Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4787 Artículos. - 76755 Comentarios.

Bergoglio, Francisco y cuán parecidos son

ZalbaSupe de Bergoglio por el año ‘92. Fue cuando Juan Pablo II lo eligiera para obispo. A mediados de ese año, recala como auxiliar en la vicaría de la zona Flores, una de las cuatro en las que está dividida la arquidiócesis de Buenos Aires.

No se trataba de un cura diocesano, y por eso no era muy conocido entre el clero ni entre los agentes pastorales ni entre la feligresía local. Lo poco que enseguida comenzó a decirse, fue que se trataba de un conservador en materia dogmática y de alguien que habría participado en “Guardia de Hierro”, la controvertida agrupación peronista por sus derivas religioso-nacionalistas. Su carácter de jesuita, por otra parte, le otorgaba un fuerte halo de misterio y de incertidumbre.

A muy poco de su llegada a la arquidiócesis, comenzó a destacarse por su sobriedad y su estilo austero.

Aún retengo la imagen de cuando lo conocí personalmente. Era un día de fiesta parroquial con procesión incluida. Estaba yo en la calle, cerca del templo, cuando veo a un hombre delgado, muy serio, vistiendo un saco y pantalón oscuros y que llevaba, en su mano derecha, una bolsita de plástico color blanco; de esas que dan en las tiendas cuando se compra alguna prenda de vestir.

Hacía frío y tenía el cleriman oculto; no recuerdo si es que lo cubría una bufanda o si era el mismo saco que estaba bien cerrado sobre su cuello. Tenía “pinta” de cura, y aunque su condición clerical no era visible, su tan perceptible esfuerzo por pasar desapercibido se me hizo evidente. Enseguida me enteré que se trataba de Bergoglio, el nuevo obispo. Y supe también, que en esa bolsita llevaba sus atuendos sacerdotales. Y lo que también corrió de inmediato, fue que había llegado en colectivo. Tipo raro, pensé.

Al poco tiempo, en tan sólo quince meses, fue designado vicario general y ya se perfilaba para suceder al arzobispo/cardenal Antonio Quarracino. Así fue. En el ‘97 ya es obispo coadjutor y en el ’98 asume la jefatura de la arquidiócesis.

Hizo una “carrera” perfecta: primero, siendo muy joven, fue provincial de los jesuitas, y en un puñado años pasó de obispo auxiliar a convertirse en primado de la Argentina, luego en Cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal por dos períodos consecutivos. Su ascenso fue brillante; para muchos, envidiable.

Recuerdo también, que en los primeros meses de Bergoglio como obispo en Buenos Aires, nos encontrábamos conversando con un cura que había decidido instalarse en una humilde barriada de una diócesis vecina. Hablábamos de su opción, de las tensiones pastorales, de Juan Pablo II, del centralismo romano, del cardenal Quarracino y de todas esas cuestiones que podrían entrar en un análisis crítico del modelo eclesiástico imperante. En medio de ese diálogo, cuando “le tocó el turno” a Bergoglio, me dijo: “Tal vez tengamos que aceptar que este hombre se haya convertido. La verdad es que sus actitudes nos dejaron a todos con la boca abierta…” Se refería, claro está, a esa suerte de ruptura que había provocado con el modelo episcopal -entre vedettista y presuntuoso- al que estábamos acostumbrados y a esta novedad de presentarse mucho más cercano, sencillo, humano.

Muy prontamente, el obispo Bergoglio, comenzó a “ganarse” a los curas porteños. No sólo retuvo de inmediato el nombre de todos y de cada uno, sino que también conservó en la memoria sus condiciones particulares y afectos más próximos: padres, hermanos, sobrinos, gustos, necesidades. También comenzó a respetarlos en sus expectativas pastorales. Los “cambios de destino” que siempre habían tenido algún ribete dramático y que estaban sujetos a la mayor obediencia, pasaron a ser dialogados aceptándose los deseos e intereses de cada cual.

En sus años de arzobispo, amplió significativamente la presencia de curas en las villas porteñas instituyendo la vicaría episcopal para la pastoral en villas de emergencia. Se crearon, en ese ámbito, algunas parroquias nuevas y se construyeron unas cuantas capillas. No fue sólo una decisión pastoral, también implicó una opción económica. Es que esas parroquias no se autofinancian con los aportes de su feligresía y requieren dinero externo para sostener los edificios, los sueldos de los curas, y los gastos propios de cualquier casa. Otro asunto es dónde sale ese dinero, algo que no siempre se sabe con exactitud, pero lo cierto es que el arzobispado asumió el compromiso -y los costos dinerarios correspondientes- de tener una fuerte presencia en las barriadas más pobres de la ciudad.

Con este panorama entonces, tan lleno de buenas noticias, ¿qué se le puede reprochar a Bergoglio?

Algunos le han reprochado, precisamente, el haber puesto demasiados curas y demasiado plata en los sectores más pobres dejando menos sacerdotes y casi sin ayuda económica al resto las parroquias tradicionales de clase media y alta. Son los que no entendieron la estrategia de Bergoglio. Es que el jesuita un gran jugador de ajedrez y calcula sus movimientos con pasmosa habilidad. Al menos así es como lo he percibido desde hace años.

Me explico.

Su “inversión” entre los pobres, así como su gusto y buena disposición ante las manifestaciones populares de religiosidad católica y su campaña de bautismo para todos, tiene mucho más que ver con su mentalidad sacerdotal-salvífica que con una disposición efectivamente dialogante con la realidad, está más ligada a la compasión que a la justicia y, muy especialmente, a la recuperación para la iglesia de las mayorías empobrecidas. Esa “inversión” hecha entre los pobres, que no juzgo de artera ni meramente interesada, contiene una fundamental intencionalidad de expansión eclesiástica, de re-apoderamiento cultural por parte de la iglesia, de reconquista de espacios perdidos. Lo que otros pretendieron hacer casi exclusivamente desde arriba hacia abajo, desde los sectores dominantes y hacedores de opinión hacia los sectores dominados, Bergoglio lo trasladó también al camino inverso: comenzando desde abajo, desde los más pobres hacia ellos mismos y, si fuera posible, a los sectores medios y altos.

Si estar con lo pobres es mejor que estar contra ellos -eso hay que decirlo-; también hay que decir que la misión socio-religiosa-cultural promovida por el arzobispo en las barriadas más humildes, no tiene a la organización/participación popular ni como eje ni como contenido, ni fomenta el ejercicio de la conciencia crítica ni estimula a la participación política como mecanismo superador/liberador de las causas de la pobreza. La asepsia frente a lo ideológico/político -como si ello fuera posible- es una de las claves con las que debería leerse ese estar en las villas. Pero además, ese mismo estar, incluye otra cuestión particularmente estratégica: el reconocimiento de que buena parte de esa población, debido a sus arraigadas tradiciones religiosas, así como el modo particular en que las viven y expresan, resultan ampliamente permeables al providencialismo y a su correlato institucional: el clericalismo y la necesidad /poder sacerdotal,

Estar entre los pobres e intentar favorecerlos en la satisfacción de sus necesidades, no tiene nada de nuevo. Los curas villeros y la oferta socio-religiosa en las villas existen, por lo menos, desde los años ‘70. Lo que sí puede resultar novedoso es el modo de ese estar. Ahora con más recursos, con más personal, con mayor estructura. Pero sobre todo, con una presencia episcopal que se constituye en el freno institucional a cualquier posible “desborde”, ya sea teológico, ideológico o de autocrítica pública a la jerarquía eclesial.

Por otra parte, el verticalismo clerical y el ‘feudalismo parroquial’, más allá de un mínimo cambio de formas, se han mantenido incólumes en la arquidiócesis de Buenos Aires, de modo que la estructura eclesiástica no supo de cambios sustanciales durante la gestión bergogliana. La iglesia porteña no creció en participación ni en comunión. Al contrario, atravesó y sigue atravesando -con sus propias características- el mismo invierno de la catolicidad mundial.

Por el momento, Francisco se mantiene casi idéntico a Bergoglio. Provoca los mismos asombros que ya supo provocar, aunque ahora se magnifiquen por su estatus de Papa y por la nueva dimensión real y mediática de su contexto. También, y por ello mismo, genera importantes expectativas aún entre personas asociadas a los sectores menos tradicionales y conservadores de la iglesia. Pero mucho me temo que les ocurra lo mismo que a aquel cura que mencioné en mi relato: que tales expectativas se les transformen en decepción. Cuán lamentable sería la Iglesia si sus transformaciones sustanciales deviniesen, simplemente, de los gestos del papa o de su austeridad, como si el obispo de Roma estuviese eximido de ese imperativo evangélico. Sin profundas revisiones y reformulaciones teológicas, no puede haber más que pequeños cambios cosméticos, aunque resulten simpáticos para muchos y hasta emotivos para otros tantos.

