Otros temas

Autores

Archivo de entradas

Temas

Fechas

Calendario

7155 Artículos. - 109121 Comentarios.

Al papa Francisco

ArregiQuerido hermano Francisco: Me alegré como un niño cuando supe que Ud., un jesuita hecho y derecho, había adoptado ese nombre: Francisco. ¡Perfecta combinación!, me dije. Si ha de haber reformas profundas en la Iglesia y el papado –y salta a la vista que ha de haberlas–, aquí tenemos el hombre y el nombre.

Francisco de Asís: humilde y libre, manso y subversivo, y siempre el menor. Ignacio de Loyola: lleno de luz en la mente y de lágrimas en los ojos, maestro y director de almas y de obras, y siempre peregrino. Ambos amaron a Jesús con inmensa ternura y quisieron vivir como él: sin nada y con todos. A tres siglos de distancia –en el umbral del Renacimiento Francisco, en el umbral de la Modernidad Ignacio–, ambos soñaron con que la Iglesia volviera a Jesús, con que aquel imponente aparato de poder y de riqueza erigido en torno a Roma se despojara, se desarmara, se humanizara, se evangelizara, y pudiera ofrecer de nuevo el consuelo y la liberación de Jesús. No sucedió. A Francisco le organizaron una gran Orden, y a Ignacio le utilizaron para la Contrarreforma, y su sueño no pudo ser. Pero sigue en pie, y es más urgente que nunca.

Ud. conoce bien la historia del Poverello que tanto inspiró a Iñigo de Loyola, mientras se reponía de las heridas de su cuerpo y de su espíritu. También Francisco estaba herido y buscaba, y le gustaba retirarse en la penumbra de la capillita semiderruida de San Damián, fuera de la ciudad de Asís, amurallada con sus iglesias y mercaderes. Una tarde, le pareció que los labios de Jesús crucificado le hablaban dulcemente y le decían: “Francisco, repara mi Iglesia, que amenaza ruina”. Y salió contento a mendigar piedras y cuidar leprosos.

Me traslado al atardecer del pasado miércoles día 13, en el momento en que dos tercios de los cardenales reunidos  en la suntuosa Capilla Sixtina le acababan de elegir papa. No alcanzo a imaginar a Jesús de Nazaret, el profeta compasivo y sanador, itinerante y libre, en medio de aquel Cónclave solemne, entre sotanas negras y fajas púrpura, y afuera 5.000 periodistas expectantes y el gentío en la plaza de San Pedro, y la chimenea y las fumatas y las agencias frenéticas del mundo llenando de imágenes y de palabras vacías el vacío espiritual que padecemos. Y me acude a la mente la imagen de otra escena en el atrio del templo de Jerusalén: el látigo profético, las mesas volcadas, las palomas y los corderos sueltos, libres del sacrificio, libres para volar y vivir.

Pero vuelvo a la Sixtina y le imagino a Ud., humilde y decidido, ajeno al boato y al show, escuchar de labios de Jesús la misma palabra dulce y exigente que le habló al joven soñador de Asís: “Francisco, repara mi Iglesia, que amenaza ruina. Pero no te empeñas en recuperar las ruinas. Déjalas perderse, y construye algo nuevo, lo que yo soñé: un templo sin piedras, un templo de vida sin torres de poder ni muros sagrados, un templo de corazones libres y buenos”.

Querido hermano Francisco, sus primeros gestos nos han conmovido. Nos ha pedido la bendición y le bendecimos de todo corazón. Pero permítame decirle: ni los gestos personales ni las reformas curiales bastarán. La figura y el sistema del papado es el problema. Deje que las ruinas de una Iglesia del pasado se arruinen del todo. Deje que caiga la enorme cúpula del poder absoluto construido contra el evangelio. Cuanto más tiempo deje pasar, será peor para la Iglesia y para quienes esperan de ella la buena noticia y la presencia de Jesús. Declare solemnemente que no hay otra herejía que la falta de paz y de piedad. Y ponga otra base para construir otra Iglesia plural y tolerante, otra Iglesia democrática desde abajo, desde el Espíritu que sopla donde quiere y en todos. No sea que todo siga dependiendo de un papa que nunca sabemos de quién depende, y dentro de pocos años volvamos a otro Cónclave para que, en el fondo, todo siga igual que en tiempos de san Francisco y san Ignacio.

