Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7149 Artículos. - 109053 Comentarios.

Socialismos reales y cristianismo

HonorioOtra reflexión desde y para ATRIO, de un riojano vasco

Navegando un poco a la deriva por Internet, a la búsqueda de referencias al socialismo “real” en sus relaciones con la iglesia y las religiones en general, es fácil encontrarse con páginas sobre Cuba y Tanzania, dos países en los que el dilema, tesis-antítesis entre ateísmo y religión, iglesia y poder civil socialista, se ha planteado y se está planteando en vivo y en directo. Y no faltan tampoco, de rebote, algunas alusiones de pasada hacia Vietnam…

Importa subrayar, de entrada, que se trata de situaciones reales, de encuentros sobre el terreno, no de construcciones en torno a un futurible triunfo del socialismo en este o aquel país. Militantes del partido comunista y creyentes de esta o aquella religión no pueden eludir el encuentro y la obligación de cohabitar y colaborar en trabajos, proyectos, gestión de empresas y colectividades.

Francisco Oves, arzobispo de La Habana, proclamaba en 1978, en el Festival Mundial de la Juventud, que “el clima social de nuestra nación (Cuba) resulta más acorde con las exigencias evangélicas de fraternidad de Cristo” y se preguntaba “cómo podemos ayudar a viabilizar el compromiso de los cristianos en la realización progresiva de esa sociedad más justa, si presentamos la fe cristiana como algo necesariamente hostil a la misma?”.

En fechas próximas a este mensaje del arzobispo Oves, el arzobispo de Hanoi, Vietnam, señaló en el Sínodo de Obispos que “la fe cristiana se expresó en otros tiempos en el pensamiento griego y romano, y ahora debe ser reelaborada en categorías de pensamiento contemporáneo en el cual el aporte marxista constituye un hito fundamental”.

Walfredo Piñera Corrales, sacerdote cubano, reflexiona a este respecto, aludiendo a la Teología de Liberación, que se trata de una línea teológica que no tiene sentido en la isla de Cuba; y que tampoco le sirve a los católicos cubanos una teología pastoral importada de otros contextos sociales.

En su opinión, se precisa un reenfoque teológico en los países en revolución: concretar tareas sociales del cristianismo, abandonar la prédica abstraccionista…El Reino de Dios se comienza a realizar aquí y ahora mismo.

“¿Cómo podremos demoler los prejuicios y recelos entre formas de amar al ser humano que producen seres humanos como el Che Guevara y Camilo Torres, entre Monseñor Oscar Romero y Salvador Allende?” se pregunta el sacerdote cubano, quien reclama además que apliquemos aquí las consignas de Jesús en Marcos 9,37-40 y en Lucas 9 49-50.

Pero todo esto nos suena quizá a un pasado demasiado olvidado aunque no tan lejano. Entre medio está el mazazo de Juan Pablo II en Puebla: su dictamen crítico hacia la Teología de la Liberación a la que considera una moda peligrosa y falaz. Un papa beatificado que, frente a la propuesta del arzobispo de la Habana Oves que opina que “el comunismo es indestructible, hay que aprender a convivir con él”, sentencia fulminante y dogmáticamente que el comunismo PUEDE Y DEBE ser destruido”. Y con este dictamen declara abierta una larga etapa de hostilidad hacia los regímenes socialistas cuyos resultados estamos constatando en estos tiempos de crisis galopante en lo económico y de catástrofe ecológica a la vista.

Pero no perdamos la esperanza, lo nuestro es esperar contra toda esperanza, según no sé quién.

Navegando por Internet, uno se entera de que un tal Julius Nyerere, que trajo a Tanzania la independencia y un socialismo a la africana, que apoyó a Nelson Mandela y combatió a Idi Amin. que fue uno de los miembros más activos del Movimiento de Países no alineados, que puso en marcha en su país un socialismo de cuño africano, desligado de las fórmulas de la URSS y otros países socialistas, ese tal Julius Nyerere está propuesto para ser declarado santo de la Iglesia católica. Ese tal Julius Nyerere integró de una manera muy natural a musulmanes, cristianos y animistas de su país en la común tarea de construir un país partiendo de cero.