Sergio Zalba, 11/04/2013

44 comentarios

  • Santiago

    Amigo Oscar,     creo que salió lo que tienes de filósofo…Sin embargo, la nueve terminología puede cambiar……… pero la filosofía es “perenne”…ya que no podemos negar la poderosa presencia de nuestra razón en nuestra vida…Claro que Tomas de Aquino fue un revolucionario controversial en aquella epoca para la Universidad de Paris etc….Sin embargo, a pesar de que Kant quiso trivializar y relativizar el conocimiento humano, sin embargo, también sus postulados invalidan sus negaciones…que podrían ser falsas….puesto que “nada” se puede llegar a conocer…ni siquiera “el no poder conocer”
    Pero la razón se acerca mucho mas a la realidad que la sin razón…porque en el mundo hay mucho mas orden que desorden, ,mas belleza que fealdad, mas amor que desamor, mas lógica que ilógica..por eso, en contra de Sartre, creo que la vida no es un absurdo…sino un maravilloso camino…y una aventura a seguir, aunque no siempre podamos comprender el como y el porqué de las cosas y de los acontecimientos…que nos ocurren cada día….Pero SI podemos pensar, es porque hemos recibido esa capacidad, no lo hemos logrado nosotros “ab initio”….TODO es pre-existente en nosotros…solo trabajamos en la materia y en el espíritu que se nos dio, lo “recibido”, aun la propia existencia…y es por eso por lo que somos humanos, y no divinos,…en el amplio sentido de esa palabra…Lo demas es pura especulación.
    un saludo cordial    de Santiago Hernández

  • Santiago

    Honorio,    no puedo sentirme aludido puesto que no me creo superior a nadie…lo contrario es lo verdadero…que siento cada dia mi indignidad para recibir la gracia de Dios que no merezco…sin embargo, veo ese amor, que es gracia, por todos lados….y tengo que agradecer profundamente el haber podido ser partícipe de este mínimo momento que la historia me ofrece… y de haber sido consciente de que se me ofrece la oportunidad para unirme con todo mi ser a esta meta final y a esta vocacion -esta llamada- que Dios nos hace a todos, a diario.
    Con respecto al engaño, creo estamos viviendo actualmente “en un mundo” que ha institucionalizado la mentira…Por eso yo creo en los testigos que  prefieren dejarse matar antes de renunciar a la verdad que ellos constataron…porque es difícil -y un contransentido- morir cuando sabemos que es por una “causa” falsa…que hemos fabricado nosotros mismos por maldad, por burla a los humanos o por que se yo que aberración mental  que esté presente en mi psique….Solamente se es lógico cuando morimos por defender lo que creemos que ha sido la verdad…Por lo demás, como hablamos en hipótesis y antes de morir, hemos de preguntarle a un condenado al infierno, hipotéticamente actual y real, si “realmente” se puede estar “tan bien” en la eterna permanencia de ese “estado”…un saludo cordial   de Santiago Hernández   

  • Javier Renobales Scheifler

    Honorio, Honorio,
     
    Esa que tú llamas tu madre es la que dice que te quiere salvar, no yo, sino tu SMICAR (acrónimo de SantaMadrIglesiaCatólicaRomana); es esa ICR la que dice que quiere salvarte. ¿Le dices que te deje en paz? No, claro que no.
     
    Jesús no significa salvador, sino ‘dios salva’ (bueno yo no tengo ni idea de idiomas bíblicos, pero es lo que le he leído –si no recuerdo mal- al cátedro Antonio Piñero, especializado en esas lenguas bíblicas, o al menos del NT.)
     
    Aunque ya sé que no te va a hacer ni pito de caso, como de costumbre, dile porfa a esa madre tuya eso que me dices tú a mí: que nos deje en paz; y que no se disfrace de tan superior a los demás.
     
    Es que la ICR se proclama a sí misma santa, la muy narcisa y falsa (Jesús parece que dijo que nadie es bueno, sino sólo dios. O sea que no es santa tu santamadre, al menos a los ojos de Jesús: ni es santa ni es madre –madre sólo hay una, como es natural, y no es la ICR-).
     
    Claro, la mayoría del santoral católico son eclesiásticos, muchos de ellos jerarcas, y papas. El colectivo católico que más santos tiene, en proporción y con gran diferencia, es el de los papas: claro, son lo que tienen todo el poder en la ICR y sin su firma no hay santo católico que valga: así que se hacen santos a sí mismos, unos papas a otros, hoy por ti mañana por mí, la santidad a imagen y semejanza de los papas.
     
     Santos no católicos no hay ninguno, que yo sepa: figúrate tú la superioridad que se arrogan los jefes de tu santamadre, Honorio: sólo los católicos podéis ser santos, preferentemente los eclesiásticos, y más preferentemente todavía los jerarcas y más aún los papas. Menudo concepto de santidad, el católico: puro marketing para su negocio, esa santidad piramidal, cuánto más alto en lo eclesiástico, más santos hay es el santoral católico.
     
    Tu madriglesia, querido Honorio, no para de pretender evangelizarnos por tierra mar y aire (dice que ha oído voces que le ordenan que nos evangelice, o que lo dice el libro); dice que es para nuestra salvación, para lo que nos evangeliza. Dile que nos deje en paz, porfa, que estamos mejor sin su evangelización.
     
    Bueno, para mi salvación no, porque a mí, que no soy su hijo (en eso no somos hermanos, Honorio), ya me ha condenado para toda la eternidad, con esa estupidez que dice que ‘fuera de ella, no hay salvación’, Honorio.
     
    Yo dije que me fastidia que os engañen, y es verdad que me fastidia, lo mismo que me fastidia que me engañen a mí. Y dije que lo hacen con facilidad. Todo lo contrario de lo que dice tu santamadre, que se pretende infalible.
     
    Con lo cual, dime de qué presumes y te diré quién eres, tu madriglesia se engaña y os engaña, Honorio, conviene ser consciente de ello.
     
    Una vez contemplaba yo por primera y casi única vez, al pie de una de ellas, las enormes columnas de la fachada de la basílica de San Pedro de Roma, y exclamé: son apabullantes. El guía del grupo me oyó, interrumpió su relato turístico, y dijo al grupo: es que para eso se construyeron, para apabullar. Bueno, pues por ahí se complace en moverse ahora el gran jefazo Bergoglio.
     
    Así que, Honorio, mejor te fijas en la fatua superioridad que se arroga tu madriglesia ¿no te parece? (Esposa de Jesús, creo que se hace llamar también, además de santa y madre).
     
    Superioridad que a ti no te molesta, o no creo habértelo leído por aquí. Ni te molesta que el bueno de Luis González Morán te llame ‘hombre de dios’ (ahí es ná; bueno, él se cree ‘ministro de dios’; sois grandes, Honorio y Luis: vosotros os creéis que sois personas de dios, y yo me he de condenar eternamente porque estoy fuera de vuestra madriglesia: cuánto engaño.)
     
    Y en cambio te molesta que diga que creo que os engaña tu madre; (creo que no es mi pretendida superioridad que dices, que sabes no existe, lo que te molesta, Honorio, sino que creo que os engaña y lo digo convencido de ello).

  • oscar varela

    Hola!
     
    Leo de  Santiago:
    – “hay que distinguir:
    * lo que es la “sustancia” de lo que es “accidente”…
    * lo esencial de lo superfluo….
    * lo interno de lo meramente externo…”-
     
    ¡Ok, Santiago! Vale tu razón …
    … pero solamente en el acotado modo de pensar (marco, modelo, horizonte) que se le ajusta a esas “creyentes” pre-misas de la “escolástica”.
     
    Notas:
     
    1.- La “Filosofía aristotélica” (luego “escolástica tomista”) debería ser mirada bajo el aspecto radical de “creencia-en-la-que-se-está”; e.d. la tal “filosofía” es una “Fe”, “Hipótesis” o “Hipnosis” iniciada a las puteadas por el siglo VI A.C. en un sito de coordenadas terráqueas determinado llamado “Hélade” en sus “periferias existenciales” (ya que se puso de moda el término).
     
    2.- Toda “escolástica”, no solo la medieval, consiste en el coherente armado de conceptos “recibidos”, que, aunque elaborados todo lo que se quiera, no son “NyC” (Nacidos y Criados), ni fueron pensados desde la vida concreta en su situación vital (Sitz im Leben). Escolástica y Trasplante son sinónimos. A veces “prenden” las exóticas plantitas; otras, andan arrastrando su des-arraigo y otras florecen un tiempo pero se agostan en sus esfuerzos de per-durar.
     
