Temas

Tablón de ATRIO

Anterior Siguiente
Último: 24-4-19, 11:45

Floren (2019-04-24 11:45:39) : LA VERDAD DE LA PASCUA. http://cartujoconlicencia.blogspot.com/2019/04/la-verdad-de-la-pascua.html

Equipo Atrio (2019-03-08 21:55:38) : Delcy Rodriguez, vicepresidenta de Venezuela, denuncia al criminal apagón en Venezuela criminal apagón en Venezuela [vídeo de 6 min.]

Equipo Atrio (2019-02-18 09:39:18) : Amplio y clarificador programa sobre Venezuela: La hojilla/a> ¡Magnífico analista argentino Marco Teruggi! ¡Larga charla pero imperdible!

Equipo Atrio (2019-01-09 12:31:08) : Entrevista a Tamayo en la Sexta: La Iglesia española sigue siendo franquista

Floren (2018-11-19 19:50:09) : Floren de Estepa escribe en su blog: CARTA A UN JOVEN QUE NO QUIERE VOTAR

Equipo Atrio (2018-11-16 10:06:45) : La verdadera despedida de Steve Jobbs Disgurfso de graduación https://www.youtube.com/watch?time_continue=12&v=vXJYrrLGNAo

» Pon una nota




Autores

Archivo de entradas

4873 Artículos. - 78267 Comentarios.

¿Por qué mienten los políticos?

Castillo El hecho está a la vista de todos. Basta leer la prensa diaria, oír los informativos de la radio o de la tele, las tertulias de todo color y de todo pelaje. No hay que demostrarlo. Lo sabemos de sobra. Nadie, creo yo, lo va a poner en duda.

Pero lo más preocupante no es el hecho de vivir engañados. Lo peor de todo es que se nos engaña en cosas muy graves. Y además la política del engaño y la mentira va en aumento a una velocidad de vértigo. Sin que nos demos cuenta, cada día tenemos menos derechos, ganamos menos, vivimos más inseguros, la sanidad funciona peor, la educación es más deficiente, nadie sabe a ciencia cierta cómo va a vivir el mes que viene…. Y encima de lo dicho, se nos asegura que esto es lo que más necesita España, lo que nos conviene a todos. Por no hablar de las macabras y repugnantes noticias, que nos llegan cada mañana, sobre nuevos y asquerosos casos de corrupción, ejecutados impunemente y con guante blanco por quienes todos los días nos dicen que tienen la conciencia tranquila y las manos limpias. De verdad, si se piensa despacio, todo este cúmulo de despropósitos llega a representar, para muchas personas de bien, un vomitivo insoportable. De ahí, la pregunta: ¿por qué nos mienten tanto nuestros gobernantes y los que aspiran a serlo? ¿Por qué aguantamos este cúmulo de engaños y desvergüenzas?

Para empezar a responder, me parece pertinente recordar un sabio principio que supo formular un clásico, bien conocido, en asuntos de política. Nicolás Maquiavelo, en “El Príncipe” (XVIII, 466), dejó escrito: “Los hombres son tan ingenuos, y responden tanto a la necesidad del momento, que quien engaña siempre encuentra a alguien que se deja engañar”. Esto es lo que pasaba a finales del s. XV. Siempre había “alguien” que se dejaba engañar. Ahora, que tanto sabemos y tanto hemos progresado, el gobernante que engaña, no se encuentra ya a “alguien” que se deja engañar. En este momento, por más que nos manifestemos a gritos por las calles, la pura verdad es que somos “millones” los que votamos, como salvadores de nuestros males, a los más embusteros que se hartan de predicarnos mentiras y patrañas. ¿Es que los políticos son ahora más perversos? ¿o es que nos han degradado en la ingenuidad que no pudieron ni imaginar las gentes de hace más de quinientos años?

El problema es más complejo de lo que muchos se imaginan. Si no me equivoco, el fondo del asunto está en que los intereses económicos le han ganado la partida a los intereses políticos. Dicho más claramente: el sistema económico manda más que el sistema político. Es decir, el sistema capitalista y la codicia del dinero tiene más poder, en la vida y en las decisiones de los que manejan el cotarro, que el sistema democrático y los derechos de los ciudadanos. Pero, es claro, lo que ocurre es que los gobernantes no pueden aparecer, ante la gente, como defensores del “Estado del Capital” (que es lo que realmente son), sino como los protectores que garantizan el “Estado de Derecho”. Lo cual quiere decir que, tal como se han puesto las cosas, al político de oficio, si no es un hombre ejemplar por los cuatro costados, no le queda más salida que convertirse en un embustero de oficio.

Yo no digo que todos los políticos sean así. Lo que digo es que, hoy, el ejercicio de la política exige una integridad ética para la que muchos profesionales de la “cosa pública” no están éticamente preparados. Y así nos luce el pelo. Porque, si los gobernantes necesitan una integridad ética indiscutible, la misma integridad necesitamos los gobernados. Y si no, ¿qué puñeta hacemos, cada cuatro años, dando nuestro voto de confianza a quien sabemos que nos está engañando y lo va a seguir haciendo?

24 comentarios

  • X. Gundín

    O. Varela
     
    Por el ambiente en que hace algunos años me muevo tengo una idea de la sicología del autoodio y voy aprendiendo -pero aún no consigo entender bien- cuales son sus comportamientos.
     
    Busqué explicaciones y algo encontré en Hegel -Dialéctica del amo y del esclavo-, Nietzsche -Genealogía de la moral- Y Marx -El 18 Brumario de Luis Bonaparte y La sagrada familia-.
    Todos ellos tienen valiosas observaciones, como el trabajo que me pasas de Lichtemberg, pero …. que encuentro insuficientes para entender bien=prever las reacciones=dominar las situaciones.
    No he leido a Foucault. Trataré de hacerlo.
     