Y por cierto que no nos vendría nada mal a los simpatizantes del socialismo tener en los cielos un abogado y mediador, aunque no sabemos si San José María Escribá de Balaguer, con todo su poder e influencias, lo permitirá. Pero de momento rezaremos la jaculatoria de “San Julius Nyerere, ruega por nosotros”. Y le invocaremos junto a los otros santos en las letanías de los santos, y en las rogativas para pedir al cielo que nos salve del capitalismo financiero y del desastre ecológico.

15 comentarios

  • ana rodrigo

    Aunque tarde, voy a decir algo en este post al que tantas vueltas le he dado.
     
    Pienso que hay que distinguir dos cuestiones: una dar de comer, vestir, dar vivienda, educación, etc.
     
    Como dice el adagio clásico, primero dale de comer, y después enséñale a pescar. Y aquí, viene la segunda cuestión. Un gobernante primero debe acudir a las necesidades inmediatas de las personas, pero como gobernante debe dejar estructuras político-económicas que garanticen el futuro del país, un gobierno no es una ong.
     
    No conozco el caso de Venezuela, pero sí estoy segura que el socialismo más que una ideología debería ser una actitud ante la sociedad, un convencimiento, para que no ocurra como con los socialismos occidentales que han resultado ser una equivalencia a la ideología capitalista. Entre otras cosas porque si no tienes esos ramalazos capitalistas te quedas como un pez fuera de la pecera en los ámbitos internacionales.

  • h.cadarso

      Gracias, María Pilar Zugarramurdi. Por tus informaciones sobe Venezuela y por sus opiniones. Es bueno sentirse acompañado.

  • MariPilar Zugarramurdi

    Muy pertinente y  muy de acuerdo contigo en tu escrito, Honorio Cadarso y tus respuestas a Marìa Luisa Machado. Es  verdad que tanto entre capitalistas como en socialistas hay los buenos y los malos, pero si queremos un gobierno para todos y no para pocos, tenemos que optar por el socialismo siempre perfectible y optar por ir convirtiiendo el YO,YO,YO en el NOSOTR@s, NOSOTR@S, NOSTR@AS, que por supuesto es tan utòpico como el evangelio, pero que nos hace caminar en un sentido de bienestar colectivo, sin exclusiones. El camino que se escoge marca una diferencia contundente. Para mi, hoy, esta opciòn polìtica (vivo en Venezuela desde hace 55 años, aunque nacì en Euzkadi)  y sin dejar de ver lo negativo de esta Revoluciòn Bolivariana, veo una diferencia muy bien definida y marcada a favor de las mayorìas, hasta ahora abandonadas por la IV Repùblica que pactaron con los lineamientos de EEUU y empobrecieron a Venezuela, hasta que el pueblo dio el Caracazo, y la gente se puso a saquear los gegocios y el estamento militar matò a un montòn de personas. Ahì entrò Chàvez con su programa y proyecto socialista, que ha mejorado sustancialmente a nuestra naciòn
    Què ha dicho recientemente la FAO, que nada tiene que ver con Venezuela, acerca de la alimentaciòn actual de  los venezolanos?.¿Cuànto ha descendido la pobreza extrema en este paìs? LO dicen claramente las estadìsticas de instituciones internacionales.
    Sinceramente, el socialismo se parece muchìsimo màs al “tuve hambre, sed, estuve enfermo y encarcelado de Mt. 25, que para nada se parece a los espiritualismos celestiales de muchos cristianos anticomunistas, sino que son aspectos bien materiales los que propone Jesùs y los gobiernos socialistas lo asumen. Jesùs querìa vida y vida en abundancia para toda la humanidad.                      MariPilar Zugarramurdi
    Vida Venezuela! Chàvez vive y estamos resteados con su proyecto de paìs!

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    H. Cadarso:
    Buen día!:
     
       Yo también  he tenido el gusto de  haber podido disertar con usted, en estos “raticos” que le he dedicado a los comentarios de su Artículo.
     