    Entiendo que ese “modo-de-abordar/asomarse” a las Preguntas-todavía-sin-respuestas, en que consiste el ir viviendo del ser humano en el mundo no satisface el objetivo de su pretensión: comprender.
    ………………
     
    Leo de h.cadarso:
    – “Yo cantaría: ‘Déjame en paz, que no me quiero salvar, que en el infierno no estoy tan mal’…”
     
    Ok! Ese método de “apartamiento” (¡Déjame!) es la mejor manera de no lograr su declarado objetivo: la paz.
     
    ¿No tenés otro, Honorio?
    …………….
     
    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • h.cadarso

      “Son mis amigos y me fastidia que les engañen con el burdo timo de la estampita…” creo haber leído eso o algo parecido en un comentario a este hilo, refiriéndose a Antonio Duato, Ana Rodrigo y alguno más, y a un servidor.
      A mí esas frasecitas me suenan un poco a un cierto complejo de superioridad y un cierto menosprecio de las personas aludidas, como si ellos, los que no piensan como Duato, Rodrigo, Cadarso y demás, como si ellos tuviesen toda la verdad y solo la verdad y los demás nos estuviésemos chupando el dedo.
      Y por eso les cantaría aquello que cantaban en los años 1970: “Déjame en paz, que no me quiero salvar, que en el infierno no estoy tan mal…”

  • Santiago

    Sergio,    a pesar de nuestras discrepancias, coincidimos en el deseo de una reforma….Pero hay que distinguir en la Iglesia lo que es la “sustancia” de lo que es “accidente”…lo esencial de lo superfluo….lo interno de lo meramente externo…Si la reforma se refiere a la sustancia…la Iglesia no puede cambiar el mensaje de Cristo..que no fue político ni social…sino que representa una verdadera filosofía ideológica de la misma vida….Mensaje trascendente…interpretado correctamente por los testigos de la vida y hechos de Jesus…Mensaje de esperanza que tocaba profundamente la psicología del hombre necesitado de perdón, de reconciliación y de rehabilitación de una manera constante….Es la dualidad del ser humano la que es fuente de la angustia existencial…Somos individuales y al mismo tiempo sociales…porque vivimos en comunidad…Pero nacimos solos….y solos vamos a morir…Jesus tocó como nadie y se dirigió a la angustia existencial nuestra, producto de nuestra soledad interior y de nuestra intimidad personal, solo de nosotros conocida…aunque vivamos rodeados de personas en la comunidad humana..y esta intimidad y soledad es la que…produce  nuestras preguntas: ¿por que estamos aquí…cual es nuestro destino…hacia donde nos dirigimos…donde se encuentra nuestra meta final…y por último que ocurre despues de nuestra muerte?..Querer cambiar las respuestas de Cristo ante el problema existencial del ser humano es mera fantasía..ya que la esencia del mensaje evangelico trasciende nuestra mera humanidad y responde a todas esas preguntas filosófica que están ampliamente documentas en las notas de los conocieron bien que son Las Memoria de los Apóstoles….Las “revisiones” y “reducciones” y “reinterpretaciones” de los modernistas no pueden cambiar la esencia y la sustancia de la predicacion oral y escrita de Jesus…pues el mismo dice que el “agua que nos dará saltará hasta la vida eterna”..(en el griego está claro lo que significa eternidad)…y “El que crea en Mi aunque muera vivirá” es decir…”no morirá para siempre”…o sea sobrevivirá la tumba a pesar de la corrupción temporal del cuerpo…y por ultimo Cristo es el único capaz de darnos PAZ…”no como la da el mundo” sino como la de Dios…paz profunda, duradera, indeleble, permanente, eterna….Paz reservada especialmente a los que se atrevieron a creer en EL y a seguir su camino….
    Por lo tanto, los cambios de la Iglesia no se pueden refirir a la doctrina de Cristo…predicada autenticamente por Jesus…y transmitida a nosotros en la fe de la Iglesia…sino TODO lo que oculta -y ha ocultado- a traves de los siglos la verdadera faz de este mensaje de amor…tal como lo resumió, lo predicó y lo vivio el pobrecito de Asis…
    En cuanto a la Thatcher, no me refería a ella como modelo de santidad…Como Gorbachov, Reagan, Nikita K., Roosvelt, Churchill, Nicolas II de Rusia, Luis IX el Santo, Enrique VIII de Inglaterra etc etc….estos personajes tuvieron sus luces y sus sombras…ellos se encuentran ante el juicio de la historia…lejos de nuestros nuestros juicios personales…que estan influenciados por nuestra propia ideología..Me referí a ella, pero no por ella misma, sino para señalar la “popularidad” de la oración universal de Francisco de Asis…que apela al corazón de todos, aun a los no católicos, pues el llamamiento de Cristo es para TODOS…un llamamiento a la santidad de vida
    un saludo cordial….de Santiago Hernández

  • X. Gundín

    Recibido Santiago. No pienso que quisieras ofender cuando escribias. De tu forma de escribir se deduce que no quieres hacerlo.

  • h.cadarso

      Tu comentario, Sergio, me parece excelente, escéptico más bien, que es como yo veo el tema personalmente. Y es que no espero gran cosa de la jerarquía, de la estructura eclesiástica, que siempre parecee más preocupada por asegurar la supervivencia de la estructura que por dedicarse a la salvación de las personas.
      O sea que, vamos a lo nuestro, a lo que yo creo que Jesús nos enseñó: curar enfermos, redimir cautivos, combatir abusos de los poderosos, crear lazo de fraternidad entre todos los hombres.
      Los que se sientan llamados por Jesús, Papas, obispos, curas, monjas, laicos y demás personas, quizá se sumen a nuestros esfuerzos. Pero no esperemos sentados, ni mirándolos a ellos. No son tan importantes ni tan guapos como para estar mirándoles.

  • ana rodrigo

     Querido Pepe Blanco, ya he manifestado en muchas ocasiones mi escepticismo con respecto a Bergoglio-Papa, y escepticismo no es confianza.

    Y por otro lado, ni el Papa ni cualquier otra persona deciden sobre mi vida íntima, incluso diría que me da igual a título personal este señor, si no fuese porque me preocupo de que una institución de tanta envergadura mundial funcione bien, pero me preocupa mucho más el que funcionen otros organismos políticos, económicos o sociales que sí inciden sobre la justicia, la supervivencia, el trabajo, la educación, la sanidad, etc. y que afectan a la ciudadanía sí o sí.
    Al fin y al cabo, a la Iglesia pertenece quien quiera hacerlo, no es obligatorio, y la Iglesia o el Papa no tienen capacidad de decisión sobre la vida ciudadana y su vida civil, si no es en la medida en que su orientación espiritual tome una dirección u otra, pero siempre será opción y decisión personal. Por ejemplo, si alguien va a misa, allá cada cual, pero si alguien no tiene acceso a los medicamentos por cuestiones económicas, me preocupa muchísimo más.
    Es cierto que hay aspectos públicos de la Iglesia que hay que tener en cuenta, pero entramos en el área pública. Por ejemplo, hoy Rajoy se entrevista con el Papa para mantener todos los privilegios que la Iglesia tiene en España, aquí sí habrá que cuestionar lo que decidan ambos poderes, político y religioso, por lo que afecta al resto de ciudadanos/as que no optan por la Iglesia y producen perjuicios a la vida pública española.
    Pienso que el objetivo prioritario de quienes participamos en atrio, o en cualquier ámbito ciudadano, debe ser la preocupación por la vida pública, no por la vida íntima de los y las demás, a no ser que sus actos y sus actividades sean condenables por inmorales, pero eso ya está fuera, ya queda expuesta a que los y las demás juzguen nuestros actos.
     

  • oscar varela

    Hola pepe blanco!
     
    Te leo:
     
    1.- “Pero mi impresión es que os va a tomar un poquito el pelo a los bienintencionados que confiáis en él.”-
     
    Gracias por el ¡Alerta! a la parte que a mí, del pelo, me tocaría
     
    Me pregunto:
    * ¿Se puede vivir sin confiar en algo o en alguien?
    * ¿Se puede estar seguro que no nos pueda de-fraudar ese algo o alguien?
     
    2.- “Aunque tal vez tenga una estrategia oculta desconocida e imprevisible que acabe sorprendiéndonos a todos.”-
     
    Para mí eso no sería nunca una sorpresa, sino un asco.
     
