• A  A  A  

Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5968 Artículos. - 95101 Comentarios.

‘¿Cuán grande tiene que ser el cementerio de mi isla?’

el_paisAunque es de hace tres días, como dice Javier Renobales en un comentario, es una crónica sobre lo de Lampedusa rebosante de espiritualidad que sigue poniendo los pelos de punta.

Tras la tragedia llega la lucha política

Hasta el momento se han recuperado 111 cuerpos, según las últimas cifras facilitadas por el Ministerio del Interior

Roma, El País 4 OCT 2013

El jueves por la mañana, mientras seguían flotando cadáveres en las aguas de Lampedusa y ya se sabía que los inmigrantes muertos podían contarse por centenares, la alcaldesa de la isla, Giusi Nicolini, envió un mensaje de auxilio al primer ministro, Enrico Letta: “Venga aquí a mirar el horror a la cara. Venga a contar los muertos conmigo”. Letta, sin embargo, prefirió viajar ayer al santuario de Asís para asistir en primera fila a una misa del papa Francisco. La alcaldesa Nicolini recibía, pues, la misma respuesta que cuando, el pasado mes de febrero, envió una carta a la Unión Europea preguntando: “¿Cuán grande tiene que ser el cementerio de mi isla?“. El silencio, un silencio incómodo, a veces maquillado de promesas o acusaciones cruzadas, para no admitir que el drama continuo de la inmigración nunca estuvo entre las prioridades del Gobierno. Ni del de Italia -con y sin Silvio Berlusconi– ni del de Europa.

El día amargo de después de la tragedia estuvo cargado de testimonios. Se pueden dividir en dos grupos. En el primero caben las declaraciones que hicieron los dirigentes políticos italianos para acusarse entre sí -los xenófobos de la Liga Norte sostienen que la culpa del naufragio es de una política demasiado blanda con los africanos- o para echar la culpa a Bruselas de dejar a Italia vendida ante la avalancha de inmigrantes. El vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior, Angelino Alfano, llegó a retar a la Unión Europea (UE) a que asuma sus responsabilidades: “En la historia no ha habido nunca un Estado, una unión de Estados, que no se haya hecho cargo de la responsabilidad de proteger sus fronteras. Un Estado que no protege sus fronteras no es un Estado: Europa debe decidir si ser o no ser”.

Además de las declaraciones peligrosas -de la Liga Norte-o retóricas -de Alfano–, hubo quienes como el presidente de la República, Giorgio Napolitano, llamaron a “la reflexión sobre esta vergüenza” y quienes, como el presidente del Senado, Pietro Grasso, apostaron por suavizar una ley de seguridad que, al considerar delito la inmigración, actúa también contra quienes ayudan a los náufragos en apuros. A partir del testimonio de algunos supervivientes, que aseguran que tres barcos pesqueros pasaron cerca del naufragio y no atendieron sus llamadas de socorro, se especula con que el miedo a las represalias de la llamada ley Bossi-Fini pudo agravar aún más la tragedia de un barco en llamas en medio de la noche.

En resumen, declaraciones. Palabras predestinadas a caer en el olvido. Más difíciles de olvidar serán los testimonios de algunos de los 155 supervivientes, casi todos jóvenes de entre 15 y 25 años, o de los pescadores que sí acudieron a su encuentro. Amina, de 20 años, dice: “Yo por suerte sé nadar, pero mucho de mis hermanos no”. Cuando los periodistas le preguntan, temiéndose lo peor, si su familia también viajaba en el barco, la muchacha responde: “No, no estaban mis hermanos. Me refiero a los eritreos. Los eritreos somos todos hermanos. Ha sido terrible, hemos partido unos 500, pero ni siquiera había entendido que nuestro destino era Italia. En mi país vivía en el miedo”. Otro náufrago, Dakarai, en apariencia más joven que Amina, explica a una periodista de La Stampa: “He tragado agua de mar mezclada con el carburante y ahora me quema la garganta, tanto que no puedo siquiera beber. La barca tenía una fuga de combustible, por eso se ha ardido: las mantas incendiadas por algunos muchachos para que nos vieran desde la isla ha alimentado el fuego por culpa de la pérdida de carburante. El incendio se ha provocado de repente, tremendo, la nave se ha inclinado y hemos caído al mar. Hemos estado así, empapados, mucho tiempo, dos o tres horas. Era terrible sentir todo ese frío, en la oscuridad, viendo flotar los muertos. Parecían como los muertos que vuelven de la guerra”.

