Otros temas

Autores

Archivo de entradas

5753 Artículos. - 92188 Comentarios.

El papa Francisco, papa universal

CastilloAcabamos de enterarnos que el papa Francisco piensa canonizar a Juan Pablo II y a Juan XXIII. Ya antes se había dicho que tiene también la idea de beatificar a monseñor Romero. Y ahora sabemos que el papa está pensando beatificar a Álvaro del Portillo, el sucesor de san Josemaría Escrivá de Balaguer en la prelatura del Opus Dei.

Si reflexionamos, por un momento, en que los difuntos, que son elevados al honor de los altares, representan –entre otras cosas– el modelo de la Iglesia que se quiere poner como ejemplo para todos los cristianos, resulta inevitable preguntarse qué idea tiene el papa Francisco sobre el tipo de Iglesia que, en este momento, le conviene al mundo. Porque es evidente que no es lo mismo la Iglesia de Polonia (la de Juan Pablo II) que la Iglesia del Vaticano II (la de Juan XXIII). Ni se parecen mucho la Iglesia que promovía mons. Romero y la Iglesia que propugna el Opus.

Hace unos días, escribía yo aquí mismo que “el papa Francisco no tiene marcha atrás”. ¿De verdad que no? ¿No estamos viendo que el papa Bergoglio da un paso en una dirección con la misma facilidad con que parece que lo da en la dirección contraria? ¿En qué quedamos, por tanto?

Lo primero, que parece razonable responder a estas preguntas, es que, según la definición del concilio Vaticano I (DH 3064) y la enseñanza del Vaticano II (LG 22), el papa tiene potestad suprema sobre la Iglesia universal. Esto quiere decir lógicamente que el obispo de Roma, en cuanto sucesor de Pedro, es papa de todos los cristianos por igual. Lo mismo de los que se sienten identificados con las ideas de Juan Pablo II o Álvaro del Portillo que quienes se identifican con Juan XXIII o mons. Romero. Por supuesto, en todo cuanto no toca a la fe, uno se puede sentir más próximo a la manera de pensar, de vivir y de aparecer en público de este papa o del otro. Pero la clave de todo lo que estamos tratando aquí no son cuestiones dogmáticas de fe. Estamos hablando de presuntas intenciones papales. Intenciones que darían pie para sospechar que el papa Francisco quiere un modelo de Iglesia o prefiere otro.

Esto supuesto, lo que está fuera de duda es que el papa Francisco ha dado pruebas sobradas de que prefiere un modelo de ejercer el papado que pretende inspirarse en la sencillez y humildad del Evangelio de Jesús de Nazaret, lo que supone irse despojando de manifestaciones de pompa y boato que poco o nada tienen que ver con la imagen de Jesús que nos ofrecen los evangelios.

Ahora bien, si el papa Francisco es para de todos los cristianos, lo es igualmente de los cristianos de una mentalidad que de los de otra. Francisco se ha encontrado, al ser elegido papa, con una Iglesia dividida y, en no pocos asuntos, una Iglesia dividida en grupos enfrentados. Así las cosas, es obligación del papa no fomentar ni mantener la división y el enfrentamiento, sino todo lo contrario, ayudar a la tolerancia, el respeto, la unión. Si es que el papa Francisco piensa que lo mejor, para la unión de la Iglesia, es beatificar o canonizar a los personajes enumerados o a otros semejantes, lo que tenemos que hacer los creyentes en Jesús de Nazaret es respetar al papa Bergoglio en sus decisiones. Y no sólo respetarlo, sino, sobre todo, unirnos a él. Y, unidos al papa, ayudarnos todos a recomponer la unidad de la Iglesia. Por eso –si es que la Iglesia nos importa de verdad– lo único razonable que podemos hacer es dejar de tirar cada uno de la manta con las intenciones de (por lo que sea) quedar por encima de aquellos a quienes consideramos nuestros adversarios. Sólo la unión de todos con todos, en torno a la bondad que aprendemos en el Evangelio de Jesús, podrá ser decisiva para la renovación de la Iglesia.

Sólo quiero añadir, para terminar, que tomar en firma esta postura en la vida nos puede costar mucho, quizá demasiado. Jesús nos enseñó, en el Sermón del Monte, incluso a renunciar al ejercicio de nuestros propios derechos humanos. En la medida en que nos unamos al papa en esta postura fundamental, en esa misma medida estaremos haciendo lo más eficaz que podemos hacer, en este momento, para el futuro de esa Iglesia por la que todos soñamos. Y que será –si es que se realiza este proyecto– una fuerza de reconstrucción y humanización de este mundo en el que se hará posible vivir con paz y esperanza.

44 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Muy bueno el artículo. Muy cierto ¿y si fue Bin Laden -que fue ejecutado extrajudicialmente el mismo día del “milagro”- quien curó a la mujer?

  • pepe blanco

    Sobre la canonización de JPII por parte del papa niversal, el Otrocristo, no tiene desperdicio este artículo, de un profesor de Bioquímica:
     
    http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2013/07/20/un-papa-para-dos-milagros-iglesia-religion-aguilar-juan-pablo-ii-dime-a-quien-santificas-y-te-dire-quien-eres.shtml
     
    Copio aquí el final del artículo:
     
    A propósito de estos aspectos, y en relación con la canonización de Juan Pablo II: para la Iglesia es fundamental que el artífice de los milagros fuera virtuosísimo, ejemplar. ¿Fue muy bueno y modélico quien obstaculizó todo lo que pudo el uso de condones contra la expansión del sida, quien negó derechos humanos a todas las mujeres y homosexuales…? Dime a quién santificas, y te diré quién eres.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Pepe

    Más que interpretación, son fuentes diferentes. Yo vi la nota en fuentes italianas, que no mencionan la parte de negar entrevista y desconocer lo que se publique. Si Lombardi ha dicho tal cosa como la reporta Religión Digital, por supuesto no hay nada que interpretar y estoy completamente de acuerdo con tu comentario.

    Totalmente de acuerdo con tu respuesta a Marco Aurelio. Es distinto decir “no podemos” a decir “no queremos”.     La Asamblea Nacional Constituyente necesitó menos de un mes desde la toma de la Bastilla para suprimir la servidumbre y el sistema feudal

  • Marco Aurelio

    Hola Pepe,
    Sí, si poder podemos pero él puede…. ese es la cuestión, el mundo vaticano es más complejo que el teorema de Fermat, y más cerrados y complicados  que los baúles del siglo XV que guardaban secretos cajones.

  • pepe blanco

    Hola Marco Aurelio.
     
    Sí, sí podemos.

  • pepe blanco

    Hola Rodrigo.
     