    Me explico:
    El maquiavelismo es la estrategia de una hábil Gobernanza del Poder. Y no tengo nada que objetar…;
    a no ser que yo sea un inocente pelotudo; y por lo tanto me merezca el porrazo por haber puesto la con-fianza (¡nótese el radical sentido económico del vocablo!) sin el ¡Alerta! Responsable correspondiente ¿ok?
     
    Pero a los con-cordantes con el “modo” de El Galileo-Jesús no les “cae bien”, les “chinga”, no muestran “elegancia” andar con “estrategias” de ocultamientos. Esos  “éxitos” (milagritos) –si lo fueran-, favorecería la pendejada infantilista.
     
    Todo esto lo tiene Salvador Santos más clarito que el agua clara. ¿O no?
     
    Abrazo y ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • pepe blanco

    Hola Ana,
     
    Siento haber aludido -e incluso mencionado expresamente- a quienes confían en Francisco. La verdad es que no suele ser mi estilo. Procuraré no volver a hacerlo. No necesito hacerlo.

  • Santiago

    Gundín,    de ninguna manera quise -ni quiero- ofender a nadie cuando escribo…En ese sentido, hablo en general…Por eso pienso que me leíste o me interpretaste incorrectamente…Cuando escribo que la lucha de clases “basada” en el odio y la venganza se aparta del amor de Cristo…quiero decir que la lucha de clases SI ES QUE está basada en el odio y la venganza evidentemente es lo opuesto al evangelio…pues el evangelio no es SI se basa,   sino que la doctrina de Cristo ES amor…y predica AMOR…aunque la palabra no siempre indica blandura ,porque el amor es siempre ser fuerte.
    Si los medios que usan los que siguen la dialectica marxista son buenos…evitando la mentira como arma…la calumnia…el crimen, el robo etc..para lograr el fin que es el triunfo de la revolucion…y esta revolucion en su fin es lograr la felicidad de todos…y de una sociedad sin clases…entonces el materialismo de Marx se asemeja a la trascendencia de Cristo…excepto que no pasa de esta vida….Entonces no hay nada que objetar…maxime si se estipula que el “fin no justifique los medios”…pues no podemos usar medios malos aunque sean “de clase” o colectivamente.
    Personalmente, admiro tu entereza…en defender tus ideas…y lamento profundamente cuando el mal se disfraza con el nombre del bien….Nunca se puede justificar la injusticia, venga de donde venga
    un saludo cordial  de Santiago Hernández

  • ana rodrigo

    Cuando alguien le dice a otra persona adulta, con su propio nombre, formada e informada, y capaz de decidir por su vida, que se está dejando engañar por alguien, y se lo repite una y otra vez, tendría que pensar que quizá esté tratando a esa otra persona como si fuese idiota total.
     
    Y máxime cuando, además, reproduce creencias, unas en el Papa, que, como es mi caso, nunca he sido una entusiasta en una persona que lo han puesto ahí de Papa. Y lo he matizado un día sí y otro también. Y respeto a quienes hayan esperado lo que sea de esta persona.
     
    En otras ocasiones se nos trata de idiotas porque seguimos siendo cristianos, sin saber cuál es la base y fundamento de nuestra vida espiritual, mi vida en lo más íntimo, es ese núcleo al que nadie puede acceder y del que nadie debería hablar. Yo sé cuál es y para qué y por qué yo he optado consciente y libremente por un camino para mí válido, sin entrar en la vida de los demás, a quienes respeto en sus crencias o increencias.
     
    Del no compartir, llamemos, “camino espiritual”, a atacar a quien no sigue tu camino, hay un trecho. Hay una línea roja que hay que tener cuidado en no pisar.
     
    ¡Es que todos los días leyendo lo tontos que somos quienes somos cristianos y/o católicos, fastidia un poco! Se puede analizar, criticar o atacar a las doctrinas, a las religiones, a las ideas, a las iglesias, pero, ¡ojo!, todos, yo la primera, deberemos poner más cuidado con las personas en su intimidad, que eso es la espiritualidad religiosa.

    Aunque podamos y, hasta debamos, debatir cuerpo a cuerpo, sobre ideas, ideologías, moral, esperanzas y desesperanzas, pero eso es otra cosa. No sé si me habré explicado o la habré liado.

  • pepe blanco

    Hola Javier Renobales,
     
    Creo entender la actitud de Antonio Duato, Ana Rodrigo y tantas otras personas respecto al papa Francisco. ¿Te acuerdas de Fox Mulder, el protagonista de los Expedientes X? Quería creer. También hoy muchos quieren creer. Quieren creer en Francisco, por ejemplo. Quizás porque las señales que envía parecen mostrar lo que tal vez no haya. Quizás por comparación con lo sucedido en su día con Juan XXIII. Quizás porque, simplemente, necesitan creer, tener esperanza, y se agarran,-como a un clavo ardiendo-, a un viejo zapato negro o a una sencilla cruz de madera.

  • Javier Renobales Scheifler

    El jodido cristianismo, el vuestro sí, amigos de Atrio, es la religión del imperio establecido, desde Constantino.

    Es la jodida realidad. De la que hay que partir.

    Bergoglio no va a cambiar nada importante: sirve al imperio establecido.

    Dios  no puede evitarlo. Es cosa de las personas, de los humanos del planeta

  • Javier Renobales Scheifler

    Pues a mí, Pepe Blanco, sí me fastidia que estos hipócritas creen falsas esperanzas a amigos de Atrio como por ejemplo Antonio Duato, Honorio Cadarso, Ana Rodrigo, Luis. Henríquez, y otros, que pueden/necesitan pasarse años esperando un cambio/reforma que libere de la pobreza a algunos de los pobres (y pobras, que decía Pepe Sala, jocosa pero demasiado amargamente, como sabe sufrir Pepe Sala).
     
    ¿Que ya son mayorcitos para dejarse engañar con semejante burdo timo de la estampita?

     Sí, cierto Pepe Blanco, pero son mis amigos y me fastidia que les engañen. A mí también me engañan en otras cosas con facilidad, y me fastidia.
     
    Inocencio III era un auténtico ladrón, aunque no en la tan inmoral moral de la ICR.

    Hoy su lugar lo ocupa el argentino Bergoglio, jefesupremo de la riquísima ICR. La moral de Bergoglio, ni por tanto la de su ICR, no puede condenar a los ricos, como es rico Bergoglio con su Estado Vaticano, porque sus inmensas jodidas estúpidas riquezas se lo impiden.
     
    Nada pues tienen que ver con Jesús, ni Bergoglio ni sus jodidos jerarcas, ni la moral capitalista que expanden desde su corrompido magisterio católico capitalista.
     
    Pero si el papa es un jodido ladrón ¿qué son los de la lista de Forbes? ¿Acaso Bergoglio puede, desde sus inmensas riquezas/poderoso Estado Vaticano, meterse a condenar las riquezas de los tipos de la lista de Forbes?

    Es evidente que no puede, ni por lo tanto lo va a hacer nunca. El sistema establecido no se lo permite, y él. Bergoglio, es fiel esclavo del sistema estalecido. 

    Las condenada a la pena de la excomunión son las que abortan y quienes les ayudan a abortar, no los de la lista de Forbes. Sí que es jodida la moral católica, puffff.
     
    OSCAR VARELA ¿vas de regodeo, o de coña, o qué? ¿Acaso crees que Bergoglio puede asumir ninguno de los puntos que sugiere el puteado Alessio?
     
    Es como pedir a Bergoglio que se inscriba en el triatlón de Hawai, de clase A, o en cualquier campeonato del mundo, u olimpiada.
     
    Es físicamente imposible, en esta jodida ICR, lo que sugiere el puteado Alessio.
     
    Además ¿quién pondría a qué laicos a hacer eso que dice Alessio, los obispos y demás jerarcas del papa? ¿bajo el control y aprobación de esos jodidos jerarcas del papa? Pues menudo avance de la chufa.
     
    No sé quién andá diciendo por Atrio que otra ICR es imposible, pero me ha parecido ver a algún firma diciendo eso en Atrio, que otra ICR es imposible, o similar, sí Oscar ¿acaso que tú no lo viste, ché ahijado?
     
     ¿acaso soy yo, señor? preguntó el apostólico apóstol del apostolado apostólico, conocido por Judas –el de la bolsa Iscariota, que era la de los mercados de entonces-, al perplejo Jesús, que le dijo al hipócrita: pero bueno tío ¿tú de qué vas? Andá y que te den, chorizo traidor, fuera de mi vista, capullo, déjanos cenar sin traidores, cabrón.
     
     (Aunque el desconocido evangelista lo edulcora para mejor aceptación de sus fielesovejas –palabra de dios- y les dice eso de lo que hayas de hacer, hazlo pronto, y chorradas así, para engañar al personal.
     