    Razones que veo para la insuficiencia:
    1ª) Todos ellos, con excepción de Marx se dedican a analizar las relaciones internas -que me parece dan por únicamente antagónicas-  entre dos grupos humanos -dominadores y dominados- prescindiendo de -si acaso evocando- su entorno social actual y pasado. Veo aquí los siguientes fallos: a) esas relaciones internas no tienen explicación sin considerar el entorno que probablemente las genera y en cualquier caso las determina (p.ej, en Lichtemberg: ¿cual sería la causa de la ansiedad?.  b) esas relaciones no son de hecho unicamente antagónicas. Su carga simbiótica puede ser muy grande. De otra forma, ¿cómo explicar que, superada la causa de la ansiedad -i.e:solucionado el problema que la produce-, los dominados tiendan a abandonar a su “libertador” ocasional para volver al regazo del dominador tradicional?. La historia está llena de “libertadores” traicionados por los “liberados”.
    Esto no es una queja. Acepto que tendrá fallos todo intento de establecer doctrina generalizando -tratando de universalizar- las experiencias que suceden unicamente dentro de momento y lugar.
     
    Concretando: hace 200 años fueron abolidos en España los señoríos. Abolición legal de la relaciones señoriales-serviles. Aquellas relaciones algo cambiaron y siguen cambiando, pero no desaparecieron: el lugar de los viejos señores -nobleza, obispos, abades- fue ocupado por otros. En las cabezas y sentimientos de gente viviendo en lugares poco comunicados los comportamientos serviles adquiridos en cientos de años todavía están parcialmente vivos y  transmitidos por las familias. Y practicados.
    Claro que en esa relacione señorial-servil tambien hay conflictos, que el grupo dominado no es capaz de resolver (puede que sólo sea capaz de resignarse) y “atraviese un período ansioso” en el que “..eleva al liderazgo a personas que están familiarizadas…” (Lichtemberg). Pues bien, solucionado el conflicto puede muy bien ser que el grupo decida retornar a la vieja relación, si es que alguna vez salió della. Pq puede ser que nunca quiso salir della, sinó que uso a alguien para solucionar el conflicto que la ponía en peligro. Dicho de otro modo: el grupo no tiene intención de aprender “…un manejo responsable de la ansiedad …”, sino que acepta voluntariamente -luego quiere-  mantenerse en su impotencia, no aprovechar la parte antagónica de las relaciones para liberarse, sino mantener las relaciones simbióticas que determinan aquella impotencia. Y depender de algún justiciero libertador que pase por allí. ¿Y si no pasa ninguno?. Pues se resignan y sufren. La vida siempre fue así, eso les dice su experiencia.
     
    Esto ya va largo. Que salgas bien de la operación.
     
     

  • oscar varela

    No recuerdo si alguien ya lo señaló,
    pero tal vez esclarecería algo
    ir distinguiendo entre: MIEDO y TEMOR.

    TEMOR es algo bastante bueno (inicio de sabiduría)

    MIEDO sería menos recomendable,

  • oscar varela

    Hola Gundín!
     
    Me parece que hay algo de explicación en estudios de Foucault.
     
    El Asunto no es fácil, pero se podrá meditar sobre ello.
     
    P.e. en http://www.pagina12.com.ar/diario/psicologia/9-21582-2003-06-20.html
    de donde te copio algo:
     
    Opresores y oprimidos
    Existen dos costados del odio a sí mismo:
    * el odio dirigido contra los propios deseos, que colocaron a la persona en situaciones peligrosas, que es el odio a la propia espontaneidad en respuesta a impulsos;
    * y el odio al propio autocontrol, a la ira dirigida hacia adentro en el intento de acomodarse a la amenazante realidad.
     
    El conflicto interno derivado de estas actividades de auto-odio consume las energías de la persona, haciéndolo menos capaz para luchar con la realidad de una manera responsable y así contribuyendo a la impotencia que se siente en la situación.
    Algo del odio a sí mismo de los opresores es proyectado en las personas más débiles en forma de preocupación por el odio que experimentan estos otros más débiles. De hecho esto se hace a menudo.
     
    Los que se inhabilitan por medio de la identificación con el agresor están predispuestos a recibir y aceptar casi cualquier cosa que lleve a la culpa y al odio a sí mismos, y los que se habilitan están siempre listos para proyectar su culpa y odiar a los débiles. Juntos, instalan las relaciones opresoras.

    * el más fuerte incita la ira del más débil y se asegura de que éste la torne impotente y volcada hacia sí,
     
    * el más débil se siente temeroso de su propia ira y temeroso de la ira del más fuerte.
     
    La presión del más fuerte hacia relaciones de enojo que él o ella pueda restringir, se encuentra con los esfuerzos del más débil por evitar situaciones que provoquen ira.
     
    * el fuerte y el débil están permanentemente amenazados de una furia abierta y al borde de tener que habérselas con la misma. Para el más fuerte, la ira está al servicio de pedir obediencia sin la decisión de obedecer de su sometido.

    * los más fuertes (los que se autohabilitan), fomentan dudas y autoexamen de una naturaleza debilitante en los más débiles,
     
    * los que se autoinhabilitan sobreestiman la seguridad y cohesión, la racionalidad y la efectividad al servicio de sí, de los más fuertes.
     
    Sembrar dudas tiene su forma activa, como cuando una persona que se autohabilita le impone la autocrítica al más débil.
     
    Puede que a mujeres que han sido violadas se las ponga a prueba en la corte para que demuestren que no participaron de la violación, por incitación o pronta aceptación o por tener una personalidad masoquista;
    – sembrar la semilla de la duda en sí mismas puede incrementar el poder del violador o de sus defensores.
     
    – A los alumnos que cuestionan acciones arbitrarias de sus profesores se les puede pedir que examinen si están siendo objetivos o meramente rebeldes, si no tienen “problemas en aceptar la autoridad”.
    ……………….

