Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4789 Artículos. - 76789 Comentarios.

Granitos de arena hacen montaña. ¿Lo crees tú también?

AsunAhora, desde ya, sí que podemos los ciudadanos, juntos, desmontar las estructuras del sistema político que tenemos, pidiendo a Rajoy y al Rey, máximos representantes,  hoy por hoy, que agilicen un cambio de sistema electoral de listas abiertas y un candidato por circunscripción. Tal cosa,  haría desaparecer, o al menos ir reduciendo, el poder de los partidos tal y como lo conocemos y confiar al pueblo un  mayor control, directo,  de las personas políticas que les representan, así también, como consecuencia de ello,  de los demás poderes, que tanto dependen, hoy día, precisamente, de las altas esferas políticas y económicas.

Me llama la atención, hasta donde sé, que  Podemos no apoye este cambio de sistema electoral, pues estoy convencida que es clave para la transformación de todo lo demás, ya que implica elegir directamente a personas honestas y competentes sin miedo o temor a las estructuras que están paralizando la verdadera democracia que estamos pidiendo los ciudadanos y necesitando para dejar de consentir que el poder se corrompa.

Somos todavía muy pocos, poquísimos,  los que nos hemos dado cuenta de lo que está en la base en la búsqueda de solución práctica, el núcleo y armazón donde todo lo demás iría encajando. De lo contrario no serían más que parches, cambios aparentes, mareos de perdiz sin que de fondo nada realmente cambie.

Ya somos bastante maduros los españoles en temas políticos para caer en la cuenta de lo que es el motor de todo lo demás, quitando envolturas y opacidades.

Pienso que ganaría el Rey nuestra confianza si fuera el promotor del cambio del nuevo sistema electoral,  al modo francés o inglés, estados que van por delante en su evolución e historia democrática, por ejemplo. Admito también que pueda ser una utopía, creer que el Rey es capaz de ponerse en el lugar democrático del pueblo, del ciudadano español.
Lo que propongo es un salto cualitativo en valores realmente democráticos, que  conllevan mayor implicación de todos, de arriba abajo y de abajo arriba. Renovación de personas de confianza y un mayor control ético y democrático, haciendo perder el protagonismo de poder, exagerado y abusivo de los partidos, que están dando lo que tenemos hoy.

Os animo a ser más el número de firmantes, si es que lo veis tan claro como los que ya lo han hecho:
http://www.change.org/es/peticiones/dile-al-sr-rajoy-que-cambie-la-ley-electoral

Gracias a todos.

13 comentarios

  • Asun Poudereux

    Hola Pepe:
     
    Siento esta tardanza en contestar a lo que comentas. La ausencia, el cansancio y la falta de tiempo lo han retardado. Te agradezco, ante todo, tu interés.
     
    Un error por mi parte, al decir listas abiertas, te ha inducido a hablar sobre la ley  D’Hont y lo que implica.  En realidad es un candidato único por circunscripción, lo que podría incluir dos vueltas para elegirlo con la mayoría establecida de antemano.
     
    Desde luego, el Rey no parece tener el poder que dices, pero aunque sea solo mediar, es decir, hacer ver la importancia de considerar esto, que se propone del cambio de sistema electoral para mejorar la democracia española y con ello fundamentalmente y como base de todo el funcionamiento de lo demás, estoy más que convencida que podría ser un gran paso. Y  al poner en el centro a la persona y no al partido, lo creo más que suficiente para iniciarse en la práctica el cambio, pues la transparencia y el sentido ético no se dan por generación espontánea ni es algo etéreo, que se reduce a una etiqueta. No hay transformación sin verdadero cambio en las personas.
     
    Los candidatos podrían disponer de los Colegios Electorales para explicar su programa en la circunscripción a la que se presentan, haciendo que sea posible conocerles bien por el trato directo, próximo y cercano, al estar abiertos y  libremente someterse a las preguntas de los ciudadanos y a las cuestiones planteadas por sus posibles futuros votantes. Por lo cual se establece igualdad de oportunidades en campaña, sin necesidad de grandes fastos,  ni gastos superfluos y opacos en el marketing del partido.
     
    Votaríamos pues directamente a la persona, una sólo, en cada circunscripción y la relación continuaría, siendo posible, si así lo desean y deciden los ciudadanos  su dimisión y una nueva elección del o de la representante por los mismos, ya que se debe a sus ciudadanos y no al partido al que pertenezca y en el que ahora se parapetan y protegen.
     