No solo el relato de lo supervivientes sobrecoge el corazón. También el de los pescadores que se afanaron desde el primer momento a ayudar a los náufragos o de recoger algunos de los 111 cadáveres encontrados -aún hay muchos junto al pecio hundido, de momento inaccesible por la mala mar–. Raffaele y Domenico Colapinto venían con el barco lleno de peces después de faenar 24 horas. “El primero que izamos a bordo tenía sobre unos 30 años, hablaba un buen italiano, tal vez fuese somalí. Nos ha dicho que eran al menos 450, que la mayor parte estaba sobre la nave. ¿Pero qué nave?, le preguntamos nosotros, ¡aquí no hay nada, estás solo!”.

Luego, con las primeras luces del día, fueron apareciendo más, pero no sobre un barco que ya se había hundido, sino sobre las aguas. “El náufrago”, cuentan Raffaele y Domenico, “se puso con nosotros a intentar subir a sus compañeros de viaje. Estaban todos cubiertos de gasóleo, se nos escurrían de las manos. He agarrado a una mujer, pero no conseguía retenerla y ha caído otra vez al agua. Yo le decía abrázate, abrázate, pero ella me miraba y no decía ni hacía nada, estaba agotada, ni siquiera conseguía flotar. Se ha hundido así, sin un grito, con aquellos ojos que me miraban…”.

5 comentarios

  • Antonio Vicedo

    ¿Podemos? (¡O Debemos!) ante lo de Lampedusa acercarnos más  al fondo de la realidad y tomarlo como mero y agudo chillido de sirena de lo que esta globalización cultural, económica, política y en cierto modo también religiosa, está normalizando a lo ancho y largo de la tierra con los sufrimientos y muertes violentas y prematuras de miles de millones de personas, tod*s semejantes y herman*s nuestros?
     
     
    ¿Acaso, con pertenecer a ello esto de la emigración, y de un modo especial por el eco mediático, es esto el único genocidio, que a tiempos pasados y presentes, concreta la criminalidad del sistema en que está hundida la convivencia humana?
     
     
    El verdadero problema del que se derivan esta y otras silenciadas o desconocida tragedias, no es la emigración y otras situaciones de riesgo que hacen imposible la supervivencia física humana, y en mayor cantidad  la supervivencia de una vida propiamente personal, sino sus reales y superables causas.
     
     
    Bienes no faltan ofrecidos generosamente al servicio de la Humanidad por la naturaleza y la honrada colaboración de cuant*s con sus capacidades y esfuerzo aportan rentabilidad al patrimonio humano.
     
     
    La causa radical está en la oposición a la VERDAD de la realidad y a la JUSTICIA que de ella se deriva por parte de una minoría social acumuladora de poder y justificaciones, con la complicidad diversamente cualificada y cuantificada de otr*s much*s, incluidas sus propias víctimas.
     
     
    Sintiéndolo como lo debemos sentir, lo de Lampedusa, papa Francisco, Autoridades italianas y puede que ahora Europeas, no  es para quebrantos de corazón, emociones de vergüenza, ni derramar lágrimas, que pueden ser consideradas ” de cocodrilo” u otro llorones, deteniéndonos en una cantidad de muertos en especiales circunstancias,  pues la guadaña de la muerte violenta no para un momento de segar prematura y no naturalmente cabezas humanas a toda velocidad.
     
     
    Un repaso serio y honrado de lo que , según datos disponibles en las mentes y los archivos de los entendidos y también de muchos responsables que presumen de buena voluntad y capacidad. sobre la renta por cabeza humana hay disponible, está probando que la carencia de bienes no es una REALIDAD.
     
     
    ¿Por que en circunstancias de economía de guerra se puede cambiar el concepto de PROPIEDAD PRIVADA y quedan en suspenso las garantías de disponibilidad particular sobre cuanto de necesita para superar la amenaza de derrota, y ante esta global situación parece ser que nada queda tan intocable y sagrado como la PROPIEDAD PRIVADA SOBRE LO QUE SE NECESITA COMO SALVACIÓN PARA  LA HUMANIDAD?
     
     
    Ante una CAUSA GLOBAL de amenaza mortal por acumulación de BIENES POR PROPIETARIOS  (POCOS) PRIVADOS, la HUMANIDAD AMENAZADA tiene posibilidad y derecho a disponer donde se necesite de la INTENDENCIA de guerra para la propia y general defensa, como se hace en tiempos de las malditas guerras.
     
     
    El problema pues es de DERECHO A LEYES apoyadas en la VERDAD HUMANA y que den soporte a una JUSTICIA HUMANA DISTRIBUTIVA digna de tal condición.
     