  • Josefina G.C.

    Sí X.Gundin, ya lo dije y lo repito “mea culpa la primera”.
    Y sí también tengo miedos,
    tengo miedo de los animales feroces,
    tengo miedo de que me apaleen sin compasión, 
    tengo miedo de que me crucifiquen como a Jesús y tantos y tantas otr*s,
     y asco de que me escupan,
    tengo miedo a que me aplaste una apisonadora,
    tengo miedo a que me pisoteen,
    y algunos mas  
    Buenas noches 

  • X. Gundín

    Tengo un problema con Maquiavelo: me deja con hambre. Hambre de respuestas.
    Donde dice: quien engaña siempre encuentra a alguien/ que se deja engañar.
    ¿Qué significa “…que se deja…”?.
    ¿Quiere decir que el egañado es un inocente sorprendido en su buena fe?. Entonces podemos hablar propiamente de engaño.
     
    Pero, ¿de qué hablamos cuando el sedicentemente engañado espera, pide, ansía, serlo?. Pq esto está pasando actualmente. ¿O no?. ¿Acaso no sabemos de antemano que cuando hablan faltan a la verdad?. Si que lo sabemos. Sin duda. ¡Entonces no podemos decir que somos engañados=padecemos la mentira!.
    Entonces mejor diríamos que somos tambien autores della. ¡Coautores y víctimas simultaneamente!=idiotas. Y encima nos dedicamos a compadecernos de nosotros mismos.
     
    A esto hay que buscarle mejor explicación.
     

  • X. Gundín

    Los peligros a nuestro alrededor son demasiado grandes y -a veces- nuestra conciencia de ellos demasiado clara -ergo: nuestra indigencia es demasiado grande- como para que podamos dejar de tener miedo. No podemos dejar de tenerlo. Nos acompaña, por suerte para nosotros.
     
    El miedo es polivalente: tanto nos pone plomos como alas en los pies. Mejor dicho , la polivalencia se presenta en la interacción entre el peligro que causa el miedo y los individuos que lo padecen.
    Suponiendo en los individuos un sistema nervioso equilibrado (e.d: que tengan unas reacciones normales), el miedo se vence por dos medios. Uno es el conocimiento del peligro; e.d: que se vea venir, no nos coja por sorpresa, y el saber de su funcionamiento interno. El otro medio es el entrenamiento, que se consigue primero mediante simulacros (juegos, ya de niños) y, finalmente, sometiendose a la prueba verdadera.
     
    El marino en el huracán tiene su propia vida en peligro amenazada por fuerzas muy superiores a las propias. El conocimiento de la física del meteoro, un poco de oficio ¡y el miedo que siente! le permitirán salvarse.
     
    Y ahora junten hambre y miedo: ¡harán maravillas!.
     

  • X. Gundín

    A propósito del hambre, muy oportuna esta noticia: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/24/actualidad/1359043461_529999.html.
     
    Sobre del miedo volveremos.

  • pepe sala

    Reconocemos  ( parece que en ésto hay ” consenso”) a los políticos y a los banqueros como MENTIROSOS.
     
    Bueno, ¿ Y los periodistas ???? ( radio, prensa escrita, TELEVISION, internet …)
     
    Pongamos un ejemplo de última hora y llamo la atención sobre el grado de fiabilidad que se le suele dar en ATRIO a este periódico:
     
    http://es.noticias.yahoo.com/el-pais-publica-una-foto-falsa-de-hugo-chavez-en-un-hospital-y-se-ve-obligado-a-retirarla-y-a-pedir-disculpas-075934660.html
     
    El periódico ABC ya ” mató” a Cheves hace un mes. Los mass-medias españoles no se dignaron desmentir la noticia, puesto que ya no saben cómo hacer para ” matar” a Cheves. La famosa ” opinión publica” ( que yo llamo borreguismo televisivo) está disgustadísima porque Chaves no se muere…
     
    Joder !!!, si al final hay que hacerle caso a Aznar y montar un atentado terrorista para que los Venezolanos se libren de tan diabólico personaje… El hecho de que los venezolanos sigan votando al Presidente que prefieren es porque no conocen las ventajas de la ” democracia a la española”.
     
    Son ” tontitos”, estos venezolanos. Mira que conocen, sobradamente, a Aznar, a Botín, a Ibarra del BBV, a Martín Villa, a Fraga Iribarne… y no se acaban de entarar de las grandes ventajas de una ” democracia a la española”.  Y si ya no le hacen caso ni a un periódico tan importante y ” democrático” como el Pais… ¡ apaga y vamos!

