Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4876 Artículos. - 78290 Comentarios.

A modo de conclusión

Jesús Gil(Leyendo al obispo anglicano J. Sh. Spong)*

Durante los meses de este año he ofrecido algunas reflexiones sobre temas cristianos importantes  a partir de las sugerencias que nos presenta el obispo anglicano J. Sh. Spong en su libro “Por qué el cristianismo tiene que cambiar o morir”. Son interrogantes que se formula el obispo respecto a algunos contenidos de la fe cristiana. Y al mismo tiempo presenta unas alternativas al modo tradicional de tratar estos contenidos, con la finalidad de hacer más creíble para la modernidad dichas formulaciones del cristianismo.

Estos contenidos han sido los siguientes: la figura del sacerdote como ministro consagrado, la noción del pecado y la culpa subsiguiente, la búsqueda de una nueva base de la ética diferente a los mandamientos mosaicos, el concepto laico  de la espiritualidad cristiana, la búsqueda de la oración más allá de la idea de petición de nuestras necesidades humanas, nuevas imágenes de Dios, la vida eterna más allá de la muerte, y la formulación de un credo que recoge los diversos aspectos del contenido de la fe cristiana.

Los hemos presentado como sugerencias y respuestas a una nueva formulación del contenido de la fe cristiana. Quieren ser expresiones de una comprensión renovada del cristianismo.  Se han concretado los interrogantes y dificultades que plantean muchas formulaciones de la teología cristiana tradicional. Y se han apuntado algunas respuestas que quieren resolver las dificultades que plantean dichas formulaciones a la mentalidad moderna. No las presentamos como verdades absolutas que sustituyen definitivamente las formulaciones tradicionales, sino señales que pueden iniciar el camino de una nueva comprensión del cristianismo. Este será el papel de la teología “evangélica” de aquí en adelante: reflexionar y ahondar en la elaboración de nuevas expresiones.

Este quehacer quiere ser respuesta a la necesidad de cambio que promueve una y otra vez el papa Francisco en sus intervenciones públicas, especialmente en los discursos pronunciados en el I y II Encuentro Internacional de los Movimientos Populares., que han tenido lugar en Roma el año pasado, y en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) este año.

  • Cambio a nivel social en el sistema que rige las sociedades actuales: el sistema capitalista liberal, “Este sistema ya no se aguanta. Tenemos que cambiarlo, tenemos que volver a llevar la dignidad humana al centro y que sobre ese pilar se construyan las estructuras sociales alternativas que necesitamos”
  • Cambio en la política. El modelo político vigente no convence.  Es necesario cambiar la corrupción por la honradez en el quehacer político. “La corrupción  es en sí misma un proceso de muerte y un mal más grande que el pecado. Un mal, que más que perdonar, hay que curar”.
  • Cambio en la Iglesia. Se hace necesario el cambio al evangelio. Y de un modo concreto el contenido de la fe cristiana debe actualizarse en lo referente al lenguaje, “Al mismo tiempo, los enormes y veloces cambios culturales requieren que prestemos una constante atención para intentar expresar las verdades de siempre en un lenguaje que permita advertir su permanente novedad”,

Nuestras comunidades cristianas, como integrantes de estos movimientos populares, debemos recoger el encargo y ponernos manos a la obra, siendo portadores de este cambio a nivel social, político y teológico. “Empecemos reconociendo que necesitamos un cambio… Hablo de los problemas comunes de todos los latinoamericanos y, en general, también, de toda la humanidad…. Necesitamos y queremos un cambio… Queremos un cambio real, un cambio de estructuras… un cambio climático…un cambio positivo… un cambio redentor… He escuchado una frase que me gusta mucho “proceso de cambio”… La opción es por generar procesos y no por ocupar espacios”. A este encargo obedece la tarea de nuestras comunidades de ser sembradores de cambio. Y esta ha sido la intención al ofrecer estos artículos que buscan una visión renovada del cristianismo. Ojalá todos nos sintamos responsables de procurar este cambio imprescindible en el momento actual de nuestras sociedades.