Para orar


Vigía del alba,
al acecho de Dios,
¿sabes
que Él acecha una aurora
en lo más negro de ti?

Buscador de aguas vivas,
peregrino de Dios,
¿sabes
que Él busca una fuente
en lo más seco de ti?

Mendigo sin fuerza,
las manos tendidas a Dios,
¿sabes
que Él ama la debilidad
en lo más duro de ti?

Asaltante de la gracia,
hambriento de Dios,
¿sabes
que Él pone la entrega
en lo más loco de ti?

Músico flautista,
enamorado de Dios,
¿sabes que Él es la oración
en lo más suyo de ti?

(Comisión francófona cisterciense)

18 comentarios

  • Rodrigo Olvera

    Hola Gabriel
     
    Efectivamente, El País se equivoca al retrasmitir la nota (cita como fuente “agencias” sin identificar cuales, y tergiversando al menos de las agencias que he visto), cuando afirma que por ser Iglesia Ortodoxa explica sus nexos con Rusia. Esa frase sólo muestra ignorancia, tanto de las conflictivas relaciones entre las diferentes iglesias ortodoxas, como de las complejas relaciones geopolíticas de Rusia. Es como decir que el alauismo sirio es musulmán, lo que explica sus nexos con Jordania.

    De hecho, la notas de AP y EP informan en un sólo artículo de dos hechos diferentes del presidente de Chipre: su intento de renegociación de su deuda con Rusia, y su encuentro con el Obispo chirpriota. Sólo a El País se le ocurre mezclar y hacer una conexión Iglesia de Chipre con Rusia en este tema.
     
    Yo no me inclino por la primera hipótesis, tomando en cuenta la razón de que el mecanismo haya sido ese. veamos, todos los gobiernos y bancos tienen el mismo esquema en cuanto a su fluidez de efectivo. Cuando se afirma que requieren rescate, realmente es porque se les ha cerrado (por las malas calificaciones o los “miedos” del “mercado”) el acceso a crédito, para pagar sus obligaciones vencibles a corto plazo. En ese sentido, hay tres salidas: a) declararse formalmente en impago (lo que hizo Argentina hace algunos años), b) renegociar las fechas de vencimiento de pagos (lo que hizo sustancialmente México en el 95, mezclado con la tercera opción); o c) negociar nuevos accesos a recursos líquidos, casi siempre bajo el esquema de “rescate”; y algunas veces bajo es esquema de venta de bonos de largo plazo. La extrema dificultad de concretar las primeras dos opciones, es lo que fuerza la mano a los gobiernos a aceptar cualquier condición impuesta por quienes tienen la llave al acceso de nuevos recursos: la troyka. Sobre todo porque problema mismo es que por malas calificaciones o por temores especulativos, nadie adquirirá nuevos bonos.
     
    Así, se entiende que negado por el Parlamento la opción del rescate ofrecido por la Troyka, el gobierno emprende una urgente y desesperada negociación de plazos de pago con Rusia. Esto no tiene nada que ver con el ofrecimiento de la Iglesia chipriota, sino que es parte del esquema “b”. Por su parte, el ofrecimiento de la Iglesia es una alternativa de recursos líquidos: el aspecto “c”.
     
    Por éso se entiende que de nada serviría que la Iglesia ofreciera la trasmisión de la propiedad de sus bienes inmuebles. Pues tales bienes inmuebles no son recursos líquidos para el Gobierno. Al Gobierno no le soluciona el problema incrementar su patrimonio en inmuebles, lo que requiere es dinero. Para trasladar como dinero, la Iglesia tendría que vender los inmuebles, lo que se antoja impráctico. además de que la Iglesia no pretende deshacerse de sus bienes, sino usarlos como palanca. Así, tiene sentido el que el Gobierno ofrezca bonos, pero sólo si hay certeza de que alguien los comprará: y éso es lo que ofrece la Iglesia. “Te garantizo que si ofreces bonos, yo los compro, con lo cual recibes una importante suma en líquido”.  ¿Que ésto puede ser benéfico financieramente? si, en caso de que el país realmente salga y los bonos se cumplan a su vencimiento; pero con el riesgo de que quede en bonos-basura, y la Iglesia se enfrente a imposibilidad de pago hipotecario.
     
