Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4991 Artículos. - 80143 Comentarios.

Dios y lo humano

 

Castillo        El cristianismo enseña que a Dios sólo podemos encontrarlo en lo humano y desde lo humano. Porque lo divino es precisamente lo que nos trasciende y, por tanto, lo que no está a nuestro alcance. A Dios, nadie lo ha visto (Jn 1, 18). A Dios nadie lo conoce (Mt 11, 27; Lc 10, 22). Lo que nosotros podemos saber y decir de Dios, no son sino las “representaciones” humanas que nosotros, los humanos, nos hacemos de Dios. Pero nada de eso es Dios “en sí mismo”.

        Por esto, y porque el cristianismo ha tomado esto en serio, por eso el cristianismo afirma que, en Jesús de Nazaret, Dios se nos ha dado a conocer, se nos ha revelado, se nos ha manifestado, en un hombre, Jesús. Es decir, el cristianismo enseña, como punto de partida de su existencia y de su razón de ser, que Dios se nos da a conocer y se nos revela en lo humano. Lo cual quiere decir que solamente alcanzaremos la plenitud de lo divino, en la medida en que lleguemos a alcanzar la plenitud de lo humano.

        De ahí que lo específico del cristianismo radica, no en la sumisión a lo divino, ni en la exactitud de lo religioso o de lo sagrado, sino en la defensa de lo humano, en el respeto a lo humano, en la promoción y el fomento de todo lo verdaderamente humano, en el cariño y hasta el exceso de la demasiada ternura con lo humano.

        El problema que, sin embargo, todo esto representa, radica en que lo humano, químicamente puro, no existe. Lo humano es el resultado de un proceso de evolución, increíblemente prolongado y largo, de miles de siglos. Un proceso que sigue adelante en la historia. Y que consiste en la superación constante y creciente de lo inhumano que llevamos inscrito en la sangre misma de nuestro ser.

        Ahora bien, esta superación, esta liberación, de lo inhumano es la tarea más dura y más costosa que todos tenemos que afrontar. Por eso es la tarea a la que más nos resistimos. Y es tanto lo que nos resistimos a esta tarea –de constante y creciente humanización– que hasta echamos mano de lo divino, de lo sagrado y de lo religioso para justificar criterios y comportamientos criminalmente inhumanos. Por esto, en nada nos tiene que extrañar que, en la historia y en la presencia actual del cristianismo en el mundo, lo más complicado de aceptar y lo que más se ha resistido a admitir esta Iglesia (con sus jerarquías a la cabeza), no ha sido lo divino de Jesús y de la vida cristiana, sino precisamente lo humano de Jesús y del comportamiento cristianismo. ¿Cómo se explica –si no– que en la Iglesia se haya visto, como lo más excelso que, para amar más a Dios, tengamos que amar menos o negar el cariño, la bondad, el respeto y la ternura a seres de carne y hueso que son tan humanos como nosotros?

        Yo creo en Dios, busco a Dios y tomo en serio el problema de Dios. Pero, precisamente por eso tomo en serio lo humano, a todo ser humano. Y por eso igualmente no me cabe en la cabeza que haya tanta gente –de religión y de Iglesia– que se amparan en lo presuntamente divino, para justificar comportamientos que son intolerablemente inhumanos. ¿Qué explicación tiene que en Estados Unidos, los republicanos aparezcan como los más religiosos y, al mismo tiempo, los defensores de la pena de muerte, de la venta de armas y del rechazo total a los homosexuales? ¿Cómo se puede entender que, en ambientes clericales, donde tanto se predica de pureza y de puritanismo, no se puedan ya seguir ocultando tantos y tantos escándalos de todo tipo que avergüenzan a cualquiera? ¿Y qué decir del incomprensible silencio de nuestros obispos ante tanta corrupción y tanto sufrimiento de los más indefensos? ¿Por qué será que donde hay tanta religión anda tan escasa la verdadera humanidad? Sea por lo que sea, una cosa es cierta: es inimaginable la cantidad de los que se creen creyentes que en realidad son ateos sin saberlo. “Ateos anónimos”. Pero, a fin de cuentas, ateos auténticos.

