Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 25-11-19, 16:56

Jon Joseba Leonardo (2019-11-25 16:56:58) : Se adjunta un link relativo al Avance de la Encuesta Europea de Valores 2018. Da una idea precisa de la situación del Sistema de Creencias [...]

Floren (2019-09-09 17:49:55) : Papa Francisco, ¿pastor o gobernante? http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/09/el-papa-francisco-pastor-o-gobernante.html

José María Rosell (2019-09-01 21:51:18) : Pequeño video que explica de forma sencilla las inmatriculaciones de la iglesia: https://youtu.be/Dl8Jcu8zWe8

Equipo Atrio (2019-07-26 22:56:17) : Un excelente programa colombiano de TV: MARIA MAGDALENA, UNA LEYENDA HECHA MUJER... por Carmiña Navia.

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

5074 Artículos. - 81305 Comentarios.

La crisis y los bienes de las iglesias

Hemos conocido ayer la disposición de la Iglesia Ortodoxa de Chipre a hipotecar todos sus bienes para suscribir bonos que ayuden al Estado a superar la crisis, sin atenerse a lo que propone la troika, que todos los diputados del parlamento han rechazado. En otro foro de ATRIO hay una discusión sobre la objetividad de la noticia, de la que no he tenido tiempo e hacerme cargo. Yo he conocido la noticia según la redacta El Mundo, no El País, sin citar agencia. Y, para continuar aquí la discusión iniciada allí, pongo también el artículo del provocador Aurelio González, Si quisiera, la Iglesia podría solucionar la crisis española, publicado hoy en Público, con una gotas finales que recomiendo. Aquí aí que hay materia para comentar. AD.

Si quisiera, la Iglesia podría solucionar la crisis española

Por Aurelio González, 21 mar 2013

¿Alguno de ustedes sabe, o puede calcular, o encontrar a cuánto asciende la riqueza del patrimonio de la Iglesia católica en España? Yo no he sabido buscarlo ni en libros ni en internet, en donde todas las referencias se reducen a decir que es de un valor incalculable. Seguramente constituye el patrimonio más cuantioso de España, incluido el del propio Estado.

La Iglesia ortodoxa de Chipre ha ofrecido sus bienes para salvar el impuesto que quieren establecer sobre los depósitos que los chipriotas tienen en los bancos, origen del conflicto actual. Cierto que la Iglesia ortodoxa por compartir religión tiene buenas relaciones con Rusia, cuyos ciudadanos son principalísimos depositantes, y cierto también que la Iglesia participa en el accionariado de uno de los bancos. Pero lo esencial es que ha puesto sus bienes a disposición del Estado y de los ciudadanos. Eso es lo que cuenta. Y bien ha destacado el patriarca ortodoxo que de todos es sabido que el patrimonio de la Iglesia de Chipre es inmenso, de modo que con su ayuda se podría liquidar la crisis del país, permanezca o no en la Unión Europea.

No sé si automáticamente ya han pensado ustedes en el traspaso a gran escala de esta solución a España, habida cuenta de que nuestra crisis es mayor y el patrimonio de la Iglesia española es muchísimo más caudaloso que el de la Iglesia hermana.

Si a ello le diera un empujoncillo y consejo el nuevo Papa, seguro que el cardenal Rouco y la Conferencia Episcopal en pleno ofrecerían la salvación económica a Rajoy y su Gobierno. Todos ellos con notables simpatías y empatías hacia la autoridad eclesiástica.

No se trataría de una confiscación o desamortización de sus bienes, sino de un donativo o hipoteca sin condiciones y poner la contabilidad y riqueza eclesiástica a cero. Poco tiempo ocuparía el último lugar del ranking, y por el contrario la economía española renacería, la posibilidad de trabajo se incrementaría exponencialmente, se podría pagar la gigantesca deuda con los acreedores alemanes, y los pensionistas afrontarían su última etapa de vida con dignidad. Y la Iglesia habría prestado el gran servicio a España en, ésta sí, Cruzada contra la pobreza que ha anunciado el Papa como objetivo de su papado. Para los ciudadanos, católicos o no, no tendría por qué ser humillante, al haber conseguido la Iglesia su riqueza con la fe y el esfuerzo y la contribución de todos los españoles. Ni la duquesa de Alba ni Amancio Ortega tiene por qué donar sus bienes, pero la Iglesia, sí. Sería grande y digna de Cristo.

Si quiere. Pero no quiere. Prefiere ser rica ella y llenos de penuria y preocupación los españoles.

He dudado si titular Artículo absurdo. Pero me parecía una obligación moral escribirlo. Ustedes se mofarán de mí, pero Chipre y su Iglesia están en el Mediterráneo y España y su Iglesia también.

____________

Gota QUE NO SÉ CÓMO CALIFICAR: El mismo día, en el mismo periódico, y en la misma página, aparecen dos noticias: Una, que 17 directivos de la prácticamente quebrada Caja Madrid cobraron 71 millones de euros en los últimos cuatro años de la crisis, y el Presidente de la entidad, Miguel Blesa, 12,4 millones. Otra, que tres millones de españoles viven ya en la pobreza extrema, la renta familiar cae a niveles de 2001, se dispara la desigualdad entre ricos y pobres, y los recortes condenan a aquéllos con menos recursos.

_____________

Gota RUIN: El partido de Rosa Díez, UPyD, ha instado al Gobierno a no pagar subvenciones a IU por no cumplir con Hacienda. Obvia que la deuda de Izquierda Unida solo corresponde a su Federación de Madrid, y que además ya la ha renegociado con Hacienda y existe un plan de pago que se está cumpliendo.

_________________

Gota ALBRICIAS: Tras cinco años con un encarecimiento de la luz de un 60%, bajará un 6,7% a partir del próximo mes de abril y durante ese 2º trimestre.

34 comentarios

  • Javier Renobales Scheifler

    Para vender algo sustancioso de lo que tiene su ICR y darlo a los pobres, no hace falta esperar unos meses, como nos recomienda Antonio Duato, sino poner en venta y firmar la venta cobrando el precio y restituirlo a su legítimo destinatario: los pobres.
    En cuanto venda uno, habrá abierto la espita.
    Así qué no lo hará, porque el sistema eclesiástica católico no na puesto a Bergoglio de papa para que disminuya el negocio, sino para que lo aumente.
    Algo parecido sucedió con las expectativas iniciales que hubo en Atrio con Obama: ha trabando para beneficiar el negocio de los USA, pues para eso el sistema USA puso a Obama de papa presidente, no para qué beneficie a los pobres del mundo.
    Lo tienen todo atado y bien atado, y no van a fallar.