    Bueno, con todo ese historial de fracaso y de abandono de diospadre a Jesús, así no podían seguir, visto que al jefe Jesús lo asesinaron con tortura y todo con mucha facilidad, los chicos del imperio romano.
     
    Entonces los discípulos de Pablete de Tarso de inventaron lo necesario para montar un cristianismo que pudiera prosperar: Y ESO ES LO QUE TENEMOS HOY.

    Y prospera a base de bien, el jodido cristianismo, hace las delicias del sistema establecido.

     
    No pidáis peras al olmo, que nunca las va a dar.

  • oscar varela

    Hola!
     
    Con motivo de la elección de Bergoglio como papa, Alessio (cura sancionado)  sugirió que para caminar verdaderamente hacia una Iglesia “pobre” Francisco debería:
     
    1.- nombrar a otra persona como obispo de Roma que se haga responsable de esa diócesis,
     
    2.- nombrar a un responsable laico del Estado Vaticano,
     
    3.- exigir a todos los sacerdotes que son ‘embajadores’, los nuncios apostólicos, que trabajen en parroquias y que su lugar lo ocupen también laicos
     
    4.- como padre de los pobres ponga sus pies en una diócesis de algún país del Tercer Mundo y desde allí ofrezca su servicio de pastor de todos y todas.
     
    5.- levantar las censuras, las amonestaciones, las penas, las prohibiciones a todos los teólogos, biblistas, pastoralistas y fieles que hayan tenido procesos en la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, por lo menos desde el Concilio Vaticano II hasta ahora
     
    6.- nombrar una comisión de expertos en ciencias humanas y sociales que propongan pronto un documento donde claramente:
    * se tome distancia de la homofobia,
    * se rechace claramente la teoría que considera la homosexualidad como ‘desorden grave’,
    * que se valore la ideología de ‘género’ como un aporte indispensable para el respeto de la diversidad
    * se ponga en discusión toda la moral sexual eclesial
     
    7.- permita que “todos los sacerdotes que fueron reducidos al estado laical, si así lo desean, puedan hacerse cargo de comunidades y parroquias para el servicio pastoral,
     
    8.- poner en debate el tema del celibato en particular y de la figura del sacerdote en general y permitir que fieles laicos también puedan celebrar la eucaristía y demás sacramentos.
    ………………
    ¡Vamos todavía … hacia una vida personal y adulta! – Oscar.
    ……………….
    Nota: tomado del Tablón (Jorge Gerbaldo)

  • pepe blanco

    Sobre la comisión para reformar la curia que ha mencionado Oscar Varela.
     
    Veamos. Francisco es sacerdote desde hace casi 45 años. Obispo desde hace 20, y cardenal desde hace 12 años. ¿Y no tiene ni idea de cómo empezar a reformar la curia? ¿No sabe cómo funciona, cómo podría mejorar y su ignorancia es tal que tiene que nombrar una comisión de señores que viven a miles de kilómetros de distancia entre sí y que no se van a reunir por primera vez hasta dentro de seis meses?
     
    A mí me da un poco lo mismo. Pero mi impresión es que os va a tomar un poquito el pelo a los bienintencionados que confiáis en él. Aunque tal vez tenga una estrategia oculta desconocida e imprevisible que acabe sorpreniéndonos a todos.

  • Javier Renobales Scheifler

    Nuestro difunto amigo Gabriel Sánchez llamó en Atrio, al jerarca hondureño golpista Madariaga, cardenal basura.

    Bergoglio va mostrando su verdadera y desagradable cara.

    Pero ¿a quién le importa? Todo seguirá igual, también los entusiasmos, las utopías y las esperanzas por decreto … a prueba de aguafiestas.

    La religión del Imperio, el cristianismo (progresistas/disidentes católicos incluidos), seguirá ocupándose de hacer beneficencia/caridad con algunos los pobres, algo imprescindible para seguir cumpliendo su función de apoyo al Imperio.

  • oscar varela

    Hola!

    Otra cosita:

    Hoy Eduardo Aliverti en su Programa de todos los Sábados de 10 a 13 hs. “Marca de Radio”, que sale por Radio AM La Red de Buenos Aires (yo lo escucho en santiago de Chile via Internet) 
    dio la noticia del raje que le dieron alcordobés Alessio. Pero no dio la fecha del raje, que fue el 6 de febrero, cuando todavía no estaba Francisco.
    (¿Pobre panchito, no?)

     Córdoba (AICA): El Vicario Judicial del arzobispado de Córdoba, padre Dante Eduardo Simón SDB, puso en conocimiento de los fieles católicos que el señor José Nicolás Alessio “ha sido penado con la dimisión del estado clerical, por medio de la Congregación para el Clero (Rescripto Protocolo N. 2012 3423/F), con fecha 6 de febrero de 2013”. “Por ello ha perdido automáticamente los derechos propios del estado clerical y permanece excluido de todo el ejercicio del sagrado ministerio¨, subrayó en un comunicado. En 2010, el arzobispo de Córdoba, monseñor Carlos José Ñáñez, notificó que inició el proceso canónico correspondiente ante el tribunal eclesiástico de Córdoba al presbítero Alessio, párroco de San Cayetano, en el barrio Altamira de la capital cordobesa, quien efectuó declaraciones públicas en diversos medios de comunicación, a favor del mal llamado “matrimonio” entre personas del mismo sexo.

  • oscar varela

    Hola!

    Disculpame Sergio y disculpe la Redacción y disculpen los Compas atrieros, pero …

    Pero está siendo divulgada en los Medios habituales (ahora en REDES CRISTIANAS)
    una CARTA DE LA FEDERACIÓN LATINOAMERICANA DE CURAS CASADOS
    dirigida al papa Francisco.

    No entro a juzgar el CONTENIDO

    Esa Carta NO FUE CONSENSUADA por los miembros de la Federación,
    por lo cual yo como Secretario NO LA ACEPTÉ.

    Pero está apareciendo con mi nombre y cargo.

    Entiendo que no es nada del otro mundo y no doy por el pito más que lo que el pito vale,
    pero conviene dar aviso a los amigos.

    ¡Gracias y Vamos todavía! – Oscar.

  • oscar varela

    Hola Sergio!

    Parece que no solo eso con los muertos,

    sino con los IMPRESENTABLES  que -parece-acaba de nombrar para la Reforma de la Curia Vaticana.

    Están el “encubridor de pedofilia” Errázuris y el “golpista hondureño” maradiaga”

    Es una lástima que tu perspectiva se vaya confirmando. Pero parece que va siendo así.

    Digo “lástima” porque (sin acento) LASTIMA a mucha gente esperanzada.

    ¡Sigamos todavía! – Oscar.

  • Sergio Zalba

    Oscar Varela,
    Cierto que el telegrama lo escribe Bertone, pero aunque yo no sé casi nada de italiano, meparece leer que el texto en cuestión dice: “Su Santidad Papa Francisco…  recuerda con aprecio los valores cristianos..etc. etc.” Se lo encuentra aquí: http://www.vis.va/vissolr/index.php?vi=all&dl=3b2fcb8b-9696-89f3-4ef5-51640ab648bb&dl_t=text/xml&dl_a=y&ul=1&ev=1
    Si no es verdad que Bergoglio recuerde con aprecio los valores cristianos de la Margarita, tendría que desmentirlo. Pero si es verdad… este hombre es peor de lo que yo imaginaba.
     
    Y sí… sigamos andando!

  • olga larrazabal

    La diplomacia papal no tiene nombre. No se si Bertone (el secretario) o Bergoglio (el jefe) andaban mareados ese día, pero redactar una nota de pésame haciendo valer “los valores cristianos” que inspiraban a la Thatcher y su contribución a la libertad de los pueblos” avalan todo el neo-liberalismo que ha sido la ideología más potente que ha existido contra el cristianismo. Porque Marx era la competencia de un cristianismo incompetente,porque tenían finalidades bastante similares, pero el liberalismo ha arrasado con la solidaridad, con la cooperación, ha enriquecido a una elite roñosa y mezquina y abiertamente no cristiana en sus valores. Y de paso ha ayudado a que los países pierdan sus fuentes de trabajo y su industria y sean menos libres.  Privó a los niños ingleses de su vaso de leche en el colegio, desmanteló la salud y la educación…
    No era necesaria tanta tontera para dar un pésame oficial, bastaba con adherirse al sentir del pueblo inglés, (que no sabemos cual es)  rogar por su alma y no adjuntarle méritos que están en discusión.