     
    Porque las VICTIMAS HUMANAS, TODAS SON IGUALMENTE VICTIMAS y SUS VERDUGOS por acción u omisión, igualmente CRIMINALES.
    Y, si lo de LA RENTA PER CAPITA es cosa veraz y cierta, la consecuencia es que el baldón de VERDUGOS CRIMINALES afecta proporcionalmente a quienes acumulan o derrochan por encima de ese nivel de renta hasta extremos de dejar sin ella a quienes están dotad*s de CABEZA HUMANA.
     
     
    No mas falsedades sobre que los Estados y la misma Humanidad es como una FAMILIA QUE SE HA ENDEUDADO POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES.
     
     
    Que aparezcan los FAMILIARES que han hecho sisa y la mantienen como propiedad particular, y si no lo quieren hacer legalmente póngaseles en situación de no pertenencia a esta FAMILIA HUMANA, respetándoles siempre la simple condición de humanos, sin que les falte lo que necesiten como tales.

  • Javier Renobales Scheifler

    Por lo menos Bergoglio después de la misa se ha ido a comer con los pobres, no con las autoridades de turno, aunque estuviera el primer ministro Letta.

    “El pontífice argentino rehusó comer con las autoridades, entre las que se encontraba el primer ministro italiano, Enrico Letta, que había acudido a Asís para asistir a la misa por el patrón de Italia, y decidió comer con los 55 pobres procedentes de centros de acogida de toda la diócesis en el comedor de Caritas.”

    Bien otro chapeau por Bergoglio, algo es algo, que no se quede en el gesto y siga aumentando su convivencia con los pobres.

    http://www.20minutos.es/noticia/1938640/0/papa-francisco/asis/viaje/

    El pontífice argentino rehusó comer con las autoridades, entre las que se encontraba el primer ministro italiano, Enrico Letta, que había acudido a Asís para asistir a la misa por el patrón de Italia, y decidió comer con los 55 pobres procedentes de centros de acogida de toda la diócesis en el comedor de Caritas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1938640/0/papa-francisco/asis/viaje/#xtor=AD-15&xts=467263
    El pontífice argentino rehusó comer con las autoridades, entre las que se encontraba el primer ministro italiano, Enrico Letta, que había acudido a Asís para asistir a la misa por el patrón de Italia, y decidió comer con los 55 pobres procedentes de centros de acogida de toda la diócesis en el comedor de Caritas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1938640/0/papa-francisco/asis/viaje/#xtor=AD-15&xts=467263
    El pontífice argentino rehusó comer con las autoridades, entre las que se encontraba el primer ministro italiano, Enrico Letta, que había acudido a Asís para asistir a la misa por el patrón de Italia, y decidió comer con los 55 pobres procedentes de centros de acogida de toda la diócesis en el comedor de Caritas.

    Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1938640/0/papa-francisco/asis/viaje/#xtor=AD-15&xts=467263

  • mª pilar

    Es una vergüenza para esta humanidad en la que todas las personas tenemos responsabilidades que cumplir…

    ¡¡¡Y no lo hacemos!!!
     
    Pero…: “Hay de los ricos y poderosos, los mandatarios de todos los países…  alguna vez la vida les pasará factura por tanto mal causado”
     
    Dolor, ante tanta indiferencia y mirar para otro lado.
    mª pilar

  • María

    Acabo de recibir un email de una plataforma italiana pidiendo la Apertura de un Canal Humanitario Europeo.  Está en este enlace en italiano, francés e inglés: http://www.meltingpot.org/Appello-per-l-apertura-di-un-canale-umanitario-fino-all#.UlGhihA0TmJ.
    Al final se puede adherir a título personal o como grupo.
     
     
     
     
     
     

  • pepe sala

    ¡¡ Qué difícil se me hace comentar en esta entrada !!!…
     
    Sólo me vienen a la mente palabrotas malsonantes y una rabia que me ahoga la garganta y me extruja el corazón.
     
    ¡¡ Malditos !!… si de verdad hubiese ” dios” no podría dejar estas cosas sin el castigo que merecen. Y quienes dicen ser representantes del tal ” dios” no harán nada para que esto se evite en el futuro. Quizás alguna ” declaracion de intenciones”, que siempre favorecen a la propaganda.
     
    Recuerdo a los Partidos de derechas y de ULTRA-derechas ( también los que se dicen de ” centro”) que son ellos los culpables de estas tragedias y otras similares. Curiosamente éstos partidos también se reconocen creyentes del tal ” dios” y gastan infinitamente más dinero en imponer semejante ” dios” en el mundo que en tratar de evitar tales INJUSTICIAS.
     
    Las cosas claras, y el chocolate espeso.

Deja un comentario