  • X. Gundín

    Creo que para pensar en disponer de los bienes de la IC se debería dejar de verlos como homogéneos  y pasar a diferenciar entre:
     
    1º.- Aquellos bienes propiedad de la IC que le sirven para obtener una renta, p. ej: edificios o tierras arrendados, pero también acciones, bonos y otros valores. Estos deberían estar sujetos a la legislación común, sin ninguna clase de exención. ¿Pq razones la IC debería enajenarlos?.  Las razones para hacerlo las tiene en sus Evangelios. Pero eso debe hacerlo de propia voluntad. Y si no lo hacen, peor para ellos.
    Por vía expropiatoria: las instituciones deberían actuar según la ley común siempre que esas propiedades estuviesen sujetas a esa ley; es decir: eliminadas las exenciones. Pero si estuviesen -como en España creo que están- exentas, esos bienes no deberían ser tenidos por  propiedad plena, sino simplemente como titularidad y usufructo, eliminando la disposición.
     
    2º.- Los bienes dedicados al culto, que ni produzcan ni pueden producir una renta, incluyendo en ellos las viviendas del personal dedicado al culto.
    a)En general: exención reconocida en la ley civil, con o sin concordato o acuerdos especiales con la Santa Sede, que debería extenderse a otras confesiones religiosas. Derecho de uso legalmente reconocido. No hay lugar a la enajenación.
    b) Bienes de Interés Cultural (BIC), con todas las obligaciones legales que conllevan para los propietarios. Este es el caso de las Catedrales. Aquí no solo hay que considerar la exención: aunque la obligación de conservación recae formalmente sobre la propiedad (mayormente la IC), son en la práctica un gasto para las instituciones que continuamente han de acudirles para evitar su deterioro. La solución que en este caso parece razonable es aclarar las relaciones de propiedad mediante el cambio de titular, la enajenación plena: quitar el atributo al actual titular y pasarselo a la institución civil correspondiente que en la práctica se hace cargo de su conservación, garantizando el usufructo a quien corresponda.
    Por ser historia y patrimonio común y protegido no se debe pensar en vender (privatizar) estos BIC, aunque más de uno tendría comprador a buen precio.
     
    Hay cosas que están demostradas:
    – el intento por parte de “los rojos” de debilitar a la IC enajenando patrimonio eclesiastico (eso es lo que es, en realidad, es el clero quien lo disfruta y quien dispone de él) es un tiro equivocado, pq su fuerza no procede de ese lugar.
    – el intento de los católicos fielesovejas de defender el patrimonio eclesiastico, algo que ni les va ni les viene….¡Allá ellos!, pero lo único que hacen es ser carne de cañón defendiendo al parásito levita…

  • ana rodrigo

    Ante la puntualización que me hizo Rodrigo, anoche contesté desde un smartphone de forma bastante incómoda, y, como no me gusta dejar las cosas a medias como si esquivase la respuesta, hoy, antes de que mis nietos requieran mi atención, voy a contestar someramente.
     
    Tengo que decir que me hizo mucha gracia lo que dijo Virginia F. cuando escribió:  “creo que la principal fuente de financiación del clero procede de donaciones directas de los fieles, es decir de las colectas en Misa y cosas de ese estilo…” Yo, cuando voy a misa por razones sociales y puntuales, veo que la gente echa en el cesto céntimos, billetes echan pocos, y que con lo poco que recaudan por esta fuente, en muchas pequeñas parroquias, no deben tener ni para pagar el recibo de la luz, en el caso de que los curas sean honestos y no se lo lleven a su bolsillo particular (conozco casos…).  Excepto en templos emblemáticos como hemos visto últimamente en Santiago de Compostela. Eso sí, no olvidemos que este dinero es dinero negro, nadie controla esos ingresos ni se declaran a Hacienda.
     
     Donde sí se nota la generosidad de la gente es en aportaciones a Caritas, ONGS o proyectos para el desarrollo. El grueso de los dineros de la Iglesia viene de Hacienda (no entro a detallar este tama, tengo prisa y no es éste el hilo).
     
    Consiguen muchísimos ingresos del turismo religioso, se ahorran muchísimo más de no pagar determinados impuestos, etc. etc. Como dije ayer, este tema se ha tratado exhaustivamente en atrio en varias ocasiones.
     
    PD. Virginia, no soy de las que van llorando por las esquinas contando mis problemas personales, ni siquiera mis círculos más próximos saben del tema. Pero el otro día conté mi situación económica porque perdí la paciencia cuando Javier no paraba de insistir que los católicos, (así, todos en el mismo saco), nos preocupaba mucho la teología, y nada los pobres, y que mientras especulábamos con análisis teológicos, vivíamos opíparamente. No volverá a ocurrir, no me gusta ningún tipo de exhibicionismo personal.

  • ana rodrigo

    Tienes razón, Rodrigo.  Ahora no puedo contestar esta cuestión y  no sé cuándo podré hacerlo, tengo unos días  “inquietos”. Como este tema se ha tratado mucho en atrio quizá no lo toque más.

  • ana rodrigo

    Tienes razón, Rodrigo.  Ahora no puedo contestar esta cuestión y  no sé cuándo podré hacerlo, tengo unos días  “inquietos”. Como este tema se ha tratado mucho en atrio quizá no lo toque más.

  • Virginia Fernández

    Querida Ana Rodrigo:
    En efecto, los Obispos no han hecho llamamientos a la protesta, a llenar calles y plazas, etc. Y, sí, puede que sus manifestaciones sean tímidas en lo referente a la crisis y muy beligerantes en las cuestiones que señalas.
    Mi valoración de unas y otras es bien distante de la tuya.
    En el primer aspecto de los llamamientos a llenar las calles que no han hecho, creo que han estado acertados. Por otra parte lo cierto es que están ayudando mucho desde Cáritas. Y no se me diga que Cáritas no son los Obispos, porque su organización es diocesana y parroquial: tanto los Obispos como los párrocos son la autoridad que promueve, apoya y orienta la acción de Cáritas. Año tras año el informe Foessa (que sale de Cáritas) denuncia, analiza y propone soluciones para luchar contra la pobreza.
    En el segundo,desde pequeños detalles -a mi no me estorba nada el tratamiento de Monseñor, ni considero el Camino Neocatecumenal como lo más rancio de la Iglesia, aunque sea un estilo que no me atrae lo más mínimo- hasta cuestiones de fondo como el matrimonio entre homosexuales, el aborto, el divorcio, la educación para la ciudadanía, etc. En las que estoy mentalmente muy próxima a las posiciones episcopales, qué se le va a hacer. Tal vez en otro momento podamos debatir y explicar cual es mi opinión sobre estos temas, pero de momento me limito al hilo en el que estamos.
    Esta distancia no me impide apreciar muchos de tus comentarios y simpatizar contigo en lo que vas revelando de ti misma y tus circunstancias. Un saludo cordial.