15 comentarios

  • Santiago

    Isidoro,    claro que siempre somos humanos y llevamos dentro una serie de problemas que siempre “proyectamos” en todo lo que hacemos…No podemos sustraernos de lo subjetivo…de siempre tratar de imprimirle “lo nuestro” a TODO lo que hacemos…por eso Teresa de Lisieux decía que todas nuestras “justicias” están impregnadas de nuestros propios egoísmos…y que ella entraría en la vida eterna con “las manos vacías”..aunque obviamente, a pesar de todo, existe intenciones y opciones fundamentales que nos dirigen hacia lo correcto contra lo desordenado, lo humano contra lo inhumano, lo coherente contra lo incoherent…Frente el subjetivismo y el existencialismo Jesus nos revela “un camino mejor”…una senda de paz, esperanza, entrega, caridad….hacia mi mismo y hacia los demás…Con lo que nos quedamos es con la “esencia” de esta misma Revelación cuyo compendio es el mismo Cristo evangélico…

    Dentro de las pocas verdades dogmáticas que propone la FE de la Iglesia, hay una amplia gama de matices y aproximaciones a la verdad que forman parte también de la teología actual y de todos los tiempos…sin que tengamos que salirnos de “lo puramente evangélico”…Por eso, nuestros hermanos separados de la comunión con la Iglesia Católica echan de menos muchas veces las contradicciones en sus propias congregaciones religiosas…. Esto se puede ver semanalmente en el canal católico mundial EWTN fundado por la clarisa M. Angélica donde existe un programa de TV dedicado a este regreso al “hogar”…de los pastores y fieles que retornan a la comunión…Es una experiencia interesante oírlos y saber que muchos han podido discernir lo que los separaba…y encontrar descanso en este nuevo estado, sin detrimento de su FE inicial….Muy aleccionador y muy ecuménico…pues está muy bien tratado el tema…sin tener que ofender a nadie…

    Por eso, nosotros podemos estudiar la coherencia de nuestra FE..cuando profundizamos en las verdades que han sido confirmadas a traves de los siglos por el magisterio perenne del Colegio de los Apóstoles que perdura a pesar de los graves defectos que tenemos los fieles en general..pero los pecados de sus miembros, y yo diría a pesar de ellos, no impide el camino peregrino de la Iglesia de Jesus hacia su último gol…que se cumplirá cabalmente al final de los tiempos..Mientras, tenemos la suerte que con la informática moderna y el avance de las ciencias en general podemos reafirmarnos en la coherencia de la VERDAD de la FE, considerando que la certeza absoluta, que tanto buscamos y ansiamos, solo pertenece al estado de “visión” perfecta…que ya pertenece a otra dimensión, a la dimensión supranatural de la vida eterna…PERO existe la certeza de la intuición…y de lo que es mas probable…que es la forma de conocimiento ordinario de nuestra razón natural…Lo demás, pertenece a la luz de la gracia…que ilumina la razón…para que no veamos como absurdo lo que es realmente trascendente..En eso consiste la LUZ.

    Un saludo cordial de Santiago Hernández

  • Isidoro García

    Las cosas pueden salir bien o pueden salir mal. El futuro es desconocido. Y aquí entra mucho el carácter optimista o pesimista de cada uno, que ve el vaso medio lleno o medio vacío.

        Pero hay que considerar dos cuestiones. La primera es la de un análisis sereno sobre si hay indicios razonables para sustentar la esperanza, o no. Es un análisis teórico muy interesante. Yo modestamente lo he hecho, y puedo adelantar que todos los avances de la ciencia, indican que todos los elementos inexorablemente conducen hacia el optimismo. Es un tema para desarrollar largo y tendido.

       Mi teoría sobre este tema es que las Leyes generales del Universo, relacionan directamente inteligencia con bondad. Y al decir inteligencia me refiero a inteligencia en una mente equilibrada y sana, lo cual será conseguible mediante inteligencia.

       Mi teoría no es que de repente vamos a convertirnos todos en buenos y abnegados, que es la cansina, clerical y sermonaria teoría moralista que os gastais muchos, sino todo lo contrario, que aumentando nuestro conocimiento de nosotros y de las cosas, (“ampliación de la conciencia”), vamos a descubrir que lo que “egoístamente” nos conviene a todos es vivir en un mundo regido por la compasión, la solidaridad y el “amor”, (y mira que no me gusta esta tan gastada palabreja).