    Así, tiene sentido el esquema… de hecho, sería la única forma en que realmente sirviera. Por éso, no creo que la motivación sea realmente la especulación financiera, sino el nacionalismo. Pero bueno, reitero que me parece válida y legítima la duda, en caso de que exista.

  • Gabriel López

    Hola Rodrigo, coincido contigo en tu análisis, yo me inclino hacía la primera y la tercera teoría de tu comentario. Tengo leído que la Iglesia Ortodoxa de Chipre, que es una de las catorce o quince Iglesias Ortodoxas Orientales independientes aunque tenga una vinculación simbólica del Patriarcado de Constantinopla, es de tendencia ultra nacionalista. A este respecto hay que descarta la relación que he leído que se hace con Rusia y el Patriarcado de Moscú. También es comprensible ante los conflictos históricos entre las comunidades griega y turca que da origen a la división de la Isla,  recordemos la importancia Makarios Arzobispo y Presidente del país.

  • oscar varela

    Hola Rodrigo!

    ¡Volviste a apaecer y bien: opinando!

    Perpo tu entraña de polemizador desmesurado te sigue delatando.

    ¿A qué viene tu entre parentesis de: (contrario a lo que insinúa Oscar en su defensa de Bergoglio)?

    Hacé lo que quieras con tu mente polemizadora. Me encontrarás irreductible a la estupidez cabrona de pelear con alguien.

    Te dedico http://www.sonorika.es/albertocastillo/viento-en-contra-letramp3.html

    Yo seguiré yendo todavía a pesar de tu “viento en contra” – Oscar.

  • Rodrigo Olvera

    Hola Gabriel
     
    De acuerdo contigo
     
    Muy cierto que nada se hace por nada. Sabemos que los momentos agudos de las crisis, son los momentos en que se hacen las mayores ganancias, para quien sabe y tiene los recursos para hacer las transacciones financieras correctas. Hay quien ve en este ofrecimiento (sobre todo en el procedimiento ofrecido de comprar bonos gubernamentales) una operación arriesgada que si resulta bien puede hacer  que el ya de por sí inmeso patrimonio eclesial se incremente sustancialmente. Así que (contrario a lo que insinúa Oscar en su defensa de Bergoglio), me parece legítimo y válido el mantener una duda.
     
    Otra posibilidad es que sea genuinamente una acción en favor del pueblo. Pues aún en ese caso, hay una ganancia (sea en satisfacción, en imagen institucional, en congruencia). Esto lo han abordado varias personas místicas de distintas espiritualidades (no sólo cristiana): aún el acto más desinteresado, conlleva una retribución.
     
    Una posibilidad más, derivada del propio discurso del obispo, es que esté motivado por el nacionalismo. El obispo fue insistente en contra de “soluciones de fuera” y en que el pueblo se organice económicamente para que el país no quede en manos de extranjeros. Me parece que no hay que perder de vista esta pista
     
    saludos

  • Gabriel López

    Bueno aunque la Iglesia Ortodoxa chipriota es uno de los principales accionistas del tercer banco del país y el ofrecimiento sea para rescatar bancos no personas, ya se sabe que nada se hace por nada, es un gesto que se hecha en falta en algunos lugares. También el reconocimiento de su inmensa fortuna “A la pregunta de si la Iglesia tiene un techo de contribución, el arzobispo ha contestado: “Como todos saben, la propiedad de la Iglesia es inmensa”.

  • Rodrigo Olvera

    Todo depende de cuales son nuestras fuentes. De acuerdo a lo que reportan tanto AP (The associated press) como DPA (Deutsche Pesse-Agentur) y  EP (Europa Press), es falso que la Iglesia de Chipre esté ofreciendo sus bienes para salvar a los bancos.
     