*J. Sh. Spong. Por qué el cristianismo tiene que cambiar o morir. Editorial Abya Yala. Quito. Ecuador 2014

Jesús Gil García
Comunidad Cristiana Popular de Balsas
Zaragoza Julio 2015

14 comentarios

  • mª pilar

    Estimado Juanel:
     
    A mí personalmente lo que me entusiasma es:
     
    ¡Contemplar lo que Jesús dijo, hizo, y sobretodo… como actuó!
     
    Y Él, no le importó tirar por tierra lo que los “maestros” judíos decían y mucho menos lo que hacían.
     
    No soy quién para arengar a nadie a desnudarse de tanta atadura asfixiante y paralizadora.
     
    Eso es “un camino a seguir…” y cuando llegue el momento, la Palabra… ¡Se iluminará  en el interior de quien la quiera escuchar! y le mostrará todo aquello que de verdad importa; luego es cuestión de asumir, optar, seguir… cada cual a su ritmo.
     
    Lo único importante es, que la persona…
     
    ¡Lo sea en la mayor plenitud posible!


    Nadie debería juzgarla, amaestrarla, asfixiarla, castigarla… porque el mandatario de turno, no le llega a la suela de su zapato, o es incapaz de ver y experimentar lo que otras almas experimentan.
     
    Para mí, el seguimiento al Proyecto de Vida de Jesús, no son las normas, ni los dogmas, ni los ritos llenos de palabras y artificio.
    Si quiero compartir mi seguimiento, busco donde todo sea sencillo, simple, donde la Palabra de verdad tenga sentido… ¡no! el que quiera otorgarle el predicador de turno… sino toda la enjundia que ella misma posee.
    Además, la fuerza de esa Palabra, la tiene que experimentar la persona, porque sino, nos convertimos en seguidores ciegos, guiados por otros ciegos.
     
    Algo de esto dijo ya el Maestro…
     
    El seguimiento de Jesús es una opción personal; pero la persona, tiene que saber discernir y en ello distinguir el oro de la paja.
     
    La iglesia como toda persona… se torció ya casi desde un principio; pero el tiro de gracia lo recibió, cuando abrió las puertas a la realeza mundana olvidando por completo la Esencia del mensaje entregado.
     
    De aquellos dislates hemos llegado a este momento, en que un hombre que rige esta iglesia…:
     
    ¡Clama a voz en grito que hay que cambiar… todo… empezando por las estructuras y siguiendo por armar Ruido!
     
    Denuncia, empuja, quiere que entre el aire nuevo dentro de la institución, porque en las personas… nunca han dejado de estar a la escucha.
    El solo no puede, primero, porque tiene unos mastines de mucho cuidado en el mismo vaticano.
    La fuerza le tiene que llegar desde afuera;  de todas aquellas personas, que estando de alguna manera dentro, han escogido otra manera de caminar… y han pagado por ello un precio muy alto; y a cambio…  han dejado y están dejando una estela de… ¡Vida allá por donde van!
     
    Esto, como te digo, es una opción personal y cada persona tiene que buscar los caminos y los medios para seguir adelante cueste lo que cueste.
     
    Mi personilla no es nadie, ni tiene ninguna fuerza… pero sino dijera lo que es para mí la… Fuerza, la Esperanza, el Camino…
    Sería una cobarde e infiel a mi manera de proceder, buscar, vivir.
     
    No hago campaña, solo lo digo con toda claridad, y quizá, a alguna persona le sirva de liberación, y comience otra manera de vivir.
     
    Un abrazo entrañable.
    mª pilar
     

  • Juanel

    ¿Sabes qué? MªPilar, que después de pensármelo un poco veo que tienes razón. El lenguaje trinitario, la Iglesia, el título de “Dios con nosotros”, y sobre todo el de “Señor o Cristo” tienen hoy significados que producen rechazo, y que además poco tienen que ver con el proyecto de vida de Jesús. Tendré que esforzarme para corregirlo, porque si no está en función entender y asumir el seguimiento a Jesús, sino que son añadidos que lo dificultan en lugar de facilitarlo, entonces más valdría eliminar ese lenguaje difícil. Sin embargo, si se opta por eliminarlo en lugar de corregirlo, mucho me temo que con ello se pierden propuestas fundamentales de la fe cristiana.