         Los “malos”, que somos todos, (unos mas y otros menos, en función de las circunstancias en las que se nos ha colocado), tendremos unos hijos, a los que el proceso evolutivo emergente, les habrá dotado en el cerebro de un nuevo circuito neurológico, que les hará juzgar las cosas de otra manera que a sus padres, y así es como va cambiando el mundo, poco a poco. Pero la velocidad de cambio se está acelerando y no sería de extrañar, que se empezara a producir cambios “revolucionarios”, en nuestros hijos y nietos.

          Todos estamos de acuerdo que la sensibilidad moral de ahora, comparada con la de hace cincuenta años es muy superior. ¿Cómo será la de nuestros nietos que acaban de nacer, cuando tengan cincuenta años?.

        La segunda cuestión a desarrollar, es la escatológica-apocalíptica-teológica, que según mi opinión también encaja en la situación, y que también da ciertas razones para el optimismo.

         Suponiendo que tenemos unos hermanos mayores vecinos nuestros, y que tienen buenas intenciones y desean ayudar, en la difícil tesitura del futuro cercano, parece razonable que estén observando sin intervenir, pero atentos a si es imprescindible hacerlo. A los hijos se les da libertad para que ellos se autodesarrollen, pero si se les ve a punto de caer por un barranco, intervenimos.

           Y lo de la las buenas intenciones lo doy por supuesto por dos razones. La primera porque si estuvieran cerca y tuvieran malas intenciones, hubieran mandado un virus mortal, y se habían quedado con un planeta tan magnífico como el nuestro.

        Pero es que mi teoría, de que la bondad está directamente relacionada con la inteligencia, se aplica en todo el Universo. Y todo esto, ¡qué casualidad!, concuerda con todas las revelaciones e inspiraciones espirituales.

          Pero a los que no crean en cosas espirituales, o en vecinos del Cosmos, la primera cuestión basta y sobra. Esta segunda sería una especie de seguro, ante la emergencia por si la cosa se pusiera muy fea. Y en este sentido, los creyentes, tenemos un plus de confianza y de optimismo ante el futuro.

         Voy a mandar a Antonio, dos articulitos para su publicación, si es procedente, que solo son borradores y en proceso de mejora.
    1. El mecanismo biológico del cambio evolutivo: La formación y transmisión de nuevos circuitos neuronales.
     
    2. Determinismo tecnológico positivo.

  • ELOY

    ¿Pero de donde nace lo inhumano que, según el artículo llevamos en la sangre?. Eso es misterioso.

    ¿Es la llamada “eterna lucha” entre el Bien y el Mal?

    Dice J.M Castillo: :

    El problema que, sin embargo, todo esto representa, radica en que lo humano, químicamente puro, no existe. Lo humano es el resultado de un proceso de evolución, increíblemente prolongado y largo, de miles de siglos. Un proceso que sigue adelante en la historia. Y que consiste en la superación constante y creciente de lo inhumano que llevamos inscrito en la sangre misma de nuestro ser.”

  • oscar varela

    Sí, Isidoro: Puede ser lo que dices:

    – ” Y ese lento y proceloso proceso hacia una mayor inteligencia, podría estar siendo observado y guiado por seres inteligentes vecinos de nuestra “Urbanización”. Pienso que es razonable, ¿no?.”-

    Sin embargo, a mí me parece que le estás mostrando todas las cartas a los de Bruselas, a la OTAN, a Davos, a …

    Ellos te van a seguir usando mientras tu perspectiva siga por los solos canales científicos con poco -o casi nada- de atender lo que le pasa a la gente y al mundo.

    Tu “evolución” no parece incluir la posibilidad (de alta probabilidad según científicos que alertan y a lertan sin que se les dé bola), la posibilidad grande de “in-volución”, también genética ¡ni qué hablar (o sí) de la “humana” en sus “ganas” y “des-ganos”, “entusiasmos” y “depresiones”.

    Mirando este nuestro mundo, vuelve a dar la impresió que “lo que pasa es eso: que no sabemos lo que nos pasa”.

    Atreverse a proyectar en un futuro paradisíaco ad kalendas grecas me parece un esquema de seguir esperando la segunda venida del Hijo de Dios llamado Omega teilhardiano, solapada especie de Molok que inmola nuestras vidas al provecho de su Eructo final.

    ¡Quizás!

    Voy todavía! – Óscar.

     

  • Isidoro García

    Amigo Oscar: Varias puntualizaciones a este tema.