     

  • pepe blanco

    Gracias, Ana. El video que pones está muy bien, pero al que me refería yo es este otro, que no tiene desperdicio. Busca en youtube:
     
    Carmen Hernandez en el Vaticano (COMEDIA) – Camino Neocatecumenal

  • Javier Renobales Scheifler

    Las señoras/es cristianas, también en este foro Atrio, deberían aceptar de una vez por todas que su religión, el cristianismo, es la religión propia del Imperio, del poder establecido.
     
    Es el Imperio (los Imperios) lo que ha hecho grande al cristianismo, es el Imperio lo que ha expandido el cristianismo por la fuerza; siendo la religión de emperadores y reyes se ha expandido por el occidente, por Europa con el Imperio romano, que impuso el latín, la lengua de la ICR, significativamente una lengua muerta.
     
    Los Imperios español y portugués lo han expandido por América Latina, imponiéndoles con el cristianismo los idiomas español y portugués. Los Imperios inglés y francés han hecho lo propio en América del Norte.
     
    El cristianismo es la religión de la derecha vencedora, la religión del poder establecido, la religión del sistema establecido, al cual se debe, pues forma parte de la esencia del cristianismo: eso, el Imperio, es lo que ha hecho del cristianismo lo que es hoy, y no la acción de ningún dios ni espíritusanto.
     
    La moral del Imperio, la moral del sistema establecido, es la que hace la moral del cristianismo, sobre todo en lo económico, que es donde reside el poder.
     
    La moral de Thacher fue la guerra, la venganza de Thacher por el hundimiento de la fragata inglesa Seffield consistió en hundir el crucero General Belgrano usando un submarino atómico inglés, incomparablemente mucho más poderoso que el viejo crucero.
     
    Esa moral del Imperio, la de Thacher, Blair, Bush, Aznar … etc., es la moral del cristianismo en la práctica. La reacción de Bergoglio lo evidencia una vez más.
     
    En Madrid la derechona va a poner a una calle el nombre de Margaret Thacher, la cristiana de los valores cristianos que dice el telegrama de Bergoglio «Recordando con aprecio los valores cristianos, que fueron cimiento de su (de Margaret Thacher) compromiso en favor del servicio público y de la promoción de la libertad en la familia de las naciones».
     
    Bergoglio es más de lo mismo, la continuación de Ratzinger/Wojtyla.

  • ana rodrigo

    Pepe Blanco, busca en Youtube el siguiente enlace y encontrarás lo que buscas sobre la tragicomedia de los Kikos y los franciscanos que los escuchan….., que no sé quién está más “ido” de todo el grupo.

    El Show de Kiko Arguello y Carmen (COMEDIA) – Camino Neocatecumenal

  • ana rodrigo

     
     
    Desde el principio dije que quizá Francisco se quede en lo que antes llamábamos un cura moderno. Así que tendremos “esperancitas” y decepciones a diario, para unos, para otros y para todos, habrá de todo para todos.

    Pero tiene que tocar tantas teclas que, como quiera contentar a todo el mundo, veremos el poliedro del que hablé en otro momento. Deberá ir fijando quién es él en este momento como obispo de Roma y Papa de la Iglesia, de lo contrario las tensiones desde todos los movimientos le van a dejar en nada.

    He leído que va a reformar la Curia ¿podrá?, ¿qué tipo de reforma?
    Lo de Margarita es muy fuerte, pero aquí vemos la bicefalia: jefe de estado y jefe de la Iglesia. Algo sobra, no se puede tener esposa y amante a la vez.
     

  • Diego

    Gracias Sergio por tus palabras. Te acompaño en cada una. Estoy totalmente de acuerdo en el tema de fondo que planteas. Un abrazo

  • pepe blanco

    Hace unos días, la prensa del entramado cristiano se hacía eco del saludo del papa Francisco a Kiko Argüello: “Menudo lío has armado!¡Pero tenemos que continuar con ese lío!”
     
    – Está claro que los análisis de Francisco no parecen sufrir de un exceso de rigor intelectual. Los kikos serán muchas cosas, pero ¡un lío, lo que se dice un lío…!
     
    – No he podido evitar acordarme de aquel vídeo de una intervención ante Benedicto XVI de la señora esa que cofundó los kikos (¿Carmen?). Aquello sí que tenía pinta de ser un lío. Una perorata demente y confusa, muy liada. Un lío. Pero no creo que Francisco se refiriera a aquello. (¿Alguien podría volver a colgarlo en el tablón de anuncios? Me apetece volver a reírme un poco)
     
    – En fin, que este papa tiene pinta de ir a ser el papa-opio, el papa que les diga a las clases desfavorecidas que Jesús los quiere mucho, pero mucho, mucho. Motivo por el cual tienen que estar muy contentos, pero muy, muy contentos. Aunque todas las Tátcheres del mundo, que también son muy cristianas, hagan todo lo posible para joderlos bien, ellos tienen que estar contentos, porque Jesús los quiere mucho, Dios los perdona siempre y sus curas párrocos, también. Además, el demonio es muy malo, pero muy, muy malo. ¡Uf, que malo!

  • El papa Bergoglio-Francisco (empleo la expresión del argentino Sergio Zalba), a los miembros de la Comisión Bíblica Internacional presidida por el arzobispo G.L. Müller les agradeció su labor de profundización en la Palabra, también llamada Divina Revelación, Biblia, Sagradas Escrituras.
     
    Y no quiso perder ocasión de recordarles a los miembros presentes de ese importante dicasterio (no estoy seguro de que lo sea, pero para los efectos es lo mismo), lo específico católico de la recepción de las Sagradas Escrituras: estas se reciben y sancionan y validan o legitiman desde la Tradición viva de la Iglesia, y desde el Magisterio, del que el Papa es el principal garante. En esto, los católicos se diferencian radicalmente de los cristianos hijos de la Reforma, y aun de los cristianos seguidores de la Ortodoxia, que si bien cuentan con buena parte de la Tradición común con la Iglesia católica romana, y ni que decir que con ese lugar teológico fundante que son las Sagradas Escrituras, no cuentan con un magisterio a la manera del Magisterio católico.
     
    De modo que yo lo que sigo apreciando es que el papa Francisco está abriendo la vía de una reforma en la Iglesia universal, no desde la ruptura con la Tradición y el Magisterio -se da por ello que no puede haberla con la Palabra de Dios-, sino desde la fidelidad a ambas.
     
    Ciertamente (véase al respecto la Dei Verbum del Concilio Vaticano II), para la Iglesia católica la Palabra de Dios no queda exclusivamente contenida en un libro (la Biblia). Empleando una terminología propia del lenguaje cinematográfico, diríamos que en una especie de “fuera de campo” con respecto a las Sagradas Escrituras se encuentran la Tradición y el Magisterio, “trípode” donde acontece el misterio de la fe y su concreción doctrinal sin oposición entre uno y otro lugar teológico.
     
    Buen sábado.
     

  • oscar varela

    Hola!
     
    Tal vez convenga apreciar que el pésame por la muerte de Margaret Thatcher es un telegrama firmado por el Cardenal Secretario de Estado, Tarcicio Bertone.
     
    «Su Santidad el Papa Francisco recibió con pesar la noticia del fallecimiento de la baronesa Margaret Thatcher. Recordando con aprecio los valores cristianos, que fueron cimiento de su compromiso en favor del servicio público y de la promoción de la libertad en la familia de las naciones, encomendando su alma a la misericordia de Dios y asegurando a su familia y al pueblo británico su recuerdo en la oración, el Santo Padre invoca para todos abundantes bendiciones de Dios».
     
    Pienso que T. Bertone eestá aprovechando el poco tiempo que le queda hasta la próxima jugada ajedrecista de Pancho
     
    Tal vez ¿no?
     
    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • Sergio Dalbessio

    Héctor Leis, exmontonero, politólogo y doctor en filosofía expresa algo interesante (al final el link para los que quieran profundizar en el reportaje y ver su libro de aparición reciente)

    -Es difícil hablar del papa Francisco para los argentinos, un pueblo mental y emocionalmente saturado por políticas e ideologías del pasado. En ningún país del mundo ocurre que cuando se recibe la noticia de la elección de un papa connacional no surja inmediatamente una alegría y emoción unánime. Las críticas mezquinas hechas a la elección de Bergoglio muestran, una vez más, que la Argentina es un país dividido por resentimientos originados en el pasado. Si Francisco continuase la obra de Bergoglio, ciertamente el Vaticano comenzará una nueva etapa. Su acción será espiritual y pastoral sin distinción de identidades políticas o ideológicas. Su compromiso será con los pobres y los necesitados. Su mensaje será de amor, reconciliación y fraternidad. Mi impresión es que un papado con esas características tendrá una gran contribución en América latina y en el mundo. Pero tengo mis dudas de que eso valga para la Argentina. Mi esperanza es que Francisco nos ayude a abrir nuestros corazones y mentes al amor, la verdad y la reconciliación con nuestro pasado que tanto precisamos. Pero sin un acto de contrición de nuestra parte, eso no será posible.
    http://www.lanacion.com.ar/1568250-hector-leis-para-que-el-pais-supere-las-divisiones-que-hoy-lo-aquejan-es-forzoso-hacer-la-catarsis-de-los-70

  • Sergio Zalba

    Es obvio que mi manera de vevr las cosas, no se condice demasiado con la de Santiago. No importa, lo repeto plenamente y no entro en disputa.
     