    Una aclaración. No busco un sincretismo religioso, que tenga en cuenta lo esencial de cada religión, busque lo común, para llegar a una especie de religión universal que pueda vincular a toda la humanidad, para aquellos que quieran expresar sus inquietudes religiosas. Tampoco estoy interesado en la elaboración de un Credo Común para todos los humanos de “buena voluntad”. Pienso que estos esfuerzos son loables y quizás sean más necesarios que aclarar el lenguaje de la fe cristiana que es el objetivo de mi interés, pues es cierto que a las personas de buena voluntad, sean de la religión o de la ideología que sean, es mucho más lo que los une que lo que los separa. Si fuésemos conscientes de lo mucho que nos une, en lugar de poner el acento en las diferencias, pues la colaboración y el enriquecimiento mutuo entre los grupos humanos sería más fluida y la paz más cerca.

     
    Pero unir no significa unificar ni uniformar. Mantener la diversidad, el pluralismo de opciones, la identidad y singularidad individual y colectiva en el respeto muto,…, me parece algo muy valioso, pues da alas y espacio a la libertad que tanto valoro. Teniendo esto en cuenta, si mi fe como individuo y la fe del colectivo al que quiero pertenecer, presentan sus propuestas de forma irracional, dogmática, autoritaria, con escasa credibilidad, etc., se cierra a sí misma un espacio opcional reservado sólo a aquellos que buscan precisamente una autoridad que se imponga, el dogmatismo en las ideas, una fe ciega,…., como ha hecho la Iglesia Católica tanto tiempo. Parece que con el papa Francisco circulan aires nuevos, que animan la esperanza.

  • oscar varela

    Hola pili!

    Comparto tu sueño … despierto!

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • mª pilar

    Lo primero que habría que limpiar en el lenguaje es:
     
    “La palabra Dios”
     
    ¿De verdad nos conmueve, convence, estremece… lo que detrás de la palabra Dios nos dicen?
     
    La hemos “manchado” tanto… que muchas personas sienten auténtico rechazo.
     
    Si Jesús, quiere decir ¡Dios con nosotros! ¿Por qué cada día hay más rechazo , especialmente entre los jóvenes?
     
    Y no es a la persona de Jesús… sino a todo lo añadido a su Proyecto de Vida.
     
    Si aquellas personas de buena voluntad, que observan la vida en todos los lugares del mundo, y contemplan, como en cada lugar hay un sentido de infinitud y trascendencia.
    Para llegar a un común encuentro, no se puede vestir a Dios como centro de unos pocos y marginal para otros, al decir que…  Él los eligió de manera personal… y quizá…  ¿a los otros no?
     
    Es demasiado serio el problema que se ha creado entorno a las religiones;  cada una de ellas cree en un Dios con connotaciones diferentes,  y eso, causa lejanías y reproches.
     
    Quizá, tener una visión de un Dios, que deja tranquilos a los seres humanos, “porque ya en su creación los doto de todo lo necesario para crecer buscando cada cual esa plenitud humana” que es a lo que deberíamos aspirar todos los seres nacidos.
     
    Todo lo demás… nadie sabe, nadie conoce, nadie ha venido e allá para aclarar nada.
     
    Limpiar el concepto de Dios es urgente y necesario, para el bien de toda la humanidad.
     
    Como siempre, es un deseo personal, nada impositivo. Cada cual es dueño y señor de su manera de vivir.
    mª pilar

  • oscar varela

    Hola juanel!

    Gracias!

    Pareciera como si en el andar pateando la calle cotidiana
    la Gente “habla” de otra cosa, que tiene su propia Agenda;

    Y que, entonces, el “cristianismo” estaría condenado a “ir a la zaga”; ir de aggiornamento en aggiornamento.

    Lo grave de esto es, tal vez, su “dirigencia” raramente se da la mano con los que ponen el pecho y la cara, aun de sus propios adherentes. Pero ya no se avergüenzan por ellos, les basta con reírse un poco de tanta zonzera.

    ¿Qué se le va a hacer, no?

    ¡Vamos todavía! – Óscar.

  • Juanel

    Pues sí Oscar pienso como Spong, que los cristianos tenemos que hacer un esfuerzo para presentar las propuestas “de siempre” del cristianismo, en un lenguaje renovado que permita advertir su permanente novedad en cualquier contexto. Curiosamente una permanente novedad iniciada hace nada menos que 20 siglos.