  • Virginia Fernández

    Rodrigo:
    Me parece que no he cambiado el sentido de la pregunta sino que la he repetido a partir del ejemplo que has puesto como respuesta a mi primera intervención. Con todo has contestado muy cumplidamente y creo que merece la pena que analice (y rebata si me es posible) lo que dices aunque no tengo tu preparación ni tus conocimientos.
    En primer lugar, ya dije que es casi imposible, incluso para la Conferencia Episcopal Española, saber cuál es el valor del patrimonio. Se me antoja que es incalculable: dos mil años de cristianismo -católico la mayor parte del tiempo- creo que son muchos años para crear un cuantioso patrimonio, pese a algunas expropiaciones, desamortizaciones y expolios por las bravas, que de todo ha habido en la historia. Así que no puedo fiarme ni no fiarme de un dato que se desconoce. De lo que me fío es del informe anual sobre financiación y gastos, que es algo distinto. Como distinto es el “patrimonio de la Iglesia” del patrimonio de los Obispos.
    No entiendo la relación que estableces entre el monto del patrimonio y el recorte en servicios sociales. Si se pudieran comparar las cifras es claro que sería muy superior el patrimonio de la Iglesia que los millones de euros que se han recortado de los servicios sociales… pero me temo que tal comparación no pasaría de un ejercicio de imaginación bastante inoperante. Es como si se comparase el monto de las prestaciones sociales que han dejado de darse en Madrid con el valor del Museo del Prado, el Palacio de Oriente y las torres Kio, pongamos por caso.
    A ver, si la Iglesia hipoteca la catedral de León, por ejemplo, con ese dinero se podrían hacer muchas cosas, claro. Lo que dudo mucho es que ninguna entidad financiera o empresarial aceptara ese negocio hipotecario. De hecho los Bancos españoles están podridos de bienes inmuebles que no tienen ninguna salida en el mercado.
    En cuanto a la subasta de otros bienes, qué quieres que te diga. Aquí si a un párroco se le ocurre vender algún objeto de la Parroquia, los fieles se le amotinan, empezando por los que no pisan el templo más que en los funerales…
    Me parece que tu confianza en que los gobiernos puedan generar empleo es conmovedora. Claro que esa es la postura de los sindicatos que reclaman, cómo no, empleo público, es decir funcionarios para funciones innecesarias que cobrarán del erario público, según tu propuesta, nutrido con las donaciones de la Iglesia. Igual es eficaz, pero resulta cuando menos dudoso que eso genere riqueza. Me parece que algo por el estilo ya está ensayado sin mucho éxito a largo plazo. Aunque lo diga la Organización Internacional del Trabajo.
    Por último, España no tiene mucho que ver con Chipre aunque los dos países sufran una cris que afecta a toda Europa. Y sospecho que los bienes que ofrece la Iglesia Ortodoxa para superar la situación son bien distintos de los que, en algún supuesto, pudiera disponer ¿el Papa? en España. No conozco el derecho canónico ni por descontado los artículos que citas. Si sé que aquí hay un litigio entre el Obispado de Lérida y los de Aragón a cuento de unos bienes, que la Santa Sede falló a favor de Aragón y que siguen sin volver a sus legítimos dueños y de esto hace años. Es decir que las cosas no deben ser tan sencillas.
    Si me lo permites, por último, resulta un poco chirriante esa especie de suficiencia –es una impresión, si me equivoco disculpa- con la que primero me dices que reduzco arbitrariamente, luego me pides que apunte y sume y después que me informe y lea. Gracias por los consejos, Sr. Profesor, los seguiré según lo permitan las circunstancias.

  • Rodrigo Olvera

    Ana
     
    Has sido tú y no yo quien ha escrito ésto “pero estaría mejor que la iglesia se autofinanciase y dejase de chupar del bote del dinero público
     
    Es a esta frase tuya y no mía, a la que responde Virginia con su segundo párrafo sobre el procentaje de autofinanciamiento de la Iglesia en comparación con el financiamiento que recibe del Estado.
     
     

  • ana rodrigo

     
     
     
     
    Querida Virginia Fernández, gracias por tomarte la molestia del rastreo sobre lo dicho por los obispos sobre los pobres. Quizá tu investigación y mi afirmación no se contradigan. A lo que yo me refería era a que las declaraciones emblemáticas, solemnes, implicadoras de quien las dice, llamamiento a llenar calles y plazas, etc. etc., no han existido. En los medios de comunicación sus tímidas manifestaciones sobre los pobres, no sobre la denuncia de la crisis, aparecen en medios especializados, pero en aquellos que llegan a toda la sociedad. Creo que Tamayo y Castillo se han referido en varias ocasiones a este silencio cómplice con la causa de la pobreza.
     
    En cambio, todos y todas tenemos en nuestra retina infinidad de apariciones del señor(nada de mon-señor) Martínez Camino, el señor Rourco, siempre junto a lo más rancio de la iglesia como es Kiko Argüello haciendo aspavientos contra los matrimonios homosexuales, el divorcio, el aborto, etc. etc. Incluso una de las manifestaciones fue exclusiva para defender las clases de religión en la enseñanza pública o contra la Educación para la Ciudadanía en la que echaron los bofes por la boca como si fuese la catástrofe anunciadora del fin del mundo.
     
    Del resto de tu comentario, creo que te has hecho un lío con el apellido mío, Rodrigo, con el nombre de Rodrigo Olvera, pues no me veo reflejada en lo que tú me adjudicas.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Virginia

    No te había contestado tus preguntas, porque tú misma dijiste que lo dejáramos. Es un poco tramposo decir “dejémoslo” y después insinuar que el haberlo dejado es porque quizá sólo era una humorada.

    Ahora cambias el sentido de la pregunta y lo reduces arbitrariamente a sólo la subasta de una estatuilla y la generación de empleo. Bueno, obviamente una estatuilla no es muy significativa para atender el problema de generación de empleo. Pero nota que la propuesta de la Iglesia Ortodoxa de Chipre no habla de una o dos estatuillas, sino de TODOS los bienes de la Iglesia. Entonces, el monto sí ya es significativo. Tú que sí conoces y tienes fe en la declaración patrimonial de los obispos españoles, ¿nos puedes decir a cuanto asciende el patrimonio TOTAL de la Iglesia Católica en España? Con ese monto, podemos contrastar a cuánto equivale en recortes a servicios sociales, por ejemplo. Apunta todo ese monto y tendrás lo que puede servir al pueblo español, no en generación de empleo pero sí en derechos humanos como seguridad social, educación, sanidad pública.