    Las puertas giratorias caerían en desuso, la información sería cada vez más transparente y la coherencia sería la manera de ser natural de la persona política. Estamos viviendo un período vergonzoso en el mundo de la política y economía, pues sabemos de irregularidades y de escándalos, pero sigue siendo fuerte el ancla o soporte que lo sostiene y que ha dado pie a ello: el sistema de elecciones que tenemos, pues ha sido el origen, no me cabe duda, de toda la confusión y mezcla, para que las personas que en él se mueven y protegen hayan abusado en todos los poderes y siguen donde están, es decir ejerciendo, sin solución de continuidad, su poder, control y beneficios consiguientes poco honrados.
     
    El gran problema, creo, es saberlo y no poder hacer nada con ello, pues, hasta ahora, todo nos lo dan hecho de manera políticamente correcta.
     
    No sé si me he explicado. Gracias de nuevo a ti y a todos por vuestro interés y estar aquí presentes.

  • Román Díaz Ayala

    Cada vez que se presenta una iniciativa con el propósito de resolver un problema resulta que se hace evidente, una dificultad en el transcursode la vida democrática
    Estamos, pues :
    a) aceptando las reglas de juego, el sistema empleado y fortaleciendo alos que mandan
     
    b) estamos dando por hecho, que la necesidad de fondo será la de adecuarnos a unas nuevas circunstancias surgidas y olvidamos el fondo del problema.
    Esto podía pasar hasta enero de 2.012,cuando ocurre un antes y un después,con el cambio descarado de modelo para la convivencia democrática.
    Con ocasión de la coyuntura de la crisis en lo económico nos han introducido en un Progama oculto, que había sido bien preparado, para hacer borrón y cuenta nueva de nuestra España Social convergente con la Europa Social, e introducirnos en el sistema Neoliberal de la derecha.
    La izquierda en España, las izquierdas de todos los pueblos de España, con indiferencia de todas sus legítimas aspiraciones y los discursos programáticos de los partidos que las representan deberían llegar a la advnencia de unos puntos básicos para la convivencia. y someternos/los a la soberana voluntad de la  ciudadanía
    Todo este derroche de energías con tantas iniciativas que parecen o aparentan un mejor ejercio de la democracia, fallan por la base: que todo el mundo sabe lo que  quiere,
    pero es demasiado arriesgado ponernos de acuerdo en lo que todo el  mundo en conjunto quiere y desea.
    porque entonces no podrán usar los problemas como instrumentos para instalar sus postulados ideológicos
    porque cediendo perderían unas veces protagonismos otras veces cotas de poder
    ¿No os dais cuenta?
     

  • Román Díaz Ayala

    Cada vez que se presenta una iniciativa con el propósito de resolver un problema que se hace evidente, una dificultad en el transcursode la vidademocrática, estamos
    a) aceptando las reglas de juego, el sistema empleado
    b) estamos dando por hecho, que la necesidad de fondo será la de adecuarnos a unas nuevascircunstancias surgidas.
    Esto podía pasar hasta enero de 2.012,cuando ocurre un antes y un después,con el cambio descarado de modelo para la convivencia democrática. Con ocasión de la coyuntura de la crisis en lo económico nos han introducido en un Progama oculto, que había sido bien preparado, para hacer borróny cuenta nueva de nuestra España Social convergente con la Europa Social, e introducirnos en el sistema Neoliberal.
    La izquierda en España, las izquierdas de todos los pueblos de España, con indiferencia de todas sus legítimas aspiraciones y los discursos programáticos de los partidos que las representan deberían llegar a la advenenencia de unos puntos básicos para la convivencia. y someternos/los a la soberana voluntad de la soberanía.
    Todo este derroche de energías con tantas iniciativas que parecen o aparentan un mejor ejercio de la democracia, fallan por la base: que todo el mundo sabe lo que  quiere,
    pero es demasiado arriesgado ponernos de acuerdo en lo que todo el  mundo en conjunto quiere y desea.
    ¿No os dais cuenta?
     

  • pepe blanco

    Bueno, supongo que con un sistema de listas abiertas, ya no tiene sentido aplicar la ley D’Hont. Tiene sentido repartir escaños entre partidos con listas cerradas, pero no lo tiene repartirlos entre candidatos en listas abiertas: directamente obtienen escaño los más votados.

  • pepe blanco

    Supongamos que los votantes optan por los tres candidatos de su partido preferido. El resultado sería que cada uno de los tres candidatos del PP tendrían 16000 votos, los del PSOE, 15000 y los de IU, 9000. ¿Quiénes resultarían electos? Los tres diputados del PP. Si no se tiene en cuenta la ley D’Hont, por ser los más votados. Si se tiene en cuenta la ley D’Hont, también, por el mismo motivo de ser los tres más votados.
     