         Claro que la fe es una intuición, o creencia más o menos firme, y que no es científica, pero eso no quiere decir que no tenga un fundamento razonable.

         Hay fés con fundamento razonable y otras sin él. Estas últimas son las que se oponen directamente a algún conocimiento científico debidamente admitido y contrastado.

         Pero luego existe la fe razonable, que no contradice a la ciencia, y que da marcha atrás, cuando se descubre alguna cosa que la contradiga.

         Sacar ahora a colación el mito de la creación del Génesis, de Adán y Eva, es algo que no viene a cuento, pues nadie medianamente científico lo acepta como origen de la humanidad. (Hay una teoría esotérica, para mí muy razonable, y compatible y hasta bastante aclaradora del cristianismo, que da a ese mito, una naturaleza real, pero con un significado muy distinto).

       Lo de los Neandertales, a mí no me ha sorprendido: ya lo sabía. Todos los primates actúan igual, en las luchas matan a los machos y raptan e incorporan a su grupo a las hembras. Lo que se pensaba es que debido a las diferencias genéticas, quizás las uniones eran estériles, o con hijos estériles (como las mulas, hijas de caballo/asno). La novedad es comprobar que no era así, y que ha habido transferencia de genes.

         Toda la dinámica histórica entre los diferentes “homos”, es muy significativa, y es un indicio más, (un clavo más en la gran construcción evolucionista, científica y teológica), de que toda la historia humana, su pasado, presente y futuro, hay que leerla en sentido del proceso de evolución de las especies, en el que estamos embarcados.

        Los Neandertales fenecieron por incapacidad, sustituídos por sus hijos más evolucionados, con mayor proporción de genes modernos. Lo mismo nos pasará a nosotros, sustituídos por nuestros hijos y nietos, con mejores genes y con una mejor, (mayor y más ordenada), estructura neuronal.
     

       Y ese lento y proceloso proceso hacia una mayor inteligencia, podría estar siendo observado y guiado por seres inteligentes vecinos de nuestra “Urbanización”. Pienso que es razonable, ¿no?.

  • Isidoro García

    Amigo Santiago, mi opinión meramente personal es que en el corpus doctrinal del cristianismo actual, hay un cogollo, (un kerigma) que es el anuncio de la existencia del Reino de Dios, con su correspondiente organización y jerarquía, y luego existen muchos hechos circunstanciales muy reinterpretables.

       Yo, personalmente, suscribo todos y cada uno de los dogmas de la Iglesia Católica. Pero qué cosa significan en realidad, es un tema discutible. Con la debida reinterpretación simbólica, (los dogmas son “símbolos” de la fe), la Trinidad adquiere otro sentido, lo de “Hijo de Dios”, adquiere otro, lo de “Hijo del hombre” adquiere otro, lo de María, adquiere otro, etc.

       Todo puede ser verdad, pero de otra manera, mirándolo con otra mirada. Y dirás y con razón, que así no hay manera de aclararse, pues las interpretaciones son subjetivas, individuales, pero no son ganas de incordiar, ni de desobedecer por desobedecer.

     Sucede que con el planteamiento actual, ya no hay manera de aclararse, porque el mensaje cristiano no es universal en un mundo universal y globalizado. Como el mundo se mueve y la Iglesia no, se ha quedado atrasada, y convertida en una capillita religiosa local, y por ello con cada vez menos éxito.

    Y el planteamiento subjetivo e individual, no es tan raro. Según tengo entendido, muchas veces, en Concilios en la época romana muy controvertidos, se seguía esa fórmula: se hacía un planteamiento escrito, y luego cada uno que lo interpretara como le fuera mejor para su coherencia interna.

       Estando unidos al Cristo y al Reino, todos estamos unidos a través de él y de la Organización. Y al fin y al cabo él es el que conoce todos los espíritus, y las conciencias: libertad de conciencia. Todo lo demás es secundario y replanteable.

        Pero claro, lo “profesionales” del “aparato”, inconscientemente lo que buscan es el poder de su Organización, y de paso el suyo. Y para eso colocan una serie de amenazas contra las ovejas díscolas, que no paguen la cuota correspondiente en dinero o más aun en sumisión y obediencia. Y de ahí lo de que tienen la exclusiva del Espíritu, de que fuera de la Iglesia no hay salvación, (ahora con la boca pequeña se dice que sí hay, pero es muy difícil), lo de quitar la mano del arado, etc.
     