    Pero puesto que lo enfocas únicamente a generación de empleo, puedes calcular una relación entre presupuesto destinado por el Gobierno a programas de generación de empleo y el número de empleos generados. Aplica esa tasa o relación al monto del total del patrimonio de la Iglesia Católica en España y tendrás una idea aproximada de cuántos empleos se pueden generar si la Iglesia donara todo su patrimonio. Como no es realista que la Iglesia done todo su patrimonio (si leyeras con calma, habrías que en vez de “aplauso” señalé que la propuesta del autor es menos práctica que la de la Iglesia Ortodoxa de Chipre, que no trasfiere propiedad de sus bienes), aplica la tasa presupuesto/plazas a la mitad del patrimonio de la Iglesia y tendrás una idea de cuántas plazas de trabajo se pueden generar si la Iglesia subastara la mitad de su patrimonio y lo donara al presupuesto público y si tales recursos se aplicaran a programas de generación de empleo o fortalecimiento de la industria.

    Sobre la cuestión más general de creación de empleo, puedes entrar a la página de la Organización Internacional del Trabajo (http://www.ilo.org) y en la sección de biblioteca encontrarás muchos estudios que explican como implementar políticas públicas de pleno empleo. Lamentablemente, para salir del “se puede creer o no se puede creer” no queda otra más que leer. Así que no te puedo sustituti en que tú misma leas.

    En cuanto a tu pregunta respecto de a quién pertenecen los bienes y quien tiene potestad para vender, hipotecar o negociarlos, no es ningún misterio ni artículo de fe que no se pueda conocer, está muy detallado en los cánones 1254 a 1268 del Código de Derecho Canónico. Nuevamente, no te puedo sustituir a que leas y te informes por tí misma, ya sabiendo donde buscar.

    Pero te adelanto que el cánon 1273 establece que el Romano Pontífice es el administrador y distribuidor supremo de todos los bienes eclesiásticos; y el cánon 1292 establece que si el valor de los bienes supera el máximo estanblecido por cada Conferencia Episcopal o si son exvotos o si son bienes de valor artístico o histórico, se requiere para su enajenación de la autorización de la Santa Sede.

    Es decir, sólo se podría realizar una propuesta como la del autor (donación, venta  o subasta) mediante intervención directa de Roma. Una razón más para considerar la propuesta poco práctica.

    Saludos  

  • Virginia Fernández

    Ana Rodrigo:
    Me llamó la atención tu comentario acerca de los Obispos de España “que nunca hablan de los pobres ni de la crisis”, así que he ido rastreando un poco las webs de los Obispados españoles y he encontrado, ojeando por encima, 45 cartas, homilías o discursos de Obispos que sí tratan el asunto. Mi primera intención fue pegarlos en este post, pero me parece un abuso de espacio, no obstante si te interesa el listado te lo puedo proporcionar.
    No se, por otra parte, si es exacto, pero creo que la principal fuente de financiación del clero procede de donaciones directas de los fieles, es decir de las colectas en Misa y cosas de ese estilo (unos dos tercios) y el resto de la asignación tributaria, es decir de los impuestos que los ciudadanos que lo desean y así lo hacen constar en la casilla correspondiente. Al menos eso es lo que dice la memoria anual que publica la Conferencia Episcopal. Ya dije que no tengo ningún motivo para dudar de esos datos.
    Rodrigo:
    Tienes razón, es muy posible que mi respuesta a la proposición de Jesús fuera tal como señalas… Sin embargo, te has apuntado enseguida a dejar el tema y no me explicas como se da el salto de la subasta de una pequeña talla a la generación de empleo y la creación de riqueza. A lo mejor es que tu información fue también un brinco humorístico…
    Gracias de todas formas, me has hecho reir y de paso has puesto el dedo en la llaga.

  • Antonio Vicedo

    Iris Lange (22-Marzo-2013 – 3:19 am)
    Hay una proposición en el N.T. a la que se le concede en la Iglesia el valor de “Palabra de Dios” en la que más o menos sw dice esto:
    -¡Ojalá, fueras frio o caliente! Pero tu tibieza me provoca vómito y  estoy para arrojarte por mi boca.


    Ante el inmenso Gólgota actual, en el que desde tantas cruces sufren y agonizan tant*s hij*s de Dios y herman*s nuestr*s crucificad*s por sentencias injustas de Sanedrines, Gobernaciones imperiales y presiones inconfesables de otros poderes, avenirse a rebajas en quienes tenemos misión de Luz, Levadura, Sal y Amor fraterno, suena a lo de provocación al vómito,  o al grito justiciero:

    -¿Dónde está TU HERMAN *, y en ella/él, el MISMO JESÚS?

  • oscar varela

    Hola!

    He visto que el imperialismo del dinero en su última versión es el “FINANCIERO”.

    El Poder “FINANCIERO” es la forma actual de existir el DINERO: Lo manejan unas voluntades con unos deditos que apretan unas teclitas.

    He visto, decía, que este Poder se encarniza hasta el aniquilamiento contra toda concepción concreta de IGUALDAD, que hoy llamamos COOPERACIÓN.

    La manera de luchar contra el “financierismo” es alentar el “cooperativismo”.

    Lo de los “bienes de la Iglesia” es grave, pero poner toda la carne en ese asador es desperdiciar los fuegos que de verdad mueven al mundo: la cooperación de los humanos en condiciones de IGUALDAD aportando cada cual según lo que le ha sido dado.

    Que el Comunismo fue un ensayo fracasado ¡Ya lo sé! en el quinientos seis y en el dosmil también! Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafa’os …” (Tango “Cambalache”)

    Por eso el Capitalismo, al que se adosó una religión complaciente y vividora, creó el fantasma del Comunismo demonizado.

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • pepe sala

    Es que, mi querida Ana, la Iglesia Católica es el Organismo más rico que existe en el mundo.  Y ésas cosas no se acumulan con las ” limosnas” ridículas de los – las fieles creyentes.
     
    Se ha acumulado ( durante siglos) precisamente acaparando el esfuerzo ajeno en trabajos de Construcción ( catedrales e iglesias en tiempoos no lejanos), aprovechándose de los avances INDUSTRIALES, manejando empresas y multinacionales, bancos y todo lo que suponga dinero ( incluida la fabricación de armas y de CONDONES.)
     
    Por poner un ejemplo que todos-as conocemos en España; fijémonos en el inmenso poder económico que meneja el Opus Dei a través de sus diferentes medios. ( Hospitales, Universidades, Grandes empresas,  medios de comunicacion, enorme poder político, etc.)
     
    O sea, que si hemos de buscar culpables en el sistema político- social para  que la ICAR se vaya de rositas en este tema también, lo vamos a tener muy complicado. En muchísimos casos son exactamente los mismos. Es por éso que la ICAR mantiene todos y cada uno de sus privilegios sociales. Es la ICAR quien maneja los hilos económicos de la política española y CASI MUNDIAL, precisamente por el gigantesco poder económico que maneja.
     