    El sistema de listas abiertas, para los partidos minoritarios, podría ser desastroso, pues fragmentaría aún más el voto entre los propios compañeros de lista electoral.

  • pepe blanco

    Una ley electoral es algo difícil y complicado. Probablemente, cualquier propuesta que se haga, tendrá ventajas e inconvenientes. Incluso algo aparentemente tan obvio como las listas abiertas, puede tener, fácilmente, consecuencias no deseadas.
     
    Por ejemplo, en el caso hipotético del comentario anterior. Imaginemos que en en esa circunscripción se reparten tres escaños y hay listas abiertas (es el mismo caso de las elecciones al senado). Supongamos una hipótesis realista: que los. Otantes

  • pepe blanco

    Corrección de error: en el ejemplo, vota un 60% del censo, unas 40.000 personas.

  • pepe blanco

    Creo, Asun, que cualquier reflexión sobre cómo mejorar la ley electoral es buena. Pienso que es una de las leyes mas difíciles que hay. Ahora bien, la propuesta que se hace en esta iniciativa, no me convence nada. Te explico por qué:
     
    1.- Se le pide al rey que se extralimite de sus competencias constitucionales, lo que no me parece de recibo. El rey no puede iniciar ni apoyar ningún trámite legislativo.
     
    2,- La propuesta sugerida, “100.000 habitantes, una circunscripción, un diputado”, no me parece bien. Si criticamos la ley D’Hont, porque favorece los partidos mayoritarios, un sistema de ese tipo favorecería un único partido mayoritario, lo que sería aún menos representativo de la pluralidad.
     
    Ejemplo: imagina una circunscripción de 100.000 habitantes. Pongamos que 70.000 tienen derecho a voto. Pongamos que vota en torno al 70% del censo, unas 50.000 personas. Imaginemos unos resultados perfectamente posibles: PP, 16.000 votos; PSOE, 15.000 votos; IU, 9.000 votos. ¿Quién se lleva el diputado con esa propuesta? Está claro: el PP, su que el coto de la izquierda sea un 50% mayor que el voto de la derecha.
     
    Con la ley actual, y un solo diputado en juego, pasaría lo mismo. Pero con dos diputados en esa circunscripción, se llevaría uno el PP y otro el PSOE, y con tres diputados, uno PP, otro PSOE y otro IU.

  • Nacho Dueñas

    Amiga Asun:
    ¡Sí se puede!
    Gracias y enhorabuena por la iniciativa.
    Nacho.

  • Asun Poudereux

    Muchísimas gracias, amigos. Especialmente, en este caso, a  la redacción de Atrio, a la que envié este escrito como circular, tomado de un comentario del artículo “Podemos qué”. Ha sido una sorpresa verlo publicado en Atrio.
     
    Lo que me movió a ello, creo que queda ahí explicado: el convencimiento de que el sistema electoral que tenemos es el soporte y origen de la política y el uso del poder que se da en España, y su cambio, en la dirección que expongo, es, creo junto con más personas, la base y clave para una democracia más  madura y honesta, en la que todos y todas podamos implicarnos, poniéndose la  confianza directa en el pueblo, en los ciudadanos y ciudadanas españoles, para un mayor control del poder político, con una verdadera separación de poderes e independientes más y más , de lo que se viene a llamar,  los grandes “ordenadores”.
     
    No se trata, por supuesto, de que esto sea lo único a hacer, muy al contrario,  pero sí  propone un cambio estructural profundo, en el que las demás soluciones prácticas  puedan ir encajando y dando al conjunto transparencia y gran sentido ético.
     
    Os recuerdo que la iniciativa surgió a principios de otoño del año 2012. Teniendo muy poco eco, dado que se requiere para su apoyo una reflexión tranquila, a no ser, así lo pienso, que se esté ya en el umbral de la solución propuesta.
     
    Las “nuevas” circunstancias con el nuevo Rey,  parece que sean propicias para impulsar este cambio de ley electoral que se propone: Confiar en el pueblo, con todo el proceso de convencimiento y respeto que ello implica, de arriba abajo y de abajo arriba,  y otorgarle democráticamente el control del poder.
     
    Y rectifico,  no creo que sea utopía, ya que se practica este sistema de elecciones en países como Francia y Reino Unido, con mucha más experiencia histórica en la evolución democrática.