    De entrada quitaría sin más lo de “verdades” del cristianismo, y lo sustituiría por “propuestas de siempre” como he hecho expresamente, puesto que lo de verdad induce a confusión, precisamente en el sentido que indicas como verdades absolutas. En todo el contexto de los resúmenes de Spong que ha traído aquí Jesús Gil, para nada se hace referencia a verdades absolutas sino como propuestas en revisión. Ahora bien, son las propuestas de siempre, quiero decir desde el inicio del cristianismo, que al decirlas con fórmulas invariables cambian necesariamente su sentido al cambiar el contexto en el que se dicen. Por tanto no es un problema de fondo, sino de lenguaje, y que precisamente para no alterar su sentido tiene necesariamente que cambiar su lenguaje.

     
    Preguntas por las verdades (propuestas) de siempre, y yo te respondería que son aquellas esenciales o fundamentales que definen el cristianismo o lo identifican. Desde fuera podría decirse que el cristianismo lo identifica el colectivo de seguidores de su maestro, Jesús de Nazaret. Sin Jesús no hay cristianismo. Pero además ese Jesús no es sólo un maestro que forma escuela con sus discípulos, sino que es reconocido por los que nos declaramos cristianos como el Cristo, el Señor, lo cual hoy significa Dios con nosotros (no sólo cristianos sino con todos), o bien, que Dios se ha implicado tanto en la humanidad que se hizo un hombre como nosotros, hermano nuestro, hijos de un mismo Padre. Y que nuestra oración a Dios se ha hecho trinitaria, al dirigirse al Padre, por el Hijo-Jesús, en el Espíritu. Y que nuestra oración además de individual es comunitaria y por tanto junto con la Iglesia. Estas son, junto a unas pocas más, las propuestas de siempre, que tenemos que seguir renovando su expresión en un lenguaje comprensible, para no alterar su significado ni su sentido.

  • Pascual

    Es que, querido maestro Antonio, creo que sobre mi, tu, su…nuestra humanidad se puede edificar una gran catedral, Y Spong, como Castillo y como tantos, reflejados en Atrio, es humano. Y sobre esto hoy sí va exacta la cita de Teilhar: “Quiero ser absolutamente cristiano a fuerza de ser desesperadamente humano” Pág 76 de Escritos del tiempo de guerra. Taurus 1966
     

  • Antonio Duato

    Me gusta que a Pascual le gusten las ideas y la vida de Spong que ayudan, según él, a ser “sencillamente humano”.

    Y de que se asome por aquí también Santiago, siempre humano por más anclado que esté a su fe tradicional.

    A ambos y a todos ofrezco estos párrafos de Spong:

    El primero está hacia el final del capítulo donde presenta su Credo actual. El segundo al final del prólogo, al acabar de expresar agradecimiento a su familia (mujer, hijos, nietos, madre y suegra):

      -Lo único que soy capaz de hacer en este momento de la historia del cristianismo es vivir en este exilio, sentir su angustia y malestar, pero continuando siendo creyente. Es la definición que me doy a mí mismo: soy un hombre de fe que vive progresivamente exiliado del modo tradicional en el que el cristianismo ha sido proclamado hasta ahora. “Creyente en el exilio” es una nueva clase en círculos religiosos, pero estoy convencido que un incontable número de personas que todavía viven en instituciones religiosas o que vivieron en ellas alguna vez, se reconocen en esta expresión.

    -Todos estos miembros contribuyen a hacer nuestras vidas dichosas y felices… Algunas veces me asombro de cuánto amor rodea mi vida. Está centrada en esta increíble familia.

     

  • Pascual

    Lástima que Spong no esté invitado a hablar en el Sínodo. Para Pascual es la fuente de aguan más cristalina que brota en el cristianismo de hoy, aunque no haya ido nunca por las periferias, que SÍ. Con sus ideas se puede ser humanamente cristiano, divinamente humano y sencillamente humano.