         Todo, trucos y mas trucos de mal vendedor. Sé que la inmensa mayoría lo hace sin comprenderlo, y sin mala voluntad. Esa es la gran maravilla de dos mil años de historia, durante gran parte de ella, han dispuesto de los mejores cerebros y mentes humanas.

  • Santiago

    Oscar,   aún cuando Dios haya creado “varias especies” humanas, sea por una vía, o por otra, o por varias, se llegó a la verdadera “conciencia humana” capaz de encontrar y pensar la trascendencia…No importa si la “humanidad” requirió de una evolución de especies…da lo mismo que Dios haya creado “de súbito” o “gradualmente”…en realidad es mucho mas difícil y mas complejo la evolución de la humanidad que una creación estática….Es mucho mas interesante lo dinámico…que lo simplemente pasivo e inerte…Porque lo que nos habla de Dios es nuestra misma posibilidad de acceder a El, no solo intuitivamente, sino deductivamente y experimentalmente…ya que nuestro conocimiento también ES múltiple..

    Por otro lado, comentando a Isidoro, coincido que el cristianismo ha de ser forzosamente cristológico.. valga la redundancia…Quitando la fisonomía particular de Jesus, como Hijo de Dios, como trascendente históricamente como la encarnación de la segunda persona de la Trinidad, se despoja al cristianismo de su característica esencia…puesto que el Jesus del Evangelio es “una realidad misteriosa” pero verdadera, personaje único en la historia, no reproducible al estilo de la filantropía o del mero profetismo….Considerado e interpretado Jesus tal y cual lo presentan sus íntimos amigos, que han sido los testigos de la tradición apostólico-histórica, y no como un mero profeta judío itinerante, uno de mas entre muchos, …el cristianismo deja de existir tal y como ES…simplemente se convierte en “otra cosa”…pero su mensaje queda trasformado en otra filosofía…pero no la filosofía cristiana…

    Por otro lado, las preguntas que se hace Jose Ma. Tamayo hacia el final de su artículo son respondidas en su totalidad, si leemos detenidamente el Evangelio mismo…¿Cómo es posible que en la misma Iglesia puedan coexistir antítesis de comportamientos,… fidelidad y transgresiones, pureza y desorden etc.etc.? Pero Jesus en la Parábola del Sembrador nos dice que el sembrador lo que siembra es la PALABRA..y que la caída en las tentaciones, la flaqueza humana, las ambiciones,  etc. “AHOGAN la PALABRA y queda estéril”…PERO “aquéllos en los que se siembra EN buena tierra son los que oyen la doctrina, LA RECIBEN y llegan a producir fruto, uno treinta, otro sesenta y otro ciento” (Marcos 4, 13-20) (Las mayúsculas son mías)…pues dice también Jesús, “por sus frutos los conoceréis”…No es solo nuestro intelecto, sino también nuestra voluntad lo que está en juego en este camino para llegar a encontrar al verdadero Jesus de Nazaret..

    Y en la Parábola de la Cizaña dice Jesús que el “el Reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo…pero vino su enemigo y sembró cizaña entre el TRIGO y se marchó. Cuando creció el sembrado…entonces apareció también la CIZAÑA”….los empleados del dueño querían arrancar la cizaña…Sin embargo, el les dijo que NO lo hicieran…porque al recoger la cizaña, arrancaréis “juntamente con ella el trigo”…”Dejad creced las dos juntas hasta la siega, y cuando llegue la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el TRIGO llevadlo al granero” (Mateo 13, 24-30) (Las mayúsculas, mías)…

    Jesus, pues, no es extraño a nuestra condición humana y a nuestra facultad de responder ante los problemas de nuestra existencia…En esquema nos pinta el panorama de nuestra libertad, de nuestra cooperación y de nuestra respuesta ante la disyuntiva que nos ofrecen las decisiones de la vida diaria…ya que no importa nuestra etnia, nuestra condición social, nuestro color de la piel, nuestra educación…Podemos..si podemos…escoger el camino del Evangelio y de las bienaventuranzas con las que comienza Jesús su vida pública…que es el lema de su verdadera doctrina de salvación..que es el camino hacia el bien trascendente….

