Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 9-9-19, 17:49

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5028 Artículos. - 80687 Comentarios.

Los moldes antiguos no sirven

Román
Teología del Pueblo de Dios.
Sacerdote, pastor, pastora
Las funciones del clero dentro de la Comunidad.

En las sociedades más tradicionales todavía persiste un sentido reverencial de la autoridad, muy determinante, porque la autoridad misma actúa de factor para la cohesión social. Así ha pasado durante siglos en los países del sur de Europa de adhesión católico-romana.

El clero católico estaba obligado a desempeñar un rol muy específico entonces, circunstancias que siguen presentes en ciertos ambientes rurales de nuestra geografía. La Iglesia está presente abarcando todo el ámbito social. El clero ocupa su lugar natural en la dignidad de su status. La gente estaba ligada a la Iglesia y veneraba a sus sacerdotes. El sacerdote vivía dentro y para una sociedad cristiana, que era la continuación por extensión de la comunidad eclesial. Los miembros del clero sostenían el poder visible de la Iglesia, dando cauce a todo el sentimiento religioso.

Tal prestigio se fundamentaba en el sentimiento profundamente religioso del pueblo llano, se fortalecía porque sus efectivos se nutrían de las personas más humildes que veían así el reconocimiento social, llenando de orgullo las familias respectivas. Ese prestigio se volvía a fortalecer cuando la gente acudía al clero en busca de ayuda y defensa. La sociedad tradicional hacía del pueblo llano que estuviese cargado de obligaciones y ausente de derechos.

Lamentablemente las reformas salidas del Concilio, hace ya cincuenta años, se iniciaron manteniendo sus mismas estructuras internas que condiciona la mentalidad del clero. Y los movimientos laicales o dirigidos al laicado iban revestidos de alguna forma de “espiritualidad clerical”. La nostalgia y un incomprensible sentimiento de vacío trabajaron intensamente para restaurar las formas tradicionales que entonces tenían razón de ser en el anterior sentimiento religioso popular.

Se ha defendido a ultranza un concepto “posicional” de la perfección cristiana, propio de una concepción estamental, antes que como obra del Espíritu en cada creyente. Vuelve a regir esa espiritualidad que enseña que a la perfección se llega. Y no que se recibe como un don. El estamento clerical nace por la creación de unas condiciones objetivas con la práctica de los llamados consejos evangélicos, haciendo profesión de vida mediante el vínculo de unos votos sagrados, en una casta de perfectos, más separados del mundo, y estamos hablando de conceptos como pobreza, castidad y obediencia. Se crean comunidades de iguales en profesión con un muro más perfecto que los defienda del mundo.

Y así, en lugar de “democratizar” al clero doctrinalmente, hemos clericalizado a los miembros laicos de comunidades, perdiendo el fermento de los movimientos de renovación nacidos con el Concilio.

Ahora ninguna persona cristiana que se precie puede hacer separación del mundo sin agraviar su fe, anclada en la encarnación, como tampoco puede sostenerse ya la imagen de bicho con cuernos para el demonio en descargo de nuestras conciencias.

La espiritualidad del clero y de todo el pueblo creyente se funda en la espiritualidad de la Iglesia, común y única, aunque tenga expresiones diferentes en sus ámbitos culturales. La cultiva alimentándose de la Liturgia, la vida de comunidad y las celebraciones de la Palabra (que implican oración y estudio de la misma). Somos todos, todas, ovejas de un solo y único Pastor. Ya no es aceptable una Iglesia predicada como sociedad perfecta donde el clero ocupe los lugares más altos de la escala eclesial, como en las naciones, donde los que gobiernan se enseñorean. Y lo que abandonamos con nuestra actitud no es la auténtica tradición cristiana, sino arquetipos medievales, cuando la sociedad estamental reproducía en la Iglesia su universo mental.

Hemos superado conceptos filosóficos sobre la realidad de tiempos pasados y ya no es concebible una vida espiritual en supremacía sobre nuestras realidades humanas, ni un espíritu superior a la materia, en un mundo hecho para ser evadido.

Ya no es de recibo para la sociedad secular una labor de intermediario para el clero en lo social, ni una referencia de autoridad Tampoco lo podrá ser en la comunidad eclesial, a no ser con las bases impuestas por Nuestro Maestro. El sacerdocio no puede ser considerado como un poder necesario, con diferencia a la comunidad misma, pues de ella toma su razón de ser y de actuar.

El concepto medieval incluía la formación de sacerdotes y su ordenación para el altar, porque el culto divino era su razón de ser, lo cual era una copia de los levitas del Antiguo Testamento. La persona del pastor y también la persona de quien preside, son llamadas por Cristo desde la comunidad para servirla. Sacamos dos consecuencias. Que encontramos un punto de coincidencia (mejor, de identidad) entre el verdadero pastor y la persona laica en la nueva Eclesiología Conciliar (Pueblo de Dios, o iglesia). Y además, que usamos el término “sacerdote” de manera funcional, como copia de lo antiguo y no desde una base neotestamentaria, porque el sacerdocio de Cristo es compartido por todos los/las fieles. Así el Pastoreo de Cristo es compartido por quienes han sido por él llamados a desempeñar ese servicio.

No se entiende un rebaño sin pastor, tampoco una comunidad cristiana. El pastor es tan necesario al rebaño, que éste no tendría viabilidad sin él. Los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia como reservados a una élite de pastores profesionales son algo elaborado posteriormente y lejano al espíritu del Evangelio. La auténtica pobreza resulta ser la carencia de medios y la indefensión ante los avatares de la vida. La castidad no es ni la represión de la carne como algo negativo que impide la gracia de Dios y nos arrastra al pecado, ni la sequedad del corazón. La obediencia bien entendida es la conformidad de la conciencia iluminada por la fe, sometida a la voluntad expresa de Dios y todo lo que exceda de ahí tan sólo sería una sumisión voluntaria a la persona de un superior humano, a una autoridad de hombre.

Las nuevas comunidades eclesiales que surgen hoy en días promovidas por los vientos del Espíritu deben discernir cuidadosamente en común y ante el Señor, quién los pueda presidir en sus celebraciones eucarísticas. Los moldes antiguos no sirven.

36 comentarios

  • Teresa Walsh

    Jesús apela al “grano de mostaza” para sugerir la dinámica del Reino,no de la Iglesia.  Ésta celebra,acoge y  anuncia ese modo de vida alternativo. Los Doce no fueron personajes fabulados, pero su tarea seguramente cambió luego de Pentecostés y la difusión del Evangelio a los paganos. La condición de apóstol importa poco en algunos tramos neotestamentarios (en la teología de Juan,por ejemplo), en situaciones son sustituidos en importancia por Pedro, Santiago y Juan (Marcos).
    Posteriormente Pablo  toma una papel relevante.
    La exégesis no confirma sino busca. Si se somete a conclusiones a priori solamente legitima un discurso. Gracia a la investigación sabemos que la Iglesia siempre se sirvió de ministros aunque en algunos momentos su desempeño no fue el mismo para todas las regiones.
    Retomo lo de “grano de mostaza” y ” que lo llega a invadir todo…..” Descarto la imagen de la Iglesia como grano de mostaza, pero más me distancio de una Iglesia confundia como Reino que llega a invadir todo, de esto ya sabemos. Cuando la Iglesia invade todo pierde el Reino. Nada de invasiones y mucho de invitaciones.
    Deseo desde esta esquina del Río de la Plata, un feliz y desbordante Pentecostés. Unidos en la oración.

