Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4788 Artículos. - 76765 Comentarios.

Inmatriculaciones

ArregiNi siquiera sabía lo que significa “inmatricular”, pero la Iglesia católica me lo ha enseñado en los últimos años. Significa registrar por primera vez algún bien en el registro de propiedad, y es lo que han hecho y siguen haciendo muchos obispos –el arzobispo de Pamplona a la cabeza–, al amparo de una ley franquista de 1946 ampliada con una cláusula introducida ad hoc por un Gobierno de Aznar en 1998.

Es muy fácil: basta que un obispo cualquiera, con los atributos de “fedatario” o notario que la mencionada ley le reconoce, acuda al registro de propiedad –con mucho sigilo, eso sí– y declare: “Esta catedral y esas iglesias, este palacio y aquellas casas curales con sus fincas, y aquel cementerio e incluso el frontón… declaro que todo eso es propiedad de la Iglesia”. Y no hay más que decir. Y el registrador lo registrará. Y si algún colectivo de la ciudad o del pueblo, enterado del fraude eclesiástico, fuera a reclamar la propiedad inmatriculada, le dirán: “Lo inscrito inscrito está”, como dijo Pilato. Y no les quedará más que recurrir a los tribunales, pero no lo tendrán fácil, pues la ley es la ley, aunque venga de Franco.

He ahí nuestra Iglesia, la que predica a Jesús. Pero ¿puede una Iglesia que inmatricula ser Iglesia de Jesús? Siento decirlo, pero lo digo rotundamente:  Jesús no la reconocería como suya ni se reconocería en ella. Una Iglesia que se apropia de todo lo que usa o usó en el pasado no es Iglesia de Jesús, que dijo: “No llevéis oro, ni plata ni dinero en el bolsillo; ni zurrón para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni cayado”.

Una Iglesia que se adueña de lo que algún rey le donó –¿quién era el rey para donárselo?– o de lo que el pueblo entero construyó cuando todo el pueblo era cristiano, de buena o de mala gana; una Iglesia que se apropia de los bienes de los pobres para especular con ellos o vendérselos a algún especulador no es Iglesia de Jesús, que expulsó a los mercaderes del templo y que dijo:“Gratis lo recibisteis, dadlo gratis”.

Una Iglesia que se apodera de las casas y bienes que la hospitalidad de la gente le cedió en otros tiempos no puede ser Iglesia de Jesús, que dijo: “Cuando lleguéis a un pueblo o aldea, buscad a alguien digno de confianza y quedaos en su casa hasta que marchéis”. Lo que es muy distinto de “Quedaos con sus casas cuando os marchéis…”, como vemos que sucede hoy.

Una Iglesia que se incauta de mezquitas convertidas en catedrales –azares de la historia– y pretende que sea solamente suyo lo que ha sido y debiera ser de todas las religiones, más aun, de toda la sociedad, no puede ser Iglesia de Jesús, que dijo: “Ha llegado la hora en que no se adore a Dios en templos, sino en espíritu y en verdad”.

Una Iglesia que litiga en los tribunales, hasta el Tribunal Constitucional, por bienes inmuebles ajenos –y aunque fueran propios– no es Iglesia de Jesús, que dijo: “Al que quiere pleitear contigo para quitarte la túnica, dale también el manto”.

Una Iglesia incapaz de reconocer o de aceptar que el mundo ha cambiado, que la sociedad ya no es cristiana, una Iglesia que sigue valiéndose de leyes y privilegios confesionales, una Iglesia aliada con el poder y el dinero, una Iglesia que resulta ser la mayor propietaria particular de bienes inmuebles de todo el Estado… no es Iglesia de Jesús, el profeta galileo marginado e itinerante, carismático y revolucionario, que vivió sin casa y sin bienes y dijo: “Las zorras tienen madrigueras y los pájaros del cielo nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde reclinar su cabeza”.

Una Iglesia que se instala en palacios, que busca privilegios, que se apropia de iglesias e  inmatricula bienes que fueron de todos no es Iglesia de Jesús, pues envió a sus discípulas y discípulas a promover la liberación y a curar, a nada más. Jesús no fundó ninguna Iglesia, pero solo una Iglesia itinerante, siempre en camino, una Iglesia sanadora, una Iglesia desapropiada, una Iglesia desinstalada de edificios de piedra, doctrinas, ritos y normas, puede ser Iglesia de Jesús.

En nombre de Jesús y de su Buena Noticia, tan buena también para hoy, pedimos, pues, a la Iglesia que se desprenda de tanta posesión, piedra y letra, y sea testigo humilde del único tesoro, de la perla preciosa: la Salud, la Gracia, la Vida.

