelevante. Yo no sé cómo piensan los sociólogos, pero sí sé como piensa un científico, y ningún científico se atrevería a afirmar, con esos datos en la mano, que las condiciones socio económicas que afectan a una población de 3,5 millones de personas son la causa de la conducta específicamente diferente, suicida y criminal, de una docena de esas personas fuertemente ideologizadas por valores completamente ajenos a esas condiciones socio-económicas. Es que no se sostiene la afirmación. Si fuera cierta, debería haber decenas de miles de varones musulmanes franceses entre 15 y 40 años yihadistas y, afortunadamente, no es el caso. Al menos por ahora.

    En fin, que me parece muy bien que se critiquen los excesos y las graves imperfecciones de nuestro sistema social y económico. Pero imputarles el origen del yihadismo no nos dice nada cierto sobre el yihadismo. Solamente nos habla de la ignorancia -aunque sea bienintencionada- y del fanatismo ideológico de quien suscribe la imputación.

  • ana rodrigo

    Efectivamente, mientras haya poesía, utopías y esperanzas, muchas personas a título individual o en pequeños grupos seguiremos, cual riachuelos casi imperceptibles, regando el terreno para que otro mundo sea mejor y posible.

    Paralelamente seguirán galopando los jinetes del apocalipsis disfrazados de organismos supranacionales-benefactores de la humanidad seguirán solapando a ese capitalismo feroz que justifica cualquier cosa, por atroz que sea, para que la fabricación de armas, la tolerancia con países que no quieren saber nada de derechos humanos nos proporcionen petróleo, para un comercio injusto con regiones abastecedoras de materias primas baratas, etc. etc.

    Pero la esperanza activa y encarnada, aunque sea minúscula, nunca debe desaparecer de la faz de la tierra.

  • oscar varela

     La vida humana no es naturaleza sino his­toria,

    * la vida no está prefijada sino que es imprevisible.

    * «El crédito, lo imprevisible es un órgano esencial de la vida».

    * «No hay en la absoluta determinación de la historia. Al con­trario, toda vida y, por tanto, la historia, se compone de puros instantes cada uno de los cuales está relativamente indeterminado con respecto al anterior…

    * Todo, todo es posible en la historia —lo mismo el pro­greso triunfal indefinido que la periódica regresión.

    * la vida, individual o colectiva, personal o histórica, es la única entidad del universo cuya sustancia es peligro. Se compone de peripecias. Es, rigurosamente hablando, drama.

    * Ser imprevisible, ser un hori­zonte siempre abierto a toda posibilidad, es la vida auténtica, la verdadera plenitud de la vida… la realidad histó­rica es un puro afán de vivir

    * La vida es siempre imprevista.

     

  • oscar varela

    «Vida es a la vez fatalidad y libertad,

    * es ser libre den­tro de una fatalidad dada.

    * Esta fatalidad nos ofrece un repertorio de posibilidades determinado, inexorable, es decir, nos ofrece diferentes destinos.

    * Nosotros aceptamos la fatalidad y en ella nos decidimos por un destino»

     

  • oscar varela

    NOTA: el Texto salió como se le antojó a “la nube” cibernética!

  • oscar varela

    Hola ana!Te puntualizo:Monstruo, Sombra o Tiniebla pueden esfumarse p.e. así:1- Movimientos CORPORATIVOS.2- Organizaciones e Instituciones CORPORATIVAS3- Clubes, Empresas re-cuperadas por abandono del Capital4- MULTISECTORIALES de Ciudadanos organizados5- Practicando “ensimismamiento” (meditación, budismo, etc.)6- Pensando alternativas (como lo haces tú, los Cumpas y Atrio mismo)7.- Paciente difusión de ocurrencias similares…Ayudémonos a seguir hasta aprox. 99.999 otras alternativas¿Te parece?Entonces: ¡Vamos todavía! – Óscar……………………“Tomen en cuenta el momento que vivimos. Ya es hora de que se despierten del sueño, porque ahora nuestra salvación está más cerca que cuando empezamos a creer”- (Rom. 13,11)Mi corazón no debe callar hoy o mañana.No puede ser la sombra que se deshace y pasa …No puede ser, no puede ser.Pablo Neruda ……………..A veces soy el altar de la luna a veces arena pobre con sombrasLeón Gieco …………….  Habitado de fulgoresexhibo un corazón deshojado en la pregunta. Julieta Curbelo En este manto de sorpresas la sombra inaugura mi costado escondido arrulla un concierto para abrazos y sueños.  Acaricio sus frutos         sus silencios sus espacios poblados de ausencias.  Es un cambio de rumbo a mis espejos.Marta Ruffini     

  • ana rodrigo

    Puntualizo, Oscar: ¿Hay alguna alternativa posible y factible al capitalismo? Porque alternativas hay, pero que puedan con el monstruo del capitalismo, no lo veo. Sí pequeñas utopías, como muestra.