        Sí quiero que le quede claro que no soy para nada liberal, ni consumista (en algún tiempo, quizás, lo fui), hoy pienso algo así, como decía, en una oportunidad,  un Sacerdote Franciscano, (ya fallecido), muy amigo, español por cierto, de Ciudad Real, que me dijo cuando cumplía 75 años: “Mira; María Luisa, a los 75 años de vida que tengo, me doy cuenta que, el 75% de las cosas que poseo, no me hacen falta para vivir”…y este comentario, me ha servido mucho, porque yo también me he dado cuenta de lo mismo, desde hace ya bastante rato… y ya tengo 64 de edad…Como ve, no soy ninguna “chamita”…Tampoco tengo una filosofía-teología radical en nada. Sinceramente, me siento muy libre de pensamiento. No tengo ataduras ideológicas de ningún tipo, ni siquiera en el aspecto religioso, aunque a veces se me juzgue de lo contrario por algunas posiciones circunstanciales que creo que debo tomar, lo cual, tampoco me importa mucho. Critico lo que me parece inhumano y no aprobable, según mis discernimientos personales. Me preocupa mucho, SÍ, el problema del sufrimiento humano en todos los sentidos y en cualquier realidad cotidiana: individual, familiar y social…y ante algunos, a veces reacciono impulsivamente, cuando me siento impotente, de poder hacer algo…
     
        Quiero a la gente, y aún cuando disiento mucho de personas que son radicalmente “socialistas”, siento pena y me duele que sufran también, lo que comúnmente estamos sufriendo todos en nuestro país.
     
        Eso es todo por este rato…
     
    PAZ y BIEN…
    María Luisa

  •   María Luisa Machado: Encantado de dialogar con usted, y del tono amable en que usted se expresa…
      Los hechos que usted cuenta de Cuba puede que sean ciertos, su manera de contarlos creo que está condicionada por la filosofía-teología que respiramos los que vivimos en un universo neoliberal y consumista, dominado por el dogma del máximo beneficio, el mínimo esfuerzo, y el máximo consumo, y el otro de “cada uno para sí, y a los demás que los parta un rayo”.
      Pero claro, en un universo inspirado en una filosofía del bienestar para todos como dogma fundamental,  en la dinámica de la multiplicación de los panes y los peces que hizo Jesús, el enfoque del bien y del mal es diferente.
      Lo cual no impide que se produzcan abusos y desviaciones e injusticias en ese mundo donde impera el dogma del bienestar para todos, tanto más que desde Miami, desde todos los mass media del mundo neoliberal, se está bombardeando al personal y provocándole con el afán de consumir, de conseguir la máxima ganancia con el mínimo esfuerzo, de que “a los demás que los parta un rayo”. Jineteras hay de otros muchos países y en otros muchos países, y la mayoría de ellas se meten en esa profesión porque les falta lo mínimo para vivir, cosa que según me cuentan no ocurre en Cuba…
      Aquí tenemos muchas jineteras rumanas, sudamericanas, africanas, asiáticas, todas sin papeles y sin trabajo, todas nacidas en países gobernados (¿?) por gobiernos de corte neoliberal, y por el FMI y demás salteadores de caminos del planeta.  
      Y ya me puede usted perdonar, yo me sigo quedando con la opinión de monseñor Oves y de muchos cubanos a los que conozco y trato, que lamentan la obsesión de muchos cubanos que buscan a toda costa entrar en la dinámica de la sociedad de consumo, esa sociedad que está conduciendo a nuestro planeta al agotamiento de sus recursos y al suicidio colectivo del género humano…que ya me dirá usted qué libertad y qué bienestar vamos a disfrutar cuando eso llegue, y qué bienestar y qué libertad disfrutan los miles de millones de seres humanos víctimas de este afán desenfrenado de consumir…
     

  • X. Gundín

    No quisiera dejar la impresión de que soy un equidistante. No lo soy.
    Otra cosa es que procure enjuiciar fria y desapasionadamente.
    No creo verdadera la equidistancia. Aunque si creo que hay quien se engaña a si mismo pensándose equidistante.
     