    Lo que sí quiero decir es que la palabra y persona de Margaret Tacher me chirria horrorosamente.  No sé a  cuento de qué la trajo a esta reflexión. Pero es que si hay persona “no grata” en Argentina, esa es Margarita. La misma de quien el otro día, tras su fallecimiento, Bergoglio-Francisco envió un telegrama a las autoridaes británicas diciendo que “recordaba los valores cristianos que estaban en la base de su compromiso con el servicio público y en la promoción de la libertad entre la familia de las naciones.”
     
    ¡Dios mío! Margarita es quien violó todo tratado humanista e internacional, haciendo hundir el Crucero Gral. Belgrano -durante la guerra de Malvinas- y acabando con la vida, sin combate, de más de trescientos jóvenes. El crucero estaba fuera de la zona de exclusión marítima y sin embargo lo hizo hundir para demostrar su poderío bélico y fortalecerse políticamente.
     
    Si eso es lo que genera una actitud/valor cristiano y si ese es el fruto de rezar la oración de San Francisco… bueno, me parece que hablamos de cosas muy distintas.

  • pepe blanco

    Si el que Margaret Tatcher rezara en público una oración de Francisco de Asís significa que el proyecto social de Francisco de Asís encaja en el proyecto social de Margaret Tatcher, entonces tengo un argumento más que encaja en mi interpretación:
     
    El papa Francisco es, como Francisco de Asís, profundamente medieval, como medieval es, también, el neoliberalismo al que le abrió las puertas Margaret Tatcher. Un neomedievalismo que sustituye los nobles de antaño por los presidentes de las grandes corporaciones financieras e industriales. Los pobres de entonces son los proletarios de ahora. Solamente los obispos se mantienen: siguen siendo los mismos. Y el papa, en concreto el papa Francisco, también.

  • X. Gundín

    Santiago, amorosamente…déjame decirte que tus apologías colocan más que el ácido. Debe ser por eso que algunas cosas exageras.
    Así cuando dices que la lucha de clases basada en el odio y en la venganza se aparta abiertamente del evangelio de Cristo…creo que dices mal. Aún si dijeras que el odio y la venganza se apartan de….Cristo…..Pq la lucha de clases no se basa en el odio y la venganza -aunque puede producir esos efectos- sino en el antagonismo de intereses entre los órdenes (sociales) y los Estados (nacionales), según dice el razonar marxista al que aludes. Alude bien, hombre, sin juicios apriori.
     
    De un comunista, que estuvo a las puestas de la muerte por dos heridas de bala en el pecho, resultado de la represión policial de una manifestación obrera en el año 72, aprendí que el odio es de clase, nunca personal.
    Lo aprendí cuando él desde la carcel prohibio a los jóvenes de su familia que tomasen represalias contra el pobre psicótata que interrogaba en la comisaría de policia, cuyos procedimientos reabrieron las heridas y volvieron a ponerlo en peligro de muerte. Lo prohibio diciendo eso: que el odio es de clase, no personal.
     
    Las balas y el interrogatorio eran cristianos.
     

  • Santiago

    Sergio,    el método evangélico cristiano se basa en la ideología y política de Cristo…que discrepa y se aparta del análisis marxista de la realidad en el método que usa y en su último fin…puesto que la revolución y “revisión” de Cristo se basa en el amor y la obediencia al Padre, fuente de ese mismo amor…La lucha de clases basada en el odio y en la venganza se aparta  abiertamente del evangelio de Cristo…pues es el amor y el perdón lo que propone Cristo,claramente, estableciendo  un cambio de actitud del judaísmo farisaico que solo veía el cumplimiento de la ley externa como el camino hacia la perfección, y predicaba lo de “ojo por ojo, diente por diente”….sin profundizar en  el mismo “espíritu” de la la ley que provenía del amor a Dios y al prójimo…El querer cambiar el Evangelio de Cristo usándolo en  “clave” diferente que sugiera la mera revolución, cruenta o incruenta, olvidando la necesidad del amor y perdón cristianos, es crear un paradigma completamente opuesto al de Cristo…puesto que “su” revolución debe basarse en el amor…incluyendo los medios y fines…que tambien han de ser buenos. Es crear “otro” Cristo, pero no el Cristo del amor, el evangélico, como el mismo quiso identificarse plenamente..cuando vivió en esta vida.
    Si se ha acusado a la Iglesia de no tener suficiente presencia entre los pobres….Jorge Bergoglio quiere demostrar lo contrario…ya que el tesoro amoroso de la Iglesia esta particularmente presente -y muy anclado- en el pobre…Ya el diácono Lorenzo antes de su martirio proclamó ante el prefecto romano esta incontrovertible verdad…Tambien la madre Teresa quería entrañable estar entre los pobres…particularmente con los moribundos. a quienes recogía en las calles de Calcuta..para que murieran al menos en el consuelo de que “alguien” los había amado en esta vida, aunque fuera solo por unos momentos…ya que la caridad cristiana es mucho mas trascendente que la simple compasión..puesto que profundiza y exalta la dignidad humana en un grado superior.
    Por eso Bergoglio escogió como modelo a Francisco de Asis, y adoptó su nombre…El pobrecito de Asís fue el modelo mas acabado y radical de lo que es ser cristiano…En su famosa oración, tan popular, que hasta Margaret Thatcher la recitaba en público, Francisco sumariza el mensaje de Cristo:

    Hazme Señor un instrumento de tu paz

    Donde haya odio, que yo ponga amor
    Donde haya ofensa, perdon
    Donde haya discordia, armonía
    Donde haya duda, la fe
    Donde haya error, la esperanza
    Donde haya tristeza, la alegría
    Donde haya tiniebla, la luz

    ¡¡Oh Maestro!! Haz que no busque tanto

    ser consolado, sino consolar
    ser comprendido, sino comprender
    ser amado, sino amor

    Porque:

    Es dando, como se recibe
    Es perdonando, como se es perdonado
    Y es muriendo, cmo se resucita a la vida Eterna

    TODO pues en esta oración universal se refiere al amor, en el estricto sentido que le dio Cristo, apartándose del mas mínimo vestigio del odio y la venganza..puesto que debemos ser simples  instrumentos de la paz.
    Y asi  no nos extrañemos pues que Bergoglio quiera seguir a S. Francisco empezando por los pobres…los mas parecidos a EL..La radicalidad del mensaje de Cristo consiste en cambiar la “estructura” de la sociedad basándose en el mismo amor conque Dios nos ama…que debemos, por tanto, transmitir, con su misma fuerza, a todos los que nos rodean…En eso consistió el mensaje que Francisco de Asis captó perfectamente, adoptando la pobreza real para poder vivirlo plena y voluntariamente…oponiéndose vehementemente a lo que podía alejarlo de ese amor imperioso…que nos llama constantemente a remontarnos por encima de las miserias de esta vida. 
    Ese, es pues, el único amor que salva, -que nos salva- pues el único trascendente, que puede derrotar a la muerte misma…El único camino propuesto por Cristo…Lo demás son conjeturas…intentos…apoximaciones fallidas…amor falso…fantasías..egoísmos disimulados..odios y venganzas…Ahí está Francisco de Asis para demostrarlo con su vida radical…Hablar de Cristo, pues, es hablar de este amor
    un saludo cordial   de Santiago Hernández   

  • Maria

    Exelente articulo!!! Clarísimo.
     

  • ana rodrigo

    Siempre se ha dicho que el mejor maestro, no es el que sabe mucho, sino el que sabe hacer que su alumnado aprenda desde su participación con el maestro. Pues algo parecido veo yo con el tema Bergloglio-Francisco-Obispo de Roma-Papa.
     
    Se esta centrando tanto la atención en su persona, cosa muy natural por otra parte, se están generando tantas espectetivas entorno a su pasado, a su personalidad, a sus gentos, se está haciendo un gigantesco poliedro de su personalidad, de las sopechas que recaen sobre él, etc. etc.,   que nos vamos a olvidar que lo que mayormente debiésemos esperar es que supiese coordinar y dejar que los y las demás, junto a él, como máxima autoridad, hagan posible un cambio radical en la Iglesia.
     