    Y no creas Ana, que yo me invento nada. Lo tengo perfectamente claro desde hace muchos años; pero, por si te interesa, puedes comprobar mis afirmaciones en este enlace:
     
    http://www.burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/369248-economico-de-iglesia-y-corrupcion-i.html
     
    Y Francisco no lo arreglará. Quizás le rebaje los humos al Opus Dei, pero los traspasará a los Jesuitas… a quienes ya conocemos sobradamente en tiempos no lejanos.
     
    Más de lo mismo, para disgusto de ” Tirios y Troyanos”.

  • Iris Lange

    A PROPÓSITO DEL NUEVO PAPA (perdonen salirme del tema de España pues no soy española y no conozco de ello).
    Soy una persona que me considero esperanzada por lo que pueda hacer el nuevo Papa. Sin embargo, al leer a muchos de ustedes, me da la impresión de ser más bien una desesperanzada. Me explico: Creo que estamos pasando de un papado ultra-conservador (Wojtyla y Ratzinger) a un papado conservador y moderado. Acciones conservadoras-moderadas es lo que espero de él y creo que, en el contexto actual eclesial e internacional, no es poco.

    Si limpia la curia y el Banco Vaticano (mejor si lo hace desaparecer haciendo algún convenio con un banco que cumpla estándares usualmente aceptados), creo que estará muy bien y tendrá que hacerlo o lo desbaratan a él. Si muestra una mayor sensibilidad por los pobres hará un gran avance. No es que espere proclamas revolucionarias o muy progresistas, pero sí lo suficientemente claras para que nosotros, cristianos por la liberación, podamos avanzar importantemente en pro de los intereses de los pobres. Me basta con que el Papa sensibilice sobre ese tema. El resto es tarea de nosotros (¿O es que ya nos quedamos semi-momificados en nuestra acción?). Igual pienso con otros temas: no va a permitir la ordenación de mujeres en la Iglesia, pero pudiera avanzar en la prédica y algunas acciones hacia una mayor igualdad entre hombre y mujer. Y es papel de nosotros ir más allá. ¿Homosexualidad? No permitirá el matrimonio gay, pero podría insistir en la dignidad de la persona gay en tanto persona e ir disminuyendo la homofobia. Y nosotros avanzar u poco más. Creo que me explico. Un avance que nos deje espacio de trabajo legítimo y sin persecuciones. En eso está mi esperanza.

    Pero al leer a muchos de ustedes, como decía, me siento desesperanzada. Pues como que quisieran que el Papa plasmara ideales propios de nuestra Teología de la Liberación (o similares) y otros, al revés, no esperan nada porque, muy razonablemente consideran que no lo hará. Recordemos amigos el contexto del que estamos saliendo. La política es el arte de lo posible. Sembremos. No dejo de sentir lamentable que, en gran parte,    como izquierda, estemos a la espera de ¿qué va hacer el Papa? Es legítimo pero principalmente tenemos que preguntarnos qué vamos a hacer nosotros. Porque somos nosotros, los que muchas veces nos dividimos en pedazos por vanidades, finuras conceptuales, egocentrismos, intolerancias, falta de creatividad, etc.,  los que debemos pensar qué vamos a hacer ahora que probablemente se abran espacios eclesiales. El mundo capitalista está sumamente golpeado. Hay grandes posibilidades de acción. Reencontrémonos con lo mejor de nosotros mismos: con ese Reino de Dios que está dentro de nosotros. ¡Un saludo a todos!

  • Antonio Vicedo

    – Está proclamado y establecido el AÑO DE LA FE; se proclaman AÑOS JUBILARES más o menos generales; se proclama el Evangelio con más o menos solemnidad en todas y cada una de las celebraciones del Memorial de Jesús, ahora llamado preferentemente Eucaristia; en cualquier acto de devoción no falta la oración del Padre NUESTRO…

    Con sólo intentar liberar todo esto de incoherencias, falsedades e hipócritas evasiones, cargándolo de realismo verdadero, estaría la Iglesia de Jesús optando por el camino certero en el que se encuentran todos los medios y formas de  vivir la HERMANDAD UNIVERSAL DE AMOR a nivel de Humanidad.
     
    “Porque FE sin obras es fe muerta” o no es posible que sea Fe de verdad, sino cualquier otra patraña religiosa.

    Fe en Jesús y en el Dios que, en y por Él, se nos manifestó, fundamento de esa Fe, exige no falsear ni a Jesús, ni a Dios de como Él nos lo reveló con su testimonio y mensaje.

    Bastaría reconocerlo como Señor y Amo, ya no de tod*s nosotr*s por aquello del respeto a nuestra libre responsabilidad, por relativa que la consideremos, sino de TODO lo que es considerado como patrimonio de LA IGLESIA SUYA; es decir TODO AQUELLO espiritual o material que el incluyó en el concepto del SÁBADO (según se entendía en el AT.)

    Todo ese patrimonio (que las iglesias tienen bien contabilizado y controlado) en derecho de propiedad, registrado o no legalmente, le pertenece a Jesús por derecho fundamental y ¿? legal, incluso dentro de los parámetros más elementales de un Estado de Derecho y del sistema capitalista
     
    Es Jesús, tal y como en la Iglesia se le considera, quien prioritariamente puede disponer de ello, a no ser que algún ladrón, o corrupto gestor, robándoselo, se lo apropie o lo bloquee en algún paraíso amortizador.

    El:-” CONMIGO hacéis, o no, LO QUE con un* cualquiera de mis más pequeñ*s herman*s, (Math. XXV) que no es más que la expresión de la suprema jurisprudencia que, afectando a la responsabilidad de todos y cada uno de los seres humanos respecto a como debemos comportarnos con Él personalmente y con nuestras capacidades y bienes propios, implica primordialmente a nuestra responsabilidad sobre lo que es de SU EXCLUSIVA PROPIEDAD, como cuantos bienes materiales constituyen la PROPIEDAD ECLESIÁL.

    Por lo tanto, cuando se le impide disponer de LO SUYO como medio de supervivencia en quienes LO necesitan para sobrevivir personal o físicamente, además de faltar a las exigencias amorosas de la HERMANDAD HUMANA, se comete LATROCINIO, auténtico ROBO SACRILEGO, cosa que tanto escandaliza, cuando cualquiera considerado ladrón lo comete.

    Puestos en este hilo a buscar el fundamento de nuestras razones reflexivas, podemos extender las exigencias de la Fe cristiana:
    -A lo de no acercarse al altar con ofrendas, si nuestr* herman* tiene algo (hambre, sed, carencia de techo, desnudez, enfermedad, falta de libertad y carencia de todo aquello que,sin ser pan, es necesario para una vida humana digna) contra nosotr*s.
    -Al remedio de necesidades humanas incluso de lo sagrado, como en el caso del rey David y los suyos comiéndose aquellos panes; y los discípulos comiendo en sábado los granos de las espigas.
     