    Un saludo cordial   de Santiago Hernández

     

     

  • oscar varela

    Está bien Isidoro: ya te entendí!

    Lo que pasa es que tu afirmas que:

    – “si se tiene la firme intuición de la existencia de un Jefe de la Humanidad, al cargo de la guía y vigilancia indirecta de nuestra evolución como especie, entonces esa “realidad” presentida o intuída, tiene que tener una plasmación universal en todas las culturas.“-

    Y esa afirmación:

    1.- solo vale para los que tienen esa “firme intuición”, que -palabra más palabra menos- es lo que llamamos una creencia (ergo: sin fundamento razonable)

    2.- no es para nada científica, sino que estamos yendo de sorpresa en sorpresa ante los descubrimientos actuales que hacen sosobrar el modelo de una “evolución” lineal.

    P.e.:”Tuvimos hijos con los neandertales ya hace más de 100.000 años

    http://terraeantiqvae.com/profiles/blogs/tuvimos-hijos-con-los-neandertales-ya-hace-mas-de-100-000-anos#.VstaDvnhDIU

    – “Hay un detalle pornográfico de la prehistoria que destroza el relato de la Creación divina elaborado por cualquiera de las religiones: el sexo con neandertales. Nuestra especie no solo fornicó repetidamente con aquella otra extinguida hace 40.000 años, sino que ambas tuvieron numerosos hijos fértiles, dejando un rastro de ADN neandertal que pervive hoy en nuestras células. Y no fue un calentón de un día.

    Un nuevo estudio revela que hace 100.000 años los neandertales y los humanos modernos ya tenían hijos en común, unos 45.000 años antes que los primeros encuentros documentados hasta ahora. No hubo un Dios que creara una especie humana. Si acaso, creó varias diferentes y copulaban entre ellas.”-

  • Isidoro García

    No es que se “tenga cuidado y miedo a que se acabe Cristo”, es que si se tiene la firme intuición de la existencia de un Jefe de la Humanidad, al cargo de la guía y vigilancia indirecta de nuestra evolución como especie, entonces esa “realidad” presentida o intuída, tiene que tener una plasmación universal en todas las culturas.

    No es razonable pensar, que la “revelación” de esa “presencia”, esté circunscrita únicamente al ámbito cristiano clásico. Dada la intensa inculturización que se realiza en toda revelación-intuición en los humanos, es lógico que el mensaje-clave, haya quedado envuelto en múltiples capas de detalles circunstanciales de cada cultura, que al final hace diferentes los mensajes religiosos.

    Hoy día, que ya sabemos bastante de semántica, de antropología, de linguística, de historia de las religiones, de psicología cognitiva, de psicología profunda, etc. estamos en condiciones de hacer una poda cultural generalizada, pero con el cuidado de conservar el cogollo del mensaje común, que tiene que ser el de esa misteriosa “presencia”, de una Jerarquía humana oculta y actuante mediante los medios del Mundo espiritual.

    Todo esto se cree o no se cree. Por ello el cristiano, debe creer en el Cristo, como algo más que un mero maestro moral de costumbres, o como un maestro socio-político, sino como una “realidad misteriosa y oculta”, pero muy real.

    Esa es mi opinión personal. Dice Kazantzakis que “la iluminación es contemplar las obscuridades con ojos iluminados”.

  • oscar varela

    Hola Isidoro!

    Yo entiendo que:

    – los que tienen tanto cuidado y miedo a que se acabe Cristo

    – es porque no logran tener “sentido histórico”.

    El acabar coincidiendo con uno mismo es la Plenitud que andan (tú y juanel) buscando por “fuera y lejos” del sí mismo que es cada cual en su mundo.

    Tal vez ¿no?

    ¡Voy todavía! – Óscar.

  • Isidoro García

    De la página Facebook “Con Thomas Merton”:
     
    Javier Melloni: “El Cristo total es mucho más que el cristianismo. Tal como lo conocemos actualmente, el cristianismo es el resultado de tres conjunciones: la espiritualidad hebrea, la formulación griega y, en el caso del catolicismo, la organización romana.
     
          Al salir al encuentro de otras culturas y tradiciones en un planeta irreversiblemente global, descubrimos que el cristianismo puede adquirir otras formas que no somos capaces de imaginar en este momento.
     
         Asistimos a una crisis de lo que hemos conocido hasta ahora, pero ello no implica una crisis o un acabamiento de lo crístico”.
     