    No veo claro que sea como tú interpretas. El texto completo relativo a este asunto de la noticia, tal como la contaba Religión Digital, es el siguiente:
     
    El Papa Francisco no concederá entrevistas formales a los periodistas durante el vuelo papal ni responderá a sus preguntas en la tradicional rueda de prensa que se realiza en estos viajes, según ha informado este miércoles el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi en un briefing informativo sobre el viaje apostólico del Papa a Brasil del 22 al 29 de julio.

    El portavoz vaticano ha precisado que el Papa Francisco desea encontrarse con los periodistas que viajarán en el vuelo para saludarles incluso uno a uno, pero que no se llevará a cabo la habitual rueda de prensa con el esquema tradicional de preguntas y respuestas.
    Lombardi ha trasladado la intención clara del Pontífice de no conceder ninguna entrevista, ni común ni privada, a ninguno de los profesionales de la comunicación por lo que ha apuntado que desde ahora desmiente y desmentirá las futuras publicaciones catalogadas como entrevistas exclusivas por parte de cualquier medio durante el vuelo papal.
    http://www.periodistadigital.com/religion/america/2013/07/17/francisco-no-respondera-a-las-preguntas-de-los-periodistas-durante-el-vuelo-papal-iglesia-religion-brasil-rio-jmj.shtml
     
    En el destacado de la información, dice:
     
    Francisco desea encontrarse con los periodistas que viajarán en el vuelo para saludarles incluso uno a uno, pero sin preguntas.”

  • Marco Aurelio

    No podemos pedir al Papa Francisco que en cuatro meses cambie una institución con tantos milenios de existencia. Sí algo cambia, que da la impresión de que sí, será con la lentitud que tienen los usos y los tiempos en el vaticano, para largo…….. Evidentemente que después de tantos años hay cierta impaciencia y se esperan nuevos gestos aunque sean a cuenta gotas.

  • Rodrigo Olvera

    Entiendo que es todo lo contrario Pepe. Bergoglio ha rechazado el esquema rígido de conferencia de prensa con preguntas previamente aprobadas por Lombardi; y en cambio se reunirá individualmente con cada persona de la prensa para un breve dialogo sin temas ni preguntas previamente acordadas.

  • pepe blanco

    Un papa universal, un papa para el siglo XXI,…, ¡Ja, ja!
     
    El Papa Francisco no concederá entrevistas formales a los periodistas durante el vuelo papal ni responderá a sus preguntas en la tradicional rueda de prensa que se realiza en estos viajes, según ha informado este miércoles el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi en un briefing informativo sobre el viaje apostólico del Papa a Brasil del 22 al 29 de julio.
     
    Eso, a vuestro querídismo Francisco lo que le va es subirse todas las mañanas al púlpito de Santa Marta, predicar una homilía y adoctrinaros un poco. Pero eso de levantar la mano para hacer una pregunta o hacer una objeción, ni de coña: ni en la iglesia, ni en el avión.
     
    ¿Un papa universal para el siglo XXI? Más bien parece un papa sectario propio del XIII.

  • mª pilar

    Quizá la iglesia de Roma y sus seguidores… en el poder, tengan todo contextualizado y montado.
     

    Pero totalmente lejos del Mensaje que Jesús nos dejó; y algún día (yo no lo veré) tendrán que pedir perdón por la cantidad de falsedades en las que se asienta su poder, sus lujos, sus clamorosas injusticias y abusos.
     

    Miremos al Mensaje ¡¡¡sin manipular!!! Y no adoremos a los que se han adueñado de “dios” como propiedad personal e intransferible, creando un becerro de oro, que nada tiene que ver con:
     

    ¡La Palabra Encarnada en Jesús!
     

    Él si supo escuchar lo que cada ser nacido lleva grabado a fuego en sus entrañas, y vivirlo con tan entrega y donación de sí, que lo llevo a la muerte  y una muerte vil.

    mª pilar

  • Beatriz

    En mi opinión no hay modelos de Iglesia, porque su estructura está muy concretizada y fue concebida desde su creación de la forma que permanece desde entonces. El papa y el papado ejercer  la función de control y gobierno de ese mundo jerarquizado católico tan preciso y definido en normas, estructuras, que utiliza el dogmatismo cuando existe la menor duda con respecto a principios y verdades irrefutables que no están sujetas a opinión ni a debate. En este caso las  decisiones del  Pontífice Francisco poseen la infalibilidad que le son conferidas. Quien creo este entramado político religioso sabía muy bien lo que estaba haciendo y cómo se debía de actuar para sobrevivir  y permanecer en espacio y tiempo. No me parece serio hablar de un tal Jesús, o de no se qué evangelio para justificar una u otra creencia, no es serio desde un punto de vista histórico, ni filosófico. Entonces no poder argumentar el simbolismo del Quijote y de sus valores éticos, y del quijotismo como forma de entender la vida.

  • mª pilar

    ¡Gracias Olga! Comentario claro y contundente ¡estoy de acuerdo!
     

    Yo doy un paso más: ¡Nadie debería canonizar a nadie!
     

    Si el hacer de personas “especiales”  ha engendrado vida en su alrededor, digámoslo, agradezcamos su trabajo, seguimos su huellas en beneficio de la comunidad que recibe a estas buenas personas… (sean quienes sean) sin explotar de ninguna manera a ninguna de ellas.
     

    Totalmente de acuerdo respecto a María; a mí me parece una mujer extraordinaria para su tiempo;  creo que educó muy bien,  en los derechos y  libertades de todas las personas, a su hijo.
     

    Hay que abajarse al suelo, dejar tronos, dominaciones, y ponerse a trabajar en serio, para intentar hacer de este mundo un mundo mejor…
     

    Cosa harto complicada parece… ¿no crees? diremos como nos dice cada día nuestro entrañable y luchador Oscar.
     

    ¡Vamos yendo cada día!