    En cualquier movimiento de masas que intentan acceder al uso y disfrute de los bienes que el trabajo social produce y a ellas les son negados, nos encontraremos con muchas imperfecciones a la hora de vencer las resistencias para acceder.
    Las impefecciones serán mayores cuanto mas grandes sean las resistencias y cuanto más encanallada se encuentre la gente.
    Hay situaciones (¿p. ej. Venezuela?) en las que las preguntas más importantes no se referirán al mal comportamiento de sus masas encanalladas, ni a la demagogia de sus dirigentes, sino a ¿qué condicciones sociales han permitido la producción de canalla?, ¿en que condicciones viven?, ¿a qué se dedicaron hasta ahora los que tenían la responsabilidad social de dirigir?, ¿a qué vienen ahora tantos lamentos?, ¿cómo se explica  que en paises con grandes recursos haya tanta pobreza del cuerpo y del espíritu?. Ni la herencia de la colonia, ni el caracter caribeño, lo explican todo. Ni Hugo Chaves tampoco.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    H. Cadarso:
    HOLA!:
                     Tomando como caso, no el de VENEZUELA que está en “proceso”,  y que unos cuantos  esperamos que no llegue nunca a cristalizar en ese  “socialismo real”… tan anárquica e incoherentemente concebido por esta gente que nos está gobernando…  si no el de CUBA,  que ya tiene un montón de años en ejecución  (y  que, por cierto,  está viendo la “forma” de abrirse y de entrar en conversaciones con los EE.UU),   y es el “ejemplo” que sigue nuestro gobierno “socialista” con bastante señales de hipocresía y muy  pocos frutos,  en la “querencia” de un bien social “igualitario”…,   le pregunto:
                    Si  la vida “socialista-comunista real” de CUBA  es tan buena, entonces… ¿Por qué la gente, se expone tanto, a riesgo de dejar sus propias vidas y se lanzan en balsas hechas de cualquier manera,  algunos hasta a merced del viento, a pleno océano, para emigrar de esa “Isla de la fantasía”? Cientos de personas han dejado sus vidas  en ese mar, con mucho miedo, pero con valentía, jugándose el todo por el todo,  y consiguiendo, en muchos casos, la muerte. ¿Por qué?
                    Una persona que viva bien,  con la garantía de poder contar, por lo menos, con la satisfacción de sus derechos ciudadanos, en un país  que le ofrece: salud, vivienda digna, educación, trabajo, y una vida ciudadana con plenas libertades…¿es capaz de aventurarse a atravesar un mar de tiburones en una simple balsa para huir de esa realidad “tan buena”?
                     H. Cadarso, así como leyó, por Internet, lo que Francisco Oves, arzobispo de la Habana, proclamaba en 1978…y todo lo que dice ahí en su escrito,  haga el intento de leer también algunos de los tantos  testimonios de personas del pueblo cubano, con sus  amargas experiencias de ciudadanos “de a pie”,  que han emigrado desesperados,  (yo conozco ciertos casos, incluso algunos de los cubanos que bajo acuerdo entre los dos gobiernos han venido a trabajar a Venezuela, han aprovechando la situación y han huido desde aquí hacia otro país, porque tampoco han querido calarse la experiencia venezolana, y de éstos unos cuantos…)  ante el horror del gobierno de los “hermanitos” Castro y su opresión y confiscación de derechos  en la vida de la población cubana. Le hago esta particular sugerencia: averigüe, cómo muchas mujeres en CUBA, se ganan la vida… Investigue, ¿quiénes son las “jineteras”  y qué porcentaje de mujeres viven de esa “profesión” y ¿por qué?… ¡QUÉ DEGRADANTE ES  EL PAPEL DE LA MUJER EN CUBA!.. Por cierto, ví hace tiempo, un documental que la misma TELEVISIÓN ESPAÑOLA hizo sobre la prostitución  CUBANA con algunos periodistas, que haciéndose pasar por turistas, grabaron unos cuantos testimonios… Y los que hoy están en el Poder, criticaban la prostitución femenina en el régimen dictatorial de Fulgencio Batista…¡Qué distintas son las cosas cuando se dejan de ver desde el ruedo y se toma el poder!
                   ¿Sabía usted que cuando se viaja a CUBA como turista, los guías le  muestran, como “por aquí va a pasar la Reina”, la realidad bonita, pero  jamás la penalidad de la Cuba indigente, que vive en la miseria? (Testimonios de mucha gente que ha ido a Cuba como turista y han evidenciado la situación).
                     Debo decirle que aunque usted me sitúe en el bando contrario, de acuerdo a sus ideas, trato de ser independiente,  no me considero ni capitalista, ni socialista, pretendo ser humanista, apoyo lo que me parece justo, correcto y humanamente beneficiable, de acuerdo a mis juicios y discernimientos personales sobre la realidad que vivo y la que observo a mi alrededor…Si es en el socialismo, como dice usted, donde mejor podemos vivir fraternal y solidariamente  los valores del cristianismo que nos señala el Evangelio, tenga en cuenta que todo es relativo en esta vida… No se trata solamente de  “simpatizar o no con teorías sociales”, o de que apoyemos (tomándolo dento del contexto de lo que usted dice en su artículo) a “San Julius Nyerere,” o a José María Escribá… y les pidamos que “ruegen por nosotros”, de acuerdo a nuestras posiciones teórico-sociales y “religiosas”…Se trata, ,  de SINCERAR CON la VIDA, dados ciertos valores sencillamente humanos, teoría y praxis, actitudes y hechos, en cualquier sistema social…y que además tengamos claro, que todo sistema social, debe estar orientado al servicio de la satisfacción de las necesidades, no sólo  materiales, sino también de las que tienen que ver con el espíritu y el respeto a todos los derechos y  libertades humanas, incluyendo en éstas  la libertad de expresión y de culto o religión.
                   Como Gundín, yo también le digo, que no es que considero que religión y socialismo sean incompatibles, ni tampoco que el SOCIALISMO no se pueda aplicar como sistema en una realidad social, pero, sinceramente, no creo en lo que se IMPONE, porque a mí, GOBIERNO, me da la gana, aunque tenga a la mayoría de la población en contra; no acepto que por defensa de una ideología fanatizada hasta casi el fundamentalismo, se gobierne a la “machimberra” con políticas antihumanas, que el pueblo no acepta, porque les oprimen y le hacen daño, y porque a costa de que “tenemos que ser iguales”, se justifique cualquier “pachotada” que nos pretendan imponer…¿Por qué no tratan de igualarnos a todos en el progreso, si no en la miseria?
             Ninguna persona, sea quien sea, debe exigirle a otra, bajo obligación, poder o autoridad que piense igual y acepte como “borrego” a todo lo que ella piense o mande…DIOS NOS HIZO LIBRES…Y LA LIBERTAD, SEGÚN SAN PABLO, NOS HACE RESPONSABLES. HAY QUIENES DICEN QUE LA LIBERTAD NOS HACE VERDADER@S… Y creo que esto último es una gran  VERDAD…
    Saludos
    María Luisa