  • oscar varela

    Hola!

    Leo de ana r.:

    1- ¿en el momento actual hay alguna posibilidad de alternativa al capitalismo?-

    ¡Sí! y en un abanico amplio de niveles!

    2- ¿Se puede vislumbrar otro orden mundial al actual?

    Por ahora NO.

    Mañana: ¡tampoco!

    Cuándo se pueda: Ni idea!

    Por eso: ¡Vamos todavía! – Óscar.

    Favor de desplegar el abanico mencionado – Gracias!

     

  • Asun Poudereux

    Bien dicho, Ana. Gracias por todo.

    ¡ Basta ya de tanta enajenación haciéndonos perder el sentido de la realidad, contribuyendo y suministrando los medios para continuar con las confrontaciones violentas!

    ¡Cuántas victimas inocentes son necesarias, para hacer cesar tanto ABUSO Y tanta LOCURA, en este teatro infame de tragedias que nos han montado!

  • ana rodrigo

     
    Lo que plantea el autor de este post da que pensar. Pienso que tiene razón que cuando alguien se siente ninguneado y sin perspectivas vitales, al mismo tiempo que está en contacto con alguna razón de odio en nombre del dios o ideología que sea, el coctel molotov está servido. Pero hay que recordar que los autores de los atentados del 11S en Nueva York no eran unos marginados.
     
    Y sobre el sistema capitalista, es como el tóxico que todos respiramos sin saber bien cómo librarnos de él. Y es cierto los políticos pasan, el sistema permanece. Por ejemplo, cuando unos astilleros reciben la carga de construcción de un portaaviones, o la participación en la construcción de aviones para la guerra, esa ciudad o ese país piensa que le ha tocado la lotería por la cantidad de puestos de trabajo que crea y la riqueza que produce. De todo el mundo es conocido que la producción de armas es la principal fuente de riqueza, pero se mira para el otro lado para no ver la otra cara de la realidad.
     
    En fin, el terrorismo de estado, el terrorismo-yihadismo, la ignorancia de las masas, la manipulación de los dirigentes religiosos o políticos, la marginalidad de ciertas minorías, etc. hace que vivamos en un mundo complejo, expuestos a mil locuras inesperadas y crueles, preparadas para hacer el mayor daño posible y el dolor insoportable de no saber porqué ocurren estas atrocidades.
    Y yo me pregunto ¿en el momento actual hay alguna posibilidad de alternativa al capitalismo? ¿Se puede vislumbrar otro orden mundial al actual? ¿Para qué sirve la ONU y todos sus derivados?
     

  • ana rodrigo

    Pues sí, MAR Medina, cuando vi tu nombre en atrio, me dio un saltito el corazón, primero porque te aprecio mucho y segundo porque tus comentarios son tan sensatos y sustanciosos, que, al igual que tú dices del querido Héctor y podríamos decir tantos otros y tantas otras, no dejas indiferente. Qué bien, para quienes hemos pasado por este querido atrio, los lazos de empatía con quienes hemos compartido nuestras inquietudes, decepciones o utopías, deja huella.

    Un abrazo.

     

  • MAR Medina

    Hola Asun, querida tocaya. Las casualidades no existen, ya lo sabemos….

    Llevaba casi cinco años sin participar en esta casa de Atrio y algo más de un año sin ver a Juan Luis. Anteayer fui a su casa y estuvimos hablando un rato, leí(mos) la introducción de Laudato si’ y seguramente encontraremos más momentos para el encuentro. Está muy afectado por su ceguera (se ha quedado sin “alimento” me decía, porque la lectura es nutriente para él) pero también por su precario estado de salud. Le pregunté directamente por Héctor, pues le conocí precisamente en casa de Juan Luis y es una persona que no deja indiferente… me dijo que estuvo visitándole apenas hace un año, también en su casa.