  • Luis Gonzalez Moran

    Tema muy interesante, aunque entiendo que no debe circunscribirse exclusivamente a los políticos, como muy oportunamente ha puesto de manifiesto algún compañero de hilo, aunque sí los atañe de un modo singular.
    La práctica de la mentira está muy arraigada en el ser humano, como un mecanismo (eso sí, espúreo) de autodefensa y autolegitimación. Uno, generalmente, quiere presentarse ante los demás como una persona honesta, honrada, leal y generosa: cuando la propia conducta y el propio proceder contradicen aquellos postulados, se intenta tapar las propias vergüenzas personales (o de los grupos sociales a que se pertenece) con pronunciamientos que difuminen la realidad.
    Ante un balonazo salido de un grupo de chiquillos que juegan al fútbol en un patio y rompe un cristal, el clamor general de todos y cada uno de los niños será “yo no he sido”, “yo no he sido”. Ante la ruptura de un vaso o de un plato en la casa, “nadie ha sido”. Es un mecanismo de autoprotección.
    En el caso de los políticos se añade un componente de mayor exposición a las luces mediáticas y al compromiso público. Las hemerotecas y videotecas son testigos mudos pero elocuentes del background de mentiras con que se está construyendo esta sociedad nuestra. La mentira surge de la necesidad de “explicar” el choque y la contradicción entre la realidad y la apariencia: uno se presenta (en muchos ámbitos de la vida) con un perfil determinado y unos rasgos concretos de compromiso, servicio a la comunidad, altruismo y dedicación al bien común. La realidad, con frecuencia, frustra tan ambiciosos propósitos y se convierte en mediocre o en claramente reprochable; ante esta situación, surge una alternativa: o se asume con dignidad la propia indignidad o se intenta “enturbiar” la realidad con relatos falsificadores.
    La (difícil) solución está en una verdadera educación de la capacidad de asumir los propios errores e intentar hacer coincidir “lo que es” con “lo que debe ser” en todos los ámbitos de la vida: la autenticidad, ser de verdad lo que se es. Aquí hemos llegado al inaccesible reino de la utopía, pero por ahí van los tiros: honestidad, humildad, diálogo, juego limpio, respeto y comprensión y poner en la primera línea de la solidaridad a quienes más lo necesitan.
    Y Atrio es un espacio donde debe tener (ya lo tiene) por derecho propio un lugar la utopía.

  • oscar varela

    Hola!

    ¿Por qué mienten los políticos?

    El Autor se preocupó de averiguarlo en Maquiavelo:

    “Los hombres son tan ingenuos,
    y responden tanto a la necesidad del momento, que
    quien engaña siempre encuentra a
     alguien que se deja engañar”


    Parece que la “clave” de comprensión de la praxis de la Fuerza política consiste en que:

    Los hombres son tan ingenuos
    (alguien que se deja engañar)

    Por lo tanto;
    apuntar preferentemente al Político
    podría ser un nutriente de la “ingenuidad”, o “in-madurez” ciudadana.

    Tal vez, ¿no?

    Voy todavía! – Oscar.

  • Josefina G.C.

    Este artículo me ha recordado a otro tambien suyo del pasado 1º de Agosto.
    No tengais miedo, nos escribía J.M.Castillo donde definía la crisis como la crisis del miedo, porque el miedo es el instrumento mas eficaz  para someter a la gente.
    José Mª siempre liberador de miedos.
    Dice el dicho que el miedo es libre, sin embargo no tod*s podemos superarlo por igual, hay miedos razonables y miedos irracionales, otrs que mas que miedo es pánico, pero hoy, yo sí creo que también se puede curar,  mas en efecto, hay que poner los remedios. Al que le quitan su techo, su medio de ganar el pan y demas etcs., es razonable tener miedos, es duro, muy duro vivir de la “beneficencia” y/o de la “caridad”, esto habrá quien no lo pueda entender,  pero como todo es y somos tan complejos, con optimismo e infinitas gracias a los que fueron y son compasivos desde la hondura de corazón-entrañas.
    Y recuerdo a tant*s amig*s que nunca he olvidado¡ 
     
    En los dos últimos párrafos decía así:

    “Y que nadie nos venga metiendo miedo con la amenaza de los mercados, de la prima de riesgo, etc, etc. El Gobierno sabe cuáles son las necesidades básicas que todos los ciudadanos tienen derecho a cubrir: alimentación, vivienda, sanidad, educación. En este país hay dinero para garantizar que todos los ciudadanos tengan esos derechos cubiertos. Lo que pasa es que el dinero hay que sacarlo de donde está. El Gobierno tiene medios para enterarse de dónde está. Y puede dar leyes para que ese dinero cumpla la función que tiene que cumplir, que no es acallar el miedo de unos o la codicia de otros, sino los derechos fundamentales de todos.
    Yo sé que más de uno, al leer estas cosas, dirá que no tengo ni idea de política o de economía. ¿De qué política? ¿de qué economía? ¿de las  que nos han metido donde estamos? De todo eso, prefiero no saber nada. Y en cualquier caso, por favor, ¡que no nos metan más miedo! El Evangelio, que, antes que un libro de religión es un proyecto de vida, repite de principio a fin: “¡No tengáis miedo!” (Mt 10, 26. 28. 31; Mc 5, 36; Lc 5, 10; Lc 12, 15; Mc 6, 50; Mt 17, 7; 28, 5. 10). El miedo genera esclavos y paralizados. El día que superemos el miedo, superamos la crisis.
    http://www.atrio.org/2012/08/no-tengais-miedo/
    Buen día.

  • pepe sala

    Los políticos mienten, pero los banqueros no se quedan atrás.
     
    Me han manado un correo muy curioso que comparto con ATRIO. Yo no digo que sea la mejor solución posible, pero me ha encantado la solución utilizada por éste jubilado ante su mentiroso banquero.
     
    Para todos ustedes, una ” solución a la vasca”:
    —-
    “La hostia se oyó en cuatro términos municipales de Bilbao”, asegura el jefe de la Policía Local de Barakaldo, población donde transcurrieron los hechos, y provocó una grieta de diecisiete metros lineales en el frontón municipal. “Creíamos que se había desplomado la cubierta del polideportivo”, asegura uno de los vecinos. “La mitad de las vacas del pueblo se han quedado sordas”, puntualiza otro vecino de una pequeña localidad situada a ocho kilómetros de Barakaldo.
    Al parecer, la razón por la que el banco no podía devolver al cliente el dinero de la participación preferente consistía en un simple problema informático que se resolvió de manera extremadamente sencilla en cuanto el director, ya con la cara del revés, apretó cinco o seis botones del teclado de su ordenador y luego introdujo un número largo seguido de unas letras.
    Abelardo Zaragormendi, el jubilado que tuvo la feliz ocurrencia de propinar el bofetón, asegura que no es ningún experto en ordenadores y que él ha sido el primer sorprendido por el resultado. “Le dije al director que quería sacar el dinero de la preferente, me empezó a decir palabras raras y le solté el sopapo automáticamente, sin pensar en cosas informáticas”, cuenta Zaragormendi. “Yo había oído algo de reiniciar pero no creía que se referían a esto”, añade. El cliente obtuvo además un juego de sartenes y tres calendarios.
    La “Maniobra Zaragormendi”, como ya se conoce al suceso de la oficina bancaria de Barakaldo, será incorporada el próximo curso en todos los manuales de informática y economía de las universidades españolas.
    “Es una hostia de recorrido, con la mano abierta, tirando primero el hombro hacia atrás hasta que te cruja el esternón. Luego. …etc, etc.