    Un abrazo para los dos.

    pili-mª pilar

  • Olga Larrazabal

    Gracias Ana, ya está Oscar terminando esta parte del tema, y como puedes ver por el tango que produjo, no entiende ni un carajo para donde va don Bergo. Yo lo encuentro, como dije, barroco, casi churrigueresco, y en ese estilo cabe de todo.  Después de todo Perón, Evita  eran argentinos,y le mostraron a la gente lo que puede el fervor de las masas, y algo de ese estilo debe haber agarrado este caballero, ya que fue militante peronista.  Pero es un peronista eclesiástico, no político de la realidad, y la iglesia se dedica en su mayor parte, a canonizar y dar buenos consejos, y se apoya en un montón de buena gente que hace el trabajo de la caridad, pero la Curia no se juega por lo que hacen los misioneros.  De modo que Don Bergo puede rapartir las mismas admoniciones que repartían los curas en tiempos de la Colonia en América, sin tocar el sistema, y los acomodos que este había hecho.  Reñiría un poco a los ricos y también a los pobres, pero almorzaba con todos  ellos, y confesaría y en confesión se enteraba quién robaba ganado o quién preparaba una revuelta, entonces informaría a los hacendados, porque en el fondo de su alma estaba con los conquistadores y no con los conquistados.  Y aceptaba ritos y procesiones, milagrillos espúreos, santos inventados y mientras se bautizara a los chiquillos, sentía que todo andaba bien.  Y todos lo apreciaban porque era sencillo y familiar y no se complicaba con teologías que nadie entendía, y aceptaba la ambigüedad de las creencias mestizas
    Quizás a ese mundo desea volver este Papa y tiene esperanzas que se pueda revivir.  Y eso habría que verlo, porque el mundo ha cambiado y exige más consecuencia.  Y ya no cabe canonizar  a troche y moche a personajes que han encubierto pederastas y ladrones y todo el mundo lo sabe.  Ya nadie considera santo a un papa moralista encerrados en sus elucubraciones  sobre la verdad, y que nos sea capaz de gritar contra la guerra.  Y las mujeres ya no quieren la controladora bendición de la iglesia para casarse o para arrejuntarse con quien desee.  Y la Virgen María de la Iglesia ya no conmueve a las mujeres, porque representa lo que ellas no quieren ser.  Desgraciadamente se ha usado este arquetipo, invento masculino para tenerlas domesticadas, y ahora pasó de moda.
    No dudo de las buenas intenciones del papa, y me simpatiza muchísimo más que la mayoría de sus antecesores, que exceptuando a Juan XXIII, no me convencen para nada.  Pero hay que aceptar el paso del tiempo, y que las preguntas y las necesidades han cambiado y lo que fue un éxito de la Iglesia colonial por un par de siglos, representado ahora es como la 2ª parte de “Lo que el viento se llevó”.
     

  • Rodrigo Olvera

    Es cierto que José María ha escrito que no entiende la decisión de canonizar a Juan Pablo II. Más aún, su artículo muestra muy bien por qué tal decisión es escandalosa. Sin embargo, afirmar que no entiende la decisión no corrije en nada su afirmación en el artículo de esta entrada de que si Bergoglio piensa que es benéfico canonizar a los citados (Wojtila y Roncalli), los creyentes en Jesús tienen no sólo que respetar la decisión sino apoyarla y unirse a Bergoglio.
     
    Pues no. Leído el prometido nuevo artículo, sostengo que ninguna persona que en conciencia crea que Wojtila fue un encubridor de pederastas, perseguidor de la libertad de conciencia en teología y moral, facilitador de simonías (comprar canonizaciones con dinero e influencias políticas) y promotor de un modelo de iglesia contrario al evangelio; ninguna persona que en conciencia tenga esta convicción está obligada a apoyar tal medida, ni siquiera bajo el argumento de fomentar “la unidad”.
     
    ¿O es que hemos olvidado que todo el movimiento inquisitorial católico – arrancado con Inocencio III – se basó en el discurso de la unidad?  decir en contra de la propia consciencia por fomentar la unidad ha sido siempre la puerta de todo absolutismo, de izquierdas y de derechas. Y según recuerdo, de lo que se trata de es curar a la iglesia católica de su marcado absolutismo. ¿no?

  • ana rodrigo

    Querida Olga, qué interesante tu comentario, especialmente lo referido a lo emocional. ¿Será ésta la estrategia de Francisco para concitar a las masas? De hecho las comunidades neocons basan su cohesión en lo emocional, no en lo racional.
     
    Un beso para Oscar a quien deseo que se recupere cuanto antes y que no se lo estén haciendo pasar demasiado mal.

  • Javier Pelaez

    En definitiva,si Juan Pablo II es santo,yo soy Jesucristo…Pero no lo vayàis diciendo por ahí no vaya a ser que me ingresen en el frenopàtico…

  • Javier Pelaez

    José María ya se ha corregido publicando un artículo en religion digital sobre que no entiende la canonización de Juan Pablo II.Yo tampoco y de hecho creo que deberían canonizar a mi madre que murió de ELA dando un ejemplo de cómo se sufre una enfermedad.Ejemplo muy superior a cualquiera de las múltiples gilipolleces y trastadas del Juan Pablo II.

  • Rodrigo Olvera

    pd2
    Acabo de leer este comentario sobre la nota del dinero que pide el Vaticano para la JMJ: “la mejor evidencia de que Dios no existe, es que no hace nada para impedir que roben tanto dinero en su nombre“.

  • Rodrigo Olvera

    pd
     
    Si calculamos a cuánto dinero ascienden los lujos a los que tan magnánimanete ha renunciado Bergoglio, yo prefiero que viaje en su avión con cama, pero deje de chupar dinero público que debería estar destinado a garantizar los derechos económicos, sociales y culturales del pueblo brasileño. Le saldría mucho más barato a los pobres de los que tanto habla Bergoglio

  • Rodrigo Olvera

    Estoy de acuerdo con Pascual que las contradicciones de Bergoglio son para pasmarse.
     
    Acá en México está corriendo mucho la nota de que Bergoglio ha renunciado a los lujos y atenciones especiales para su viaje a la Jornada “Mundial” de la Juventud (como si sólo existiera en el mundo juventud católica). Ha renunciado a que se adapte el avión con una cama, ha renunciado a que despegue desde una base militar, y sólo ha aceptado viajar en primera clase en vez de clase turista. Por supuesto, la noticia se acompaña de elogios por su “pobreza” (ahora resulta que viajar en pimera clase es signo de pobreza).
     
    Pues bien, esta nota oculta otra nota que no se difunde tanto. El Vaticano está pidiendo que el Estado brasileño otorgue otros 39 millones de dólares del presupuesto público para financiar la JMJ. El Gobierno de Brasil ha dicho que no puede otorgar esa cantidad porque ya ha otorgado 60 millones de dólares del presupuesto público para la JMJ.
    http://actualidad.rt.com/actualidad/view/99250-vaticano-brasil-millones-dolares-papa
     
    Y bueno, llegará Bergoglio y habalará sobre los pobres, mientras los pobres están en las calles protestando porque el gobierno brasileño usa el presupuesto público para organizar eventos inyternacionales mientras la calidad de vida de pobres y clases medias se deteriora.
     
    Para pasmarse,… y más pasmado me quedo de que se diga que estas contradicciones son equivalentes al pasmo que producía Jesús de Nazareth.
     