  • Antonio Vicedo

    Desde cualquier empeño, mas o menos patente o solapado de intento de falseamiento del concepto y realidad de la HUMANIDAD, no será posible ofrecer fundamento sólido a lo democrático. pues quiérase o no,TOD*S L*S HUMAN*S  constituímos real y verdaderamente lA ESPECIE HUMANA con sus características inalienables de valor equitativo, dignidad, y finalidad.
     
     
    Las llamadas clases medias, que lo son desde un intento tibio de humanismo, mirando siempre como acomodarse a la sombra de los grandes poderes  hacia los que sienten conscientemente una especial atracción y mimetismo, condicionados siempre por sus reales posibilidades de acumulación y consumo, deben percatarse de que su situación social intermedia y el mantenimiento en ella es fruto, no de la benevolencia o aportación participativa de las clases altas, sino de la rentabilidad generosa de las clases más bajas de las que se convierten en interesados mediadores tanto para posibilitar la injusta distribución social de cuanto rentan por medio de los impuestos estatales, como de la voraz acumulación de los gigantes acumuladores del consumo, los ahorros y las finanzas.
     
     
    Con esta actitud de tibieza humanística, demostrada en la oscilación de sus votos medianeros, según las coyunturas políticas ofrezcan más o menos posibilidad de ventajas a su “modus vivendi”,se convierten en causas necesarias de la permanente y absoluta expoliación de las clases trabajadoras más bajas, e incluso de las marginadas de cuyas atenciones de remiendo o beneficencia incluso sacan partido y rentabilidad.
     
     
    Esto explica que, en el terreno de la lucha por la Justicia Distributiva, elemento fundamental de todo humanismo que se precie de ello, siempre encuentran excusas disuasorias para un eficaz y arriesgado compromiso práctico, al tiempo que cuidan esperanzas a largo plazo en la solución de los agudos problemas de inhumanidad que diezman a las grandes masas sociales con imposibilidad de supervivencia física.
     
     
    Hasta tal punto esto es importante, que los engranajes de los distintos poderes alegan siempre la predilección de pescar votos el los caladeros del centro sociológico para asegurarse mayorías suficientes para reforzar su ambición y acumulación de poder, sobre todo en el campo legislativo y ejecutivo, desde donde manipulan solapadamente incluso el judicial.
     
     
    Por ello, si de verdad queremos que la situación humana cambie de verdad, (Y la crisis es momento optimo para aclarar mentalidades y actitudes en el campo de las clases medias por lo que pueden constatar de amenaza) los programas políticos a apoyar con coraje, frente a las pluriformes oposiciones, han de ser aquellos que pongan a l*s últim*s como primicia objetiva de la Justicia Distributiva General, en una situación humana real de abundancia de bienes (Renta per cápita humana sobre los 90.000 $; y renta nacional española por unos 30.000 €.) que no podrán ocultar desde ninguna falsedad los corifeos acusadores de populismo e imposible utopismo, como están intentando hacer ante cualquier movimiento eficaz que intenta LIBERAR A LOS ÚLTIMOS.
     
     
    Y esto debería ser imperativo primario testimonial para el DISCIPULADO DE JESÚS, pues además de avisarnos de que lo viejo no vale como remiendo de LO NUEVO, es Él mismo quien permanentemente nos recuerda: “CONMIGO hacéis, o no, LO QUE con UN* cualquiera de MIS MAS PEQUEÑ*S HERMAN*S”
     
     
    ¿Nos dirá por fin algo esto a las consideradas clases medias o centradas eclesiales? ¿Nos bastarán las ideologías y sistemas demócrata-sociales, incluso los más avanzados para poner en ellos nuestra esperanza liberadora? ¿Cómo concibió y vivió Jesús la llamada Democracia Cristiana y la considerada Doctrina Social de la Iglesia?
     
     
    La tarea asumida por CARITAS, tan valiosa por lo que supone de ayudas inmediatas ¿puede apoyar su identidad en la parábola del Buen Samaritano, ajeno a lo religioso, o es más bien un modo de rodear el caminar eclesiástico hacia el Templo aún símbolo de poder y mercadeo?
     
     
    ¿Acaso ya no es válido en las actuales circunstancias humanas lo de:”-Buscad PRIMERO el Reino de Dios ( Él Padre y TOD*S SUS HIJ*S HERMAN*S) y SU JUSTICIA, y todo lo demás se os dará como añadidura?
     
     
    ¿O nos contentaremos con ir saliendo algunos de la crisis para asegurar. un tanto, nuestro BIEN ESTAR (que no nuestro BIEN SER) mientras nos deje indiferentes el PÉSIMO ESTAR DE TANT*S?