  • ana rodrigo

    Querido Román, ciertamente la comunidad atriera funciona a varios niveles: intercambio de ideas, conocimientos y experiencias, comunicación más o menos personalizadas que -hablo de mí-, me ha hecho posible ir avanzando en una evolución positiva y constructiva. Nunca podré agradecer suficientemente a quien nos hace posible este soporte de reflexión, atrio y su autor, Antonio Duato.
     
    En una ocasión un amigo me preguntó de dónde sacaba lo que escribía, mi respuesta fue: del estudio, la reflexión y la integración en mi ser-en-la-vida. Los nueve o diez años que llevo participando en atrio han sido una auténtica escuela de vida, he aprendido de much@s intervinientes, me he visto obligada a fundamentar mis reflexiones para que no sean flor de un día y, ese trabajo de “arqueología” del que he hablado en alguna ocasión, no sólo no ha debilitado mi ser-cristiana, sino que ha fortalecido mis razones de fe, al mismo tiempo que me voy liberando de tanto lastre pesado e inútil de creencias elaboradas fuera y al margen de mí razón, deshumanizando en ocasiones el día a día del ser humano.
     
    El inmovilismo en todos los aspectos de la vida, son mortíferos, mantener en el cristianismo los moldes hermenéuticos “de siempre” porque así lo manda la –para mí- erróneamente sacralizada la Tradición en bloque, no sólo deja muertas las creencias, sino que te convierte en estatua inerte en una sociedad viva que camina, avanza, hace nuevas aportaciones instrumentales, nos abre nuevos caminos de interpretar la realidad, nos plantean nuevos retos…, el dinamismo es signo de vida y los dogmas son cargas pesadas que inmovilizan en tanto en cuanto no son sometidos a la razón individual y personal.
     
    Hay mucho miedo a que se nos cuestionen, o nos cuestionemos motu proprio, esas creencias a las que, como si fuésemos náufragos en medio del mar, nos agarramos fuertemente, olvidándonos que de lo que se trata es de remar para que la barca avance y llegue a puerto, aunque sea con todos los riesgos que conlleva la propia existencia.
     
    Es un placer leerte, querido Román, al igual que fue un placer conocerte personalmente en aquel encuentro atriero en Madrid junto a otros asistentes al mismo.

  • Santiago

    LA EUCARISTÍA, no cabe duda, no es solamente el rito…no solo una mera ceremonia..porque es la fuente…es un encuentro…es el sacramento de la gracia…el sacramento del amor….el verdadero amor que se ha de irradiar….por todo el mundo…como señal inequívoca que Dios nos encontró y que estamos en el camino de tranformarnos en El y por ende de transformar a otros….

    Por eso “cáritas” es inherente, no a la ceremonia, sino a lo que significa el mismo sacramento….no puede ser separado de el…porque perdería todo su sentido…

    LO que la Iglesia recibió el día de Pentecostés, (lo que mañana estaremos celebrando en la Iglesia actual del siglo XXI),es la promesa cumplida de Cristo de confirmar a los 11 en la verdad…porque “era conveniente” la ausencia terreno-corporal de EL que quería ya dejarnos un poco…para predicar su Reino que iba a “saltar” hasta la vida eterna….

    Pero los 12 no  fueron personajes “míticos”…Sabemos por los Hechos de la importante predicación de Pedro y los apóstoles….No desaparecieron los Apóstoles, consta que “transmitieron” lo “recibido” de Jesus:…el mandato de predicar todo lo que les había enseñado a ese colegio apostólico….Por eso, cuando Pablo se unió al núcleo principal,escribe lo que el mismo “recibió’ de los discípulos  los cuales  estuvieron destinados “desde el principio” al ministerio, por el mismo Jesus de Nazaret…Y como el Padre envió a Cristo, asi EL envió a sus discípulos quienes a su vez enviaron a “otros” a predicar….

    La historia de la Iglesia nos habla de la predicación apostólica en Jerusalen, en Antioquía, en Corintio, en Éfeso etc. que se expandió por toda el Asia Menor y que llegó a extenderse a todo el mundo conocido entonces mediante los viajes apostólicos…La Iglesia es como una pequeña semilla, como un “grano de mostaza”, que se riega y que  crece y que lo llega a invadir todo…..
    .Tenemos todavía pues constancia de las reliquias de los apóstoles de Jesus y de su predicación que es lo que registra la historia….Podemos venerar esos lugares donde se encuentran las reliquias  …porque la Iglesia, guiada por el Espíritu Santo,es fundamentalmente apostólica….

    El Cuerpo de la Iglesia sigue siendo visible….pero su carisma es invisible pero real..El carisma y lo carismático no anula la realidad histórica y visible del Pueblo de Dios, que es la Iglesia de Jesucristo….En este mismo cuerpo visible de la Iglesia hay muchos dones….pero los dones no son independientes sino que parten de una misma fuente REVELADA….puesto que los “miembros” forman parte de un solo “cuerpo” y todos concurren al bienestar de la totalidad del ser..

    Por otro lado, la Iglesia ha tenido que preservar el sentido de la verdad evangélica a traves de los siglos porque Ella va a durar al final…La exégesis verdadera tiene que ir a favor de la fe revelada y no en su contra…Por tanto, una exégesis seria y cuidadosa tiene que analizar todas las circunstancias del Pueblo de Dios en la diferentes épocas, y asi sin saber y estudiar                        la estructura del pueblo judío del siglo I no se puede entender como la catequesis oral apostólica pudo ponerse por escrito con tantos detalles incluyendo las palabras de Jesus…Si analizamos al siglo I judío con nuestra mentalidad del siglo XXI, no comprenderíamos los métodos memorísticos rabínicos de ese tiempo y las pnemotecnias usadas por los discípulos para lograr recordar y “transmitir” el pensamiento del Maestro, aun  en sus propias palabras…

    SIN EMBARGO, en aquella época la decisión de seguir a un rabino como un “talmid” significaba una total sumisión del discípulo-talmid  a las enseñanzas del MAESTRO rabino. Los discípulos empleaban todo el tiempo de su vida ESCUCHANDO  al “maestro”, y observando cuidadosamente al profesor para saber como entender las Escrituras y como ponerlas en práctica.Jesus mismo describe esta relación con sus discípulos exactamente de esta manera. y así: “(Jesus) sube a la montaña, y llama a si a los que EL quiso, y se FUERON para EL. Y destinó a 12 para que anduviesen con EL y para enviarles a predicar y para que tuviesen potestad de lanzar demonios” (Marcos 3,13-19)…y “porque EJEMPLO os di, para que, como yo hice con vosotros, así vosotros lo hagáis” (Juan 13,15)…. “no hay discípulo sobre el maestro; mas UNA VEZ CUMPLIDAMENTE FORMADO, cualquiera será como el maestro. (Lucas 6,40). El ideal era llegar a ser COMO el Maestro siguiendo sus enseñanza y memorizando lo mas importante de su palabra y de su pensamiento….
    Este era el verdadero concepto del discípulo “talmid” del pueblo Galileo considerado grupo judío mas religioso de aquel mundo en tiempo de Jesus..
    Por eso, sin saber el molde “original” no podemos descubrir la verdadera esencia de su contenido…que es lo que nos importa….Entonces -y solo entonces- podemos descartar los odres viejos….para que el vino no se corrompa….Hemos de lograr, pues, y discernir, como ha dicho el Papa Francisco, la verdad que está contenida ya en el carisma singular que la Iglesia recibió el día de Pentecostés….cuya fiesta está comenzando con el regocijo de todos los que creemos en Ella…

