INFORMACIÓN Y FORMULARIOS INGRESOS YA: -Trasferencia a ES26 2100 7344 7313 0021 2801 -Bizum a 34-609 51 08 62
  • A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

6620 Artículos. - 102678 Comentarios.

Ha muerto Gonzalo, el buen pastor de Sucumbíos

Última foto de Gonzalo publicada por ISAMIS, cuando hace una año salió hacia Angola

Última foto de Gonzalo publicada por ISAMIS, cuando hace una año salió hacia Angola

Nos escribe Pili: Mi hija mayor, acaba de comunicarme desde Argentina que… Gonzalo Marañón ha muerto en la misión de Angola… sin recibir el abrazo hermano de Roma… !Cuanta tristeza! Cuando sepa algo más, te lo comentaré  Antonio.

Nos unimos al dolor de las comunidades cristianas de Sucumbios que animó durante 40 años el hermano Gonzalo.

Muchas veces hemos traído a ATRIO la pasión de esa iglesia ecuatoriana (ver Sucumbíos en ATRIO). Y hoy acompañamos el recuerdo de Gonzalo con esta carta dirigida por esas comunidades al papa Francisco poco después de su elección papal.

Sucumbíos pide a Francisco que el obispo Marañón pueda regresar a Ecuador

Sucumbíos, 12 de julio de 2013.

Querido Hermano Papa Francisco, Obispo de Roma. Muy querido Hermano mayor en la fe: nos dirigimos a usted de parte de las comunidades eclesiales y de los agentes de pastoral del Vicariato Apostólico de Sucumbíos -Misión Carmelita-, ubicado en la provincia de Sucumbíos, en la zona nor-oriental del Ecuador, en frontera con Colombia y Perú.

Saludos en Cristo Jesús Resucitado desde este rincón de la Amazonía Ecuatoriana, llena de sol y de agua, de verdor y biodiversidad; entretejida y enriquecida por nacionalidades autóctonas y pueblos migrantes de todo el Ecuador y de la vecina Colombia; desde esta tierra afectada por la falta de planificación en su colonización iniciada hace poco más de 40 años, situaciones complejas como la presencia de refugiados/as, la contaminación petrolera, la deforestación, la violencia, pero a la vez con enormes fortalezas y con grandes y renovadas esperanzas.

Queremos decirle que sentimos una inmensa alegría por tener un Obispo de Roma“venido del fin del mundo”, nuestra querida Argentina, lo cual significa un cambio de perspectiva en la Iglesia universal; porque ha escogido el nombre de Francisco, muy inspirador en este momento eclesial; porque es un pastor sencillo de larga experiencia, que sueña con “una Iglesia de los pobres y para los pobres”; porque ha realizado gestos de acogida, cercanía e inclusión, con los que nos identificamos plenamente. El mundo y nosotros/as esperamos mucho de Ud. para que la Iglesia, más que mirarse a sí misma, mire al mundo y al proyecto del Reino del cual es servidora por mandato del Señor. Por eso, hemos orado por usted desde el inicio de su elección y especialmente el 19 de marzo, día de su posesión.

Somos la Iglesia que peregrina en Sucumbíos y queremos hablarle con el corazón: desde nuestra pequeña experiencia que ha intentado desde principios de los años 70, hacer un camino poniendo en práctica lo que nos dice el Concilio Vaticano II, en sintonía con la Iglesia Latinoamericana desde Medellín hasta Aparecida. Nuestro caminar misionero nos ha llevado a crear y acompañar pequeñas comunidades eclesiales en todos los rincones de nuestra selva a partir de los asentamientos de colonos/as y de las comunidades indígenas; nuestra Iglesia se esfuerza por encarnar el Evangelio en la vida de indígenas, afro descendientes, campesinos/as y de la gente humilde de los barrios en las ciudades, respetando y valorando su cultura, promoviendo la formación y la participación local; es una Iglesia que promueve y valora la participación de los laicos/as, las mujeres, los/as jóvenes y los/as niños/as; es una Iglesia que “camina con los dos pies”: uniendo fe y vida, evangelización y pastoral social, espiritualidad y compromiso transformador de la vida y la sociedad; así hemos caminado como Pueblo de Dios con el Evangelio de Jesús y su pasión por el Reino.