  • Pascual

    Opino que José María ha dado en el blanco porque Francisco va a desconcertarnos olímpicamente, gracias a Dios, igual que su Jefe desconcertó a tan variopintos personajes, a tenor de lo que leo en los Evangelios, con aquello de “tu fe te ha salvado”. Para muchos, muchísimos lo cristiano es un soviet. Pues, mire usted, les digo que se vayan a costumbrando a tener puertas y ventanas abiertas porque las nuevas corrientes de libertad proceden de lo que dicen que dijo Jesús; a no ser que todo sea un invento premeditado. Nos vamos a quedar “pasmaos” con lo que vamos a ir viendo y oyendo de este providencial Francisco, por disparatado y contradictoeio que se vea.- Tiempo al tiempo.

  • Olga Larrazabal

    Queridos amigos:  No los he visitado durante algún tiempo, debido a que mi atención estaba puesta en algunos acontecimientos de mi país, que nos afectan profundamente, y que están muy alejados  de las reflexiones sobre la iglesia, sobre Francisco y sus movimientos, dichos y escritos.
    Pero hoy día, esperando que Oscar tomara su dosis diaria de radiación, llevé un libro de la Antropóloga chilena Sonia Montecino, titulado” Madres y huachos” una alegoría al mestizaje chileno cuyo producto es el “huacho” el que no pertenece porque no tiene padre conocido, y lo único que conoce es su madre indígena, sirvienta, abandonada por el padre español o mestizo.  Esta sociedad mestiza tiene gran devoción a María, a su versión de María, no necesariamente la María de la Iglesia y la de los teólogos,  sino a la versión de la madre indígena y la versión del “huacho” avergonzado.
    Y  esta madre indígena, soltera y su hijo avergonzado y sin padre encuentran en el Barroco su lugar, llenando las Iglesias de angelitos negros y vírgenes mestizas.  De santos que representan dioses nativos, de bailes que recuerdan sus ceremoniales de la Madre tierra, y este movimiento le da su sello a la especificidad  a esta “mestizoamérica”, aunando  razas y espacios.
    Cita la autora al sociólogo Carlos Cousiño que dice: “ El Barroco Americano se evidencia  también en su carácter ecuménico, en la integración de las pluridades culturales dentro de un nuevo marco. Este último sentido se plasmó en el ideario de la orden jesuítica, cuyo proyecto…se constituía sobre la base del respeto a la dignidad humana y enfrentaba el desafío de establecer un orden de convivencia entre los pueblos centrado en el respeto a todos los particularismos culturales.  En este sentido  representa la perfecta contracara del proyecto ecuménico ilustrado, construido a partir de una tendencia al progreso que homogenizaría a todas las culturas sobre la base del primado de la racionalidad formal…El reconocimiento del Barroco como un proyecto moderno, pero no ilustrado, de reconstitución de la ecúmene, constituye un punto importante para el tipo de formación social que se gesta en América Latina.”
    A mi esta descripción me explica como teoría, mucho del comportamiento paradojal de Francisco, el que podría describir como Barroco.  Encaja perfectamente en la iglesia latinoamericana, que se quedó en este barroco, porque las masas responden  con su emoción a este tipo de religión, que no es racionalista europea sino que de devociones marianas, de muchas contradicciones  donde los hombres son devotos de la Virgen, la madre asexuada de la Iglesia y no tanto al hijo sufriente porque admira a los conquistadores , que son los dioses y no a los conquistados que sufren.  Y  endiosa al padre desconocido.
    En cambio la madre se identifica con la chica soltera que tiene un hijo, salvado por José de ser huacho, igual que el de ella, pero con una vida sin éxitos económicos que termina en la ejecución pública, quizás como su propio hijo terminará muriendo de mala manera.  Así esta Gran Madre la comprende, porque sufrió igual que ella.
    Francisco necesita una base popular de creencia y las grandes masas no están en Europa, sino en América. El no entra en confrontaciones con Benedicto y sus elucubraciones sobre la Fe, incluso le publica la Encíclica, donde los expertos ven  el pensamiento alambicado y teórico  del  Bendito, pero al final  se habla con ternura de la Virgen María, que le da la carne al Hijo de Dios, Hijo de mujer, dice.  Ahí es donde se ven identificados todos los latinoamericanos católicos.   Incluso lo que nos parece lógicamente inconsecuente es parte del mundo Barroco de las emociones, donde el pueblo católico latinoamericano tiene su inconsciente  y en donde el espera tener su base de sustentación.
     
    Al fin y al cabo, debe pensar, todos somos humanos y lo que nos une o nos separa, es emocional, y nada más unificador que un arquetipo emocional mariano, que logró unir a un continente. Y de paso le gana a los marxistas y a su racionalidad, y no se mete en problemas con el capital.

  • pepe blanco

    Francisco: ¿el papa universal o el papa relativista?
     
    Le he dado un par de vueltas (pocas, porque no tengo tiempo) al asunto de las dobles canonizaciones JPII/JXXIII y Portillo/¿Romero? (ésta última sin confirmar) y encuentro, al fin, un aspecto positivo: descubro, una vez más, el relativismo en la cúspide de la jerarquía católica ( ¿Qué pensará BXVI, el anatematizador del relativismo?)
     
    El mensaje subliminal es profundamente relativista: es bueno lo que hizo JXXIII, y también es bueno lo que hizo JPII. Está bien lo que hizo Romero y también lo que hacía Alvaro del Portillo, que cuando fue a Pamplona a dar una conferencia, aparcó su Rolls Royce detrás del polideportivo que acogía el acto.
     
    Ese mensaje subliminal parece atractivo, si no fuera por el otro significado que lo acompaña: todo vale, para aumentar la clientela de la iglesia (el fin justifica los medios). Y, con la clientela, vienen los ingresos.
     
    PS.: gracias, Pepe sala, por tu discreta corrección: “tirios y troyanos” (Ja, ja).