    En la fe y en la oración, un saludo cordial     de Santiago Hernández

  • Román Díaz Ayala

    Mi querida Ana:
    ¡Cuánto me vas enseñando!
    Desde aquellos primeros momentos cuando yo me attrevía a dar mi opinión sobre la hermenéutica que cultivaban las personas intervinientes en Atrio y yo lancé mi opinión: “Son espléndidas conjeturas”,
    pues no quería que la cosa quedase en el círuclo vicioso de que la hermenéutcia actual, tan cientificista, tan cargada de buenos razonamientos, tan cercana a las fuentes, se conviertiese en la Fuente Autorizada, frente a una interpretación que se arrastraba con los siglos.
    No era un problema de Modernidad, ni de contemporaneidad, frente a lo Tradicional -que-se-quiere- restaurar.
    Pero existían dos inconvenientes. En primer lugar mi lenguaje( el léxico) correspondía más bien a lo convencional, a la teología vulgarizada introducida en el pensamiento popular.En segundo lugar, las teologías y las interpretaciones actuales de los textos omitían o dejaban fuera de lugar el elemento de gracia con el que se ha alimentado mi experiencia desde niño.
    He vivido la fe, sólo, individualmente, y en mi matrimonio, y también en algunos círculos (comunidades y también grupos) y he pretendido hasta ahora vivirla en esta comunidad de Atrio sin que la cultura, los estudios o posturas acedémicas de parte de Atrio (de atrieros/as), sirviesen de excusa o barreras para que la gracia de Dios se manifieste. Somos algo más que una comunidad virtual, y la red es sólo el medio o instumentos para  el Evangelio de Jesús que se hace carne en nosotros/as.

  • ana rodrigo

    “Los moldes antiguos no sirven” dice el título, y a partir de ahí cada cual ha seleccionado los moldes que le ha parecido pertinente.
     
    Yo me voy a centrar en los moldes hermenéuticos (es decir, por el principio) que suelen utilizarse a la hora de interpretar unos escritos contextualizados en una sociedad, una religión y una cultura de hace dos mil años. Tomados, leídos e interpretados como hechos históricos en su totalidad de forma literal, dicen unas cosas a las que se les añade que son palabra de Dios, lo cual agrava aún más la interpretación a la hora de aproximarla a lo que debería trascender a nuevas sociedades, culturas y épocas muy, muy diferentes.
     
    Así que yo sigo pensando que, si, en otro hilo, hablamos del contexto en que se aceptó la Constitución española de “antesdeayer”, cuánto más deberíamos esmerarnos en estudiar un poquito más los textos y contextos de hace dos mil años, sin comportamientos borreguiles a pastores del pasado y del presente que aún no se han enterado que la antropología y las ciencias sociales son capaces de aproximarnos con más autenticidad al mensaje evangélico y que la sociedad de hoy exige algo con más lógica que los dogmas y misterios porque sí.

  • m. pilar

    Que lentos y ciegos somos, para comprender el Proyecto de Jesús.

    Las religiones han copiado de celebraciones paganas y le han dado una importancia y trascendencia divina… lo que llamaríamos “actos mágicos”.

    Cuando las comunidades=iglesia nos reunimos, es normal que hagamos signos, rituales, para celebrar, compartir tanto el dolor como la alegría; sobre todo sería bueno, no separarse de la auténtica y primera fuente… en nuestro caso Jesús de Nazaret.

    Todas las personas bautizadas, son ungidas con el mismo óleo.  Y  para todo aquello que se le llama “sacramento”( para mí, sería mucho más exacto “celebración”), de ahí:

    “Cuando estéis dos o más reunidos en mi nombre… Yo (dice el Señor) estaré en medio de ellas”.

    Cierto bendice el pan y el vino (como muchas personas en agradecimiento a los bienes temporales recibos por unas labores y trabajos bien realizados,  con esfuerzo y esperanza de que lleguen a buen fin)

    Y sobre la autoridad de los clérigos, es algo que no está para nada en lo que Jesús dijo…

    Haced lo que Yo he hecho… ¡¡¡Servir!!!

    No vamos a tener un cielo, una eternidad, un Dios… para los cristianos solo.  Si hay un Dios… lo será de toda persona que haya vivido, conforme a lo que Él llama:

    Trabajar por el Reino… aquí y ahora; se nos olvidan muchas cosas de las que dijo, que son  muy importantes; como al volver sus amigos=discípulos (porque estaban aprendiendo…) cuando le comentaron escandalizados (cuanto se escandalizan algunas personas creyentes…):

    “Señor, hemos visto curar en tu nombre, pero no eran de los nuestros ¿qué quieres que hagamos… acabamos con ellos…?”

    El Señor les responde:
    “No hagáis  nada, dejadlos, todo aquel que no esté en contra nuestra… ¡a favor nuestro está!”

    Parece que no le importaba no conocerles…
     
    Habrá tantas personas en el mundo que no sepan que ha pasado por el un Hombre extraordinario, totalmente pleno en su humanidad…

    Y es, que, todo ser nacido, lleva un hálito de esa “Esencia” que siendo fiel a ella, llevará a cabo todo cuanto Él enseñó y dejó en nuestras manos débiles, inconstantes;  aferrados a leyes y dogmas que nada tienen que ver con lo que nos dejó dicho y sobre todo:

    ¡¡¡Vivió!!!
     

    El Espíritu camina por vericuetos que ni podemos imaginar… pero cada persona que lo sienta, lo perciba, de deje actuar… complementará nuestras opciones, luchas, trabajos, y las multiplicará tal y como Jesús dijo:
     

    “Todo cuanto deseéis… seréis capaces de hacerlo,  y cosas más grandes que las que Yo he realizado”
     

    Su hermoso Proyecto, ¡no! puede estar encerrado… camina por si solo allá donde encuentre personas que sean capaces de vivir en armonía con todo ser creado… ¡Con todo!

    mª pilar

  • Román Díaz Ayala

    Teress Walsh apunta entre otros cosas a dos puntos que escojo como muy aclaratorios.
    Cosas que pueden ser muy significativas para el pueblo hebreo, carecen de validez para otro cristianismo de etnia gentil.
    Nos debemos enfrentar al hecho de que la Revelación positiva de Dios utiliza los canales propios de nuestro patrimonio cultural, sus contenidos, se reinventa para hacer comprensible el Misterio. Es tarea arduo difícil “sacar cosas nuevas y cosas viejas”, tratándose  del Reino de los Cielos, a no ser por la presencia activa del Espíritu de Jesús el Cristo en el seno de la comunidad eclesial.
    En segundo lugar, que sólo Lucas da una continuación extraordinaria a su Evangelio, escapándose así de los fines catequéticos y mnemotécnicos de los mismos para adentrarse en las vicisitudes de la comunidad cristiana después de la Resurrección, Por eso a Hechos lo llamamos el Quinto Evangelio.
     