  • X. Gundín

    Yo no digo que “…religión y camino al socialismo sean incompatibles…”. Tremenda afirmación generalizante que la experiencia desacredita.
     
    Tu dices, Cadarso: “”…el capitalismo…cuenta con el respaldo de muchos movimientos religiosos…”. Tambien dices “…de momento…”. Yo te matizo: ese momento dura mucho, es de siempre. Es cierto que no es único, hay más versiones. Pero es insistente, y potente, y militante, y no le importa el precio a pagar, incluso en sangre…siempre que paguen los otros.
     
    Es cierto que los otros tampoco son unos angelitos.
     
    Luego hay lucha, ¿qué otra cosa puede haber?.

  • h.cadarso

     
      María Luisa Machado: El arzobispo de Cuba Oves, tal como recojo en mi texto, reconoce que el clima social creado en Cuba por el castrismo es más próximo al evangelio que el que se respiraba antes de Fidel. He leído, y usted puede leer en Internet, que en Cuba nadie pasa hambre ni necesidad extrema, cosa que no pueden decir ni los hijos de Churchill ni los conciudadanos de Obama ni los de Angela Merkel… Es decir que según los testimonioss que yo presento, el socialismo no produce reparto de miseria, sino solución a las necesidades primarias de todos…
      A los Oscar Varela, Gundín, y demás, les sugiero que relean el texto que presento. La expresión “socialismos reales” no es demasiado exacta ni precisa, intento referirme a los países que, ajenos a las fórmulas procedentes del FMI, del Banco Mundial y de los “Mercados”, intentan construir un sistema económico en el que el objetivo número uno es el bienestar de todos los ciudadanos. En esa línea dicen moverse Cuba y Tanzania, entre otros, y creo que intentan orientarse los países de ALBA, y pretende moverse también la teología de la Liberación.
      Y cambio de tercio, como los toreros.  Recientemente,  el presidente de Uruguay Mújica ha declarado en España que “no reconocer el papel político de la iglesia católica en Latinoamérica es un error garrafal. Y yo, por más ateo que sea, no voy a cometer ese error”. En opinión de Mújica, todo programa político mínimamente razonable debe tener en cuenta a la religión católica en el caso de Latinoamérica. Por su parte, si leen algo sobre Julins Nyerere, podrán constatar que encontró grandes dificultades para sus propósitos en la jerarquía católica de Tanzania, pero a pesar de todo procuró incorporar a las labores de construcción del país a todas las religiones.
      Si los que participáis aquí con vuestros comentarios queréis decir que religión y camino hacia el socialismo son incompatibles y uno de los dos deben desaparecer en beneficio del otro, contradecís a Julius Nyerere, a una buena parte de los católicos cubanos, al ateo José Mújica, presidente de Uruguay. Eso sí, tal vez coincidís en vuestras conclusiones con Juan Pablo II y con el Opus Dei que está intentando frenar en América Latina a la teología de la Liberación.
      Yo diría que el capitalismo, en su versión neoliberal y de barbarie financiera y especulativa, de momento cuenta con el respaldo de muchos movimientos religiosos tanto de signo cristiano, aparentemente cristiano, como de otros signos. En cambio la tendencia socialista anda huérfana de todo apoyo de signo religioso; y se me ocurre que quizá como un mínimo se podría pedir que las religiones se declaren neutrales en esta pugna entre capitalismo y socialismo, y, perdónenme la audacia, si es verdad lo que dijo Oves de que el modelo cubano revolucionario se apróxima más a lo que propone el evangelio, que sería deseable que las religiones se inclinen preferentemente del lado de las fórmulas de corte socialista.
      Pero tenéis razón, hoy por hoy, las religiones parecen ser el furgón de cola, o mejor aún la vanguardia, la avanzadilla,la fuerza de choque  del capitalismo más salvaje. De momento gana por goleada la frase de Juan Pablo II: el comunismo NO SOLO SE PUEDE, SINO QUE TAMBIÉN SE DEBE DESTRUIR.
      En estas condiciones, queridos amigos, yo me quedo como mínimo al lado de José Mújica, y al lado de Jesús cuando repartió panes y peces a los más de cinco mil hambrientos en aquel descampado.