  • Román Díaz Ayala

    Sea bienvenida toda iniciativa para que haya más democracia,
    para hacer más representativa, más afin a las aspiraciones ciudadanas toda la trabazón legal que ahonde en los principios democráticos.
    Pero estudiemos un poco el estado de la cuestión.
    La Constitución de 1978 fue fruto del consenso de las principales fuerzas parlamentarias elegidas popularmente para ejecutrar un proyecto de Reforma Política.
    por primera vez en la historia de España una Constitución había sido pactada y no impuesta por la clase dominante.
    La Ley Electoral vigente nace como fruto del cambio democrático, cuando se reforma el Estado, sus instituciones, mediante el desarrollo constitucional.
    ¿Qué ha cambiado desde 1978 a 2.014?
    Podemos optar por pensar que la ciudadanía desconfía de sus instituciones, de su clase representativa, por una serie de motivaciones y aspira a reformar el desarrollo constitucionalo allí,donde la legitimidad democrática a podido sufrir un descalabro.
    Pero también puede haber en la ciudadanía o en parte de ella, un profundo convencimiento de que
    a) el Proceso democrático actual ha sido una tomadura de pelo y estamos viviendo los resultados de haber jugado con los sentimientos más profundos de los pueblos de España, para que siguieran gobernando los de siempre, ayudados por quienes hemos dado en llamar “la casta”,sus fieles lacayos en todas las instituciones del Estado
     
    b) Que no ha sido así, pero los tiempos mandan, y estamos viviendo en un nuevo hito histórico que aconseja replantearnos hasta el fondo nuestra forma de convivencia, que solucione tanto los problemas no resueltos en el actual proceso democrático, que diseñe un nuevo modelo que legitime el presente y nos abra las viabilidades de futuro con un exquisito respeto por las aspiraciones de todos los pueblos y regiones de España.
    A  pesar de todo lo queacabo de decir, me  asalta una gran duda.
    ¿Por qué precisamente en este momento, con los cambios en la Jefatura del Estado, enfilándonos a las próximas elecciones de 2.015, con un PSOE metido en un congreso para decifdir su futuro, y una IU en pleno proceso de renovación, con un mes de noviembre que está a punto de caer a la vuelta del verano? ¿A qué obedece que se estén dando al mismo tiempo iniciativas reivindicativas con más fuerzaque en momentos anteriores, pero que al mismo tiempo, el Partido Popular amenaza con llevarla a cabo? ¿Será el PP capaz de llevarla en solitario?
    Si alguna persona es capaz de darme una explicación lógica,convincente a mis preguntas, entonces estudiaré con gusto la oportunidad de empezar la casa por el tejado.

  • ana rodrigo

    Siempre se dice que la democracia es el menos malo de los sistemas de gobierno, porque realmente, habiéndolos peores, la democracia, como todo lo humano, es imperfecto y siempre necesitará ajustes.
     
    En España tenemos el agravante de que, además de llegar tarde, después de las dos fallidas repúblicas, ha coincidido con un período de la historia de desenfrenado sistema financiero global, facilitador de enriquecimientos personales ya sea de forma legal, como las sicav y otros, ya sea de forma ilegal como la corrupción. Todo esto ha tocado fondo, y la ciudadanía estamos hartos de tanta desigualdad, de tanto abuso y de tanto empobrecimiento de lo que en otro momento fue la clase media, además de la cantidad ingente de familias empobrecidas hasta el límite de riesgo de exclusión social. Y dando gracias de que l@s pensionistas podemos poner remedios austeros de supervivencia a muchísimos familiares.
     
    Así que, con mucha paciencia pero sin pausa, habrá que aprovechar todas las aportaciones de regenerar la democracia, aunque no al estilo del PP, que ya ha destrozado otro término lingüístico como es la palabra regenerar.
     
    Y no entiendo cómo, si hemos llegado a este deterioro tan tremendo con los partidos de siempre, ahora se pone esa lupa de aumento añadido en los errores de quienes quieren cambiar las cosas; con esto no quiero decir que tengamos que aceptar todo lo que dicen o hacen, o que tengamos que evitar cuestionar muchos de sus errores, pero démosles una oportunidad, dejémosles que tanteen terrenos hasta ahora en manos de los de siempre e incluso en manos de nadie. Y preguntémonos porqué han producido este revuelo en el campo político y entre l@s votantes, algo significará este nuevo partido para mucha gente.
     
    Efectivamente, aportemos nuestro granito de arena ya sea como apoyo, ya sea como crítica.
     
    Nota: Querida Asun, con todo el cariño, te digo que me extraña que hayas utilizado un lenguaje totalmente masculino y, por tanto, excluyente del femenino.

Deja un comentario