    El obispo Chrysostomos felicitó al Congreso por rechazar el rescate bancario impuesto por la Troyka, y ofreció los bienes eclesiásticos -“que quedan a disposición del Estado”- para financiar al Estado, de manera que el gobierno no sucumba a las presiones de la Troyka europea.
     
    Son de esas notas que merecerían más atención, sobre todo de parte de quienes llevan años pidiendo que los recursos eclesiásticos se usen para salir de la crisis. Pues aquí hay un obispo que no se queda en palabras sino en hechos al respecto.

  • Gabriel López

    Ni siquiera el Francisco original, con todo su buenismo, hacia algo por nada. Hay que desligar la solidaridad, que es una practica de buscar la dignidad de la persona humana en su sentido pleno, humanismo autentico, de la caridad que busca significados y recompensas divinas.  Francisco el jesuita lo que debe de hacer es procurar que haya menos pobres, poder económico tiene, mucho más poder mediático, mucha más influencia entre los gobiernos y estados. Por qué no se plantea la pregunta ¿por qué hay pobres?, por qué no se lo pregunta a los altos dignatarios que han asistido a su misa de entronación.

  • Gabriel López

    Pepe bien dices,  que nuestra sociedad está  invadida por religiones y por ” dioses”, y ser ateo es una lucha titánica contra todo lo que hay de teísmo. Somos hijos de nuestro tiempo, tenemos una historia y nos han marcado a fuego el estigma de la religión que por mucho que hagamos no nos lo podemos quitar. El teísmo no acepta una crítica racional y es dogmático a diferencia de ateísmo que podría incluso modificar su posición si se le ofrece pruebas de que está equivocado, de que existe una duda razonable. Todos los días nos enfrentamos a situaciones en donde lo religioso está presente queramóslo o no. Bueno, esta última temporada para qué te voy a contar, yo he vuelto a soñar con el beato Juan Pablo que más o menos le tenía olvidado. Con tanto debate, tanta noticia, hasta el otro día me trague la película “las sandalias del pescador”, la pera….. no dejan a uno en paz. Pero es que habitualmente nuestra sociedad nos obliga a participar en actos religiosos: bautismos, comuniones, bodas, funerales, fiestas en el pueblo, son actos sociales a los que no podemos renunciar sin pasar por asociales. Todavía queda mucho camino por recorrer para que la libertad religiosa y de creencia, interior y exterior, llegue a nuestra sociedad.

    Sobre la Iglesia de los pobres contaré una experiencia. Yo viví un tiempo en una comunidad formada por ocho personas, un fraile se dedicaba plenamente a organizar un comedor para transeúntes sin techo, el les llamaba sus pobres, entendía la solidaridad como caridad, en realidad necesitaba a los pobres para sentirse bien para alcanzar la santidad, una santidad anónima pero que colmaba su ego, ¿qué hubiera hecho si no hubiera tenido pobres a los que dar de comer, hizo algo por ellos para que salieran de su pobreza?. Otro compañero trabajaba en un centro de integración social de cáritas y del ayuntamiento, todo tipo de marginados a los que se les intentaba integran en la sociedad a fuerza de terapias sicológicas, sociológicas, bien era otra cosa muy diferente al anterior caso. Pero en el fondo el sentimiento del fraile era el mismo, no había una relación de iguales, después del trabajo el fraile se retiraba a su convento con los deberes hechos, en donde le esperaba una cena caliente, una habitación cómoda, unos libros por leer, el reconocimiento social.  Pensaban en que habían completado las obras de misericordia corporales junto a las espirituales. La caridad se demuestra haciendo obras, ayudar a nuestros hermanos en sus necesidades es ayudar a Cristo. Pero quién ayudaba a quién, quién hacía caridad los frailes o los pobres.
     