Tenemos como Iglesia, lo reconocemos, también muchas carencias, debilidades y errores en este camino, pues llevamos este tesoro en vasijas de barro (2 Cor 4, 7). Y a partir de esa misma experiencia, nos hemos esforzado por no condenar a nadie (Jn 3, 17; 8, 15), por acoger con cariño a todos/as en las comunidades, por incluir en la marcha de la Iglesia especialmente a pobres y sencillos; por solidarizarnos con los grupos más vulnerables y apoyar todos los esfuerzos por tener una vida más digna y feliz para todos/as.

En octubre del 2010 recibimos una comunicación de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, firmada por su Presidente el Cardenal Iván Dias. En dicha comunicación se pedía a nuestro Obispo Mons. Gonzalo López Marañón OCD, quien había estado al frente de la Iglesia en los 40 últimos años, y había renunciado como es lo estipulado, a salir de inmediato y que si fuera posible incluso del país, y se encargaba la administración de la misma a los Heraldos del Evangelio. Al tiempo que se pedía “el nuevo Administrador Apostólico tendrá que organizar el Vicariato e implantar de manera diferente todo el trabajo pastoral”, cosa que quisieron cumplir rápidamente, intentando desmontar toda la estructura en que se había cimentando el modelo de iglesia que ha permitido una participación activa y comprometida de los laicos/as.

Esta situación generó un conflicto no sólo de tipo religioso, sino social, por el nexo tan estrecho que había existido entre la Iglesia y la construcción de un tejido social basado en la solidaridad y en la unión, ejes fundamentales para la creación y desarrollo de la Provincia de Sucumbíos, lo que puso en riesgo la estabilidad de esta Provincia fronteriza. Por la presión existente, el 19 de mayo de 2011, se dispuso que salieran de la Provincia los Heraldos, pero también el Vaticano exigió la expulsión de los Padres Carmelitas, de la Provincia, donde estaban al frente de la Iglesia como Misión Carmelita desde el 1937.

Es por eso que se nos hace muy difícil vivir y entender lo que estamos experimentando a partir de la salida violenta de nuestro Obispo Monseñor Gonzalo López y de los Padres Carmelitas (OCD). “Heriré al pastor y se dispersarán las ovejas” (Mt 26, 31): como consecuencia de esta intervención eclesial, a la que se suman determinados intereses económicos y políticos locales que no tenían acogida en nuestras comunidades por los valores contrarios al Evangelio y al interés comunitario que hemos defendido siempre. Esta situación produjo división, sufrimiento y sigue causando mucho dolor, confusión, escándalo y desánimo, no sólo al interior de la Iglesia sino también en la sociedad de Sucumbíos, con debilitamiento del tejido social. Sin embargo, y a pesar de muchas dificultades, la legítima tradición eclesial de Sucumbíos sigue viva, sufrida y esperanzada, mártir y siempre en trance de resurrección.

Han pasado casi tres años y seguimos a la espera de nuestro Obispo definitivo. Esperamos que sea un pastor, que venga a ayudarnos a sanar heridas y a reconciliarnos, a retomar creativamente el camino en fidelidad a Jesús y su Evangelio, a las opciones fundamentales del Vaticano II y al Magisterio Latinoamericano, a fortalecer nuestra esperanza para que nuestra Iglesia Local vuelva a ser “Casa y Escuela de Comunión” y a seguir soñando que “La liberación integral de hombres y mujeres, desde los pobres, por la causa del Reino” -nuestra utopía- es posible.

Hermano Francisco, confiamos en su amor a la Iglesia. Ud. puede ayudarnos con su sabiduría y su apuesta por una Iglesia de los/as pobres y para los/as pobres, como hemos pretendido hacer en la nuestra, nombrando un Obispo definitivo, hombre de Dios y “con olor a oveja”, y levantando la prohibición de que Mons. Gonzalo López Marañón, regrese a la Iglesia a la que entregó 40 años de su vida y le gustaría seguir haciéndolo hasta el final , pues creemos que es su legítimo derecho, como ciudadano ecuatoriano y Obispo Emérito de Sucumbíos.