  • MARIA LUISA MACHADO B.

    HOLA!

    Hay socialismos que no son nada definibles…Yo diría que son “híbridos” de no sé qué…pues  sus  “teorías” o concepciones nadie las describe, y en la práctica  “se les puede definir” como:  lo que se improvisa en cualquier momento,  bien sea un “paquete económico” si se tiene que devaluar la moneda y controlar las divisas que no se sabe cómo se pueden administrar; la creación y promulgación de cualquier ley que se pueda  tener a mano para salir de algún apuro o urgencia que  indiquen las circunstancias  políticas, económicas,  de seguridad social, o de aparición de algún desastre natural… la implementación de cualquier medida de emergencia ante algún virus que aparezca en la población y pueda convertirse en epidemia…etc…
    Un claro ejemplo de lo arriba expuesto es:  el “SOCIALISMO DEL SIGLO XXI”, como el que estamos viviendo en VENEZUELA, que ha tenido algunos “admiradores” en América Latina y Europa… y  que intenta seguir el modelo del Comunisno “a la cubana”, en el cual dos  señores , uno de ellos de más de 80 “primaveras”, tienen gobernando a Cuba, desde hace 50    años y déle, pensando por millones de personas, en las que – parece ser que- ningún ciudadano tiene inteligencia como ellos para gobernar, y tienen que ser ellos los que gobiernen “eterna y caudillescamente”… todavía de modo personal, y quizás, cuando mueran, dejando como legado un “proyecto social revolucionario”,  cuyos frutos, entre otros, son:  opresión, crímenes y miseria en el pueblo cubano… Lo nuestro y su “modelo ejemplar”, que además, se denominan a sí mismo, como “sistemas democráticos”, resulta ser, como decimos nosotros: “un arroz con mango” (los españoles, quizás lo entiendan mejor como “arroz con melocotón”…). Imagínense ustedes:  un tanto de todo y bastante de NADA… Señores: si ésto es SOCIALISMO, tiene bastante aspectos parecidos a un SISTEMA  ANÁRQUICO y DESHUMANIZADO en todos los órdenes de la vida social…con “ciertos” rasgos de Militarismo Totalitario (ésto último en Venezuela).
    Con  cierta razón Winston Churchill, señaló en algún momento: “ El problema del Capitalismo es: la desigual distribución de la riqueza; y el del  Socialismo es: la igual distribución de la miseria”…
    Y es verdad. En Venezuela, hoy todos los estratos sociales somos “iguales”, tenemos una sociedad bastante “igualitaria” en la miseria,  porque: todos estamos pasando las mismas penurias que nos impone el régimen, que además, es, por elecciones fraudulentas,  legalmente ilegítimo;  para todos, no sólo para el ciudadano de “a pie” que tiene que  viajar y realizar algunas transacciones,  sino también para los empresarios, es difícil conseguir las divisas (los dólares), para poder invertir en sus empresas,  sólo los consigue o tiene “acaparados” el gobierno “socialista”; por  el desabastecimiento de víveres y otros enseres, producto de que el  gobierno “socialista” acabó con  la producción nacional de buena cantidad de rubros de la dieta alimenticia y confiscó una gran cantidad de empresas e industrias, ahora todos padecemos la carencia de  lo más importante, necesario y hasta  elemental en la vida cotidiana, incluyendo el papel higiénico, (lo cual nunca ocurrió en tiempos de la “cuarta república” con todos los errores que pudo tener)… “menos mal”, (y tenemos que agradecerle), que el Sr. EVO MORALES, presidente de BOLIVIA, (ferviente enamorado del SOCIALISMO de Chávez), muy “gentilmente”, en deferencia por algunos cheques “donados” a su país por el gobierno “socialista” de Venezuela, a cambio de apoyo ideológico, “nos  hace el favor” de exportarnos el papel sanitario  para que  los venezolanos, podamos andar higiénicos.
    Me pregunto: ¿tiene esto alguna relación con el cristianismo?…Señores, confirmando lo dicho con muchos ejemplos, tengo que decirles con toda honestidad que, para mí, es un INSULTO decir que JESÚS fue el primer comunista…No lo acepto, de verdad, no lo acepto…Es como que si pusiéramos a JESÚS, en un segundo plano, con relación a Marx y su  enfoque materialista para el estudio de la historia humana. Marx habla de conciencia social, pero la sociedad, no es una “manada de borregos”… está compuesta por personas que tienen una conciencia individual y unas inclinaciones y valores espirituales que no son iguales y que hay que respetarlas en sus derechos y libertades personales.
    ¿En dónde están los valores del AMOR, la LIBERTAD, la auténtica JUSTICIA, la IGUALDAD basada, NO en la distribución de los bienes materiales, sino de los derechos humanos sociales, pero primero que todo, individuales; la FRATERNIDAD fundamentada en el espíritu de SOLIDARIDAD SOCIAL…en  Marx, Lenín, Mao, Fidel, Raúl? ¿Dónde tienen ellos esos valores espirituales?  No creo que estos señores, por muy productivos que hayan sido inventando y teorizando concepciones sociales, tengan algún valor “especial” que aportar a la DOCTRINA del JESÚS HISTÓRICO. ¿Serán HUMANISTAS de verdad los fundadores del SOCIALISMO y su máxima expresión el COMUNISMO? Que cada quien juzgue según sus creencias filosóficas, doctrinales, concepciones de vida, del mundo y la sociedad  y sus conciencias personales. Yo ya tengo mis propias conclusiones.
     