    Cuando voy al pueblo de mi mujer, Burgos, veo cómo el Obispo se gasta más de dos millones de euros en rehabilitar un Palacio Arzobispal para su uso y disfrute, cómo un conocido convento de religiosas se ha convertido en colegio del Opus Dei, y su preciosa Iglesia en parroquia dedicada a San José María…. Cómo un colegio de agustinos se ha convertido en seminario del movimiento neocatecumenal. Si voy a mi tierra, Asturias, veo cómo el señor Arzobispo, tristemente franciscano, aunque hijo espiritual de Rouco y ex de San Dámaso, gobierna la diócesis como en tiempos medievales. Par qué seguir.

  • pepe sala

    No sólo de los ” ortodoxos” vive la máfia bancaria, mi querida Ana.
    Si encuentras tiempo entre tus labores de ” abuela”,  lee este enlace ( despacito y analizando el texto y sus consecuencias) y verás que la Iglesia Católica ( incluido Botín y todos los banqueros españoles con seguridad católicos)  y comprobarás que  las cosas de Chipre ( También Grecia ortodoxa) no están muy alejadas de nuestra católica España y están en perfecta consonancia con la MAFIA Vaticana en asuntos del capitalismo bancario.: ( que no arreglará el nuevo Francisco)
     
    http://www.unes.edu.ve/index.php?option=com_content&view=article&id=2265:el-lenguaje-no-solo-esta-marcado-por-el-genero-sino-en-gen&catid=42:espacios-comunes
     
    Mejor no comento nada de la otra religión mayoritaria. Seguro que si les damos caña a los islamistas llegaremos a estar de acuerdo. Pero tendremos que concluir, si estamos de acuerdo, en que TODAS Y CADA UNA DE LAS RELIGIONES son un desastre para el bienestar de la ciudadanía. Todas ellas se han posicionado a favor del capitalismo salvaje que es el culpable de la ruina social que soportamos.
     
    ¿ Religión???…no gracias. Prefiero el infierno.

  • Mirta

    Conocemos al padre Bergoglio desde hace décadas, nunca habló de otra cosa que de lo que dijo en el Vaticano. Ahora, ¿Qué tal si en vez de sugerirle lo que debe hacer nos disponemos a hacer nosotros aquello que le exigimos? Todos somos iglesia, todos somos sujetos de responsabilidad en el cuidado del mundo y de sus habitantes. Recemos por él y porque Dios lo bendiga y la Virgen lo proteja siempre. Gracias.

  • ana rodrigo

    Acabo de leer que el arzobispo de Chipre, Chrisostomos II ha ofrecido toda la riqueza de la Iglesia para salvar el sistema bancario de Chipre, Y yo enseguida me pregunto ¿por qué salvar al sistema bancario con los bienes de la Iglesia? Y la respuesta la da el mismo comentarista que da la noticia: “Se da la circunstancia de que la Iglesia de Chipre, ortodoxa, lo que también explica sus nexos con Rusia, es uno de los principales accionistas del tercer banco del país, Hellenic Bank. Esta entidad, como el resto de las grandes corporaciones financieras que existen en Chipre, está en una difícil situación.”Mamma mía, cuánto desconcierto.

  • pepe sala

    De acuerdo con Gabriel López… salvo en éste pequeño párrafo:
     
    “”El que se denomine ateo se engaña pues está diariamente haciendo una vida religiosa o pensando en ella aunque sea para mal.””
     
    Por lo que me toca, tengo que aclarar que no puedo estar de acuerdo con tal idea:
     
    1º: Sería muy importante, para los creyentes, que tuviesen la suficiente formación-información para proclamar su FE. Lo mismo que para decir  ” si creo”, que para decir ” no creo”, es conveniente saber el porqué se proclama una cosa u otra. De ahí que yo siempre me he reconocido como ” ateo no practicante”. Es mucho más difícil defender la postura atea que la de quienes lo tienen tan fácil como decir AMEN a lo que les proponen otros. Quienes gustan de las truchas, saben que son mucho más sabrosas las que nadan contra corriente en los ríos fríos que las que se crian en los estanques y piscifactorías comiendo el pienso compuesto que les echan sus ” pastores”.
     