(Publicado en DEIA y en los Diarios del Grupo NOTICIAS)

Para orar. DEJA LA CURIA, PEDRO

Deja la curia, Pedro,
desmantela el sinedrio y la muralla,
ordena que se cambien todas las filacterias impecables
por palabras de vida, temblorosas.

Vamos al Huerto de las bananeras,
revestidos de noche, a todo riesgo,
que allí el Maestro suda la sangre de los Pobres.

La túnica inconsútil es esta humilde carne destrozada,
el llanto de los niños sin respuesta,
la memoria bordada de los muertos anónimos.

Legión de mercenarios acosan la frontera de la aurora naciente
y el César los bendice desde su prepotencia.
En la pulcra jofaina Pilatos se abluciona, legalista y cobarde.

El Pueblo es sólo un «resto»,
un resto de Esperanza.
No Lo dejemos sólo entre guardias y príncipes.
Es hora de sudar con Su agonía,
es hora de beber el cáliz de los Pobres
y erguir la Cruz, desnuda de certezas,
y quebrantar la losa—ley y sello— del sepulcro romano,
y amanecer
de Pascua.

Diles, dinos a todos,
que siguen en vigencia indeclinable
la gruta de Belén,
las Bienaventuranzas
y el Juicio del amor dado en comida.

¡No nos conturbes más!
Como Lo amas,
ámanos,
simplemente,
de igual a igual, hermano.
Danos, con tus sonrisas, con tus lágrimas nuevas,
el pez de la Alegría,
el pan de la Palabra,
las rosas del rescoldo…
…la claridad del horizonte libre,
el Mar de Galilea ecuménicamente abierto al Mundo.

(Pedro Casaldáliga)

4 comentarios

  • Amigo José Arregi
    Soy periodista y profesor universitario, en un país latinoamericano. Hace casi dos décadas tenía en mi clase 50 alumnos, de los cuales  más del 60% eran católicos cristianos. Ahora, al promediar el año 2014, tengo 48 alumnos, 28 damas y 20 varones, de los cuales sólo quedan 4 damas y 2 varones que permanecen en la Iglesia Católica. Y me preguntaba y sigo con la interrogante: ¿qué pasó, en tan poco tiempo con la Iglesia católica?….obviamente soy consciente de la complejidad del asunto, cuya respuesta debe ser más compleja aún…Pero le cuento amigo que, un poco por curiosidad empecé a indagar entre  los alumnos que dejaron de ser católico cristianos, la razón de esa decisión, y  la respuesta fue sorprendente:  la mayoría de ellos había leído el libro en tres tomos: “Conversaciones con Dios” del norteamericano Neale Donald Walsch.  Yo lo leí también, en esa obra, la Iglesia católica Cristiana y su jerarquía  queda muy mal parada, totalmente desautorizada, supuestamente por el mismo Dios… Amigo José, somos constantes lectores de sus artículos en los diversos portales donde escribe…..nos gustaría su comentario sobre ese libro de Nelae Donald Wualsch.

  • Estaba ahora mismo leyendo esto de Arregui y he visto unas imágenes de un arzobispo con toda la pompa posible -mitra bordada, casulla dorada de artistona modelo “Raphel”, palio arzobispal con pasadores a juego modelo Ratizinguer, 14 seminaristas monisimos a su alrededor para que al obispo no le dé ni el aire…etc-; digo que estaba el obispo predicando y solo me he preguntado una cosa: ¿como es posible que te consideres, no ya seguidor de Jesús, sino su representante y su discípulo? ¿Cómo es posible que te consideres portador de la autoridad de Dios? ¿Cómo es posible…? Si cada uno de vosotros atesoráis un cúmulo de batallas por el poder, corrupción, cuentas corrientes llenas de dineros, apropiaciones indebidas, políticas de la muerte y entresijos varios que harían sonrojarse al más canalla de los humanos. ¿Cómo?

  • ana rodrigo

    Si la Iglesia-institución fuese democrática y saliese un Podemos, cuántas cosas se podrían hacer con esta casta casposa, irresponsable, sin vergüenza ni el más mínimo pudor ético. Ni Bergoglios ni nadie puede cambiar desde su raíz esta mole milenaria ajena al evangelio y su fundador, y fuera del mundo real, ellos van a lo suyo y a toda carrera antievangélica.

  • h.cadarso

        Amigo Arregui: Creo que los de Podemos han dicho algo en su programa sobre este particular. Creo que lo que cuentas aquí da fe de que en España sigue rigiendo y prolongándose el Tercer Año Triunfal, para dicha y felicidad de los altos dignatarios eclesiásticos herederos del Cardenal Gomá; y que Vidal y Barraquer siguen desterrados a perpetuidad. No, no ha habido Transición, como no sea a mejor para la iglesia católica…

Deja un comentario