    ¿En que familia normal y sencilla pasaría lo que en la Iglesia, guardando joyas y patrimonio, a riesgo de que alguno de sus miembros no pudiera superar una necesidad grave o mortal?

    Se habla de dificultades concretas insuperables.
    ¿Pero la solución de las mismas no está suficientemente clara si redujésemos toda la Dogmática, la Moral,  el Derecho Canónico, la Teología y el Catecismo, el culto a entender de verdad, llevándolo a la práctica,  el contenido y exigencias de estos dos conceptos y palabras: PADRE NUESTRO?

  • Rodrigo Olvera

    La cosa es tan disparatada que mejor lo dejamos, bien podría ser lo que pensó cierto joven cuando un rabbi galileo le dijo que vendiera todas sus cosas y las repartiera entre los pobres.  (Ah, el humor involuntario que nos brinca a cada esquina).

  • ana rodrigo

    Pienso que la Iglesia puede hacer muchas cosas  para colaborar en evitar o aliviar el sufrimiento de los desahuciados del sistema, pero pienso como Honorio, la causa de la crisis y de la pobreza está en el sistema económico mundial, en el que el más fuerte (el más sinvergüenza) nunca tendrá límites a su avaricia mientras no haya unas leyes que distribuyan la riqueza, el trabajo y los beneficios de forma justa, la pobreza y la riqueza seguirán ahí, los pobres y los ricos, también. Lo demás son parches que resuelven problemas concretos, pero la causa seguirá viva para echar su zarpa en cualquier momento:  las crisis cíclicas, repetitivas e inextinguibles.

    Que la Iglesia, al igual que lo ha hecho la baronesa Thyssen, subaste de vez en cuando alguna obra de arte y resuelva algún problema, pues no estaría mal, pero estaría mejor que la iglesia se autofinanciase y dejase de chupar del bote del dinero público, ya sería importante. Lo que no puede hacer es que, además de no contribuir, que además se preste  a restar dinero público y se queden tan ancha. Yo me pregunto porqué los obispos de España nunca hablan de la crisis, ni de los pobres, y, en cambio, sí movilizan a las masas para sacarlas a la calle contra todo eso que ya sabemos, lo que para ellos son los verdaderos problemas de la sociedad: la moral sexual.

    Pero no nos olvidemos del sistema económico capitalista o neoliberalismo.

  • Virginia Fernández

    Bien Rodrigo, y ahora esos miles de euros ¿Cómo crean empleo?
    Hay además una cuestión de fondo: las tallas románicas y góticas, los retablos, los mantos bordados, etc., etc., que hay a cientos o a cientos de miles en España. ¿Son patrimonio del obispo, del párroco, del sacristán…? ¿Quién tiene la potestad de vender, hipotecar o negociar con esos bienes de la Iglesia?
    Más saludos
    Bueno, la cosa es tan disparatada, que mejor lo dejamos.

  • pepe sala

    Sin tener que vender nada ( que se supone es propiedad del PUEBLO, no de Dios), la solución a la crisis vendría como consecuencia de dejar de rellenar un pozo sin fondo.
     
    Además de montones de dinero que no se puede constatar en los presupuestos generales del Estado. ( subvenciones de ayuntamientos, Diputaciones, Juntas Vecinales…. a la Iglesia) con eliminar lo que está perfectamente detallado como OFICIAL, la crisis española estaría totalmente solucionada:
    http://www.portantas.org/index.php/la-financiacion-de-la-iglesia.html
     
    Al menos tendríamos mejores condiciones para comenzar a remontar.
     
    ( Mi querido Honorio, la lucha contra la pobreza depende un montón del TRABAJO.  Mientras alguien no me demuestre lo contrario, estar rezando, predicando o catequizando, no es un trabajo que saque a nadie de la pobreza.)
     
    Bueno, pues…
     

  • Rodrigo Olvera

    Una estatuilla labrada en roble, norte de Europa, siglo XVI: valor estimado para subasta entre 6,000 y 8,000 euros. Subasta a realizarse el 26-27 de marzo, en Amsterdam, en la casa de subastas Christie’s.
    Un sólo ejemplo de que sí que hay mercado para compra de bienes religiosos entre coleccionistas.
    Fuente: página oficial de Christie´s
    http://www.christies.com/lotfinder/sculptures-statues-figures/a-carved-oak-group-of-david-and-5661267-details.aspx?from=searchresults&intObjectID=5661267&sid=76a59914-2606-4f3d-ba7c-32764897e197
     
    De nada.

  • Virginia Fernández

    Me deja asombrada el artículo y más aún el aplauso de Rodrigo Olvera. No sé cómo vendiendo inmuebles o mantos de la Virgen ( ¿a qué compradores?)  se relanzaría la industria y se generaría empleo. Si alguien puede ponerme algún ejemplo concreto se lo agradecería mucho.
    Claro que es casi imposible contabilizar los bienes de la Iglesia en España. Sin embargo las cuentas de ingresos y gastos se publican anualmente con bastante detalle. Es cosa de creerlas o no. Yo sí las creo. Saludos

  • Rodrigo Olvera

    Haces muy bien, Gabriel en no ser tan optimista… yo tampoco lo soy. Para el caso de España y en general de la Iglesia Católica, descarto un movimiento como el de la nacionalista iglesia ortodoxa de Chipre.
     
    En la forma en que he aprendido a hacer análisis social, decimos que debemos saber identificar y caracterizar las oportunidades de avance estratégico. En los análisis sociales con frecuencia se abusa de la palabra “coyuntura”. No todo acontecimiento ubicado en tiempo-espacio específico es coyuntura social. Lo es el acontecimiento ubicado en tiempo-espacio específico, que tiene la potencialidad de producir un cambio en la configuración estructural del espacio social. Así que el primer paso es saber identificar, de todos los acontecimientos, cuales tienen esa potencialidad de coyuntura.
     
    Identificada una coyuntura, es necesario identificar si presenta oportunidades de avance estratégico para las fuerzas populares. Pues no toda coyuntura es positiva para el pueblo; hay coyunturas quemás bien son oportunidades de avance estratégico para las élites hegemónicas. Así que siempre hay que preguntarse: ¿quién puede aprovechar esta coyuntura para fortalecer su posición?
     
    Pero aún identificando oportunidades de avance estratégico para los actores populares, es necesario caracterizarla: ¿en qué consiste la oportunidad?, ¿en que aspectos de la estructura social puede provocar modificaciones? ¿quiénes pueden aprovecharla? ¿hay fuerza para aprovecharla? ¿qué se necesita hacer para aprovecharla? ¿ que obstáculos o riesgos pueden impedir que se aproveche? para llegar a la pregunta-madre: ¿es realistamente asequible?
     