     

  • Santiago

    EL HECHO que Dios sea invisible NO lo hace alejarse de nosotros, todo lo contrario…Dios es invisible en si mismo ya que es Espiritu purisimo en su misma naturaleza divina, distinta esencialmente de la muestra. Sin embargo, Dios se nos manifiesta para nuestra salvacion constantemente revelandose a traves de la historia gradualmente y de diferentes formas y finalmente, como dice Pablo, se nos revelo, esta vez visiblemente, a traves del Hijo encarnado que ES Jesus de Nazaret, y es por eso que Juan en su Evangelio habla de esta epifania, de este contraste de la “invisibilidad” del  Padre-Dios y la “visibilidad” del Hijo que es a la vez Dios y hombre verdadero. Y es que segun Juan  “en esto sabemos del amor de Dios” que nos entrego a su unico Hijo por amor a nosotros para nuestro rescate del mal y en orden a la salvacion.

    De otra manera,  nosotros somos los unicos seres de la Creacion con la sola capacidad de acceder a la trascendencia, ya que podemos pensar a Dios y es por lo que Pablo de Tarso nos dice que Dios no solo nos mueve a la accion que nos conduce hasta Dios sino que tambien ilumina nuestra voluntad “en el querer” para que deseemos el bien de Dios.

    Dios es el que “nos mueve” externa e internamente, objetiva y subjetivamente PERO somos nosotros los que cooperando  con la gracia los que podemos decidirnos por la causa de Dios.

    Un saludo cordial.      Santiago Hernandez

  • José Ignacio Ardid

    Leo a José María Castillo y medito estos pensamientos como algo que son necesarios para seguir caminando en la espiritualidad abierta: lo divino se entiende desde lo humano, lo completo de lo humano es condición para entender algo de lo divino y para alcanzar alguna comprensión divina debemos empezar por entender lo humano.

    Todos estos aspectos se nos olvidan a menudo, pero, cuando he oído algunos discursos del papa Francisco en su último viaje a Méjico, creo que algo de ello hay: los problemas humanos -miseria, corrupción, etc- son los problemas de Dios, a El sólo llegamos si entendemos algo de lo humano que podemos ver aunque nos cueste comprender.

    Gracias por el artículo tan interesante y reconfortante.

  • Román Díaz Ayala

    Acertada reflexión preñada de matices que resultan ser, estos matices, lo que parece una contradicción con las premisas entrantes:  a Dios nadie lo puede conocer, a Dios sólo podemos encontrarlo en lo humano y desde la humano.

    El texto de Juan parece mutilado, lo mismo Mateo y  que Lucas, para no dejar otra vía de conocimiento que no sea nuestra humanidad, y nó desde nuestra humanidad.

    Aletea siempre en el pensamiento actual pasar de lo absoluto de la doctrina sobre Dios, la absolutización de nuestra condición como respuesta, y así franquear el misterio de lo humano, y la respuesta escritural sobre nuestra condición herida por el pecado.

    La conclusión del himno introductorio de Juan: “A Dios nadie le ha visto jamás: lo ha contado el Hijo Unigénito, que está en el seno del Padre”. Un canto a la gloria de haber conocido a Dios, quienes hemos recibido al Hijo (le hemos conocido y aceptado) “Pero a todos los que la recibieron (la Palabra) les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre.” Juan 1,1-18

    El Evangelio es revelado a la gente sencilla (sin recovecos en su interior) Mateo Mateo 11,25-27

    …ni al Padre le conoce nadie, sino el Hijo y aquel a quien se lo quiera revelar.

    Lucas 10, 22: “Mi Padre me ha entregado todo, y nadie conoce quién es el Hijo, sino el Padre; ni quien es el Padre, sino el Hijo y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar”.

    El segundo párrafo de este artículo de José María es muy significativo.Y para una mejor comprensión yo lo concluyo así: Alcanzaremos la plenitud de los divino, en la media en que alcancemos la plenitud de lo humano en Cristo Jesús.

     

    si seguimos en la dualidad divino/ humano no habremos superado nuestra herencia cultural que ha contaminado la formulación de la doctrina.

  • M.Luisa

    Esta vez, con el permiso de Don José Mª, hago mío también su punto de vista…sólo cabe sacarle punta sin añadirle nada más

Deja un comentario