  • Teresa Walsh

    Reparo en lo que anota Santiago, la Iglesia comenzó cuango llamó a los Doce. Sin embargo, no sin pizca de sutileza el texto lucano la ubica en Pentecostés. Además y siempre si seguimos a Lucas, una vez derramado el Espíritu, los Doce se desvanecen como grupo, su número significativo para los hebreos, no comunicó nada a los paganos.
    Sin duda que el “hacer esto” ni la eucaristía son un mero rito, es un proyecto que se acoge y celebra en una instancia cultual, nada contra esto. Pero si sólo fuera esto (tú no lo dices) caeríamos en una rutina santurrona.
    Bienvenido el intercambio, ese va y viene cargado de oración y búsqueda. La Verdad para nosotros no es una doctrina sino una persona, que murió por una causa, la misma que lo llevó a resucitar, un sueño de una humanidad reconciliada en una misma fiesta.
    Unidos en la oración

  • Santiago

    PERO la Iglesia ya había comenzado cuando Jesus llamó a los 12….y los había mandado a predicar….y en su última oración sacerdotal Jesus ora por los 12 para que sean UNO en la fe…como El, el Hijo, es UNO con el Padre…no en  uniformidad…sino en UNIDAD…

    No solamente Cristo tomó el pan dando gracias…. sino que lo partió y lo dió a sus discípulos…..imitando a la “berakah” judía cuando el cabeza de familia partía y daba el alimento  que necesitaba la familia..por eso en los Hechos de los Apóstoles “la fracción del pan” designa la Eucaristía….EL amor cristiano, el cuidado del prójimo no puede ser separado de este sacramento puesto que está unido a el, y forma parte de el….Por eso, Cristo manda a celebrar esto como el “memorial” suyo…la memoria de su sacrificio por nosotros…donde al mismo tiempo brota la vida que perdura…la vida con EL….Este el es centro y el corazón de la Iglesia…no puede ser solamente un mero “rito” sino la identificación plena con el amor que se ofrece…el cuerpo que se entrega…y la sangre que se derrama, para nuestra liberación….y para nuestra unión con el que se ofrece perpetuamente por nosotros….
    un saludo cordial de Santiago Hernández  

  • Juanel

     
    ¿Todos los seres humanos somos iguales? Por supuesto que sí sobre todo a los ojos de Dios, en mi opinión y fe. Entonces ¿a qué vienen las diferencias entre clero y laicos, bautizados y no bautizados, Pueblo de Dios y los otros pueblos de la Tierra,…..? En mi opinión el problema no son las diferencias, la pluralidad, la enorme y maravillosa diversidad de culturas y religiones entre los pueblos y grupos humanos. El problema es de jerarquía, de autoridad, de poder,…. de unos sobre los otros. Román se pregunta cómo se puede compaginar la igualdad y fraternidad del Pueblo de Dios y la manifiesta desigualdad con respecto al clero como estamento diferenciado. El problema no es que existan en la Iglesia ministerios ordenados con su función especifica y cualificada, el problema es el mismo que el anterior, es un problema de poder y de honores o privilegios del clero sobre los laicos.
     
     
    Creo haber leído que este problema podría solucionarse si las funciones o ministerios en la Iglesia, fuesen cargos elegidos por la comunidad en la que lo van a ejercer, controlados por ella, y por un tiempo determinado. Esto evidentemente contradice que el ministerio ordenado al imponerle las manos, cambia la condición del que la recibe para toda la vida. Aunque fuese esto así ¿que impediría que los sacerdotes al terminar su cargo pasaran a eméritos como BXVI? No soy sacerdote pero creo recordar que cuando un sacerdote se sale de su ministerio lo sigue siendo aunque sea suspendido “ad divinis”. ¿Algo mágico?, se dice que al imponerle las manos se le transmite el Espíritu Santo que imprime carácter y marca su condición para toda la vida. Esto como poco me parece a mí discutible, muy discutible. Sin duda tiene su base en la Tradición ¿pero en las Escrituras?

  • Teresa Walsh

    Mateo 26, 26 Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y, dándoselo a sus discípulos, dijo: «Tomad, comed, éste es mi cuerpo.» En este evangelio la cena es con sus discípulos (también en Juan), nombre sin femenino, lo que podría hacer suponer que se encontraban mujeres. Lo cierto es que no solidificó ninguna estructura jerárquica ¿la que tenemos es una usurpación? No, claro que no . El Espíritu suscita los ministerios que ofrezcan  la Eucaristía y la Palabra. En el siglo XXI, esos ministerios requieren una reformulación, los que proponga el Consolador.  Ahora sí, en esta nuevo planteo renunciemos a términos de cierta filosofía que dice poco en la actualidad y confunde mucho, entre otros esa frialdad de cambio ontológico.
    La consigna “haced esto….”  más que una prescripción cultual, es una convocatoria vital, peregrinar en clave de eucaristía.
    Unidos en la oración

  • Román Díaz Ayala

    Me alegra mucho la profundidad con que se aborda el tema propuesto en este post, y las conclusiones que abren nuevas perspectivas. Yo sólo he tenido el mérito de querer abordarlo desde mi condición laical, es decir, desde el interior de la comunidad de Jesús.
    Pero la sensibilidad está ahí, en cada uno de las personas intervinientes, muestra de que algo muy fuerte se está moviendo en nuestra Iglesia ( Siempre ocurre en paralelo con la sociedad, convulsa y en cambio, como en  los sesenta). Pentecostés quiere ser para todos nosotros, nosotras, también, y muy pronto.
    El rebañito de Jesús, se juntó muy pronto, en Jerusalen, y en Galilea, para volver a reunirse en Jerusalén, con el grupo de mujeres donde estaba María la madre de Jesús. No sabemos cuándo Jacobo el hermano de Jesús se incorporó a la comunidad incipiente, todo ello instruido para esperar al Consolador, el Espíritu del Resucitado, e iniciar la andadura de la Iglesia.
    Las comunidades se iniciaron organizándose al modo sinagogal y reuniéndose en el Templo. Y el modo sinagogal significó comunidades o iglesias, que igual que la sinagoga judía estaba regida por ancianos, presbíteros. Pero el sacerdocio era común, una participación del sacerdocio de Cristo, válido para hombres y mujeres.
    En el seno de la comunidad se dieron los ministerios impulsados por la enseñanza de los apóstoles  y profetas con la presencia viva del Espíritu Santo.
    Se dice que Jesús era laico, por cuanto no pertenecía a la tribu de Leví, pero el Mesías estuvo constituído Sacerdote, para el nuevo orden de cosas (Hebreos)
    Otra cosa es la Doctrina Sacramental de la Iglesia, pero yo como laico, lego en esa materia, no entro para no entrar en Teologías que no he podido cultivar, pues tendría la necesidad de retornar a los supuestos clericales  que no logro adaptar a la teología del Pueblo de Dios, nuestro patrimonio recibido del Concilio.