    Hay veces que existen coyunturas que presentan oportunidades de avance estratégico para las fuerzas populares, pero tales fuerzas no tienen ni la capacidad ni el liderazgo para aprovecharlas. De modo que el identificar una oportunidad, de ninguna manera implica “optimismo” en que sea comcretada. Es sólo eso… una oportunidad de avanzar. Pero si ni siquiera se identifica, mucho menos será aprovechada.
     
    Estoy convencido que lo que se juega en Chipre es una coyuntura, que puede ser aprovechada tanto por las élites especuladoras (por éso inicie con la hipótesis de que Chipre no encuentre una salida) como por las fuerzas populares. Una oportunidad… que tiene serias dificutades para ser aprovechadas. Quizá lo que toque sea detallar lo que necesitamos hacer para tener la capacidad de aprovecharlas. La pregunta clásica ¿qué hacer?.
     
    Un abrazo

  • Gabriel López

    Yo no soy tan optimista como Rodrigo en cuanto a la posibilidad real de resistirnos a las decisiones de la Troika comunitaria, es bien cierto que los tecnócratas comunitarios y los que fueron impuestos en países como Grecia e Italia han tenido y tiene un rotundo fracaso en sus políticas, y que los ciudadanos de los países comunitarios han llegado al hartazgo ante tanto recorte injusto e insolidario sin que se atisbe el menor crecimiento.  Pero me temo que es  tarde para que nuestra economía pase a tener un control nacional, y utópico que la iglesia se una a un movimiento popular, ya que esta es nacional para lo que quiere y universal para sus intereses.

  • Gabriel López

    Es evidente que la papeleta económica que tenemos no la puede arreglar la Iglesia Católica, aunque debería arrimar más el hombro, menos prédica y más trigo. La Conferencia Episcopal Española debería recoger las palabras de Francisco, el actual papa, y tomar predilección por los pobres, defender a los millones de personas que carecen de trabajo, de vivienda, de los recursos más elementales, y no solamente con sus recursos económicos que no se limitan a bienes inmuebles, sus acciones y participaciones en empresas y en medios de comunicación son muy rentables, sino que actuaran con la fuerza moral que se les supone para combatir y denunciar las practicas economicistas de  especuladores sin escrúpulos,  las injusticias de las políticas gubernamentales y comunitarias insolidarias. Deberían de ser la voz de los desfavorecidos. No veo que  Rouco y su senedrín estén por la labor.

  • h.cadarso

      Esto de los bienes de la Iglesia como un modo de remediar la crisis económica, yo lo veo como un bulo, como tener tos y rascarse los c., y me explico.
      En todo el mundo mundial, en la Unión Europea de nuestros dolores, en Chipre como en España, Italia, Portugal y  demás países PIGS de la Unión europea, la crisis no la provoca precisamente el impago del IBI por parte de la iglesia, sino las maniobras del gran capital que especula con el hambre, con el paro, con todo; la ambición insaciable de la banca. La crisis la provoca el parón de la actividad industrial, los 6 millones de parados. Un gran capital que pasa por encima de los parlamentos y de los gobiernos nacionales, que hace las leyes a su antojo y conveniencia y si no le gustan las cambia por sus c.  Y esos males no se remedian reclamándole a la Iglesia que pague los impuestos como todo hijo de vecino. !Faltaría más!, la iglesia debe pagar sus impuestos porque sí, con crisis y sin crisis, porque no debe gozar de ningún privilegio especial en este terreno. Pero hoy el problema no es ese, ni la solución.
     No deberíamos confundirnos de enemigo, ni sobrevalorar lo que la Iglesia podría aportar a la solución de la crisis con sus bienes materiales. En este sentido, el artículo que abre este hilo me parece un solemne disparate. Porque lo que hace falta aquí y en Chipre para salir ya mismo de la crisis es dinero contante y sonante, y lo que tiene la iglesia, mayormente, son catedrales, imágenes, obras de arte, bienes inmuebles. ¿Qué pasa, que van a venir los americanos a comprarnos las imágenes del altar mayor, a cobrarnos entrada en dólares por visitar la catedral de Toledo?
      La solución a la crisis pasa por hacer que los capitalistas sean sometidos a las leyes que emanen del poder del pueblo, de gobiernos elegidos por el pueblo, en procesos electorales limpios. Y justamente lo que tiene que aportar principalmente la Iglesia es presionar sobre los especuladores de los mercados y sobre los gobiernos para que de una vez devuelvan el poder al pueblo. Además de arrimar el hombro a pagar la deuda en la medida de lo posible, y sin perjudicar a la debida atención a las necesidades de cada día de la población.

  • Gonzalo Haya

    Esta donación, hipoteca, aval… (o lo que técnicamente sea más conveniente) sería el mejor camino para que la Iglesia (al menos la Iglesia local española) volviera a aproximarse al Reino de Dios. Tendría que proponerlo -no imponerlo- nuestro hermano Francisco, porque de nuestra jerarquía no va a salir; y probablemente Francisco quiera avanzar más despacio. El segundo beneficiado sería el pueblo español que podría recuperar la sanidad, la educación, la investigación… Podría, si el Gobierno quisiera volver a ese camino. No sé si también -y quizás aún más- se beneficiaría el sistema capitalista, los Bancos extranjeros y nacionales, que adquirirían propiedades a bajo precio. No tengo ni visión ni conocimientos económicos. Me alegraría por la Iglesia y por el pueblo, pero junto con el desprendimiento hay que luchar por cambiar el sistema económico y político.

  • francisco asensi

    Ya me contentaría yo con que los obispos se pusieran de parte de los pobres y levantasen la voz contra todos aquellos que asfixian al pueblo . De esperar que repartan sus riquezas entre los pobres, olvídese el articulista.  No entra en “su” evangelio; sería como pedir peras al olmo. ¿A ver si resulta que esta Iglesia de Rouco y Cia. no  es un olmo sino una higuera, de esas que Jesús maldijo?

  • Javier Renobales Scheifler

    Jesús murió (asesinado por la Iglesia) porque quería hacer el Reino de los pobres, el de la justicia.
     
    La Iglesia lo ‘resucitó’, a Jesús, intentado hacer creer a los crédulos que Jesús vive aquí y ahora.
     
    Pero por el contrario, el Reino que Jesús quería hacer aquí y ahora en su época, ese Reino la Iglesia lo ha trasladado convenientemente al más allá, al Reino de los cielos: la patraña es evidente.
     
    La patraña es evidente:  la Iglesia manipula a Jesús para hacerse con sus imaginarios poderes en este mundo como si Jesús estuviera vivo entre nosotros, y a la vez traslada el Reino de Jesús al más allá, que es donde estaría Jesús si hubiera resucitado –pero nunca aquí entre nosotros, en esta vida terrena-.
     
    Con todo ese engaño, la Iglesia se ha hecho de oro en el sentido literal y material de la palabra: acumula un patrimonio inmenso, es un negocio multinacional inmenso, nada que ver con el Jesús que asesinó la Iglesia.
     