  • roman diaz ayala

    Los cristianos vivimos inmersos en una paradoja, que duda cabe, la misma paradoja que enseñó y vivió Jesús. ¿Existe mayor ejercicio de defensa de los Derechos Humanos que la conservación de la propia vida?
    Sin embargo Jesús, nos pide que para seguirle tenemos que hacer renuncia de nuestra vida y la aceptación de la muerte. A nadie se le oculta que la mitad completa de los evangelios, y las palabras salidas de la propia boca de Jesús son una llamada a buscar el camino de la Cruz. Que lo diga José M. Castillo es señal de discipulado
    El asunto de las canonizaciones solo representa el telón de fondo, para tan profundas reflexiones sobre el “ministerio de confirmación en la fe de los hermanos que ejercita Pedro, o quien se sienta con responsabilidad pastoral dentro de la Iglesia de Dios”
    La existencia de distintas  “sensibilidades” dentro de la Iglesia, que se pueden reconducir como de grupos enfrentados, o la ruptura o quiebra de la unidad, o de grupos/personas que debemos cubrir con la bondad que nos enseña Jesús de Nazaret a través de su Evangelio, que todos leemos. ¿Tan profundas son las heridas?
    Desde España tengo que confesar que sí, pero por nuestra historia particular, no puedo hablar por el Catolicismo del resto del mundo.
    Y aquí debo dar mi opinión particular que puede ser distinta a lo que explica Castillo.
    El gobierno de la Iglesia, es personalista, y tiene muy mucho de una base secular que se reviste de una capa de espiritualidad, pero que es secundaria. Pesa más la realpolitik. La Curia venció a Benedicto.
    Yo lo he tomado como un aviso a navegantes. La Curia está más viva y operativa, pues es el sistema estructural del Vaticano.
    El Papa tiene un modelo de Iglesia que se ha evidenciado muy mucho, y manifiesta que prefiere “la sencillez y humildad del Evangelio de Jesús de Nazaret.”
    Para que se produzca un cambio  éste necesariamente se tiene que producir por la compra de voluntades de quienes hacen manifestación de fuerza y de poder. Estas cosas se hacen tras sesiones ordinarias, donde se vota en las distintas congregaciones, como la que da lugar a las cononizaciones.( Así no es de extrañar que también aparezca un grupo  de muertos de la Guerra Civil Española)
    La propia oficina de prensa del Vaticano  dice que si Juan XXIII abrió caminos en la Iglesia en respuesta a “una aspiración general”, quienes siguieron ( Por Juan Pablo II) supìeron actualizarlos en “teología, liturgia, pastoral, devociones, canonicidad y catequética” ¡Más claro el agua¡ Para la Curia sólo puede existir un modelo de Iglesia.
    Tendría ahora que hablar de las cononizaciones y hacer mi juicio de valor, pero el hermano Jose Mª nos anuncia que muy en breve se pronunciará al respecto. Esperemos.
    roman

  • h.cadarso

    Pues yo creo que nos estamos pasando en darle demasiada importancia y trascendencia a lo que el Papa Francisco hace o deja de hacer. Que Castillo debería poner un poco de sordina a sus elogios y echarle a su discurso menos apologética y más “relatividad”, o sea que admitamos que lo que está mal o nos parece mal, pues está mal o nos parece mal, y que no es el Papa el que tiene que cambiar radicalmente, sino el “pueblo de Dios” como colectividad…Y las colectividades evolucionan más bien despacio…
    Vengo insistiendo desde siempre que no cantemos aleluya ni pésames por este o aquel Papa que nos ha tocado en suerte. Tienen razón los que dicen que no se pueden esperar milagros ni cambios radicales ni revoluciones  de la noche a la mañana. Lo del Papa Pancho seguirá siendo una de cal y otra de arena, ¿acaso podíamos esperar algo más?
    Y sigo pensando, estamos dando demasiada cancha al Papa Pancho. !A lo que estamos, tuerta, que se van sin pagar! dice un refrán por aquí. Pongamos mano al arado, y sigamos labrando y mirando hacia adelante. Que Pancho no nos va a sacar las castañas del fuego.

  • Juanel

     
    Tengo que reconocer mi admiración y valentía que demuestra José M. Castillo en estos comentarios. Necesitamos en la Iglesia reconocer de verdad el pluralismo, los derechos de los adversarios teológicos, morales, religiosos,….., a pertenecer a la Iglesia del mismo modo que los que nos son más afines. No podemos los cristianos reaccionar con odio y exclusión a los que no son de los “nuestros”. Si esto lo ha hecho Francisco canonizando representantes de bandos tan dispares entre sí genera también en mí esperanzas. El apóstol Pedro también actuó de la misma forma tratando de juntar cristianos de origen griego con judíos enfrentados entre sí, con una postura intermedia entre Pablo y Santiago. Francisco no ha hecho otra cosa que imitar a Pedro. Y es que la Iglesia tiene que abrirse a la pluralidad de opciones en el seguimiento a Jesús y todavía le queda casi todo por delante para que pueda afirmarse su pluralidad, en la práctica acogida a todos los que quieren pertenecer a ella y hasta ahora no lo han permitido. Lo del papa Francisco es una iniciativa formidable.
     
     
    Saludos cordiales.

  • pepe sala

    Con todos los respetos, señor José Mª Castillo, me atrevo ( desde mi perspectiva) a responder a su pregunta:
     
    “” ¿Y le vamos a exigir que en unos meses lo ponga todo en orden y de acuerdo con lo que a nosotros nos parece lo mejor?””
     
    Por supuesto que SI se le debe exigir lo que  ” a nosotros nos parece lo mejor”. Puesto que el papa no ha tenido ningún empalago para hacer lo que a nosotros nos parece LO PEOR ( al menos a mi me lo parece), no creo que sea irracional que comience de una vez a hacer algo de lo que nosotros consideramos LO MEJOR.
     
    El mismo tiempo ha tenido para hacerlo y no lo ha hecho. y las mismas condiciones se ha encontrado, aunque nosotros no tengamos datos suficientes.
     
    Mientras el papa no pase a realizar HECHOS ( no palabrerías ni reclamos propagandísticos)  se puede concluir con suficientes conocimietos de causa que:
    El papa Francisco solo y exclusivamente ha realizado HECHOS continuistas de los dos papados anteriores.
     
    Por lo tanto, quien quiera mantener su esperanza en el supuesto cambio de rumbo, deberá mostrar alguna PRUEBA sobre el supuesto cambio del papado. Hasta la fecha, la encíclica es impresentable, las canonizaciones son repugnantes, la utilización de la propaganda en los mediso de comunicación es más mediatica que la de los papas anteriores, las indulgencias plenarias son exactamente un calco de la visita a Madrid del papa anterior, las reuniones importantes no las ha hecho con los ” pobres”…
    Y a cambio ha lavado los pies a unas muchachitas, ha besado  a un niño para sacarse la foto ( al estilo de los políticos en campaña electoral) y ha subido al Papamóvil a un muchacho con síndrome de Dowm.
     
    Pûes qué quiere que le diga, señor José Mº Castillo. Si estas EVIDENCIAS le sirven a usted para mantener su esparanza, le felicito. Pero deberá permitirnos a otros ser más pragmáticos ante la REALIDAD y no sentrise usted molesto por una supesta falta de respeto hacia su propia opción de esperanza.
     