  • Santiago

    NO CABE DUDA que la eclosión de la Iglesia fue el día de Pentecostés…..”Yo os digo la verdad” -dijo Cristo segun su apóstol Juan en sus Memorias- os conviene que Yo me vaya. Porque si no me fuere, el Paráclito no vendrá a vosotros; pero si Yo me voy os lo enviaré…..Muchas cosas tengo todavía que deciros, pero (todavía) no podéis recibirlas, Cuando venga el Espíritu de la Verdad (el Paráclito) os conducirá (entonces) a la verdad COMPLETA. : porque no hablará por su cuenta, sino que dirá todo lo que oye y os enseñará las cosas venideras. El me glorificará y hablará de Mi, porque RECIBIRÁ de Mí. Todo lo que tiene el Padre es mío: por eso he dicho que (EL) recibe de Mi y hablará de Mi” (Io. 16, 7-15)

    Jesus había preparado cuidadosamente a los 12 para el ministerio sacramental….EL mismo era el sacramento….por eso bastaba su PALABRA y SUS GESTOS para transmitir su deseo: “haced ESTO en MI MEMORIA”…Es la Eucaristía donde es Jesus el que se DA por si mismo…en su cuerpo… ENTREGADO….en su sangre…DERRAMADA…por “vosotros y por la muchedumbre” en remisión de los pecados…..Por eso, este sacramento es central a la Iglesia…es el mismo misterio del amor de Jesus capaz de transformar el dolor de la cruz y de la muerte….en la salvación para todo el género humano….en su propia Resurrección a la gloria

    Pero el carisma de la Iglesia….y la confirmación de la verdad, solamente estaba incoada al inicio de la Pasión….Pentecostés confirma la promesa en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo…en la verdad que guía a la Iglesia…hasta el final

    un saludo cordial de Santiago Hernández

  • Teresa Walsh

    Las catequesis estándar señala la Última Cena” como la instancia de institución del orden sagrado. No sería propiamente ordenación pues Jesús los convoca sin mediaciones. En el oriente cristiano suele ubicarse el origen del  prebisterado en  el segundo pentecostés de Juan (lectura del domingo próximo). Hasta aquí todo muy eclesiástico. Suponemos que los Doce fueron los primeros  ordenados y que estos pasaron el  poder a otros. La exégesis bíblica, la  historia de la Iglesia y la antropología nos hacen añicos.
    La  Iglesia según el discurso promedio nace en Pentecostés, o sea que la comunidad Iglesia nace y ya tiene pronta sus ministros.  No es solamente una primacía  temporal, es una jerarquización de la fraternidad, esto es su ruptura.
    No descarto  que exista el prebisterado, una presidencia en las comunidades; tampoco suelo  reprochar a su actual ejercicio  todos los males eclesiales pero existen contradicciones que saltan. Si  me sumerjo en  el tema, es porque la organización  de la comunidad es parte del anuncio, a quién  vamos a atraer con un modo  alternativo de vida, si entre nosotros se reproduce, a veces con creces el vértice y el llano de las sociedades modeladas por la tríada, dinero, poder y prestigio.
    El  sacerdocio de Jesús  fue (es)  es motor de un proyecto que garantiza la calidad de vida de todos, todas.  El sacerdocio  común de los fieles consiste en transitar la  historia en clave eucarística, hacerse comida para los demás.
    El Paráclito no dudo que nos tranformará en  lo que estamos convocados a ser, a no dudar de la  conversión de nadie. Nuestra  comunidad Iglesia sabrá decantar  el  vino  bueno, y quedarse con  la  mejor  parte, aquella que eligió María.
    Unidos en la oración.

  • Santiago

    Román,    Jesus es el molde…no es ni viejo, ni nuevo…sino el único al que se ha de ajustar la conducta humana…Pero Jesus fue sacerdote porque ofreció el sacrificio que era EL mismo para darnos la vida y porque fue el primer ministro de la palabra y de la accion…y el quiso escoger solamente a 12…no a la muchedumbre que le seguía y que le oyó en el Monte las bienaventuranzas…..Con estos, y con nosotros, compartiría su sacerdocio pero de otra manera.

    Por eso, porque nuestro bautismo, sea el de agua o de deseo, nos inicia en esta mision sacerdotal comun a los fieles, que se ordena tambien al sacerdote ministerial ordenado por Jesus en la Ultima Cena, no nos excluye de esta vida de la gracia, sino que nos sumerge en ella….El querer prescindir de esta realidad evangélica del deseo de Jesus, es querer cambiar la estructura íntima de la verdadera Iglesia….que posee 2 formas de sacerdocio….Esto está bien claro en el evangelio..No hace falta mucha investigación….

    La imposición de las manos, como signo visible, no era un privilegio para toda la muchedumbre…..sino una llamada del Colegio de los Apóstoles a los mas idóneos para el ministerio, si querían aceptar esta vocacion y mision….Los 2 tipos de sacerdocio no pueden ser antagónicos…pues se basan en la realidad misma del Evangelio de Jesus….Es esta “forma” de ministerio, y de ministerios, que se deben unir para proclamar al mundo entero la Buena Nueva…porque las dos formas de ministerio no se excluyen, sino que se complementan…Por otro lado, podemos cambiar y clarificar y adaptar la vida del ministro ordenado…puesto que el celibato no es ningun mandato divino…sino solamente un consejo….como no lo es la pobreza….ni la obediencia….sino que son maneras de acercarse a Cristo, que fue célibe, pobre y obediente hasta la muerte
    Me gusta mucho tu artículo….enhorabuena!!!     abrazos    Santiago Hernández

  • Antonio Vicedo

    No se entiende un rebaño sin pastor, tampoco una comunidad cristiana. El pastor es tan necesario al rebaño, que éste no tendría viabilidad sin él. Los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia como reservados a una élite de pastores profesionales son algo elaborado posteriormente y lejano al espíritu del Evangelio. La auténtica pobreza resulta ser la carencia de medios y la indefensión ante los avatares de la vida. La castidad no es ni la represión de la carne como algo negativo que impide la gracia de Dios y nos arrastra al pecado, ni la sequedad del corazón. La obediencia bien entendida es la conformidad de la conciencia iluminada por la fe, sometida a la voluntad expresa de Dios y todo lo que exceda de ahí tan sólo sería una sumisión voluntaria a la persona de un superior humano, a una autoridad de hombre.
    Las nuevas comunidades eclesiales que surgen hoy en días promovidas por los vientos del Espíritu deben discernir cuidadosamente en común y ante el Señor, quién los pueda presidir en sus celebraciones eucarísticas. Los moldes antiguos no sirven.”
     
    Conforme con esto de Román, con la única aclaración de tomar lo de pastor y rebaño, no tratándose de Jesús y su discipulado (Él el Pastor y nosotr*s el rebaño) como algo funcional vitalizado por el auténtico reparto y constatación de carismas entre quienes son de la misma condición en cada comunidad o grupo, cuantificados, como mínimo, por dos o tres que se reunen y aman como modo de vida relacional humana.(Ju. XIII,35 y Mt.XVIII,20)
     
     
    ¿Como no se ha tenido en cuenta el deseo expresado por Jesús en súplica al Padre: “No que los saques del mundo, sino que los preserves del mal”; o lo de la parábola de la levadura diluida en la masa como condición de eficacia fermentadora?
     
    Cuanto en bien se podría haber avanzado en servicio liberados a la Humanidad sin las cortapisas y condicionamientos clericales en la Iglesia de Iglesias, llevando a la práctica aquel definitivo desafio de Jesús: El SABADO es para la HUMANIDAD y no esta para aquel.
     
    Pero los lamentos tienen menos sentido y valor que los compromisos en una práxis fiel a los impulsos del Espíritu.
     
    Buenos momentos para pedirle, principalmente en este Pentecostés,  que: “Visite las mentes de los suyos”, si por ell*s consideramos a  tod*s l*s human*s.