Agradecemos la acogida favorable que pueda dar a nuestras peticiones y quedamos disponibles a cualquier requerimiento de su parte. Reciba todo nuestro cariño y gratitud, y nuestra oración comprometida para que el Espíritu del Señor y la protección de nuestra madre María estén con Ud. en el ejercicio de su importantísimo ministerio.

 

7 comentarios

  • mª pilar

    Por si alguien quiere saber quienes y como son Los Heraldos del evangelio

    Imágenes de Los Heraldos del Evangelio

    Aquí les dejo una muestra…

    mª pilar

  • mª pilar

    Querido Oscar:

    Gonzalo vivió de una manera… con sus virtudes y sus defectos, el mismo lo confiesa;  que apenas hizo ruido mediático ni ninguna clase de ruido… sobre todo, para que no llegara a Roma.

    Cuando llegó a Sucumbios  ¡no había nada de nada! solo pobreza, explotación, hambre, enfermedades… muchas producidas por las aguas contaminadas que dejaban las petroleras.

    Primero se presentó, tal cual, como le veis en el vídeo, a pie, vestido como todos los demás.

    Miró… nunca se cansaba de mirar; formó un equipo, invitó a compañeros suyos y cuando estos llegaron, comenzaron a trabajar con el  pueblo, para conocer desde su propia vida ¡que necesitaban!

    Todos a una, porque los religiosos, no era más que las personas del pueblo, y empezaron a moverse.

    Con esa carita de niño bueno y algo “cuco”, supo llamar la atención de personas que quisieran colaborar y vivir como ellos vivían; llego a tener más de diez o doce colaboradores solo de Aragón, pero también fueron de su tierra y otros lugares,, incluso de otros países, tal era su fuerza.

    Un médico, dos maestros, dos abogadas, una enfermera, dos asistentas sociales, una empresarial… eso solo de estas tierras.

    Cada cual veía lo que se necesitaba, y en común, junto a los responsables del pueblo, buscaban soluciones y cada cual, se las ingeniaba para entusiasmar a la familia y amigos; entonces Gonzalo con esos proyectos buscaba ayuda… casi en voz baja, pero con una fuerza y una alegría inmensa.

    Los últimos años, hasta el presidente de Ecuador le pedía asesoramiento. No ha un clérigo engolado, vestido de “prada”…(un poco de broma no va mal) y se fueron  consiguiendo cosas muy importantes para el pueblo, y la vida tomo fuerza en aquel lugar hermoso, pero no fácil para vivir.

    Me quedo muy corta, porque enumerar todas las cosa muy buenas que consiguieron en aquellos años de manera muy especial para el pueblo y sus necesidades.

    Cuando llegó el momento de su jubilación, pidió su cese como es natural; su sueño era morir entre ellos como uno más; volvió a pedirla por segunda vez al no recibir respuesta… es lo que debía hacer.

    Quizá en Roma, no había nadie decidido a vivir allá por eso no llegaba.

    Y en esa ocasión…:

    ¡No solo llegó la aceptación de su renuncia, sino que sin explicación alguna…les obligaron a todo el equipo, a abandonar, no la zona, sino el País para no volver, y en el lugar de ese mínimo grupo de hombres y mujeres, les enviaron a los HH, del Evangelio!

    ¿Podéis imaginar, cómo sucedió el cambio?

    De vivir en armonía y hermandad unos con otros, sin rangos, ni categorías (el pueblo amaba a Gonzalo y a su equipo, lo respetaban, pero lo podían tocar, hablar con el, jamás iba vestido raro) de pronto y en la selva… se presentan unos religiosos vestidos como guerreros, montando procesiones por las calles a golpe de botas militares y portando una imagen de Fátima, invitando a rezar.

    Desmontaron algo tan querido como el Hogar infantil llamado “La casita azul” donde los niños y las niñas eran tratados como hijos y cuando estaban recuperados, se les buscaba familias que quisieran acogerlos. era una maravilla, uno de sus sueños recoger a los niños y niñas abandonados; y estos militares lo desmantelan y envían a los peques al reformatorio de Quito. ¡Desolación!