    A mi no me costará nada admitir mi error si el papa Francisco se decide a HACER ( no decir que hace o dejar a los demás que lo digan por él) lo que muchos esparamos que haga. Incluso los ateos estamos preocupados por el rumbo de la ICAR. Efectivamente, las conclusiones del Vaticano II son mucho más asumibles para la sociedad en general que las encíclicas y el anticomunismo beligerante de los papas anteriores. Francisco no ha MOSTRADO intención de cambio  alguno, si nos atenemos a los HECHOS  en el tiempo que lleva gobernando la ICAR. ( parece que en sus tiempos de Argentina tampoco era un ejemplo que animase a la esperanza). Y no nos olvidemos que es el mismo tiempo para hacer una cosa u otra.
     
    Bueno pues.

  • Jose M. Castillo

    Seguramente yo no me he expresado con propiedad y exactitud. Y agradezco a todos los que, con el debido respeto, me llaman la atención o me corrigen. Pero insisto en que, desde mi modesto punto de vista, nos faltan elementos de juicio para dictaminar con rotundidad y seguridad un juicio reprobatorio contra el comportamiento del papa actual. Es evidente que el conjunto de su conducta no es coherente. Pero, ¿sabemos a ciencia cierta lo que se ha encontrado en el interior del Vaticano? Veinte siglos ha tardado en “organizarse” este tinglado escandaloso. ¿Y le vamos a exigir que en unos meses lo ponga todo en orden y de acuerdo con lo que a nosotros nos parece lo mejor? Puesto que enseguida echamos mano de los evangelios, no deberíamos olvidar que, según los mismos evangelios, Jesús desconcertó y hasta escandalizó, no sólo a los dirigentes judíos, sino también a sus propios discípulos. Jesús vivió en un pueblo oprimido por el Imperio. Pero, según los evangelios, Jesús no parece haber pronunciado palabras de condena contra los abusos de todo tipo que el Imperio cometía o permitía en la Palestina del siglo primero, ni siquiera el día que le dijeron a Jesús que Pilatos había degollado a unos galileos que ofrecían un sacrificio religioso. En lugar de condenar a los romanos, les dijo a sus oyentes que lo que tenían que hacer era convertirse, probablemente para ser ellos mismos sus propios liberadores contra la opresión que soportaban resignados. Insisto, pues, en que – a mi manera de ver – el Papa Francisco nos ha abierto un nuevo camino de esperanza. Y yo sigo teniendo esperanza. Solamente pido que se respete mi esperanza. Se ha dicho que “la esencia del fanatismo reside en el hecho de obligar a los demás a cambiar”. ¿No nos damos cuenta de que, inadvertidamente, podemos incurrir en posturas fanáticas?

  • pepe sala

    Por si no encuentran ” milagros” ( parece ser requisito indispensable para ser canonizados) intentaré darles un buen filón de ” milagros” que se les pueden colgar a los diferentes afortunados :
     
    Ayer mismo, mientra tomaba el café en una cafetería, pasaban por la televisión el famoso  “encierro de San Fermín”.
     
    Según el comentarista, el recorrido había sido especialmente tranquilo, a pesar de los muchos trompicones entre toros y corredores. Lo expresó de una forma muy convincente y muy convencional: ( lo he escuchado otras veces)
     
    ” Ha sido uno de esos recorridos LLENOS DE MILAGROS”…( textualmente)
     
    Pues ya saben ustedes, señores canonizadores. Si no encuentran milagros para llevarse  a la boca ( perdón, a los altares religiosos) están en buena racha y pueden aprovechar los encierros de San Fermín que los produce como churros.
    Lo se me hace fidícil de entender es que haya personas con carrera superior terminada que vean estas cosas como algo bueno a seguir y como algo superior a los RAZONAMIENTOS HUMANOS:
    De pena, oigan…

  • pepe sala

    Ustedes me tendrán que perdonar, pero yo no acabo de ver la supuesta división de la Iglesia. Al contrario, veo  UNIDAD casi UNIFORMIDAD ( que viene de uniforme…) entre quienes se dicen obedientes y quienes tratan de  pasar por heterodoxos. Incluido José Mª Castillo y especialmente José Mª en el comentario que se nos ofrece en ATRIO.
     
    Estoy de acuerdo con el análisis de Rodrigo y añado que  un señor ( papa de no sé cuantos ” hijos”, pero ninguno propio que tenga que alimentar y educar) que tiene tanta prisa en canonizar a Tirios y Troyanos, todos juntos y todos revueltos, por necesidad ha de tener algún problema de interpretación. Ni siquiera yo, como ateo, llego a entender la mezcla ( apresurada, para esto sí pero para lo importante NO) de personajes que vuestro ” santo padre” va a subir a los altares.
     
    Si estos elementos son dignos de canonización, vuelvo a repetir que a mi NO ME INTERESA la salvación y solicito a los insistentes catequistas de ATRIO que no traten de salvarme. No podría soportar la compañía de semejantes ” santos mártires” y de los otros:
     
    http://www.abc.es/sociedad/20130705/abci-canonizacion-juan-pablo-201307051310.html
     
    Con qué pocas migajas ( gestos intrascendentes del Papa hacia los ” pobres” para sacar réditos propagandísticos, fotos y reportages sensibleros que NO SE LOS CREE NADIE DE LOS AFECTADOS) se ha conseguido callar la boca de los ” críticos” de la ICAR. Ya son uña y carne en la meta común de aborregar al personal y, si fuese necesario, hacerles renunciar incluso a sus propios derechos HUMANOS  en favor de los derechos DIVINOS de una Iglesia canalla que jamás ha respetado ( ni firmado) los derechos humanos.
     
    Pensé que ya había leido de todo en ATRIO. Mi capacidad de sorpresa sigue en vigor.
     
    VER_GON_ZO_SO.

  • M.Luisa

    Comprendo a Castillo  cuando dice que  el papa,  teniendo en cuenta  la iglesia dividida  con la que se ha encontrado, diga que haya de ser papa para todos los cristianos,  pero me asombra, viniendo de él,   que  para complacer una y otra mentalidad    el papa haya de escudarse   en el tema de la santidad  metiendo el problema  en el mismo paquete  de los asuntos tan traídos y llevados  cuya idea principal y repetidamente recordada es la  de no ofender la fe de los sencillos. Pienso que  más allá de los gestos  diferenciales con  los que se estrenó,   debería aprovechar este papa  el  hecho de la iglesia dividida  para, precisamente, frenar con coraje el frenesí  de tantas  canonizaciones  realizadas  en estos últimos años. Daría motivos para que ambos extremos  madurasen en su reflexión.