  • ana rodrigo

    Pues qué alegría que ATRIO rompa fronteras y nos compartan al otro lado del charco atlántico.

  • Asun Poudereux

    Hola a Todos:
     
    Me gustaría que pudierais ver lo que hay en estos enlaces con tranquilidad. Por lo que se dice y cómo se dice no tengo nada que añadir.

    Gracias a todos. (Estoy preparando unos exámenes y voy mal de tiempo).
     
    https://dub109.mail.live.com/mail/ViewOfficePreview.aspx?messageid=mgG_llvmrq4xGvnAAhWtlluA2&folderid=flinbox&attindex=3&cp=-1&attdepth=3&n=75242068
     
    https://dub109.mail.live.com/mail/ViewOfficePreview.aspx?messageid=mgG_llvmrq4xGvnAAhWtlluA2&folderid=flinbox&attindex=4&cp=-1&attdepth=4&n=23234266

  • M.Luisa

    Aunque os he leído un poco de pasada y no a todos, sí que  la idea (y me extraña viniendo de Asun, pues suelo estar bastante de acuerdo con ella) de que para dar respuesta a la pregunta de quién soy (yo en realidad)  no debe, dice, hacerse uso de la razón, pienso que esto no  es así, lo cual  me ha  impulsado para interferir, aprovechando la vía libre ofrecida por Rodrigo.
     
    ¿Cómo no vamos hacer uso de la razón siendo seres inteligentes?
     
    No se puede renunciar al pensamiento! Lo que ocurre es que  todavía arrastramos el cógito de Descartes “Yo pienso” el yo cartesiano le falta el momento previo del “estar” pensando, del sentir que pienso, no se trata de  “lo que” pienso sino el hecho mismo  de ser yo  quien está pensando.
     
    Entre estos dos yoes es donde, en el esquema que sobre la percepción humana me referí, días pasados, en otro hilo, debe situarse el momento de alteridad, es un momento en el que, en esta referencia al ego se trata de un momento  de   superación pero no de anulación.
     
    ElYo soy de Jesús, se ha de trabajar mediante el Proyecto. De ahí que no se puede jamás despreciar la razón. El Proyecto es la forma, la vida de Jesús, el contenido.

    Saludos
     

  • oscar varela

    Hola!

    DIFUSORES DE ATRIO.ORG en Chile

    También Enrique Orellana (opción.porlospobres.chile@gmail.com) que es una especie “difusora” desde Chile, parecida a lo que era el Gaby “yorugua”, difundió intergalácticamente algunos Comentarios de atrieros; en ese caso referido al Post “Excomulgados por celebrar sin cura la Cena del Señor”, a saber:

    Román Díaz Ayala
    24-Mayo-2014 – 13:27 pm

    MARISA-EL TALLER
    25-Mayo-2014 – 9:57 am

    Equipo Atrio
    24-Mayo-2014 – 18:09 pm

    Teresa Walsh
    24-Mayo-2014 – 21:10 pm

     
    ¡Felicitaciones! – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Ah… veo que el Observatorio Eclesial lo tomó del Blog Evangelizadoras de los apóstoles, quienes se presentan así “Un espacio para recrear lo sagrado y lo profano con ojos de mujer”. Al final del artículo, ponen el vínculo directo a esta entrada, como fuente original.
     

  • Rodrigo Olvera

    Paso nada más para informar a Román, al Equipo de Redacción y a la comunidad de ATRIO, que el Observatorio Eclesial (plataforma mexicana de articulación ecumémica, análisis socio-religioso y formación socio-teológica) ha compartido en su página de Facebook esta entrada.
     
    Creo que es la primera vez que ocurre en México que se retome y difunda un artículo original y propio de ATRIO (bueno, que lo difunda alguien que no sea yo jajaja); alguno hubo en Italia; y varios en España.
     
    Felicidades a Román y a ATRIO.
     
     

  • oscar varela

    Hola!

    En La Formación del Carácter (de Fritz Künkel y R.E. Dickerson), Künkel brinda una explicación del proceso psicogenético del sentimiento del “ego“.

    Tal vez pueda parecer un “MOLDE ANTIGUO”. Intentemos ver si “SIRVE”.
    …………….

    1.- EL EGO

    Según este autor el niño hállase instalado en una situación de estrecho enlace con su madre, y en esta constelación desarrolla un sentimiento de mutua pertenencia y solidaridad dentro de una unidad mayor, donde el sentimiento de individualidad, de yo y de , no cabe: sólo vive el nosotros (sentimiento nosístico primitivo).

    Pero, tarde o temprano, inevitablemente so­breviene un quebrantamiento en esta situación y en los sentimientos nosísticos.

    En virtud de esta quiebra (rup­tura del nosotros originario), el individuo experimenta la vivencia de su individualidad como soledad y desam­paro en el mundo.

    Surge así, como mecanismo defensivo, el egocentrismo, origen y producto de una lucha por la dominación mediante diferentes estilos de vida.
    …………………

    2.- EL EGO-CENTRISMO

    Todo individuo llega, en algún momento, a enfrentar las heterogéneas situaciones de la vida con uno de los siguientes cuatro estilos de conducta, a manera de corazas defensivas:

    a) según sea su yo indivi­dual (actividad o pasividad) y
    b) la índole de su circunstancia (dura o blanda),
    ………………..

    3.- TIPOLOGÍA

    Los cuatro tipos se definen:
    * tanto por lo que quieren (objetivo),
    * como por lo que temen (abismo: “Situación negra”).

    I- el tipo NERON: cuyo objetivo de vida es:
    * la conquista da dominio (influencia, obediencia, sujeción) sobre los demás y
    * la evitación de toda situación de debilidad (pérdida de poder, influencia y autoridad).

    II- el tipo ASTRO: cuyo objetivo de vida es
    * la conquista de la admiración (popularidad, expectación, aplauso, reconocimiento) y
    * la elusión de toda situación desluci­da (burla, menosprecio, ridículo, humillación).

    III- el tipo ENREDADERA: cuyo objetivo es
    * crearse si­tuaciones de seguridad (protección, ayuda, dependen­cia) y
    * evitar las situaciones de indefensión (autonomía, independencia, responsabilidad, soledad).

    IV- el tipo OSTRA: cuyo objetivo de vida es
    * lograr la tranquilidad (quietud, retraimiento, inalterabilidad, re­gularidad, paz) y
    * evitar toda situación perturbadora (conflictos, cambios, conmociones, excitaciones, emociones).
    …………..

    4.- ÉTICA DEL “NOSOTROS”: EL “YO” MADURO

    4.1- Ética Superficial de la antítesis “egoísmo – altruismo

    Dos amigos se han perdido escalando una mon­taña.
    Llega un momento en que a cada uno sólo le que­da una porción de pan.

    El primero, que es un enreda­dera, come vorazmente su parte.
    El otro, que moralmen­te es un astro, guarda el suyo.

    Más tarde ambos sienten hambre, pero ya no tienen entre los dos más que un trozo.

    El astro considera inmoral para él satisfacer sólo su necesidad, y su propensión al martirio, característica del astro, lo impele a ser altruista. Ofrece su pan al en­redadera.

    Pero el enredadera, con un remordimiento de concien­cia por su conducta anterior, y a causa de la misma al­truista moralidad, rehúsa aceptarlo. Se adhiere a su ár­bol — su amigo, a quien contempla como a su superior moral. Dice: “Prefiero perecer de hambre a comer tu pan. Es el castigo que merezco”.