  • X. Gundín

    ¿Pq mienten los políticos?.
     
    Mienten como y por las mismas razones que los demás. La mentira -o sus hijelas, el engaño, el disimulo- nos acompaña desde siempre.
    Al leopardo no debe gustarle la carne tan fresca, así que ponía la pieza recien cazada a curar en una rama de arbol. Aquel primitivo ancestro nuestro que con su estómago vacio  veía la  codiciada carne buscaba la forma -con espera, engaños y disimulos-  de birlarsela al leopardo….con riesgo de muerte si era descubierto.
     
    Hambre y miedo fueron los maestros de nuestras mentiras. Y gracias a ellos y ella hemos sobrevivido.
     
    Pero calificamos distinto según mintamos al leopardo o a los congéneres. Útil y bueno en el prime caso; útil y malo en el segundo, que además será abominable, execrable, si fuese a nuestro directo y personal perjuicio.
    Los casos son distintos, naturalmente. La mentira destruye nuestra sociedad, donde el leopardo no tiene sitio. Donde ella se implanta se acaba la confianza y decae la esperanza.
     
    Por eso sobran quejas y lloros. Lo que vale es practicar el que la confianza es buena, pero el control es mejor….Pq nosotros, los que conocemos, no nos conocemos a nosotros mismos.
     

  • Josefina G.C.

    También coincido contigo Pepe Sala en la apreciación de la honestidad y honradez de Julio Anguita, tampoco le conozco mas que una vez que desde lejos, ultimas filas, le escuché en una conferencia, y en youtube,  las muchas que ultimamente viene dando por la geografia española (para mi a cual mejor),  y por lo que le leo, parece que el ya veía venir mucho de lo que está pasando, pero en su día debieron tomarle por loco? utópico? o que se yo, y claro, no le hicieron caso, ciertamente me parece una persona honrada.
    Buena tarde.  

  • Y como para muestra un botón, ahí va un caso de corrupción política perfectamente legal, amparada por el sistema democrático de democracia formal. No me importa dar nombres, porque ya estoy harto, ajito, y porque, en efecto, todo esto sucede en la sociedad española, delante de nuestras narices, “mientras las protecciones sociales, la sanidad, la educación, las pensiones… están pasando por momentos dramáticos, y los mierdas del PPSOE protegen sus corruptas actuaciones gastos ingentes en astidisturbios”.
     
    Se llama Ángel Sabroso, y uno se lo puede encontrar en alguno de los partidos del Mundial de Balonmano que se está celebrando estos días en España. Porque en efecto es árbitro, muy reputado; hasta el extremo de que con otro árbitro también canario, forma una de las parejas arbitrales mejores de España y del mundo. Lo cual me parece fenomenal, para un deporte que a mí también me fascina -y que practiqué escolarmente, hasta que una torpeza mía hizo que me llevara tan fuerte golpe que acabé asustándome, muy niño aún, adolesecente como mucho, y más luego de que el porterito del equipo, en una mala posición de su mano para rechazar un balonazo, ipso facto se echara a llorar y prorrumpiera en gritos desesperados porque el balonazo le acababa de fracturar un dedo-, para él mismo y para los suyos. Aunque no de manera profesional, cobra por arbitrar, lo cual me parece cojonudo. Mejor para él.
     
    Sabroso también es político, del Partido Popular. Consejal munícipe que se ausenta un mínimo de 100 días lectivos al año por sus compromisos arbitrales, empero en calidad de consejal con dedicación exclusiva percibe sobre los 60.000 euros al año. Si como árbitro es buenísimo, aseguran algunos que como consejal también es muy bueno; otros tantos, ciertamente, afirman todo lo contrario.
     
    No hace falta añadir nada más, ¿verdad? ¿Se dan cuenta del bisnes que puede llegar a ser la política? Pero yo pregunto, mientras escucho un cedé realmente maravilloso del brasileño Edu Lobo titulado Cantiga de longe, pregunto si este protagonizado por el árbitro Ángel Sabroso es el sueño político con el que soñó Giorgio La Pira, actualmente en proceso de canonización, o el mismo o siquiera parecido al sueño político con el que soñó un libertario de la talla de otro Ángel, en este caso Pestaña, al fundar, no sin fuerte oposición de los suyos, que eran anarquistas de pura cepa, claro, el Partido Sindicalista.


    Me sigue asqueando tanto la política, excepciones de rigor aparte… Ángel Sabroso, reputado árbitro de balonmano, se ausente más de 100 días al año de sus responsabilidades como consejal municipal con dedicación exclusiva (y encima cobra por esas ausencias), y yo que sigo cosechando enemigos escribiendo estas reflexiones, he llegado a recolectar setas con un amigo para sacar un dinerillo…
     
    Y sigo, también mientras, sin conocer qué pueden opinar los obispos católicos de todo esto que denuncio. ¿Le recomendarán a uno el tener paciencia, “configurándose incluso con los dolores salvíficos de la Pasión de Cristo, en tanto ellos, ellos, sí, gobiernan la parcela de Iglesia que se les asigna con criterios tan hipócritas, tan aburguesados, tan mundanos, tan interesados, tan nepotistas…?