    2º: El considerar equivocada la idea de ” dios” no creo que se pueda cataligar como ” malo”. Al contrario; en nuestra sociedad tan invadida por religiones y ” dioses” es una lucha titánica que se debería tener en cuenta como beneficiosa. Sin los INGENTES GASTOS que acarrea la Iglesia y el supuesto ” dios”, la famosa crisis que sufrimos estaría totalmente superada. No haría falta quitarles el pan de la boca a ” los pobres” y tampoco sería necesario rebajar los sueldos a los obreros y pensionistas.
     
    Así pues, estando de acuerdo en todo lo demás que propone Gabriel López, espero haber aclarado un poco la postura del ” ateo de plantilla”.
     
    Me encanta tu estilo, Gabriel:  Al pan, pan y al vino ” ardua”… ( espero que gustes también de mi estilo, que intenta ser también ” claro y castellano”.
     
    Saludos cordiales, pues.

  • oscar varela

    Hola!

    OK a Arregui!

    Ok, Ok, Ok a Gabriel López!

    ¡Vamos todavía! – Oscar.

  • Javier Renobales Scheifler

    Muy bien, Gabriel López,
     
    En mi modesta opinión tienes razón en lo que dices en tus últimos comentarios más abajo. Y en que pareces estar bien posicionado, dada tu dilatada formación religiosa, has sido cura entiendo, y estás de vuelta de muchas cosas que sigue impulsando la ICR.
     
    He leído en este foro Atrio (si no lo he entendido mal) que eso de la pobreza (la lucha contra la pobreza) es cuestión de los políticos y economistas, no de la ICR. Yo no estoy de acuerdo para nada con esa opinión, que me parece propia de los ultracatólicos.

    El poder económico no se elige, no es democrático, y es el verdadero poder, el más poderoso, el que impone sus normas.

    La ICR hace, con su Cáritas incluida, mera beneficencia: lo que vulgarmente se llama caridad con los pobres, dar limosnas los que tienen más a los que tienen menos o nada.
     
     Pero no se enfrenta al sistema establecido, que es el que produce la pobreza. De ahí que la ICR sea tan importante siglo tras siglo para es sistema o imperio establecido en cada momento, pues lo mantiene y lo defiende, lo apuntala cada vez más, con la beneficencia que hace, como si la solución de la pobreza fuera -que no lo es, nunca lo será- esa caridad.
     
    Mientras tanto la ICR es rica, muy rica. Lo cual le incapacita totalmente para dejar de hacer lo que hace: ayudar  con su beneficencia y doctrina de su magisterio, misas y sacramentos oraciones plegarias y raudales de fe católica, al sistema e imperio establecido: en lugar de intentar cambiarlo, lo mantiene, porque ella misma es muy rica gracias a ese sistema.
     
    Si yo no entendí mal, la causa de Jesús era traer/hacer el Reino llamado de dios –no la ICR-; y el Reino es de los pobres (bienaventurados los pobres porque de ellos es el Reino). Es imposible pues confundir la ICR, que es rica, con el Reino del que hablaba Jesús y era la causa de Jesús.
     
    Entonces, para engañar al personal, se inventaron ya de antiguo lo de los pobres de espíritu, y eso que parece ha dicho Bergoglio –si no lo he entendido mal- de que todos somos pobres, porque todos tenemos alguna carencia. Así Bergoglio es más de lo mismo. 
     
    Así adulteran totalmente la causa de Jesús, y tenemos la ICR que tenemos y el Bergoglio que el sistema dictatorial de la ICR nos ha puesto ¿me equivoco?
     
    Me está resultando cada vez más difícil mantener alguna esperanza en que este ‘nuevo’ Jefe del Estado Vaticano, o sea de la ICR, vaya a cambiar nunca nada importante en la ICR.

  • Gabriel López

    El Papa Francisco ha podido elegir vivir en  Buenos  Aíres, incluso  puede elegir vivir en el Vaticano, pobremente, mejor dicho austeramente, la pobreza es otra cosa muy diferente. Ha repartido y puede seguir repartiendo caridad entre eso pobres que tanto reivindica. Pero estos ni han podido elegir sino que se les ha impuesto el ser pobres y vivir humildemente, ni necesitan de la caridad de un rico que es lo que era antes y lo que es ahora Bergoglio, sino de la justicia social a la que toda persona tiene derecho.