  • Jose M. Castillo

    El artículo es mío. Comprendo que algunas cosas de las que digo pueden dar pie a confusión.  Mis ideas sobre este asunto no han  cambiado en modo alguno. Lo que he pretendido, al escribir esta entrada, ha sido destacar la necesidad apremiante que tenemos de que en la Iglesia haya más respeto al pluralismo, más tolerancia, más respeto de todos con todos. No estoy de acuerdo con la canonización de Juan Pablo II. Ni con la de Álvaro del Portillo. Pero tampoco con la de mons. Romero. Porque no estoy de acuerdo con ninguna canonización. Pronto publicará la revista CONCILIUM un artículo mío en el que explico por qué pienso así. En todo caso, lo que nadie me puede poner en duda es que el papa Francisco ha iniciado una forma de ejercer el papado que es más evangélica que la de los papas anteriores, incluido Juan XXIII.  Lo que lamento es que este papa sea tan lento en la toma de algunas decisiones que ya se tendrían que haber tomado. Pero también es cierto que no tenemos todos los datos para enjuiciar una situación tan complicada como la que ha tenido que afrontar el papa Francisco.

  • Antonio Vicedo

    Si el propósito de unión se basa en que el Amor no excluya a los considerados enemigos, habrá que estar atentos a qué se refería Jesús al condicionar a sus seguidores a que lleguemos a ese nivel de aceptación bondadosa de todas las personas sin que podamos justificar ninguna exclusión.
     
    Otra cosa es la actitud con la que las distintas personas nos identificamos que pueden estar en coherencia con los valores humanos fundamentales o en línea de obstaculizarlos, o incluso negarlos.
     
     
    Jesús mismo, desde su amor universal dejó dicho: Quien no está conmigo, está contra mí  y quien conmigo no recoge, desparrama.
     
    La Unidad proclamada y deseada por Jesús y así rogada al Padre como medida para sus discípulos era y sigue siendo la unidad de Amor sin mezcla de exclusión.
     
    La diferencia entre pastores y asalariados, como la de las actitudes claramente manifestadas en el relato del Juicio Final  no permiten la amalgama de actitudes incoherentes respecto a la Verdad y la Justicia del Reino, concretadas en el trato que se les da a los más pequeños del que Jesús se hace receptor.
     
    Y a esto Jesús añadió proféticamente una prueba que parece ha permanecido inalterable: No es el siervo más dichoso que su amo, ni está el discípulo sobre su maestro; si a mí me han perseguido (quienes a estos perseguidores los actualicen en tiempos o lugares)también os perseguirán a vosotros.
     
    José Mª, o querías decir otra cosa, dada tu trayectoria y postura, o lo que dices en esta exposición te ha salido demasiado confuso y yo diría que hasta proclive para que los pequeños en la fe o en la conciencia humanística queden escandalizados.
     
    En la Humanidad por el efecto poder de dominación y superioridad se vive actualizado y generalizado el arquetipo de Abel y Caín, sobre el que baja el clamor responsable ¿DONDE ESTÁ TU HERMANO, ha llegado a lo alto de los cielos.
     
    Francisco, el hermano sucesor de Pedro, no puede cambiar la señal puesta por Jesús: En esto conocerán que sois DISCIPUL*S  MI*S . en que OS AMAIS L*S UN*S A L*S OTR*S.
     
    Y el verdadero AMOR no excluye a NADIE y menos a los más pequeños y necesitados.

  • Antonio Rejas

    No recuerdo ningún pasaje del evangelio relativo, más o menos claro, a la potestad papal de crear santos. No creo en los milagros a través de los santos y menos de los santos creados por el Vaticano, porque mi concepto de Dios (del que no sabemos nada) no acepta que intervenga y manifieste su voluntad con milagros para que una persona sea venerada. Lo más razonable sería que no hubiera canonizaciones y menos con la frecuencia que se hacen. En todo caso, cuando vox populi exprese con intensidad que alguien sea significado de manera especial por su acrisolada vida testimonial, sería la ocasión para dar a conocer su autenticidad cristiana, como ejemplo a seguir, pero siempre de forma iconoclasta.

  • Rodrigo Olvera

    Entiendo la intención de presentar a Bergoglio como pivote plural de unidad. Pero….
     
    … pero ningún “pluralismo” y ninguna “unidad eclesial” valen la pena a costa de renunciar a ejercer los derechos humanos. Afirmar que además ésa es la enseñanza del sermón de la montaña es inaceptable:
    Primero, porque es falso que esa sea la enseñanza del sermón de la montaña;
    Segundo, porque si fuera cierto que esa es la enseñanza de Jesús, tal rabbi no merecería ser seguido.
     
    Otro punto. José María presenta la decisión como si fuera una distribución plural y equitativa entre dos modelos de iglesia. Eso es falso. Junto a la canonización de Wojtila, será la canonización de otra tanda de mártires del nacional-catolicismo español y la betificación de Portillo. Es una goleada del modelo de iglesia de cistiandad.
     
    No. Por mucho que quiero, admiro y estoy agradecido por la vida y obra de Castillo, esta vez es inaceptable su discurso.

  • Celso Alcaina

    Leo en RD que, con decreto papal de 24/06/2013, el papa concede “indulgencia plenaria” a cuantos asistan a la JMJ de Río de Janeiro. Es un “retorno a las fuentes” del Renacimiento. Evoca tiempos gloriosos de los siglos XIV – XVI. Los Borgia, Los Medici…Una muestra del impulso renovador del papa universal. También sobre este entrañable tema de las indulgencias sería deseable un reflexión de José  Mª Castillo. ¡Por si me convence a viajar para lograr esa indulgencia!

  • Antonio Duato

    José María es consciente de la polvareda que ha alzada su texto anterior.

    Él intentará explicarse su intención y mostrar cómo un pluralismo es el objetivo que debe procurar un papa que quiera mantener una iglesia unida hoy.

    Pero esperemos su próximo escrito…

    Todos podemos expresarnos con claridad. Nadie debe pasar de la discusión a la ofensa. Mantengamos el debate en los términos que hoy está. Gracias atodos y, sobre todo a José María, que usa su libertad conquistada para hablar claro siempre.

  • Rodrigo Olvera

    El texto aparece en el blog personal de Jose Máría.
     
    La verdad es que me estoy mordiendo la lengua para comentar en la forma en que hierve la sangre en mi interior. Y no es mi sangre la que hierve. Es la sangre de mis amigas y amigos asesinados por promover y defender los derechos humanos de mujeres, hombres y comunidades. ¿Ahora va a resultar que la enseñanza de Jesús es que renunciemos a ejercer los derechos fundamentales para tener dignidad?
     
    Cuando iba leyendo, me parecía lamentable las acrobacias para justificar una posición que cuando la han tomado otras personas fueron reprochadas. Mucho más lamentable que hace no más de un mes Castillo criticaba la potestad suprema atribuída por el Concilio Vaticano I y el Código de Derecho Canónico al obispo de Roma, y ahora es su primer argumento para justificar a Bergoglio.
     