    Menos mal que le queda a uno el cine (entre otras fidelidades): Big Fish, de Tim Burton, La vida de los otros, alemana, de Florian Henckel von Donnersmarck , y Babel, de Alejandro González Iñárritu, las tres últimas que he visto, en la soledad cinéfila de mi cuarto de estudio. Gozando de buenas películas como las tres que he citado, y de otras tantas, uno por lo menos se olvida de corruptelas y trapisondas politiqueras y demás miserias humanas. Siquiera por unas horas. Gracias al cine, séptimo arte y eficaz antídoto contra lo absurdo de este mundo.

  • pepe sala

    Me estoy preocupando seriamente. Otra vez coincido con los agumentos de Luis A. Enríquez.
     
    Y añado de mi cosecha que ” el PSOE y el PP la misma mierda es” y ellos lo saben con precisión.
     
    Por éso no reparan en gastos a la hora de pretegerse a sí mismos  CONTRA EL PUEBLO que, efectivamente, ya está ” ajito” de sinvergüenzas. Mientras las protecciones sociales, la sanidad, la educación, las pensiones… están pasando por momentos dramáticos, los mierdas del PPSOE protegen sus corruptas actuaciones con gastos ingentes en antidisturbios:
     
    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/30/economia/1351613307.html
     
    Además tienen a los jueces a su favor y éstos no se cortan ni un pelo en asumir MULTAS ECONOMICAS  INJUSTAS, a cualquiera que se atreva a manifestarse contra los mierdas del PPSOE. A ver quién es el guapo que se atreve a manifestarse después de recibir tres multas en menos de un mes. Y a ver quién es valiente que se atreve a ponerse delante de los antidisturbios que tienen ” licencia para matar” al mejor estilo de 007. Y si algújn policía se propasa en asuntos de TORTURAS en los cuarteles tampoco hay problema. Todo está atado y bien atado y si algún Juez honrado se atreve a condenarles por TORTURA, ahí estarán los mierdas del PPSOE para idultarles. ( Hay montones de ejmplos y el más reciente es de Cataluña.)
     
    En ésta tesitura política. a veces me da por pensar aquello de que
    ” ESTO CON FRANCO NO PASABA”. Estos elementos han hecho bueno a mi mayor enemigo político: Un dictador genocida.
     
    ¿ Que hay políticos honrados???… Pues claro. Pero díganme ustedes dónde están, porque yo no los veo. Además, estoy seguro de que quien pretenda sostener su HONRADEZ frente a los corruptos ( de cualquier Partido) durará menos en política que ” un caramelo a la puerta de un colegio”. O se va o le hacen la vida imposible para que se vaya.
     
    Hablo de lo que conozco, no de lo que me cuentan los máss- medias. Y como todo es relativo y las excepciones confirman las reglas, vaya mi reconocimiento hacia Julio Anguita como la excepción. Alguno más habrá, supongo, pero yo no lo conozco y he conocido a muchos políticos. ( hablo de personas relevantes en la política española. Es obvio que a niveles mas bajos sea más fácil la honradez… aunque sólo sea porque no se pueda llegar a los tregemanejes que permitirían la corrupción.)
     
    Bueno, pues

  • “PSOE y PP, la misma mierda es” es una consigna repetida en manifestaciones de lucha social, en España, en los últimos lustros al menos.
     
    Se trata de una opinión y, como tal, “opinable”, es decir, discutible, más acertada o menos. No es ninguna verdad absoluta, pero ahí está, para tenerla en cuenta. Para tenerla en cuenta, sí, porque a mi juicio, son tantos los casos de corrupción protagonizados o perpetrados por políticos de ambos partidos, en las últimas décadas en España, que ambos, PSOE y PP, han perdido prácticamente toda credibilidad. De ahí lo de la consigna de las manifestaciones. Mucha gente está ajita, como se dice en Canarias (fricatización vulgarizante de la “h” muda intermedia) de tanta corrupción, e impotente.
     
    Una doble auditoría pide ahora el Partido Popular. ¿Para qué? ¿Para hacer creer a la opinión pública, a la ciudadanía, que ellos y ellas están a muerte con la corrupción? ¿A estas alturas de la película nos vuelven con lo mismo, luego de no sé cuántos casos de corrupción politiquera que han salido a la luz pública, sin contar, por tanto, con otros tantos que no han trascendido pero que se sospecha con todo fundamento que se han dado…? ¿Pretenden que a estas alturas de la película, que ya casi va por el desenlace, nos creamos que el PP es un partido limpio, honesto, perseguidor de corruptos, enemigo de los sobresueldos, enemigo del enriquecimiento fácil y fraudulento…?
     
    De haber sido por ellos, por los dirigentes del PP, no se habrían descubierto las fechorías de los sobresueldos y cuentas suizas del extesorero Bárcenas, que ahora resulta que “ya está fuera del partido, ya no es dirigente del PP”, cuando lo cierto es que durante más de 20 años fue tesorero del partido conservador español, y todos sus dirigentes sin enterarse. Vaya caraduras.
     
    Y los ciudadanos, que nos chupemos el dedo, les falta recomendar a los dirigentes del PP. Para mí sin ninguna duda, los dos principales partidos políticos de este país (con excepciones en sus filas que solo Dios conoce y que, por ende, no he de entrar a valorar), los de la consigna con que inicié esta reflexión, sí, están más corrompidos que la carrera deportiva del norteamericano Lamce Amstrong.
     
    Los políticos de todo pelaje y color lamentan la crisis que sigue golpeando sin piedad, y aseguran estar involucrados en la búsqueda de soluciones a la crisis. No obstante, como cabía esperar, los dirigentes nacionales y autonómicos del PP cierran filas en torno a su partido tratando de hacer creer a la opinión pública que el extesoro del PP Luis Bárcenas, que ha acumulado se calcula que 22 millones de euros en cuentas suizas, es solo una manzana podrida de un cesto en el que lo que abundan son las manzanas sanitas y apetitosas.
     