    El astro afirma: “No comeré si tú mueres de hambre. No soy un egoísta. En mi naturaleza interior soy altruista; por lo tanto no puedo comer el pan”.

    Entonces el enredadera protesta: “Tam­poco yo soy egoísta. Yo también, en lo más íntimo de mi ser soy altruista. Por eso no puedo comer primero. Prefiero morir en tus brazos”.

    Finalmente llegan a un extraño acuerdo, surgido de su competición moral: como ninguno de los dos es lo suficientemente inmoral como para comerse el pan, a modo de símbolo de su altruismo, lo arrojan a la pro­fundidad de un barranco.

    Fue así como estos dos al­truistas jamás regresaron a sus casas, porque murieron de hambre en las montañas.

    4.2- Ética “Nosística” del “Yo Maduro

    Hubo otros dos amigos, también un astro y un enre­dadera, que igualmente se encontraron en la misma si­tuación.

    4.2.1- el astro

    Este astro, un poco menos egocéntrico que el an­terior, sintióse al principio muy ofendido por la actitud de su admirador, que para él entrañaba desobediencia. Luego comprendió que él era ahora el héroe moral, y le gustaba serlo.

    De otra parte —y en esto es evidente su diferencia con el mismo personaje del otro relato— experimentaba una sincera compasión hacia su compa­ñero enredadera, el cual no se hallaba en absoluto acos­tumbrado a soportar el hambre, y así comprendió que si ambos no se conducían prudentemente sus vidas hallábanse seriamente amenazadas.

    Le brindó su ayuda, pero no con la egocéntrica actitud del mártir moral, y no le ofreció todo su pan, sino sólo la mitad. Realizó el acto más simple y natural del mundo.

    Ello significó algo completamente nuevo para él, pues antes jamás había sido no-egoísta.

    En ese momento desapareció su antiguo estilo, y en su horizonte interior asomó el primer resplandor de una nueva creatividad.

    El peligro, acaso la muerte, el derrumbe de su antiguo patrón de conducta, le dio nuevas ideas de la posibilidad de descubrir la salida; to­do esto constituyó una crisis (menor), que morigeró su condición de astro y desenvolvió su sentimiento nosístico.

    4.2.2- el enredadera

    Resultado de ello fue que el enredadera, horrorizado y hondamente conmovido por la lealtad de su amigo, su­frió asimismo una crisis (menor).

    Por primera vez en su vida comprendió que en ciertos momentos la indulgen­cia, las lamentaciones y sufrimientos son meras frusle­rías.

    Fue así cómo ambos comieron y volvieron a sus casas, menos egocéntricos y con mayor comprensión de la naturaleza del sentimiento nosístico.
    ……………………

    5.- Consideraciones finales

    La Psicología nosística reemplaza pues, como vemos, la vieja oposición:
    * egoísmo-altruísmo por una nueva,
    * egocentrismo-nosicentrismo.

    Los nuevos conceptos —el cen­trarse en torno al ego o al nosotros— nos liberan de las dificultades primitivamente implícitas en el supuesto impulso egoísta hacia la autoconservación.

    Al instalar el altruismo o el desinterés como supremo objetivo —lo cual implica el vencimiento del sí mismo o inclusive una renunciación destructora del sí mismo, contraria a la na­tural inclinación humana—, en este punto la ética an­tigua evidentemente siempre entraba en colisión con la naturaleza humana.

    Los nosicentrados no han menester renunciar a esta na­tural propensión. No es preciso convertirla en su antago­nista, sino, más bien, purificarla y depurarla de sus des­viaciones anormales. Eso es todo.

    La idea de la autoconservación debe ser central, como naturalmente lo es en la conciencia del individuo, pero, correctamente entendido, el sí mismo es una parte del nosotros. La conservación del sí mismo implica la conservación del nos­otros.

    Cuanto más nosicentrado esté el in­dividuo, tanto mayores serán sus posibilidades de lograr sus fines vitalísimos y de apreciar sus valores profun­dos.

    Nuestro problema no es transformar el impulso de preservación del sí mismo en algo completamente ex­traño a su naturaleza, sino evitar que erróneamente se aleje —se desvíe— de su objeto natural —el sí mis­mo— y caiga en lo que sólo parece serlo, en lo que hemos denominado ego o ficticio sí mismo.
    ………………..

  • Rodrigo Olvera

    Hola Román
     
    Primero, por supuesto que eres bienvenido a la conversación! Nunca las voces que dialogan son interferencia
     
    Segundo, considerando lo que escribes al final, decir que es una lástima que en general occidente -todavía hasta hoy- no haya aprendido mucho del Tantra Yoga.
     
    Hola Asún
    Del video del Dalai, a mí me ha gustado la lucidez para caer en cuenta, y la naturalidad con que lo asumió. Es decir, tampoco hizo un drama ni se flageló al caer en cuenta de lo ocurrido. Todo natural.
     
    Un abrazo para ambos

  • Asun Poudereux

    Hola Rodrigo:
     
    Muy bueno, lo que cuentas, no me extraña, aun así tuvo la lucidez de admitirlo.
     
    Desde luego es imposible, ya que el yo o ego va con nosotros. Hablo pues de manera puntual, cuando no nos identificamos con el yo particular que somos, abrimos fronteras, rompemos la circunferencia  y sentimos que el centro no es de nadie, sino que está en todos. Y el rencor desaparece la pena la envidia la avaricia el apego…..
     
    No se llega a esta comprensión a través del pensamiento, se trata de dar respuesta a la pregunta quién soy sin hacer uso de la razón e ir así develando nuestra verdadera identidad sin reducirla a un objeto. El Yo soy de Jesús le pone nombre.
     
    Gracias por cuestionarme. Es cierto se cuela rápido a la mínima de cambio. No sé por qué las pérdidas u objetos extraviados dan señales de alarma para retomar baños de humildad, evidencian de las incoherencias entre lo que se dice y se hace. Personalmente me zarandean. Gracias de nuevo.
     
    Un abrazo.
     
    P:d .- Ah, lo que dice Román sobre el desaparecer en la convivencia  sin esperar nada a cambio, sólo puede ser vivido, siéndolo,  porque no hay razonamiento que agote eso que es, cuando no estás.
     
    Buenas noches a los dos.

  • Román Díaz Ayala

    Gracias  Luis por la concesión al tuteo,
    habrás observado entonces, que escribo según hago el camino de mi vida, y necesariamente me tengo que alimentar de los árboles que crecen en sus orillas
    Me resulta un poco frustrante, porque adivino que tienes un gran fondo escondido en muchos registros, que te escondes en un espléndido estilo, y que usas el lenguaje como escudo más que para provocar o deslumbrar. Pero, hermano, yo necesito encontrar algún fruto que me sacie de entre las hojas cada vez que reposo a la orilla de ese camino, Una de las razones por las que decidí entrar en Atrio fué cuando te leía en aquellos debates de hace muchos meses ( Eran otros momentos).
    saludos

  • Román Díaz Ayala:
     
    Permítme el tuteo, lo prefiero; los seguidores de Lefebvre, de variado color estos, no… Pero sobre todo insisto: yo leo con interés lo que escribes, y trato de asimilar lo que puedo y creo conveniente. Y esto es así porque no me considero situado en el ala integrista o ultratradicionalista de la Iglesia; o bien porque no puedo dejar de experimentar cierta curiosidad intelectual, que me lleva a tratar de dialogar con quien no comparte mis valores, mi axiología toda, mi cosmovisión del mundo… Así que hagamos nuestro aquello del Juan de Mairena de D. Antonio Machado: “No tu verdad ni la mía, sino la nuestra, y vamos juntos a encontrarla”.
     