  • Gabriel López

    El Papa Francisco habla de una Iglesia pobre y para los pobres, pero de qué pobres habla, por qué tiene que haber pobres, es que hay  alguien que quiera ser pobre, sea cual sea su tipo pobreza. No es mejor decir una Iglesia justa que combata la pobreza.  El recurso a la pobreza y a los pobres  es clave en la retórica cristiana,  reivindicar al pobre en su condición de cordero de Dios y destinado a la redención al final como gracia de la bondad divina. No es una retórica  recurrente en la historia de la Iglesia  que crea resignación y  desactivada la reivindicación y el deseo real de toda persona a salir de esa condición y aspirar a ser rico, que es en realidad a lo que aspiran  la mayoría de los pobres. Qué haría la Iglesia sin los pobres…… y muchas ideologías políticas que los denomina de otra manera.

  • Gabriel López

    El Papa Francisco está claro que equivocó su vocación, las referencias franciscanas son continuas directa e indirectamente. Me alegro de esa predisposición, de momento teórica, a la pobreza y a los pobres, no obstante el Francisco original vivió pobre y con los pobres,  al margen de la leyenda que se ha creado en torno al personaje, predicó con el ejemplo, veremos el Francisco jesuita. Es evidente que el nuevo papa se ha ganado a partidarios y detractores de esa Iglesia monolítica que existe desde hace dos milenios. En Atrio hay buena gente que está deseosa de ver gestos por parte de esa institución vaticana anquilosada en el pasado y en sus dogmas, por lo que no me extraña su posicionamiento favorable a Francisco. Veremos, ojalá el tiempo les de la razón y encuentren lo que han estado buscando, por lo que algunos se han despojado de honores, por lo que han trabajado sin descanso. No me entusiasma la lírica empalagosa del ex fraile José Arregi, ni coincido en en su forma de estar pero no estar, de su poca claridad, pero en esta ocasión y con referencia al último párrafo del artículo no puedo estar más de acuerdo con él, para los que piensen que es necesaria una Iglesia lo que considero un error. Yo al margen de simpatías o antipatías voy al fondo de la cuestión desde un planteamiento no religiosos, ahí la gran diferencia con la mayoría de los atrieros que confiesan su cristianismo católico en sus más variadas vertientes. Mi critica es más extensa, no se queda en las formas, la institución y sus prácticas, sus dogmas y su magisterio, mi crítica va al origen que ha creado todo este tinglado. Las religiones concebidas como tales o como alternativas políticas, sociales o culturales han hecho y hacen un daño enorme a la persona y a las sociedades en general, tienen tanto poder económico, mediático y están tan arraigadas en el subconsciente individual y colectivo que son casi imposibles de erradicar. Todo fluye, todo tiene su origen en sus ideas y procedimientos, la literatura, la lengua que hablamos, la economía, la forma en que nos asociamos y organizamos, las organizaciones ciudadanas, los sindicatos y los partidos políticos tiene tintes religiosos. El que se denomine ateo se engaña pues está diariamente haciendo una vida religiosa o pensando en ella aunque sea para mal. Los males que se han causado en nombre de Dios, el cristiano el musulmán etc….. y los peligros que nos acechan si dejamos que nos controlen individuos que  creen encontrar todas las respuestas en los libros sagrados de cualquier religión. Yo no soy un lego en la cuestión, me avalan muchos años de formación religiosa y teológica, en su día de enseñanza y práctica como profesor de estas materias y como presbítero de la Iglesia Católica, de miembro de una congregación religiosa. Afortunadamente para mi un día me llego la luz de la razón y me di cuanta del error.

  • Tiene razón al pedirle al Papa Francisco que no edifique la nueva iglesia sobre las ruinas, sino que deje de lado lo que hay y construya nuevo. También pienso que debe ser así, a VINOS NUEVOS ODRES NUEVOS.

Deja un comentario