    Desmontaron la oficina de DD. HH. que funcionaba de maravilla, las mujeres tenían allí un lugar donde eran acogidas, acompañadlas, y recibían una formación para poder salir de aquel avasallamiento del varón.

    Se cerró con violencia la emisora de radio, que estaba al servicio del pueblo, cada día, podían hablar con familiares en caso de emergencia.

    Se cerró el centro de salud, donde podían acudir de todos los lugares, Sucumbios es una zona muy ¿desparramada? se decida:

    Vengo de la 1ª o 5ª linea de la carretera… no recuerdo cuantos eran los números, casas alejadas unas de otras, en la montaña… todos estaban censados desde que ellos llegaron.

    Todo fue sucediendo así; y el pueblo comenzó a dividirse,   atacarse… personas cercanas a Gonzalo, que jamás había tenido problemas, al entrar de lleno otros movimientos que antes estaban agazapados y sin fuerza, sacaron toda su fuerza.

    Entonces Gonzalo hizo su huelga de hambre.

    Dejó el país, y se retiró durante un año, a una casa de espiritualidad que los carmelitas tienen; guardo un silencio absoluto, y cuando estuvo preparado para poder hablar con paz, calma y verdad; lo primero que hizo fue, pedir una entrevista con el papa Francisco; le costó más de tres meses (más o menos) conseguir, y tubo que utilizar algún contacto “secundario” porque los cardenales frenaban todas sus peticiones.

    Habló, fue escuchado, pero no pudo conseguir poder volver a morir en su segunda patria ¡Sucumbios! como uno más.

    Ahora lo explica con la misma paz que se le ve en el vídeo, y marchó a otra misión…

    Todos conocemos la verdad y el porque de lo sucedido, dicho con paz, alegría y en libertad; nada le frenaba, por eso se siente libre.

    Y por eso la frase:

    ¡El que quiera entender, que entienda!

    Él no les abandonó… ¡los expulsaron sin conmiseración!

    Y lo más triste es, que nadie ha dicho nada de nada…

    ¡Así es la raza humana!

    Ya nada funciona en Sucumbios, toda la labor destruida… y muchas personas colaboradoras suyas han tenido que salir y buscar otros lugares.

    No sé, si esto, responde a tu pregunta Oscar, sino es así, en privado puedo decirte cuanto deses; quizá por este medio, algunas personas se puedan molestar y no lo deseo de ninguna manera; que yo le quiera, le recuerde siempre, le agradezca que pasara por mi vida y la de mi hija mayor… no implica molestar a quien una persona de esta categoría humana no le importe lo más mínimo.

    pili- mª pilar

     

     

  • oscar varela

    Hola!

    Dos cosas:

    UNA: en el Video el buen Gonzalo termina así:

    – ¡CHAU ECUADOR!

    Yo me siento 1) MUY LIBRE; 2) FELIZ, Y 3) AFORTUNADO,

    EL QUE QUIERA ENTENDER ¡QUE ENTIENDA!:

    ¡¡¡YO ME VOY!!!-

    ……………………..

    Pili -quien ha conocido a Gonzalo- ¿podría ayudar a comprender qué hubo en ese hombre que lo llevaron a “terminar una etapa de tu vida” en aquellas palabras finales?

    …………………….

    DOS: ¿Hay alguna relación entre el buen Gonzalo y los hermanos Berrigan? (de otro Post atriero)

    Gracias – Óscar

  • Asun Poudereux

     
    Querida Pili:
     
    Te agradezco la oportunidad de conocer a Gonzalo mejor, aunque ya a través tuyo hace tiempo que nos presentaste la situación de retroceso en  Sucumbios, que tanto tiempo y esfuerzo de muchos había llevado, tras presentar su renuncia el obispo, como es la norma,  y el deshecho que se produjo tras la llegada  del siguiente obispo.  
     
    En el video su testimonio es sencillo y muy claro.  A pesar de la experiencia vivida al acercarse los últimos años de su vida, y que para muchos puede ser incomprensible, él mismo dice que se siente muy libre, feliz y afortunado.
     
    Un hombre de bien, lleno de coherencia en sus hechos:
     
    “La mística la produce un encuentro con Dios y un encuentro con el Pueblo”.
     