  • Javier Pelaez

    Conocí a un sacerdote,al que por cierto hace mucho que no veo,que vivió en Tanzania bastantes años.Este sacerdote ocupó un cargo de una cierta relevancia en la iglesia en asuntos de misiones porque le mandaron a visitar a prisión a algunos sacerdotes y obispos encarcelados con ocasión de la independencia de Mozambique o Angola-.-,encarcelados por Portugal,claro.Me comtó que hicieron una conferencia en Madrid para protestar por los encarcelamientos y apareció-en Madrid!,la PIDE,la policía política portuguesa-.Bueno,pues a lo que iba,me hizo un elogio radical de Nyerere.Me contó que el Banco Mundial le ofreció una ayuda  y tras consultar llegó a la conclusión que la ayuda sólo iba a llevar a desigualdades de clases.La rechazó.Me contó que el ferrocarril de Tanzania lo hicieron los chinos.Los de entonces,no los de hoy que pactan hasta con la Cospedal.Este cura me contó una anécdota memorable.Una vez asistió a un parto en la selva.Al parecer los negros-así me lo contó-nacen semiblancos y luego la melanina reacciona.Pues bien,estaba aquel buen cura blanco enmedio de aquel parto rodeado de negros màs negros que el carbón y de repente,para su sorpresa sale aquella criatura semiblanca…El tío mirando a un lado y otro azorado…Luego este buen cura era profesor de universidad en Tanzania y toda la pasta se la daba a la comunidad africana sin que lo supieran.Me contó el disgusto cuando regresó a España y se enteró de que los africanos,de natural generoso,decían que era un rata porque con lo que ganaba iba vestido de pordiosero.¡Qué difícil es aquello de que tu mano derecha no sepa lo de la izquierda o a la inversa,que ya no me acuerdo!.