    Claro que yo tengo mis convicciones, y a menudo soy firme en su defensa. Pero lo dicho:  los fieles católicos situados en el otro extremo eclesial te iban a condenar a ti a la voz de ya, que se dice en el argot luchístico (lucha canaria). Y  a mí, casi que también.

  • Román Díaz Ayala

    Rodrigo, no quiero interferir en tu intervención al hilo de Asun, pero me gustaría dar mi interpretación cuando leía, que quizás es muy ajena  a lo que señalas, pero que pude dar un nuevo enfoque al concepto,
    yo interpreté “como si el ego desapareciera”, es decir que apunta a una sensación que es más como el sentimiento del amor. ¿Cuándo no hemos renunciado a algo, porque sabíamos que la otra persona sería feliz o lo necesitaba?
    Y todavía más, y perdona mi atrevimiento, eso también ocurre en el momento más íntimo de la pareja, y te lo digo yo, que llevo casado casado cuarentay seis años.
    ¿Estoy devariando?

  • Rodrigo Olvera

    Hola Asún
     
    ¿Me puedes dar un ejemplo de una persona en quien haya desaparecido el ego, en los últimos 500 años?
     
    Hace poco he visto un video con una plática que dio el Dalai Lama en Nueva York. En un momento, casi al principio, interrumpe su lección porque no encuentra su rosario budista. Durante tres minutos se inquieta, rebusca en la bolsa que tiene en su silla, le pregunta a sus asistentes, y les pide que vayan a verificar si lo dejó en el cuarto de hotel. Entonces, cae en cuenta de lo que está haciendo, sonríe, y dice “mío, mío, ah,… el ego, hay que seguir trabajando”.  Y ésto lo dice la reencarnación de un bodistava !!!!
     
    Muchísima gente habla de lo que ocurre cuando el ego desaparece… pero no conozco a una sóla persona en quien ya haya desaparecido el ego como para que sepa lo que ocurre cuando el ego desaparece.
     
    Un abrazo
     
     

  • Asun Poudereux

    Sin embargo, lo esencial, lo que no se puede ver con los ojos de la mente, es el fondo de donde surgen todas las formas posibles, asi que  no nos encerremos en los ojos que creen llevar la razón excluyendo,  separando y etiquetando, y hagámonos conscientes de lo que somos y compartimos, cuando los yoes desaparecen, seamos o no creyentes.

    No hay lugar para prejuicios y penas, cuando eso que somos se ve , se comprende y se es. 

  • Román Díaz Ayala

    luis.henrriquez,
    paisano,
    Estos juicios vertidos caben, si vemos y aceptamos el proverbial “secularismo” de las Iglesias, las grandes confesiones cristianas ( Catolicismos, Luteranismo…) donde lo cultural e identitario prima sobre cualquier otro considicionamiento, o categoríade pensamiento. (Aunque le des la vuelta al calcetínsigue siendo un calcetín)
    No importa el concepto que tengamos a Dios, de cómo es él y de cómo se manifiesta, o de cómo lo hemos conocido en la historia ( la general y la propia)
    Lo que realmente importa ( según me parece) es si ese ser, ya seas teísta o no, existe realmente y cuál es su forma de existencia, cómo manifiesta y su presencia y ¿ realmente se me da a conocer?
    dejemos el buen oficio de hablar, de poner palabras, y empecemos a construir desde nuestra propia expeeriencia ( Y eso también es mi opinión)

  • Siempre queda la pena de no poder aprehender qué diría Cristo Jesús de todo esto… Porque lo que son las diferencias de sensibilidad eclesial, teológica, espiritual, ideológica, etcétera, según uno transite de la izquierda eclesial y paraeclesial (Atrio, por ejemplo), a la extrema derecha eclesial incluso cismática (lefebvristas, filolefebvristas, sedevacantistas…).
     
    Vamos, como que yo me temo que hay más diferencias ideológicas entre un católico progresista con respecto a un católico integrista que las que puedan existir entre un votante del Partido Popular y un votante de Izquierda Unida, pongamos, si ambos son laicos, no necesariamente creyentes.
     
    Qué pasada.

  • ana rodrigo

    Román, muy bueno esto que dices: “Y así, en lugar de “democratizar” al clero doctrinalmente, hemos clericalizado  (la negrita es mía) a los miembros laicos de comunidades”.  Mientras no desaparezca el clero como casta jerarquizada y la Iglesia no se democratice, esto no tiene arreglo. Pero ¿quién le pone el cascabel al gato?

    Dejemos que los muertos entierren a los muertos. 
    Además tenemos un clero y una jerarquía tan metida en sus funciones sagradas de intermediarios divinos, de pastores de borregos, de evangelización mojigata además de ignorante, con teologías tridentinas, etc. etc. que así van las cosas: por un lado el abandono de la religión por amplios sectores de la sociedad, y por el lado extremo la religiosidad popular con todo lo que eso significa para quienes está ahí y para la cohesión social de pueblos, romerías, semanasantas, etc.

  • carlos alejos

    Oscar creo que aciertas ya que siempre hay algo bueno en las cosas antiguas o las experiencias vividas. Nunca debemos olvidar nuestro pasado con sus experiencias de vida. Lo que hay que hacer es aprender de ellas según las nuevas realidades y circunstancias así como nuestro crecimiento personal y colectivo. la memoria es vital e importante siempre.

  • carlos alejos

    La autoridad está en relación al servicio.
    La obligación y los derechos van de la mano.
    Hay estructuras y realidades eclesiales que tienen que cambiar si se ve que en vez de avanzar se retrocede o paraliza: Tener una constante y madura evaluación para esto.
    Se necesita ir más allá de lo declarado por el derecho canónico y es el de dejarse llevar por lo fundamental que es el espíritu.
    Es algo que hay que superar radicalmente en referencia al clericalismo.
    Somos pueblo de Dios. Tenemos una misma espiritualidad aunque diferentes funciones al servicio.
    Cuerpo y alma, espíritu y realidad. No hacer polarizaciones si no integridad.
    Pueblo de Dios con diferentes funciones pero una misma identidad. Crecemos juntos, ni uno encima del otro.
    El tema de los consejos evangélicos debe estar en función de la vida integral del que lo ejerza. Es para crecer y no para mutilarse ni desencarnarse de la realidad.
    Las comunidades deben dejarse llevar por el espíritu y buscar la colaboración mutua de todo el pueblo de Dios.
    Todo tiene que entrar en un proceso de cambio ya que estamos en constante cambio para bien nuestro.

  • oscar varela

    Hola Román!
    Tu conclusión:
     
    – “Los moldes antiguos no sirven“-

    Pienso que Bergoglio estaría de acuerdo,
    pero lo diría de esta manera:

    – “Los moldes antiguos no sirven;
    los que sirven son:
    los nuevos moldes antiguos“-

    ¿Te parece? – Oscar.

Deja un comentario