    Peor aún que diga que “lo que TENEMOS que hacer… es unirnos a él” y atribuyendo este deber no sólo a las personas católicas (únicas que aceptan y reconocen la pretendida potestad suprema papal) sino a todas las personas creyentes en Jesús.
     
    ¿Así que el encubrimiento de pederastas (Wojtila) y la simonía (Portillo) no son trascendentes para la fe y sólo se trata de “estilos” y ” gustos personales” en “modelos” de Iglesia?  ¿Dónde quedó que no se puede servir a Dios y a Mammon? pues la iglesia de Escrivá, de Portillo y de Wojtila es una iglesia impulsada no por el espíritu del nazareno sino por Mammon. Lamentable, lamentable.
     
    Pero cuando llegué a que el sermón de la montaña enseña a renunciar a ejercer los derechos humanos, ya no fue tristeza o lástima. Fue ira, indignación, dolor profundo. Demasiados años lleva la iglesia católica siendo la principal justificadora ideológica de la resignación. Y sigue, aún en una persona con la lucidez de Castillo. Pues no!!!!! Que alguien le recuerde a Castillo que el Sermón de la montaña propugna renunciar al ejercicio de la violencia, pero la violencia no es un derecho humano. De ninguna manera propugna renunciar al ejercicio de los derechos humanos. Al contrario, declara bienaventurados a quienes sufren persecución por causa de la justicia. Una persona que renuncia a ejercer sus derechos humanos jamás será perseguida, pues voluntariamente acepta la dominación.
     
    Lamento si ofendo a las personas cercanas a Castillo (sé que en ATRIO participan varias amistades de él). Aunque no lo crean, esto que publico está muy “contenido” y “suavizado” en comparación con lo que me provocó la lectura.

  • roman diaz ayala

    Yo, sin embargo, esty viendo a José Mª Castillo más inmenso y generoso que nunca,
    y algo lúcido.
    Los gobiernos más personalistas son los que tienen que luchar contra fuerzas encontradas a veces insuperables.
    En las cuestiones de política, de como gobernar una nación, sólo se reduce a adivinar qué partido, fuerza o facción lograría arrastar la voluntad del gobernante, si es que éste tiene otro modo de pensar.
    Pero en las cosas que miran al pueblo de Dios, es oportuno que el hermano José Mª nos recuerde la actitud de Jesús, pues si el mismísimo Francisco es consciente de que la Iglesia pertenece a Jesús, no querrá usar los modos de una monarquía absoluta para hacer prevalecer su parecer. (Creo que tiene muy interiorizado lo de “obispo de Roma”, más que lo de Sumo Pontífice)
    ¿De verdad que veis tanta división entre los católicos?
    Yo lo que veo un pueblo de mucha gente muy humilde y muy desorientada. Llevamos muchos años sin pastores según el corazón de Cristo. (Al menos en España)
     
    roman

  • pepe blanco

    A veces pienso que todo lo que tiene que ver con el papa Francisco es una tremenda operación de marketing. Uno de los mensajes siempre presentes es la perversidad intrínseca de la Curia y la intención reformadora del nuevo papa. Como si toda la culpa fuera de ella.
     
    Pero, ¿es creíble que las iglesias se estén vaciando y vendiendo al mejor postor porque la curia romana no funciona? Creo que esa hipótesis no explica el desapego de las personas de la religión. El cisma silencioso, como le llaman algunos.
     
    Las personas abandonan la religión porque el mensaje central de éstas ya no le dice nada al hombre y a la mujer de hoy. Nada. Pero nada, nada. y su abandono parece completamente independiente de lo bien o mal que funcione la curia romana. A un ciudadano cualquiera le importa más la composición de los yogures (si tienen conservantes, colorantes, etc) que la hipótesis de la encarnación de Dios.

  • pepe blanco

    El problema de fondo podría ser fierse o no fiarse de Bergoglio. Los datos que uno conoce de él lo constituyen las palabras que dice en público y las cosas que hace a la vista de todo el mundo o las que son que son anunciadas oficialmente.
     
    De momento, las cosas que dice en público, me parecen, en general, bastante antiguas. Nada que parezca que vaya a abrir las puertas de la iglesia católica al siglo XXI. Respecto a lo que hace, dejando al margen los ya famosos gestitos, nada hace prever que vaya a tomar decisiones espectaculares, ni siquiera importantes. Es más, si sigue por ese camino de ambigüedad, de intentar quedar bien con sirios y troyanos, lejos de fomentar la unidad, me temo que solamente acabará favoreciendo la confusión.
     
    Por todo ello, sigo sin encontrar elementos de su gobierno que me ofrezcan confianza. Antes bien, al contrario. Me sorprende qe personas como Castillo elogien la amigüedad. ¿Tan desesperados estabais que os contentáis con una palmadita en el hombro?
     
    Mientras, desde los Países Bajos, nos dicen que en los últimos tiempos han cerrado 900 iglesias católicas o protestantes. Y más que van a cerrar con este papa. No os engañéis esperando lo contrario.

  • Celso Alcaina

    No. Imposible. El autor de este escrito no puede ser José Mª Castillo. Por favor, Antonio, averígualo. Sospecho que alguien te metió un penalti. José Mª debe de estar de vacaciones y es ajeno a este post.

  • Elena

    Verdaderamente y después de seguir durante varios años los escritos de Jose Mª del Castillo tengo que decir que este último es decepcionante.. del todo y completamente.. y si es así como piensa ayudar a la Iglesia creo que no va por el camino correcto.. pero ¿quien soy yo para decir esto?

  • oscar varela

    Hola!

    ¡Lo confieso!:
    A mí también me agarran esos arranques de “buenudez”.

    Me sacan de ese “vaporoso-estado-espiritual” las crueldades que tienen esos “extremismos-beatos”, los unos para con los otros.

    Entonces me siento haber sido estúpido en mi estupidez!
    ……………

    Lo que sí!, ciertamente, se me confirma la Profecia alargada de Discépolo:
    ¡Hoy resulta que es lo mismo
    ser derecho que traidor!…

    ¡Ignorante, sabio o chorro,
    generoso o estafador!

    ¡Todo es igual!
    ¡Nada es mejor!

    ¡Lo mismo un burro
    que un gran profesor!
    No hay aplazaos
    ni escalafón,
    los inmorales
    nos han igualao.
    Si uno vive en la impostura
    y otro roba en su ambición,
    ¡da lo mismo que sea cura,
    colchonero, rey de bastos,
    caradura o polizón!…

Deja un comentario