    He disfrutado del video, sobre todo de su testimonio y rotundidad,  por lo que me cuesta un poco entender  que sientas tristeza, porque a  él, estoy segura, no es lo que le importa, el ser o no ser reconocido, si además esto ocasiona desencuentros.
     
    Sin embargo,  tu interés en dárnoslo a conocer tal como era, para tenerlo siempre presente…,  vale  más que mil  bellas palabras. Gracias, Pili.
     
    Un fuerte abrazo.
     

  • Antonio Duato

    ¡Tienes razón, Pilar!

    ¡No es bastante conocido! Gonzalo dbería ser tan conocido como Pedro Csaldálaiga al menos. Aunque ya sabes que seguía con cariño su obra y su persona creo que no le conocido “por dentro” hasta asistir a su entrevista en Vimeo que acabo de colgar en el Tablón. ¡Por favor, que nadie que sepa estimar autenticidad total no se pierda ese vídeo de principio a fin! Menos de 20 minutos.

    Y también dice muy bien todo lo que él pasó por culpa del Vaticano este magnífico alegato del periodista José Manuel Vidal.

    Graias, Pilar por enviarnos ambos documentos!

    ¡GONZALO VIVE Y SIENTO QUE ME, NOS ACOMPAÑA!!

     

  • mª pilar

    ¡Que triste es!…

    Comprobar… como un hombre de la talla de Gonzalo López Marañón, no suscite ningún comentario… no como religioso, ni como obispo… sino como ser humano entregado por completo a restaurar la maltrecha vida de quienes acompañó durante 40 años.

    Pero hablamos de otros temas… y nos convertimos en grandes conocedores de los temas… aunque nadie debería poseer la razón, porque cada persona es un mundo y como tal tiene sus derechos a ver, contemplar, creer… en total libertad.

    No perdemos la ocasión de “catequizar” a diestro y siniestro.

    ¿Son galgos o son podencos?…

    mª pilar

  • mª pilar

    Bueno… es muy triste este día para muchas personas… porque ahora sí…:

    ¡Ya no está entre nosotros!

    Esta carta me apena… bastante; el lenguaje que utilizan, nada tiene que ver con su sencillez, su amor, su entrega…

    Gonzalo, iría directo al “grano” como lo hizo en su visita al papa Francisco, aunque en honor a la verdad:

    ¡Jamás protestó ni se reveló por lo sucedido!

    Su protesta fue… para despertar del letargo de la obediencia ciega, que estaba llevando a su querida tierra (el consiguió por amor… su ser  Ecuatoriano recibido) de una tremenda separación y una lucha sin cuartel para conseguir adhesiones particulares, algo que él, jamás hizo en su pequeño distrito.

    Y cuando solo se consiguió con ella, que el mismo Presidente del país, al ir a visitarle en la carpa… obligara a Roma a sacar a los Heraldos por el daño que estaban causando…

    ¡Siempre en defensa de los más vapuleados de aquella hermosa y castigada tierra!

    Bueno Gonzalo muy querido…:

    ¡Ya descansas en paz!

    Estés donde estés, la gloria del amor sembrado, desde el hermoso Proyecto de Vida de Jesús, iluminará tu espíritu y te acogerá con amor inmenso.

    Quizá, ya estés formando parte vital de esa:

    ¡Esencia de la Vida, de donde todas las personas venimos, y si caminamos con su “estilo”… volveros al abrazo eterno en ella!

    Siempre estarás en nuestros corazones, y reconociendo… nuestra fragilidad humana, que con facilidad olvida y se deja llevar por las luces de neón que pululan sin cesar hasta cegarnos:

    Todas las personas, que hemos tenido el honor de conocerte, tratarte, contemplarte en acción, amarte… también con tus defectos…

    Nos diste ya en vida, el mejor regalo que podíamos recibir:

    ¡Tu vida, tu manera de vivirla, siempre entregado e incansable, siempre alegre, generoso, respetuoso y algo socarrón,  con el sentir personal, y siempre…

    ¡Dando esa vida y entregándola!

    ¡Gracias por tanto recibido!

    ¡Gracias Antonio… siempre atento y generoso en tu hacer, gracias!

    mª pilar

Deja un comentario