    Me gusta reencontrarme contigo en esta casa, con los amigos, nada virtuales, que he encontrado aquí, os echo de menos. Por cierto, hoy es el cumpleaños de Carmen Almendralejo, ¡felicidades!

    Un abrazo de corazón

     

  • MAR Medina

    Gracias Antonio por tu hospitalidad en esta casa de Atrio, y por tus palabras de amistad. Sigo las noticias con interés y ya veo que hay un lazo (diría que oportunista, reciente, pero lazo al fin) con el islamismo, este síntoma destructivo del mundo enfermo que creamos.

    Un abrazo

  • Asun Poudereux

    Sí, cierto se la echa de menos a Mar M. visión de mujer, muy completa.

    Aprovecho, Mar, para que nos des, si es que no tienes inconveniente, noticias de Juan Luis y Reyes. me preguntó por ellos Héctor desde Tenerife. Seguramente, ahora que lo pienso,  me confundió contigo y no con  Ana R. como pensé entonces. Si es así, nuestros más sinceros recuerdos cuando los encuentres. GRACIAS.

  • Antonio Duato

    ¡Qué alegría verte de nuevo por aquí, Mar Medina! Muchos ni te conocerán. Pero sabes que muchos te echamos de menos.

    Parece que se encuentran relaciones del autor con grupos yihadistas. Ni siquiera la reivindicación es prueba suficiente, pues el Daesh con gusto se apuntará lo hecho por un loco. O tal vez el loco con obsesión de hacer algo grande contra la humanidad haya acudido a ellos por eso no llevados por una radicalización islamista, según demuestran otros datos.

  • MAR Medina

    Me sorprende la rapidez con la que se califica a este atentado de yihadista, cuando lo único que leo en los medios de comunicación es que el autor es tunecino, con antecedentes penales por delitos comunes y en principio no vinculado con terroristas. Creo que deberíamos ser más prudentes con cómo tratamos las cosas, no deberíamos ser tan simplistas como para identificar a musulmanes con terroristas. Se me ocurre que el único vínculo con el terrorismo es que el autor de este crimen se inspira en actos terroristas para perpetrar una masacre, cuyo único móvil pudiera ser un desequilibrio psicológico personal, diferente del desequilibrio ideológico de los terroristas yihadistas.

    No sugiero en modo alguno que esta hipótesis sea aceptada como cierta, simplemente pido prudencia a la hora de atribuir responsabilidades en tanto no se terminen las investigaciones. Con todo esto supongo que los auténticos yihadistas se sentirán bien satisfechos.

    MAR Medina

  • Antonio Duato

    Dentro de la noche oscura que cubre las razones de esta hecatombe de Niza, aun sabiendo que no estoy muy acertado en hacer hipótesis, este accidente me recuerda el del piloto Lutvitz haciendo estrella su avión en los Alpes. Y la reflexión va más allá: ¿por qué en un mundo que ya existe el piloto automático en carreteras no se pueden exigir más elementos de seguridad a los vehículos grandes de carretera: doble piloto, sistema de paro instantáneo de paro instantáneo por 2º piloto o control remoto de policía? No sé…

    Las neurosis humanas y sus mecanismos paranoicos (de los que puede que no estuvieran libres aquellos de las Azores) pueden ser más atroces que el Daehs, a quien no hay que atribuir por principio todas las tragedias, solo porque el sujeto sea de origen tunecino.

    Pero la noche sigue espesa y la compasión con las víctimas inmensa. ¡Vaya racha de noticias nocturnas que llevamos!

  • mª pilar

    Si no cambiamos todas las personas nuestra mirada… otro mundo mejor no será posible.

    “La noche oscura de Niza…” sí… y de tanto otros lugares, que salir a la calle puede ser para encontrarse con una muerte cruel.

    mª pilar

    mª pilar

  • Gonzalo Haya

    Hasta el FMI está reconociendo que no habrá paz ni estabilidad mientras que la mayoría quede marginada en el desarrollo económico. Aunque no fuera por cristianismo ni por justicia, por el propio interés de los de algún modo privilegiados, deberíamos incluir a todos en el desarrollo económico y social. Es increíble cómo nos aferramos a nuestra parcelita por pequeña que sea; pero somos la periferia que protege las fortalezas del capital.

  • oscar varela

    Hola!

    Un valiente y sencillo esfuerzo de análisis!

    La dura noche obscura de Niza

Deja un comentario