  • Santiago

    Estoy de acuerdo en que Vultus Misericordiae es un documento muy importante para el mundo actual. El Papa desglosa con profundidad teologico-biblica el sentido real de la compasion divina como yo nunca lo habia leido antes pues cubre totalmente el concepto de lo que significa la misericordia en la immanencia de Dios hecha realidad en la persona y en la humanidad de Cristo.
    Por otro lado Francisco repite que el arrepentimiento y el perdon a traves del Sacramento de la Reconciliacion es solo el comienzo de la verdadera conversion del corazon a la que TODOS estamos llamados siempre.
    Una misericordia divina que va mas alla de la justicia…que forma parte de la omnipotencia de Dios.y que es TAN poderosa que es capaz de destruir el mal…de la misma manera como Jesus con el sacrificio de su sangre fue capaz de redimirnos del destruyendo el poder de la muerte y del pecado para que podamos salvarnos EN MISERICORDIA. Y Francisco sigue los mismos pasos de Jesus…al poner este atributo de Cristo al servicio y disposicion de TODO el mundo para vencer al mal con el bien.
    Saludos cordiales, especialmente a Antonio D. y a George
    Santiago Hernandez
     
     

  • George R Porta

    Amigo Antonio: Lamento haberte dejado mal gusto con mi comentario y pido disculpas a tí y a culaquier otro atriero a quien le disgustara mi comentario.

    No soy sociólogo ni especialista en nada y obviamente puede hablar por mí mi ignorancia, pero  los procesos son en realidad desceleradores institucionales. Cuando Benedicto mandó al ostracism a Masiel e intervino a los Legionarios instituyó un cambio y si no pasó en realidad nada más es porque el proceso les dió oportunidad de acomodarse como estaban. Ya ves lo que ocurrió con el ultimo video de graduación de 2015 de Cumbrs el colegio legionario mejicano, primero lo difundieron como si fuera un chiste y tuvieron que terminar por retirarlo del sitio en línea por el escándalo público. 

    Comprenderé que no respondas a este comentario porque ya especificas que no deseas discusión y que estés muy ocupado. Lo public solo para pedir disculpas y explicar mi punto que obviamente no expresé bien o que desde el punto de vista tuyo y de otras personas sea censurable. Un saludo cordial.
    Obviamente me expresé mal. La naturaleza no tolera cambios bruscos sino sutiles y la acumulación de estos genera en su momento el cambio cualitativo. Todos esos documentos son cambios muy sutiles pero yo prefiero la Bula que instituye gestos. Me parece que lo digo en mi comentario. Todavía no se sabe que pasó con los dineros del intercambio de criminals de Guerra Nazis utachistas a través de una institución académica que aún existe en la Santa Sede.

    Con respect a Spong ya digo que no conozco qué haya hecho ya gradezco tu información al respecto y aprecio lo que hizo cuando era Obispo en Newark.

  • Antonio Duato

    No quiero discutir ni tengo tiempo para alargarme en comentarios aunque me gustaría. Os leo y disfruto leyéndoos en estos hilos de ATRIO que para mí valen a veces más que los artículos que les dieron origen.

    Pero el último comentario de George me ha dejado mal gusto y necesito decirlo. Señalaré tres puntos de su comentario:

    1. 1. El proceso de cambio no es cambio y en el proceso de cocerse todavía no hay patatas comestibles. Pero George, sin proceso no habrá nunca  cambio. La naturaleza no produce saltos y la historia es proceso siempre. El que solo espere en Francisco hechos consumados -la venta inmediata de todos los bienes del Vaticano para dárselo a los pobres, la disolución del Estado del Vaticano y retirada de todos los nuncios, por ejemplo- y no procesos de cambio, prefiere la inmovilidad, la patata cruda sin proceso de cocción.
    2. 2. La Bula Vultus Misericordiae es mejor que la encíclica Laudato Si’, porque da ya posibilidades concretas de liberación de conciencias y no promueve procesos para el cambio futuro de estructuras. Pero hay otra manera de ver las cosas: tratar con misericordia a dos personas del mismo sexo que se quieren y tranquilizarles “en conciencia” es necesario, pero puede ser una manera de decirles que aunque sean “leprosos” se les abraza pero que reconocer que son auténtico matrimonio no ocurrirá nunca porque eso exigiría un proceso que sólo poco a poco se puede producir.
    3. 3. Preguntas, George, qué hizo Spong mientras fue obispo. Ahí está su grandeza. Fue proponiendo nuevas ideas y empezando a cambiar mentalidades, por ejemplo por la igualdad de la mujer en la Iglesia. Se inició, en parte gracias a ese obispo que participaba en la pesada estructura clerical de la Comunión Anglicana, un proceso largo que llevó en los años sesenta a aceptar mujeres para el ministerio sacerdotal y muy recientemente al episcopado. Y el proceso de aceptación de los homosexuales ha ido siguiendo ese camino, pero único para el cambio. El hecho de que para llegar y mantenerse Spong en su tarea pastoral y en comunión con su Comunión Anglicana haya tenido que aceptar temporalmente “estructuras opresivas”  cuyo proceso de cambio estaba ya impulsando, ¿desvirtúan su trabajo teológico y pastoral? Y lo mismo podríamos preguntarnos sobre el papa Francisco. Ya me gustaría que éste, que aventaja a Spong en cuanto a sus ideas económica y políticas, tuviera las ideas tan claras como Spong sobre la mujer, el sexo y la libertad humana. Entonces impulsaría verdaderos cambios en estas materias como impulsó Spong desde su modesta diócesis Newark, NJ. Y esto ya sería mucho. Ya veremos qué pasa en el Sínodo.
  • George R Porta

    Leo: “He escuchado una frase que me gusta mucho “proceso de cambio”… ”

    A mi modo de ver ese es uno de los inconvenientes insalvables. Los procesos de cambio no son cambio en sí, solo demoran y entretienen. A Francisco le está ocurriendo. Los cambios tardan precisamente porque está cambiando. Como cuando se cuece algo, es cierto que está en proceso de ser comestible pero aún no lo es.

    Me parece que la Bula Vultus Misericordiae de abril de 2015 pasado es un document más radical y fundamental que la Laudato Si’ porque como todas las encíclicas, ésta es solo hablar de las cosas que tienen que no Deben ocurrir y las que Deben pero es “proceso” y a la larga ojalá que llegue a cambiar algo. No digo que no sea valiosa digo que prefiero la Bula. Sobre todo en esta última me gusta mucho la idea de los “misioneros de la misericordia” que van a ir a encontrar gente que está sujeta a penas que solo el Papa puede levanter y hacerlo. Hay muchos católicos en esas condiciones. La Bula instituye un río de perdón y misericordia y cambiará a quien todav’;ia desee ser reconciliado con la Iglesia. Conozco varias amigos sacerdotes en circunstancias irregulars que llevan años esperando que Roma dispense sus obligaciones y que se alegran de que quizás ahora logren encontrar la paz que ellos creen que necesitan. Uno de ellos es entrado en años y piensa que le hará mucho bien y por eso me allegro por él.

    Que hizo Spong todo el tiempo que fue Obispo. Ya sé que estaba en proceso de descubrir todo lo que había que cambiar pero no sé si él mismo era parte de esas estructuras opresivas que contribuyeron en su ámbito particular a conducer al Cristianismo a este punto donde se encuentra según él que o cambia o muere. Quizás él hizo mucho en el context y en el ámbito que pudo hacerlo, pero no lo sé.  

  • oscar varela

    Hola!

    Vale felicitar a Jesús Gil por la intentona de espabilamiento.

    Leyendo en  el item Cambio en la Iglesia  de “expresar las verdades de siempre en un lenguaje que permita advertir su permanente novedad
    pregutaría:
    * ¿Cuáles son esas “verdades de siempre”, las absolutas?
    porque antes se leyo que
    No las presentamos como verdades absolutas que sustituyen definitivamente las formulaciones tradicionales“.

    * ¿Que función se le otorga allí al  lenguaje?

    A leer que
    esta ha sido la intención al ofrecer estos artículos que buscan una visión renovada del cristianismo
    ¿es que se trataría de un asunto de “lenguaje”; o de un asunto “previo” al lenguaje?

    La gravedad del Tema pareciera merecer un poco más de cuidado en el “lenguaje” explicativo.

    Tal vez ¿no?

    Gracias igual mientras ¡voy todavía! – Óscar.

Deja un comentario