  • X. Gundín

    Me parece que Cadarso se fija en las relaciones -…reales, encuentros sobre el terreno…- entre regímenes socialistas -es decir sedicentes socialismos gubernamentales- e IC organizada -i.e: jerarquizada.
     
    Tales relaciones fueron hasta ahora de antagonismo peor o mejor llevado. Creo que esas relaciones solo pueden mejorar (?)
    1) por desaparición de una de las partes en conflicto, objetivo al que de modo inmediato ambas se aplican cuanto pueden aunque de diferentes modos o,
    2) a más largo plazo mediante la
    a) secularización e la IC o, alternativamente,
    b) bautismo del(os) socialismo(s), o
    c) la inutilidad social del conflicto mediante el establecimiento de la libertad personal que incluye la id. religiosa, e.d: la indiferencia social de esta o aquella religión.
    Este conflicto ¿no es una parte del de la IC con el mundo moderno?. Yo diría que si. Y que en ese campo de juego hay que jugar. Y entender que al mundo moderno, que se tiene por capaz por si mismo, ha dejado de preocuparle la IC y sus rarezas.

  • SIRUSO

    Pocos han expresado su tiempo como Enrrique, el otro Santos, el flaco de Oscar. Hoy, en el intento de ser cristiano y contribuir a construir el Reino, creo que uno de los mayores obstáculos es constatar que “se ha mezclao la vida”…que “es lo mismo…el que mata que el que cura”, y entonces se hace necesario distinguir la biblia del calefón, a Don Bosco de la Mignon. No soy “sabio” ni “profesor” y me cuesta hacer citas textuales, pero sé que “no todo contribuye a construir el Reino”,  y que para discernir el Jesús a quien seguimos nos dejó su criterio: “por sus frutos los conoceréis” y el único fruto que sirve es el que se deriva de practicar el único mandamiento, el del Amor. Sin dudas es difícil practicarlo en el Cambalache, pero creo que se puede si lo miramos con amor y honestidad.

  • Antonio Vicedo

    Parece que, dentro del hacer y decir de Jesús, el Galileo ENVIADO, queda  muy claro lo de Mt. XXV, como jurisprudencia final, y los precedentes de las parábolas de Los trabajadores de la vid y el pago de salarios; el Buen Samaritano y lo de Ju. XIII,35., para entender eso del socialismo real o HUMANIS MO HUMANO EN UNIVERSAL HERMANDAD.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo que Honorio busca:
    “referencias al socialismo “real”
    en sus relaciones con la iglesia y las religiones en general”-
     
    No sé si me equivoco, pero a Honorio le gusta ver “los pingos en la pista”;
    y entonces se pregunta por “lo-real” (del socialismo … o de lo que sea)
     
    A Honorio le gustará menos, en cambio, que yo me pregunte algo así como:
    ¿Qué es realmente “lo real”?
     
    Pero me comprenderá si yo le cuento que el mundo en que me tocó nacer y vivir, hasta la patentización extrema de nuestros días, es el mundo que describió un flaco hace ya casi 80 años, donde encontrará estrofas como las siguientes:
     
    –          Igual que en la vidriera irrespetuosa
    de los cambalaches
    se ha mezclao la vida,
    y herida por un sable sin remaches
    ves llorar la Biblia
    contra un calefón…
    –          ¡da lo mismo que sea cura,
    colchonero, rey de bastos,
    caradura o polizón!…
    –          Es lo mismo el que labura
    noche y día como un buey,
    que el que vive de los otros,
    que el que mata, que el que cura
    o está fuera de la ley…
     
    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=T9lldaeHiig=
    ……………….
     
    Lo “real” nos llega como una “in-quietud” que sentimos, más que como una “cosa-hecha”.
     
    La “navegación” de Honorio viene a decirnos que la “cosa-real” se nos ha implotado en no sabemos cuántas “realidades”. No solo la del “socialismo” sino la del “cristianismo” o de las “religiones”.
     
    El Uni-verso se nos ha hecho MULTI-VERSO.
     
    Negocio, entonces, mi tesina: “Otro cristianismo NO es posible” sino tantos cuantas GANAS DE VIVIR A SU MODO tienen los grupos humanos.
     
    Este es el Signo y Sino de nuestro tiempo ¿o no?
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

Deja un comentario