    Ël sólo llegará hasta donde su carácter, su temperamento, su entorno le permitan, y esto tiene escaso recorrido en realción a todas las espectativas que está generando, una persona no puede hacer todo lo que se espera de él. Por eso debería buscar cauces de cooperación, creando grupos especializados de colaboración sin cargos honoríficos, con mujeres y hombres que vean lo que él no ve, que digan lo que él no dice, por las razones que sea, que desbrocen caminos que a él no le van a permitir, etc. etc. Yo diría que debería ser un “posibilitador” de que grupos plurales trabajasen en la frontera del Sitema Vaticano.
     
    Lleva un mes y se le ha reprochado ya todo: el que no haya cambiado la curia, la teología, el Vaticano, etc. Desde el principio he visto que es muy difícil la labor que tiene por delante, porque ha entrado en un club que él conoce muy bien, y sabe de los sabuesos que le rodean, y sabe de la variedad de “iglesias” que hay, y sabe que no puede despreciar a unas y dar carta blanca a otras, que hay corrientes dentro de la Iglesia que están en las antípodas unas de otras, y que son irreconciliables, que lo que para unos es un dogma de fe absoluta, para otros son absurdos, que lo que para unos son herejías e infidelidades, para otros son la sustancia de la fe. En este maremagnum, Francisco lo tiene difícil.
     
    En este momento él tiene la primera y la última palabra para dar paso a más palabras.

  • Con permiso. Me parece valioso y correcto lo que señala Sergio. En Argentina sabemos que Bergoglio es lo que es. Algunos piensan que malo, porque estuvo contra el matrimonio igualitario o contra el aborto; otros que es un santo por su pastoral con los expulsados del sistema.
    Pero hoy, hablando con un amigo y comentando el último artículo de Leonardo Boff, le decía: no sé hasta qué punto Francisco querrá o podrá hacer algo que cambie a esta Iglesia tan dañada, con sus crisis europeas que nos contagian a todos, lo que sí puedo decir es que es hermoso tener esperanza y me parece que su merito es haber sabido transmitir esperanzas. Quizás esa esperanza sea defraudada, pero a algunos nos ayudaran a vivir con alegría de corazón aunque sea un tiempo.
    Si Francisco no sabe o no puede o no quiere ayudar ha hacer un mundo mejor, volveremos como siempre a lo que nos enamoró toda la vida: trabajar por la dignidad de nuestros hermanos.
     

  • pepe blanco

    Le agradezco a Sergio Zalba este testimonio de primera mano sobre Bergoglio. Los más viejos de Atrio, que conocemos a Sergio desde hace años, conocemos también la lucidez, la claridad y el buen juicio que suelen manifiestar sus análisis.
     
    Por eso, este escrito, junto con otros comentarios que nos ha ofrecido Sergio sobre Bergoglio, me merecen, de entrada, más confianza que los ríos de tinta sobre Francisco que he leído en la prensa en el último mes. Artículos que, en general, parecían escritos no por seducidos, sino por hipnotizados por lo que no parece ser más que un envenenado cambio de look.

  • oscar varela

    Hola Sergio Zalba!
     
    Gracias por este excelente esfuerzo de comprensión  y descripción de esta realidad que tu perspectiva vital te acredita.
     
    Cuando hace poco fuimos a Bs. As. con Olga, la misma noche en que llegamos a Tigre nos recibieron un grupo de amigos entre los que estaba un cura jubilado (historiador y artista plástico) que había hecho todo el Noviciado con Jorge Mario Bergoglio.
     
    Tu pintura del personaje coincide con la trazada por este cura.
    Tal vez la sabiduría popular haya trazado esta coincidencia en el refrán:
    “Genio y Figura hasta la sepultura”.
    ……………….
     
    Yo ya he dedicado varias –y desde hace tiempo- a exponer algunas re-estructuraciones a las “Teologías”, que en forma de “Catecismos” impregnan las almas humanas.
     
    La de Bergoglio es una de ellas, y exageradamente férrea.
    Me hace estar ¡Atento! a sus modos pastorales.
    Puedo deslindar su “actuación” (lo que hace) de sus “interpretaciones”.
     
    Pienso que las palabras puestas en boca de Jesús cuando crucificado:
    “¡Dios mío, dios mío ¿por qué me has abandonado?!”
    se debería des-endulzar y tomarlas plenamente en serio.
     
    Tal vez sea Enrique Santos Discépolo el que me sopla al oído:
     
    http://www.todotango.com/Spanish/las_obras/Tema.aspx?id=XrFPoDu+bMc=
     

    Tormenta

    Tango 1939

    Música: Enrique Santos Discepolo

    Letra: Enrique Santos Discepolo

    ¡Aullando entre relámpagos,
    perdido en la tormenta
    de mi noche interminable,
    ¡Dios! busco tu nombre…
    No quiero que tu rayo
    me enceguezca entre el horror,
    porque preciso luz
    para seguir…
    ¿Lo que aprendí de tu mano
    no sirve para vivir?
    Yo siento que mi fe se tambalea,
    que la gente mala, vive
    ¡Dios! mejor que yo…

    Si la vida es el infierno
    y el honrao vive entre lágrimas,
    ¿cuál es el bien…
    del que lucha en nombre tuyo,
    limpio, puro?… ¿para qué?…
    Si hoy la infamia da el sendero
    y el amor mata en tu nombre,
    ¡Dios!, lo que has besao…
    El seguirte es dar ventaja
    y el amarte sucumbir al mal.
    No quiero abandonarte, yo,
    demuestra una vez sola
    que el traidor no vive impune,
    ¡Dios! para besarte…
    Enséñame una flor
    que haya nacido
    del esfuerzo de seguirte,
    ¡Dios! Para no odiar:
    al mundo que me desprecia,
    porque no aprendo a robar…
    Y entonces de rodillas,
    hecho sangre en los guijarros
    moriré con vos, ¡feliz, Señor!

  • José Ignacio Ardid

    Me he permitido copiar un párrafo de este comentario:

    Por otra parte, el verticalismo clerical y el ‘feudalismo parroquial’, más allá de un mínimo cambio de formas, se han mantenido incólumes en la arquidiócesis de Buenos Aires, de modo que la estructura eclesiástica no supo de cambios sustanciales durante la gestión bergogliana. La iglesia porteña no creció en participación ni en comunión. Al contrario, atravesó y sigue atravesando -con sus propias características- el mismo invierno de la catolicidad mundial.

    No seré yo quien apague esta llama de esperanza, pero la tarea que tiene por delante el papa Francisco es inmensa y agotadora, de ahí que mi escepticismo vaya creciendo por momentos, no tanto por la persona y sus gestos, sino por la necesidad angustiosa que tiene la ICAR de abrirse definitivamente antes de acabar como una secta.

  • Javier Renobales Scheifler

    “Si estar con lo pobres es mejor que estar contra ellos -eso hay que decirlo-; también hay que decir que la misión socio-religiosa-cultural promovida por el arzobispo en las barriadas más humildes, no tiene a la organización/participación popular ni como eje ni como contenido, ni fomenta el ejercicio de la conciencia crítica ni estimula a la participación política como mecanismo superador/liberador de las causas de la pobreza. La asepsia frente a lo ideológico/político -como si ello fuera posible- es una de las claves con las que debería leerse ese estar en las villas. Pero además, ese mismo estar, incluye otra cuestión particularmente estratégica: el reconocimiento de que buena parte de esa población, debido a sus arraigadas tradiciones religiosas, así como el modo particular en que las viven y expresan, resultan ampliamente permeables al providencialismo y a su correlato institucional: el clericalismo y la necesidad /poder sacerdotal, …”

    Por esto le hizo cardenal Wojtyla: porque Bergoglio demostraba ser más de lo mismo, pero además de forma muy inteligente estratégicamente (algunos argentinos son muy inteligentes, y muy ingeniosos): haciendo que los fielesovejas crean a pies juntillas que necesitan a dios y a los curas católicos, al poder de la ICR.

    Y hay que pensar que para eso lo han puesto de papa los cardenales del papa: para que Bergoglio siga haciendo, ahora en toda la ICR, lo que ha hecho de jefe local/nacional de la ICR en Argentina

    Por eso no hay motivos para el entusiasmo, por el momento, con Bergoglio.

    Nada hace pensar que Bergoglio vaya a declarar inmorales a los poderosos que causan la pobreza: ningún cambio en lo moral, en este sentido, se espera ni se puede esperar de Bergoglio.

Deja un comentario