    Mentira podrida. La corrupción de la politiquería política tiene tres niveles: la que podríamos llamar corrupción “a lo bestia” (tipo Luis Bárcenas, trama Gúrtel…, que se acaba descubriendo); un segundo tipo de corrupción igual de bestia cuya única diferencia con respecto a la primera es que queda impune, porque no se acaba descubriendo (algo así como lo ocurrido durante una buena partida de años con el excliclista Lamce Amstrong, aunque este no ha tenido más remedio que reconocer que hizo trampas durante muchos años en el pelotón del ciclismo internacional); un tercer tipo de corrupción, que es perfectamente legal: la corrupción de los sueldazos de los políticos y  los privilegios (fiscales, económicos y sociales) de la llamada casta política. Este último tipo es el que cuenta realmente, el que más cuenta, pues permite, sin incurrir en los dos primeros, que son ilegales, mantenerse en el poder chupando lo más que se pueda de la teta del Estado.
     
    Estaremos atentos a este nuevo caso de corrupción de la politiquería española: las alucinadas que escucharemos proferidas por tantos y tantas dirigentes del Partido Popular, más la también falta de total credibilidad política de los dirigentes del PSOE… Y mientras, la crisis, que no cesa de golpear fuerte, la seguiremos sufriendo otros: los funcionarios puteados, los interinos despedidos, los parados de corta, media o larga duración, los sanitarios “desmantelados”, las pequeñas y medianas empresas que ni venden ni contratan como debieran…
     
    Qué asco: la democracia, dirigentes políticos del PSOE y del PP (recordemos el grito indignado, la consigna manifestante: “PSOE y PP, la misma mierda es”), no está amenazada por la ciudadanía, incluso por la que hace tiempo que ya, ajita de todo, no va a votar, y sí más bien está amenazada por tantos y tantas de ustedes que no tienen vergüenza y que, por no tenerla, están en la política partidista no para servir a la cosa pública sino para enriquecerse a costa de la administración de lo público.
     
    De algo tan loable como la política bien vivida y administrada, tomar conciencia de que tantos políticos de todo pelaje y color se dedican a enfangar el ejercicio de la política a base de corruptelas…

  • Antonio Vicedo

    Dice Castillo: -”El problema es más complejo de lo que muchos se imaginan. Si no me equivoco, el fondo del asunto está en que los intereses económicos le han ganado la partida a los intereses políticos.”
     
    Los intereses económicos que, desde el TENER concretan el PODER sobre las/os otras/os, es algo tan simple, aceptada la falsedad de que las/os otras/os son susceptible de posesión y domino  que, desde el falseamiento de la IGUALDAD fundamental de los seres humanos, ha dejado como el BIEN  del SER, el poder dominarlos y subyugarlos, teniéndolos a disposición como medios de interés.
     
    Y esto, tan falso como sencillo e interesante de admitir,  es lo que en la Humanidad ha tomado desde nuestros ancestros carta de criterio dominante y práctica normal sobre la que estructurar la relacionalidad social.
     
    Arquetípicamente es la tentación paradisíaca de morder el único fruto prohibido, pues de las personas, si hay algún dueño, es solo EL ABSOLUTO de quien, natural y esencialmente, depende todo lo relativo.
     
    La natural igualdad humana permite compartirlo todo, menos el dominio de lo personal.
     
    Pero, negada la verdad real de la IGUALDAD y admitida la clasificación de las personas como criterio y práctica normal ¿Cómo se explica o justifica  el que, quien quiera ser más, domine a los que considera en menos?
    ¿Y como podrá conseguir esto, si no es faltando a la verdad, lo que al poderoso le es indispensable, y el débil, equivocado, acepta porque él, en tanto pueda, desea e intenta lo mismo en su nivel vital?
     
    Aquello de LA VERDAD os hará LIBRES , marca la orientación cultural y práctica por la que la Humanidad llegaría a ser HUMANA, pero la ignorancia,  el error, el engaño, y la solapada falsedad están arrastrando al ser humano a no renunciar al bocado prohibido, pese a la expulsión del Paraiso del disfrute de los Bienes Comunes superabundantes, al que intentan volver,  sin enmendar la aceptación de la falsedad causa de su expulsión hacia las situaciones de muerte.
     
    ¿Hemos reparado en que consisten los señuelos de publicidad y propagandas desde cualquier actitud de poder y ventaja?
    ¿Qué es, de verdad, la otra, o el otro para mí?
    En la medida en que nos cuesta darnos una respuesta definitiva, estamos recibiendo la prueba de que no nos interesa la VERDAD.
    Y, si esa VERDAD no nos interesa, equivocadamente ¿cómo vamos a publicitarla, a admitirla y a acomodar a ella nuestras actitudes prácticas?
     
    ¿Los manipuladores religiosos nos han falseado lo del Pecado Original, no aceptando que es comer  por egoísmo el poder como, si de una herencia inculpable se tratara?
    Los líderes políticos ¿no nos han falseado la materia prima de toda la estructuración social (Igualdad universal de TODOS los seres humanos) ?
    Por eso, lo que verdaderamente nos resulta difícil y complicado es el CAMBIO DE MENTALIDAD por la facilidad y claridad con la que la VERDAD, sería causa del BIEN individual y global.

  • oscar varela

    Hola!

    La Verdad, de la cual se agarra la Mentira,
    es un asunto “relativo”.

    Político es aquél que sabe qué hacer con la herramienta llamada Estado.

    ¿Y qué es el Estado?

    El Estado es un “Aparato ortopédico“,
    que la Sociedad se autoconstruye para no quebrarse,
    ya que en su mismo seno hay fuerzas di-sociales.

    Ningún “Aparato ortopédico” es “bueno”;
    lo más a que puede aspirar es a ser el “menos malo“.