    Y aquí en Atrio los católicos siguen empeñados en mejorar la Iglesia, el gran mayor negocio material de todos los tiempos.
     
    El pensamiento mágico es la hostia.

  • Javier Renobales Scheifler

    Una Iglesia siempre es un negocio, ya lo era en tiempos de Jesús.
     
    Por eso Jesús arremetió contra el Templo de la Iglesia de entonces, que era la judía, de la que formaba parte Jesús. Era el negocio eclesial de entonces, el de la Iglesia de aquella sociedad, que no se llevó bien con el Imperio invasor, y por eso el Imperio Romano se la cargó, en la gran guerra del 66 al 70 aprox.
     
    Entonces los discípulos de Pablo organizaron la Iglesia cristiana, el cristianismo, que resultó existoso. El Imperio Romano lo vio, y lo hizo la religión oficial de Imperio, la religión católica, que hoy sigue siendo la religión oficial del Imperio, el negocio monumental multinacional que es la Iglesia, la ICR.
     
    Con lo que hay que acabar es con la Iglesia, con la ICR, con las religiones, que son negocio por su propia naturaleza, porque existen por y para manipular la idea de dios, de diosmediante, de graciasadios, de diospadreomnipotente, y todas sus trinidades, provindencias, vírgenesprotectoras, santosEscrivásWojtylaspodridos, y demás consabidas patrañas.
     
    Son un negocio fenomenal. No se va a dejar acabar con ese negocio. Bergoglio lo seguirá alimentando, un pobre sin bienes materiales, un inmenso engañabobos negocio por los siglos de los siglos … como el Imperio de turno …
     
    La Iglesia, la ICR, es un inmenso negocio, y nada más que eso.

    Oh sí, la fe católica, qué gran virtud … pero es lo quesustenta el podrido negocio engañabobos.

  • Rodrigo Olvera

    Algunos comentarios
     
    1) La nota de El Mundo si hace referencia a que es retomada de Europa Press, una de las agencias que citaba yo en la otra entrada.
     
    2) Muy bueno el artículo de Aurelio González, especialmente en cuanto a poner la mira en el patrimonio de la iglesia católica en España.  Quizá valga la pena insistir que al menos el esquema propuesto por la Iglesia ortodoxa de Chipre no contempla la trasmisión de propiedad del patrimonio eclesial, como sí lo hace la propuesta de Aurelio González. Mucho más radical, por supuesto, la propuesta de Aurelio. Pero con una complicación práctica: impondría al Estado la tarea de vender tales bienes recibidos, para poder convertirlos en líquido. Aún así, sería mucho más congruente con el Evangelio.
     
    3) En lo de Chipre se está jugando asuntos mucho más graves que la cuestión del ofrecimiento de la Iglesia. Si Chipre no encuentra salida, podrá marcar el punto de inflexión para la viabilidad del Euro y la Eurozona. Pero si Chipre encuentra una salida que no pase por someterse a la Troyka… podrá marcar el punto de inflexión para resistir y derrocar a los tecnócratas comunitarios. Por ello mismo, creo que las salidas alternativas -incluyendo la del ofrecimiento de la iglesia- será torpedeadas desde la Troyka. Aquí se juega, en mi opinión, la posibilidad de que la rebeldía en las calles de Europa, se concreten en un cambio estructural. Habrá que seguirlo con atención.
     
    4) Llama la atención la clarificación del autor a que no se trataría de una confiscasión o desamortización de bienes. Sabemos que en la Biblia del capitalismo, la propiedad privada del capitalista es sagrada, y el peor pecado es la expropiación. Sin duda, aún está muy satanizada en España esta herramienta de economía política. No sorprende, pues ha habido un discurso muy intenso contra ella, por haber sido “víctimas” de tal instrumento empresas españolas por parte de gobiernos sudamericanos vinculados al ALBA.  Pero no hay que descartar esta opción. En un proceso completamente independiente a Marx, esta herramienta de política económica ya fue defendida y utilizada por los liberales mexicanos a mitad del siglo XIX para retomar la viabilidad económica del país: se expropiaron todos los bienes inmuebles eclesiásticos.
     
    5) Como experiencia histórica, acabamos de conmemorar en México hace tres días la nacionalización de la industria petrolera mexicana por Lázaro Cárdenas. Combinó la expropiación de bienes con la movilización sindical y social. Pero incluyó también una gran movilización económica de la sociedad entera: hombres y mujeres hicieron filas enormes para donar lo que podían (dinero, pequeñas joyas, metales) para que el Gobierno pudiera pagar las indemnizaciones por la expropiación. Algo así es lo que está diciendo el obispo chipriota: que todo el pueblo se movilice para mantener la economía bajo control nacional y no de los extranjeros, y que toda la iglesia se uniría a tal movimiento popular.  Lo apunto, porque no bastaría que en España se donaran los bienes eclesiásticos… es necesaria que la movilización social se traduzca también en movilización político-económica.
     
    Saludos

  • Gabriel López

    Puede ser tanto el dinero que entra en una gran parroquia que no se controla por parte del párroco y de los miembros de la parroquia, y lo digo porque el caso del sacristán de la Catedral de Santiago de Compostela no es un hecho aislado,  hay mucho interesado de manos hábiles y ligeras que pululan al rededor de curas y frailes en los templos para hacerse con el dinero ajeno.

  • Gabriel López

    Vaya tema…………., el patrimonio de la Iglesia Católica española es el secreto mejor guardado. ¿Quien ha fiscalizado y fiscaliza sus ingresos, de donde proceden su innumerable patrimonio, acaso no tiene una deuda contraída con la sociedad española por haber sido la institución más privilegiada y más favorecida de toda su historia?. El tema tiene tela……..

  • pepe blanco

    Yo me conformaría con que la iglesia católica pague el IBI (aclaro para los extranjeros: el impuesto de bienes inmuebles), impuesto que pagan en España todas las personas físicas o jurídicas que son legalmente propietarias de bienes inmuebles. Incluso aunque se excluya del IBI los locales dedicados al culto, mientras siga vigente el Concordato.
     
    Ya hablé hace poco del caso de Amoeiro, un pequeño municipio de los casi 100 que tiene la provincia de Ourense, que es una de las más pobres de las 54 del Estado. Pues bien, el Ayuntamiento le reclama a la Diócesis de Ourense más de 4.000 euros, correspondientes al IBI de diversos inmuebles de los que es propietaria en ese pequeño municipio, y sin incluir ni los lugares de culto ni las residencias parroquiales.
     
    Bien, no hay más que hacer un par de rápidas multiplicaciones para tener una estimación inicial que nos dé una cierta idea (imprecisa, por supuesto; pero probablemente muy por defecto) de lo que la iglesia no paga a las administraciones públicas cada año…
     
     

Deja un comentario