    La Política resulta ser una “ortopedia” de la Ortopedia-Estado;
    ¿Qué Etica le sería la adecuada?

    Estimo que una que no pretenda La Verdad,
    pero se plesbicite cotidianamente su legitimidad
    en la puja de reales fuerzas vivas.

    Sería una Ética de conveniencias sociales, o poli-árquica.

    La DECENCIA o CONVENIENCIA
    no son ni Verdad ni Mentira;
    son otra cosa, más cerca del acontecer histórico de la Vida humana.

    ¿Podrá ser?

    ¡Voy todavía! – Oscar.

  • ana rodrigo

    ¿Por qué mienten los políticos? Porque la alternativa sería decir la verdad y, por lo visto, esa verdad sería el fin de su carrera política, cuando la política se toma como una carrera y no como un trabajo al servicio del bien común.

  • javier m. arana

    Los que beben, lo disimulan. Los que usan drogas lo disimulan. No queremos que sepan de nuestras debilidades. Las escondemos. Por que bebemos? Usamos drogas o delinquimos? Vaya usted a saber….es parte del misterio humano. En nuestra “mochila” guardamos cosas que nos sorprtenden.  Por qué mienten los políticos? Ninguna sorpresa. El poder emborracha, cria overdoses y, por tanto, enloquece. Vaya usted a saber…!

  • Mientras haya capacidad y voluntad de diálogo, altas dosis de respeto y, también, cierta predisposición a dejarse interpelar por las verdades y razones del otro, puede haber con toda normalidad encuentros y desencuentros, concomitancias y discrepancias, Pepe Sala.
     
    Dicho lo cual querría precisar que en mi anterior comentario dado para este mismo hilo, tal vez no dejé suficientemente claro que yo mismo creo haber conocido a políticos, hombres y mujeres, que me han parecido personas honestas. Y que asimismo leo y escucho que otras personas aseguran haber conocido por su parte o respectivamente, a otros tantos políticos honestos. De manera que no todo está perdido. E incluso, conozco el dato de que algunos políticos están en proceso de canonización, tal el caso del italiano Giorgio La Pira, cuya biografía traducida al castellano conozco gracias a la pluma de un sacerdote también italiano nada sospechoso de conservadurismo eclesial que se llamó Ernesto Balducci (1922/1992, escolapio italiano, fallecido en desgraciado accidente de tráfico).
     
    Con todo, excepciones aparte, que siempre hay en todos sitios y organizaciones humanas, en general sostengo de la política partidista en España lo que planteo en mi ya penúltimo comentario a este mismo post. Un asquito la cosa. Hasta el extremo de que en algunas de las últimas elecciones yo mismo ni he ido a votar; se me objetará que así contribuyo a apuntalar el sistema establecido, el sistema de los vencedores, o posibles tentaciones dictatoriales encubiertas, y esto y lo otro; con todo, lo que no se me dice es que haciendo eso, obrando así,  también estoy protestando contra la degradación de la democracia en “claves” un tanto libertarias.
     
    Me parece a mí al menos.

  • pepe sala

    Por qué mienten los políticos???—
    Porque si no mintiesen ya no serían políticos y tendrían que TRABAJAR. ( es curioso que para ser Alcalde o presidente de un Pais no sea necesario demostrar preparación alguna y para ser barrendero  o personal de limpieza sea necesario pasar unas oposiciones.)
     
    Pero la mejor respuesta que se me ocurre es la de la famosa canción:
     
    “Porque la mússica militar nunca me supo levantar “…
     
    Pues va a ser difícil no levantarse al son del ” Cara al Sol” o similar, a partir de ahora; puesto que el PP parece preferir la música militar antes que la EDUCACION para la ciudadanía:
    http://www.andaluciadehoy.com/periodico/granada/critica_intencion_del_equipo_gobierno_del_partido_popular_adoctrinamiento-18932.html
     
    ( Aclaro que no es exclusivo del PP. Tengo constancia expresa de que semejante actividad se ha llevado a cabo en los Institutos de Cantabria. No me consta que se hiciese en los colegios de primaria ( en ésos tenían bastante con los curas y los profesores-as), pero éso no me consuela. Y se ha hecho mientras gobernaba el PSOE.)
     
    Tengo un día raro de coincidencias y en este hilo coincido con Luis Enriquez.

  • Las últimas elecciones, hayan sido nacionales o autonómicas, vienen poniendo de manifiesto el creciente descontento de la ciudadanía con sus representantes políticos: la abstención aumenta imparablemente. Cada vez más gente con derecho a voto, prefiere guardárselo, ese derecho, pasar de él, o botarlo a basura, a cualquier tipo de papelera de reciclaje.
     
    Así las cosas, cabe plantearse la hipótesis de qué pasaría si nadie fuese a votar. Absolutamente nadie. Los políticos y las políticas de turno existen porque una parte de la ciudadanía sigue yendo a votar, acaso encantada-obnubilada por las promesas, o sea, los cantos de sirena, de tantos políticos que prometen el oro y el moro: “nosotros somos honrados desde el partido tal y cual, prometemos crear 100.000 puestos de trabajo o más, no robamos ni robaremos del erario público, nos vamos a rebajar el sueldo un 50%, vamos a crear partidas y políticas permanentemente solidarias con los que menos tienen, y bla bla bla…
     
    Si nadie fuese a votar, absolutamente nadie, ¿qué legalidad o legitimidad democrática tendrían los señores y señoras políticos para resultar elegidos como representantes del Pueblo? ¿Quedaría colapsado el actual sistema democrático de democracia representativa? Con el vacío de poder resultante,  ¿correríamos todos el peligro de que determinados salvadores de la patria tomaran el poder por la fuerza de las armas, de la imposición, de la dictadura pura y dura?

Deja un comentario